El gobierno federal presumió este martes de una «reducción cuantiosa» y «sostenida» de los casos COVID-19 en el país, y de una «intensidad epidémica menor» tras dejar atrás la tercera ola de contagios, esto pese a que diversos especialistas han advertido que se ha detenido dicha disminución, lo que podría ser indicio de que se avecina una cuarta ola.

«En esta semana tenemos una reducción, nuevamente más cuantiosa que la semana pasada, que fue de -8%, ahora abrimos nuevamente con -17%. Esta trayectoria es esperable cuando ya se tiene intensidad epidémica menor», dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Nuestro país acumula más de 3.8 millones de casos de COVID-19 y más de 292,500 muertes, la cuarta cifra más alta del mundo en números absolutos.

Y aunque el secretario de Salud, Jorge Alcocer, reconoció que en el país «se presentan pequeños indicios de una cuarta ola» el pasado fin de semana, su subsecretario, encargado de gestionar la pandemia en el país, destacó que hay menos de 20,000 casos activos en la actualidad, por lo que la reducción es «sostenida».

Destacó que con la reducción de esta semana, México hila 17 semanas con los contagios a la baja.

“En algunos entidades federativas ya empezó a ocurrir que pasan algunos días sin que se presente alguna sola defunción por COVID, lo cual es sumamente alentador y habla también del beneficio de la vacunación y la reducción sostenida de la epidemia”, apuntó el subsecretario.

El funcionario pidió además enfocarse en la gravedad de los casos, más que en el número. Por ello, apuntó a que la hospitalización es de cerca del 17% para camas generales y del 13% para unidades de terapia intensiva.

“Se siguen desocupando las unidades COVID, tenemos una ocupación mínima ya en algunas entidades federativas y los indicadores van reduciendo consistentemente, es casi 90% la reducción de la ocupación hospitalaria si lo comparamos con el punto máximo de la segunda curva epidémica”, dijo López-Gatell.

El funcionario también reportó que 75.9 millones de personas, equivalente a 85% de la población adulta de México, cuenta ya con al menos una dosis de la vacuna anticovid. De esta cifra, casi 64,4 millones de adultos ya están completamente vacunados.

Se actualizó que México ha recibido 170.5 millones de vacunas de diversas farmacéuticas, como las estadounidenses Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna, la británica AstraZeneca, la rusa Sputnik V y las chinas CanSino y Sinovac. Se anunció la llegada de más vacunas de Pfizer para vacunar a adolescentes de entre 15 y 17 años.

Finalmente, López-Gatell afirmó que solo el 0.07% de las escuelas a nivel nacional han reportado casos de COVID-19 tras el regreso a clases.

Fue el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien reveló que ya se analiza aplicar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, sobre todo entre adultos mayores.

Este anuncio implicaría un cambio de estrategia respecto a la política de inmunización llevada a cabo hasta el momento.

«Se va a analizar la vacuna de refuerzo en algunos casos, sobre todo para adultos mayores, pero eso todavía lo tienen que decidir los médicos, los especialistas», dijo el mandatario.

El mandatario reconoció que todavía hay personas que están rezagados en el proceso, algunos porque se niegan a ser vacunados y otros porque se encuentran en lugares remotos donde las brigadas sanitarias no han llegado, pero reiteró que no se obligará a nadie a inmunizarse.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario