Tag

Emmanuel Macron

Browsing

Este domingo se celebró el Día Nacional de Francia, el presidente Emmanuel Macron encabezó el tradicional desfile militar, en el que este año estuvo acompañado por los otros nueve países con los que ha impulsado la fuerza militar europea de actuación rápida.

En el evento, al mandatario francés estuvo acompoañado de la canciller alemana, Angela Merkel, el “número dos” del Ejecutivo británico, David Lidington, y la ministra española de Defensa, Margarita Robles.

La presencia en París de tropas de España, Alemania o Portugal, entre otras, subraya la voluntad conjunta de actuación y está considerada por el presidente francés como un “buen símbolo” del desarrollo de la Europa de la Defensa.

En este desfile participan por primera vez unidades de las Fuerzas Armadas españolas, en concreto 128 militares pertenecientes al Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire.

Además, en esta ocasión La exhibición militar francesa apostó igualmente por la innovación, con una muestra de las últimas tecnologías disponibles para sus tropas: drones, robots o un “flyboard”, plataforma voladora que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora y tiene una autonomía de cerca de diez minutos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, emitió un mensaje desde la catedral de Notre Dame, en el que afirmó que  «lo peor se ha evitado», ya que indicó que tanto las torres como la fachada lograron salvarse de ser consumidas por las llamas.

Pese al mensaje de optimismo, el presidente reconoció que «la batalla todavía no se ha ganado totalmente», ya que confirmó que el incendio no ha podido sofocarse por completo.

Macron indicó que su gobierno empezará a partir de mañana, con la reconstrucción de la catedral, para lo cual lanzará una campaña de recolección de fondos, tanto en Francia como en el extranjero.

El mandatario francés dijo que «Notre Dame brilla». Recordó que la icónica catedral cuenta con más de 900 años de historia.

Agradeció la labor realizada por más de cinco horas por parte del cuerpo de bomberos, de quienes dijo, es de reconocerse la valentía con la que actuaron.

«Sin duda es una parte de Francia. Yo me comprometo, esta noche. Se lanzará una campaña nacional y fuera de nuestras fronteras a traer todo el talento para reconstruir Notre Dame. Porque es lo que los franceses esperan y merecen», sostuvo.

Por su parte la Fiscalía de París informó que se ha abierto una investigación por “destrucción involuntaria”. Los primeros reportes indican que hay indicios que podrían apuntar a un «incendio accidental» que comenzó en el techo de la catedral, donde se realizaban obras de renovación.

Después de semanas de baja actividad, el movimiento de los «chalecos amarillos» cobró un nuevo impulso este sábado, aunque con violencia, en una gran manifestación en París donde se registraron enfrentamientos con la policía, saqueo de tiendas e incendios de barricadas en la famosa avenida de los Campos Elíseos.

Según reportes oficiales, el saldo de dicha movilización fue de 109 detenidos y 12 heridos. En total, el ministerio del interior reportó que 32,300 personas se manifestaron en Francia; sin embargo dicha cifra difiere de lo registrado por los organizadores. Según los «chalecos amarillos» fueron 230,766 los manifestantes.

Las protestas se produjeron mientras el presidente Emmanuel Macron pasaba el fin de semana esquiando en los Pirineos, en el suroeste francés, con su esposa Brigitte.

A causa de los incidentes, Macron se vio obligado a suspender su fin de semana para regresar a París donde asistió por la noche a una reunión de crisis en el ministerio de Interior en la que pidió «decisiones fuertes, complementarias» para que estos incidentes violentos «no se reproduzcan».

«Hay gente que intenta por todos los medios (…) dañar la República para romper, destruir con el riesgo de matar», dijo subrayando que «todos los que estaban allí son cómplices» de los destrozos en la avenida de los Campos Elíseos.

 

Los «chalecos amarillos», que han protagonizado una serie de protestas desde noviembre pasado en Francia, se manifestaron de nuevo este sábado para dar inicio a un «gran mes» de movilización para marcar el fin del «gran debate» lanzado por el presidente, Emmanuel Macron, en respuesta a su movimiento.

En París, cientos de personas se dieron cita en el Arco del Triunfo y marcharon por 12 km bajo una fuerte vigilancia policial. También se organizaron marchas en otros puntos del país, por la tarde, en ciudades como Marsella, Montpellier, Toulouse y Arles (sur), en Estrasburgo (noreste), Nantes (oeste) o Burdeos (suroeste).

En el norte, los organizadores llamaron a los «chalecos amarillos» de la región y de los países vecinos (Bélgica, Reino Unido, Luxemburgo, Holanda, Alemania) a «converger» hacia Lille. «La lucha es internacional», afirmaba el mensaje del evento en Facebook, traducido al inglés y al alemán.

En París, la multitud era menos numerosa que la de otros sábados, admitieron varios manifestantes, que tenían las esperanzas puestas en la protesta del 16 de marzo, presentada como una jornada clave.

El 16 de marzo coincide con el fin del Gran Debate nacional que el 15 de enero lanzó el jefe del Estado francés. Este último, muy criticado por los «chalecos amarillos», que reclaman su dimisión, organizó una consulta nacional sin precedentes, de dos meses de duración, para intentar responder a la ira de los manifestantes, recabando las inquietudes de los franceses.

El debate, que dio lugar a 10,000 reuniones en Francia y más de un millón de aportaciones por internet, fue tachado de «farsa» y de «campaña de comunicación» por numerosos «chalecos amarillos».

El atípico movimiento de protesta, apolítico y al margen de los sindicatos, surgió contra la subida de los carburantes y para exigir un mayor poder adquisitivo, pero con el tiempo ha extendido sus reivindicaciones.

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó las manifestaciones que se viven en Francia este sábado para volver a cuestionar el acuerdo de París, el liderazgo de su homólogo Emmanuel Macron, y su idea de crear un Ejército europeo.

Como ya se ha hecho costumbre, el republicano utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que «el Acuerdo de París no está funcionando demasiado bien para París. Hay protestas y disturbios en toda Francia. La gente no quiere pagar sumas enormes de dinero, en muchos casos a países del tercer mundo (que están dirigidos de forma cuestionable), para quizá proteger el medioambiente».

Adicional, en su mensaje aseguró que los manifestantes corean ‘¡Queremos a Trump!’ en la jornada de movilizaciones que se viven hoy en el país galo; «Me encanta Francia», dijo.

En un segundo mensaje, el mandatario estadounidense retomó sus ataques en contra de la propuesta que Macron ha expresado sobre  crear un Ejército europeo. Recordemos que en noviembre pasado, cuando visitó París, Trump se refirió al tema descalificando la propuesta.

«La idea de un Ejército europeo no funcionó demasiado bien en la Primera o la Segunda Guerra Mundial. Pero Estados Unidos estuvo ahí para ustedes, y siempre lo estará», dijo el republicano y añadió que todo lo que pide es que los países europeos paguen sus cuotas justas a la OTAN. «Alemania está pagando el 1% mientras EE.UU. paga el 4.3% de un PIB mucho mayor, para proteger a Europa. ¡Justicia!», remató.

 

En París cerca de los Campos Elíseos, la policía lanzó gases lacrimógenos contra los llamados «chalecos amarillos» que se manifiestan este sábado para pedir la renuncia del presidente Emmanuel Macron.

De acuerdo a reportes de la prensa internacional, la policía disparó numerosos proyectiles de gas lacrimógeno para hacer retroceder a los manifestantes, quienes continúan saliendo a las calles en rechazo a las políticas que pretende instaurar el gobierno francés.

Según autoridades, mas de 30 mil personas han salido a marchar, además de que casi todos los comercios están cerrados y sus entradas se encuentran protegidas con tablas para prevenir saqueos. Además se reportó que varias carreteras estuvieron bloqueadas en las provincias del país galo.

Hasta el momento, se reporta que más de 700 personas han sido detenidas y cerca de 200 están bajo detención preventiva; una cifra superior al total de detenciones en la capital el sábado pasado, cuando también los «chalecos amarillos» salieron a las calles.

Cerca de 90 mil policías han sido movilizados en todo el territorio. Además, por primera vez en más de una década, se vieron vehículos blindados de la gendarmería en la capital del país. Todo el oeste de París, donde se encuentra el Palacio del Elíseo y la mayoría de ministerios, estuvo resguardado por la policía. Las patrullas bloqueaban el acceso a las principales plazas de la capital, incluida la de la Concordia, uno de los extremos de la avenida de los Campos Elíseos que va hasta el Arco del Triunfo.

La Torre Eiffel, el museo del Louvre y las tiendas del barrio de la Opera anunciaron que estarían cerradas este sábado debido a las movilizaciones.

Las autoridades  activaron controles en las principales estaciones de ferrocarril y en los puntos estratégicos de la capital donde se congregan manifestantes ataviados con un chaleco fluorescente convertido en el símbolo de este movimiento de descontento social.

 

Foto: Twitter

El gobierno del Presidente Emmanuel Macron anunció este martes que suspenderá durante seis meses el aumento del impuesto a los carburantes y congelará los precios de la luz y el gas durante el invierno para calmar las protestas conocidas como de los «chalecos amarillos».

«Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la Nación», dijo el primer ministro Edouard Philippe al anunciar estas medidas en un discurso retransmitido por televisión.

Hay que estar sordos» para «no escuchar la cólera» de los franceses, agregó el funcionario, esto tras semanas en que miles de francés han tomado las principales calles del país.

Philippe añadió que también se suspende el endurecimiento de la inspección técnica de vehículos, otra de las demandas originales del movimiento.

El colaborador de Macron indicó que el malestar que han expresado los franceses viene de tiempo atrás aunque durante mucho tiempo estuvo muda. “Hoy se expresa con fuerza y de forma colectiva”.

Finalizó indicando que se abrirá un diálogo nacional para revisar por completo el sistema fiscal francés.

Líderes de  70 países de todo el mundo se reunieron en París para conmemorar el centenario del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.  El presidente estadounidense Donald Trump, el ruso Vladimir Putin, el turco Recep Tayyip Erdogan y la canciller alemana Angela Merkel, entre otros, participaron en las conmemoraciones, que alcanzaron su punto álgido en el Arco del Triunfo y concluirán con un Foro de la Paz.

La ceremonia se celebró en el Arco del Triunfo, al pie de la tumba del soldado desconocido, que representa a los diez millones de combatientes muertos en la Primera Guerra Mundial.

Después de que sonaran los clarines, en remembranza de los que hace 100 años anunciaron el alto el fuego de la Primera Guerra Mundial, los mandatarios regresaron al Palacio del Elíseo, la sede de la presidencia francesa, para un almuerzo oficial.

Durante el evento, tres activistas de Femen saltaron las barreras de seguridad en los Campos Elíseos y se acercaron al convoy de Trump. Las mujeres, que fueron detenidas, iban con el pecho desnudo y llevaban mensajes como «Fake Peace Maker» o «Hypocrisy» escritos en el cuerpo.

 

Con información de Agencias / Foto: Twitter

El presidente francés, Emmanuel Macron, platicó hoy telefónicamente con Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la contienda presidencial, y aprovechó para invitarlo a visitar Francia próximamente.

De acuerdo a fuentes de la presidencia francesa, López Obrador habría aceptado la invitación del presidente galo, quien lo felicitó hoy “calurosamente en su cuenta de twitter “por su bella victoria democrática en México.

Macron y López Obrador, platicaron “de la calidad y profundidad de los vínculos de amistad entre Francia y México y se mostraron dispuestos a trabajar “en la profundización de la cooperación franco-mexicana en todos los ámbitos, precisaron las fuentes del Palacio presidencial del Elíseo.

Previamente, el presidente francés, había afirmado en redes sociales que su país continuará la “excelente cooperación que mantiene con México.

“Continuaremos nuestra excelente cooperación en todos los campos» afirmó Macron, quien aseveró que Francia está unida al pueblo mexicano por una amistad fuerte y antigua.

 

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

Según una encuesta realizada por el instituto Ipsos, 55% de los franceses desaprueba la gestión del presidente Emmanuel Macron en el marco de su primer año de gobierno, aunque su nivel de popularidad y aceptación permanece en cifras altas doce meses después de asumir el cargo.

El 45% de los ciudadanos consideran que el primer año del presidente galo de 40 años de edad, y que no pertenece a ningún gran partido francés, dejó un balance positivo para el país en sus primeros 365 días de gobierno.

“La conclusión es clara: Emmanuel Macron resiste bien al desgaste del poder, en todo caso mejor que sus antecesores inmediatos», estimó el diario Le Monde quien difundió la encuesta.

El diario destacó que una gran parte de los encuestados elogió “la voluntad del gobierno presidido por Macron“ de reformar el país y su capacidad de hacerlo. Por el contrario uno de cada dos franceses no está de acuerdo con el método del gobierno de reformar el país y estimó que el gobierno debería reducir el número de reformas que pretende realizar.

La mayoría de los encuestados desaprobó la política de Macron de mejora del poder adquisitivo, la reducción de desigualdades sociales y de mejora del sistema sanitario, temas en los que creen que no logró mejoras.

Una amplia mayoría de encuestados, el 76%, estimó además que la política de Macron, al que la oposición califica de “presidente de los ricos» y que en su primer año de mandato suprimió el impuesto a la fortuna, beneficia sobre todo a las clases sociales en situación de mayor bienestar y no a las clases en dificultad.

Por el contrario, seis de cada cuatro encuestados, consideró que en la política exterior, la lucha contra el terrorismo, la ayuda a las empresas y la política europea la gestión de Macron “va en la buena dirección».

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

Este lunes el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue uno de los temas más comentados en las redes sociales, pues algunos miembros de su gabinete, con quienes sostenía una reunión oficial, «provocaron» en su mascota un comportamiento al que Macron calificó de inusual».

 

 

 

Al advertir que «el perro está haciendo algo bastante excepcional», Macron aseguró alertó a los presentes de que Nemo estaba haciendo del baño dentro del despacho, a lo que entre risas indicó que no era algo que se viera a menudo, incluso en tono de broma indicó a los presentes «ustedes han provocado en él un comportamiento bastante inusual».

 

 

Los testigos del comportamiento de Nemo, como se llama el perro del líder francés,  fueron Brune Poirson, ministra de Ecología, Julien Denormandie, secretario de Estado de Cohesión Territorial, y Benjamin Griveaux, ministro de Economía y Finanzas, quienes de un momento interrumpieron su reunión para bromear respecto al labrador negro.

 

 

Con información de Euronews / Foto: Twitter

Luego de que el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificara de «dictadura» al gobierno de Nicolás Maduro, la cancillería de Venezuela rechazo «las lamentables declaraciones» de Macron, por considerarlas «una clara injerencia en los asuntos internos» del país.

 

«Declaraciones como estas atentan contra la institucionalidad venezolana y parecieran estar arrastradas por la permanente obsesión imperial de atacar a nuestro pueblo, ignorando los más elementales principios del Derecho Internacional. Estas agresiones en nada contribuyen al buen estado de las relaciones que históricamente hemos mantenido y cultivado entre los dos países», enfatizó el gobierno venezolano a través de un comunicado de prensa emitido la mañana de este miércoles.

 

El Gobierno de Maduro exigió al Gobierno francés respeto a su democracia, la cual sostuvo está «construida sobre la base de los principios republicanos universales y sostenida por la soberanía popular».

 

Insistió en que el pronunciamiento del Presidente Macron constituye un «agravio al Pueblo y al Gobierno democráticamente electo de Venezuela, así como a sus instituciones», además de que «develan un profundo desconocimiento de la realidad venezolana, cuyo pueblo se encuentra en absoluta paz luego de la elección popular de la soberana Asamblea Nacional Constituyente, mientras se organiza un nuevo proceso electoral para elegir gobernantes regionales como manda la Constitución Nacional, con la participación de todos los factores políticos del país».

 

 

Luego de que se diera a conocer el escándalo que envolvió al presidente de Francia, Emmanuel Macron, por culpa de los gastos realizados en su maquillaje, este domingo el Instituto Instituto Francés de Opinión Pública (Ifop) publicó en el diario Journal du Dimanche, una nueva encuesta sobre la aprobación con la que cuenta el presidente galo.

 

De acuerdo a la más reciente medición, sólo un 40% de los franceses se encuentran satisfechos con la actuación de Macron, lo que representa 14 puntos menos que la medición anterior, cuando en julio, alcanzó 54%, nivel que ya había comenzado a causar alarmas pues también representó 10 puntos menos de lo que alcanzó en junio (64%).

 

Expertos afirman que esta tendencia no se había visto desde el desplome más alarmante que tuvo Jacques Chirac cuando entre mayo y agosto de 1995, cayó 20 puntos en las encuestas.

 

“El aumento de los insatisfechos (en total, un 57% de los consultados) es manifiesto”, afirmó el director general adjunto de Ifop, Frédéric Dabi, quien añade al diario francés que uno de los factores que más preocupa, es que la caída de popularidad del mandatario se da en todos los sectores de la población, pues desde jóvenes, adultos mayores, funcionarios, profesionistas, obreros, simpatizantes de izquierda y derecha han comenzado a rechazar el trabajo de Macron.

 

 

Con información de El País / Foto: Archivo APO