El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que ayer, en el primer día de la etapa de vacunación a adultos mayores, se aplicaron 87 mil 472 vacunas de AstraZeneca en 144 municipios del país, distribuidos en 30 estados de la República.

Explicó que la vacunación comenzó en zonas rurales porque, en comparación con las zonas metropolitanas, la letalidad es superior a causa de la desigualdad social.

“El rendimiento de la vacuna contra COVID-19 debe ser orientado a donde existe mayor necesidad por el riesgo de complicaciones”, apuntó el subsecretario, contestando así a quienes han criticado el orden de vacunación que el gobierno federal ha implementado.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que el Plan Nacional de Vacunación avanza y no se detendrá, ya que dijo, se ha garantizado que que constantemente llegarán lotes de vacunas al país, además de que producirán en México algunos lotes, como las de AstraZeneca y CanSino.

Detalló que hoy arribará un embarque de casi 500 mil dosis de la vacuna de Pfizer, las cuales servirán para la segunda aplicación a quienes ya recibieron la primera, específicamente personal de salud. Sobre el contrato con Pfizer, explicó que se acordó que cada martes lleguen vacunas a México.

“La mayor parte es para segundas dosis y para terminar de vacunar al personal médico que está en hospitales COVID. Sería la aplicación para 200 mil nuevos trabajadores de salud que no han sido vacunados”, precisó el mandatario.

Adicional informó que el próximo lunes 22 de febrero se cerrará el acuerdo para importar un millón de dosis de la vacuna china Sinovac, misma que «queremos también aplicarla a maestros para el regreso a clases, estamos también preparando eso, en estados con semáforo verde, por ejemplo, en el caso de Chiapas, y en estados que vayan bajando en intensidad en cuanto a la pandemia y estén en amarillo».

El jefe del Ejecutivo reafirmó su postura para que no haya acaparamiento internacional de las vacunas y se distribuyan con equidad entre los países.

Y es que López Obrador recordó que México tuvo una interrupción en el suministro de la vacuna de Pfizer, pues la planta de que se están mandando a México es la de Bélgica, pese a la cercanía que hay con plantas en Estados Unidos; criticó que la producción en Estados Unidos de Pfizer esté permitida solo para su uso en ese país.

«Son de las cosas que queremos ver en la ONU», dijo López Obrador. «Que no haya acaparamiento en las vacunas, que haya un principio de igualdad», concluyó.

Sobre el tema, fue el canciller Marcelo Ebrard quien indicó que México expondrá ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) su preocupación en torno al acceso no equitativo a las vacunas contra el COVID-19 a nivel mundial.

El titular de la SRE dijo que mañana miércoles planteará la temática de México y América Latina sobre la «desigualdad» de acceso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que México se encuentra.

«¿Cómo los países que producen (vacunas) tienen tasas de vacunación muy altas y América Latina y el Caribe mucho menores?», cuestionó Ebrard al participar en la conferencia matutina. «Mañana (miércoles) lo vamos a plantear en el Consejo de Seguridad, porque no es justo», añadió.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario