Reino Unido vuelve al estricto confinamiento del pasado marzo, por la alarmante expansión de la nueva variante del coronavirus, que amenaza con colapsar los hospitales, una noticia que se conoce el mismo día en que el país empezó a administrar la vacuna contra la covid-19 de Oxford/AstraZeneca.

En un mensaje dirigido a la nación, el primer ministro Boris Johnson remarcó que la nueva cepa, entre un 50% y un 70% más contagiosa, se está propagando «de manera frustrante y alarmante» y dijo de que los hospitales «están soportando más presión por el Covid que en cualquier momento desde el principio de la pandemia».

Entre las nuevas directrices detalladas hoy, que forman parte del tercer confinamiento, Johnson instruyó a los ciudadanos a quedarse en sus casas y solo salir «por motivos limitados», entre ellos comprar productos esenciales, buscar ayuda médica, como solicitar una prueba Covid-19-, trabajar si es absolutamente necesario, hacer ejercicio o escapar de situaciones de abuso doméstico.

En cuanto a los colegios y universidades, estos centros impartirán sus clases a distancia desde mañana y hasta mediados de febrero aunque se mantendrán operativos los servicios de cuidado de los más pequeños, como guarderías.

Pese a las nuevas pautas, Johnson destacó como «gran diferencia» entre este nuevo confinamiento y el anterior el hecho de que el país está en esta ocasión sumido «en la mayor campaña de vacunación de la historia» del Reino Unido.

Recordemos que Brian Pinker, de 82 años, fue la primera persona en ser vacunada con el compuesto desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, después de que la vacuna recibiese el visto bueno de los reguladores el pasado 30 de diciembre.

La nueva vacuna, que se añade al programa de inmunización iniciado el 8 de diciembre con el de Pfizer/BioNTech, fue suministrado a Pinker por la enfermera Sam Foster en el hospital universitario Churchill de Oxford, antes de que medio millón de dosis sean suministradas esta semana a los grupos más vulnerables.

El gobierno confía en acelerar las vacunaciones ante el inquietante aumento de los contagios, que las autoridades sanitarias relacionan con la nueva variante del coronavirus, tras registrarse hoy en el conjunto del país 58,784 nuevos casos, la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia.

También los principales asesores médicos del país recomendaron hoy elevar el nivel de alerta, de 4 al 5, y señalaron que el sistema sanitario público «podría verse desbordado en 21 días» a menos que se adopten medidas más duras.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario