La Comisión de Debates Presidenciales de Estados Unidos implementará cambios al formato de dichos eventos tras el «desastroso y caótico» encuentro de anoche entre el presidente Donald Trump y Joe Biden.

El debate «demostró la necesidad de añadir estructuras al formato de los siguientes debates a fin de garantizar una discusión más ordenada de los temas», anunció la comisión este miércoles.

El moderador Chris Wallace tuvo enormes dificultades para controlar el debate, que tuvo lugar en Cleveland, debido a las frecuentes interrupciones, principalmente de Trump.

Una posibilidad que se está discutiendo es darle al moderador la capacidad de cerrar el micrófono de uno de los participantes mientras su oponente está hablando, según una persona con conocimientos en el tema que habló con la condición del anonimato.

El próximo debate presidencial tendrá formato de asamblea pública y tendrá lugar el 15 de octubre en Miami.

Al respecto, Biden calificó este miércoles la actitud de su rival en el debate presidencial de «vergüenza nacional», en referencia a las continuas interrupciones, que recibió varios llamados de atención del moderador.

«Quizás no debería decir esto, pero el presidente de Estados Unidos se condujo de una forma que creo que fue una vergüenza nacional», dijo el demócrata durante un acto de campaña en Alliance, en Ohio, un estado clave para llegar a La Casa Blanca, donde Biden es favorito, según las encuestas.

«No sólo me atacó a mí y a mi familia. También atacó al moderador», dijo el exvicepresidente de Barack Obama.

Wallace, de Fox News, pidió un debate más ordenado, y en un momento mirando a Trump, dijo: «El país estaría mejor servido si permitiéramos que ambas personas hablen con menos interrupciones. Le estoy pidiendo, señor, que lo haga».

«Pídeselo a él también», respondió el presidente. «Bueno, francamente, usted ha interrumpido más que él», replicó Wallace.

Biden también se refirió a la polémica luego que Trump se negara a condenar a los grupos supremacistas blancos y enviara un mensaje de aliento al grupo Proud Boys, una formación de extrema derecha fundada en 2016 y que está vinculada a varios episodios de violencia contra manifestantes antirracistas.

Adicional, Biden dijo que los estadounidenses no se quedarían de brazos cruzados si el presidente Donald Trump pierde y se niega a retirarse, un día después de que el mandatario volvió a negarse a decir si aceptaría los resultados de las elecciones del 3 de noviembre.

«El presidente se retirará. El pueblo estadounidense no lo tolerará. Ninguna agencia toleraría que eso suceda», sostuvo el candidato demócrata.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario