Tag

empleos

Browsing

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó este viernes que al 31 de enero pasado se tienen registrados 19 millones 821 mil 651 puestos de trabajo, de los cuales, el 85.7% son permanentes y el 14.3% son eventuales.

En el informe que publicó este viernes respecto a los puestos de trabajo afiliados al Instituto, indicó que durante enero se registró un incremento mensual de 47,919 puestos, equivalente a una tasa mensual de 0.2%.

Con lo anterior, precisó que en los últimos doce meses se registró una disminución de 668,746 puestos, equivalente a una tasa anual de -3.3%.

Los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo fueron el agropecuario con 0.7%, servicios sociales y comunales con 0.3% y transformación con 0.1%. Por entidad federativa, Baja California, Tabasco y Chihuahua fueron los estados que registraron una variación anual positiva.

De igual forma, al 31 de enero de 2021, el salario base de cotización promedio de los puestos de trabajo afiliados al IMSS alcanzó un monto de $428.8. Dicho salario representa un incremento anual nominal de 8.2%, que es el más alto registrado para un mes de enero de los últimos diez años.

Al cierre de enero de 2021, se tuvieron registrados ante el Instituto 999,042 patrones, lo que representa una tasa de variación anual de -0.2%.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) notificó el fallo de la licitación pública internacional para el Tramo 5 Sur del Tren Maya, el cual fue adjudicado a un consorcio que encabeza Grupo México.

El fallo señala como Licitante Adjudicado a Grupo México, a través de su División de infraestructura, en consorcio con ACCIONA, con una propuesta económica de 15 mil 358 millones 287 mil 724 pesos, más el correspondiente Impuesto al Valor Agregado (IVA).

La licitación responde a la “elaboración del proyecto ejecutivo, construcción de la vía férrea electrificada del Tren Maya, incluida la adecuación de la plataforma carretera existente, correspondiente al tramo Playa del Carmen Norte a Tulum Norte”.

El también conocido como Tramo 5 del Tren Maya tiene una elevada importancia dentro del proyecto del gobierno de México, debido a la vocación turística del trayecto Cancún-Riviera Maya, así como por la alta demanda de servicios de transporte de carga y de pasajeros que atenderá.

El proyecto contempla obras de infraestructura ferroviaria y carretera, drenaje, terracería, pasos de fauna, así como los trabajos de electrificación de vías, entre otros.

La longitud del proyecto es de 60.3 kilómetros, los cuales tendrán doble vía para tráfico mixto con trenes, que podrán circular a velocidades de hasta 160 kilómetros por hora e incluye también la construcción de un viaducto ferroviario de siete kilómetros en Playa del Carmen.

El consorcio ganador precisó que calculan que el desarrollo del proyecto ejecutivo ocupará a más de 120 ingenieros, y que, en su etapa de construcción, la obra generará más de tres mil empleos entre directos e indirectos.

Se detalló que la firma del contrato tiene como fecha prevista el 5 de febrero de 2021 y la vigencia del mismo se extendería hasta el 31 de diciembre de 2027, contemplando que se estiman 31 meses para terminar la construcción, incluidos los seis meses para la entrega del proyecto ejecutivo, y se agregan 51 meses para mantenimiento y conservación de la vía férrea.

Recordemos que el emblemático proyecto del gobierno federal está valuado inicialmente en unos 139 mil millones de pesos, aunque en recientes días su costo se actualizó a 161 mil 356 millones de pesos, y recorrerá 1,500 kilómetros, e impactará en estados como Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo

Fonatur decidió en octubre dividir la licitación original del “Tramo 5” en dos -sur y norte- luego de que en septiembre declaró desierto ese proceso tras recibir solo una propuesta de un consorcio encabezado por BlackRock.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó este martes que, al 31 de diciembre de 2020, se tuvo un registró de 19 millones 773 mil 732 puestos de trabajo, equivalente a una disminución de 647 mil 710 puestos, principalmente a causa de la pandemia.

Del total de empleos registrados, el 86% fueron permanentes y el 14% eventuales. Específicamente en diciembre se registró una caída mensual de 277 mil 820 puestos, equivalente a una tasa mensual de -1.4%.

La disminución de diciembre contrasta con las 555,600 plazas que se habían recuperado en los cuatro meses anteriores: 148,719 en noviembre, 200,641 en octubre, 113,850 en septiembre y las 92,390 ganadas en agosto.

Las pérdidas de diciembre son adicionales al total de un millón 185 mil 024 puestos formales que desaparecieron por la pandemia: 3,907 en julio, 83,311 en junio, 344,526 en mayo, 555,247 en abril y 198,033 entre el 13 y el 31 de marzo, cuando empezó el periodo de confinamiento en México.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha argumentado que la pérdida de diciembre no ocurrió por la pandemia, sino por un fenómeno estacional que él atribuye al “outsourcing” o subcontratación laboral, en el que empresas despiden a empleados para no pagarles prestaciones anuales.

En un informe publicado este martes, el IMSS indicó que los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo son el agropecuario con 1.4%, servicios sociales y comunales con 0.4% y electricidad con 0.3%. Por entidad federativa, Baja California, Tabasco y Chihuahua continúan con variación anual positiva.

De igual forma, al 31 de diciembre de 2020, el salario base de cotización promedio de los puestos de trabajo afiliados al IMSS alcanzó un monto de $408; este salario representa un incremento anual nominal de 7.9%, que es el más alto registrado para un mes de diciembre de los últimos diez años.

Al mismo corte, se tuvieron registrados ante el Instituto un millón cuatrocientos catorce patrones, lo que representa una tasa de variación anual de -0.1%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la economía mexicana cayó por debajo del 8.9% en 2020, pese a las proyecciones de diversos analistas, y anticipó que habrá una recuperación en los primeros tres meses de 2021.

“Los analistas calculaban que se iba a caer la economía en el año de 12% a 15% y no fue así, hasta ahora (fue) 8.9%, y yo calculo que va a ser menos porque en el último trimestre ya hubo más crecimiento de la economía”, sostuvo AMLO.

Además de los más de 1.44 millones de casos y cerca de 127,000 muertes, la pandemia causó una contracción de 9.6% del PIB en los primeros nueve meses de 2020 y la pérdida de casi 1.1 millones de empleos formales. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima una contracción del 8% del PIB en 2020, y pronostica un repunte del 4.6% para 2021.

“Acaba de dar a conocer el gobernador del Banco de México que hay signos de recuperación de la economía mexicana y coincidimos con eso, tenemos elementos para poder afirmar que en estos tres meses, en este primer trimestre, va a crecer la economía”, añadió López Obrador.

El mandatario reiteró lo expresado en su mensaje de Año Nuevo en el que dijo que México había recuperado cerca de 600,000 empleos formales de agosto a septiembre, aunque reconoció que en diciembre perdió casi 277,000 por “culpa” del “outsourcing”, esquema de subcontratación laboral.

Aún así, insistió en que a finales de marzo el país ya tendrá registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a 20.5 millones de trabajadores formales, cifra que se tenía antes de la pandemia. “En enero ya vamos a empezar a recuperarlos porque empieza una recontratación de estos mismos empleos y a esto hay que añadir el crecimiento de la economía, que se está dando y se va a dar para este año”, comentó.

Como indicadores positivos, el mandatario destacó el aumento del salario mínimo del 15% para este año y la estabilización del tipo de cambio, en cerca de 20 pesos por dólar.

En el marco de lo expresado por AMLO, se informó que las remesas aceleraron su ritmo de crecimiento en noviembre y ligaron siete meses al alza, impulsadas tanto por un mayor número de envíos como por un aumento en el monto promedio de operaciones.

Los capitales recibidos durante el penúltimo mes de 2020 sumaron 3,381 millones de dólares, un 15.6% más que en noviembre del año anterior, según cifras divulgadas este lunes por el Banco de México (Banxico), lo que representó su mayor incremento anual desde marzo.

El número de transacciones, principalmente desde Estados Unidos, se elevó un 9.2% interanual, mientras que el monto promedio por operación creció un 6.1%.

En cifras acumuladas, las remesas aumentaron un 10.9% interanual entre enero y noviembre a 33,946 millones de dólares, dijo el banco central.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer este viernes que al 30 de noviembre de 2020, se tienen registrados 20 millones 051 mil 552 puestos de trabajo, luego de los poco más de 1 millón 100 mil empleos que se perdieron a causa de la pandemia.

De los poco más de 20 millones de plazas, el 85.7% son permanentes y el 14.3% son eventuales.

Específicamente en noviembre se registró un incremento mensual de 148,719 puestos de trabajo, equivalente a una tasa mensual de 0.7%.

El IMSS indicó que con lo registrados en onceavo mes del año, la disminución del empleo en lo que va del año es de 369,890 puestos. En los últimos doce meses se registró una disminución de 752,100 puestos, equivalente a una tasa anual de -3.6%.

Recordemos que en marzo pasado se perdieron 130 mil 593 puestos de trabajo; en abril 555 mil 247; en mayo 344 mil 526; en junio de 83 mil 311 y en julio 3 mil 907.

Los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo son el agropecuario con 1.8%, electricidad con 0.7%, servicios sociales y comunales con 0.2% y transportes y comunicaciones con 0.1%. Por entidad federativa, Baja California, Tabasco y Chihuahua mantienen una variación anual positiva, dijo el IMSS.

En el informe del IMSS se indica que el salario base de cotización promedio de los puestos de trabajo afiliados al IMSS alcanzó un monto de $405.6; dicho salario representa un incremento anual nominal de 7.9%, que es el más alto registrado para un mes de noviembre de los últimos diez años. Desde enero de 2019, el salario base de cotización registra crecimientos anuales nominales superiores al 6.0%.

Al cierre de noviembre de 2020, se tienen registrados ante el Instituto 1,003,261 patrones, lo que representa una tasa de variación anual de -0.1%.

Termina el mensaje por el 2º año de gobierno del presidente López Obrador y me pongo a escribir este texto. Quisiera ser parte de aquellos que ven el vaso lleno. De los que le aplauden y al escucharlo dicen que es el mejor presidente de México. De los que forman parte del 60 por ciento de apoyo a López Obrador en las encuestas de opinión.

Quisiera escuchar y creerle a López Obrador cuando dice que con todo y la pandemia que implicó la pérdida de un millón 117 mil empleos formales, ya se han recuperado 555 mil 600. Me gustaría poder aplaudirle sin recordar que a mediados de año había dicho que para este mes de diciembre se crearían 2 millones de empleos adicionales con todo y el coronavirus.

Sería extraordinario pensar en la cancelación a rajatabla de los fideicomisos como un triunfo en la lucha contra los gastos discrecionales y la corrupción pero, cuando concluye el año y no se ha presentado una sola prueba de malversación o mal uso de estos recursos y en cambio vemos que ahora sí quedan a disposición del gobierno, surge la maldita sospecha que, si AMLO quiere, este dinero servirá para comprar votos y voluntades para las elecciones del 2021.

Dijo el presidente en su discurso que ya es una realidad la atención médica y los medicamentos gratuitos. Como envidio a quienes aplauden este dicho del presidente e ignoran la cantidad de historias dolorosas de padres que han perdido a sus hijos enfermos de cáncer por falta de medicamentos ante un presidente que ha claramente decidido ni verlos ni escucharlos.

Presumió López Obrador que en materia educativa no han faltado libros de texto; se han construido 140 universidades públicas y hay 7 mil 200 becas de posgrado. La gran pregunta es ¿de qué sirve todo esto ante lo poco que se está haciendo para controlar la pandemia en México y que los alumnos puedan regresar a las aulas? ¿Se preocupa el presidente por los efectos en la salud mental y educativa de las clases a distancia? ¿Cree que la televisión y el internet pueden sustituir el contacto con maestros y compañeros?

El presidente habló de otros datos favorables entre los que incluyó el aumento en el flujo de las remesas. “Esos envíos de dinero llegarán a la suma récord de 40 mil millones de dólares, lo cual beneficiará a 10 millones de familias que están recibiendo en promedio 350 dólares mensuales”, dijo el presidente.

¿De verdad ni él ni sus simpatizantes se dan cuenta que esto no es un logro sino un fracaso? Implica que llega dinero a México de quienes prefirieron abandonar el país para poder buscar un mejor presente y futuro que aquí simplemente no encontraron.

También habló del avance en la solución al grave problema de la inseguridad que dejaron los gobiernos anteriores. ¿Cómo escuchar esto y aplaudir? Señor Presidente, ya basta de hablar del pasado ¿Para eso quería llegar a ser el Jefe del Ejecutivo? ¿Para aventar culpas sin asumir responsabilidades?

Bueno y el cierre con broche de oro es escuchar que lo mueve la convicción de justicia y que en su gobierno no hay impunidad para nadie. ¿Cómo aceptar esto sin voltear a ver a Bartlett; Irma Eréndira Sandoval y Pío López Obrador? Sus simpatizantes argumentarán que estos casos palidecen frente a los excesos del pasado. Flaco consuelo para quien quiere de verdad un país en el que impere el Estado de Derecho.

Anhelo vivir en el maravilloso México de AMLO.

Columna completa en El Universal

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó este jueves que al 31 de octubre de 2020, se tienen registrados 19 millones 902 mil 833 puestos de trabajo; de éstos, el 85.8% son permanentes y el 14.2% son eventuales.

Precisó que en octubre se registró un incremento mensual de 200 mil 641 puestos, equivalente a una tasa mensual de 1.0%. Así, la disminución del empleo en lo que va del año (enero-octubre) es de 518 mil 609 puestos, de los cuales, el 90.9% corresponde a empleos permanentes.

El IMSS señaló que en los últimos doce meses se registró una disminución de 824 mil 591 puestos, equivalente a una tasa anual de -4.0%.

Los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo son: electricidad con 1.4%, agropecuario con 0.8% y servicios sociales y comunales con 0.5%. Por entidad federativa, Baja California, Tabasco y Chihuahua presentan variación anual positiva.

Sobre la generación de empleos, el titular de laSecretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, dijo este jueves que la economía mexicana ha recuperado casi 7.5 millones de empleos de los perdidos a causa de la pandemia. De esta cifra, detalló, 7 millones son del sector informal y 447,000 del formal.

“De esos 447,000 empleos, esto fue sorpresivo para nosotros, el 43% de ellos se recuperaron en octubre, es decir, estamos entrando ya a una fase de recuperación clara y sólida”, aseguró Herrera en el evento virtual Americas Society: Council Of the Americas (AS/COA).

El secretario recordó que por la pandemia de Covid-19, en el país se perdieron cerca de 12 millones de trabajos informales y un millón 157 mil puestos formales registrados ante el IMSS.

Ante las cifras, Herrera dijo que medir la crisis de desempleo ha sido un reto en México, donde el 57% de la fuerza laboral es informal. La SHCP prevé una contracción de 8% del PIB para este año con un repunte de 4.6% en 2021, reiteró Herrera en el evento.

Añadió que el país experimenta un rebote económico en la segunda mitad del año con la pandemia bajo control. “Nosotros hemos venido teniendo este repunte ya a lo largo de estos meses, desde junio para acá, teniendo hasta ahora bajo control la pandemia. ¿Qué quiere decir esto? De las 32 entidades federativas, hay 22 entidades en las que hay caídas en el contagio”, sostuvo Herrera.

El funcionario indicó que las claves de la recuperación económica estuvieron en la reapertura de las industrias de la construcción, minería y automotriz, que estuvieron detenidas durante la emergencia sanitaria decretada por el gobierno en abril y mayo.

También destacó que los pilares de la reactivación en México son el sentido de la responsabilidad colectiva, la economía digital, y la participación de las mujeres en el mercado laboral.

Cuestionado por el temor de que exista un rebrote que obligue a un nuevo confinamiento, como ocurre ahora en Europa, Herrera aseguró que México tiene el “privilegio” de observar lo que sucede en otras regiones para aprender de sus errores.

“Yo no tengo miedo, pero la obligación de todo secretario de Hacienda es ser precavido y ser adverso al riesgo, y ahora además de estar monitoreando la tasa de interés, el nivel de actividad económica y el número de empleos, también monitoreo día a día el número de contagiados”, comentó.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) advirtió este miércoles que cerca de 122,000 restaurantes mexicanos cerrarían de forma definitiva y 300 mil empleos desaparecerían si las condiciones sanitarias “siguen como hasta ahora” en relación a la pandemia de Covid-19 que se vive en el país.

Ante un rebrote de Covid-19 en los distintos estados del país, la Canirac afirmó que un nuevo cierre de establecimientos “sería catastrófico para miles de familias del sector”, que hasta ahora ha perdido 90,000 negocios.

“Ciudad de México ha informado que ante el cambio de tendencias en el número de hospitalizaciones por Covid-19 podrían tomar medidas preventivas que implicarían cierres parciales en algunos sectores. Sin embargo, cualquier retroceso en la capital del país sería catastrófico”, indicó la Cámara.

Y es que apenas ayer, la Secretaría de Salud reconoció un cambio en la tendencia de los contagios en al menos ocho estados del país en medio de la temporada de frío y tras la relajación de medidas de distanciamiento, por lo que alertó sobre indicios que apuntarían a un rebrote de Covid-19.

Ante la situación, el sector restaurantero hizo un llamado a la población así como a pequeños, medianos y grandes empresarios a “no bajar la guardia ante la crisis sanitarias”, para evitar un rebrote que obligue a que el gobierno aplique nuevamente medidas restrictivas.

Recordemos que la industria restaurantera aporta el 15.3% del PIB turístico de México y el 1.3% del PIB nacional, según la Secretaría de Turismo federal.

Antes de la crisis sanitaria, detalló la cámara, los restaurantes compraban 100,000 millones de pesos de insumos a productores nacionales, de los que el 56% venían “directamente” del campo.

La Canirac aseguró que sus agremiados cumplen con las medidas sanitarias, como el distanciamiento de mesas, el uso de cubrebocas en los empleados, la adecuación de instalaciones y gel antibacterial.

Foto: Twitter Canirac Durango

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió esta mañana en que México ha logrado hacer frente a la crisis financiera desatada por la pandemia de Covid-19 de una buena manera. Dijo que la “fórmula” que se decidió utilizar ha permitido tener finanzas públicas sanas,

“Vamos levantándonos, no tenemos problemas mayores, tenemos control de inflación, tenemos control en cuanto a la deuda, no se nos disparó; ahora en estos últimos tiempos se ha venido apreciando el peso (…) en cuanto a la recaudación sí es menor, pero en términos nominales es superior al año pasado. Entonces, ahí vamos”, dijo el mandatario.

AMLO dijo que algo que al gobierno le interesa es la recuperación de empleos. En ese sentido informó que se han recuperado cerca de 250 mil empleos formales en los últimos dos meses y medio. Esto luego de que se perdieran  más de 1 millón de puesto derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19.

El mandatario adelantó que México se recuperaron 120,000 empleos en septiembre y 30,000 en lo que va de octubre, que se suman a los 92,390 empleos formales que registró el Instituto Mexicano del Seguro Social en agosto (IMSS).

“No estamos perdiendo ya empleos, o sea, claro, perdimos casi 1 millón de empleos, pero ya hasta hoy ya llevamos 250,000 recuperados”, justificó el mandatario.

Ante los pronósticos de diversos organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), respecto a que México tendrá una de las contracciones más pronunciadas, de hasta 9 % del PIB, López Obrador las tachó de “fatalistas”, incluyendo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que ha señalado que el paquete económico de México para aligerar la crisis equivale a sólo 1.1% del PIB, por debajo del promedio regional de 3.2%.

Fue en ese punto donde el mandatario afirmó que la “fórmula” económica de México ha sido mejor que la otros países como Estados Unidos y algunos de Europa como España, Francia, Inglaterra y Alemania. Señaló que incentivos fiscales no funcionaron.

Dijo que en dichos países se aplicó la “receta” de dar prórrogas en el pago de impuestos, rescatar a empresas, contratar deuda, medidas que no han servido.

“En Europa, y en Estados Unidos inclusive, optaron por eso y no se ve tan clara la recuperación económica para todo lo que le metieron porque yo considero que se equivocaron en la estrategia, nosotros no hicimos eso, nosotros no contratamos deuda y nos metimos abajo, a apoyar de manera directa a la gente”, argumentó.

Sobre el tema de empleo, este jueves la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó una nota técnica en la que alerta que la tasa de desempleo en México al final del 2020 podría llegar a ser del 11.7% de la Población Económicamente Activa (PEA).

La tasa estimada de desempleo de la PEA para el final del 2020, equivaldría a aproximadamente 6 millones de personas; la organización advirtió también que el 44% de la población ocupada se enfrenta al riesgo de sufrir afectaciones como reducción de horas o salarios.

Según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este miércoles, la pandemia provocó en el segundo trimestre de 2020 una pérdida de horas de trabajo equivalente a 495 millones de empleos, y entre enero y septiembre los ingresos de los trabajadores cayeron en 3.5 billones de dólares.

El nuevo informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado laboral global, empeora las cifras del anterior estudio publicado en junio, en el que la pérdida de empleos equivalente se había cifrado en 400 millones, siempre comparando con cifras del año anterior.

Los 495 millones ahora calculados, que suponen una pérdida del 17.3% de las horas de trabajo, podrían moderarse en el tercer y cuarto trimestre, pero la OIT aún prevé en esos periodos descensos equivalentes a 345 y 245 millones de empleos respectivamente.

El principal motivo de los cálculos más pesimistas, según la OIT, es la situación de las economías en desarrollo y emergentes, en particular en el sector informal, que se ha visto mucho más afectado por la pandemia que otras actividades económicas.

Por regiones, Latinoamérica es la más afectada en términos relativos, con una pérdida de horas de trabajo en el segundo trimestre del 33.5%, equivalente a 80 millones de empleos, que seguirá siendo alta en el tercero, hasta el 25.6% (60 millones de empleos).

En términos absolutos, la mayor pérdida de horas de trabajo se dio en el sur de Asia, donde equivalió a 170 millones de empleos en el segundo trimestre y aún llegará a 115 millones en el tercero de acuerdo con las previsiones del organismo.

Aunque la OIT no dio información pormenorizada de cada país, sí destacó que la pérdida de horas de empleo en países como Estados Unidos o Brasil llegó al 10%, y en muchas naciones latinoamericanas (México, Chile, Ecuador, Colombia, Costa Rica) estuvo cercano al 20%.

Todas estas pérdidas en horas de trabajo se tradujeron en el mencionado descenso global en los ingresos laborales de 3.5 billones de dólares (un 10.7% interanual).

América, subraya la OIT, es el continente más afectado por esta pérdida de ingresos, con una caída del 12.1% con respecto al mismo periodo de 2019, y los países en desarrollo también han resultado más golpeados que los ricos en este sentido, sufriendo una bajada interanual del 15.1%.

Los descensos en horas de trabajo e ingresos se han debido principalmente a las medidas de prevención contra la COVID-19, que supusieron especialmente durante los confinamientos el cierre de muchas actividades laborales, algo que según la OIT aún afecta a la mayor parte del planeta.

El informe de la OIT también analiza las medidas de incentivo fiscal ordenadas por distintos gobiernos para mitigar estos efectos adversos de la pandemia en el mercado laboral, y concluye que por cada 1% del PIB utilizado en estas políticas puede lograrse un descenso del 0.8% en la pérdida de empleos.

Estas medidas, lamenta la OIT, se han concentrado especialmente en los países desarrollados, debido a la limitación de recursos en los países emergentes y en desarrollo, pese a que éstos han sido más golpeados debido al predominio del empleo informal y lo mucho que éste se ha visto afectado por la crisis sanitaria.

“Al tiempo que redoblamos esfuerzos para vencer al virus, debemos adoptar medidas a escala lo antes posible para paliar sus efectos en los planos económico, social y laboral”, opinó en la presentación del informe el director general de la OIT, Guy Ryder.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer este miércoles que en julio se perdieron 3,907 empleos formales en el país, el primer mes de la llamada nueva normalidad, en donde se comenzó con la reapertura de ciertas actividades.

La cifra resultó inferior al dato revelado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a finales del mes pasado, cuando dijo que tenía información de que en julio se habían perdido 27,000 puestos de trabajo formales.

Durante los meses en que se suspendieron la mayoría de las actividades económicas y la población estuvo confinada en sus domicilios para contener el brote de coronavirus, de marzo hasta junio, aunado a lo reportados en julio, la pandemia de Covid-19 ha provocado la pérdida de millón 117 mil 584 empleos formales.

El IMSS detalló que al 31 de julio, se tienen registrados 19,495,952 puestos de trabajo; de los cuales, el 86.5% son permanentes y el 13.5% son eventuales.

Sobre el tema, esta mañana en su conferencia de prensa matutina, el presidente aseguró que la recuperación económica en el país va bien, y dijo que podía adelantar que en agosto ya no habría perdida de empleos, “al contrario, se están recontratando trabajadores”.

Indicó que según la información que le han entregado, durante agosto van 30 mil nuevos empleos o trabajadores recontratados.

“La economía está respondiendo bien. Nos va a llevar tiempo, pero ya vamos de salida. Está acreditándose con hechos lo que planteamos, de que iba a ser una caída de ‘V’ y que íbamos a salir adelante rápido”, remató el mandatario.

De acuerdo a un informe presentado hoy por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 2.7 millones de empresas podrían cerrar en Latinoamérica a causa de la pandemia de Covid-19.

En el caso de México, indicó que podrían cerrar hasta 500 mil empresas. Los cierres en la región implicarían la pérdida de 8.5 millones de empleos formales en la región en los próximos seis meses.

Adicional, la crisis económica y social podría dejar 83.4 millones de personas en la extrema pobreza, 16 millones más que en 2019, lo que incrementaría el hambre en la región, donde se ha precisado que si bien no faltan alimentos, sí hay dificultades para que muchos los compren.

La CEPAL señaló que la crisis golpeará principalmente a sectores productivos con más de un tercio del empleo formal y un cuarto del Producto Interior Bruto (PIB) de la región.

El reporte “Sectores y empresas frente al COVID-19: emergencia y reactivación”, precisa que el golpe a los sectores industriales de mayor dinamismo tecnológico profundizará los problemas estructurales de la región, por lo que llamó a implementar políticas adecuadas para fortalecer esas ramas productivas, entre las que existe una elevada probabilidad de que se genere un cambio estructural regresivo que conduciría a la reprimarización de las economías de la región.

La pandemia ha significado “una caída sincrónica en materia de crecimiento y comercio. Ha habido choques muy fuertes de oferta y demanda, suspensión de cadenas de producción, caída del comercio internacional, contracción de inversiones y suspensión de la actividad productiva interna”, señaló la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

Puso especial énfasis en la gran cantidad de microempresas y pequeñas empresas que serán golpeadas por la crisis sanitaria y económica, principalmente el comercio y la industria hotelera, a causa de las cuarentenas aplicadas para disminuir la propagación del nuevo coronavirus, que a su vez ha cambiado los patrones de consumo y mermado la demanda interna.

El estudio identificó que una mayoría de las empresas de la región ha registrado importantes bajas en sus ingresos y presentan dificultades para mantener sus finanzas, además de dificultades para acceder a financiamiento para capital de trabajo.

La Comisión pidió tener en cuenta que las grandes empresas proveen el 39% del empleo formal y son responsables de más del 90% de las exportaciones, por lo que la reactivación económica debe incluir mejores condiciones de acceso a créditos, recapitalizaciones, y un aumento de la eficiencia, transparencia y regulación de los mercados capitales.

El presidente Donald Trump celebró esta mañana un reporte gubernamental que indica que el país sumó 4.8 millones de empleos y que la tasa de desempleo bajó al 11.1% en junio, esto en medio de la pandemia por Covid-19.

El reporte llega cuando el país comienza a retomar actividades y cuando algunos estados empiezan a permitir la reapertura de los negocios tras el periodo de confinamiento.

“El anuncio de hoy muestra que nuestra economía está volviendo a rugir”, dijo Trump en una rueda de prensa. “Son números históricos”, añadió.

Otro reporte publicado este mismo jueves indicó que 1.43 millones de personas solicitaron beneficios por desempleo en la última semana de junio.

Trump afirmó que en algunas áreas del país todavía se están apagando “las llamas” provocadas por el coronavirus, y afirmó que la crisis “está siendo manejada”.

Pese al fuerte incremento de nuevos casos, Trump dijo que espera ver buenos números de empleo en los próximos meses y que el reporte del Producto Interno Bruto del tercer trimestre, que se conocerá poco antes de la elección presidencial de noviembre, también será fuerte.

El mandatario dijo que el informe publicado hoy “sugiere que los trabajadores tienen confianza en hallar un empleo nuevo”.

No obstante, agregó que La Casa Blanca y el Congreso siguen negociando otra ronda de estímulo, llamada por lo general “Fase 4”, para ayudar a que la economía resista una pandemia que va por su cuarto mes.

La pandemia provocó una caída del 14% de las horas de trabajo en el mundo en el segundo trimestre de 2020, equivalentes a 400 millones de empleos a tiempo completo, casi cien millones más de lo que se había estimado anteriormente.

La caída es tan marcada que ni siquiera una recuperación en la segunda mitad de 2020, que además es “altamente incierta”, sería suficiente para volver a los niveles de empleo previos a la crisis sanitaria, indicó este martes la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Señaló que lo más probable, es que las pérdidas de trabajo se ahonden en los próximos meses, dependiendo de la evolución de la pandemia, de las medidas nacionales que tomen los gobiernos y de la cooperación internacional funcione o no, resume el último análisis de la OIT sobre el impacto del Covid-19 en los mercados laborales.

Hace poco más de un mes, el organismo técnico de la ONU había estimado que la pérdida de horas de trabajo equivaldría al 10.7% (305 millones de empleos menos), pero dada la expansión de la crisis ese pronóstico se quedó corto.

Para el cuarto trimestre del 2020, la OIT calculó que se perderá el 4.9% de las horas laborales, o 140 millones de empleos. Bajo el pesimista escenario de una posible segunda ola de la pandemia, esta cifra podría subir al 11.9%, o 340 millones de empleos, precisó.

Cerca del 93% de los trabajadores mundiales siguen viviendo en países afectados por algún tipo de restricciones laborales, señala el informe.

En lo que van del año, se han perdido 555 millones de empleos de tiempo completo; la OIT proyecta que de mantener el ritmo, al final del año se habrán perdido 895 millones de empleos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé una caída del 10.5% de la economía en 2020. “Está muy pesimista”, dijo el mandatario.

“Yo estoy muy optimista a partir de datos objetivos, datos reales, datos duros. Sostengo que nos vamos a recuperar pronto”, sostuvo el mandatario en su conferencia matutina.

López Obrador recordó que se pronosticaba una caída del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año, y “no fue así”, sino que se quedó en el 1.4%.

AMLO reconoció que “el trimestre más difícil, sin duda, es este: abril, mayo y junio. Abril, mayo y junio”; en ese sentido, afirmó que en julio ya no va a haber pérdida de empleos.

Sobre la situación del empleo en el país, López Obrador recordó que en abril se perdieron 555,000 empleos, en mayo 340,000, y con eso dijo, “ya tocamos fondo”. Adelantó que en lo que va de junio, se tienen datos preliminares de que se han perdido 85,000 empleos; incluso dijo que en junio ha habido días en que se han registrados nuevos empleos.

El mandatario estimó que para finales de mes, habrá una pérdida total de aproximadamente 130,000 puestos de
trabajo formales.

“Sigo sosteniendo que (el crecimiento) va a ser una V, ya hay elementos. No como algunos que dicen que va a ser una L”, reiteró.

En sus ya singulares afirmaciones, AMLO dijo que México saldrá adelante, y dijo que si “estamos amargados, con odios, nos enfermamos. Eso no es bueno. Entre más estemos contentos, felices, alegres, nos va a ir muchísimo mejor. Hay un dicho que es muy certero: ‘Al mal tiempo buena cara'”

El presidente aprovechó para hablar de la candidatura de Jesús Seade, actual subsecretario para América del Norte a la dirección de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El mandatario insistió en que Seade es un experto en comercio internacional, por lo que reiteró su apoyo a la candidatura del subsecretario.

“Este organismo se fortalecería mucho con la dirección de Jesús Seade, ese es mi punto de vista”, apuntó.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó este medio día que, como consecuencia de los efectos derivados de la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19, en mayo se perdieron 344,526 puestos de trabajo, equivalente a una tasa mensual de -1.7%.

Precisó que al 31 de mayo, se tuvo un registro de 19 millones 583 mil 170 puestos de trabajo; de éstos, el 86.7% son permanentes y el 13.3% son eventuales.

Aunque la contingencia sanitaria comenzó a finales de marzo, los empleos que se han perdido de enero a mayo de este año suman 838,272 puestos. Tan solo en abril pasado se perdieron 555,247 empleos.

El IMSS detalló que en los últimos doce meses, se registró una disminución de 799,740 puestos, equivalente a una tasa anual del -3.9%.

Los sectores que presentaron un crecimiento anual en puestos de trabajo fueron el agropecuario con 3.5%; servicios sociales y comunales con 2.7%, y comunicaciones y transportes con 0.9%. Por entidad federativa, Tabasco y Colima registran una variación anual positiva durante mayo.

Respecto al salario base de cotización de trabajadores asegurados al IMSS, se informó que se alcanzó un monto de $408.0. Este salario representa un incremento anual nominal de 8.1%, que es el más alto registrado para un mes de mayo de los últimos diez años y, desde enero de 2019, el salario base de cotización registra crecimientos anuales nominales superiores al 6.0%.

Al 31 de mayo de 2020, se tienen registrados ante el Instituto 997,767 patrones, equivalente a una tasa de crecimiento anual de 0.9%. La disminución mensual de mayo es de 3,295 patrones.