El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, afirmó este martes que su país estaba dispuesto a conceder asilo político a Evo Morales si lo hubiera pedido.

El mandatario aprovechó para asegurar que si Morales renunció a la Presidencia de Bolivia no se podría tratar de un golpe de Estado como se ha estado diciendo.

«Nosotros manifestamos nuestra predisposición y si hubiese pedido oficialmente asilo se hubiese concedido», dijo Abdo Benítez a los periodistas.

El mandatario detalló que el fin de semana habló con varios presidentes de la región «con el espíritu de pacificar Bolivia» y «dentro de ese análisis se habló de la posibilidad de que el expresidente pudiera solicitar asilo en Paraguay».

«Demostramos nuestra predisposición porque Paraguay es un país que tiene tradición en conceder asilos, no es que le ofrecimos o no, hablamos de la posibilidad», aclaró el mandatario.

Horas antes de esas declaraciones, el avión en el que viajaba Morales, que había aterrizado en el aeropuerto de Asunción para recargar combustible, despegó hacía nuestro país, quien fue el que finalmente concedió el asilo al bolivariano.

La aeronave partió la noche de ayer de Cochabamba, explicó el presidente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) de Paraguay, Edgar Melgarejo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario