Tag

votos

Browsing

En un cambio de estrategia, al no alcanzar los votos necesarios para sacar adelante la reforma que ampliaba el plazo para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad pública hasta 2028, Morena y aliados lograron retirar el dictamen del Pleno y regresarlo a comisiones antes de ser votado.

En un documento presentado a la Mesa Directiva, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, solicitaron el retiro del dictamen, según informó el presidente del Senado, Alejandro Armenta Mier.

Aunque hubo una controversia sobre la hora y el número de solicitudes presentadas al respecto, con lo que la oposición buscaba invalidarlas, las comisiones que son presididas por morenistas, argumentaron que debía regresar a discusión, para integrar observaciones hechas y lograr confeccionar una propuesta que reunirá el acuerdo de los grupos parlamentarios.

El cambio de estrategia, al evitar que se votara el dictamen, surgió luego de que líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, propusiera al intervenir en la sesión, regresar el dictamen a las comisiones para abrir un espacio de diálogo a fin de buscar consensos.

El planteamiento del morenista se debió a que según los cálculos hechos, no alcanzarían los votos pese a que en los acercamientos que se tuvo con los senadores de todas las bancadas, Morena estaba seguros de reunirlos.

En ese sentido, durante la sesión de hoy se acusó que las negociaciones que se hicieron de Morena se extendieron a funcionarios del gobierno federal. El senador Dante Delgado de Movimiento Ciudadano dijo que además del secretario de Gobernación, los titulares de la Sedena y la Semar intentaron «doblar» a legisladores para la sesión de hoy.

En respuesta, Ricardo Monreal aseguró que él nunca buscó votos fuera de los parámetros del diálogo parlamentario, y pidió a la posición reconocerlo, apartándose así de las labores de «convencimiento» que empleó el gobierno federal. Incluso durante este miércoles se reportó que Adán Augusto López seguía reuniéndose con senadores en un hotel cercano al recinto legislativo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) Ricardo Monreal, confirmó que el Senado de la República recibió la minuta que amplía el plazo para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad pública hasta 2028.

A través de sus redes sociales, el senador informó que el documento se turnará a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, pues como a cada reforma constitucional, se le aplicará el procedimiento legislativo en todas sus etapas.

El proyecto de decreto reforma el Artículo Quinto Transitorio del Decreto en materia de Guardia Nacional publicado en marzo de 2019, y plantea que, durante los 10 años siguientes, en lugar de los 5 años que establecen actualmente, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria.

El también coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, compartió otro mensaje en el que menciona que en el Senado “intensificamos el diálogo con todos los Grupos Parlamentarios”, ya que se buscará el consenso en torno a la reforma constitucional.

El senador advirtió que, si no se aprueba la reforma constitucional, para marzo de 2023 tendrían que regresar alrededor de 200 mil elementos del Ejército y de la Marina a sus cuarteles, por lo que “habría un problema serio” de inseguridad.

«No creo que en un año y medio se vaya a resolver el problema de la inseguridad, por lo que no creo que sea conveniente, aún, el retorno de los soldados y los marinos a sus cuarteles», sostuvo el morenista.

Advirtió que actualmente hay entidades federativas y municipios, en los que la mayoría de los elementos que realizan tareas de seguridad pública son soldados y marinos; y señaló que hay estados en los que es más importante la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina, que la misma policía estatal y municipal.

Por su parte el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Alejandro Armenta, reconoció que “requiere de un gran diálogo, conciliación y trabajo político”, para alcanzar los 85 votos que se necesitan para la mayoría calificada para modificar la Constitución.

Subrayó que la Mesa Directiva atenderá con pulcritud el proceso legislativo, como lo ha hecho hasta ahora, y “cuidaremos cada acto que nos compete, para que tengamos un marco jurídico que le sirva a las y los mexicanos”.

El coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, Jorge Romero, afirmó que el dictamen de la reforma eléctrica no contiene lo esencial de las 12 propuestas que planteó la alianza legislativa “Va por México”, como lo ha hecho creer Morena y aliados, por lo cual votarán en contra del proyecto el próximo domingo.

“¿De qué sirve que compren el 75 por ciento, el 80 por ciento o el 95 por ciento de nuestras propuestas, si en lo esencial no coincidimos? Ellos quieren estatizar el sector eléctrico, y nosotros queremos que siga siendo libre económicamente y con competencia, obviamente, regulado y dirigido por el Estado”, dijo el legislador

Acusó que Morena y partidos aliados quieren quieren hacerle creer a la gente que los irracionales son los diputados de oposición, pues al decir que hicieron suyas prácticamente todas las propuestas que el PAN-PRI-PRD presentaron, ahora ellos se siguen negando.

«Falso, 100 veces falso”, dijo el diputado al señalar que el dictamen de la reforma eléctrica hace preponderante la producción de energías sucias, y ellos creen que deben ir hacia lo limpio y lo renovable.

Por su parte el diputado Santiago Creel, vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, indicó que la Mesa Directiva acordó brindar las garantías de seguridad y de acceso al recinto legislativo de San Lázaro para las y los legisladores que acudan el próximo domingo 17 de abril a discutir el dictamen de la reforma eléctrica.

“A pesar de las manifestaciones que hubiese se dan plenas garantías para su ingreso y para su salida, garantías a su integridad personal, a sus propiedades, para que puedan tener acceso libre, y puedan venir a ejercitar su derecho constitucional de estar presentes en una sesión de esta naturaleza”, externó.

Comentó que el presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna (Morena), ha informado al resto de los integrantes que ha tenido conversaciones de alto nivel con personalidades de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, quienes se han comprometido a garantizar la seguridad del recinto y el libre acceso al mismo.

El legislador panista indicó que la Mesa Directiva también acordó que no se realizará convocatoria alguna al Pleno, de carácter sorpresivo, para que sesione antes del 17 de abril. “Tenemos ya la certeza de que la sesión será el domingo y no antes”, dijo.

En tanto, el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, afirmó que la discusión del dictamen de la reforma eléctrica, en el Pleno, se pospuso a fin de que Morena pueda presionar y coaccionar a las bancadas de oposición para conseguir más votos.

Álvarez Máynez señaló que el próximo domingo las y los diputados de MC asistirán al Pleno para participar en la discusión del proyecto de decreto y votar en contra de éste “con seriedad y responsabilidad”.

Los del grupo mayoritario “dijeron que el pueblo de México estaba preparado para que el martes se votara la reforma, pero como no tiene los votos” suficientes para aprobar el dictamen, “pues aplazan para ver si ellos tienen mayor margen de maniobra para poder coaccionar, presionar, amenazar o chantajear a los grupos de oposición, y que pudieran estar en condiciones de votar con ellos a favor esta reforma”, dijo Mirza Flores Gómez, vicecoordinadora de la bancada.

El secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, EL diputado Salvador Caro Cabrera de MC, aseveró que “la reforma, de fondo, está muerta, y todo el «circo» que está sucediendo tiene que ver con «darle electroshocks».

“No creo que vaya a ver sesión el próximo domingo. La verdad es que todo el proceso inició con mucha soberbia, con mucho desprecio a todos los partidos políticos y, en ese sentido, es igualmente ilusorio, ficticio, que el domingo va a haber sesión. De aquí a ese día es seguro que va a suceder otra cosa y van a postergar este tema hasta que puedan diluir la derrota legislativa que van a tener”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló este martes al PRI como posible socio para que con sus votos, se apruebe la reforma constitucional que presentó en materia eléctrica, para favorecer al sector público y posicionar a la CFE sobre los particulares.

«Ahora que presentamos la iniciativa para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el PRI tiene una oportunidad para definirse», expresó el mandatario al pedirle al tricolor que se defina cuanto antes.

López Obrador cuestionó al PRI, al preguntar si «va a seguir» el camino del expresidente priista Carlos Salinas, al que considera artífice de las privatizaciones, o el de los también priistas Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos, quienes nacionalizaron el petróleo y la electricidad.

Recordemos que el mandatario envió el pasado jueves al Congreso su iniciativa de reforma que pretende establecer que la  Comisión Federal de Electricidad tenga el 54 % del mercado de generación en el país, mientras que los particulares tendrían el 46%.

López Obrador dijo que la reforma pretende que se mantenga el servicio de energía eléctrica en manos de la nación, que no haya aumentos en el precio de la energía eléctrica y que no haya subsidios para las grandes empresas.

Se lanzó de nuevo contra la reforma energética de su antecesor, Enrique Peña Nieto, que abrió el sector a la iniciativa privada, porque «aumentaron como nunca los precios de la luz» y permitió que las grandes corporaciones paguen menos que una familia de clase popular.

Sin embargo, Morena y aliados no cuentan con la mayoría calificada de dos terceras partes del Congreso que se necesitan para aprobar reformas, por lo que necesitará pactar con la oposición.

«Es una oportunidad histórica para el PRI de definirse», reiteró López Obrador.

El PRI se presentó en las pasadas elecciones de junio en una coalición opositora junto al PAN y al PRD, quienes presionan para que los priistas no apoyen la reforma.

Hasta ahora, el tricolor ha dicho que al ser una reforma que tiene que ver con el futuro de la electricidad en nuestro país, un insumo que todos los mexicanos usan a diario, requiere de un profundo análisis y debate público.

«Los legisladores del PRI van a ser responsables con los ciudadanos de este país, pero también con nuestras instituciones. Queremos un sector eléctrico que fortalezca a nuestra Comisión Federal de Electricidad (CFE), orgullo de este país. Pero también se debe de buscar que no se deterioren más las finanzas públicas de nuestro México», dijo la dirigencia nacional del partido.

Puntualizó que aunque el Ejecutivo envió la iniciativa, aún no se turna a la comisión dictaminadora; y toda vez que no se ha turnado la misma a la Comisión o Comisiones dictaminadoras y que además no se ha formalizado la integración de éstas, dijo que no hay condiciones para votarla esta semana.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) concluyó esta tarde que Layda Sansores, candidata de Morena-PT en Campeche, será la próxima gobernadora de la entidad, luego de que ratificara el recuento de votos que se ordenara tras las denuncias de Movimiento Ciudadano.

La magistrada Janine Otálora Malassis, quien estuvo a cargo del proyecto, informó que tras el recuento de votos en los 21 distritos electorales de la entidad, “Layda Sansores, candidata de la coalición Juntos Haremos Historia en Campeche, persiste como la opción que fue favorecida con el mayor número de votos”.

El ministro presidente, Reyes Rodríguez, señaló que fueron anuladas 18 de  las 1,190 casillas; es decir, el 1.5%, lo que no fue suficiente para revertir los resultados a favor de la exalcaldesa de Álvaro Obregón en la Ciudad de México.
Así, los resultados finales fueron:  la coalición Juntos Haremos Historia con Layda Sansores obtuvo 139,503 votos; Movimiento Ciudadano con Eliseo Fernández se quedó con 133,627, mientras que la coalición Va por Campeche con Christian Castro al frente, se adjudicó 129,120 votos.
Sobre la denuncia de una diferencia injustificada de votos entre la votación a la gubernatura y la de diputaciones locales, el proyecto que aprobó el TEPJF señaló que eran infundadas dichas acusaciones.
«El partido parte de una premisa inexacta porque estima que con el hecho de acreditar la diferencia entre las citadas votaciones, es posible concluir que fueron introducidas boletas falsas y apócrifas en la elección a la gubernatura en favor de Morena y su candidata. El partido debía acreditar irregularidades de manera directa en la votación recibida en las casillas para la elección en la gubernatura. Además, el partido denuncia que la diferencia injustificada es de mil 47 votos, lo cual no refleja una diferencia potencial», señaló Otálora Malassis.

Sansores compartió un video en sus redes sociales, en el cual se le ve siguiendo la transmisión de la sesión pública de la Sala Superior, por lo que al confirmarse su triunfo, los asistentes rompen en aplausos y porras.

Tras conocerse la resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral, Christian Castro Bello, candidato del PRI a la gubernatura de Campeche, deseó todo el éxito a Layda Sansores como futura gobernadora, pues dijo, si le va bien al gobierno de Campeche, le irá bien al pueblo.

Incluso convocó a dejar atrás las diferencias políticas y promover la reconciliación para salir adelante y facilitar la gobernabilidad en el estado. Indicó que seguirá trabajando por Campeche, poniendo a las personas antes que a la política.

En un video publicado en sus redes sociales, el priísta destacó que aceptar el resultado de la elección es un acto de responsabilidad y madurez política.

Hasta ahora, ni el candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura, Eliseo Fernández, ni el partido se han pronunciado al respecto. Recordemos que fueron ellos quienes impugnaron la elección ante el Tribunal Electoral.

Será el primer minuto de mañana 15 de septiembre cuando Sansores rinda protesta ante el Congreso del Estado como nueva titular del Ejecutivo estatal.

La noche de ayer, cerca de las 22:50 horas, concluyó el recuento de la votación recibida en la totalidad de las casillas de los 21 distritos electorales de la elección de la gubernatura del estado de Campeche, esto luego de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitiera una sentencia al respecto.

El proceso de recuento inició el miércoles 25 de agosto a las 09:00 horas y se llevó a cabo de forma ininterrumpida,  con el fin de garantizar la certeza, seguridad y fiabilidad de la elección.

El Tribunal Electoral destacó que en el ejercicio participaron 96 funcionarios del TEPJF, incluyendo las 6 magistraturas, y representantes de partidos políticos. Se contó, además, con el apoyo de la Secretaría de Marina para salvaguardar la documentación electoral.

Tras concluir el proceso de recuento de todos los paquetes electorales se levantaron las actas individuales correspondientes, así como un acta circunstanciada general.

El total de los mil 190 paquetes electorales fueron trasladados al Instituto Electoral del Estado de Campeche donde se vigiló que se efectuara su respectivo resguardo. En tanto, la documentación generada a partir del recuento se remitió, en versión física y electrónica, a la Sala Superior del TEPJF.

Así, el TEPJF tiene como fecha límite para anunciar el resultado del recuento de votos el próximo 14 de septiembre, pues la próximo gobernadora o gobernador de Campeche deberá rendir protesta el 15 de Septiembre.

Rápidamente, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, salió la noche de ayer a asegurar que a pesar de las campañas de desinformación y desprestigio, la oposición no logró manchar la elección en Campeche, y sostuvo que el triunfo de Layda Sansores es legítimo.

“Esta estrategia de mentiras que montó Movimiento Ciudadano (MC) fue una estrategia fallida; no hay una sola boleta falsa que se haya encontrado. Es lamentable la manera en cómo se conduce este partido que pretendió engañar al pueblo de Campeche; pero la fuerza de los votos y de nuestro Movimiento fue mayor, está claro que la gente salió de manera libre a manifestarse por terminar con años y años de corrupción, los campechanos quieren que haya una transformación en el estado”, declaró Delgado.

El morenista finalizó señalando que la voz del pueblo de Campeche fue contundente para que Layda Sansores sea la gobernadora, por lo que la dirigencia de Morena se mantendrá atenta hasta que esto sea una realidad.

Por su parte el candidato de Movimiento Ciudadano, Eliseo Fernández, dijo que esperarán la resolución final de la Sala Superior que se tendrá que dar entre el 10 y el 15 de septiembre. Afirmó que el recuento sirvió de mucho para documentar más de 500 incidencias que, «sin duda, reforzarán la NULIDAD de la elección».

En tanto, Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, afirmó que Morena, con tal de ganar, compraron votos, embarazaron urnas, promovieron turismo electoral y usaron programas sociales en beneficio de su candidata. «El recuento de votos en Campeche exhibe el mugrero que hicieron».

Tal como lo ordenara la semana pasada la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), este miércoles inició el recuento de votos de la elección para la gubernatura de Campeche.

El Tribunal indicó que el ejercicio se realiza con el fin de garantizar la certeza y seguridad jurídica de los resultados del proceso electoral del 6 de junio, en donde la candidata de Morena, Layda Sansores resultó electa.

La autoridad electoral señaló que el recuento se realiza con la presencia de autoridades electorales, representantes de partidos políticos y observadores. Incluirá los 1,190 paquetes electorales correspondientes a los 21 distritos locales de la elección a la gubernatura.

Se indicó que, con el fin de abonar a la transparencia del ejercicio, el recuento será transmitido a través de las redes sociales, el cual se espera que se prolongue por los siguientes dos días.

Sobre el recuento, el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, indicó que sestarán atentos al ejercicio, asegurando que se evidenciará «el cochinero» que hicieron Morena y Layda Sansores. Indicó que en la elección de Campeche no hubo equidad y se rompió el principio de certeza.

Recordemos que los magistrados de la Sala Superior del TEPJF ordenó el recuento al considerar que el número de votos nulos registrados es mayor a la diferencia que hubo entre la candidata ganadora y el segundo lugar.

Además, Movimiento Ciudadano denunció la presencia de boletas falsas, pues hubo una diferencia de 107,000 votos respecto a los recibidos en la contienda por el Congreso local.

Por su parte el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, viajó a la Campeche para acompañar la «defensa del voto del pueblo».

Insistió en que quieren robarles en los tribunales lo que los opositores no pudieron ganar en las urnas. «¡Que sepan que desde @PartidoMorenaMx no los vamos a dejar! Venimos a defender la voluntad del pueblo de Campeche que ya decidió que @LaydaSansores sea la próxima gobernadora».

Según las proyecciones de los principales medios de comunicación, el virtual presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, ha ganado con 306 votos del Colegio Electoral, contra los 232 que obtuvo el presidente Donald Trump.

Fuente: NYT

Los últimos estados en los que Biden fue declarado ganador han sido Arizona y Georgia, mientras que Trump ganó en Alaska y Carolina del Norte.

Debido a lo estrecho del resultado, Georgia comenzó este viernes el recuento de los votos de las elecciones presidenciales, un proceso que puede durar hasta cinco días, mientras que Trump sigue insistiendo en que hubo irregularidades sin ofrecer pruebas de ello.

El recuento a mano de los cerca de cinco millones de votos y, después de que todos los condados certificarán sus resultados, deberá concluir el miércoles 18 de noviembre a la medianoche, anunciaron las autoridades electorales de Georgia.

Recordemos que las leyes del estado señalan que deberán volver a contarse los votos cuando el margen de diferencia sea inferior al 0.5%, y en este caso el demócrata Joe Biden mantiene una ventaja sobre Trump, tras escrutarse el 99% del total de los sufragios, de 14,000 votos, lo que supone el 0.3%.

Los demócratas han insistido en la necesidad de avanzar en el proceso de transición y gran parte de la comunidad internacional ha expresado ya el reconocimiento de la victoria de Biden. El último, China, que finalmente reconoció oficialmente los resultados de los comicios y felicitó a Biden.

Poco después del anuncio de Pekín, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó este viernes el «absurdo circo» de los republicanos al no «aceptar la realidad» de que Biden es el presidente electo del país tras derrotar a Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

«Las elecciones terminaron. Joe Biden es el presidente electo. Electo con un mandato de más de 78 millones de votos», subrayó la líder demócrata.

La toma de posesión del próximo presidente está prevista para el 20 de enero en Washington.

Trump sigue sin reconocer la derrota y aferrado a acusaciones sin pruebas de fraude. «Nunca apuesten en mi contra», dijo el mandatario en una entrevista publicada este viernes en el diario Washington Examiner, en la que señaló que es capaz de dar la vuelta a los resultados de los comicios.

Preguntado sobre cuándo calcula que será capaz de dar la vuelta a la situación, Trump respondió: «No sé, probablemente dos semanas, tres semanas».

Este viernes también se informó que Joe Biden será informado por expertos en seguridad nacional la próxima semana, según confirmó su equipo de transición

Jen Psaki dijo que el hecho de que Biden aún no haya recibido informes de inteligencia clasificados podría perjudicar sus preparativos para gobernar. «Han pasado seis días, pero con cada día que pasa, se vuelve más preocupante que nuestro equipo de seguridad nacional y el presidente electo y la vicepresidenta electa no tengan acceso a esos informes de inteligencia», dijo Psaki a periodistas.

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, ha ordenado este miércoles realizar un recuento completo de los votos, ante la estrecha ventaja que separa al candidato demócrata, Joe Biden, del presidente Donald Trump.

«Con un margen tan pequeño es necesario llevar a cabo un recuento en cada uno de los condados del estado», ha dicho Raffensperger durante una rueda de prensa en Atlanta. «Este recuento permitirá construir una mayor confianza», añadió.

Así, ha señalado que la diferencia entre Biden y Trump es de tan solo 14,111 papeletas. No obstante, Biden ya no necesita ganar en Georgia para llevarse las elecciones dado que actualmente, y tras triunfar en Pensilvania, cuenta con más de los 270 votos electorales necesarios para ganar las presidenciales.

En Georgia se habrían presentado unos 5 millones de votos. «Esta carrera tiene relevancia a nivel nacional, lo sabemos», ha dicho el secretario de Estado local. La importancia de Georgia solo aumentaría si los estados de Carolina del Norte y Arizona se dieran para Trump.

Asimismo, Raffensperger ha asegurado que se investigarán todas las acusaciones de fraude vertidas por Trump a pesar de que no existen indicios aparentes de que se hayan producido irregularidades en el estado.

Por otro lado, se informó esta mañana que Donald Trump se llevó los tres votos en el Colegio Electoral que otorga el estado de Alaska, al ganar dicho estado, donde los republicanos también se impusieron en la batalla por el Senado y quedaron a un paso de conseguir la mayoría en esa Cámara.

La victoria de Trump en Alaska no cambia el panorama en el Colegio Electoral. Después de más de una semana de conteo de votos en el estado, y con el 75% escrutado, las cadenas de televisión NBC, ABC y CNN proyectaron este miércoles que Trump se se impuso.

Eso eleva a 217 el número de delegados que tiene asegurados Trump en el Colegio Electoral, lejos del mínimo de 270 que se necesitan para ganar las elecciones.

Aún quedan por decidir Carolina del Norte, Georgia y, según algunos medios, también Arizona, aunque otros ya han proyectado que Biden se llevará ese estado.

Trump hará este miércoles su primera aparición oficial después de las elecciones, en el marco del Día de los Veteranos.

El mandatario republicano prevé visitar el cementerio nacional de Arlington, cuatro días después de que los medios estadounidenses declararan, en base a proyecciones de resultados oficiales, que su rival demócrata ganó la Casa Blanca.

Desde entonces, Trump no se ha dirigido a la nación más que a través de Twitter, y no aceptó su derrota frente a Biden, como es tradicional en Estados Unidos una vez que se proyecta un ganador en una elección.

Trump parece haber dejado de lado los deberes presidenciales normales. Ha permanecido encerrado en la mansión presidencial, sosteniendo que está a punto de ganar y presentando demandas en las que alega fraude electoral, hasta ahora respaldadas solo por evidencia muy endeble.

El presidente Donald Trump insistió este viernes en recurrir a la vía legal para lograr la reelección a medida que se reducen sus opciones de ganar, y volvió a cuestionar sin pruebas la integridad del proceso electoral en su país.

«Seguiremos en este proceso a través de todos los aspectos de la ley, para garantizar que el pueblo estadounidense tenga confianza en el gobierno. Nunca dejaré de luchar por ustedes y por nuestro país», dijo Trump en un comunicado distribuido por su campaña.

Hasta este jueves, la campaña de Trump insistía en que el presidente tenía todavía opciones de reelección a través del escrutinio en los estados clave donde todo está ajustado, pero según el comunicado del mandatario, parece que se ha abandonado esa idea.

Horas después de que el candidato demócrata Joe Biden tomara la ventaja en Pensilvania y Georgia, dos estados clave que el presidente necesita ganar para seguir en la competencia, su declaración se centró solo en la batalla legal y en sus acusaciones sin pruebas de fraude.

«Creemos que el pueblo estadounidense merece tener una transparencia completa sobre todo el conteo de votos y la certificación de las elecciones, y esto ya no se trata solo sobre unas elecciones en concreto. Esto se trata de la integridad de todo el proceso electoral», afirmó Trump.

El presidente volvió a cuestionar la integridad del proceso electoral sin aportar ninguna prueba, e insistía de nuevo en que «deben contarse todas las papeletas legales y ninguna ilegal».

El mandatario ha cuestionado la legitimidad de todo el sistema de voto por correo, que han utilizado un récord de 65 millones de estadounidenses en estas elecciones, y las normas establecidas por varios estados clave para contar esas papeletas.

La campaña de Trump ha presentado demandas cuestionando el escrutinio en Pensilvania y otros estados clave, como Nevada, Michigan y Georgia, aunque en estos dos últimos los tribunales han desestimado sus demandas; mientras que en Wisconsin, el equipo del presidente ha pedido un recuento de los votos.

El estado de Georgia anunció este viernes que habrá un recuento de los votos, ante lo ajustado de los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos.

Las autoridades de Georgia hicieron el anuncio en un momento en el que el candidato demócrata, Joe Biden, lidera el conteo de votos, por apenas 1,098 sufragios. «Con un margen tan estrecho, habrá un recuento en Georgia», dijo en rueda de prensa el secretario de Estado local, Brad Raffensperger.

Recordemos que la ley estatal de Georgia permite solicitar un recuento de los votos si el margen de victoria del candidato ganador es de menos de 0.5%; ahora, la ventaja de Biden es de apenas el 0.1%.

«Este margen literalmente es de menos de la capacidad de una escuela superior grande», subrayó el encargado de la implementación del sistema de votación en Georgia, Gabriel Sterling, en la misma rueda de prensa.

El recuento tendrá que solicitarlo formalmente uno de los dos candidatos presidenciales, pero eso no puede ocurrir «hasta que se haya certificado el resultado de las elecciones» después de una auditoría del proceso, explicó Sterling.

En ese sentido, el funcionario aseguró que se debería estar conociendo el resultado de la elección para finales de noviembre, aunque matizó que ese calendario podría variar si hay nuevos litigios sobre el proceso de cómputo de votos en el estado.

Según Sterling, no se han presentado problemas sistemáticos en el escrutinio, además de que subrayó: «no hemos visto ningunas irregularidades generalizadas».

En el caso de Pensilvania, esta mañana, el alcalde de la ciudad de Filadelfia, Jim Kenney, dijo que aún sigue el conteo de los votos depositados en las urnas y los enviados por correo por lo que se llevará varios días tener el resultado final.

Sin embargo, aseguró que el proceso ha sido transparente, por lo que llamó al presidente Donald Trump a actuar con madurez.

«A mí lo que me parece es que el presidente tiene que asumir el papel de un adulto y tiene que reconocer el triunfo de su oponente. Eso lo hemos visto en nuestra historia, fue lo que hizo Hillary (Clinton) y me parece que es así como debe transcurrir la historia de nuestro país».

Sobre las declaraciones de Rudy Giuliani, el abogado del mandatario, que dijo habían pasado muchas cosas extrañas en Filadelfia, el funcionario le dijo que estaba equivocado, «Es Giuliani sabemos de quién se trata, tomémoslo de quien viene.»

En tanto, Lisa Deeley, presidenta de los comisionados de la ciudad de Filadelfia, informó que se espera recibir hoy entre dos mil y tres mil papeletas por correo, algunas de ellas de estadounidenses que se encuentran en el extranjero o de miembros del Ejército, por lo que se llevarán más días para completar el conteo de votos.

Precisó que se cuenta con 20 días después de la elección para tener listo el resultado del conteo.

Con exactamente las mismas palabras que el presidente estadounidense le dedicó el año pasado, Greta Thunberg pidió a Donald Trump que se calmara ante su enojo y peticiones de que se detuviera el recuento de votos en la elección presidencial del pasado martes.

«Es tan ridículo. ¡Donald debe aprender a manejar su cólera, e ir a ver una buena y vieja película con un amigo! ¡Relájate Donald, relájate!», escribió la adolescente sueca de 17 años en su cuenta Twitter, en respuesta a un tuit del presidente estadounidense que pidió «¡DETENGAN EL CONTEO!», en referencia al conteo de votos de la elección.

Trump, que se burló repetidamente de la joven, escribió ese tuit «¡relájate!» a Greta Thunberg en diciembre de 2019. Poco antes Thunberg había sido elegida «Personalidad del año 2019» por la revista estadounidense Time.

Recordemos que Greta Thunberg pidió en octubre pasado el voto a favor del candidato demócrata.

Hasta este viernes, el candidato demócrata a la presidencia estadounidense, Joe Biden, se perfila a ser el triunfador de la elección, aunque cinco estados siguen con el conteo de votos.

El presidente Donald Trump ha declarado que hubo fraude en la elección, aunque no ha ofrecido ningún tipo de pruebas que sustente sus dichos.

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, tomó el liderazgo en el conteo de votos en el estado clave de Pensilvania, el cual había estado desde el martes pasado en manos del republicano y presidente, Donald Trump.

El mismo caso se presentó en Georgia, otro de los estados que desde el día de la elección daba una ventaja al actual mandatario.

Pensilvania ha contado unas 30,000 nuevas papeletas, de las que un 87% fueron a favor de Biden, de manera que actualmente el exvicepresidente tiene una ventaja de 5,587 votos sobre Trump, de acuerdo a los últimos datos publicados por la autoridad electoral de ese estado. De esa forma, Biden lidera con un 49.4% de los votos frente al 49.3% de Trump.

En el caso de Georgia, los candidatos mantienen un empate, registrando ambos 49.4% de los votos, solo que Biden tiene 1,097 votos más que Trump.

De mantenerse las tendencias, Joe Biden se perfila para obtener un triunfo en ambos estados, lo que lo acercaría a obtener el número de votos necesarios para ganar la presidencia, que es de 270 votos.

Hasta ahora, Biden cuenta con 253 votos del Colegio Electoral, contra 214 que tiene el presidente Trump. Pensilvania otorga 20 votos, Georgia 16, con lo que el demócrata estaría rebasando los 270 que necesita para llegar a La Casa Blanca, sumando 289.

Si se confirma su triunfo en Arizona, Biden se estaría adjudicando 11 votos más, quedando en 300 votos del Colegio Electoral.

En el marco del conteo de votos que se realiza en los cinco estados clave, se informó que el Servicio Secreto de Estados Unidos, dedicado a la protección de  altos cargos, ha enviado más agentes a Delaware para reforzar la vigilancia en torno a Joe Biden en caso de que sea proclamado vencedor de las elecciones presidenciales.

También se han implantado nuevas medidas de vigilancia del espacio aéreo para prevenir posibles ataques contra el exvicepresidente.

El presidente Donald Trump ofreció esta tarde un mensaje a medios, en el que dijo, sin prueba alguna, que ganaría las elecciones en Estados Unidos si los demócratas que apoyan a su rival Joe Biden no estuvieran tratando de «robarle» la contienda.

«Si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección», dijo el mandatario desde La Casa Blanca.

Trump indicó que su equipo de campaña había iniciado una «tremenda cantidad de litigios» para contrarrestar lo que llamó «corrupción» de los demócratas, incluso cuando varios funcionarios en estados en los que el conteo sigue han defendido la integridad de la votación.

«No podemos permitir que nadie amordace a nuestros votantes e invente los resultados», dijo el republicano. «Tengo la sensación de que los jueces van a tener que decidir al final».

El presidente reiteró sus acusaciones de fraude electoral como hizo al declararse ganador de los comicios la madrugada del miércoles, horas después del cierre de las urnas el martes, cuando amenazó con ir hasta la Corte Suprema.

«Están intentando amañar las elecciones. Y no podemos permitir que eso suceda», añadió el presidente quien busca mantenerse por un segundo periodo al frente del gobierno estadounidense.

También criticó las encuestas de intención de voto de los medios, que durante meses presentaron a Biden como favorito, como «una interferencia electoral en el verdadero sentido de la palabra por poderosos intereses especiales».

Trump insistió en que desde meses atrás, él advirtió sobre los problemas que el voto por correo traería. Además dijo, no hubo la llamada ‘ola azul’ que los encuestadores vaticinaron.

El republicano aseguró que «tengo la sensación de que los jueces van a tener que decidir al final», advirtió el mandatario.

El condado de Clark, en el estado clave de Nevada, tardará hasta por lo menos el fin de semana en contar 63,000 votos por correo que podrían resultar determinantes para conocer quién será el próximo presidente de Estados Unidos, informaron esta tarde las autoridades locales.

En una rueda de prensa, el responsable del escrutinio en el condado que incluye Las Vegas, Joe Gloria, dijo que por el momento tienen conocimiento de 63,000 votos que faltan por contar, aunque seguirán aceptando todos aquellos sufragios por correo que lleguen hasta el próximo martes con fecha de envío igual o previa a la de la jornada electoral.

«Nuestro objetivo es contar de forma exacta, no rápida», apuntó Gloria, quien indicó que, de los 63,000 sufragios de los que tienen conocimiento por el momento, 51,000 se contarán este mismo jueves y podrían darse a conocer en mañana mismo.

El responsable del proceso electoral en el condado de Clark también apuntó que no esperan haber terminado el escrutinio completo, es decir, incluyendo los nuevos votos que vayan llegando entre hoy y el martes, hasta el jueves de la próxima semana.

Y es que Nevada es uno de los estados que todavía no han completado el escrutinio y que podría resultar definitivo para elegir al nuevo presidente de Estados Unidos. Según las proyecciones de los medios estadounidenses, con el 89% de los votos contabilizados, el demócrata Joe Biden aventaja a Trump por menos de un punto porcentual.

Sobre lo que sucede en Nevada, esta mañana la campaña del presidente Trump anunció la presentación de una demanda al asegurar tener pruebas de que en torno a 10,000 votantes que ya no residen en Nevada votaron en el estado, aunque en su rueda de prensa, Gloria negó que se hayan producido dichas irregularidades.

Además, los republicanos también sostienen que en Nevada se están contabilizando sufragios de personas fallecidas.

El equipo de campaña del aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, reiteró este jueves que «será el próximo presidente de Estados Unidos» y que posiblemente se confirme este mismo jueves.

Sin embargo, la campaña reconoció que podría retrasarse hasta finales de la semana, cuando espera que el escrutinio en los distintos estados en liza se acerque al 100%.

Jen O’Malley Dillon, la jefa de campaña de Biden, aseguró en una teleconferencia que el demócrata «mantiene una clara vía hacia la victoria», y consideró que después de dar por ganados los estados de Wisconsin y Michigan el miércoles esperan que entre hoy y mañana puedan adjudicarse la victoria en Nevada, Arizona y Pensilvania, con lo que superarían los 270 votos del Colegio Electoral que otorgan la Presidencia.

En Nevada, «nuestros datos muestran que vamos a ganar», dijo O’Malley Dillon, pese a que la candidatura del presidente Donald Trump está recortando diferencias y el margen de votos a favor de Biden se confirmará este jueves con el escrutinio de más sufragios.

Sobre el caso de Nevada, la campaña de reelección del presidente Donald Trump anunció este jueves la presentación de una demanda en los juzgados del estado para detener el cómputo de sufragios al asegurar que se están contando «votos ilegales».

Según las proyecciones de los medios estadounidenses, con el 86% de los votos contabilizados, el demócrata Joe Biden aventaja a Trump por menos de un punto porcentual

En Arizona, otro estado clave, la campaña del demócrata cree que el margen de ventaja de Biden seguirá mermando, pero se proclamará ganador con «decenas de miles» de votos, aunque podrían tener que esperar hasta mañana, ya que el condado de Pima ha informado de que podría necesitar un día más para avanzar el escrutinio.

En Pensilvania, donde unas 600,000 papeletas aún no se han contado, Biden seguirá recortando distancia a Trump, que está a la cabeza con más del 85% escrutado, y se situarán hoy «cerca de la paridad», según la campaña, que augura que en los próximos días se corrobore una victoria del demócrata que ellos consideran viable.

En cuanto al estado de Georgia, donde la ventaja de Trump se limita a 18,500 votos, O’Malley Dillon no fue tan optimista, y consideró que se dirigen a una situación de «empate», pero tienen «buenas sensaciones de lo que está llegando desde las regiones que se inclinan más por los demócratas».

Por su parte, el asesor legal de la campaña de Biden, Bob Bauer, opinó que las demandas de la campaña de Trump para detener el escrutinio en Michigan no tiene «base»; y que los distintos litigios abiertos en Pensilvania y Georgia no tienen «sustento» y en muchos casos son una mera táctica para «dar la impresión de que algo está pasando».