El gobierno federal anunció este lunes medidas de protección para la periodista Azucena Uresti, y para Milenio, quienes fueron amenazados por el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

«El gobierno tomará medidas pertinentes para proteger a periodistas y medios de comunicación amenazados», señaló en Twitter Jesús Ramírez, vocero de la presidencia de la República. «Las libertades democráticas están garantizadas junto con el derecho a la información», añadió.

Y es que esta mañana, se viralizó en redes sociales una grabación en la que se observa aun grupo de hombres armados, uno de ellos identificándose como Rubén Oseguera, líder del CJNG. En dicho video, que se publicó en dos partes, se lanzan las amenazas contra Milenio y Uresti.

Quien asegura ser Rubén Oseguera, pide que la cobertura del conflicto que mantiene con otros grupos en Michoacán sea «pareja». Los encapuchados aseguran que Milenio y Uresti son parciales y apoyan a grupos como los Viagra, el ‘Abuelo’, e Hipólito Mora, quienes asegura no son autodefensas, sino narcotraficantes.

«No son autodefensas, por el tipo de armamento que traen (…) son narcotraficantes, si así se les puede llamar, porque son cobracuotas, porque no les ajusta lo que sacan del narcotráfico para solventar sus gastos. Ustedes Milenio le están recibiendo dinero a esos cobracuotas, secuestradores y extorsionadores. Lo único que le digo es que sean parejos», menciona la persona que habla en el video.

La amenaza ha levantado fuertes críticas, además de diversas exigencias al gobierno federal de garantizar la labor periodística en el país.

«Esta práctica que se repite de amenazas a medios y periodistas públicamente sin ningún rubor, sin ningún temor, es grave, porque significa que estos grupos se están empoderando ante una inacción del Estado», dijo Balbina Flores, representante en México de Reporteros sin Fronteras (RSF) en entrevista con la agencia AFP.

Flores instó al gobierno a brindar seguridad a los reporteros que han sido señalados por grupos criminales, aunque agregó que los corresponsales en las zonas de conflicto son los más vulnerables.

Por su parte, el periodista Héctor de Mauleón, que investiga el problema del narcotráfico, dijo en Twitter que esta amenaza «es muy preocupante y «por ningún motivo se puede dejar pasar».

Recordemos que México es uno de los países más peligrosos para la prensa con más de un centenar de comunicadores asesinados desde el año 2000, según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Tan solo en lo que va de este año se han registrado tres homicidios de reporteros, el más reciente de ellos el 22 de julio cuando fue asesinado Ricardo López, quien había denunciado amenazas en Sonora.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario