El del PAN, Marko Cortés, afirmó que el objetivo de la denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República  (FGR) sobre lo ocurrido en Culiacán, Sinaloa, es que quede claro que se cometió una ilegalidad y que haya un compromiso de que no se vuelva a repetir, que nadie esté por encima de la ley, ni el gobierno ni los criminales.

«Si se trata de salvar vidas, la decisión fue incorrecta, salvar vidas es darnos seguridad, es darnos certidumbre, y hoy lo que ha hecho el Presidente con esta decisión, es exponer la vida de todos los mexicanos porque hoy el criminal sabe que el escudo de protección somos los civiles», explicó el dirigente panista.

Cortés Mendoza aseguró que con la actuación del gobierno federal sobre este caso se manda un mensaje muy peligroso y los criminales le pueden tomar la medida al gobierno, porque ya saben qué hacer para no ser aprehendidos: amenazar a los civiles.

Sobre los responsables del operativo en Culiacán, Marko Cortés insistió en lo dicho por el actual Presidente en 2015 con motivo de la fuga de Joaquín «El Chapo» Guzmán, «que al menos tenía que renunciar el Gabinete de Seguridad, y que, si no ocurría, se entendería un acuerdo al más alto nivel del gobierno».

«Dice el gobierno que en los gobiernos anteriores había cementerios por los muertos, hay que recordarle que todavía no lleva ni un año y que hoy hay más muertos en este año que en lo de los anteriores gobiernos, hoy hay el mayor cementerio en la historia de México en un solo año esto es inaceptable y debemos decirlo con claridad», aclaró.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario