El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espríu, indicó que de acuerdo con las investigaciones, el 13 de diciembre del año pasado, 11 días antes del accidente aéreo donde perdieron la vida la gobernadora de Puebla, su esposo y tres personas más, el helicóptero ya presentaba fallas.

Al presentar el informe final sobre el accidente, el funcionario federal comentó que la empresa operadora Servicios Aéreos del Altiplano continúo con la operación del helicóptero a pesar de las fallas presentadas, por lo que habría violado la normatividad.

De acuerdo con el informe, las fallas que se detectaron en la aeronave donde viajaban Martha Érika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, fueron en uno de los actuadores lineales que mueven las aspas del motor principal.

Indicó que tras concluirse las investigaciones, se descartó alguna falla en el motor, sabotaje o explosión. «El helicóptero debía estar en tierra. No debía volar», precisó.

Adicional, mencionó que las investigaciones arrojaron que antes del impacto «no hubo desprendimiento alguno del helicóptero, ninguna de sus piezas se desprendió».

Con esto, la causa probable del accidente  fue la pérdida de control del helicóptero. «La causa probable del accidente fue la pérdida del control del helicóptero debido a un alabeo repentino hacia la izquierda, que no fue recuperado por el piloto al mando, provocando que el helicóptero se invirtiera en vuelo e impactara con esa configuración contra el terreno”, explicó Jiménez Espriú al participar en la conferencia matutina del presidente López Obrador.

Se mostró un correo electrónico que el taller Rotor Flight Services envió al Taller Precision Accesories & Instruments, en el que se informaba que  «el actuador que nos repararon, me lo está  reportando mantenimiento que está fallando, por lo que van a bajarlo de la máquina, aquí quiero saber para aplicar la garantía y poder proceder con la misma, ya que si sería un poco urgente por que la máquina tiene vuelos comprometidos y no podemos parar».

Jiménez Espriú indicó que las carpetas de la investigación serán remitidas a la Fiscalía General de la República (FGR), ante aparentes causas constitutivas de delito. Adelantó que se iniciarán auditorías técnicas y administrativas integrales a la empresa Servicios Aéreo del Altiplano, S.A de C.V., dueña del helicóptero accidentado, y al taller de mantenimiento Rotor Flight Service, S. de R.L. de C.V., que era la encargada del mantenimiento de la aeronave.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario