Tag

Estados Unidos

Browsing

El gobierno del presidente Joe Biden anunció la primera cancelación de contratos iniciados por su predecesor, Donald Trump, para la construcción de un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dio por terminados dos contratos para la construcción de barreras en el sector de Laredo, Texas.

El mes pasado, el DHS publicó su plan para el uso de los fondos que el gobierno de Trump planificaba usar en la construcción de barreras físicas a lo largo de los 3,200 kilómetros de la frontera sur de su país.

En cumplimiento de sus promesas electorales, Trump tenía la intención de gastar unos 15,000 millones de dólares en la obra, y a fines de 2018, después de que declaró una emergencia en la frontera, transfirió a su proyecto más de 10,000 millones de dólares que el Congreso había aprobado para gastos militares.

El plan anunciado en junio por el DHS estableció las normas generales para las decisiones relacionadas con la construcción de barreras fronterizas y los contratos cuya cancelación se anunció hoy cubren casi 50 kilómetros de obras.

«La construcción no ha comenzado todavía en los dos proyectos en el sector Laredo, y no ha comenzado la adquisición de terrenos», indicó el DHS.

La agencia añadió que sigue revisando todos los otros proyectos de barreras fronterizas que se han dejado en pausa, y está en el proceso de determinar cuáles puedan ser necesarios para atender necesidades de la vida, la seguridad y el medioambiente.

«El gobierno sigue pidiendo al Congreso que cancele los fondos restantes para el muro y que, en cambio, otorgue fondos para medidas de protección fronteriza más inteligentes», puntualizó.

La administración del presidente Joe Biden anunció este jueves sanciones contra un funcionario y una entidad gubernamental de Cuba involucrados en abusos de derechos humanos cuando el gobierno tomó medidas severas contra las protestas en la Isla.

La Oficina para el Control de Activos en el Extranjero (OFAC) del Departamento del Tesoro incluyó a Álvaro López Miera, un militar y líder político cubano, y a la Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior, en la lista más reciente de sancionados.

El Tesoro dijo en un comunicado que López Miera «ha jugado un papel integral en la represión de las protestas en curso en Cuba».

El Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, encabezado por López Miera, y otros servicios de seguridad del gobierno cubano han atacado a manifestantes y detuvieron o desaparecieron a más de 100 en un intento por reprimir estas protestas, según el departamento estadounidense.

La Brigada Especial Nacional fue sancionada en enero por el gobierno del presidente Donald Trump, que también sancionó a todo el ministerio del Interior y a su titular Lázaro Alberto Álvarez Casas.

«Condeno inequívocamente las detenciones masivas y los juicios simulados que están sentenciando injustamente a prisión a quienes se atrevieron a hablar, en un esfuerzo por intimidar y amenazar con silenciar al pueblo cubano», dijo el presidente Biden en un comunicado. «El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica que todas las personas».

A principios de la semana, La Casa Blanca anunció a que Biden ordenó a su administración tomar varias medidas para aumentar la presión contra el régimen comunista luego de que miles de cubanos salieran a las calles de La Habana y otras ciudades en la Isla, para protestar por la escasez de comida y los precios elevados durante la crisis de coronavirus.

Biden aseguró que las sanciones impuestas este jueves son «solo el comienzo», y que seguirá aplicando restricciones por la «opresión del pueblo cubano».

«Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano», subrayó Biden. «Este es solo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba».

Las sanciones parecieron marcar un endurecimiento de la posición hacia la Isla de Biden, quien recordó una serie de medidas que su Administración está evaluando respecto a La Habana.

Entre ellas mencionó que están trabajando con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado «para proporcionar al pueblo cubano un acceso a internet que evada los esfuerzos de censura» del gobierno del país caribeño.

Además, apuntó que están revisando la política de remesas para «maximizar el apoyo al pueblo cubano» y aseguró que se han comprometido a reponer el personal en la Embajada estadounidense en La Habana.

Las fronteras terrestres de Estados Unidos con México y Canadá permanecerán cerradas a los viajes no esenciales hasta el próximo 21 de agosto, informó este miércoles el Departamento de Seguridad Nacional del gobierno de Joe Biden, a horas de que venciera el plazo de las restricciones actuales.

La extensión de 30 días se produjo después de que Canadá anunció el lunes que comenzará a permitir la entrada al país de visitantes estadounidenses completamente vacunados el 9 de agosto para viajes no esenciales

El plazo impuesto para mantener el cierre de la frontera entre México y Estados Unidos a viajes terrestres no esenciales vencía este miércoles 21 de julio, y llamó la atención que hasta esta mañana, no se había anunciado  la ampliación de las restricciones o en su caso, sobre la reapertura.

La última extensión impuesta por las autoridades estadounidenses en junio apuntaban a un mantenimiento de las restricciones hasta las 12:00 de este 21 de julio.

Recordemos que la frontera se cerró por primera vez el 21 de marzo de 2020 como parte de un plan bilateral para prevenir la propagación de la COVID-19 en la zona.

La medida prohíbe actividades no esenciales y sólo permite el cruce hacia territorio estadounidense desde México a ciudadanos o residentes permanentes de Estados Unidos.

Después de una larga espera, que se ha prolongado hasta 16 meses más, las autoridades estadounidenses y los empresarios en las zonas fronterizas han solicitado al gobierno del presidente, Joe Biden, que levante las restricciones para impulsar el comercio.

El canciller Marcelo Ebrard denunció este viernes en Naciones Unidas el sufrimiento causado por el embargo estadounidense sobre Cuba y otras «sanciones extremas» que pesan contra distintos países.

Ebrard, que participó en una reunión sobre el aumento de los ataques contra las organizaciones humanitarias, destacó la necesidad de proteger esas labores, pero subrayó que las cuestiones humanitarias también tienen que ver con cosas como la «inequidad en el acceso a las vacunas» contra la COVID-19 o las sanciones impuestas a algunos Estados.

En ese sentido, destacó en declaraciones a los periodistas que esos castigos pueden crear «graves situaciones de casi crisis humanitaria o de mucho sufrimiento humano» y que es algo que debe cambiar.

Preguntado sobre las protestas en Cuba, Ebrard opinó que cuando se aborda la situación en ese país el «bloqueo» estadounidense es «un elemento central que hay que tener en cuenta».

«Hoy en día las autoridades cubanas no pueden conseguir jeringas o no pueden conseguir medicamentos», denunció. «El bloqueo a ese y otros países donde se aplican sanciones extremas están provocando impactos graves en el sufrimiento y en las condiciones humanitarias que debemos todos respetar y buscar que en el ámbito internacional no haya esos impactos», recalcó.

Ebrard recordó que hay un «consenso mundial» en favor del levantamiento del embargo a Cuba, tal y como muestra año tras año la aprobación con abrumadora mayoría de las resoluciones de la Asamblea General de la ONU que así lo piden.

Cuestionado por el envío de un avión de la Fuerza Aérea mexicana a Cuba, el canciller explicó que el viaje se llevó a cabo para devolver a la isla a un grupo de aproximadamente 92 médicos y enfermeras que La Habana había enviado al país para ayudar con la pandemia.

«A Cuba le solicitamos ayuda para el envío de médicos y enfermeras cuanto tuvimos el pico de la pandemia. Hoy estamos en una circunstancia distinta, tenemos una situación mejor, porque ha avanzado mucho la vacunación en nuestro país», señaló.

Entre los meses de marzo y mayo, los mexicanos realizaron unos 905 mil 487 viajes a Estados Unidos para concretar su vacunación anticovid, reportó este jueves un estudio de una universidad privada en México.

Al presentar los avances del «Panorama Turístico 2021», el Centro de Investigación y Competitividad Turística de la Universidad Anáhuac, se señaló que esa cantidad de mexicanos generaron un gasto cercano a los 325 millones de dólares en el llamado turismo de vacunas en Estados Unidos.

Según el estudio, entre octubre de 2020 y febrero de 2021 el promedio de viajes de mexicanos a Estados Unidos fue de 122 mil 184, lo que proyectaba que en los tres meses siguientes se registrarán unos 368 mil 442, pero la cifra se disparó a más de 900 mil viajes.

En marzo se registraron 221 mil 610 viajes, en abril 300 mil 770 y en mayo 383 mil 107 para un total de 905 mil 487 traslados de mexicanos hacia la Unión Americana.

«Suena razonable y parece factible que estos viajeros hayan ido a Estados Unidos en razón de la vacunación, también por lo que hemos observado en las tarifas aéreas», explicó en la presentación de los avances el director del Centro, Francisco Madrid.

La cifra contrasta con los 614 mil 070 viajes acumulados entre octubre de 2020 y febrero de 2021.

Precisamente en marzo fue cuando varios estados de Estados Unidos, entre ellos Texas, permitieron la vacunación de extranjeros tras flexibilizar requisitos.

El pasado martes, ante la evidente tercera ola de contagios de COVID-19, el Gobierno de México insistió en que el avance de la vacunación en el país está frenando tanto las defunciones como los ingresos hospitalarios, y no anunció ninguna medida adicional de restricción social.

Este jueves, México reportó 12 mil 821 nuevos casos de la COVID-19 en las últimas 24 horas, el mayor incremento diario desde el 5 de febrero pasado cuando las autoridades reportaron 13 mil 051 contagios, cifra que confirma el tercer repunte de contagios en el país.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, cuestionó este viernes la preocupación del mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la crisis en la Isla tras las protestas del domingo pasado. Sostuvo que Washington ha fracasado en el empeño de destruir a Cuba.

Si Biden «tuviera sincera preocupación humanitaria por el pueblo cubano, podría eliminar las 243 medidas aplicadas por el presidente Donald Trump, incluidas las más de 50 impuestas cruelmente durante la pandemia, como primer paso para el cese del bloqueo», escribió Díaz-Canel en un hilo en Twitter.

Entre sus mensajes, se encuentra uno en el que sostiene que Estados Unidos ha fracasado en su empeño por destruir Cuba a pesar de que, para conseguirlo, «ha malgastado miles de millones de dólares».

El presidente cubano se refirió a las restricciones impuestas por Trump que incluyeron limitaciones a los viajes de estadounidenses a la isla, al envío de remesas y sanciones a empresas extranjeras con negocios en el país.

Ayer, Biden descartó la posibilidad de restablecer a corto plazo el envío de remesas a Cuba, restringida desde noviembre pasado por su predecesor Trump. En una rueda de prensa en Washington, Biden indicó que se evalúa el poder donar vacunas a Cuba ante la crisis sanitaria, uno de los detonantes de las manifestaciones del domingo.

Añadió que su gobierno también estudia si tiene «la capacidad tecnológica de restaurar» el acceso a internet móvil en Cuba, cortado desde hace cinco días.

Biden señaló contundentemente que Cuba es un «Estado fallido» que «reprime a sus ciudadanos».

Sobre dicha afirmación, Díaz-Canel indicó que un Estado fallido es aquel que para complacer a una minoría «reaccionaria y chantajista» es capaz de multiplicar el daño a 11 millones de seres humanos ignorando la voluntad de la mayoría de los cubanos, estadounidenses y la comunidad internacional.

Recordemos que miles de cubanos salieron a las calles el domingo pasado para protestar contra el gobierno al grito de «¡libertad!», en una jornada inédita que dejó decenas de detenidos y enfrentamientos después de que Díaz-Canel llamara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado «maleconazo» de agosto de 1994, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Las autoridades cubanas aún no han ofrecido datos oficiales sobre los detenidos y desaparecidos; sin embargo, organizaciones internacionales, activistas y listados que circulan en redes sociales hablan de cientos de personas.

Frente a los llamados de la comunidad internacional a que se libere a los detenidos, el gobernante cubano afirmó esta semana que los arrestados tendrían «garantías procesales» y «recibirán la aplicación de las leyes en su justa medida, sin abusos».

Rusia llamó hoy a Estados Unidos a levantar el bloqueo a Cuba, asegurando que será una medida que serviría para poner fin a las manifestaciones que han sacudido la Isla desde el fin de semana pasado.

«Si en Washington realmente están preocupados por la situación humanitaria en Cuba y quieren ayudar a los cubanos simples, hay que comenzar (…) por derogar el bloqueo, rechazado desde el principio por toda la comunidad internacional», indicó la diplomacia rusa.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, instó a Washington a asumir posiciones objetivas, poner fin a la hipocresía y las políticas de doble fondo. Exigió permitir a los cubanos, su gobierno y su pueblo solucionar los problemas y decidir su destino.

Zajárova señaló que lo único que deben hacer Estados Unidos y sus seguidores es no inmiscuirse en los asuntos de un Estado soberano.

Y es que miles de cubanos tomaron las calles el domingo para protestar contra el gobierno al grito de «¡libertad!» en una jornada inédita que se dejó un saldo de decenas de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente Miguel Díaz-Canel llamara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado «maleconazo» de agosto de 1994, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de cortes de electricidad.

Zajárova criticó las declaraciones oficiales de La Casa Blanca respecto a la situación en la Isla, que señalan al gobierno cubano de ser responsable de la inestabilidad que se vive.

«El cinismo especial de Washington radica en que llevó a cabo durante todo el tiempo de la existencia de la Cuba revolucionaria una estrategia de estrangulamiento del país, discriminación de su pueblo y destrucción de la economía», denunció.

La diplomática rusa recordó que el embargo económico de EUA contra Cuba se recrudeció con restricciones como la extraterritorial ley Helms-Burton (Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática) que criminalizó el comercio entre la isla y empresas de terceros países.

El gobierno de Estados Unidos emitió una alerta de viaje para México debido al aumento de la violencia e inseguridad, así como por el repunte de los contagios de COVID-19 en gran parte del país.

En un comunicado emitido por el Departamento de Estado, el gobierno federal recomendó a sus ciudadanos «reconsiderar sus planes de viaje a México» por un aumento de los contagios y el «riesgo a ser víctimas de la delincuencia».

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades acompañaron la recomendación con un aviso de salud para viajes de nivel 3 debido a un alto nivel de propagación del coronavirus en México.

Y es que según los datos del gobierno de nuestro país, los estados con mayor cantidad de casos activos son Quintana Roo, Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Baja California, Nuevo León, Yucatán, Jalisco, Sonora, Tamaulipas y Guerrero.

Sin embargo, la alerta de viaje también pone especial interés en los posibles delitos violentos, como «homicidio, secuestro, robo de vehículos y hurtos, muy extendidos en el país».

En ese sentido, el gobierno de Estados Unidos señaló que tiene una capacidad limitada para brindar servicios de emergencia a ciudadanos estadounidenses en muchas áreas de nuestro país. Recordó que los viajes de empleados del gobierno a ciertas áreas están prohibidos o restringidos.

En particular, el Departamento de Estado ha pedido a los ciudadanos no acudir a estados como Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas debido a los altos índices de delitos y secuestros.

Recomendaron reconsiderar los viajes a Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nayarit, Sonora y Zacatecas, debido a la inseguridad, especialmente al delito de secuestros.

Para los estados como Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Hidalgo, CDMX, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz por el aumento de la delincuencia.

Solo para dos estados: Campeche y Yucatán, se recomienda tomar las precauciones habituales de un viaje.

La primera dama estadounidense Jill Biden asistirá a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos en Tokio, anunció este martes La Casa Blanca.

La visita de la primera dama se dará a pesar de que la ciudad ha entrado nuevamente en estado de emergencia debido al aumento de casos de coronavirus.

Será la primera visita al exterior de Biden en calidad de primera dama, y lo hará a solas, ya que el presidente Joe Biden no asistirá. La ceremonia está prevista para el 23 de julio.

Los Biden encabezaron la delegación de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de invierno de 2010 en Vancouver, Canadá.

Debido al estado de emergencia, los juegos de este año se realizarán sin la presencia de público.

Japón, un aliado crucial de Estados Unidos, ha registrado avances notables en su campaña de vacunación contra el COVID-19, pero ésta ha perdido impulso debido a la escasez de vacunas.

Jill Biden recibió la vacuna en enero, antes de la juramentación de su esposo.

La secretaria de prensa de La Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a la prensa que un equipo fue a Tokio para evaluar la factibilidad de la visita. La semana pasada, dijo que a pesar del aumento de casos, el presidente apoya la participación de los deportistas estadounidenses en las competencias.

«Tenemos conocimiento de los preparativos cuidadosos, incluidas las medidas de salud pública necesarias para proteger a deportistas, personal y espectadores, que han emprendido el gobierno y el Comité Olímpico Internacional, y por eso, como dijimos, apoyamos el desarrollo de los juegos», dijo Psaki.

Aunque ha dicho en reiteradas ocasiones que la política exterior de la 4T es no intervención en asuntos de otros países, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este martes en que se debe acabar con el bloquea económico a Cuba.

«Consideramos que no debe haber bloqueo», apuntó el presidente en su conferencia matutina. Incluso tachó de «interesante» que en Naciones Unidas la «inmensa mayoría» de países vota contra el bloqueo, pero que haya naciones que «pesan» y que vetan el fin del bloqueo.

«Quienes se oponen a que se quite el bloqueo deberían de reflexionar sobre eso. Porque no se debe aislar a nadie. No se debe cercar a nadie. Tiene que haber libertad plena y no se debe actuar de esa forma. Diría que es violatorio de los derechos humanos», apuntó AMLO.

López Obrador dijo que si no hay sesgo político, intervencionista, se debe ayudar a Cuba, siempre y cuando ellos lo soliciten, para así respetar al gobierno de la Isla.

Indicó que todos están obligados a ayudar al pueblo cubano, especialmente si se sufre de carencia alimentaria y en el sector salud, subrayó. «No queremos jugar un rol protagónico en nada. Solo actuar cuando es necesario y para ayudar y siempre buscando el diálogo y la no confrontación», agregó.

En tanto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), de la que México ostenta la presidenta ‘pro tempore’, ya habló con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, con el fin de ver qué es lo que se puede hacer o qué es lo que sería más necesario para apoyar desde el punto de vista humanitario.

A raíz de las declaraciones del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, sobre que Estados Unidos está detrás de las protestas que se han suscitado en los últimos días, AMLO dijo no tener «información» sobre ello. Por su parte el gobierno de Estados Unidos negó estar detrás de las protestas.

López Obrador se lanzó una vez más contra Artículo 19, quien a pesar de que lucha por la libertad de expresión, recibe apoyo de agencias estadounidenses; incluso cuestionó sobre cómo la organización ha abordado el tema de las movilizaciones en Cuba.

Recordemos que miles de cubanos tomaron las calles el domingo pasado para protestar contra el gobierno al grito de «¡libertad!» en una jornada inédita que dejó un salo de decenas de detenidos y enfrentamientos después de que Díaz-Canel llamara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado «maleconazo» de agosto de 1994, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria.

La representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, aseguraron esta tarde que manifestaron al gobierno de nuestro país sus preocupaciones sobre la política energética que sigue.

Dichos planteamientos se hicieron durante la visita de ambas funcionarias a la Ciudad de México, por el primer aniversario de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

«Con respecto a las políticas energéticas que vemos que se discuten y prevén en el gobierno de López Obrador, las estamos observando muy de cerca», dijo la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai. «Estamos planteando nuestras preocupaciones (…), exploraremos vías para abordar nuestras preocupaciones», añadió Tai en conferencia de prensa.

Y es que desde que asumió el poder, en diciembre de 2018, López Obrador se ha empeñado en reforzar el papel del Estado en el sector energético, lo que ha generado choques entre el gobierno y el sector empresarial.

En mayo pasado, un juez suspendió la aplicación de la ley nacional de hidrocarburos, indicando que podría afectar la «competencia y la libre concurrencia» en la industria.

En marzo pasado, el mismo magistrado había suspendido indefinidamente la ley de la industria eléctrica que buscaba dar prioridad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la generación de energía en sus plantas, sin importar el costo y la tecnología.

López Obrador argumenta que las reformas son necesarias para evitar que los precios de la energía aumenten.

Las tres funcionarias revisaron igualmente el tema laboral. Washington ha invocado en dos ocasiones los mecanismos de disputa del tratado de libre comercio para pedir a México investigar violaciones de derechos sindicales en el sector automotor, especialmente en una planta de General Motors.

En una declaración conjunta, los tres países reafirmaron su compromiso con las cadenas de suministro y la competitividad económica de América del Norte, que han generado un crecimiento económico significativo y beneficios para la gente, las empresas y los trabajadores en los tres países.

Aseguraron que el T-MEC ha fortalecido la competitividad de la región y la ha reforzado como el bloque económico más dinámico del mundo. El tratado reemplazó en julio de 2020 al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), vigente desde hacía casi 25 años.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que interpondrá una demanda colectiva contra Facebook, Google y Twitter y sus consejeros delegados para hacerlos «rendir cuentas» por lo que considera un ataque a su «libertad de expresión».

En una rueda de prensa, Trump dijo que buscará probar la ilegalidad del veto de sus cuentas de redes sociales, pero también defender la Primera Enmienda de la Constitución y que las «Big Tech» dejen de «silenciar», y de poner en una lista negra a diversos estadounidenses.

Recordemos que las cuentas de Trump en Facebook y Twitter permanecen suspendidas tras el asalto de simpatizantes del magnate al Capitolio el pasado 6 de enero, algo que ha calificado desde entonces de «censura» y «abuso».

El exmandatario iniciará en el estado de Florida la demanda, apoyada por el America First Policy Institute, que agrupa a políticos de su línea ideológica y exmiembros de su gabinete, y dijo que en su equipo legal contará con abogados que han defendido a empresas tabaqueras.

«El caso probará que esto es ilegal, inconstitucional y completamente antiestadounidense», dijo Trump, quien señaló que buscará la «restitución» y compensación por los daños «punitivos» por parte de los gigantes de las redes sociales, a quienes tachó de «agentes del gobierno».

«Vamos a hacer rendir cuentas a las ‘Big Tech’ y será la primera de numerosas demandas. Vamos a ser líderes y cambiar el país. Será una batalla crucial en defensa de la Primera Enmienda y estoy seguro de que obtendremos la victoria para Estados Unidos, para la libertad y la libertad de expresión», dijo.

El magnate invitó a unirse a la demanda a personas contrarias a su ideología, incluidos demócratas, bajo el argumento de que las grandes tecnológicas se han aliado con el gobierno para decidir qué es desinformación, y que dentro de unos años podrían ser ellos las víctimas.

En su intervención se rodeó de varias personas agraviadas por suspensiones de sus cuentas y de figuras como Pam Bondi, exfiscal del Distrito Sur de Florida, que forma parte del equipo litigador.

Bondi defendió que las redes sociales no deberían estar protegidas por la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, creada para proteger a los niños de la explotación ‘online’, y que permite a las compañías tecnológicas moderar los contenidos en sus plataformas y, a la vez, las blinda ante consecuencias por el material publicado por usuarios.

México y Estados Unidos acordaron avanzar en estrategias para fortalecer y ampliar los mecanismos de inteligencia, especialmente en el área financiera, así como para reducir la violencia y el tráfico ilícito de armas.

Durante un encuentro binacional ocurrido la tarde de ayer en la Ciudad de México, autoridades de nuestro país se reunieron con funcionarios del FBI en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El encuentro binacional se llevó a cabo dos semanas después de la visita que realizó a la capital el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas.

«El objeto de la reunión fue estrechar el trabajo para enfrentar conjuntamente los retos en materia de seguridad, específicamente los relacionados con la colaboración ente México y el Buró Federal de Investigaciones», señaló la cancillería en un comunicado.

Durante el encuentro se analizaron estrategias para reducir la violencia y combatir el tráfico ilícito de armas, iniciativas que son promovidas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Las autoridades de ambos países coincidieron en avanzar en una estrategia que le dé prioridad y fortalezca los mecanismos de inteligencia, especialmente la financiera.

«El objetivo es fortalecer la cooperación bilateral, pero desde una visión de salud pública e inteligencia financiera, que deje atrás las políticas punitivas características de la Iniciativa Mérida», refiere el comunicado.

La delegación mexicana estuvo integrada por Roberto Velasco, jefe de unidad para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública; Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, entre otros. En representación del gobierno estadounidense estuvieron presentes Amanda Liskamm, fiscal general interina adjunta; Calvin Shivers, subdirector del FBI, y John Creamer, encargado de negocios en la embajada de Estados Unidos.

Para este jueves está prevista una reunión de trabajo entre autoridades mexicanas y funcionarios de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Estados Unidos, México y Canadá celebraron este miércoles el primer aniversario del nuevo tratado comercial, el T-MEC, al que calificaron como un «poderoso motor» de la recuperación económica y la mejora de la competitividad regional.

Así se expresaron las tres secretarias o ministras encargadas del área comercial en una conferencia virtual organizada por el centro de estudios Wilson de Washington con motivo del primer año en vigor del acuerdo.

Recordemos que el T-MEC entró en vigor el 01 de julio de 2020, después de unas complejas negociaciones que se prolongaron durante varios años.

Para atestiguar la entrada en vigor del tratado, el presidente López Obrador viajó a Estados Unidos para participar en un evento en La Casa Blanca, junto al entonces presidente Donald Trump. Dicha visita ocasioné múltiples críticas, pues se dio en el marco de la elección presidencial en dicho país.

«Debemos celebrar el renovado compromiso entre los tres países para mejorar los estándares comerciales, y mejorar la competitividad regional», dijo Katherine Tai, representante de Comercio Exterior del gobierno de los Estados Unidos.

Tai destacó el «amplio respaldo» logrado en el Congreso para la modernización de un acuerdo que había sido diseñado en 1993; destacó el «refuerzo» en las normas laborales y protección medioambiental.

Por su parte, la secretaria de Economía del gobierno mexicano, Tatiana Clouthier Carrillo, destacó que el acuerdo es un «poderoso motor» para la recuperación económica de los tres países en medio de los retos que trajo consigo la pandemia.

El nuevo acuerdo incluye varios cambios importantes, especialmente los apartados dedicados a la economía digital y la protección medioambiental y de trabajadores, en un flujo comercial entre los tres países que asciende a un valor de más de 1.2 billones de dólares anuales.

Los dos son los encargados de hacerle frente a los grandes problemas de salud de sus países. Anthony Fauci lleva trabajando en el sector público de la salud de Estados Unidos desde hace 50 años. Hugo López-Gatell trabajó en el sector público primero en 1998 pero ha estado entre el público y el privado hasta 2018 que fue nombrado Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de esa secretaría.

Tienen trabajos similares pero Fauci y López-Gatell no podrían ser más distintos. Ambos enfrentan ataques de la opinión pública y de los medios, pero por distintas razones. En el caso de Fauci, lo atacan quienes creen que el doctor neoyorkino es uno de los principales responsables de la derrota de Trump en el 2020. Según esta visión Fauci volvió demasiado grande el tema de la COVID-19 cuando no era para tanto. Aún cuando más de 600 mil estadounidenses han muerto por el virus, hay amenazas de muerte no solo hacia él, también para su esposa e hijas.

A López-Gatell le llaman Dr. Muerte por la cantidad de personas que han fallecido no solamente por COVID, también debido al desabasto de medicinas y tratamientos oncológicos. En este último problema, López-Gatell tuvo el mal tino de llamar esta semana golpistas a los que ruegan por medicinas para salvar las vidas de sus hijos. Una muestra clarísima de como para él va primero la ideología y después la ciencia. Ya ayer, después de que AMLO reconoció el desabasto, López-Gatell trató de matizar sus dichos pero ¿cómo puedes matizar ante una declaración así, absolutamente insensible?

En el caso de las muertes por COVID-19, además de que rebasamos desde el año pasado el escenario catastrófico que había vaticinado López-Gatell de 65 mil muertes – ya vamos oficialmente en 232 mil fallecidos aunque los expertos apuntan a que estamos más cerca de 600 mil – el flamante subsecretario ha destacado por politizar el manejo de la pandemia.

Y ahí radica la principal diferencia entre Fauci y López-Gatell.

A ambos se le critica sus posturas para enfrentar la pandemia y que han dado mensajes contradictorios pero las razones para hacerlo son diametralmente distintas.

Fauci explica en una entrevista que dio para el podcast Sway del New York Times este fin de semana que a principios del 2020 su mensaje era no utilizar cubrebocas. Esta postura ha cambiado hacia la súplica a que sea utilizado. Cuánto más tiempo en lugares públicos, mejor. ¿Por qué el viraje? le preguntó la reportera Kara Swisher, y la respuesta de Fauci es que la ciencia funciona con la información disponible en cada momento. A principios de la pandemia no se sabía tan claro como ahora que la COVID19 se contagiaba principalmente por aire y en ese momento no había la producción de cubrebocas suficiente como para que todos los estadounidenses fueran a acapararlos sin generar un desabasto para la comunidad médica que los necesitaba con mayor urgencia. Sus virajes en las recomendaciones han sido sustentados por la información científica disponible cada momento, no por temas políticos.

En el caso de Hugo López-Gatell, aún cuando la OMS ha recomendado el uso de cubrebocas, el subsecretario se ha negado a hacer lo mismo. No ha rectificado ni en su postura hacia el cubrebocas, ni en la importancia de las pruebas y el rastreo de contactos. La razón para ello, habiendo tanta información disponible que sustente ambas recomendaciones, ha sido política. A su jefe, el presidente López Obrador, no le parece útil el uso del cubrebocas. De hecho, se niega a utilizarlo. Y por ello, López-Gatell no lo recomienda.

En Estados Unidos el encargado de lidiar con la pandemia es un científico que ha tenido que lidiar con un presidente, Donald Trump, que quiso politizar la salud. En México tenemos a un ex médico que ha decidido priorizar la política con consecuencias catastróficas para la salud del país.

 

Columna completa en EL UNIVERSAL

Decenas de incendios en la costa oeste de Estados Unidos, en los estados de California, Oregón y Washington, han crecido durante las últimas horas debido a la intensa ola de calor que azota esa región del país, en la que se han llegado a registrar temperaturas cercanas a los 50 grados.

Según datos de este martes del Departamento de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal Fire, los bomberos en el estado se encuentran luchando contra las llamas de tres «grandes incendios» y otra decena de fuegos menores, que han quemado en conjunto más de 6,300 hectáreas.

El más grande en California en estos momentos, que ha quemado unas 5,400 hectáreas hasta el momento, se encuentra en el condado de Siskiyou, cerca de la frontera con Oregón.

Las llamas del «Incendio de Lava», como lo han bautizado las autoridades, han provocado la evacuación de más de 10,000 residentes por miedo a que lleguen a las zonas residenciales cercanas y, hasta ahora, las tareas de contención han logrado retener el 20% de este incendio.

Y es que una ola de calor sin precedentes azota el noroeste de Estados Unidos y el suroeste de Canadá, causando temperaturas récord en ciudades como Seattle y Portland, Oregón. Las autoridades han advertido que dicha ola de calor se movió tierra adentro este martes.

Una compañía de electricidad en Spokane, Washington, advirtió que habrá más apagones intencionales en medio de la fuerte demanda de energía para los sistemas de aire acondicionado. Esas temperaturas son extraordinarias en una región más conocida por la lluvia y donde en junio la temperatura promedio no llega a 25 grados.

El calor obligó a cerrar escuelas y negocios desde ayer, incluso lugares como piscinas al aire libre y tiendas de helados donde la gente usualmente se refugia del calor. Los sitios de vacunación para el COVID-19 tampoco abrieron.

Se esperaba que el calor, que trajo a Seattle y Portland dos días consecutivos de temperaturas superiores a los 37.7 grados, amaine en esas ciudades, pero en Spokane, lejos de la costa, el calor casi seguramente será mayor que el lunes, cuando la ciudad empató su récord de 40.6 grados. Las temperaturas en otras comunidades del oriente de Washington y Oregón pudieran llegar a 45.6 grados.

Seattle llegó a 42 grados ayer por la tarde, muy por encima del récord histórico registrado el domingo, de 40 grados. Portland, Oregón, registró 46.6 grados.