Tag

variante

Browsing

El número de contagios globales de COVID-19 podría llegar a los 200 millones en las próximas tres semanas si se mantiene el actual ritmo ascendente de casos, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Del 12 al 18 de julio los contagios globales aumentaron un 12%, con más de 3.4 millones de casos, es decir, casi medio millón más por día, mientras que la cantidad de muertes se mantuvo estable.

En la última semana se registraron 57,000 muertes por COVID-19 y alrededor de 100,000 contagios diarios más que la semana anterior, lo que hace un total desde que comenzó la pandemia de más de 190 millones de casos y 4 millones de fallecimientos.

Todas las regiones menos América y África reportaron un aumento en los contagios, sobre todo en la región de Asia Oriental, con un 30% más de casos que la semana anterior, y Europa con un 21% más.

Con respecto al número de muertes, Europa y África registraron cantidades similares a la semana anterior, mientras que el sur y este de Asia registraron aumentos de un 12% y un 10%, respectivamente.

En la última semana, los países que registraron mayores cantidades de contagios fueron Indonesia, Reino Unido, Brasil, India y Estados Unidos.

La OMS atribuyó el aumento de los contagios a la circulación de variantes más transmisibles, como la Delta, ya identificada en 124 países y que se advirtió, podría convertirse en la dominante en los próximos meses.

Delta, identificada por primera vez en India, ya representa más de tres cuartas partes de las muestras secuenciadas en muchos países, dijo la OMS.

«Se espera que supere rápidamente a otras variantes y se convierta en el linaje circulante dominante en los próximos meses», dijo la agencia sanitaria de la ONU en su informe epidemiológico semanal.

De las otras tres variantes de coronavirus llamadas preocupantes (VOC), la Alfa, detectada por primera vez en Gran Bretaña, se detectó en 180 territorios, la Beta, detectada por primera vez en Sudáfrica, en 130 y la Gamma, detectada por primera vez en Brasil, en 78.

La organización también citó como un factor para el ascenso de los contagios la relajación de las medidas sanitarias de prevención pública, el incremento de las reuniones sociales y la gran cantidad de personas que todavía no tienen acceso a la vacunación.

Sobre las vacunas, este miércoles se informó que BioNTech y Pfizer alcanzaron un acuerdo con la empresa biofarmacéutica sudafricana Biovac para fabricar dosis de su vacuna contra la COVID-19 para su distribución en África.

La empresa sudafricana fabricará y distribuirá la vacuna de BioNTech-Pfizer y ampliará la red mundial de producción, que incluirá así más de veinte instalaciones.

Las empresas informaron de que hasta la actualidad se han distribuido más de mil millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19 en más de cien países o territorios y agregaron que el objetivo es distribuir dos mil millones a países de rentas medias y bajas en 2021 y 2022.

La variante Delta del coronavirus causante de la COVID-19, detectada por primera vez en la India y mucho más contagiosa que versiones anteriores del virus, está presente en al menos 104 países y pronto se convertirá en la dominante a nivel mundial, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«El mundo está experimentando en tiempo real cómo el virus continúa cambiando y volviéndose más contagioso», subrayó en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros confirmó que la semana pasada las muertes globales por COVID-19 (unas 55,000) fueron ligeramente superiores a los siete días anteriores, poniendo fin a 10 días de descensos y situando la cifra oficial de fallecidos en la pandemia en más de cuatro millones.

«La emergencia sanitaria está empeorando, y ello amenaza vidas, trabajos, y la recuperación económica global», advirtió Tedros.

El director general subrayó que el aumento de nuevos casos de COVID-19, favorecido por la expansión de la variante Delta, ya se está observando también en lugares con altas tasas de vacunación, aunque la situación es «particularmente mala» en países donde la inmunización está avanzando lentamente.

«Ello se traduce en altos números de hospitalizaciones y muertes, incluso en países que lograron controlar anteriores oleadas del virus», aseguró, para recordar que países de renta baja vuelven a sufrir problemas de suministro de equipo de protección sanitaria, oxígeno y tratamientos.

Tedros reiteró, como viene haciendo desde hace meses, que la desigual distribución de vacunas está perjudicando la estrategia mundial contra el coronavirus.

«Algunos países están encargando millones de dosis para dar inyecciones de refuerzo cuando hay otros que ni siquiera tienen suministros para inmunizar a sus trabajadores sanitarios y su población vulnerable», lamentó.

La variante Delta del coronavirus puede escapar a algunos anticuerpos monoclonales de laboratorio, pero las dos dosis de Pfizer o AstraZeneca generan una repuesta neutralizante en el 95% de las personas.

Un estudio que publica la revista Nature, encabezado por científicos franceses, indica que Delta es menos inhibida por los anticuerpos presentes en las personas que han pasado la COVID-19 o que han recibido una sola dosis de las citadas vacunas.

La variante Delta es ya predominante en países como India , donde surgió, Reino Unidos o Portugal, y se estima que, «en algunas semanas o meses», será la mayoritaria en toda Europa, señala el Instituto Pasteur, cuyo investigador Olivier Schwartz encabezó el equipo.

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

La variante Delta del coronavirus es «menos sensible a los anticuerpos neutralizantes que la Alfa», según los resultados del estudio, y sugiere que consigue escapar de los anticuerpos que se dirigen a ciertas partes de la proteína Spike, que es la que usa el virus para entrar en las células.

El estudio también señala que una sola dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o AstraZeneca fue poco o nada eficaz contra las variantes Beta y Delta; solo alrededor del 10% de los individuos fueron capaces de neutralizar la variante Delta después de una dosis.

Sin embargo, la administración de las dos dosis de esa vacunas generó una respuesta neutralizante en el 95% de los individuos, aunque es «de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la Alfa».

Sobre la vacuna de Pfizer y BioNTech, los laboratorios anunciaron este jueves que buscarían la autorización regulatoria para una tercera dosis del fármaco.

«Las empresas esperan publicar datos más definitivos pronto, así como en una revista revisada por pares, y planean enviar los datos a la FDA (agencia estadounidense de Alimentos y Drogas), a la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y otras autoridades reguladoras en las próximas semanas», indicaron en un comunicado.

Pfizer y BioNTech enfatizaron que están desarrollando una dosis de refuerzo contra la variante Delta; expresaron su creencia de que una tercera inyección de su actual vacuna, que requiere dos dosis, tiene el potencial de mantener los «niveles más elevados» de protección contra todas la variantes actuales.

Sin embargo, apuntaron que se mantienen vigilantes y que desarrollan una versión actualizada de la vacuna.

«Como se ve en las evidencias del mundo real publicadas por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna ha disminuido seis meses después de la vacunación, al mismo tiempo que la variante delta se está convirtiendo en la dominante en ese país», dijeron las compañías en un comunicado recogido por varios medios locales.

En más de vacunas, este jueves se informó que la vacuna china CoronaVac es segura y proporciona un 83.5% de protección contra la COVID-19 sintomática tras dos dosis y un 100% de protección contra la hospitalización, según un análisis intermedio.

Estos resultados se han publicado en la revista The Lancet y se han presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID).

Se trata de un ensayo en fase III realizado en Turquía que pone de manifiesto, además, que los efectos adversos de CoronaVac (de Sinovac) fueron principalmente leves y se resolvieron en un día.

La transmisión comunitaria de la variante Delta del coronavirus se mantiene «muy limitada» en el conjunto de las Américas, dijo este miércoles la directora a la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Si bien la variante Delta ya se ha detectado en 15 países o territorios (del continente americano), hasta el momento se ha asociado principalmente a casos en viajeros», señaló en rueda de prensa Carissa Etienne, titular de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aseguró que la transmisión comunitaria de la variante Delta sigue siendo muy limitada, mientras que otras variantes siguen predominando, en alusión a Alfa y Gamma, detectadas inicialmente en Reino Unido y Brasil, respectivamente.

Delta, originalmente identificada en India, ya es la cepa dominante del virus del COVID-19 en Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), principal agencia de salud pública estadounidense, reportaron un 51.7% de casos asociados a esta variante en las dos semanas anteriores al 3 de julio.

Etienne reconoció que Delta ha ido en aumento en Estados Unidos y se está volviendo predominante en algunos estados, pero destacó que ese patrón puede no replicarse en el resto de la región.

Según datos compilados por la OPS, al 6 de julio Delta había sido detectada en Estados Unidos, Canadá y México, así como en cuatro países sudamericanos: Argentina, Brasil, Chile y Perú.

En nuestro país, se ha comenzado a experimentar un repunte de casos, mayormente relacionados a la variante Delta. Al abordar el tema de México, la OPS aplaudió las donaciones que el gobierno federal ha hecho a varios países de Centroamérica y Jamaica. «La solidaridad regional ayudará a allanar el camino para salir de esta pandemia».

Ningún caso vinculado a Delta había sido reportado en Centroamérica, pero sí se habían notificado contagios de esta cepa en el Caribe en Aruba, Barbados, Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, Puerto Rico, Saint Maarten y Saba.

«Es difícil en este momento predecir cuál será el impacto de la variante Delta en nuestra región», insistió Etienne.

Por eso, independientemente de la variante que prevalezca, llamó a tomar todas las medidas de salud pública que han probado ser eficaces para reducir la transmisión del virus, como el uso adecuado de mascarillas, el distanciamiento social, la higiene de manos, «y, por supuesto, la vacunación».

La efectividad de la vacuna rusa contra el COVID-19, Sputnik V, es 2.6 veces menor contra la variante registrada inicialmente en India, Delta, señaló hoy Denís Logunov, el vicedirector de Investigación del Centro Gamaleya, desarrollador del preparado.

Sputnik V ha demostrado una eficacia del 97.6% en la campaña de vacunación de los rusos, pero la variante Delta «hace rebajar ligeramente la actividad del suero», señaló Logunov en una rueda de prensa. «Es decir 2.6 veces», añadió el científico que junto a su equipo.

Según el director del Gamaleya, Alexandr Gintsburg, en torno al 90% de los nuevos casos de COVID-19 que se registran en Rusia son de la variante india.

Tanto él como Logunov recalcaron que la única manera de frenar la pandemia es mediante la vacunación en un país en el que solo 22.2 millones de personas se han inmunizado, el 15.18% de la población, según la página Gogov.ru, la única que recoge datos actualizados y por regiones ante la falta de datos oficiales pormenorizados.

La semana pasada las autoridades comenzaron a hablar de dosis de refuerzo ante el aumento de casos de COVID-19, que se sitúan cada día en casi 21,000 y que ha provocado que más de una decena de regiones hayan implantado la vacunación obligatoria para empleados del sector de servicios y de la administración pública.

El Ministerio de Salud ha elaborado recomendaciones para que se haga la dosis de refuerzo o de recuerdo una vez cada seis meses si hay un repunte de la enfermedad y una vez al año cuando la situación epidémica esté en «calma».

Gintsburg coincidió con estas directrices, incluido para aquellos que ya han pasado la enfermedad, a fin de mantener constantemente elevados los anticuerpos.

La variante ‘Delta’ del coronavirus causante de la COVID-19, detectada inicialmente en la India, es la que se transmite con mayor velocidad, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertando que puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria que en muchos países han comenzado a ocurrir.

«Esta variante nos preocupa mucho, y circula ya en 92 países», subrayó en rueda de prensa la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María Van Kerkhove.

La variante ‘Delta’ tiene ahora la oportunidad de transmitirse con el aumento de la socialización, además de que la relajación de las medidas se hace demasiado pronto en un momento en el que todavía grandes poblaciones siguen sin vacunar, dijo la experta estadounidense.

Subrayó, que, en el lado positivo, no hay indicaciones de que la variante ‘Delta’ suponga un aumento de la mortalidad entre los afectados por COVID-19, y que las vacunas siguen siendo efectivas contra ella, al menos en la reducción de casos graves.

«En todo caso es importante subrayar que se necesita recibir dos dosis de la vacuna para estar completamente protegido», subrayó también en relación a la variante ‘Delta’.

Asimismo, las medidas sanitarias se muestran eficaces para frenar la trasmisión sobre esta variante primero detectada en la India, lo que en su opinión podría suponer «que tengan que aplicarse durante un mayor periodo de tiempo».

«Es la variante más rápida, y puede afectar fácilmente a los más vulnerables», insistió por su parte el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

En tanto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que los casos globales de COVID-19 han bajado durante ocho semanas consecutivas y las muertes durante siete, aunque todavía las cifras son altas (2.5 millones de contagios en el mundo y 64,000 fallecimientos en los últimos siete días).

Además, señaló que la curva descendente global se está aplanando, lo que significa un freno de la bajada de casos en muchas regiones, aunque preció que en África hay un rápido incremento, con un 40% de aumento de contagios y muertes durante la semana pasada.

El nivel de anticuerpos en sangre capaces de neutralizar la variante ‘Delta’ (india) del coronavirus es menor respecto al de anticuerpos eficaces contra otras variantes en personas que han recibido la vacuna de Pfizer, según una investigación publicada en la revista «The Lancet».

Científicos del Instituto Francis Crick y el Instituto Nacional para la Investigación Médica (NIHR), ambos británicos, han comprobado que la cantidad de esos anticuerpos decrece con la edad y también con el paso del tiempo.

Sus conclusiones apuntan a que el nivel de anticuerpos capaces de neutralizar la variante B.1.617.2 es más de cinco veces menor respecto a la variante original del coronavirus, sobre la que están diseñadas las actuales vacunas, en personas con la pauta completa de Pfizer.

Los autores del trabajo subrayan en un comunicado del Francis Crick Institute que esos resultados aportan «pruebas adicionales que respaldan los planes de inocular una vacuna de refuerzo a las personas vulnerables en otoño».

También resaltan que con una sola dosis del preparado de Pfizer es «menos probable» que se desarrollen tantos anticuerpos efectivos contra la variante ‘Delta’ como contra la variante ‘Alpha’ (británica), predominante hasta ahora en el Reino Unido.

Los investigadores han estudiado muestras de sangre de 250 individuos sanos vacunados con Pfizer y han puesto a prueba la capacidad de sus anticuerpos para neutralizar diversas variantes. Los niveles de anticuerpos efectivos contra la versión ‘Delta’ del virus decaen incluso con las dos dosis del preparado, pero lo hacen especialmente con una sola dosis.

Tras una primera inyección, el 79% de las personas cuenta con niveles significativos de anticuerpos capaces de neutralizar al virus original descubierto en Wuhan, China. Ese porcentaje se reduce al 50% con la variante británica (B.1.1.7), el 32% con la india (B.1.617.2) y el 25% con la surafricana (B.1.351).

«Lo más importante es asegurarnos de que la protección de las vacunas se continúa lo suficientemente alta para mantener a tanta gente como sea posible alejada de los hospitales», afirmó la investigadora Emma Wall. «Nuestra investigación sugiere el mejor modo de lograrlo es inocular rápidamente las segundas dosis y ofrecer dosis de refuerzo a aquellos cuya inmunidad podría no ser lo suficientemente sólida contra estas nuevas variantes», agregó.

Casi la mitad de los más de 3.4 millones de muertos de COVID-19 reportados en el mundo han ocurrido en el continente americano, pero las cifras reales podrían ser más altas, advirtió este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ya la semana pasada, la OPS había asegurado que no se estaban contando la totalidad de decesos por la enfermedad en todo el mundo.

«De acuerdo a nuevas proyecciones, muchas más personas están muriendo por complicaciones de COVID o por los impactos indirectos de la pandemia, como alteraciones de los servicios esenciales, que han puesto su salud en riesgo», dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne.

En 2020, hubo 1.8 millones de muertos, pero la cifra global real de personas fallecidas de COVID-19 ahora se estima cercana a los 3 millones, casi el doble de los números reportados el año pasado.

«De forma preocupante, la mitad de esos fallecimientos han ocurrido aquí en América, lo que demuestra el enorme impacto que esta pandemia ha tenido en nuestra región», declaró Etienne en una sesión informativa semanal.

El viernes pasado, la cifra de muertos de COVID-19 en América Latina superó el millón de personas y la pandemia está empeorando en la región con la tasa de muerte per cápita más alta del mundo.

La OPS dijo que los casos y las muertes de COVID-19 se ‘amesetaron’ en un nivel alarmantemente alto en América Latina, donde algunos de sus países tuvieron las cinco tasas más altas de mortalidad en todo el mundo la semana pasada.

Chile, Perú y Paraguay reportaron descensos en nuevas infecciones, pero Uruguay, Argentina y Brasil volvieron a registrar aumentos de casos, mientras Bolivia mostró un drástico aumento de muertes, dijo Etienne.

Muchas personas en la región dejaron de adherirse a las medidas de salud pública contra el COVID-19, advirtió Etienne, al tiempo que la OPS alertó de una nueva amenaza.

La variante del coronavirus B.1.617, inicialmente reportada en India, ha sido detectada en 10 países del continente americano, mayormente asociada con los viajes internacionales, dijo Sylvain Aldighieri, gerente de incidente para COVID-19 de la OPS.

Los casos se han detectado en América del Norte, Central y del Sur, así como en el Caribe, aunque no se ha asociado una transmisión comunitaria con esta variante, agregó.

Si bien es más transmisible, no hay evidencia de que la variante sea más letal que las ya existentes en América.

El Ministerio de Tecnología de la Información (TI) de India contactó a todas las empresas tecnológicas encargadas de las redes sociales para pedirles eliminen cualquier contenido que se refiera a la «variante india» del COVID-19.

Y es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el 11 de mayo que la variante del coronavirus B.1.617, identificada por primera vez en India el año pasado, iba a ser clasificada como variante de preocupación mundial.

Un día después, el gobierno indio emitió un comunicado declarando que reportes de medios que usan el término «variante india» no tenían ningún fundamento, aseverando que la OMS había clasificado la variante sólo como B.1.617.

En la comunicación enviada, el Ministerio de TI pidió a las empresas que «eliminen todo el contenido» que nombre o implique «variante india» del coronavirus.

«Esto es completamente FALSO. No existe tal variante de COVID-19 científicamente citada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS no ha asociado el término ‘variante india’ con la variante B.1.617 del coronavirus en ninguno de los sus informes», aseguró el gobierno.

Según Reuters, un funcionario del gobierno indio dijo que la petición se emitió para enviar un mensaje «fuerte y claro» de que tales menciones de la «variante india» propagan la falta de comunicación y dañan la imagen del país.

Recordemos que en todo el mundo, médicos y expertos en salud se han referido genéricamente a las variantes de los coronavirus en función del lugar donde se identificaron, lo que incluye variantes de Sudáfrica y Brasil.

Reuters señaló que un ejecutivo de redes sociales dijo que sería difícil eliminar todo el contenido que usa esa palabra, ya que hay cientos de miles de publicaciones de este tipo, y agregó que «tal medida conduciría a una censura basada en palabras clave en el futuro».

El presidente ejecutivo de BioNTech SE, Ugur Sahin, dijo este jueves que los últimos estudios permiten prever que la vacuna contra el COVID-19 que desarrollaron junto a Pfizer ofrece un nivel de protección de entre el 70% y el 75% contra la variante detectada en India.

«Esta semana hemos hecho experimentos con la mutación india y nuestra vacuna muestra una reacción del 25-30 por ciento contra la variante. Con esta reacción podemos esperar una protección del 70-75% contra infecciones», dijo el médico.

El científico alemán de origen turco hizo estas declaraciones durante una videoconferencia con el ministro de Sanidad turco, Fahrettin Koca, transmitida en directo por la cadena NTV.

Durante esta charla no dio más detalles sobre los experimentos realizados o qué pueden significar para la lucha contra la pandemia.

Agregó que en personas que ya han pasado la COVID-19, una única dosis de la vacuna BioNTech tres meses después de curarse puede ser suficiente para mantener la inmunidad.

Al respecto, el director regional de la Organización Mundial de la Salud (AMLO) dijo que las vacunas contra el COVID-19 que se están administrando en Europa, incluida la de Pfizer-BioNTech, parecen ser capaces de proteger contra todas las variantes del COVID-19 que circulan y causan preocupación en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó este lunes como «preocupante» a la variante del COVID-19 descubierta en India, la B.1.617, por ser más resistente y contagiosa.

«Hay informes de que la B.1.617 es más contagiosa», pero también hay indicios de que tiene un grado de resistencia a las vacunas, y «por lo tanto, lo clasificamos como una variante preocupante», dijo la doctora Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la lucha contra el COVID-19 en la OMS.

La científica explicó que más detalles serán publicados mañana en el informe epidemiológico que la agencia ofrece, aunque aclaró que faltarían muchas investigaciones sobre esta variante, especialmente por la vía de la mayor secuenciación, «para saber la cantidad de ese virus que circula» y también el grado de «intensidad» con que atenúa la eficacia de las vacunas.

«No tenemos nada que sugiera que nuestros diagnósticos, medicamentos y vacunas no están funcionando. Y eso es importante», subrayó, insistiendo en que hay que seguir aplicando las medidas sanitarias como la distancia social, el uso de la máscara y la reducción de los contactos.

La especialista indicó que se van a seguir viendo variantes del COVID preocupantes, por lo que habrá que hacer todo lo posible para limitar la transmisión, limitar las infecciones, prevenir el contagio y reducir la gravedad de la enfermedad.

Esta variante es una de las razones, pero no la única, que explica la explosión del coronavirus en India, que es el peor foco de la pandemia en la actualidad. Según estadísticas oficiales, unas 4,000 personas mueren actualmente cada día de COVID-19 en India, donde el balance total de la epidemia se acerca a los 250,000 muertos.

Muchos expertos estiman que estas cifras son inferiores a la realidad y citan datos de los crematorios. Las víctimas no contabilizadas son especialmente numerosas ahora que el actual brote epidémico se ha propagado fuera de las grandes ciudades, en las zonas rurales donde los hospitales son escasos y llevan poco al día sus registros.

Recordemos que en nuestro país, donde ya se ha identificado la variante india, las autoridades sanitarias aseguraban apenas la semana pasada que la variante no era de preocupación, argumentando la clasificación que hacía de ella la OMS

El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, aseguró que si bien la variante del virus es una mutación de interés, no era de preocupación. «Es estudiada (la variante) para su secuenciación genómica y ninguna persona que tenga esta variante requiere de aislamiento específico porque no representa un riesgo mayor al de la propia pandemia», dijo el funcionario en una de las conferencia de prensa diarias.

En ese momento aseguró que el situación que enfrentaba la India obedecía al estado de su sistema de salud y a la cantidad de población, más no a la variante del coronavirus identificada en esa nación.

La Secretaría de Salud confirmó este fin de semana que se ha detectado en el país el primer caso de la variante de India del coronavirus; específicamente en el estado de San Luis Potosí.

Según indicó el secretario de Salud Pública estatal, Miguel Ángel Luztow, «el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) nos notificó tres nuevos aislamientos, en tres muestras se identificaron variantes, dos de ellas sin importancia y una que es de interés y justo es la B1-617 que originalmente se le conoce, mal llamada, como variante de la India».

El funcionario señaló que es la primera vez que esta variante se identifica en México.

Detalló que la variante se identificó en una persona que vive en la capital del estado, y señaló que se está haciendo el proceso de investigación.

«Lo más probable es que haya sido por contacto con personas que habían estado en Estados Unidos», dijo. Añadió que la persona afectada está en recuperación y ya no está hospitalizada.

La variante india del coronavirus está considerada responsable, en parte, de una segunda oleada de la epidemia en India.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la semana pasada que esta mutación del virus había sido identificada en 17 países, varios de ellos europeos.

Al respecto, el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, aseguró que si bien la variante del virus es una mutación de interés, no es de preocupación de acuerdo con la clasificación de la OMS.

«Es estudiada (la variante) para su secuenciación genómica y ninguna persona que tenga esta variante requiere de aislamiento específico porque no representa un riesgo mayor al de la propia pandemia», dijo el funcionario.

Aseguró que el panorama crítico que enfrenta actualmente la India obedece al estado de su sistema de salud y a la cantidad de población y no a la variante del coronavirus identificada en esa nación.

Sobre la India, este fin de semana México pasó a la cuarta posición de los países con más muertes en todo el mundo, luego de que durante varias semanas permaneciera en tercer sitio, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil.

De acuerdo al recuento que realiza la Universidad Johns Hopkins, la India alcanzó los 218 mil 959 decesos por el coronavirus, mientras que México suma al día de hoy 217 mil 233 muertes.

El Secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz Martínez, informó este miércoles que se detectó un paciente con la variante de Covid-19 proveniente del Reino Unido, situación que fue confirmada por el Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (InDRE).

El funcionario informó que la variante conocida como B.1.17 se identificó en un caso que se presentó en febrero pasado, aunque fue hasta la noche de ayer que el InDRE confirmó la situación a la Secretaría de Salud estatal.

Lo que se sabe hasta ahora, y que fue una situación que Díaz Martínez comentó, es que dicha cepa es más contagiosa, y afecta en mayor medida a la población joven.

“Corresponde a una de las variantes de las mutaciones; en este caso a la B.1.1.7 que es la variable del Reino Unido; entonces, ya encontramos esta variante que suele ser mucho más contagiosa, se han reportado casos en jóvenes, más allá de los 60 años», detalló el encargado de Salud de Guanajuato.

No es el primer caso de la variante británica detectada en el país, pues anteriormente ya se habían reportado casos en Tamaulipas y en Nuevo León.

“Los detalles en cuanto al seguimiento y el seguimiento de los contactos, de 11 muestras que enviamos hasta el momento se nos reportaron cuatro negativas y ésta es la primera positiva”, añadió.

El funcionario especificó que la persona que ha dado positivo se encuentra en recuperación favorable; no se indicó el municipio en el que se encuentra el caso.

El secretario de Salud indicó que ante la situación se extremarán precauciones considerando el periodo vacacional de Semana Santa.

Exhortó a la ciudadanía a estar consciente de lo complicado de la nueva cepa e hizo un atento llamado a no a alarmarse, pero sí extremar precauciones y medidas higiénicas evitando la movilidad innecesaria.

El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) confirmó este martes la presencia en México de la mutación E484K, que fue hallada por la Universidad de Guadalajara (UdeG), así como de la variante brasileña del coronavirus SARS-CoV-2.

En un comunicado, José Francisco Muñoz Valle, rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud y coordinador general de la Sala de Situación en Salud por la covid-19 de la Universidad de Guadalajara (UdeG), en donde se detectó la variante, dijo que estas mutaciones son las que más preocupan a científicos.

Señaló que la mutación E484K, que surgió en Sudáfrica y Brasil, se ha asociado con la disminución de la neutralización del virus hasta diez veces, por lo que el virus podría ser resistente a las vacunas y a las terapias con anticuerpos.

«Lo que pudiera pasar es que las vacunas tuvieran una menor eficacia o que se presenten reinfecciones, pero faltan estudios para verificar en qué medida puede bajar la eficacia de la vacuna», señaló.

Recordó que los primeros cuatro casos sospechosos de personas con esta mutación del virus SARS-CoV-2 fueron reportados por la UdG el pasado 29 de enero, aunque los casos no fueron graves, lo cual «nos deja tranquilos».

Explicó que hasta ahora se han analizado más de mil muestras en el estado de Jalisco, donde se detectaron los cuatro casos.

«Tenemos otras nueve muestras por validar, por lo que aún no es suficiente para decir cuál sería la implicación que esto pudiera tener», precisó.

Informó que el InDRE recomienda un seguimiento clínico y epidemiológico, y es por ello que la universidad iniciará un Sistema de Vigilancia Epidemiológica Molecular para SARS-CoV-2 en las muestras de los pacientes positivos, que permitan implementar estrategias de control efectivas contra la Covid-19.

Explicó que este sistema de vigilancia permitirá identificar en qué medida va creciendo la frecuencia de esta mutación, lo que contribuirá al control de la pandemia.

La variante del coronavirus encontrada por primera vez en la región británica de Kent es preocupante porque podría afectar la protección que ofrecen las vacunas contra el COVID-19, según la jefa del programa de vigilancia genética del Reino Unido.

La variante de Kent «va a barrer el mundo, con toda probabilidad», dijo Sharon Peacock, directora del consorcio COVID-19 Genomics UK (Cog-UK) en entrevista con la cadena BBC.

Mientras el nuevo coronavirus ha matado a 2.35 millones de personas, y trastornado la vida de todo el mundo, las nuevas variantes han hecho temer que las vacunas deban ajustarse y que la gente necesite reforzar la inoculación.

Peacock dijo que las vacunas hasta ahora son eficaces contra las variantes en el Reino Unido, pero que las mutaciones podrían socavar los resultados de la vacunación.

«Lo preocupante de esto es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando está empezando a mutar de nuevo y a obtener nuevas mutaciones que podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y eficacia de las vacunas», añadió Peacock.

Esa nueva mutación, identificada por primera vez en Bristol, en el suroeste de Inglaterra, ha sido designada como «variante preocupante», por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes.

Hasta ahora hay 21 casos de esa variante que tiene la mutación E484K, que se produce en la proteína de la espiga del virus, el mismo cambio que se ha visto en las variantes sudafricana y brasileña.

Hay tres variantes principales conocidas que preocupan a los científicos: La sudafricana, conocida por los científicos como 20I/501Y.V2 o B.1.351; la británica o de Kent, conocida como 20I/501Y.V1 o B.1.1.7; y la brasileña conocida como P.1.

Las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech y AstraZeneca /Oxford protegen contra la principal variante británica.

«Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, de cara al futuro, vamos a seguir haciendo esto durante años. En mi opinión, seguiremos haciéndolo 10 años», remató la expera.

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), Ruy López Ridaura, confirmó que se investiga si el virus hallado en cuatro personas de Jalisco, se trata de una nueva variante del Covid-19 local.

«El Indre ha estado en contacto con el laboratorio estatal del estado de Jalisco, ellos también ya hicieron la evaluación (…) se está evaluando y con el apoyo del Indre para su caracterización y para ver si es realmente una nueva cepa», dijo el funcionario en la conferencia vespertina de Palacio Nacional.

Indicó que en un inicio se había sospechado que podía tratarse de la variante de Sudáfrica, aunque dijo que esa posibilidad quedó descartada.

López Ridaura enfatizó que mutaciones y variantes se han reportado muchas, por lo que para hablar de una nueva cepa mexicana se debe caracterizarla y ver su peso epidemiológico, saber qué características tiene, si es más virulentas o si implica que la enfermedad sea más grave.

Sobre qué implicaría que fuera una variante mexicana, indicó que lo importante no es que sea una variante mexicana, pues enfatizó que seguramente hay mutaciones de los virus que ya circulan en la población mexicana.

«No es solamente que exista una variante mexicana, es posible que existan varias variantes de mutaciones que no impactan para nada ni en la transmisión, ni en la virulencia y que realmente tampoco vale la pena caracterizarla; cuando se empieza a encontrar variantes que puedan tener este potencial es importante caracterizarla para ver su potencial en el curso de la epidemia», detalló.

Y es que de acuerdo a la Jefa del Laboratorio de Diagnóstico en Enfermedades Emergentes y Reemergentes (LaDEER), del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, Natali Vega Magaña, se detectó el pasado 27 de enero en cuatro personas una variante que no compartía información con la hallada en Brasil o Sudáfrica, por lo que  se comenzó a hablar de una variante mexicana.

“Lo que podemos confirmar, es que sí detectamos la mutación E484K y esto es un hallazgo importante, ya que no había sido reportada en México», declaró la experta.