Los nueve periodistas asesinados durante 2018, convirtieron a México en el país sin conflicto armado más peligroso del mundo para el ejercicio de la profesión, de acuerdo a un estudio de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

La organización con sede en Francia señaló que México sólo fue superado por los 15 periodistas asesinados en Afganistán y los 11 en Siria, ambos escenarios de sangrientos conflictos.

El informe señaló que la protección brindada por las autoridades mexicanas a los periodistas amenazados es insuficiente pese a que los comunicadores dedicados a escribir sobre corrupción y crimen organizado son con frecuencia blanco de ataques.

RSF contabilizó 80 periodistas asesinados en el cumplimiento de sus labores, 348 presos, 60 secuestrados y tres desaparecidos durante 2018. «La violencia contra periodistas ha alcanzado niveles sin precedentes y la situación es crítica», dijo el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario