Tag

VACUNA

Browsing

Kirill Dmítriev, director del Fondo Ruso de Inversión Directa, organismo que financió el desarrollo de Sputnik V y responsable de su fabricación y distribución global, informó que se encuentran en pláticas con diversos productores en México para explorar la posibilidad de producir la vacuna en nuestro país.

«Estamos en conversaciones con diversos productores en México, y vemos que en México se han desarrollado empresas farmacéuticas y estamos hablando con ellas», declaró a la prensa.

Y aunque hasta ahora no se ha revelado ninguna de los firmas con las que hay acuerdos para la producción de la vacuna fuera de Rusia, indicó que las empresas que participarían en la producción de la vacuna se darán a conocer el próximo mes, con la apuesta de que la elaboración de Sputnik V comience en el mes de junio. En dicho anuncio se espera aparezca alguna empresa mexicana.

Sobre el tema, el diario El Universal reportó este viernes que el embajador de Rusia en nuestro país, Víktor Koronelli, confirmó que el gobierno ruso está dispuesto a discutir la posibilidad de producir la vacuna Sputnik V aquí.

Incluso reveló que ha recibido cartas de diversos gobiernos estatales en la que le manifestar su intención de adquirir la vacuna Sputnik V contra el Covid-19. Y aunque ha ofrecido ponerlos en contacto con el Fondo Ruso de Inversión Directa, encargado del tema, les ha advertido que primero se deberá cumplir con los compromisos ya establecidos con el gobierno federal, quien  adquirió 24 millones de dosis para inmunizar a 12 millones de personas.

Sobre la producción de la Sputnik V en el mundo, este viernes se anunció que el laboratorio argentino Richmond firmó un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa para producir la vacuna.

El memorándum fue suscrito en Moscú por Tagir Sitdekov, en representación del RDIF, y Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond.

Recordemos que fue la Sputnik V la primera vacuna que Argentina adquirió para suministrar a la población, tras un acuerdo con el gobierno ruso. Además de hacer de Argentina polo de fabricación y distribución de la vacuna a otros países, el acuerdo implicaría que se puedan adquirir dosis más rápido para el propio país austral.

Dmitriev ha explicado que actualmente alrededor de 20 compañías del mundo están trabajando en la producción de la vacuna Sputnik V.

La vacuna contra el Covid-19 de la firma Johnson & Johnson, que se administra en una sola dosis, es efectiva contra los cuadros severos de la enfermedad, dijo este miércoles la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Esta evaluación se emitió a días de que se reúna una comisión independiente de la FDA para votar la autorización de la vacuna.

El coordinador de respuesta al coronavirus de La Casa Blanca, Jeff Zients, indicó que en caso de que se obtenga, Johnson & Johnson entregará entre tres a cuatro millones de dosis la próxima semana.

La FDA señaló que la vacuna ofrece protección, incluso frente a las cepas sudafricana y brasileña, y que en los ensayos clínicos en Estados Unidos mostró una eficacia contra los casos severos de 85.9%, con una tasa de 81.7% en Sudáfrica y de 87.6% en Brasil.

Si se analizan los datos totales, la vacuna es efectiva en un 85.4% frente a las formas severas de Covid-19, aunque su protección cae al 66.1% frente a los cuadros más moderados de la infección.

Considerado los distintos grupos demográficos, no se encontraron diferencias significativas respecto a edad, raza o en personas que tienen enfermedades subyacentes.

En general la vacuna fue bien tolerada y no hay reportes de reacciones alérgicas severas, como se han registrado en casos raros con las dosis de Pfizer y de Moderna.

El siguiente paso es una reunión este viernes de una comisión independiente de la FDA para analizar los resultados, que permitirán a las autoridades dar la autorización de uso de emergencia de este compuesto.

Si la vacuna de Johnson & Johnson es aprobada se convertiría en la tercera farmacéutica en recibir el visto bueno del regulador estadounidense para su uso en el país, después de de Pfizer/BioNTech y de Moderna.

La FDA estudió de forma independiente los resultados de los ensayos clínicos hechos a 40,000 personas en varios países. «Los análisis sostienen que hay un perfil de seguridad favorable, sin que haya inquietudes específicas sobre la seguridad que puedan impedir que se emita una autorización de uso de emergencia».

Según La Casa Blanca, Johnson & Johnson tiene como objetivo entregar un total de 20 millones de dosis para finales de marzo.

Hasta ahora 65 millones de personas han recibido al menos una dosis de las vacunas de Pfizer o de Moderna en Estados Unidos, pero a diferencia de esas, la vacuna de Johnson & Johnson tiene la ventaja de que requiere una sola dosis y puede ser almacenada en un refrigerador y no en un congelador.

Hay indicios, en base a datos preliminares, de que la vacuna puede ser efectiva frente a las infecciones asintomáticas.

La vacuna de «J&J» usa un vector viral debilitado para crear inmunidad, en este caso un adenovirus que provoca la gripe común, que fue modificado para que no se pueda replicar y para que lleve consigo una proteína clave del coronavirus. Esta tecnología por vector es la misma utilizada por las vacunas de AstraZeneca-Oxford y por la rusa Sputnik V.

El canciller Marcelo Ebrard confirmó este jueves que el primer cargamento de vacunas Sputnik V en contra del Covid-19, llegarán a nuestro país este fin de semana, según le reiteró su contraparte rusa, Sergei Lavrov, con quien sostuvo una llamada telefónica este día.

Ebrard hizo el anuncio a través de su cuenta de Twitter, aunque no precisó el número de dosis que llegarán en el primero envío del fármaco ruso a nuestro país. Autoridades federales han informado que se firmó un contrato de compra por 24 millones de dosis de la Sputnik V.

Ebrard aseguró que el próximo envío da «seguimiento a la llamada» que mantuvieron los presidentes Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Vladimir Putin, a finales de enero, justo cuando el mandatario mexicano comenzaba el aislamiento por su contagio de Covid-19.

Por su parte la Embajada de Rusia en México confirmó la conversación entre Ebrard y Lavrov, en la que dijo se abordaron temas de cooperación bilateral. «Los cancilleres discutieron el estado actual de las relaciones bilaterales y las posibilidades de intensificar la cooperación entre Rusia».

Recordemos que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó el pasado 2 de febrero el uso de la vacuna rusa en México después de una visita del subsecretario de Salud Hugo López-Gatell a Argentina, donde dio seguimiento a la aplicación de la Sputnik V.

El anuncio de la llegada del primer cargamento se da a la par de que Rusia admitiera que no tiene la capacidad para satisfacer la demanda internacional de la vacuna, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«La demanda de la vacuna rusa en el exterior es realmente alta. Es tan alta que supera considerablemente las capacidades productivas», indicó en declaraciones a la prensa..

El representante del presidente ruso señaló que la campaña de vacunación nacional es su prioridad absoluta. «Han sido movilizadas todas las capacidades de producción, que en primera instancia trabajan para el mercado interno», indicó el funcionario, quien reveló que se ha propuesto a otros países producir la vacuna rusa.

Reino Unido autorizó este miércoles el primer estudio mundial en el que se infectará a voluntarios sanos para analizar el comportamiento del coronavirus y acelerar así el desarrollo de vacunas y fármacos contra la COVID-19.

El ministro de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, Kwasi Kwarteng, explicó que estas pruebas clínicas, a las que el gobierno aporta 33.6 millones de libras, empezarán en las próximas semanas, tras haber recibido ya la aprobación del comité de ética.

Con este estudio, el país reafirma así su liderazgo en investigación durante la pandemia, pues en el país hay otras iniciativas como la realización por parte de la universidad de Oxford del primer estudio en niños sobre la eficacia de la vacuna que creó con la farmacéutica AstraZeneca.

El Reino Unido, uno de los lugares del mundo con más muertes por COVID-19 per cápita, lidera también la inoculación de primeras dosis de la vacuna, que ya han recibido 15 millones de personas de grupos prioritarios desde el pasado 8 de diciembre.

En el ensayo anunciado hoy, 90 candidatos de entre 18 y 30 años serán infectados con muestras del coronavirus en la nariz y luego pasarán catorce días supervisados en un hospital, para averiguar, en una primera fase, la cantidad mínima de virus requerida para que se produzca infección, lo que facilitará después probar vacunas y fármacos.

Estos jóvenes deberán someterse a varios análisis posteriores, por lo que recibirán una ayuda económica, que según la cadena BBC, sería de 4,500 libras al año.

Cuando se haya determinado el comportamiento del virus, la intención es, previa autorización de los reguladores, administrar vacunas consideradas seguras a un grupo de voluntarios a los que se infectará con el SARS-CoV-2, a fin de comprobar la reacción inmune y que esto sirva para afinar y acelerar los ensayos de los preparados a mayor escala.

La variante del virus con la que se infectará inicialmente a los voluntarios, que están ahora siendo reclutados, será la que circula en el Reino Unido desde marzo de 2020 y que se ha demostrado que es de bajo riesgo para adultos jóvenes sanos.

Trabajarán conjuntamente en estas pruebas clínicas la Unidad de Vacunación del Gobierno, el laboratorio especializado hVIVO, la universidad Imperial College London y la fundación de sanidad pública Royal Free London.

El Gobierno dice que consultará en todo momento con el servicio nacional de salud (NHS) para asegurar que el estudio no afecta a su capacidad para tratar a los pacientes hospitalizados durante la pandemia.

Los estudios donde se infecta a personas sanas, en lugar de esperar a que se contagien de forma natural, como se ha hecho hasta ahora en el desarrollo de las vacunas anticovid, se usan ya para la generación de vacunas y tratamientos contra enfermedades como la malaria, fiebre tifoidea, resfriado común, gripe o norovirus.

Sin embargo, en este caso se planteaba un dilema ético añadido, dado que la COVID-19 es una enfermedad para la que no hay cura y cuyos efectos a largo plazo se desconocen.

En el comunicado, Kwarteng afirma que los ensayos, que se harán bajo estricta supervisión médica, son necesarios para «agilizar el conocimiento de los científicos sobre cómo afecta el coronavirus», y, en última instancia, propiciarán «el rápido desarrollo de vacunas».

La empresa china CanSino Biologics Inc informó este miércoles que su vacuna contra el COVID-19 fue aprobada en nuestro país para uso de emergencia en personas de 18 años o más.

Según lo informado en un comunicado, la autorización se dio ayer martes 9 de febrero. «La empresa mantendrá un estrecho seguimiento con otras agencias de supervisión y gestión relevantes», se lee en el comunicado del laboratorio.

La autorización por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien hasta ahora no se pronunciado al respecto, se da dos días después de que Pakistán anunciara que la vacuna de CanSinoBio mostró una eficacia del 65.7% en la prevención de casos sintomáticos y del 90.98% en la detención de la enfermedad grave.

Recordemos que México es uno de los países en que se está probando la vacuna, al grado que funcionarios de la administración federal participaron en su ensayo clínico de acuerdo con informes de la propia Secretaría de Relaciones Exteriores. Además, nuestro país tiene un acuerdo de compra con la empresa de 35 millones de dosis.

La vacuna de CanSino requiere una sola dosis, a diferencia de las fabricadas por Moderna, AstraZeneca y Pfizer.

La fórmula, que fue aprobada para su uso en el Ejército chino el año pasado, se ha administrado a por lo menos 40,000-50,000 personas y utiliza un virus del resfriado común modificado, conocido como adenovirus tipo-5 (Ad5), para transportar el material genético de la proteína del coronavirus al organismo.

Ayer, el canciller Marcelo Ebrard compartió en sus redes sociales un video de la visita que realizó a la planta de Drugmex en Querétaro, donde se envasará la vacuna china en nuestro país.

«De recibir la autorización, se espera recibir alrededor de ocho millones de dosis entre febrero y marzo para envasarse en Querétaro», explicó Ebrard en el video. Añadió que una vez que arribe a México la sustancia, se mantendrá en una cámara de refrigeración, de entre 2 y 8 grados, para que no se afecte el producto.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) celebró el registro de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

«Celebramos la decisión del organismo regulador de México de registrar la vacuna ‘Sputnik V’ e incluirla en la cartera nacional de vacunas de preparados de vacunación frente al coronavirus», dijo Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF.

Aseguró que el registro se llevó a cabo en el marco de una autorización de uso de emergencia sin ensayos clínicos adicionales en nuestro país; aún así, destacó que México se convirtió en el primer estado de América del Norte en registrar la vacuna Sputnik V.

México también se colocó como el decimoséptimo país en el mundo en aprobar el medicamento. La Sputnik V fue anteriormente aprobado en Rusia, Bielorrusia, Argentina, Bolivia, Serbia, Argelia, Palestina, Venezuela, Paraguay, Turkmenistán, Hungría, los Emiratos Árabes Unidos, Irán, la República de Guinea, Túnez y Armenia.

Dmitriev añadió que la asociación entre Rusia y México, ayudará a salvar vidas y a proteger a la población gracias a una de las mejores vacunas del mundo, cuya eficacia fue confirmada ayer por la prestigiada revista científica  The Lancet.

En los resultados publicados por The Lancet, se indica que la eficacia de la Sputnik V es del 91.6%, y proporciona una protección total frente a casos graves de enfermedad por coronavirus. La eficacia también aumenta en el caso de adultos mayores (91.8%).

El RDIF destacó que los desarrolladores de la Sputnik V colaboran con la compañía AstraZeneca para realizar ensayos clínicos conjuntos con el fin de aumentar la eficacia de la vacuna que producen junto a la Universidad de Oxford.

Entre las ventajas que tiene el fármaco ruso, es el hecho de su conservación, que requiere una temperatura de almacenamiento en un intervalo de 2 a 8 grados, lo que permite almacenarla en un refrigerador convencional sin necesidad de invertir en infraestructura adicional de cadena de frío. Otro punto es su costo, la Sputnik V tiene un precio de menos de 10 dólares por inyección, lo que la hace asequible para todo el mundo.

 

Foto: Twitter @sputnikvaccine

El Instituto Gamaleya en el cual se desarrolló la vacuna Sputnik V parece un mundo libre de COVID-19. La gente camina de un lado a otro, platica y se saluda, sin utilizar cubrebocas ni pensar en la sana distancia. Y es que sus casi mil 200 empleados ya han recibido esta vacuna desde el otoño del 2020. Esto incluye al principal científico encargado de su desarrollo, Denis Luganov, a su esposa, hija y nieta.

Así relata Joshua Yaffa, el corresponsal en Moscú del semanario New Yorker, en un extraordinario reportaje en el que logra visitar el laboratorio y platicar con los desarrolladores de la vacuna…y también con los científicos fuera de Rusia que dudan de su seguridad y eficacia.

Sputnik V es ahora la vacuna por la cual apuesta el gobierno mexicano una vez que el suministro de otras vacunas parece haberse ¿estancado? ¿complicado? ¿nunca haberse bien concretado? No sabemos bien a bien qué ha pasado pero el caso es que no han llegado a México. Entre que Pfizer se retrasó con el suministro de vacunas en todo el mundo; Moderna está comprometida a entregar primero a Estados Unidos; CanSino no ha sido aprobada en ningún país fuera de China; y Novavax y Johnson & Johnson están en esas, la apuesta que ha señalado López Obrador desde su aislamiento es la Sputnik V. ¿Es esta vacuna un parteaguas científico o una apuesta nacionalista apresurada de Vladimir Putin?

La pregunta es más que válida. Sputnik V fue anunciada como vacuna exitosa por Vladimir Putin en agosto del 2020. Muy al estilo del presidente ruso, se hizo con bombo y platillo, pero sin dar a conocer los estudios clínicos necesarios y solo con la garantía de que la hija de Putin ya había sido inoculada. Putin, el mismo gobernante que ha sido acusado de envenenar a sus adversarios, ya sea dentro del país, como ocurrió con el líder opositor Alexéi Navalny, o fuera, como fue el caso de Sergei Skripal y su hija, pide que confíe el mundo en su vacuna.

No hay claridad ni siquiera de cuál hija de Putin recibió la Sputnik V. Se rumor que es Katerina Tikhonova, una mujer que dirige un instituto científico en la Universidad de Moscú. Pero eso no es todo en el mundo del rumor y la opacidad. Tikhonova se dice que es hija del presidente, pero ni en eso hay certeza.

En el Instituto Gamaleya fue en donde se desarrollaron vacunas contra el Ébola y MERS, pero éstas no fueron aprobadas por ningún regulador en el mundo. El éxito de su eficacia radica en los dichos del Instituto. Para cuando se aplicaron estudios de fase III de estas vacunas, ambas enfermedades ya estaban casi bajo control.

Así que con tanta incertidumbre, resulta positivo que la revista científica The Lancet haya dado a conocer su opinión sobre el estudio fase III de la Sputnik V. Lo que dice The Lancet es que en el estudio en el que participaron 20 mil rusos, se obtuvo un 91.6% de eficacia. Ahora la fase III se va a llevar a cabo en India y la EMA, que es el equivalente a la Cofepris de Europa, ha dicho que van a comenzar los estudios fase III en el viejo continente con 40 mil participantes para ver si la aprueban también.

También parece positivo que en el reportaje de Yaffa, al final nos cuenta que, habiendo platicado tanto con científicos que participaron en el desarrollo de la Sputnik V como con sus críticos, él decidió ponerse la vacuna.

Apostilla: Anoche la Cofepris aprobó el uso de emergencia de la Sputnik V. El gobierno dijo que ha comprado 24 millones de dosis. Esperemos que este anuncio sí convierta en realidad y no sea un juego más de la 4T con la esperanza de los mexicanos.

 

Columna completa en El Universal

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que es la instancia que regula el uso de medicamentos en el país, autorizó esta tarde el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19.

«Cofepris acaba de otorgar la autorización de uso de emergencia a la vacuna Sputnik V», dijo en la rueda de prensa vespertina de Palacio Nacional, Hugo López Gatell, subsecretario de Salud.

Recordemos que México espera recibir 24 millones de dosis de Sputnik V en las próximas semanas, según lo informado este martes por las autoridades federales.

El funcionario enfatizó que tras la aprobación ya «existe la posibilidad de que se importe y sea utilizada» y celebró tener «otra vacuna en el repertorio».

La autorización llega luego de que esta mañana la revista científica británica The Lancet, publicara los resultados de la fase III del fármaco, en los que se indica que la vacuna mostró una eficacia de 91.6% en promedio, llegando a 91.8% en personas adultas mayores de 60 años que participaron en el estudio.

Con la publicación de los resultados, que confirma la eficacia de la vacuna, se esperaba que la autorización de COFEPRIS llegara en cualquier momento, pues el expediente ya había sido revisado por el Comité de Moléculas Nuevas.

“En todos los casos, la normativa mexicana exige que todas las vacunas deben demostrar calidad, seguridad y eficacia. Ninguna podrá ser utilizada en el país si no cumple con esos requisitos”, aseguró López-Gatell en la conferencia matutina.

Explicó que ayer, el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, firmó el contrato de Sputnik V, el cual estipula que este mes llegarán al país 400,000 dosis, un millón más en marzo, 6 millones en abril y las restantes de las adquiridas en el mes de mayo.

La vacuna rusa causó críticas de especialistas y políticos de oposición, quienes acusaron al gobierno de irse por «la vacuna barata» sin aprobación de la comunidad internacional.

Sobre el calendario para arribo de dosis, el canciller Marce Ebrard informó que al terminar el primer cuatrimestre de 2021 se tendrán siete millones 749 mil 300 dosis de Pfizer/BioNTech; casi 15 millones en el segundo y 11 millones 401 mil 650 en el tercero.

Durante este año también se prevé el arribo de vacunas de otros laboratorios. Entre marzo y agosto, poco más de 77 millones de AstraZeneca; entre enero y septiembre, 35 millones de CanSino; de febrero a marzo, dos millones 30 mil del Instituto Serológico de la India, y de febrero a marzo, entre 1 millón 618 mil 200 y dos millones 733 mil dosis del mecanismo multilateral Covax.

“Esto nos daría un total de 174 millones de dosis para 104.6 millones de personas vacunadas; es decir, prácticamente ya toda la población tiene garantizada su vacuna», señaló.

El gobierno federal espera que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), autorice «en las próximas horas» el uso de emergencia de la vacuna rusa contra el COVID-19, Sputnik V.

Así lo indicó esta mañana el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, tras anunciar la firma de un acuerdo para formalizar su adquisición.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó la semana pasada que, tras una llamada telefónica con su homologo ruso, Vladimir Putin, acordó el envío de 24 millones de dosis del fármaco para aplicar a 12 millones de personas en el país.

«Seguramente en las próximas pocas horas se emitirá la autorización de uso de emergencia», estimó López-Gatell en rueda de prensa, tras anunciar que ayer el secretario de Salud, Jorge Alcocer, firmó el contrato de compra.

El subsecretario detalló que, para empezar, México espera recibir 400,000 dosis de la Sputnik V en febrero, un millón en marzo y seis millones en abril.

Ante las dudas surgidas en el país sobre la eficacia del fármaco, López-Gatell sostuvo que «la vacuna rusa Sputnik V es segura».

Y es que el anunció «coincidió» con que la publicación de los resultados de la última fase de su ensayo clínico en la revista médica internacional The Lancet, los cuales refieren que el producto ruso tuvo una eficacia del 91.6% en la prevención del desarrollo del COVID-19.

En la misma rueda de prensa, el canciller Marcelo Ebrard informó que el país latinoamericano acordó con el Instituto Serum, de India, la recepción de dos millones de vacunas de AstraZeneca contra el COVID-19 en febrero y marzo.

En la conferencia matutina, Ebrard Casaubón indicó que el gobierno federal expresó su «preocupación» a la Unión Europea (UE) por sus nuevas limitaciones a la exportación de vacunas de farmacéuticas localizadas en territorio europeo.

«El día viernes hablé con mi homólogo de la Unión Europea, que es Josep Borrell, para externarle la gran preocupación de México y de toda América Latina y el Caribe para que esta medida no se vaya a convertir en un obstáculo al envío de vacunas», reveló el canciller.

El reclamo de México ocurre ante el nuevo mecanismo que la UE activó este sábado para el control de las exportaciones de vacunas de covid-19 en Europa, que estará vigente hasta el 31 de marzo y afectará a laboratorios con los que la Comisión Europea firmó acuerdos de compra anticipada.

Y es que dicho mecanismo podría afectar a México, que recibe dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech que se fabrican en una planta en Bélgica. «Nos han asegurado que no será así, pero vamos a estar vigilantes de que efectivamente no nos restrinjan el acceso a las vacunas, sería contradictorio con la política que ha seguido la Unión Europea», declaró el canciller mexicano.

The Lancet, una de las revistas médicas más respetadas del mundo, publicó este martes los resultados intermedios del ensayo clínico de fase III de la vacuna rusa contra el Covid-19, Sputnik V, el cual confirma una «alta eficacia y seguridad» del fármaco.

En el análisis de eficacia del ensayo clínico, aleatorizado, de doble ciego y controlado por placebo, los datos de 19,866 voluntarios fueron incluidos (14,964 recibieron la vacuna y 4,902 el placebo), las dos dosis de Sputnik V, administradas con 21 días de diferencia, demostraron una eficacia del 91.6% contra el COVID-19.

El cálculo se basa en el análisis de 78 casos confirmados de COVID-19 identificados en el grupo de placebo (62 casos) y en el grupo que recibió la vacuna (16 casos). Sputnik V generó una sólida respuesta inmunitaria humoral y celular.

“La publicación de los datos, revisados por pares a nivel internacional, con los resultados de los ensayos clínicos del Sputnik V es un gran éxito en la batalla global contra la pandemia de COVID-19. La seguridad y la alta eficacia de la vacuna rusa se demuestran con los sólidos datos científicos presentados», dijo Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa, aseguró que los datos publicados por The Lancet demuestran no sólo que Sputnik V es la primera vacuna registrada del mundo, sino también una de las mejores, ya que protege completamente contra casos severos de COVID-19, de acuerdo con los datos que han sido compilados y revisados de forma independiente por la comunidad científica internacional.

Destacaron que la Sputnik V es una de las tres vacunas en el mundo con una eficacia superior al 90%, pero supera a éstas en términos de seguridad, facilidad de transporte, ya que almacena a una temperatura de +2 a +8 grados, y un precio más asequible. «Sputnik V es una vacuna para toda la humanidad ”.

Se enfatizó que incluso después de una sola dosis del régimen de refuerzo, la protección conferida contra la enfermedad fue del 87.6%; así, la Sputnik V es «más eficaz que las vacunas de AstraZeneca o Johnson & Johnson».

«Los resultados intermedios del ensayo clínico de fase 3 de la vacuna contra el COVID de vector adenoviral Sputnik V son bastante impresionantes. Esta vacuna parece ser muy eficaz e inmunogénica en todos los grupos de edad. Es claramente una buena noticia, ya que esta vacuna de formulación dual es comparativamente fácil de fabricar y desplegar en un contexto de escasez anticipada de vacunas a nivel mundial y de problemas logísticos en el despliegue de las vacunas recientemente autorizadas para uso de emergencia, las cuales son sensibles a la temperatura», dijo Cecil Czerkinsky, Director de Investigación, Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm), de Francia.

Según los resultados del estudio, se registraron 20 casos graves confirmados de COVID-19 en el grupo que recibió placebo, mientras que no se registró ninguno en el grupo al que fue aplicada la vacuna. Debido al tiempo necesario para generar la respuesta inmune, en la primera semana después de la vacunación no hubo diferencia significativa en la protección contra casos severos de COVID-19 entre los grupos de vacuna y placebo, mientras que en un período de 7 a 14 días la eficacia de la vacuna se elevó al 50%, al 74.1% en el período de 14 a 21 días y al 100% a partir del día 21, brindando una protección completa contra casos graves de coronavirus.

Se enfatiza que el estudio incluyó a 2,144 voluntarios mayores de 60 años, con edades máximas de 87 años (grupo vacunado) y 84 años (grupo de placebo), mostrando resultados de seguridad para los estratos de edad avanzada. La eficacia de la vacuna para las personas de edad avanzada fue del 91.8% y no difirió estadísticamente del grupo de 18 a 60 años, demostrando resultados de seguridad e inmunogenicidad.

La farmacéutica Johnson & Johnson informó este viernes que su vacuna de dosis única contra el COVID-19 presentó una eficacia general de 66% para evitar el contagio del coronavirus, en un ensayo clínico a gran escala que evaluó múltiples variantes del virus en tres continentes.

En el ensayo de casi 44,000 voluntarios, el nivel de protección ante síntomas moderados a severos de COVID-19 varió desde 72% en Estados Unidos, a 66% en América Latina y solo 57% en Sudáfrica, donde se ha detectado una mutación especialmente preocupante del coronavirus.

Los resultados se comparan con los datos establecidos por dos vacunas autorizadas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que tuvieron una efectividad de alrededor del 95% en la prevención de enfermedades sintomáticas en ensayos clave, cuando se administraron en dos dosis.

Sin embargo, esos ensayos se llevaron a cabo principalmente en Estados Unidos, antes de la propagación de las nuevas variantes que ahora son el centro de atención.

El objetivo principal del estudio de J&J fue la prevención del síntomas graves a moderados del COVID-19.

La vacuna tuvo una efectividad del 85% para detener la enfermedad grave y prevenir la hospitalización en todas las geografías y contra múltiples variantes 28 días después de la inmunización.

Ese nivel de prevención «protegerá potencialmente a cientos de millones de personas de los resultados graves y fatales del COVID-19», afirmó en un comunicado el doctor Paul Stoffels, director científico de J&J, después de revelar los resultados del ensayo.

La compañía planea solicitar la autorización de uso de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos la próxima semana.

A diferencia de las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna, la fórmula de J&J no requiere una segunda inyección semanas después de la primera ni debe mantenerse congelada, lo que la convierte en un fuerte candidato para su uso en partes del mundo con una infraestructura de transporte débil e instalaciones de almacenamiento en frío insuficientes.

Ante el surgimiento de una variante sudafricana,  en un subestudio de 6,000 voluntarios en Sudáfrica, dijo Stoffels, la vacuna J&J fue 89% efectiva para prevenir enfermedades graves. El 95% de los casos surgidos en el tramo del ensayo en Sudáfrica se debió infecciones por la mutación local.

En el ensayo J&J, que se llevó a cabo en ocho países, el 44% de los participantes procedían de Estados Unidos, el 41% de América Central y Sudamérica y el 15% de Sudáfrica. Poco más de un tercio de los voluntarios tenía más de 60 años.

La vacuna de J&J utiliza un virus del resfriado común conocido como adenovirus tipo 26 para introducir proteínas de coronavirus en las células del cuerpo y desencadenar una respuesta inmunitaria.

La comisión de vacunación alemana desaconsejó este jueves la vacuna AstraZeneca para personas de más de 65 años, esto en medio de la presión bajo la que se encuentra el laboratorio, por el retraso en la entrega de sus suministros.

A falta de prueba de eficacia para los mayores, «la vacuna COVID-19 de AstraZeneca es actualmente recomendada solo para las personas de entre 18 y 64 años», escribió el Comité Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch (STIKO) en un documento que emitió.

En respuesta, la farmacéutica británica AstraZeneca y el primer ministro Boris Johnson defendieron la eficacia de la vacuna, la cual fue desarrollada junto a la Universidad de Oxford.

Un portavoz del laboratorio subrayó que «los últimos análisis (…) respaldan la hipótesis de la eficacia de la vacuna en el grupo de mayores de 65 años» y afirmó esperar que la Agencia Europea del Medicamento apruebe su uso «en los próximos días».

También Johnson, cuyo país está llevando a cabo una masiva campaña de vacunación, en la que ya ha inoculado a más de 7 millones de personas, y utiliza esta vacuna para todos los grupos de edad, defendió lo que anteriormente había calificado como «una victoria de la ciencia británica».

Incluso la jefa de Inmunización de la Agencia de Salud Pública de Reino Unido, Mary Ramsay, ha defendido que la vacuna contra el coronavirus desarrollada por las británicas AstraZeneca y Universidad de Oxford es eficaz en todos los grupos de edad.

«En los ensayos de AstraZeneca hubo muy pocos casos en personas mayores como para observar niveles precisos de protección en este grupo, pero los datos sobre las respuestas inmunitarias fueron muy tranquilizadores», ha comentado Ramsay en un comunicado.

El Comité Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch de Alemania ha señalado que «actualmente no se dispone de datos suficientes para evaluar la eficacia de la vacuna a partir de los 65 años».

«La vacuna de AstraZeneca, a diferencia de las vacunas de ARNm, solo debe ofrecerse a personas de 18 a 64 años en cada etapa», establece el organismo, que, no obstante, defiende que las vacunas de Pfizer y Moderna sí son «equivalentes en términos de seguridad y eficacia».

Aunque esta tarde trascendió que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) había autorizado el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, esta tarde el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell informó que dicha autorización no se ha dado.

Ante las declaraciones del director del INSABI, Juan Ferrer, quien aseguró que la próxima semana llegarían las primeras 200 mil dosis de la vacuna rusa, el subsecretario indicó que no hay fecha exacta o definida para recibir el fármaco, pues reconoció que para recibirla se necesita tener el contrato y a su vez la autorización.

«La fecha exacta de llegada (de la vacuna) no está definida. Desde luego el maestro Juan Ferrer, director del INSABI, esta semana habló de uno de los escenarios que es el más alentador, que podría ser que ya llegara. No creo que vaya llegar esta misma semana, pero si estamos a pocos días de que eso ocurra y efectivamente primero, antes de qué esto llegue al territorio, tiene que tener como requisito la autorización de uso de emergencia».

El también encargado de la estrategia nacional para enfrentar la pandemia, indicó que la autorización está próxima a resolverse, pues parte de las conversaciones que se mantienen con el gobierno ruso es que proporcione la información necesaria para tener todo en orden en la ficha técnica que permitirá liberar la autorización.

Sin embargo, López-Gatell aseguró que la parte técnica, «la parte sustantiva», de Cofepris, particularmente el comité de moléculas nuevas, ya dio una recomendación favorable para la autorización de la vacuna.

«La parte crucial ya sido resuelta favorablemente. Creo que faltan algunos detalles para que haya un expediente completamente bien en forma», remató el funcionario esta tarde en conferencia de prensa, la cual encabezó vía remota debido a la cuarentena en la que se encuentra.

El funcionario explicó que la Cofepris cuenta ya con la información proporcionada por su homóloga de Argentina, misma que él trajo del viaje que realizó a dicho país. Indicó que el expediente incluye la información completa de la investigación para el desarrollo de la vacuna, así como los resultados del ensayo clínico fase 3, los cuales están pendientes de ser publicados en una revista científica.

Se sabe que México comprará 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, las cuales se utilizarán para inmunizar a 12 millones de personas, ya que el esquema contempla dos dosis por persona.

De acuerdo a la información hasta ahora disponible, la vacuna rusa tiene una eficacia del 91.4%, aunque la misma aumenta al 100% frente a los casos graves de infección.

Luego de que la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) girara instrucciones para que los gobiernos estatales y la iniciativa privada pudieran comprar vacunas contra el COVID-19, la tarde de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los lineamientos que tendrán que seguir los interesados para adquirir las sustancias.

Se señala que la Ley General de Salud establece que todas las vacunas e insumos para su aplicación en humanos que se utilicen en el país, deberán ser de la mayor calidad disponible y cumplir con los requisitos sanitarios necesarios establecidos en dicho ordenamiento y en las demás disposiciones jurídicas aplicables, a efecto de salvaguardar la seguridad en la administración de las vacunas.

Adicional indica que los procedimientos para la autorización del registro, importación y liberación de vacunas serán considerados como prioritarios en razón de su importancia para la salud pública y la seguridad nacional, y que en casos de emergencia, dichos procedimientos se atenderán de manera inmediata.

El documento precisa que los gobiernos de las entidades federativas en su calidad de autoridades sanitarias, así como las personas físicas y morales de los sectores social y privado, integrantes del Sistema Nacional de Salud, están en posibilidad de adquirir con sus recursos y de manera directa las vacunas contra el COVID-19.

Sin embargo, se establecen los pasos y requisitos que los interesados deberán cumplir para poder comprar las vacunas. Detalla que deberán realizar ante la Secretaría de Salud Federal lo siguiente:

  • Presentar los contratos que suscriban con las farmacéuticas autorizadas en México, para la adquisición de vacunas.
  • Informar la cantidad de dosis de vacunas adquiridas y las aplicadas a la población en general, con información desagregada conforme a la Política Nacional de Vacunación.
  • Respetar el calendario, así como la prioridad por grupos de personas establecidos, para evitar duplicidad.
  • Instrumentar las medidas de prevención y control pertinentes conforme a los criterios que emita la Secretaría de Salud Federal.
  • Garantizar, en el ámbito de su competencia, la trazabilidad del proceso de vacunación a su cargo, e informar a la Secretaría de Salud Federal sobre su seguimiento, con la periodicidad que la propia dependencia establezca.

Adicional, enfatiza que los interesados efectuarán con sus recursos la adquisición de vacunas. «Los gobiernos de las entidades federativas en su calidad de autoridades sanitarias, así como las personas físicas y morales de los sectores social y privado, integrantes del sistema nacional de salud, están en posibilidad de adquirir con sus recursos y de manera directa las vacunas contra el virus SARS-CoV-2 que requieran para brindar los servicios a su cargo».

Recordemos que fue el pasado viernes cuando el presidente López Obrador autorizó a gobiernos locales y empresarios comprar la vacuna contra la COVID-19.

«Sería mezquino decirle a quienes quieren ayudar que no se les permite, porque es una función del gobierno federal, pero no vamos a aplicar normas estrictas cuando está de por medio la salud del pueblo, cuando está de por medio la ética y humanismo, por eso decimos todos los que quieran adquirir las vacunas van a tener la posibilidad de hacerlo».

Sobre la posible compra de vacunas, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) dio a conocer que de acuerdo con las empresas farmacéuticas con las que han establecido comunicación, AstraZeneca y Pfizer, no hay  disponibilidad para que ellos adquieran el fármaco. Les adelantaron que quizá estaría disponible para diciembre o inicios del próximo año.

La GOAN enfatizó que seguirá contactando de forma directa, a los laboratorios de las vacunas ya autorizadas por las autoridades responsables del Gobierno de México.

El canciller Marcelo Ebrard aseguró que ya se tiene un contrato, que está próximo a firmarse, para que la vacuna de Rusia, la SputnikV, envíe a México 400 mil dosis la próxima semana, pese a no contar con una autorización de uso de emergencia en nuestro país, la cual es emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) presentó en la conferencia matutina un resumen del conjunto de vacunas con las cuales México ya tiene un contrato, y que ya cuentan con una autorización, o bien se está en vías de ello, por lo que dijo, se podían «presentar estas cifras con precisión».

«Bueno, Sputnik V, también se los refirió el doctor López-Gatell, esta negociación está a cargo de él y de su equipo, la Secretaría de Salud, incluso visitó recientemente Argentina para ese propósito, porque se está aplicando allá esa vacuna», refirió Ebrard al indicar que para marzo, se habrán recibido 7 millones 400 mil dosis de la fórmula rusa, lo que servirá para vacunar a tres millones 700 mil personas.

Así, la próxima semana llegarán las primeras 400 mil dosis, y durante las siguientes tres semanas 50 mil cada una; la última de febrero se recibirán 250 mil dosis y a partir de marzo un millón 200 mil dosis cada una.

En el caso de Pfizer, explicó que se tenía un total de cinco millones 98 mil dosis esperadas, de acuerdo al contrato que se tiene con el laboratorio; sin embargo, con la suspensión temporal de envíos, entre entre y marzo se estarán recibiendo cinco millones 44 mil 650 dosis.

Detalló que lo que cambiará es la distribución de embarques que se recibirán. Las próximas tres semanas, en las que en un inicio se espera recibir un promedio de 200 mil vacunas, ahora se reprogramarán y, a partir de la segunda semana de febrero se comenzarán a recibir 780 mil dosis durante dos semanas, para después seguir con lo programado, que son poco más de 550 mil dosis. Enfatizó que al terminar marzo, México contará con 5 millones 44 mil 650, lo cual permitirá vacunar a 2 millones 522 mil 325 mexicanos.

En una situación similar al caso de la SputnikV, el canciller dijo que del laboratorio chino CanSino Biologics, quien hasta el día de hoy tampoco cuenta con una autorización de la Cofepris, se recibirá a partir de la primera semana de febrero 50 mil dosis de su vacuna, misma cantidad que recibirá las siguientes dos semanas para que a partir del 22 de febrero, reciba 800 mil y a partir de marzo reciba un millón 200 mil dosis por semana, para completar en marzo 6 millones 950 mil vacunas.

En el caso de la vacuna de CanSino, el número de dosis equivaldrá al mismo número de personas vacunas, ya que la fórmula es de una sola dosis. Ebrard Casaubón indicó que estima que la firma va a presentar el fin de la semana su solitud de autorización de emergencia a la Cofepris.

Sobre AstraZeneca, que es una de las dos que ya cuenta con su permiso sanitario, dijo que para la última semana de marzo México recibirá dos millones de dosis, que al ser dos dosis por persona, alcanzará para vacunar a un millón de mexicanos.

México invocará al Tratado comercial que tiene con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, para garantizar la vacuna contra el coronavirus a trabajadores migrantes que están en territorio estadounidense, afirmó este miércoles el canciller Marcelo Ebrard.

Luego de que circularan versiones de que los trabajadores migrantes serían marginados para recibir la vacuna en Estados Unidos, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) afirmó que con el T-MEC existen disposiciones que salvaguardan las condiciones laborales de los trabajadores, con independencia de que sean o no originarios del país.

«¿Es un derecho laboral la vacuna? No, pero sí es un derecho establecido que el trabajador no debe estar expuesto al contagio. Aplicar la vacuna es una responsabilidad de cada uno de los países», declaró el funcionario durante la conferencia matutina.

El canciller explicó que en el artículo 23 del tratado comercial se cuidaron dos artículos que contienen disposiciones respecto a derechos laborales, las cuales asegurarán que los trabajadores migrantes estén protegidos conforme a sus leyes laborales.

Detalló que el artículo 23.8, en el que se reconoce la vulnerabilidad de trabajadores migrantes con respecto a las regulaciones laborales, indica que éstos deben ser protegidos conforme a los derechos laborales; mientras que el artículo 23.3 señala que cada parte asegurará que los trabajadores estén protegidos sean o no originarios del país donde laboran.

Por ello, aseveró, es responsabilidad de los dos países garantizar que los trabajadores, independientemente de su condición migratoria, tengan acceso al antígeno. Indicó que cualquier exclusión a trabajadores mexicanos es una violación al tratado de libre comercio.

Ebrard precisó que así como sindicatos de Estados Unidos han advertido que a partir del 21 de enero estarán pendientes del cumplimiento de la legislación laboral en México, el Gobierno mexicano vigilará y, en su caso, emprenderá acciones en el marco del tratado.