Tag

encuesta

Browsing

El Banco de México (Banxico) publicó este lunes la encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado correspondiente a julio de 2020, en la que los encuestados ajustaron a la baja su previsión de crecimiento para la economía mexicana.

Los analistas consultados proyectaron una contracción de 10.02% para la economía en 2020, desde el 8.97% que habían anticipado en la encuesta anterior.

Y aunque los especialistas redujeron su perspectiva de crecimiento para este año, para 2021 anticiparon que el Producto Interno Bruto (PIB) pueda crecer en 2.88%, cifra mayor a la estimada el mes pasado, cuando proyectaron un repunte del 2.79%.

Para la inflación general correspondiente al cierre de 2020, los especialistas consultados disminuyeron en relación a la encuesta previa la probabilidad otorgada a los intervalos de 2.6 y 3.0% y de 3.1 a 3.5%, al tiempo que aumentaron la probabilidad asignada a los intervalos de 3.6 a 4.0% y de 4.1 a 4.5%, siendo el intervalo de 3.6 a 4.0% al que mayor probabilidad se otorgó en esta ocasión.

Así, los encuestados esperan que la inflación llegue a un nivel de 3.64% este año, por encima del 3.31% estimado en junio pasado.

Para el cierre de 2021, los analistas aumentaron con respecto a junio la probabilidad asignada al intervalo de 3.6 a 4.0%, en tanto que disminuyeron la probabilidad otorgada al intervalo de 3.1 a 3.5%, siendo este último intervalo al que mayor probabilidad se continuó asignando.

Se prevé que la inflación en 2021 llegue a un nivel de 3.56%, ligeramente mayor a lo expresado en la encuesta anterior que fue de 3.55%.

En cuanto al tipo de cambio, los analistas prevén que se cierre el año en 22.69 pesos por dólar, mientras que en 2021, estiman que el cierre sea de 22.68 pesos por dólar.

Al ser consultados sobre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses, los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores se asocian con las condiciones económicas internas (40%), la gobernanza (25%) y las condiciones externas (24%).

A nivel particular, los principales factores son la debilidad del mercado externo y la economía mundial (22% de las respuestas); la debilidad en el mercado interno (18% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (16% de las respuestas); la incertidumbre política interna (13% de las respuestas); y los problemas de inseguridad pública (8% de las respuestas).

Uruguay, Paraguay y Argentina son los países que mejor han enfrentado al coronavirus en América Latina, mientras que Brasil es el que peor lo ha hecho, según un sondeo realizado en la región.

De acuerdo con la encuesta de la consultora Trespuntozero, que difundió la agencia Reuters, el desempeño del presidente uruguayo Luis Lacalle Pou frente a la pandemia tiene una aprobación del 77.8% en su propio país; el del paraguayo Mario Abdo, del 76.7%, y el del argentino Alberto Fernández, del 68%.

El costarricense Carlos Quesada tiene una aprobación del 67.9% respecto del combate al coronavirus, el peruano Martín Vizcarra del 57.6%, el colombiano Iván Duque del 54%.

En el caso del gobierno mexicano, el trabajo realizado por la administración del presidente Andrés López Obrador (AMLO) recibió una aprobación del 52.8%.

El dominicano Danilo Medina del 50.5%. La gestión sanitaria del chileno Sebastián Piñera tiene un respaldo del 32.4% y la del ecuatoriano Lenín Moreno de solo el 14.7%.

En ocho de los 10 países en los que se realizó el estudio, los consultados consideraron a Uruguay uno de los que mejor controló al coronavirus, mientras que en siete países se mencionó a Argentina.

Brasil fue mencionado en todos los países como uno de los que peor gestionó la actual crisis sanitaria.

Shila Vilker, directora de la consultora Trespuntozero, dijo que «hay un vínculo entre la buena imagen de las gestiones y la pandemia, que se explica por el miedo. Algo más del 50% de los encuestados, en promedio, tiene miedo a la muerte por el coronavirus», añadió Vilker.

Una curiosidad revelada por el estudio es que, consultados sobre qué actividades realizarán con mayor asiduidad una vez superada la pandemia, los encuestados eligieron mayormente muchas de las realizadas durante el aislamiento social, como cocinar, hacer videoconferencias o pasar tiempo con la familia.

El sondeo se realizó sobre encuestas a 10,000 personas distribuidas equitativamente en Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Ecuador, Colombia, México, Costa Rica y República Dominicana.

La tasa de desempleo bajó en mayo a 4.2%, pero sumó 2 millones de personas subocupadas y 1.9 millones más en la informalidad, informó este martes el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

El índice de desempleo de 4.2%, personas sin empleo y que buscan activamente uno, fue menor al 4.7% reportado en abril pasado, pero 0.7 puntos porcentuales mayor al de mayo del año pasado, indicó la segunda Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) del Inegi.

Dentro de los desocupados, 43.2% reportaron llevar sin empleo el último mes y 37.3% entre más de un mes y hasta tres meses, lo que totaliza 80.5% relacionados con los meses que la pandemia de Covid-19 ha estado activa en México.

Sin embargo, la Población No Económicamente Activa (PNEA) subió a 50.4 millones de personas frente a las 50.2 millones de abril, cuando el Inegi reportó que un récord de 12 millones de personas abandonaron por completo el mercado laboral.

De la PNEA, el 38.4% se considera disponible, es decir, hay 19.4 millones de personas sin trabajo y que no buscan uno de manera activa, pero que aceptarían una oferta laboral.

En cambio, la Población Económicamente Activa (PEA), aquella de 15 años y más que trabaja o busca de forma activa una plaza, se ubicó en 45.5 millones de personas. Dentro de esta población, la encuesta reportó una tasa de subocupación del 29.9%, que contempla a las personas que trabajan menos horas de lo que están dispuestas.

Esta cifra es superior en 4.5 puntos porcentuales a la de abril del mismo año, una variación de 2 millones de personas.

Por otra parte, la ocupación informal creció en 1.9 millones en mayo hasta un total de 22.6 millones, una cifra que aún es inferior en 8.3 millones a la que había en el mismo mes de 2019.  Con estos datos, la tasa de informalidad se ubicó en 51.8% en mayo.

Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó la pérdida de más de 1 millón de empleos formales de marzo a mayo por la pandemia, el Inegi indicó que en abril la población mexicana ocupada disminuyó en 12.5 millones, debido en buena medida a los 10.4 millones de trabajadores informales que abandonaron la fuerza laboral.

El virtual candidato demócrata a La Casa Blanca, Joe Biden, aventaja en 14 puntos al presidente Donald Trump en la carrera a las elecciones de noviembre próximo, según una encuesta divulgada este miércoles.

En uno de los peores sondeos preelectorales para Trump, Biden sumó 50% de apoyo contra 36% de su rival, según la encuesta realizada por el diario The New York Times y Sina College.

Otras encuestas recientes le asignaban promedialmente 10 puntos porcentuales de ventaja al exvicepresidente de Estados Unidos.

Biden tiene una cómoda delantera entre las mujeres, afroestadounidenses y latinos, señala el nuevo sondeo. También está casi igualado con Trump entre los votantes hombres, blancos y gente de mediana edad o mayores, cuyo apoyo permitió al magnate ganar los comicios de 2016, según la encuesta.

La encuesta indica que Trump pierde apoyo debido a su respuesta a la crisis del coronavirus que golpeó duramente la hasta entonces saludable economía estadounidense.

El presidente parece estar pagando el precio de su postura de «ley y orden» ante recientes manifestaciones contra el racismo y la brutalidad y policial.

La encuesta muestra que el apoyo a Trump cae en el segmento de blancos y graduados universitarios que tienden a votar por los republicanos.

El estudio fue realizado entre los días 17 y 22 de este mes y abarcó 1,337 votantes registrados.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este jueves los resultados de la Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor (ETCO) del Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) correspondiente a abril, la cual reveló una percepción más pesimista de los consumidores del país, al ubicarse en 32.2 puntos en promedio.

Se trata de su peor caída desde que tiene registro, es decir, desde 2001 que se mide el índice.

Los resultados representan un descenso de 9.9 puntos porcentuales comparado con la ENCO tradicional de marzo pasado, que indicó 42.1 puntos. En comparación con el dato relativo de abril de 2019 (45.5), el ICC-ETCO 2020 es 13.3 puntos menor.

El rubro más afectado en la ICC-ETCO se ubicó en el que mide los planes de los hogares para hacer compras de muebles, televisor, lavadora, otros aparatos electrodomésticos, etcétera, el cual cayó a 14.5 puntos, desde 24.6 puntos del sondeo tradicional de marzo.

La percepción acerca de la situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses, también bajó a 28.9 puntos, 9.6 puntos por debajo de la encuesta de hace un mes.

La medición de la situación económica actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses, descendió a 34.1 puntos, una baja de 14 puntos, comparado con la de hace un mes de 48.1 puntos.

Las perspectivas para el próximo año, fueron menos optimistas, ya que en la medición de la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la actual, se ubicó en 44.1 puntos comparado con los 54 puntos de marzo.

La expectativa de la condición económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual, empeoró al ubicarse en 39.5 puntos, respecto de marzo, cuando se colocó en 45.1 puntos.

El INEGI explicó que levanta, junto con el Banco de México (Banxico), la encuesta en su modalidad telefónica, debido a la emergencia sanitaria originada por el COVID-19.

“Dadas las características de la recolección de información y el marco muestral distintos de la ETCO, los datos de ambos no son estrictamente comparables en su contextualización teórica con el diseño de la ENCO, sin embargo, resultan una aproximación a los indicadores que tradicionalmente capta la ENCO, por lo que la comparación es útil como medida de referencia», aclaró.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019, que arroja información referente a la satisfacción con servicios públicos básicos y bajo demanda, así como las experiencias en la realización de pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contactos con autoridades.

En las experiencias relacionadas con la realización de trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos, además de otros contactos con servidores públicos realizados personalmente, en 79.3% de los casos los usuarios manifestaron sentirse satisfechos en términos generales.

Durante 2019, la percepción sobre la frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno se redujo, al pasar de 91.1% en 2017, a 87% en 2019.

Sin embargo, la tasa de prevalencia de corrupción se incrementó de 14,635 víctimas por cada 100,000 habitantes en 2017, a 15,732 en 2019; al igual que la tasa de incidencia, la cual pasó de 25,541 actos de corrupción por cada 100,000 habitantes en 2017 a 30,456 en 2019.

Por otro lado, el mayor porcentaje en experiencias de corrupción se estimó en el contacto con autoridades de seguridad pública con 59.2% de los casos; seguido de los trámites relacionados con permisos de uso de suelo, demolición o construcción, solicitudes de constancias de libertad de gravamen u otros trámites en el Registro Público de la Propiedad con 25%.

El costo total en 2019 a consecuencia de la corrupción en la realización de trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con la autoridad fue de $12,770 millones, equivalente a $3,822 por persona afectada; el mayor costo provino de trámites educativos.

La información dada a conocer por el INEGI sirvió para que la Secretaría de la Función Pública (SFP) asegurara que la percepción de confianza de la población en el Gobierno Federal se duplicó en 2019 con respecto a dos años antes.

«Este cambio es histórico», expresó la titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, quien destacó que de acuerdo con la encuesta, el Gobierno Federal es el más honesto de los tres órdenes de gobierno.

La secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros celebró que los datos de la ENCIG «demostraran» que se logró duplicar la población que confía en el gobierno federal, pasando de 25.5% en 2017 a 51.2% en 2019.

En el mes de marzo, la tasa de desempleo del país se ubicó en 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), proporción inferior a la del mes previo, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Al presentar los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) correspondiente a marzo de 2020, el INEGI indicó que la tasa de desocupación (TD) en comparación anual, retrocedió de 3.6% a 3.3% a igual mes de 2019, con datos ajustados por estacionalidad.

Adicional, la tasa de subocupación (referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda) representó 9.3%. En su comparación anual, esta tasa fue mayor a marzo de 2019, cuando se ubicó en 7.1%.

Mientras que la tasa de Informalidad Laboral (proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue de 55.8% en el tercer mes de 2020.

Esta proporción fue inferior a la del mes precedente, y menor en 1.2 puntos respecto a la de igual mes de 2019.

La tasa de ocupación en el Sector Informal (que se refiere a la proporción de la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa), representó 26.9% de la población ocupada durante marzo de este año, tasa menor que la del mes anterior de 27.3% e inferior en 0.9 puntos a la de marzo de 2019, con datos ajustados por estacionalidad.

Al tercer mes del año, 60.1% de la población de 15 años y más en el país se ubicó como económicamente activa (Tasa de Participación). Esta tasa es menor a la de un mes antes, también con cifras desestacionalizadas.

El INEGI presentó esta mañana los resultados del vigésimo séptimo levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), correspondientes a la primera quincena de marzo, en donde se indica que el 73.4% de la población, de 18 años y más, consideró que vivir en su ciudad es inseguro.

Se indicó que dicho porcentaje no representa un cambio estadísticamente significativo, pues en diciembre pasado, cuando se presentó la ENSU, se registró un porcentaje de 72.9%. Sin embargo, respecto a marzo de 2019, se registra una disminución pues el año pasado se registró un porcentaje de 74.6%.

La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 78.6%, mientras que para los hombres fue de 67.2%.

Las ciudades con mayor porcentaje de percepción de inseguridad fueron: Ecatepec de Morelos (94.4%); Uruapan (94.1%); Coatzacoalcos (92.1%); Fresnillo (91.4%); Iztapalapa (91.3%) y Villahermosa (91.1%).

Las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: San Pedro Garza García (24%); Mérida (24.8%); Puerto Vallarta (31.8%); Saltillo (35.5%); San Nicolás de los Garza (36.5%) y Los Cabos (39.7%).

En específico, 80.8% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública; 73.5% en el transporte público; 67.4% en el banco y 64.7% en las calles que habitualmente usa.

«La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. Asimismo, el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía», indicó el INEGI.

34.5% de la población consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal; 32% de la población refiere que la situación empeorará en los próximos 12 meses.

Durante el primer trimestre de 2020, el porcentaje de la población que refirió haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda fue: consumo de alcohol en las calles (62.3%), robos o asaltos (60.6%), vandalismo en las viviendas o negocios (46.3%), venta o consumo de drogas (42.9%), disparos frecuentes con armas (41%), bandas violentas o pandillerismo (30.2%), robo o venta ilegal de gasolina o diésel (huachicol) (4.4 por ciento) y por primera vez, se mide la atestiguación sobre la existencia de tomas irregulares de luz (energía eléctrica) o diablitos (16.5%).

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cayó a su nivel más bajo, al registrar un 60% en marzo pasado. Su desaprobación alcanzó un 37%, su mayor nivel desde que asumió el poder.

Y aunque el presidente conserva un respaldo ciudadano importante en el marco de la pandemia por Covid-19 que afecta a todo el mundo, la presencia del nuevo coronavirus rebasó a la inseguridad pública como el principal problema que perciben los mexicanos.

El porcentaje de mexicanos que señala al coronavirus como el principal problema del país es del 51%, mientras que el porcentaje que señala a la inseguridad pública como el principal problema fue del 25%.

Según la encuesta, el 43% de los entrevistados manifestaron una opinión favorable acerca de cómo el Presidente y su gobierno están tratando el tema económico, solo 3 puntos más que la opinión negativa, que fue del 40%.

El tema de la salud en el país ha sido mal conducido según el 54% de los consultados. Solo un 29% indica que el gobierno lo ha hecho bien.

Dicha opinión coincide con la conducción de la pandemia del coronavirus, pues 52% indica que no se ha conducido de la mejor manera, contra un 26% que indica lo contrario.

En lo concerniente a la seguridad pública, el 64% de los entrevistados indican que el gobierno ha conducido de mala manera el problema. Solo 22% opina que lo ha conducido bien.

Respecto a la corrupción, el mayor estandarte del gobierno de López Obrador, el 59% indican que se ha abordado de mala manera y solo el 29% indica que ha sido buena su conducción.

La pobreza también ha sido mal manejada por el gobierno según el 57% de los encuestados. 27% dice que el gobierno federal lo ha hecho bien.

El tema educativo es uno de los rubros en los que la ciudadanía califica un mejor trabajo por parte del gobierno. 47% indica que se ha abordado correctamente, mientras que un 33% indica que no.

En cuanto a los atributos que la ciudadanía observa en el presidente López Obrador, su honestidad se encuentra en números positivos (61%), mientras que la imagen de liderazgo se ubicó en 49%; la imagen de capacidad para dar resultados pasó del 51% (diciembre) al 35% en marzo.

Finalmente, las conferencias matutinas del presidente siguen teniendo un apoyo importante de la ciudadanía con un 48% de las opiniones, contra un 29% que tiene una opinión negativa de dicho ejercicio.

Especialistas del sector privado consultados por el Banco de México (Banxico), vaticinaron un fuerte deterioro de la economía mexicana, con una caída del PIB esperada para el presente año de 4%. Dicha contracción sería la más profunda desde 2009.

Según la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado correspondiente a marzo 2020, la nueva previsión contrasta con la de hace un mes, en la cual los expertos todavía esperaban un crecimiento del PIB de 0.91%.

El documento emitido por Banxico señala que los economistas consultados prevén un repunte mayor del PIB para 2021 de 1.88%, debido a un rebote estadístico por la mayor caída esperada para este año, mientras que en febrero calculaban el crecimiento en 1.60%.

Los especialistas estiman una depreciación más pronunciada del tipo de cambio, el cual proyectan en 22.27 pesos por dólar para el cierre de año, en tanto que hace un mes lo esperaban en 19.57 pesos por dólar. Para el cierre de 2021 proyectan cierta mejoría de la paridad, la cual regresaría a 21.96 pesos por dólar.

Las expectativas de inflación general y subyacente al cierre de 2020, se incrementaron a 3.61% y 3.50%, respectivamente.

Este comportamiento muy probablemente refleje el efecto de traspaso de la depreciación cambiaria hacia los precios.

En cuanto a la política monetaria, la mayoría de los encuestados anticipa que la tasa de fondeo interbancario se ubique en 5.50% al cierre del presente año, un punto porcentual por debajo del objetivo actual de 6.50%.

En relación a los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses, los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores se asocian con las condiciones externas (46%), las condiciones económicas internas (23%) y la gobernanza (22%).

A nivel particular, los principales factores son la debilidad del mercado externo y la economía mundial (30% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (14% de las respuestas); la incertidumbre política interna (11% de las respuestas); la inestabilidad financiera internacional (9% de las respuestas); y los problemas de inseguridad pública (7% de las respuestas).

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Universal, 84.8% de los mexicanos consideran que Enrique Peña Nieto ha sido el presidente más corrupto de la historia. En segundo lugar posicionan a Carlos Salinas de Gortari con 80.3% de las opiniones.

En tercer sitio se ubica Felipe Calderón con el 65.9% de las respuestas; Vicente Fox con 64.6% y Ernesto Zedillo con 59.9%.

La encuesta muestra qué colaborador de cada presidente es percibido como el más corrupto.

Con EPN, aparecen Rosario Robles (26.8%) y Miguel Ángel Osorio Chong (17.6%). Con Salinas son señalados Carlos Hank González con el 13.5% de las respuestas, quien se desempeñó como titular de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH), y se la Secretaría de Turismo, y José Córdoba Montoya con el 9.4%. quien fungió como Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Con Felipe Calderón, son señalados Genaro García Luna (25.6%) y Ernesto Cordero (7.7%) como los más corruptos. En el caso de Vicente Fox aparecen Santiago Creel (22.2%) y Eduardo Medina Mora (9.7%). Finalmente, con Ernesto Zedillo fueron señalados Emilio Chuayffet (15.2%) y Antonio Lozano García (14.5%).

Sobre el combate a la corrupción que está haciendo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), 45.8% de los ciudadanos aprueban la labor que realiza. Sin embargo, 48.3% desaprueban su desempeño.

De acuerdo a la más reciente encuesta del periódico Reforma, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha registrado una fuerte caída a lo largo del último año.

Hoy en día, AMLO cuenta con el 59% aprobación y con el 35% desaprobación. En marzo del año pasado, su aprobación era del 78% y su desaprobación apenas del 18%, es decir, ha perdido 19 puntos de aprobación, mientras que su desaprobación creció 17 puntos.

Sobre si AMLO está tomando decisiones que le beneficien al país, 55% de los consultados indicaron en que confían en que así es, mientras que 42% lo dudan.

Las áreas en las que la ciudadanía percibe que AMLO y su gobierno han dado resultados son: combatir la corrupción (50%) y mejorar el ingreso de las familias (49%); mientras que en temas como generar bienestar al país, 45% de los encuestados creen que no lo ha logrado. Reducir la pobreza (49%); mejorar la economía del país (51%); combatir al crimen organizado (62%) y reducir la violencia (67%), son otros temas en los que se considera que AMLO no ha podido dar resultados.

Sobre cómo ha abordado el gobierno federal diversos asuntos, los mexicanos le dan una calificación aprobatoria a temas como educación; combate a la pobreza y cuidado al medio ambiente. Sin embargo, en temas como el combate a la corrupción, economía, salud, seguridad, combate al narcotráfico y crimen organizado, consideran que los ha manejando mal.

Tal como ha sucedido en el último año, la inseguridad sigue siendo señalado como el principal problema que el país enfrenta (70%).

Pese a que su aprobación cayó considerablemente en un año, la imagen de López Obrador sigue siendo buena; los mexicanos lo consideran simpático (67%); justo (60%); honesto (58%); capaz de gobernar (58%); que gobierna para todos (54%); que habla con la verdad (53%) y que quiere unir al país (48%).

Además, la ciudadanía sigue confiando en que al final de su sexenio, AMLO va a lograr mejorar diversos temas en el país: educación, salud, pobreza, justicia, corrupción y violencia.

Y aunque el presidente ha expresado su rechazo a hacerlo, 88% de los mexicanos estarían a favor de investigar por corrupción al expresidente Enrique Peña Nieto.

Pese al desecantado que podría haber con el presiente, la oposición sigue sin captar la simpatía de la sociedad. Si hoy fueran las elecciones para diputados federales, 46% votaría por Morena (11 puntos menos que en marzo de 2019); 16% por el PAN (4 puntos más que hace un año) y por el PRI 16% (3 puntos más).

El número de usuarios con acceso a internet en México aumentó a 80.6 millones en 2019, gracias al mayor uso de los teléfonos inteligentes, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2018, los internautas mexicanos sumaban 74.3 millones, indicó el Inegi al dar a conocer la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019.

Sobre la distribución poblacional por sexo, indicó el INEGI, de los 80.6 millones de usuarios de Internet de seis años o más captados por la ENDUTIH 2019, el 51.6% son mujeres y el 48.4% son hombres.

Los tres principales medios para la conexión de usuarios a Internet en 2019 fueron: celular inteligente (smartphone), computadora portátil y computadora de escritorio, agregó.

«Si bien se ha avanzado en la penetración de Internet en nuestro país, la proporción respecto de otras naciones del mundo es menor», indicó el Instituto.

Explicó que en países como Corea del sur (República de Corea), Reino Unido, Alemania y Suecia, nueve de cada 10 personas son usuarias de Internet, mientras que en México la proporción es siete de cada 10 personas.

Entre las principales actividades de los usuarios mexicanos de Internet en 2019, están el entretenimiento, la obtención de información y la comunicación. En contraste, las actividades que menos realizan los usuarios mexicanos de Internet son operaciones bancarias en línea, ordenar o comprar productos e interactuar con el gobierno.

De acuerdo con la encuesta, México registró 86.5 millones de usuarios de teléfonos celulares en 2019, mayores a los 83.1 millones del año previo. De ese universo, 76.2 millones fueron dispositivos inteligentes en 2019, desde los 69.6 millones del año previo

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales es favorito para ganar las elecciones de mayo próximo en Bolivia según una nueva encuesta publicada, seguido de las alianzas que encabezan las candidaturas del expresidente Carlos Mesa y de la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

Una encuesta de CiesMori para las cadenas de televisión bolivianas Unitel, Red Uno y Bolivisión da un 31.6% de intención de voto para el MAS en los comicios del 3 de mayo. Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, figura con el 17.1% y con el 16.5% Áñez, de la agrupación Juntos, de acuerdo con el sondeo difundido la noche de de ayer.

Luis Arce, que encabeza la candidatura a presidente por el MAS, agradeció a través de Twitter el apoyo del pueblo boliviano.

«Gracias por el apoyo que nos dan», escribió en la red social David Cochehuanca, candidato a vicepresidente, quien subrayó que los resultados de esta encuesta «dan más fuerza para seguir trabajando» en el objetivo del MAS de retornar al poder en Bolivia.

Los candidatos del MAS están convocados este lunes a una reunión en Buenos Aires, desde donde Morales ejerce de jefe de campaña del partido.

Jeanine Áñez, en un breve mensaje también en Twitter, agradeció «la confianza recibida», a la vez que expresó su compromiso para «poner a Bolivia primero».

El pastor presbiteriano de origen coreano Chi Hyun Chung, que encabeza la candidatura del Frente Para la Victoria (FPV), con un 5.4% de intención de voto, advirtió en esta red social que el sondeo muestra «las influencias» del Gobierno actual de Áñez y del anterior del MAS.

Ni Mesa ni otros candidatos como el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, de la alianza Creemos, con el 9.6%, y el expresidente boliviano Jorge Quiroga, de la agrupación Libre 21, con el 1.6% tan solo, se han pronunciado sobre el sondeo.

Ninguno de estos porcentajes augura un ganador en primera vuelta, ya que para ganar en primera instancia se necesita un 50% de los votos más uno o que el primero supere el umbral del 40% y a la vez consiga una diferencia de 10 puntos en relación al segundo.

Las candidaturas son aún provisionales en espera de que a partir de esta jornada el órgano electoral comience a revelar cuáles son las habilitadas, ya que algunas como la de Arce fueron observadas para que completen algunos de los requisitos.

Sobre otras, como la de Áñez, se cuestiona su legitimidad, al ser candidata sin renunciar a la presidencia interina del país.

Los especialistas del sector privado redujeron el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, al situarlo en 1.0% para 2020, informó este martes el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con los resultados de la ‘Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado’ correspondiente a enero 2020, la expectativa es menor al 1.10% estimado en diciembre pasado.

Esta proyección aún se mantiene debajo del rango estimado para 2020 por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), que es de 1.5 a 2.5 por ciento.

También se hizo una disminución en la expectativa para el Producto Interno Bruto de 2021, al pasar de 1.79 a 1.64 por ciento.

La gobernanza y las condiciones internas son factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México durante los próximos seis meses, al tener 51% y 32% de las respuestas de los expertos consultados, apuntó.

A ellos le siguieron los problemas de inseguridad, con 21%; la incertidumbre de la política interna, con 19%; y 17% indicó la situación económica interna. La debilidad del mercado interno, con 8.0%, la plataforma de producción petrolera, con 5.0%, y la corrupción, con 5%, son otros inconvenientes para el avance del PIB.

Por otra parte, los especialistas ajustaron a la alza su expectativa para la inflación para 2020, de 3.44% a 3.50% y, con ello, estaría fuera del objetivo de 3.0%, con +/- 1 punto porcentual, esperada por Banxico.

El pronóstico de la inflación subyacente también sufrió cambios ligeros para este año, al pasar de 3.41% en diciembre a 3.48% en enero, expuso.

También se revisó a la baja su expectativa sobre el tipo de cambio, al anticipar que este cerrará 2020 en 19.68 pesos, desde los 20.10 pesos que proyectaron anteriormente. Confiaron que el dólar se cotice en 20.14 pesos para 2021.

De acuerdo a la más reciente de El Financiero, la mayoría de los mexicanos están en desacuerdo con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de rifar el avión presidencial al no venderse en Estados Unidos.

El 86% de los consultados indicaron que están enterado de la propuesta de la rifa, que consiste en vender 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional, con un precio de $500 pesos cada uno.

Al preguntar si estaban de acuerdo con la propuesta del presidente, el 36% de los consultados respaldaron la rifa, aunque el 58% está en desacuerdo con esta alternativa.

18% de los encuestados aseguró que sí le interesaría comprar un cachito para la rifa del avión presidencial, mientras que 82% dijo que no tiene interés en ello. Un mismo 18% afirmó que le gustaría mucho ganarse el avión presidencial en la rifa, contra 72% que no le gustaría ganárselo.

Y aunque el 19% de los encuestados opina que podría traer beneficios el ganarse el avión presidencial, el 77% cree que llevarse el premio traería más problemas que beneficios.

Otro tema que se consultó, fue si AMLO debe mantener su postura no de usar el avión ahora que no ha sido posible venderlo. 58% indicó que el mandatario sí debería utilizar el avión presidencial, mientras que 39% opina que es mejor que el Presidente no utilice la aeronave.

Sobre las razones por las que no se ha vendido el avión, el 37% de los encuestados afirmó que el gobierno no lo ha sabido vender; el 32% considera que está muy caro; el 17% cree que es muy poco útil, y el 6% manifestó la creencia de que el avión está maldito.