Una jueza federal de Estados Unidos ordenó este martes mantener detenida sin posibilidad de fianza a Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien es acusada de narcotráfico.

Coronel, arrestada ayer en el estado de Virginia, en las afueras de Washington, podría enfrentar una pena mínima de 10 años de prisión y una máxima de cadena perpetua, además de una posible multa de 10 millones de dólares, si es declarada culpable del cargo criminal en su contra.

La jueza Robin Meriweather, del tribunal federal del Distrito de Columbia, explicó durante la primera audiencia sobre el caso, que Coronel siguió de forma remota desde una celda en el centro de detención donde se encuentra, que hay una denuncia penal en contra de Coronel por «conspiración para distribuir un kilogramo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, 1,000 kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas».

Se le señala de conspirar para la «importación ilegal a Estados Unidos» de esas drogas, además de que las autoridades estadounidenses la acusan de «ayudar e incentivar» las actividades del cártel de Sinaloa, que lideraba «El Chapo».

El fiscal estadounidense que lleva el caso, Anthony Nardozzi, pidió durante la audiencia que se mantuviera detenida a Coronel a la espera de su juicio y sin posibilidad de fianza, al considerar que existe un «riesgo grave de fuga». «La acusada tiene acceso a socios criminales que son miembros del cártel de Sinaloa, así como medios financieros que implican que presenta un riesgo grave de fuga. Además, no tiene ningún vínculo directo con la zona de Washington DC», donde se encuentra detenida, alegó Nardozzi.

Los abogados de Coronel accedieron a la petición de la Fiscalía, aunque se reservaron el derecho a presentar un paquete de fianza en el futuro; permanecerá en prisión hasta la próxima audiencia, la cual la jueza indicó que se programaría para dentro de dos semanas, aunque los abogados de Coronel respondieron que podrían necesitar más tiempo para prepararse, y sugirieron negociar con la Fiscalía para acordar una fecha aún por determinar.

La esposa del narcotraficante mexicana apenas habló durante la audiencia, más allá de responder con monosílabos a las preguntas de la jueza sobre su capacidad para seguir el proceso y conocer sus derechos, y únicamente confirmó al final: «Todo lo entendí muy bien, gracias».

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sugirió este martes que la detención de Emma Coronel podría estar relacionada con el juicio contra el exsecretario de Seguridad Genaro García Luna.

«Agreguen que está detenido el que era secretario de Seguridad durante el Gobierno de (Felipe) Calderón a causa de recibir sobornos del señor Guzmán Loera. A lo mejor por eso es la detención», expresó López Obrador cuestionado en su conferencia de prensa matutina.

El presidente mexicano planteó que las autoridades estadounidenses «quieren tener más información» de cómo funcionaban los presuntos sobornos que recibía Genaro García Luna, arrestado en diciembre de 2019 en Estados Unidos por presuntos vínculos con el Cartel de Sinaloa cuando fue responsable de la seguridad de México entre 2006 y 2012.

«Puede ser por eso (la detención de Coronel). Ojalá informen más los del Gobierno de Estados Unidos porque es un asunto que corresponde a ellos», dijo López Obrador. El mandatario aprovechó para asegurar que «un distintivo de los gobiernos neoliberales» fue «la asociación delictuosa entre autoridades y delincuencia».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario