El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó este viernes que tiene lista la propuesta que enviará a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para integrar un comité que logre un diálogo y la paz entre Rusia y Ucrania, así como para firmar una tregua de paz entre todas las naciones del mundo de cuando menos 5 años.

“Se trata de buscar congruencia, un acuerdo para detener la guerra en Ucrania y lograr hacia delante una tregua de cuando menos cinco años, en favor de la paz entre todas las naciones”, dijo el mandatario mexicano en su mensaje con motivo del desfile militar.

López Obrador detalló que este comité estaría integrado, de aceptarse por una mayoría en el consejo de Seguridad de la ONU, por el Papa Francisco, el secretario general de la ONU, António Guterres, y el primer ministro de la India, Narendra Modi, entre otros.

“La misión pacificadora debe de buscar, de inmediato, el cese de hostilidades en Ucrania y el inicio de pláticas directas con el presidente Zelenski, de Ucrania, y con el presidente Putin, de Rusia”, detalló el mandatario..

Dijo que la propuesta será presentada por el canciller Marcelo Ebrard en la próxima Asamblea General de la ONU, la cual también plantea la suspensión de acciones y provocaciones militares, así como pruebas militares en todo el planeta.

López Obrador planteó el “compromiso de todos los Estados de evitar enfrentamientos y no intervenir en conflictos internos”, a fin de “crear un ambiente de paz y tranquilidad”.

Dijo que esto permitirá concentrar los esfuerzos globales para enfrentar los grandes y graves problemas económicos y sociales que aquejan y atormentan a los pueblos del mundo”, como la inflación, la crisis alimentaria y la salud.

Sin embargo, mientras el presidente hablaba y abogaba por la paz, criticó la actuación de la ONU y de las principales potencias globales, quienes dijo, no hicieron su trabajo para evitar el más reciente conflicto bélico.

“Lo cierto es que nada tampoco ha hecho en ese sentido la ONU. Permanece inactiva y como borrada, presa de un formalismo y una eficacia política que la deja en un papel meramente ornamental”, dijo López Obrador.

Dijo que el envío de armas y la imposición de sanciones comerciales y económicas a Rusia solo agravaron el conflicto, produjeron más sufrimiento de víctimas, extendió la crisis de refugiados y migración, así como el desabasto de alimentos y de energía, lo cual ha impulsado la inflación mundial a niveles no vistos en más de dos décadas.

López Obrador insistió que “sin paz no habrá ni crecimiento económico ni mucho menos justicia” y resaltó que gobernar “no debe de ser un ejercicio hegemónico o de dominio, sino ante todo la búsqueda del bienestar para los pueblos”.

El desfile de este viernes tiene la participación de la Guardia Nacional como protagonista, como nuevo integrante de las Fuerzas Armadas.

López Obrador agradeció la lealtad de la Marina y el Ejército y afirmó que la Guardia Nacional tendrá como misión «garantizar con eficiencia y respeto a los derechos humanos la seguridad pública».

Al defender el papel de los militares, el secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval, dijo que las Fuerzas Armadas «actúan en todo momento subordinadas al poder civil» y sostuvo que su proceder está «siempre apegado al marco jurídico vigente, sin aspiraciones ni pretensiones de ninguna índole».

El papel protagónico de la Guardia Nacional llega luego de que se aprobara la semana pasada una reforma que permite que el control de la Guardia Nacional pase a la SEDENA, mientras que esta semana se aprobó en la Cámara de Diputados una iniciativa que le permitirá a los militares permanecer en las calles ayudando en tareas de seguridad  hasta 2028.

Dicho dictamen llegó al Senado, donde en breve comenzará su análisis en Comisiones y posteriormente, conforme marca el proceso legislativo, será discutido y votado en el Pleno.

Recordemos que desde su creación en el 2019, la Guardia Nacional respondía a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Desde el inicio de su administración, López Obrador ha venido asignado a los militares una cantidad cada vez mayor de tareas, que incluyen la construcción de obras prioritarias como el nuevo Aeropuerto Intenacional Felipe Ángeles,  el Tren Maya, el manejo de puertos y aeropuertos y la distribución de vacunas contra el COVID-19.

En el proyecto de presupuesto de egresos de 2023 se estimó que la SEDENA recibirá unos 5,600 millones de dólares, mientras que para la Guardia Nacional se dispusieron unos 3,200 millones de dólares, montos que superan en más de 2% los que recibieron este año.

Ante las críticas hechas, el presidente López Obrador descartó que eso represente la militarización de México y aseguró que lo busca es «el crecimiento sano de lo que debe ser la principal institución de seguridad pública del país».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario