El gobierno federal publicó este jueves las reglas para limitar el trabajo de agentes de seguridad extranjeros, como lo es la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), luego de que hace un mes se aprobara la reforma a la Ley de Seguridad Nacional.

La Presidencia de la República expidió los nuevos «lineamientos que regulan la relación de servidores públicos con agentes extranjeros» en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que entrarán en vigor este viernes, cinco días antes del cambio de Administración en Washington.

«Los agentes extranjeros que cometan delitos o infracciones por infringir las disposiciones legales que les prohíben ejercer funciones reservadas a las autoridades mexicanas no gozarán de ningún tipo de inmunidad», advierten las nuevas reglas.

La nueva norma exige a los agentes foráneos acreditarse ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con el aval de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar).  Obliga a embajadas y misiones extranjeras a compartir informaciones con «un impacto significativo en la vida del país, que representen una amenaza a la seguridad nacional o que se refieran a presuntas conductas delictivas de servidores públicos o exservidores públicos mexicanos».

Las dependencias del Gobierno mexicano deberán recibir un informe mensual por parte de las embajadas extranjeras acreditadas en México, relativo a los acuerdos de cooperación bilateral en materia de seguridad y que contribuyan a preservar la seguridad nacional.

Los lineamientos se publican después de que el Congreso aprobara el 15 de diciembre la reforma a la Ley de Seguridad Nacional propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador para regular a los agentes extranjeros, esto luego del roce diplomático por la detención del general Salvador Cienfuegos, en Los Ángeles, California, el 15 de octubre tras una investigación de la DEA.

Y aunque la legislación aplica para todos los países, el presidente y Morena, han admitido que tendrá repercusiones especiales para la DEA y otras agencias de Estados Unidos.

Con la detención de Salvador Cienfuegos, el gobierno de México se quejó con Washington por no compartir la información del caso que llevó al arresto, y gestionó su liberación en noviembre pasado, cuando regresó a México sin cargos.

En los lineamientos publicados este jueves, México reconoce la vigencia del memorando de entendimiento conocido como «Acuerdo Brownsville-Mérida» firmado en 1998 con Estados Unidos, pero aun así advierte de la necesidad de cumplir con la nueva legislación. «Se reconoce en particular la vigencia del compromiso bilateral de comunicar previamente, realizar consultas e informar sobre actividades de los agentes extranjeros», estipula el texto.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario