El número de muertes confirmadas por COVID-19 en 2022 a nivel mundial superaron el millón, según dio a conocer este jueves el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La cifra real, sin embargo, es probablemente mucho mayor, ya que aunque en 2021 se registraron más de 3.5 millones de muertes por COVID-19 en todo el mundo, muchos países, entre ellos España, ya no hacen un seguimiento ni notifican los casos y las muertes con la misma precisión.

«Cruzamos el trágico hito de 1 millón de muertes reportadas por COVID-19 en lo que va del año. No podemos decir que estamos aprendiendo a vivir con la COVID-19 cuando sólo este año han muerto 1 millón de personas, cuando tenemos todas las herramientas necesarias para prevenir estas muertes», lamentó Tedros en rueda de prensa.

A la par se informó que el número de muertes por coronavirus reportadas en el mundo bajó 15% la pasada semana, mientras que las nuevas infecciones disminuyeron 9%.

En su reporte semanal más reciente sobre la pandemia de COVID-19, la OMS dijo que hubo 5.3 millones de casos nuevos y más de 14,000 muertes la semana pasada.

Aunque el número de nuevas infecciones bajó en todas las regiones del mundo, a excepción del Pacífico occidental, las muertes subieron más de 183% en África, pero cayeron casi un tercio en Europa y 15% en las Américas, aunque volvieron a insistir en que las cifras están severamente subestimadas pues muchos países han suspendido sus pruebas y protocolos de monitoreo, lo que significa que se detectan menos casos.

La agencia dijo que la variante predominante del coronavirus es la subvariante de Ómicron BA.5, que representa más de 70% de las secuencias del virus compartidas con la mayor base de datos globales de virus. Las variantes Ómicron representan el 99% de todas las secuencias reportadas el mes pasado.

Esta semana, Pfizer pidió a los reguladores federales en Estados Unidos que autoricen su combinación de vacunas de COVID-19 que añade protección contra las nuevas versiones de ómicron, BA.4 y BA.5, un paso crucial para iniciar una nueva campaña de refuerzos.

La biotecnológica alemana BioNTech, quien desarrolla junto a Pfizer la vacuna, garantizó hoy un rápido suministro de su nueva fórmula, adaptada a la variante ómicron. En declaraciones a «Spiegel», el cofundador de BioNTech, Ugur Şahin, expresó su confianza en que la aprobación llegue la semana que entra, de manera que la vacuna adaptada podría estar disponible unos pocos días más tarde.

Finalmente, la OMS dijo hoy que los casos de viruela del mono bajaron la semana pasada a nivel mundial, con la clara excepción del continente americano, donde siguieron aumentando.

Los casos confirmados en laboratorio se elevan a 41,664 en 96 países y se han reportado doce muertes.

Después de cuatro semanas consecutivas de incremento en el número de contagios, la última semana registró 21% menos de nuevos casos registrados, que totalizaron 5,907.

«Esta reducción podría reflejar las primeras señales de una disminución de casos en Europa, lo que todavía debe ser confirmado», indica el informe epidemiológico semanal de la OMS dedicado al brote de viruela del mono. Y es que recordemos que este brote empezó en Europa en mayo.

Estados Unidos es ahora el país con el mayor número de casos acumulados, seguido de España, Brasil, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá, Países Bajos, Perú y Portugal, en este orden. Irán e Indonesia reportaron su primer caso cada uno la semana pasada.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario