En los últimos 70 años en el mes de septiembre se concentran en México el mayor número de sismo de magnitud 7 o mayor; sin embargo, si se contemplan en una escala más amplia, el mes con mayor frecuencia de sismos es diciembre, señalaron investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

«En los últimos 70 años septiembre ha ocupado un lugar preponderante en la ocurrencia de sismos fuertes, aquellos sismos que tienen una magnitud mayor o igual a 7», explicó el secretario académico del Instituto de Geofísica de la UNAM, Luis Quintanar.

Pero sostuvo que si se analiza desde una escala más correcta, que es una escala de tiempo mayor y se toma en cuenta el catálogo completo de sismos del Servicio Sismológico Nacional (SSN) desde que fue inaugurado, ya no es septiembre el mes con mayor ocurrencia de sismos, «de hecho es diciembre en los últimos 120 años».

Los investigadores del SSM y de la UNAM ofrecieron esa información en relación al sismo del pasado 7 de septiembre, de magnitud 7,1 con epicentro cerca de Acapulco, del que hasta este martes a las 08:00 horas,  han ocurrido 849 réplicas, la más grande de magnitud 5.2.

Detallaron que un millón 113 mil personas lo sintieron de manera muy fuerte; alrededor de 22 millones 450 ciudadanos lo sintieron de manera moderada y 16 mil 516 de forma leve.

Recordaron que la región de la costa de Guerrero, epicentro del reciente sismo, es una zona del país con gran potencial de sismos y tsunamis, junto a la zona costera de Oaxaca.

Señalaron que esta zona es la que contiene la famosa brecha sísmica, una zona donde no ha ocurrido un sismo grande desde 1911, entre Acapulco y Zihuatanejo, y el cual podría causar daños catastróficos a la Ciudad de México dada su cercanía. “Todos estos sismos se deben a la subducción de la placa oceánica, o de Cocos, por debajo de la placa continental, o de Norteamérica», señalaron los expertos.

En tanto, la directora del Instituto de Ingeniería, Rosa María Ramírez Zamora, manifestó que a la problemática de los sismos hay que añadir el cambio climático, que trae como consecuencia la ocurrencia de otros fenómenos de desastre, como son los huracanes que ocasionan inundaciones, pérdidas humanas y materiales en Hidalgo, Veracruz y el Estado de México.

Recordó que el SSN, operado por la UNAM, es una entidad creada en 1910, que tiene 111 años de vida, y su misión principal «es localizar los sismos, dar su magnitud y participar en la toma de decisiones».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario