Este domingo, Alejandro Moreno rindió protesta ante el Consejo Político Nacional como nuevo Presidente Nacional del CEN del PRI, para el periodo 2019-2023. Ahí dijo que iniciaba una nueva era del PRI y planteó que el Partido será la oposición más digna de la historia de este país, inquebrantable en sus principios e indestructible en su valor democrático.

El nuevo dirigente aseguró que el partido con más historia en México, le abre las puertas al presente y al futuro, y afirmó que si bien los priístas han hecho mucho por México, ahora quieren hacer todavía más.

Moreno dijo que, junto a Carolina Viggiano, la nueva Secretaria General del CEN del PRI, son la primera dirigencia libre en mucho tiempo, pues llegaron sin «amarres ni deudas políticas”.

Rechazó los señalamientos que se han hecho hacia ellos, acerca de que eran los candidatos de la cúpula; indicaron que son una dirigencia real, legitimada por los más de un millón 600 mil votos y no por la designación desde el poder.

Aseguraron que el PRI no recibirá instrucciones de nadie.

Al enfatizar que el PRI tiene estructura política y electoral, la más grande del país, dijo que no era necesario aclarar lo que es una realidad: que el verdadero partido satélite de México es Morena, porque «gira alrededor de una sola voluntad”.

Moreno Cárdenas hizo un llamado a los priistas a iniciar juntos la nueva etapa del partido, entendiendo que la fortaleza de sus adversarios es consecuencia de los errores de quienes desconocieron y traicionaron a la militancia. “El Partido no puede asumir los costos de quienes tomaron decisiones equivocadas”, dijo.

El también exgobernador de Campeche sostuvo que no va a permitir comportamientos que deshonren al partido, por lo que actuarán en consecuencia. Afirmó que el PRI no solapará a nadie, pues cada caso tiene nombre y apellido; aunque tampoco permitirá persecuciones derivadas de vendettas políticas”.

Se comprometió a endurecer el acceso a cargos de elección popular y a trabajar en la formación de políticos con ética pública, priístas de valor y de valores, militantes que prestigien al partido por su trayectoria, por su capacidad y por su compromiso con la Nación.

Moreno dijo que el gobierno actual prometió bienestar y seguridad y ha sido incapaz de honrar esas promesas. “La economía no crece, se pierden fuentes de empleo, los fertilizantes no llegan a los campesinos y las clases medias viven en medio de la incertidumbre. Y nadie se siente protegido por un estado que ha sido superado la criminalidad”, agregó.

El nuevo dirigente remató asegurando que aunque el PRI perdió la elección presidencial, está más vivo que nunca por su fuerza democrática interna.

Más tarde, al más puro estilo 4T, Moreno y Carolina Viggiano informaron que recibieron el Bastón de Mando de los Pueblos Indígenas, con quienes se comprometimos a trabajar de cerca para apoyar sus causas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario