Tag

acusaciones

Browsing

El presidente Donald Trump rechazó este lunes las acusaciones del juicio político o «impeachment» que se alcanzaron en la Cámara de Representantes, y calificó los argumentos de que ha abusado de su poder y obstruido el Congreso como afrentas a la Constitución de Estados Unidos que deben desestimarse.

«El Senado debe rechazar rápidamente estos deficientes artículos de impugnación y absolver al presidente», indica el resumen del alegato previo al juicio de Trump, que constituye la primera defensa integral del presidente republicano antes de que comience su juicio en el Senado.

Trump, cuarto presidente estadounidense que se enfrenta a la posibilidad de ser destituido por un juicio político, está acusado de abusar de los poderes de su cargo al pedir a Ucrania que investigue a un rival político demócrata, Joe Biden, y de obstruir una investigación del Congreso sobre su conducta.

El sumario ejecutivo afirmaba que la «novedosa teoría de ‘abuso de poder'» de los demócratas de la Cámara de Representantes no es una ofensa que pueda ser objeto de un juicio político suplantando el criterio constitucional de «traición, soborno u otros delitos y faltas graves».

«La teoría recién inventada de ‘abuso de poder’ de los demócratas de la Cámara de Representantes se derrumba en el umbral porque no alega ninguna violación de la ley en absoluto», dice el resumen.

También rechazó la acusación de obstrucción al Congreso por ser «frívola y peligrosa», afirmando que el presidente ejerció sus derechos legales al resistirse a las demandas de información del Congreso, también conocidas como citaciones.

«Los demócratas de la Cámara de Representantes proponen que se destituya al presidente de su cargo porque hizo valer los derechos y privilegios legales de la rama ejecutiva contra citaciones defectuosas, basándose en el asesoramiento del Departamento de Justicia», dice el resumen. «Aceptar esa teoría haría un daño duradero a la separación de poderes» entre las ramas ejecutiva, legislativa y judicial del Estado.

También acusó a los demócratas de la Cámara de Representantes de llevar a cabo un proceso amañado, dijo que solo lograron demostrar que Trump no había hecho nada malo y argumentó, como lo ha hecho la Casa Blanca en repetidas ocasiones, que se trata de una maniobra para anular la victoria electoral de Trump en 2016.

Aunque es muy poco probable que el Senado, controlado por los republicanos, destituya a Trump de su cargo, el presidente republicano quiere desacreditar las acusaciones demócratas como parte de una cacería de brujas partidista.

Trump necesita limitar el daño político a su campaña para reeditar su cargo en las elecciones de noviembre.

El equipo legal de Trump dice que estaba dentro de su autoridad constitucional ejercer presión el año pasado sobre el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, para que investigara a Biden y a su hijo Hunter como parte de una campaña, según Trump, en contra de la corrupción. Los Biden niegan haber cometido ninguna infracción y las acusaciones de Trump han sido refutadas de forma rotunda.

El procedimiento de destitución del presidente Donald Trump en el Congreso estadounidense por abuso de poder se basa en acusaciones «totalmente inventadas», dijo este jueves Vladimir Putin.

«Aún debe pasar al Senado, donde los republicanos son mayoría. Y es poco probable que quieran sacar del poder a un representante de su partido basándose en acusaciones totalmente inventadas», dijo Putin durante su rueda de prensa anual.

El presidente ruso consideró que la crisis que sacude a Washington era la «continuación de las luchas políticas internas» en Estados Unidos.

El líder ruso acusó que el partido que perdió las elecciones, el partido demócrata, intenta lograr sus objetivos usando otros medios y otras herramientas, acusando a Trump de complot con Rusia. «Y cuando queda claro que no fue así entonces inventan la historia de presión contra Ucrania», dijo Putin.

Y es que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la noche de ayer los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso contra Trump, lo cual abre la vía para un juicio en el Senado para su destitución.

Trump se convirtió así en el tercer presidente de Estados Unidos en ser sometido a este tipo de juicio en el Senado, después de Andrew Jonhson en 1868 y de Bill Clinton en 1998.

Se necesitan al menos 67 votos en el Senado para una destitución. Los republicanos tienen 53 senadores actualmente.

Tras confirmarse la detención de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió no adelantar ni hacer juicios contra el exmandatario mexicano.

“No quiero que se piense que se está atacando a Calderón pese al daño que nos hizo, no solo a nosotros, sino al país, a partir del fraude electoral en 2006″, expresó López Obrador durante su conferencia de prensa matutina.

Sostuvo que él no hace leña del árbol caído; «no puedo hacer un juicio lapidario, no puedo condenar a nadie, ni a Calderón ni a García Luna, que es un presunto señalado». Subrayó que la justicia se encargará de resolver ese asunto, por lo que tampoco puede adelantar vísperas.

AMLO aseguró que García Luna es presunto responsable de un delito y hay un proceso iniciado, pero no utilizará a su gobierno para perseguir a alguien. Señal´o que su gobierno no va a fabricar delitos contra nadie, y dijo, todo es cuestión de principios.

López Obrador confirmó que la implicación contra García Luna, quien también fue director de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) creada en la gestión presidencial de Vicente Fox, se realizó a raíz de la detención y extradición del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Aunque dijo que se debe dar tiempo a la investigación que se realiza en Estados Unidos, así como a la que realiza la Fiscalía General de la República (FGR), se debe seguir el rastro del dinero de los sobornos del narcotráfico que de acuerdo con las autoridades estadounidenses recibió el exsecretario de Seguridad federal.

“Se tiene que demostrar quién recibió ese dinero, a dónde fue ese dinero, cómo se repartió ese dinero, seguir la pista al dinero y conocer la verdad, pero no podemos nosotros adelantar ningún juicio, tenemos que actuar de manera responsable, reiteró AMLO.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, respondió a su homólogo venezolano quien este fin de semana se refirió a él como un “traidor y pelele del imperialismo”, en referencia al gobierno de Estados Unidos.

Fue a través de sus redes sociales, donde Bukele respondió a lo expuesto por Maduro en un evento realizado en Cuba. “Más respeto Sr. @NicolasMaduro. Habla de un presidente electo democráticamente, a diferencia suya”, soltó vía Twitter.

Bukele añadió, en su defensa, que en su país «sin estar sobre mares de petróleo, un rollo de papel higiénico no nos cuesta el salario de un mes”.

Y es que Maduro aseguró que da vergüenza como se «desfigura, se derrite» el mandatario de El Salvador frente al imperialismo. Se refirió a Bukele como una persona que llegó a la presidencia de su país como una «esperanza» para el pueblo salvadoreño.

Maduro acusó que de la historia nadie se salva, por lo que dijo, «no te salvas Bukele, te toca tu lugar como traidor y pelele del imperialismo».

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García, aseguró que el candidato opositor Carlos Mesa es bienvenido a participar en una auditoría de las elecciones presidenciales a la que están convocando, esto tras las jornadas de violencia que se han producido por el descontento social, derivado de la la conducción de las elecciones y sus resultados.

Bolivia ha estado bajo una ola de protestas desde el 20 de octubre, cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió sorpresivamente la publicación de los resultados de un recuento electrónico de votos que finalmente otorgó al presidente Evo Morales un cuarto mandato.

La interrupción, tras la cual hubo un cambio de tendencia en favor del mandatario, llevó a Mesa y sus partidarios a denunciar un fraude electoral.

«El señor Carlos Mesa ha hecho un esfuerzo violento, terrible y abusivo para desconocer esta victoria», dijo García Linera a periodistas en la llamada Casa Grande del Pueblo.

«Y es por eso que nosotros, de la manera más transparente, segura y confiada en la soberanía del pueblo es que hemos invitado a una auditoría internacional (…) El día de hoy queremos pedirle al señor Carlos Mesa, al candidato perdedor, que se sume a la auditoría que llevará adelante la OEA», indicó.

Recordemos que el recuento final de votos dio a Morales un 47.08% de los votos frente al 36.51% a Mesa, la ventaja de 10 puntos necesaria para evitar una segunda vuelta y darle otro mandato de cinco años.

Tras las denuncias de fraude, Morales, de 60 años, invitó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) a realizar una auditoría y dijo que si esa revisión arroja alguna irregularidad convocaría a una segunda vuelta.

Mesa, de 66 años y que gobernó Bolivia del 2003 al 2005, dijo que los manifestantes de la oposición no aceptarían negociaciones para poner fin a la crisis y acusó que Morales quería permanecer en el poder indefinidamente.

Evo Morales a un paso de conservar el poder en Bolivia por cuarto periodo consecutivo, y es que tras la revalidación de actas que antes habían sido declaradas nulas, el conteo oficial finalizó este viernes en la página del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y Morales mantuvo más de diez puntos de ventaja sobre su rival, el expresidente Carlos Mesa,

Y aunque dicho resultado significaría no realizar una segunda vuelta,  hasta el momento el TSE no ha declarado un ganador.

El jueves el TSE había dicho que se realizaría una nueva votación en cuatro mesas del departamento del Beni, aunque esta mañana el presidente departamental de ese lugar, Rodolgo Coimbra, revalidó dichas actas y con ello el conteo se reactivó. Minutos después se había completado al 100%.

Con todas las actas escrutadas, Morales tiene el 47.08% de los votos, mientras Mesa registró 36.51%.

Para ganar en primera vuelta, un candidato debe obtener 50% más uno de los votos o lograr 40% y tener una diferencia de al menos diez puntos porcentuales sobre el segundo postulante más votado.

Los opositores acusan al gobierno de haber montado un fraude para ganar las reñidas elecciones del domingo pasado. La presión internacional también apareció. El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo a medio día que el organismo apoyaba que la Organización de Estados Americanos (OEA) auditaran los resultados, como ya se había sugerido.

Carlos Mesa acusa a Morales de «llevar adelante un golpe de Estado» con «un monumental fraude». Morales, por su parte, dice que Mesa gesta un golpe en su contra con apoyo internacional para desconocer su victoria.

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que hasta la fecha se registran 27 personas heridas y 57 detenidos por las marchas de que se han registrado en rechazo a cómo se ha conducido el proceso electoral.

El cómputo de resultados oficiales de las elecciones en Bolivia se encuentra a poco más del 22%, con ventaja momentánea para el opositor Carlos Mesa sobre el presidente Evo Morales, mientras siguen las sospechas de un intento de fraude.

La web del órgano electoral de Bolivia mostró a las 10:00 hora local con el 22.17% de los votos escrutados, un 47.12% para Mesa y un 37.21% para Morales, sumando los votos en el país y recibidos el exterior.

Estos porcentajes representan cerca de 1.4 de los más de 7.3 millones de electores llamados a las urnas en Bolivia, donde el voto es obligatorio para los residentes en el país y voluntario para quienes viven en el exterior.

El ganador necesita al menos el 50% de los sufragios o el 40 con diez puntos de ventaja sobre el segundo; de no lograr estos porcentajes, los dos más votados van a una segunda vuelta.

Los datos preliminares ofrecidos por el órgano electoral tras la jornada de votación, antes de que empezara el cómputo oficial, apuntaban a una victoria de Morales con cerca del 46% de los sufragios, por alrededor del 38% de Mesa, lo que supondría una segunda vuelta que se celebraría en diciembre.

El Tribunal Supremo Electoral detuvo el recuento preliminar con aproximadamente el 83% de actas escrutadas, lo que provocó  las denuncias de Mesa de un intento de manipular los resultados del llamado de los observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) de la necesidad de un cómputo ágil y transparente.

El expresidente Carlos Mesa, candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, tiene previsto comparecer ante los medios en La Paz para pronunciarse sobre el recuento en las próximas horas. Igualmente, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) anuncia una comparecencia para detallar acciones en defensa de los resultados por las sospechas de fraude.

Evo Morales dijo anoche ante sus seguidores que confía que el recuento final le dé el porcentaje suficiente para evitar una segunda vuelta y conservar la mayoría parlamentaria, ahora de dos tercios para el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).

Morales lleva en el poder desde 2006 y siempre había ganado con mayoría en primera vuelta en tres elecciones consecutivas, por lo que de confirmarse una nueva cita con la urnas, sería la primera vez desde que la Constitución que promulgó en 2009 introdujo la posibilidad de una segunda vuelta.

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, negó que esté siendo protegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), esto ante la acusaciones de omitir propiedades y empresas en sus declaraciones patrimoniales.

Al respecto, negó tener inversiones en empresas o posesiones más de lo declarado.

En conferencia de prensa, señaló que el titular del Ejecutivo federal tiene como bandera la lucha contra la corrupción, lo cual no solo tiene que ver con las compras, sino con lo moral, con las cualidades de los funcionarios.

Bartlett Díaz expuso que desde hace más de 10 años sus hijos son económicamente independientes, y sin ser servidores públicos han construido y construyen su propio patrimonio, razón por la que no los incluyó en su declaración patrimonial, lo mismo que a Julia Elena Abdala Lemus, de quien negó fuera su concubina.

«En relación con el patrimonio de la señora Abdala y el de un servidor, son totalmente independiente. No existe dependencia económica alguna entre ella y un servidor. No vivimos bajo el mismo techo, eso es del dominio público», aclaró el titular de la CFE.

De acuerdo con el funcionario, al inicio de su función como titular de la empresa productiva del Estado declaró no tener cónyuge, ni dependientes económicos. «Lo que he declarado ante la autoridad es lo que poseo, ni un peso más, ni un peso menos», señaló.

En ese sentido, expresó su respeto a las autoridades que habrán de analizar las denuncias que se han presentado y estudiarlas con base en la ley.

Expuso que ha estado al servicio de México durante muchos años y está orgulloso de su desempeño. «Mi honorabilidad está por encima de cualquier manejo publicitario o de cualquier campaña, porque son muchos años en los que he estado bajo el escrutinio público», concluyó.

Ante la polémica que hay a su alrededor, Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, aseguró este lunes “que nadie nos va a callar” con acusaciones falsas, y anticipó que el PRI siempre levantará la voz, para “ser un partido crítico y firme, ante un gobierno que no le da resultados y que no le cumple al pueblo de México”.

El dirigente nacional del tricolor dijo que hoy, la oposición tiene que tener la claridad de que, trabajando juntos y trabajando en equipo, van a corregir el rumbo del país.

Ante las acusaciones en su contra, «Alito» afirmó que a quien pretenda dividir al PRI a base de calumnias, a base de difamaciones, desde adentro o desde afuera, el mensaje es que no se lo van a permitir,y por el contrario, se encontrarán un partido fuerte y unido.

Y aunque no mencionó los señalamientos que se le hacen de manera directa, dijo que en el PRI están a favor de la transparencia y la rendición de cuentas.

En un mensaje directo al gobierno federal, Alejandro Moreno indicó que serán criticos de los errores que se cometan desde Palacio Nacional.

En ese sentido acusó, el gobierno federal promete mucho, pero no se cumple nada, por lo que el 2019 está destinado para ser el año más violento en la historia de México; además de que no habrá crecimiento económico, ni generación de empleos.

Las dos candidatas y el candidato que buscan la dirigencia nacional del PRI, Ivonne Ortega, Lorena Piñon y Alejandro Morena, participaron este miércoles en el segundo debate organizado por la Comisión Nacional de Procesos Internos, en el que expusieron su visión sobre las propuestas que el partido ofrece a la sociedad.

El debate se realizó el Auditorio “Plutarco Elías Calles” de la sede nacional del tricolor; la actual dirigencia dijo que el ejercicio se realizó en el más amplio ejercicio democrático y de libertad de expresión.

Los tres candidatos coincidieron en que el PRI debe renovarse para responder a las demandas de la sociedad, en el nuevo entorno político que vive el país.

Alejandro Moreno abordó los temas relativos al crecimiento y el desarrollo de México, la protección de los derechos de los ciudadanos y la elevación de la calidad de vida de las familias.

Por su parte, Ivonne Ortega tocó los aspectos referentes a las crisis económica y social del país, la problemática de la inseguridad, la necesidad de más empleo y la igualdad de género.

Lorena Piñón se centró en los temas de la construcción de las instituciones, el futuro del país, el reto de los jóvenes para superar obstáculos y los errores del gobierno federal.

Sin embargo, lo que más llamó la atención fue el cruce de ataques que se lanzaron los candidatos, en especial Ortega y Moreno; ambos se señalaron de enriquecimiento ilícito aprovechando los cargos que tuvieron en sus respectivos estados.

Moreno acusó a Ortega de haberse quedado con 1,708 hectáreas «en su pueblo» tras haber concluido su encargo de gobernadora de Yucatán. Calificó a su rival como una política «mentirosa» e «incongruente», y la señaló de ser la candidata de la cúpula, además de que ha fracturado al partido y tener una visión del pasado que no le conviene al partido.

Ortega por su parte cuestionó a «Alito» si quería ser recordado como alguien que acordó con “algunos” para poder ser candidato, además de que le acusó de tener su propia “Casa Blanca” de más de 40 millones de pesos en Campeche, cuando los pobres en el estado han aumentado.

Otra de las acusaciones que lanzó Ortega fue que Moreno endeudó a su estado con un crédito de 2,300 millones de pesos. “Por cierto Alejandro, tendrás que aclarar dónde están los más de 2,300 millones de pesos que pediste en crédito».

Recordemos que la campaña interna por la dirigencia nacional concluirá este viernes 9 de agosto y la jornada electoral se realizará el próximo domingo 11.

José Woldenberg

EL UNIVERSAL

Una vez más, pero ahora como Presidente, López Obrador habló de un fraude en su contra en las elecciones del 2006. Han pasado 13 años y jamás se ha preocupado por documentar sus dichos. Y el tema no es baladí porque desde la fundación del IFE ninguna denuncia ha erosionado más la confianza en las instituciones electorales y en las elecciones que esa. En buena lógica se dice que quien arma debe probar. Por ello aquí podría terminar esta nota.

Pero, paradójicamente, en el lado opuesto existen un buen número de evidencias que certifican que los votos fueron bien contados: los resultados casilla por casilla del PREP, el conteo rápido del IFE, los cómputos oficiales que se iniciaron el miércoles (todos ellos coincidentes y aunque los tres son responsabilidad del Instituto se realizan con fórmulas y personas distintas); el recuento de cerca de 12 mil casillas impugnadas por la Coalición por el Bien de Todos que el Tribunal realizó sin encontrar rastros de manipulación; las declaraciones de Ana Cristina Covarrubias, entonces encuestadora de AMLO, que armó que en su conteo rápido no se podía establecer ganador —dado que los rangos de votación se cruzaban— pero que Calderón iba arriba; el libro de José Antonio Crespo (Hablan las actas), que si bien subraya que las autoridades pudieron haber realizado más para inyectar confianza en los resultados, no encontró rastro alguno de fraude.

“Fraude” como lo ha denunciado AMLO supone que los electores dieron la victoria a X y la autoridad se la atribuyó a Y, es decir, que los resultados fueron alterados. Y eso no sucedió o nadie lo ha podido probar. Está documentado, eso sí, que durante las campañas se produjeron distintas irregularidades: la compra de espacio en radio y televisión por asociaciones empresariales que lo tenían prohibido, el despliegue publicitario desde la Presidencia que el IFE frenó (para algunos de manera tardía), o las duras campañas de descrédito. No obstante, los votos depositados en las urnas fueron bien sumados.

Desde 2006 llamaba la atención que la versión del supuesto fraude se modificara con rapidez (va de memoria): primero, que se habían perdido 3 millones de votos en el PREP, lo que el IFE aclaró: se trataban de votos que se encontraban en un archivo especial porque en las actas respectivas no se habían llenado todos los campos, pero que cualquiera, incluyendo a los representantes de los partidos, podía consultar. Luego, la existencia de un supuesto algoritmo que había modificado los resultados del PREP, sin tomar en cuenta que el candado fundamental de ese Programa son las actas de cómputo en manos de los representantes de los partidos que fácilmente pueden compararlas con las del Programa. Más adelante, la denuncia de un fraude hormiga a partir de un video donde se veía a un presidente de casilla ingresar votos a una urna, lo que luego los integrantes de la propia mesa de casilla aclararon (incluyendo a la representante del PRD) explicando que como habían localizado votos mal colocados los habían, de común acuerdo, ingresado a la urna correcta. Más adelante, la explotación propagandística que decía que resultaba muy sospechoso que las curvas de agregación de votos del PREP y los del conteo oficial fueran diferentes, omitiendo que ello es natural, porque mientras en el PREP la variable fundamental es la distancia entre la casilla y el centro de cómputo, la velocidad del cómputo que se inicia el miércoles en los consejos distritales depende de qué tantas impugnaciones se presenten durante el recuento.

A pesar de todo lo anterior, se sabe, muchas personas creen lo que quieren creer y las evidencias pesan poco en su ánimo. Pero no es cierta la supuesta o real frase del compinche de Hitler, Joseph Goebbels, de que una mentira repetida hasta el cansancio se convierte en verdad. La mentira continúa siendo mentira, aunque la repitan legiones. Eso sí, la reiteración sistemática y cansina de la misma puede lograr que muchos la crean. Pero esa es harina de otro costal.

 

Profesor de la UNAM

Luego de se que diera a conocer la solicitud que hiciera la Fiscalía General de la República (FGR) a una juez para imputar y vincular a proceso a Rosario Robles Berlanga, fue la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) quien emitió un posicionamiento.

En una tarjeta enviada a Grupo Fórmula, aseguró que la acusación de la FGR es una flagrante violación a sus derechos y al debido proceso, pues dijo que era «inconcebible que se le haya dado a conocer a la opinión pública lo que no se me comunicó a mí».

Afirmó que fue a través de los medios que se enteró que la acusación que se le hace es por ejercicio indebido del servicio público. Señaló que la FGR fue quien filtró la información a los medios.

Robles Berlanga dijo que en el citatorio para comparecer el próximo 8 de agosto, no se establecen ni las causas ni los hechos que se le imputan “minando con ello mi capacidad de defensa”.

Pese a considerar que es lamentable la forma en que se han dado a conocer las cosas, la exfuncionaria indicó que tal como siempre lo ha hecho, “dará la cara”.

Acusó que en todo el proceso jamás ha tenido la oportunidad de defenderse, pues no ha sido requerida para comparecer ante la Fiscalía ni acceso a ninguna carpeta de investigación.

La exfuncionaria aseguró que como siempre, actuará con absoluto respeto a la ley y a las autoridades judiciales. “Siempre he dado la cara y lo seguiré haciendo, con la debida salvaguarda de mis derechos”, apuntó en el escrito enviado al periodista.

Al respecto, Julio Hernández Barros, abogado de Rosario Robles, expuso que su clienta no tiene nada que esconder “es inocente y la acusación es temeraria e infundada», por lo que confirmó que se presentará a la comparecencia.

Reiteró que tarde o temprano se va a demostrar a la justicia mexicana que Rosario Robles es inocente, y afirmó que está siendo víctima de una «orquestación en su contra, infundada y apartada, desde luego, de la ley”.

En entrevista con Grupo Fórmula, el abogado dijo que la llamada Estada Maestra es un cuento que nunca existió. Es “una historia sacada de un libro de ficción”.

A través de un video difundido en sus redes sociales, el ex presidente Felipe Calderón contestó a los señalamientos que se han hecho en su contra en relación a las movilizaciones de la Policía Federal. Indicó que siempre ha creído que la más complejas de las responsabilidades de un Presidente de la República es aquella relacionada con los temas de seguridad.

Subrayó que el presidente tiene derecho a tomar las medidas administrativas y organizacionaless que considere pertinentes para garantizar la seguridad, siempre y cuando tengan un fundamento en la Constitución y en la Ley.

Señaló que el resultado del problema que se ha generado en los últimos días en torno a la Policía Federal, hay problemas de fondo y forma:

Fondo: problemas asociados con su traslado a la Guardia Nacional. Reducciones en sus prestaciones laborales, tales como el seguro de riesgo, el seguro médico, o falta de pago de viáticos.Además Verían reducidos sus ingresos netos y que las condiciones en que se les pretende hospedar, no son dignas.

Formas: la manera en cómo se ha abordado el asunto y el desprecio que se ha expresado hacia los policías. Pidió al presidente y al secretario de seguridad pública y protección ciudadana a escuchar a los policías y dejarse de escuchar entre ellos. Que le expliquen el plan de seguridad que el gobierno contempla y cuál es el papel que quieren que cumplan en él.

Indicó que cuando se dice que todos los elementos de la Policía Federal son corruptos o están echados a perder, se cae en una injusticia, pues aunque reconoce que hay muchos elementos corruptos, dijo que no es un caso general, y que la solución sería renovar la corporación.

Lamentó que a los policías federales se les haya venido tratado de forma ofensiva, pues recordó que Francisco Garduño, titular del Instituto Nacional de Migración (INM), los llamó ‘fifís’ solo por denunciar las condiciones de trabajo en que eran obligados a trabajar.

Sobre los calificativos que se han utilizado en el gobierno federal, pidió dejar de descalificar a quienes no piensa como el presidente; pidió a AMLO dejar de dividir a México.

Acusó que el gobierno federal ha maltratado a los policías, y por ello les pidió que dejen de buscar pretexto para cubrir posibles omisiones, ineficacias o torpezas.

«Niego categóricamente, la cobarde insinuación que desde el poder se hace, de que yo he organizado o estoy atrás de las protestas de los policías federales», enfatizó el ex panista. Exigió al Secretario Alfonso Durazo que si tiene pruebas que sustenten sus declaraciones, las presente y se actúe en consecuencia, y si no las tienes, retire dichas calumnias.

Recordó que fue su gobierno el que propuso que se creara la Policía Federal y se modificara la Ley para crear cuerpos de seguridad con mandos, disciplina y organización civil, y que asumiera la responsabilidad de hacer frente al crimen organizado. Dijo que se trató del esfuerzo más serio de profesionalización de la policía civil en el país durante las últimas décadas.

Sobre la propuesta que surgió en las movilizaciones para que fuera él quien representara a los inconformes en las negociaciones, dijo que agradecía que pensaran de buena fe en que podía ayudarles, pero dijo que no es su papel y que no estaba bien que interviniera, pues lejos de ayudarles, su nombre les perjudicaría.

Señaló que eso se debe a que «en el gobierno, y particularmente ahí en la secretaría, gobiernan los prejuicios, los complejos, las inseguridades, los miedos; por eso no atinan a hacer bien su trabajo, entonces por hacerme un daño a mi, pues van a terminar haciéndoselos a ustedes. Así que gracias pero no puedo aceptar su oferta».

Finalmente, Calderón sugirió a los policías federales organizarse, tener sus propios representantes y buscar los medios pacíficos que no dañen a la población para que lleguen a un acuerdo.

WordPress Lightbox Plugin