El extitular de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, permanecerá en prisión hasta el próximo miércoles 24 de agosto, fecha que se definió  para la segunda audiencia, luego de que fuera detenido por su presunta participación el «crimen de Estado» en el que desaparecieron los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La segunda audiencia fue programada por el juez Marco Antonio Fuerte Tapia, a las 8:00 horas del próximo miércoles, tras más de 12 horas de duración de su primera comparecencia ante el Poder Judicial este fin de semana, en la que se concedieron tres recesos.

Durante la audiencia se informó de que el exfuncionario, a cargo de la entonces PGR durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, deberá permanecer en prisión preventiva, ya que la Fiscalía General de la República (FGR) argumentó que hay un elevado riesgo de fuga, al contar con una cuenta con más de 85 millones de pesos y múltiples propiedades en los estados de Hidalgo y Guerrero.

La defensa del exprocurador pidió la ampliación o «duplicidad» del plazo establecido para ofrecer pruebas en descargo de su defendido, razón por la cual la audiencia de «vinculación a proceso» se efectuará hasta el miércoles.

Recordemos que el pasado viernes, la FGR y elementos de la Secretaría de Marina (Semar), arrestaron a Murillo Karam por los probables delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia, todos relacionados con el caso Ayotzinapa, así como por la fabricación de la llamada «Verdad Histórica».

El 26 de septiembre de 2014, los estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa desaparecieron cuando se dirigían a Ciudad de México para participar en una manifestación por el 2 de octubre. Según la polémica primera versión que presentó el gobierno de Peña Nieto, la llamada Verdad Histórica, policías corruptos detuvieron a los estudiantes y los entregaron al cartel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en el basurero de Cocula y tiró los restos en el río San Juan.

Sin embargo, el último reporte de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia concluyó de forma preliminar, el pasado jueves, que la desaparición de los 43 estudiantes fue un «crimen de Estado» en el que estuvieron involucrados autoridades de todos los niveles, incluidos grupos criminales, además de que señaló que no hay indicios de que estén vivos.

La Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha desmentido la Verdad Histórica al coincidir con familiares y con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que señaló que los cuerpos no pudieron ser quemados en dicho basurero.

Su llegada al Reclusorio Varonil Norte se dio la mañana del sábado, luego de permanecer en las instalaciones de la FGR en Tacubaya, desde donde fue trasladado en una camioneta gris, escoltada por elementos de las fuerzas armadas.

Murillo Karam es hasta ahora el más alto exfuncionario detenido por la desaparición de los normalistas.

Además de la detención del extitular de la PGR, la Fiscalía informó que obtuvo órdenes de captura contra 20 militares, 44 policías y cinco funcionarios estatales igualmente vinculados al crimen de los 43 normalistas. Adicionalmente, se autorizó la captura de 14 miembros del cártel Guerreros Unidos, presuntos ejecutores del asesinato.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario