Tag

VACUNA

Browsing

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa), informó este miércoles que un voluntario que participaba en una prueba clínica de la vacuna contar el COVID-19 desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, perdió la vida.

La autoridad dijo que las pruebas en Brasil seguirán pese a la muerte del voluntario, de la cual no entregó mayores detalles, argumentando confidencialidad médica de los involucrados en los ensayos.

A la par, la Universidad Federal de Sao Paulo, que ayuda a coordinar los ensayos de fase 3 en Brasil, afirmó que el voluntario era brasileño. Oxford, en tanto, también confirmó que los ensayos continuarán y afirmó que después de una evaluación cuidadosa «no ha habido preocupaciones sobre la seguridad del ensayo clínico».

El periódico brasileño O Globo informó que el voluntario había recibido un placebo y no la vacuna de prueba, citando fuentes no identificadas.

Recordemos que el gobierno de Brasil ya tiene planes de comprar para la vacuna del Reino Unido y producirla en su centro de investigación biomédica FioCruz en Río de Janeiro, mientras que el Instituto Butantan, un centro de investigación del estado de Sao Paulo, está probando una vacuna de la china Sinovac.

Brasil tiene la segunda mayor cifra de muertes por COVID-19, con más de 154,000 decesos, sólo por detrás de Estados Unidos. Los casos suman más de 5.2 millones, el tercer peor brote después de Estados Unidos e India.

La farmacéutica estadounidense Pfizer anunció este viernes que planea solicitar una autorización de emergencia para su vacuna contra el Covid-19 a fines de noviembre, semanas después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

«Suponiendo que los datos sean positivos, Pfizer solicitará una autorización de uso de emergencia en Estados Unidos poco después de que culmine la etapa de seguridad, en la tercera semana de noviembre», dijo el CEO de la empresa Albert Bourla en una carta abierta publicada en redes sociales.

Así, Estados Unidos podría tener dos vacunas listas para finales de año, si las pruebas clínicas en curso son concluyentes y si la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autoriza su distribución, ya que Moderna también estima tener lista la suya a finales de noviembre.

El presidente Donald Trump, que busca un segundo mandato, había dicho que una vacuna podría estar disponible antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Pfizer se apegó a la solicitud que la FDA hizo la semana pasada a los desarrolladores de la vacunas, sobre esperar dos meses después de que la segunda dosis sea inyectada en los participantes de los ensayos clínicos para monitorear posibles efectos secundarios graves.

Por otro lado, Pfizer, socia de la empresa alemana BioNTech, podría obtener resultados sobre la eficacia de la vacuna en las próximas dos semanas a través de su ensayo en curso, en el que participan 30,000 personas, aseguró el director de la empresa.

«Podríamos saber si nuestra vacuna es efectiva o no a finales de octubre», escribió Albert Bourla.

La FDA establece tres condiciones para la aprobación de una vacuna: que sea efectiva, que sea segura y que la compañía sea capaz de producirla a gran escala.

Pfizer espera cumplir con los tres requisitos en la tercera semana de noviembre, o sea dentro de un mes. Por su parte Moderna espera hacer lo propio en las mismas fechas (25 de noviembre).

Ambas empresas, financiadas por el gobierno de Estados Unidos, habían iniciado la fase 3 de sus pruebas clínicas al mismo tiempo a finales de julio, y también ambas comenzaron la producción de dosis como medida de precaución, con el objetivo de entregar varias decenas de millones de dosis en Estados Unidos para finales de año, en caso de recibir la autorización de la FDA.

Esta institución, que prometió seguir los procedimientos científicos estándar y no dejar que la presión política interfiera, es la encargada de aprobar o no la vacuna y decidir a qué poblaciones se le administrará en prioridad.

Jorge Suárez-Vélez

Reforma

 

Las grandes crisis, como esta pandemia, nos fuerzan a cambiar y a salir de nuestra cómoda inercia. Por eso, son momentos cruciales para también detonar cambio deliberado; cambio difícilmente asequible en medio de la comodidad propia de la estabilidad y la rutina.

Las crisis resaltan lo peor y lo mejor de la humanidad. El esfuerzo por desarrollar una vacuna en tiempo récord ha incitado cooperación sin precedente entre nuestras mejores mentes; empresas biotecnológicas, gobiernos, universidades y farmacéuticas están por lograr lo impensable, pues la vacuna que más rápido se había logrado -para las paperas- tomó cuatro años en la década de los sesenta. Pero también asoman la cabeza la ignorancia, las teorías de conspiración, los supremacistas blancos, los fanáticos religiosos, los políticos sin escrúpulos y los populistas a quienes parece importarles más acumular poder -desdeñando la pandemia- que proteger la vida humana.

Si aprovechamos este momento de cambio, ¿a qué mundo podemos aspirar?, ¿a qué tipo de sociedad?, ¿a qué país? Esta crisis nos recuerda que una cadena es sólo tan fuerte como su más frágil eslabón. No importa qué tan ricos sean los más ricos, si no logramos proteger e inocular a los más pobres, éstos esparcirán un virus que impedirá que los primeros normalicen sus vidas. Esta pandemia puede volverse el mayor impulsor de desigualdad entre países y entre individuos, la gobernabilidad estará en riesgo si no diseñamos políticas públicas para evitarlo.

Hoy entendemos que la devastación de áreas naturales provoca que los seres humanos convivan con especies animales capaces de desencadenar terribles contagios. Cuidar el medio ambiente es una prioridad impostergable. Hoy confirmamos que la inversión en ciencia no es un lujo elitista, sino una prioridad para todos. Entendemos que desarrollar sistemas de salud pública eficientes e incluyentes es indispensable, e imposible lograrlo de la noche a la mañana, cuando se enfrenta una amenaza clara.

Tendremos el reto colosal de reincorporar a la fuerza laboral a los más de 33 millones de mexicanos hoy desempleados o subempleados. Corremos un riesgo potencialmente devastador si nuestra respuesta a esta brutal crisis -que quizá ha costado 200 mil vidas- es regresar a un pasado que nunca fue lo que nos dicen, en vez de abrazar al futuro con convicción para acelerar cambios que urgen para volvernos un país menos desigual, más próspero, más justo, más seguro, capaz de ofrecer las oportunidades que nuestros jóvenes merecen.

Démosle la espalda a toda narrativa -de izquierda o derecha, conservadora o liberal- que acentúe lo que nos diferencia, que quiera convencernos de que quien piensa diferente es nuestro enemigo y merece nuestro odio. Respetemos nuestras diferencias para mejor buscar propósitos comunes, para encontrar soluciones realistas a los colosales retos que enfrentamos.

Esta crisis confirma que convocar a las mejores mentes en la búsqueda de soluciones concretas rinde espléndidos resultados, que la atención médica y la educación a distancia son posibles, que podemos reencauzar recursos y esfuerzos para resolver problemas urgentes, y que los gobiernos y bancos centrales tienen herramientas que pueden usarse con responsabilidad en casos de emergencia para detonar cambios apremiantes.

Urge que este gobierno se dé cuenta de que insistir en el rescate del Pemex que hoy conocemos es suicida, pues necesitamos esos recursos para insertarnos en un mundo que cambió. Urge que invirtamos en energías limpias, para las cuales de hecho tenemos ventajas importantes. Urge que entendamos que es indispensable revolucionar nuestro paupérrimo sistema de educación pública. Hoy debe ser obvio que es grave gastarnos en campañas políticas los pocos recursos que encauzábamos a investigación científica.

Como país podemos optar por perder el tiempo en penachos y buscando culpables de errores pasados, o ver el futuro con la determinación y certeza de que podemos provocar cambios que nos permitan participar en el nuevo mundo que surgirá después de la pandemia.

 

Columna completa en Reforma

Rusia registró su segunda vacuna contra el coronavirus, anunció este miércoles el presidente Vladimir Putin, justo cuando el número de infecciones diarias bate un nuevo récord.

El laboratorio Vektor en Siberia, «ha registrado la segunda vacuna contra el coronavirus hoy, llamada EpiVacCorona», dijo Putin en una reunión ministerial en videoconferencia.

La vacuna tiene un «nivel de seguridad suficientemente alto», declaró la viceprimera ministra rusa encargada de la salud, Tatiana Gólikova. La vacuna pasará ahora a la fase final de los ensayos, que implicará a 40,000 voluntarios.

Llama la atención que el laboratorio Vektor, en la región de Novosibirsk, realizó investigaciones secretas sobre las armas biológicas durante el período soviético y contiene muestras de diversos virus, que van desde la viruela hasta el ébola.

Recordemos que Rusia registró en agosto pasado su primera vacuna contra el nuevo coronavirus, desarrollada por el centro de investigación moscovita Gamaleia con el ministerio de Defensa ruso.

La primera vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, en referencia al satélite soviético, fue percibida con escepticismo en el mundo, sobre todo porque no había llegado a la fase final de los ensayos en el momento de su anuncio por parte de las autoridades.

Sin embargo, una gran parte de la élite política rusa afirma que fue vacunada con la Sputnik V, y Vladimir Putin citó el ejemplo de una de sus hijas. El gobierno espera desplegarla masivamente en el país antes de fin de año.

Rusia experimenta un importante resurgimiento de la epidemia en las últimas semanas, con 14,231 nuevos casos en las últimas 24 horas según un informe presentado hoy, un récord desde el inicio de la crisis del nuevo coronavirus. Ayer el país registró un récord de muertes, con 244 en 24 horas.

Vektor concluyó el pasado 30 de septiembre las fases I y II de los ensayos clínicos con la vacuna, que ha demostrado ser segura. Así, el presidente ha trasladado sus felicitaciones al equipo de investigadores que ha logrado desarrollarla.

«Ha sido una misión muy importante que ustedes cumplieron con éxito. Un enorme agradecimiento por su labor, su talento y su dedicación», añadió Putin.

Putin llamó a incrementar la producción de las dos vacunas y cubrir en primer lugar la demanda del mercado interno. «Debemos aumentar la producción tanto de nuestra primera vacuna como de la segunda, ante todo para satisfacer la demanda del mercado nacional. Las dos vacunas tienen que estar disponibles en todas las farmacias del país».

El presidente adelantó que la nueva vacuna ha sido suministrada a la responsable de la oficina de protección al  consumidor y bienestar humano, Anna Popova, y la viceprimera ministra, Tatiana Gólikova.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó hoy que el regreso a los confinamientos que se plantean ya en algunos países de Europa ante el aumento de casos de COVID-19 debe ser el «último recurso» en la actual lucha contra la pandemia.

«Grandes restricciones de movimiento que mantienen a mucha gente en casa y limitan la posibilidad de muchos para trabajar y socializar debe ser el último recurso a la hora de prevenir la COVID-19 y evitar que los sistemas sanitarios se saturen», señaló el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

La funcionario de la OMS añadió que este tipo de medidas «no son sostenibles, dado el gran impacto social y económico».

Jasarevic insistió en que no se trata de elegir entre «dejar el virus libre o cerrar nuestras sociedades», y recalcó que hay más herramientas para combatir la pandemia que incluyen la higiene de manos, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, y por parte de las redes sanitarias el rastreo de casos y contactos.

El portavoz afirmó que las medidas de contención del coronavirus han de depender siempre de los informes de riesgo locales, y subrayó que los confinamientos a nivel nacional «no pueden ser la medida de control por defecto».

Sin embargo admitió que algunos países se han visto obligados a dictar órdenes para que sus ciudadanos se queden en casa para gestionar rápidos aumentos en los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones, y así ganar tiempo para mejorar la capacidad de respuesta de sus sistemas sanitarios

En más temas de la lucha contra la pandemia de Covid-19, ayer se informó que la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson suspendió «temporalmente» las pruebas de la fase 3 de su vacuna contra el nuevo coronavirus después de que uno de los participantes voluntarios presentase «una enfermedad inexplicable».

La empresa emitió un comunicado explicando que este tipo de «eventos adversos» forman parte de cualquier estudio clínico, «especialmente en aquellas pruebas a gran escala», y que siguiendo los protocolos de actuación, «la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada».

Sin embargo, el texto no especifica si el paciente voluntario recibió una dosis de la vacuna o un placebo.

El gigante estadounidense, que espera poder lanzar el primer lote de vacunas para principios de 2021, comenzó la tercera fase de las pruebas el pasado 23 de abril con unos 60,000 voluntarios en todo el mundo, en especial en aquellos países con mayor incidencia de la pandemia, como Brasil, Perú, México, Estados Unidos y Sudáfrica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró hoy la decisión de China y Corea del Sur de unirse a la red COVAX, diseñada para financiar la investigación de vacunas contra la COVID-19 y garantizar que de ser descubiertas sean distribuidas en todo el planeta.

«Cuantos más países participen en COVAX, mayor es la oportunidad de tener vacunas de forma rápida y justa», dijo el epidemiólogo de la OMS Bruce Aylward en rueda de prensa.

Y es que China, que ensaya cuatro vacunas experimentales contra el coronavirus en etapa 3 de pruebas clínicas, anunció este viernes que se sumará a la alianza mundial.

La nación asiática firmó un acuerdo el jueves con GAVI, el colíder de la alianza, informó el ministerio chino de Relaciones Exteriores. En un principio China no accedió a unirse a la alianza y dejó pasar el plazo para hacerlo, el cual venció en septiembre.

«Estamos dando este paso concreto para asegurar la distribución equitativa de vacunas, en especial a los países en desarrollo y esperamos que más países con capacidad también se unan y apoyen a COVAX», dijo la portavoz de la cancillería, Hua Chunying, en un comunicado.

Por su parte el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, destacó que con estas incorporaciones y otras en los últimos días el número de países que ya forman parte de esta iniciativa global se eleva a 171.

El objetivo de la red COVAX es conseguir la fabricación y distribución de 2.000 millones de dosis de vacuna contra la COVID-19 antes del final de 2021.

Nueve candidatas a vacuna se han unido a la red COVAX, entre ellas dos que se encuentran en la última fase de experimentación, la de la estadounidense Moderna y la de la británica AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford.

Otros laboratorios comprometidos pero con investigaciones menos avanzadas son los estadounidenses Inovio y Novavax, el alemán CureVac, el Instituto Pasteur francés en alianza con Merck (EUA) y Themis (Austria), el chino Clover Biopharmaceuticals y los de las universidades de Hong Kong y Queensland (Australia).

Tedros también celebró hoy que Moderna haya anunciado que no ejercerá derechos de patente sobre su posible vacuna contra la COVID-19 mientras dure la pandemia.

«Apreciamos este gesto de solidaridad», señaló el experto etíope, quien durante la rueda de prensa pidió a Azerbaiyán y Armenia, en el contexto del reinicio de las hostilidades por la región de Nagorno Karabaj, que negocien un alto el fuego, teniendo en cuenta la difícil situación que ya enfrenta el mundo debido a la pandemia

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó este martes su esperanza en que se consiga una vacuna contra el COVID-19 a finales de este año, pese a que expertos del propio organismo señalaron que quizá hubiera que esperar a mediados de 2021.

«Necesitamos vacunas y hay esperanzas de que a finales de este año podamos tener una. Invertir en ellas mientras usamos las herramientas que tenemos ya a mano es importante para tener mejores resultados», señaló Tedros al cierre de la reunión del Comité Ejecutivo de la OMS, formado por expertos de 34 Estados miembros.

El pasado mes, la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan, advirtió de que no se espera que las posibles vacunas contra la COVID-19 estén disponibles para la población general antes de dos años, aunque los primeros grupos de riesgo podrían ser inmunizados a mediados de 2021.

El experto etíope aseguró que «el compromiso político será crucial» en la lucha contra la pandemia e insistió en una solidaridad internacional que «debe empezar con la unidad nacional» frente al coronavirus.

Ayer, el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan, señaló al inicio de las reuniones del Comité Ejecutivo que alrededor del 10% de la población mundial puede haber contraído el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, aunque muchos de ellos sin mostrar síntomas.

Ello supondría más de 700 millones de personas, frente a los 35 millones de casos confirmados que se han reportado desde enero.

Sobre los esfuerzos por conseguir la vacuna, se informó que La Casa Blanca bloqueó las nuevas pautas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para llevar al mercado posibles vacunas para COVID-19 que probablemente habrían impedido su aprobación antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Lo que estaba pendiente era el requisito de la FDA de que los participantes en ensayos clínicos masivos de vacunas fueran seguidos durante dos meses para garantizar que no hubiera efectos secundarios y que las vacunas brinden una protección duradera.

Ante la medida tomada por La Casa Blanca, los funcionarios de la FDA indicaron que las empresas conocen los estándares y se espera que los cumplan.

Desde hace semanas, el comisionado de la FDA, Stephen Hahn, ha intentado reforzar la confianza del público en la revisión de vacunas que realiza la agencia, y ha prometido que los científicos profesionales, no los políticos, decidirán si las inyecciones son seguras y efectivas para la vacunación masiva.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, anunció este martes que México tendrá acceso oportuno al portafolio de vacunas, a través del mecanismo COVAX.

Con dicha participación, se tiene el compromiso de acceder a 51.6 millones de dosis, equivalente al 20% de la población en el país.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller dijo que el país tendrá acceso a 8 proyectos internacionales de vacunas, de los cuales 3 son de Estados Unidos, uno de Alemania, uno de Gran Bretaña, dos de China y uno más de Australia.

El mecanismo Covax es un instrumento dependiente del Acelerador para el Acceso a las Herramientas contra COVID-19 (ACTA) impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar el acceso a vacunas contra la COVID-19.

«Este mecanismo está muy alineado con lo que fue la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador marzo de este año, cuando empezó a subir la pandemia y a expandirse en el sentido de que debía haber un esfuerzo multilateral», dijo el canciller.

Además, detalló que México apoya 19 proyectos locales, de los cuales siete recibirán financiamiento de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

Señaló que las instituciones involucradas en estos proyectos son la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ); el Cinvestav; el Centro de Investigación en Computación del Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras.

De los proyectos 4 son de vacunas, uno de alternativa terapéutica, uno de protocolo de inmunización y uno más es un sistema de monitoreo.

Sobre el tema, el presidente López Obrador exaltó la importancia de haber promovido ante la ONU un mecanismo para acceder de manera equitativa a la vacuna contra el COVID-19.

«Tenemos la ventaja de que fuimos promotores de este mecanismo de no acaparamiento a nivel mundial de medicinas y de vacunas», destacó.

López Obrador dijo que el gobierno tiene el presupuesto necesario para la adquisición de las vacunas. «Tenemos finanzas públicas sanas. Para decirlo de manera clara, tenemos dinero disponible para dar los anticipos y tener las vacunas desde que se pruebe que funcionan», indicó.

El presidente de los Consejos de Administración de Grupo Carso y de América Móvil, Carlos Slim Domit, aseguró este viernes que México y América Latina tendrá la vacuna contra el coronavirus un año antes de lo previsto.

Durante su participación en el evento digital «México Siglo XXI» organizado por Fundación Telmex Telcel, el directivo dijo que, en caso de ser aprobada, «el apoyo de la Fundación Carlos Slim, permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto».

Sin embargo, reiteró que previo a la vacuna, ya existe un tratamiento efectivo contra el COVID-19 y este es el uso del cubrebocas.

«Ya hay un tratamiento preventivo y efectivo, con evidencia científica que está siendo posible controlar los rebrotes en muchos países, reduciendo el riesgo de contagio hasta más del 90%, con posible protección, superior incluso al de las vacunas, tratamiento accesible y sin receta, es el cubrebocas, y de todos depende su efectividad», afirmó.

El directivo resaltó que la solución definitiva para enfrentar la pandemia es contar con vacunas efectivas, por lo que han seguido el avance de proyectos que buscan su desarrollo urgente.

Aseguró que la farmacéutica AstraZeneca está tratando de hacer realidad la vacuna, y por ello resaltó la importancia del acuerdo entre México, la empresa y la Universidad de Oxford, para que se pueda tener acceso a la vacuna lo más pronto posible.

«Aunque la vacuna aún está en proceso de pruebas que lleva plazos y riesgos, ha mostrado resultados alentadores en sus fases anteriores», señaló.

Dijo que en México, la empresa Liomont completará el proceso de estabilización, fabricación y envasado.

Detalló que la Fundación Carlos Slim trabajará con AstraZeneca para distribuir desde México a toda Latinoamérica la vacuna, y participará con la disponibilidad de recursos en complemento con los gobiernos de los países para iniciar el proceso de producción de 150 millones de dosis con posibilidad de incrementarse a 250 millones, resaltó.

Expuso que esto será sin fines de lucro y sin beneficio económico para nadie.

México suscribió este viernes el compromiso para adherirse a COVAX, un mecanismo multilateral de acceso a vacunas contra el COVID-19 liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo dio a conocer el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, a través de sus redes sociales.

«Covax (…) te garantiza hasta 20% de la cobertura de tu programa de vacunación (…). México quedó inscrito con eso, ya de manera coordinada con la Secretaría de Salud», explicó Ebrard ayer a periodistas.

El funcionario dijo que los primeros pagos que permitirán al país el acceso a los biológicos se realizarán a más tardar el 9 de octubre próximo.

Recordemos que el 18 de agosto venció el plazo para sumarse a COVAX, no obstante un grupo de países latinoamericanos pidió más tiempo a la OMS para integrarse al proyecto.

El pasado lunes 21 de septiembre, la OMS informó que más de 150 países se habían unido a COVAX.

Nueve candidatas a vacuna se han unido a la red COVAX, entre ellas dos que se encuentran en la última fase de experimentación, la de la estadounidense Moderna y la de la británica AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford.

Otros laboratorios comprometidos pero con investigaciones menos avanzadas son los estadounidenses Inovio y Novavax, el alemán CureVac, el Instituto Pasteur francés en alianza con Merck (EEUU) y Themis (Austria), el chino Clover Biopharmaceuticals y los de las universidades de Hong Kong y Queensland (Australia).

El objetivo de COVAX es conseguir antes de finales de 2021 unas 2,000 millones de dosis de varios fabricantes, suficientes para inmunizar a la séptima parte de la población mundial, pues cada persona necesita dos.

Los países de bajos ingresos, casi un centenar en el programa, tendrán acceso gratuito o a bajo precio a estas vacunas, mientras que las economías desarrolladas adquieren grandes cantidades de dosis en esta red a cambio de financiar los estudios de los nueve laboratorios que se han unido a COVAX.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, instó a los países de la región a iniciar los preparativos de inmunización, al advertir que podrían necesitarse varios intentos para encontrar la vacuna correcta contra el COVID-19

«Insto a los países de todo el mundo a prepararse para una vacuna contra el coronavirus, pero también a ser realistas, sabiendo que estos preparativos no reemplazan todo lo demás que debemos hacer para salvar vidas hoy», subrayó.

En tanto, el director asistente de la OPS, Jarbas Barbosa, advirtió que la influenza estacional podría generar una presión adicional sobre las redes de hospitales en América.

«Esperamos que los científicos descubran una vacuna eficaz y de solución duradera contra el COVID, pero podrían necesitarse algunos intentos antes de que encontremos la correcta», afirmó Etienne durante una conferencia de prensa semanal virtual de la OPS.

La experta indicó que es posible que las primeras vacunas sólo brinden una protección parcial o no funcionen para todos. «No sabemos aún cuál vacuna se considerará segura y efectiva y cómo funcionará», agregó.

La participación en el mecanismo multilateral de acceso a vacunas contra el COVID-19, conocido como COVAX, es la mejor forma de que los países protejan a quienes corren un riesgo severo de contraer la enfermedad, aseveró Etienne.

Catorce países de la región han acordado autofinanciar su participación en el programa, según Etienne, mientras que otros 10 son elegibles para respaldar su costo. Otros 13 han dicho que tienen la intención de participar, agregó.
Algunos países no cumplieron con la fecha límite inicial del programa, pero dijeron durante el fin de semana que se comprometerían lo antes posible.

Los responsable de la OPS advirtieron que la COVID-19 seguirá propagándose incluso con una vacuna. Etienne dijo que más allá de que los científicos descubran una vacuna «eficaz» y de «solución duradera» contra la covid-19, los países deben «ser realistas» sobre su alcance inmediato.

«Este virus continuará propagándose y la gente seguirá enfermando, incluso cuando se distribuya una vacuna», añadió.

Por ello dijo, no se pueden poner toda las esperanza en las vacunas únicamente. Indicó que como ocurre muy a menudo en la salud pública, no existen soluciones mágicas.

Etienne llamó a seguir confiando en las pautas impuestas para minimizar la propagación del virus: las pruebas diagnósticas, el rastreo de contactos y las cuarentenas, así como el distanciamiento físico, el lavado de manos frecuente y el uso de mascarillas en público.

El consejero delegado de la farmacéutica Moderna, Stephen Bancel, dijo este jueves que podrían conocer si su vacuna contra la COVID-19 es eficaz en octubre próximo.

Sin embargo, aclaró que lo más probable es que dichos datos sobre la fase final de su desarrollo lleguen en noviembre.

Las declaraciones de Bancel fueron hechas al canal CNBC después de que Moderna presentara su primer informe detallado sobre la marcha de la fase 3 de pruebas clínicas de su vacuna contra el nuevo coronavirus, que ya ha conseguido más de 25,000 participantes, de los 30000 que requerían.

Además, Moderna ya ha suministrado la segunda dosis de la vacuna a 10,000 voluntarios y aseguró que se está preparando para el «lanzamiento comercial potencial de la mRNA-1273», como se conoce a la vacuna.

Bancel aseguró que su plan es tener «un informe provisional de eficacia» en noviembre, aunque intentarán presentarlo en octubre. «Creo que es improbable, pero es posible». Incluso dijo que si el índice de infecciones en Estados Unidos se reduce en las próximas semanas, el informe se estaría presentando hasta diciembre.

El directivo explicó que las pruebas están diseñadas para comprobar en el 50 % que recibe la vacuna y no el placebo si contraen la enfermedad o no y para ello el índice de infecciones es una variable importante.

Las noticias sobre Moderna llevaron las acciones de la farmacéutica con sede en Massachusetts a subir cerca de un 3%, después de que se hayan mantenido relativamente bajas por la falta de información sobre la marcha de la fase 3.

El informe de protocolos, de 135 páginas, es más cauto que Bancel a la hora de hacer proyecciones sobre si la vacuna es eficaz y segura para su producción y distribución masiva y considera que los primeros análisis se harían en diciembre y los resultados más definitivos no llegarían hasta la primavera de 2021.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado que la vacuna contra la COVID-19 estará ampliamente disponible a finales de año, pese a que expertos de su propio gobierno han dicho que habrá que esperar a 2021.

El mandatario también dijo ayer que espera que haya una vacuna disponible en octubre, probablemente, según sus cálculos, pocos días antes de las elecciones del 3 de noviembre en las que se juega su reelección.

Moderna es, junto con AstraZeneca y Pfizer, que colabora con la alemana BioNTech, uno de los más prometedores desarrolladores de la vacuna contra el COVID-19.

AstraZeneca tuvo que detener temporalmente los ensayos debido a que un participante sufrió una reacción adversa y solo ha reiniciado las pruebas en algunos países.

Pfizer, que utiliza una tecnología similar a la de Moderna, de ARN mensajero, espera tener resultados preliminares de eficacia y seguridad en octubre.

Moderna aseguró este jueves que es la primera en presentar un informe con sus protocolos tan detallado, algo que se mantiene en secreto por miedo a perder competitividad.

Los efectos adversos que llevaron a frenar los ensayos de la vacuna para el COVID-19 de la farmacéutica AstraZeneca, no estuvieron asociados a la vacuna en sí, según un documento publicado este miércoles por la Universidad de Oxford.

Los ensayos globales de la vacuna de la farmacéutica, que desarrolla con investigadores de Oxford, fueron suspendidos el 6 de septiembre, después de que un participante británico de los estudios presentara un efecto secundario grave que se pensó podría ser un desorden inflamatorio espinal llamado mielitis transversa.

Las revisiones de seguridad comenzaron cuando voluntarios de la candidata a vacuna, llamada AZD1222 o ChAdOx1 nCoV-19, desarrollaron síntomas neurológicos inexplicables que incluyeron debilidad de las extremidades o cambios en la sensibilidad.

«Después de una revisión independiente, se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna o no hay pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas con la vacuna», según el documento.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Recordemos que los ensayos de la vacuna se reanudaron en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica, pero aún no en Estados Unidos. Hasta ahora AstraZeneca ni la Universidad de Oxford han comentado al respecto.

También se informó esta tarde que Italia podría tener sus primeras dosis de la vacuna que desarrollan AstraZeneca para fines de noviembre, dijo el director gerente de la firma de biotecnología IRBM.

IRBM, cuyo laboratorio tiene oficinas centrales al sur de Roma, está cooperando con AstraZeneca en el desarrollo de la vacuna para la enfermedad que ha causado más de 35,600 muertes en Italia.

«Es posible tener las primeras dosis en Italia para fines de noviembre, siempre que los ensayos clínicos continúen tal como está previsto y la vacuna sea autorizada», dijo Matteo Liguori, director gerente de IRBM.

El Ministerio de Salud de Italia ya ha dicho que una vacuna podría estar disponible para fines de este año

El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró este miércoles que es el coronavirus la mayor amenaza en materia de seguridad a la que se enfrenta actualmente el mundo, por lo que reiteró su llamamiento a un alto al fuego en todos los conflictos en curso.

“El virus es la amenaza de seguridad global número uno en nuestro mundo hoy”, defendió Guterres en una conferencia de prensa, en la que adelantó que la próxima semana usará su discurso ante la Asamblea General para pedir a los jefes de Estado y de Gobierno que hagan todo lo posible para lograr que esa tregua mundial se haga realidad antes de fin de año.

El jefe de Naciones Unidas, que lanzó esta idea desde marzo pasado, destacó que su llamado ha sido seguido por varios Estados y grupos armados y recordó que se han visto “esperanzadores pasos hacia la paz” en lugares como Afganistán o Sudán y altos el fuego en Siria, Libia o Ucrania que pueden dar espacio a la diplomacia.

“Debemos aprovechar todas las oportunidades en las próximas semanas para dar un nuevo empujón colectivo por la paz”, insistió.

Guterres subrayó que la pandemia continúa “descontrolada” y advirtió de que la comunidad internacional necesita unirse para derrotar a la enfermedad.

Y aunque dijo que muchos ponen sus esperanzas en una vacuna, recordó que en una pandemia no hay una «panacea”; en ese sentido, insistió en que debe garantizarse que cuando haya una vacuna, ésta sea “asequible” y esté al alcance de todos.

Al mismo tiempo, alertó de la proliferación de desinformación sobre una futura vacuna, que está alimentando la desconfianza de muchos ciudadanos e impulsando teorías de la conspiración.

“Hemos visto alarmantes informes de grandes segmentos de la población en algunos países que indican su reticencia o incluso rechazo a ponerse una vacuna de la COVID-19”, dijo Guterres, que urgió a hacer más para acabar con la desinformación.

El secretario general de la ONU urgió además a trabajar para que la recuperación tras la pandemia sea más verde y más justa y para dar respuesta a muchas de las fragilidades que el virus ha expuesto. EFE

Amanecemos el día después de la rifa y el avión sigue ahí, sin venderse, depreciándose. Pero el presidente López Obrador estará muy contento con haber hecho de su capricho una realidad. A la imposibilidad de vender el avión, siguió la ocurrencia a la cual se sumaron partidarios y empleados del presidente. El absurdo llegó al grado que en el discurso previo al arranque de la rifa, el director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto, lloró emocionado por la iniciativa y liderazgo de AMLO.

El espectáculo de la venta/rifa del avión presidencial ha sido un triunfo para un AMLO que ha tenido a México atento de esta ocurrencia y distraídos del problemón de salud; economía e inseguridad en el que nos encontramos. Por eso, a la vez ha sido una derrota para México. Una derrota en donde posiblemente muchos de los que coincidimos con el presidente en que no puede haber un pueblo pobre con gobernantes viviendo como jeques árabes, vemos con sorna el show de la rifa.

En lugar de que su diagnóstico sirva para acabar con ese México de privilegios, el ridículo que vimos desde hace meses y cuya cúspide posiblemente fue ayer en el edificio de la Lotería Nacional, ha disuelto ese mensaje tan importante. Y además, ha exacerbado la división en la opinión pública.

Otro triunfo para AMLO será su consulta sobre llevar a juicio o no a los expresidentes. Será otro espectáculo que ayude a seguir distrayendo de lo importante. Por ello será un éxito para el presidente. Y también un fracaso para México porque, lejos de reforzar el Estado de Derecho que está tan maltrecho, lo debilita.

Al igual que la rifa del avión, la consulta también exacerba la división social. Se fortalece el discurso de nosotros (los impolutos) contra ustedes (los corruptos). Ya veremos ahí también a los miles de incondicionales partidarios del presidente sumándose a una iniciativa que bien se sabe que no logrará nada para hacer de México un país ni más justo, ni menos corrupto.

Vivimos en lo que la periodista española Ana Alonso ha llamado el nuevo autoritarismo de la mentira. AMLO dice y propone lo inviable y no hay quien lo desmienta o le ponga un freno. Cabe preguntarnos ¿qué es más peligroso en este momento, el discurso de odio del presidente o el clima de fanatismo que lo rodea?

Para AMLO ambos, el discurso de odio y el fanatismo, representan triunfos; para México fracasos.

Apostilla: El laboratorio mexicano Landsteiner Scientifics llegó a un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que está financiando la investigación del Instituto Gamaleya de Moscú, para la distribución de 32 millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

En estos días el prestigiado journal The Lancet ha publicado los avances favorables de los estudios Fase I y II de esta vacuna. La tecnología utilizada por los rusos para su elaboración es a través de un adenovirus humano a la que ya han recurrido de forma exitosa en otras vacunas como la del Ébola por más de cincuenta años.

Entre las cien mil personas que participaran en la Fase III de pruebas de la Sputnik V, la idea es que se incluya a cientos de voluntarios mexicanos para enfatizar su seguridad.

Entonces el reto será que una vez que se concluyan los estudios de Fase III y se compruebe científicamente su seguridad y eficacia, la COFEPRIS la apruebe rápido para que pueda estar disponible para la población. Recordemos que entre más opciones de una vacuna segura logre México, más rápido podrá el país salir adelante de la pandemia.

Columna completa en El Universal

la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Martha Delgado, anunció que México fue invitado a formar parte del Consejo Directivo de la Aceleradora para el Acceso a Herramientas contra el COVID-19 (ACT-A).

La funcionaria indicó que la invitación surge en reconocimiento al liderazgo de nuestro país para promover y difundir los principios de equidad y de accesibilidad en todos los ámbitos: tratamientos, vacunas y pruebas.

Detalló que este Consejo es promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con otras organizaciones globales encargadas de responder a la pandemia en términos de tratamientos, tecnologías de diagnóstico y vacunas.

En ese sentido informó que México estará firmando en los próximos días un acuerdo de compromiso de compra anticipada, en la modalidad de compra opcional, con el Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID-19 (COVAX Facility).

Dicho acuerdo permitirá a México analizar el portafolio de vacunas y, si hay alguna candidata que logre eficiencia, validación y registro global, el gobierno podrá escoger si la toma o no a los precios ofrecidos, previa evaluación y autorización de la Secretaría de Salud.

Al respecto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reiteró que México participa en varios procesos nacionales e internacionales para lograr la vacuna lo antes posible.

El canciller aseguró que a México no le va a faltar la vacuna pues nuestro país está en muchos proyectos. “No estamos apostando, como decimos, todos los huevos a una canasta, sino que estamos jugando, o estando a tiempo, en muy diferentes proyectos”.

Con respecto al anuncio realizado por AstraZeneca sobre la interrupción de sus ensayos clínicos por la detección de un efecto secundario en uno de los voluntarios, el secretario explicó que este desarrollo se encuentra en la fase III, por lo que implica el monitoreo de 40 mil personas inoculadas.

Aclaró que en este tipo de estudios, con un solo caso de algún efecto o reacción, los protocolos dictan que hay que hacer una pausa, no una suspensión.

Reiteró la participación de nuestro país en todos los proyectos que son relevantes y exhortó a esperar los resultados del comité independiente que determinará si la vacuna tiene o no que ver con dicha reacción secundaria.