Tag

VACUNA

Browsing

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna anticovid Convidecia, producida por la farmacéutica china CanSino, tercera del gigante asiático que logra el visto bueno del organismo, tras las desarrolladas por Sinovac y Sinoharm.

La vacuna es la primera contra la COVID que la OMS aprueba este año, y se incorpora a una cada vez más larga lista que ya incluía anteriormente a las manufacturadas por Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Bharat Biotech, Novavax, además de las chinas Sinovac y Sinopharm.

La vacuna de CanSino se basa en un adenovirus modíficado, y es junto a la de Johnson & Johnson la única de la lista de la OMS para la que es suficiente una única dosis para su primera pauta completa.

En los análisis en laboratorio ha mostrado una eficacia del 92% contra el desarrollo de formas graves de la enfermedad, aunque el porcentaje baja al 64% en cuanto a protección contra la infección sintomática.

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Otras vacunas que actualmente están en sus últimos trámites para ser aprobadas por la OMS son la desarrollada por la farmacéutica francesa Sanofi o la de la también china Clover Biopharmaceuticals.

En cuanto al proceso de aprobación de la vacuna rusa Sputnik V, éste parece estar detenido debido a la falta de determinados datos de los análisis en laboratorio, pese a haber sido una de las primeras de las que se anunciaron resultados positivos en pacientes, a finales de 2020.

El gobierno federal anunció este martes que vacunará de forma universal contra el COVID-19 a menores de edad, de 12 años en adelante.

Fue el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien informó que el registro para este grupo poblacional abrirá esta semana.

“Abrimos el registro para la vacunación universal de niñas y niños de 12 años en adelante. El registro estará abierto a partir del próximo jueves 28 de abril», indicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Y es que México, a diferencia de otros países de América, no ha inmunizado a niños contra el COVID-19, al reservar la vacuna para menores de edad con comorbilidades o adolescentes a partir de 14 años.

El país ha aplicado más de 199 millones de vacunas, con al menos 85.8 millones de personas con una dosis. Pero ante la negativa de inocular a los niños menos del 70% del total de 126 millones de habitantes están completamente vacunados.

«Se trata de que no solamente niñas y niños con comorbilidades, como lo hemos venido haciendo desde hace cuatro meses, sino también todas las niñas y niños sanos de 12 años en adelante, ya van a ser disponibles las vacunas para que las reciban”, añadió López-Gatell.

El subsecretario no detalló cuál fármaco recibirán los menores de edad, aunque la semana pasada había sugerido el uso de Pfizer, la china Sinovac o la cubana Adbala.

De ellas, solo Pfizer cuenta ya con la autorización para menores de edad de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pero el gobierno federal ha condicionado su uso a que las vacunas lleguen mediante el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Autoridades federales señalaron que México acumuló tres meses con indicadores mínimos en cuanto a la pandemia de COVID-19, lo que representa una reducción «muy marcada».

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, indicó que el descenso de la pandemia se refleja en el número de casos, las hospitalizaciones y las defunciones.

«Esta reducción (…) es ya muy marcada, ya tenemos cifras mínimas de actividad epidémica», explicó López-Gatell al intervenir en la conferencia de Palacio Nacional.

López-Gatell precisó que la ocupación hospitalaria es del 4%, mientras que las defunciones por la pandemia son de cuatro diarias, en promedio, en todo el país. «Hay entidades federativas (…) que han tenido días subsecuentes sin una sola defunción por COVID-19. Estamos ya en niveles mínimos», remarcó.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló que la reducción sostenida durante tres meses de la epidemia permitirá retomar el plan para consolidar el sistema de salud gratuito, de calidad y universal.

El objetivo, dijo, es crear un sistema de salud federalizado de primer orden con instalaciones de calidad, abasto de medicamentos, personal médico y especialistas todos los días a las 24 horas del día. Reiteró que las y los trabajadores del sector serán regularizados en sus condiciones laborales y no se reducirán salarios.

El mandatario aprovechó para exhortar a quienes no se han vacunado a que lo hagan en el Operativo ABRIL que comenzó la semana pasada en todo el país.

“Todavía es tiempo; a los que les falta una vacuna, a los que les faltan los refuerzos. Estamos en una campaña intensa de vacunación que queremos terminar a finales de este mes porque posteriormente ya vamos a tener las vacunas en centros de salud, en hospitales; ya no va a vacunarse a las personas visitándolas en sus casas, ni van a haber centros de vacunación especiales. (…) Se termina el Plan Nacional de Vacunación”, explicó.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, aclaró que México no contempla aplicar cuarta dosis de manera generalizada como parte de la política de vacunación, es decir, un segundo refuerzo del esquema primario, salvo en casos específicos como el personal de salud por su exposición al virus SARS-CoV-2 y en personas a la que se instruya mediante prescripción médica reforzar el esquema.

Fue en ese punto donde el funcionario planteó que la vacunación a niñas y niños de 5 a 11 años se realizará con la vacuna Pfizer diseñada para esas edades y, reveló que también se exploran vacunas disponibles como la cubana Abdala, para inmunizar a los menores.

“No solo es Pfizer, Cuba tiene una vacuna muy buena, la vacuna Abdala que ya la usa en su territorio, Cuba ha alcanzado cobertura arriba de 96% de toda su población, ellos incluyen niños desde los dos años de vida y podría ser una excelente opción”, dijo el subsecretario de Salud.

Sobre si el mecanismo COVAX entregará estas vacunas, dijo que no se ha puesto en oferta la vacuna específica que se necesita para 5 a 11 años, Explicó que es una vacuna de Pfizer, pero en otra formulación que la que se utiliza para los adultos, ya que es otro tipo de envasado.

Precisó que Pfizer informó al gobierno federal que podría entregar las vacunas para menores en el segundo trimestre del 2022, «obviamente después de la negociación de un contrato», añadió

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó este miércoles sobre el cierre masivo de vacunación que habrá en la capital este mes, y que iniciará a partir de la próxima semana.

Eduardo Clark, director de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) del Gobierno de la Ciudad de México, informó que a partir de la próxima semana se intensificarán los esfuerzos para cerrar abril con la vacunación, dado que hay un número importante de personas que no se han puesto el refuerzo.

«Estas últimas semanas de abril, en la Ciudad de México vamos a poder estar vacunando a cualquier persona que le falte la primera dosis, ya sea en adulto de 18 o más años o los jóvenes que ya estén dentro del Plan Nacional de Vacunación; también, cualquier persona que le falte la segunda dosis y haya transcurrido ya el tiempo mínimo, de acuerdo a la vacuna que se puso. Y, muy importante, cualquier persona que desee refuerzo y hayan pasado o estén por cumplirse cuatro meses de su última dosis; es decir, las personas… principalmente orientado a las personas que no se han puesto el refuerzo, aquí incluye a cualquier adulto mayor, personal de Salud, personal educativo, cualquier persona que su última dosis haya sido hace, por lo menos, cuatro meses», dijo el funcionario.

Indicó que esta jornada se dará gracias a que la CDMX recibió un cargamento bastante importante de la vacuna AstraZeneca, con la que se inmunizará a todo quien lo desee.

Detalló que se están flexibilizando las reglas de vacunación, pues podrá aplicarse la vacuna cualquier persona, no necesariamente residente de la capital. «Es decir, estaremos aplicándole la vacuna a cualquier persona, independientemente de su lugar de residencia, independientemente de si se puso la vacuna en la ciudad, fuera de la ciudad, fuera del país, a cualquier persona que lo desee».

En esta flexibilización, indicó que no se tiene que presentar ninguna documentación para ponerse el refuerzo: se estará actuando bajo un principio de buena fe.

Se vacunará con dos mecanismos: primero, 4 Macro Sedes grandes que estarán operando, primero de este martes 19 al sábado 23 y luego del lunes 25 al sábado 30, en cuatro Macro Sedes: la Sala de Armas, el CENCIS de la Marina, la “Voca 7” en Iztapalapa y el Centro Cultural “Jaime Torres Bodet” en la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Adicional, se estará vacunando a partir del día lunes en 187 Unidades de Salud de Primer Nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social; del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado, del ISSSTE; y, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

Tampoco serpa necesario contar con una cita; es decir, se podrá acudir en los horarios que mejor le queden a la población, dentro de los horarios de operación y días en los que esté operando la Unidad de Vacunación.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El regulador de medicamentos en Estados Unidos autorizó este martes una nueva vacuna de refuerzo contra el COVID-19 para las personas de 50 años en adelante, un paso para ofrecer protección adicional para los más vulnerables en caso de que el coronavirus cobre fuerza de nuevo.

La decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) abre el acceso a una cuarta dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna para ese grupo etario al menos cuatro meses después de su refuerzo previo.

La FDA ya había autorizado una segunda dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer para ciertas personas inmunodeprimidas mayores de 12 años, y la vacuna de Moderna para una población similar mayor de 18 años.

Horas después del anuncio de la FDA, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron la dosis adicional como una opción, pero se abstuvieron de pedir a las personas elegibles que acudan a recibirla.

La nueva expansión, independiente de la salud de la persona, permite una dosis adicional para millones de personas en Estados Unidos.

El jefe de vacunas de la FDA, Peter Marks, dijo que toda persona elegible para el primer refuerzo que no lo haya recibido necesita hacerlo. Pero el segundo refuerzo es solamente para esos grupos en alto riesgo porque «la evidencia actual indica cierta reducción de la protección» para ellos.

La decisión se produce en momentos de gran incertidumbre. Los casos de coronavirus han caído a niveles bajos luego del aumento en el invierno causado por la contagiosa variante Ómicron. Dos dosis de la vacuna y un refuerzo aún proveen una fuerte protección contra síntomas severos y muerte, muestran los datos de los CDC.

Pero una nueva variante está causando un aumento preocupante de las infecciones en Europa, y se está diseminando en Estados Unidos, en momentos en que las vacunaciones se han estancado.

Unas dos terceras partes de las personas en Estados Unidos están vacunadas y la mitad de aquellas elegibles para un primer refuerzo no lo habían recibido.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han apostado por el uso de dosis de refuerzo como una herramienta, cada vez más fiable, para hacer frente a nuevos brotes, especialmente en aquellos puntos del país donde más se están relajando las medidas de seguridad, como el uso de mascarilla o el teletrabajo.

Las autoridades del gobierno de la Ciudad de México informó este viernes que a partir del próximo lunes comenzará la aplicación de la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a jóvenes entre 18 y 29 años de edad.

Adelantaron que al corte del día de ayer, en la Ciudad de México hay 7.8 millones de personas con, al menos, una dosis de la vacuna; 7.3 millones de personas tienen esquema completo de vacunación, lo que representa al 97% de las personas de 15 y más años que residen en la ciudad. Además, el 56% de las personas de la ciudad cuentan ya con su dosis de refuerzo.

El gobierno capitalino indicó que  ayer se superaron las 19 millones de dosis aplicadas en la capital.Detallaron que a partir de este próximo lunes 21 de febrero, comenzará la aplicación de la dosis de refuerzo para las personas de 18 a 29 años de edad; y se ajustará, como se ha venido haciendo hasta ahora, a un calendario por primera letra del apellido; iniciará el lunes con las letras A y B, hasta el día sábado 26, con las letras S a la Z.«Cada una de las personas que tiene esquema completo de la vacuna contra el COVID-19 de este grupo de edad va a recibir el día sábado, un mensaje de texto con la Unidad Vacunadora, el día y la hora de cita; vamos a mandar mensajes a cerca de 1.3 millones de personas que completaron su esquema en este grupo de edad», detalló Eduardo Clark, director de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).Las personas que se vacunarán la próxima semana deben haber completado su esquema de vacunación antes del 29 de octubre del 2021; es decir, que hayan pasado cuatro meses desde la segunda dosis reibida.

Las dosis se aplicarán en las mismas 10 Sedes de Vacunación: Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”; en el Campo Marte; en la Sala de Armas; en la Magdalena Mixiuhca; en el Palacio de los Deportes; en la Voca 7; el CENCIS de la Marina; en el Instituto Nacional de Medicina Genómica; en el Estadio Olímpico Universitario; la Unidad Habitacional Militar “El Vergel y, la Deportiva “Villa Milpa Alta”.Se aplicarán dos vacunas, dependiendo de la sede: AstraZeneca y Sputnik. Con esto se indicó que el 26 de febrero concluirán con la aplicación de todos los refuerzos para personas de 18 años y más en la Ciudad de México.

Estados Unidos registró ayer más de un millón de nuevos casos de COVID-19, un récord desde el inicio de la pandemia, según el recuento independiente realizado por la Universidad Johns Hopkins.

En concreto, se reportaron un millón 082 mil 549 nuevos casos, aunque se ha advertido que la cifra puede estar distorsionada y podría ser incluso mayor, debido al retraso en la entrega de datos debido al fin de semana y las fiesta de fin de año.

La media de siete jornadas de casos diarios de la Johns Hopkins, que elimina oscilaciones, se ubicó en 480.273 contagios diarios.

Este repunte se enmarca en la expansión de la variante Ómicron de COVID-19 en el país, que las autoridades consideran más contagiosa pero con casos menos graves.

En lo que respecta a la cifra de fallecidos, Estados Unidos ha registrado en la última semana una media de 1,200 al día.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han insistido en la importancia de la vacunación y urgen a los ciudadanos de más de 18 años a recibir las dosis de refuerzo disponibles. El 62% de la población del país ha recibido la pauta completa de vacunación, mientras que el 33% cuenta ya con la dosis de refuerzo.

Hoy, el presidente Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris, se reunirán con el equipo de asesores médicos de La Casa Blanca para analizar la situación en el arranque de año.

Recordemos que Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del mundo con más de 825,000 muertos desde el inicio de la pandemia a comienzos de 2020.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 CovovaxTM, elaborada por el Instituto Serológico de la India con licencia del laboratorio estadounidense Novavax.

Se trata de la primera vacuna de subunidades (diseñada a partir de componentes del virus) autorizada por la OMS, y se une a una lista que ya incluía las fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, Sinopharm y Bharat Biotech.

La OMS recordó que la vacuna de Novavax requiere dos dosis, y que puede almacenarse a temperaturas de refrigeración normales (2-8 grados).

Recordemos que está actualmente siendo analizada para su aprobación por la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA).

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Como en los casos anteriores, un grupo de asesores técnicos de la OMS examinó los estándares de calidad, eficacia y seguridad de la vacuna.

Los estudios preliminares en laboratorios indican que dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech quizá no den protección suficiente contra la variante Ómicron del coronavirus, pero tres dosis son capaces de neutralizarlo.

Las firmas farmacéuticas, en un comunicado divulgado hoy, señalaron que un grupo de pacientes que había recibido dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 mostraron una eficacia contra la variante Ómicron 25 veces menor que contra el virus en su variante anterior.

Eso «indica que dos dosis de la vacuna BNTA162B2 pueden no ser suficientes para proteger contra la infección con la variante ómicron», señaló el comunicado.

Pero los datos preliminares señalan asimismo que la protección mejora con una tercera dosis, afirmó el presidente de Pfizer, Albert Bourla.

Por su parte, Ugur Sahin, presidente de BioNTech, declaró que los primeros datos indican que una tercera dosis podría ofrecer un nivel suficiente de protección contra la enfermedad en cualquier grado de gravedad causada por la variante Ómicron.

La variante Ómicron fue detectada en Sudáfrica hace diez días, y las numerosas mutaciones que presenta la hacen altamente contagiosa. Falta saber su nivel de gravedad respecto a la variante que domina de forma abrumadora la transmisión del coronavirus, la Delta.

Pfizer y BioNTech esperan tener lista de aquí a marzo una vacuna más adaptada a esta nueva alteración del virus.

Ayer, el Instituto de Investigaciones Sanitarias en frica (AHRI), un organismo sudafricano que lanzó uno de los primeros estudios sobre la resistencia de la nueva variante ante las vacunas existentes, adelantó que la variante Ómicron «escapa en parte a la inmunidad que otorga la vacuna Pfizer».

El gobierno federal anunció que este martes arranca a nivel nacional la aplicación de la dosis de refuerzo contra el COVID-19 a todos los adultos mayores de 60 años, a quienes se les aplicará AstraZeneca independientemente del tipo de vacuna que hayan recibido en las dosis iniciales.

«Las personas de 60 años y más serán revacunadas con una dosis adicional, no es un segundo esquema es solo una dosis adicional. Lo que utilizaremos es la vacuna de AstraZeneca para todos los casos», detalló el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente, el funcionario anunció que el programa de dosis de refuerzo arranca hoy en seis de los 32 estados del país: Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán.

López-Gatell avisó que para recibir la dosis de refuerzo tienen que haber pasado al menos seis meses de la última vacuna, un requisito que cumplen casi todos los mayores de 60 años del país, según dijo.

El encargado de la estrategia de vacunación defendió que la dosis adicional «puede ser con otras vacunas» a las ya recibidas, por eso se aplicará a todos una dosis de AstraZeneca sin importar que su esquema fuera con Pfizer, CanSino, Sputnik V, Sinovac, Moderna o Johnson & Johnson.

Descartó por ahora «refuerzos en forma generalizada» a toda la población. «Los refuerzos deben enfocarse en los grupos de población más vulnerables, por ejemplo personas adultas mayores o que padecen enfermedades inmunodepresoras», afirmó.

Luego de que se detallara la nueva fase de la estrategia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibió su dosis de refuerzo de AstraZeneca, con lo que se manera oficial arrancó la jornada. Además, se procedió a vacunar a algunos miembros del gabinete que estaban presentes en la conferencia y que cumplían con los requisitos. entre los que destacó la titular de la Secretaría de Seguridad, el titular de Salud, el secretario de Marina y el titular de la Guardia Nacional.

Por su parte el gobierno de la Ciudad de México informó que inició este martes la aplicación de la vacuna de refuerzo, jornada que se extenderá hasta el próximo domingo 12 de diciembre.Fue el director general de Gobierno Digital de la Agencia de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark quien explicó que se tiene estimado aplicar 59 mil 922 dosis de AstraZeneca durante los seis días de la jornada de inmunización. La aplicación será para las personas de 60 y más años, pertenecientes a la alcaldía Tlalpan.

«De parte del gobierno de la Ciudad y también de parte del Plan Nacional de Vacunación, y todos los que integramos este esfuerzo, estamos convencidos de la importancia de este refuerzo y en particular, debido a la entrada de la temporada invernal y por eso, llamamos a que todas las personas que están siendo citadas a su refuerzo puedan acudir», dijo el funcionario.

Un comité asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomendó este viernes de manera unánime una dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y de Moderna para todos los adultos del país.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP), un órgano independiente de los CDC, votó por once votos a favor y ninguno en contra a favor de esta recomendación.

La decisión tendrá que ser firmada ahora por la directora de los CDC, Rochelle Walensky, para que se haga efectiva de forma definitiva.

De esta manera, es posible que en las próximas horas todos los mayores de 18 años tengan acceso a la vacuna de refuerzo en Estados Unidos, aunque ACIP hizo especial hincapié en que todos los mayores de 50 deberían recibir la tercera dosis.

Dentro del proceso de aprobación de vacunas, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) había autorizado previamente este viernes para uso de emergencia la dosis de refuerzo de Pfizer y Moderna para los mayores de 18 años.

Hasta ahora, las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado el uso de esta tercera dosis para las personas mayores de 65 años, así como los adultos con problemas médicos o elevado riesgo de contraer la enfermedad.

A la espera de la decisión federal, varios estados del país habían permitido ya desde hace semanas la administración de estas dosis de refuerzo para la población adulta.

Recordemos que Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de covid-19 con más de 768.000 fallecidos desde el marzo de 2020.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizó este viernes las dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna contra la COVID-19 para todos los adultos del país.

La autorización para uso de emergencia de esta tercera dosis en la población mayor de 18 años solo necesita ahora la luz verde de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para que estén disponibles de manera general.

Hasta ahora, las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado el uso de esta tercera dosis para las personas mayores de 65 años, así como los adultos con problemas médicos o elevado riesgo de contraer la enfermedad.

Recordemos que el panel independiente que asesora a la FDA inicialmente votó en contra de tener refuerzos disponibles para todos, exigiendo criterios más estrechos para su suministro.

En su momento, Pfizer dijo que la eficacia de la vacuna contra la enfermedad sintomática se restauró al 95.6% cuando se administró un refuerzo en el marco de una prueba en la que participaron 10,000 personas mayores de 16 años.

Para reforzar sus argumentos, la farmacéutica puso el ejemplo de Israel, que luchó contra la aparición de la variante Delta con una campaña de refuerzo a nivel nacional.

Además, esta semana las autoridades sanitarias de Reino Unido publicaron un informe sobre personas mayores de 50 años que refiere la eficacia de la vacuna después de un refuerzo aumentó más allá del nivel de protección en las dos primeras dosis en su punto máximo.

Si bien las personas que se infectan mientras están completamente vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse lo suficiente como para ir de gravedad al hospital o morir, nuevos datos de Minnesota muestran que «las muertes entre los vacunados no son cero».

Actualmente, son de alrededor de uno por cada 100,000 por semana, en comparación con alrededor de 14 por cada 100,000 entre los no vacunados. Las personas con mayor riesgo de morir por COVID-19 después de la vacunación son las personas de edad avanzada e inmunodeprimidas, como las personas con cáncer o trasplantes de órganos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses recuerdan que actualmente, la gran mayoría de los casos hospitalizados y las muertes son de personas no vacunadas.

La semana pasada, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, condenó el hecho de que los países ricos están suministrando diariamente seis veces más dosis de vacunas que las dosis primarias aplicadas en los países de bajos ingresos.

«Sería realmente lamentable si hacemos todo este arduo trabajo de vacunación y luego nos encontramos retrocediendo una vez más, debido a una variante emergente en alguna otra parte del mundo», sentenció Gounder.

La farmacéutica israelí Oramed anunció hoy un acuerdo con Genomma Lab en México para la producción y comercialización en América Latina de su vacuna contra el COVID-19 vía oral, llamada Oravax y que se encuentra aún en la primera fase de ensayos clínicos.

En base a este acuerdo, la empresa mexicana aportará recursos para el desarrollo de la vacuna y contribuirá en cuestiones «clínicas, regulatorias y comerciales en México», según un comunicado conjunto difundido hoy por ambas compañías.

Además, se prevé que Genomma Lab se encargue también de la distribución, no solo en México sino en toda América Latina, aunque la vacuna recién comenzará las primera de tres fases de pruebas clínicas el mes que viene, en Sudáfrica.

«La combinación ganadora de la ciencia de vanguardia de Oravax y la excepcional red de ventas y distribución de Genomma en México y América Latina, así como su experiencia regulatoria local, da como resultado un proyecto poderoso», señaló Nadav Kidrón, director ejecutivo de Oramed.

Por su parte, Rodrigo Herrera, presidente de Genomma Lab, se mostró entusiasmado en poder «llevar esta solución revolucionaria» a un mercado de vacunas de aproximadamente 662 millones de latinoamericanos.

Oravax es una versión oral de dosis única de una vacuna prospectiva que se está desarrollando en asociación con Premas Biotech, con sede en la India, y en marzo se anunció que había generado anticuerpos con éxito en cerdos.

Se espera que la píldora sea adecuada como una simple vacunación inicial, ya que no será necesario almacenarla a bajas temperaturas y eliminará la necesidad de que los profesionales administren inyecciones.

Además, Oramed, fundada en Jerusalén en 2006, espera que esta vacuna oral funcione también como dosis de refuerzo para personas ya inoculadas y confía en que presente menos efectos secundarios que las vacunas existentes.

Un panel asesor de Estados Unidos discutirá este viernes la posibilidad de ampliar la elegibilidad para la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a todos los adultos.

Algunas ciudades y estados ya permiten que todos los adultos reciban la dosis de refuerzo de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por Pfizer, pero aún no es una política oficial federal. Durante la última semana, California, Nuevo México, Arkansas, Virginia Occidental y Colorado ampliaron la elegibilidad para incluir a todos los adultos. La ciudad de Nueva York adoptó una medida similar.

La semana pasada, Pfizer pidió a los reguladores estadounidenses que permitieran que las dosis de refuerzo de su vacuna contra COVID-19 sean administradas a cualquier persona mayor de 18 años. Se tiene previsto que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) apruebe la solicitud de Pfizer antes de que el panel asesor se reúna esta semana.

El último paso, la recomendación oficial de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), podría producirse poco después de la reunión.

La medida ampliaría considerablemente la elegibilidad. Actualmente, las dosis de refuerzo son recomendadas para personas que recibieron su segunda dosis de Pfizer o de Moderna hace al menos seis meses, si son mayores de 65 años o si corren un mayor riesgo de presentar síntomas graves de COVID-19 debido a problemas de salud preexistentes o por su trabajo o condiciones de vida.

Los refuerzos también son recomendados para la gente que recibió la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson hace al menos dos meses.

Las autoridades han dicho que aunque las tres vacunas utilizadas en Estados Unidos siguen ofreciendo una fuerte protección contra los síntomas graves del COVID-19 y la muerte, la efectividad de la vacuna ante una infección leve puede disminuir con el paso del tiempo.

Pfizer ha presentado resultados preliminares de un estudio sobre la dosis de refuerzo que incluyó a 10,000 personas para sustentar su argumento de que es momento de ampliar la campaña de refuerzos. El estudio encontró que una dosis de refuerzo podría restablecer la protección contra la infección sintomática en un 95%, incluso cuando la propagación variante Delta estaba aumentando. Los efectos secundarios eran parecidos a los que se observaron con las primeras dos dosis de la vacuna de la farmacéutica.

Decenas de millones de estadounidenses que trabajan en compañías de 100 o más empleados tendrán que vacunarse contra el COVID-19 a más tardar el 4 de enero o someterse semanalmente a pruebas del virus, esto de acuerdo a las nuevas reglas emitidas este jueves por el gobierno.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) dijo que las compañías que no cumplan con el mandato enfrentarían multas de casi 14,000 dólares.

Los nuevos requerimientos, anunciados inicialmente en septiembre por el presidente Joe Biden, serán aplicables a unos 84 millones de trabajadores en empresas medianas y grandes, aunque no está claro cuántos de esos empleados no están vacunados.

Se aplicarán reglas más estrictas a otros 17 millones de personas que trabajan en hogares de ancianos, hospitales y otras instalaciones que reciben fondos de los programas Medicaid y Medicare. Esos trabajadores no tendrán la opción de someterse a pruebas solamente y tendrán que ser vacunados.

Los trabajadores, sin embargo, podrán pedir exenciones por razones médicas o religiosas.

La publicación de las reglas sigue a semanas de revisión regulatoria y reuniones con grupos empresariales, sindicatos y otros. Las regulaciones forman la piedra angular de la gestión más activa de Biden hasta ahora para combatir la diseminación del coronavirus.

OSHA redactó las reglas bajo una autoridad de emergencia para proteger a los trabajadores de un peligro inminente. Altos funcionarios del gobierno dijeron que las reglas previenen conflictos con leyes u órdenes estatales, como aquellas que prohíben que los empleadores requieran vacunaciones, pruebas o el uso de mascarillas.

El requerimiento iba a entrar en vigor el 8 de diciembre, pero el gobierno dijo este jueves que será aplazado hasta el 4 de enero para coincidir con los requerimientos a otras empresas grandes y proveedores de atención médica.

Los trabajadores tendrán que recibir dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna o una dosis de la de Johnson & Johnson para ese día. Los trabajadores no vacunados deberán presentar un resultado negativo verificado al menos una vez a la semana y usar mascarillas en el trabajo.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizó este viernes el uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech para menores de entre 5 y 11 años.

La FDA dio a conocer su decisión tres días después de que un comité científico de ese organismo recomendara el uso de las dosis en los menores de ese grupo poblacional.

La agencia indicó en su página web que basó su autorización en la efectividad de esta vacuna, que es de un 90.7% para prevenir el COVID-19 entre los niños del citado grupo de edad y citó también un estudio que señala que «no se han detectado efectos secundarios graves».

La FDA autorizó dosis de tamaño infantil, que equivalen a sólo un tercio de la cantidad que se administra a los adolescentes y adultos, para uso de emergencia, con lo que hasta 28 millones más de niños estadounidenses podrían ser vacunados a partir de la próxima semana.

Pese a la autorización de la FDA, será el próximo martes cuando los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) harán recomendaciones más detalladas sobre cuáles jóvenes deben vacunarse. Se espera que la directora de la agencia tome una decisión final poco después.

Algunos países han empezado a utilizar otras vacunas contra el COVID-19 en niños menores de 12 años, como China, que acaba de empezar a vacunar a los niños de 3 años. Sin embargo, muchos de los que utilizan la vacuna fabricada por Pfizer/BioNTech están pendientes de la decisión de Estados Unidos; los reguladores europeos apenas empezaron a considerar las dosis de tamaño infantil de las empresas.

Con la acción de la FDA, Pfizer planea comenzar a enviar millones de viales de la vacuna pediátrica, con tapas naranjas para evitar confusiones con las dosis con tapa púrpura para todos los demás, a los consultorios médicos, farmacias y otros lugares de vacunación. Los niños recibirían dos dosis con tres semanas de diferencia.

Aunque los niños corren menos riesgo de sufrir enfermedades graves o de morir a causa del COVID-19 que las personas mayores, los niños de 5 a 11 años se han visto gravemente afectados, con más de 8,300 hospitalizaciones en Estados Unidos, un tercio de las cuales ha necesitado cuidados intensivos, y casi 100 muertes desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, según la FDA.