El exgobernador de Chihuahua, César Duarte, acusado de desvío de dinero y actos de corrupción, tendrá este viernes en Florida su primera audiencia en una corte estadounidense tras su arresto este ayer en Miami.

La Oficina del Alguacil de los Estados Unidos (Office of the United States Marshal), informó este jueves que la audiencia se realizará a través de video, debido a la pandemia de Covid-19, y estará presidida por la jueza Lauren F. Louis, del Distrito Sur de Florida.

El expediente judicial del caso señala que «Duarte ha sido acusado de malversación agravada y conspiración agravada, según la información proporcionada por el Gobierno de México».

Investigaciones periodísticas apuntan a que César Duarte ingresó a Estados Unidos el 28 de noviembre de 2016, con una visa de turista, que expiró seis meses después.

El expediente añade que «hay razones para creer» que Duarte estaba el pasado 2 de abril en un rancho de Torrance, Nuevo México, según información que proporcionó a las autoridades «una fuente confidencial» familiarizada con el caso.

La noticia del arresto de Duarte coincidió este miércoles con la reunión en La Casa Blanca de los presidente Donald Trump y  Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«Duarte, con la asistencia de funcionarios de su administración y de otras (personas), malversó fondos estatales en beneficio propio y de sus asociados», detalla la demanda de 9 páginas.

Precisa que el 8 de octubre de 2019, la jueza María Alejandra Ramos Durán, en Chihuahua, había emitido una orden de arresto contra el exgobernador.

Y es que las autoridades mexicanas detectaron irregularidades «significativas» en los programas de subsidios y préstamos para productores de ganado y en una supuesta compra de bienes inmuebles para el estado.

Según la demanda, desde al menos junio de 2011 hasta noviembre de 2014, Chihuahua transfirió más de 6.4 millones de dólares a dos empresas en las que «Duarte era el accionista mayoritario». Se trata de la Unión Ganadera, División General Regional del Norte del Estado de Chihuahua y Financiera de la División del Norte, SA de CV, SOFOM, ENR.

Sobre la detención de Duarte, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral, afirmó que «no es un regalo ni un
favor» del país vecino sino parte de los tratados internacionales.

Corral precisó que desde que el gobierno estatal se recondujo, ya en la administración del presidente López Obrador, el proceso de extradición, pues con la anterior administración, la formulación de la extradición no fue hecha de manera correcta. Dijo que el tema se colocó en la agenda binacional y la Fiscalía estatal trabajó conjuntamente con la Fiscalía General de la República (FGR).

«Ha sido un proceso muy largo como para decir que se trata de un asunto que surgió como si se intercambiaran favores. Es el cumplimiento de un tratado no es un regalo, no es un favor de Estados Unidos», señaló Corral en videoconferencia.

Corral consideró que el proceso de extradición de César Duarte «había sido muy manoseado por la anterior administración» y recordó que Duarte «tuvo la protección hasta el último día del mandato del expresidente Enrique Peña Nieto, él fue quien le colocó un manto de protección e impunidad de la que gozó hasta ayer», día que fue detenido.

El gobernador afirmó que la detención y extradición de Duarte podría sentar un gran precedente, en la historia de México para dar un «combate efectivo a la corrupción».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario