Reino Unido, el primer país en aprobar una vacuna contra el COVID-19 a finales de 2020, se convirtió ahora en el primero en dar luz verde a una fórmula adaptada tanto a la variante original como a la variante Ómicron del virus.

El organismo regulador de los medicamentos en Reino Unido (MHRA) dio este lunes la aprobación condicional a la llamada vacuna bivalente fabricada por la empresa farmacéutica estadounidense Moderna como refuerzo para adultos.

Ahora se espera que el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización de Reino Unido emita pronto una recomendación sobre cómo debe desplegarse la vacuna en el país.

La decisión de la MHRA se basó en los datos de los ensayos clínicos que demostraron que el refuerzo desencadenó «una fuerte respuesta inmunitaria» tanto contra Ómicron (BA.1) como contra el virus original de 2020.

En junio, Moderna dijo que los datos del ensayo mostraban que, cuando se administraba como cuarta dosis, la inyección adaptada a la variante aumentaba los anticuerpos neutralizantes del virus en ocho veces contra Ómicron.

La MHRA también citó un análisis exploratorio en el que se comprobó que la inyección también generaba una buena respuesta inmunitaria contra las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5, actualmente dominantes en todo el mundo, incluido México.

Según Moderna, los datos del ensayo mostraron que su refuerzo adaptado a la variante generó niveles de anticuerpos contra las subvariantes que fueron 1.69 veces mayores que los que recibieron el refuerzo original.

Sin embargo, la correlación entre los niveles de anticuerpos neutralizantes y la eficacia de la vacuna contra la enfermedad, en particular la enfermedad grave, sigue sin estar clara. La MHRA añadió que no se identificaron problemas graves de seguridad con la nueva formulación de Moderna.

Recordemos que el gobierno de Reino Unido dijo el mes pasado que un programa de refuerzo de la vacuna comenzaría a «principios de otoño» y que las vacunas se ofrecerían a los mayores de 50 años, a los individuos en grupos de riesgo clínico, a los trabajadores de primera línea y al personal de residencias para adultos mayores.

Aunque las vacunas existentes contra el COVID-19 siguen proporcionando una buena protección contra la hospitalización y la muerte, la eficacia de la vacuna se ha visto afectada por la evolución del virus.

«La primera generación de vacunas contra el COVID-19 que se está utilizando en Reino Unido sigue proporcionando una importante protección contra la enfermedad y salvando vidas», declaró la directora ejecutiva de la MHRA, June Raine, en un comunicado. «Lo que esta vacuna bivalente nos da es una herramienta afinada en nuestro arsenal para ayudar a protegernos contra esta enfermedad a medida que el virus sigue evolucionando», añadió.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario