Tag

menores

Browsing

El gobierno de la Ciudad de México llamó este viernes a todos los padres de niños de entre 12 y 14 años, a que lleven a sus hijos a vacunarse contra COVID-19, en las 22 sedes que se han habilitado, esto luego de reconocer que ayer y hoy se ha registrado poca afluencia.

«Hoy queremos insistirles a las familias, a los jovencitos, adolescentes que no se han ido a vacunar, que vayan a vacunarse (…) ha llegado poca gente a la vacunación y hay suficientes vacunas; entonces que nos ayuden a insistir la información de la vacunación para niños, niñas de 12 en adelante», dijo la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Eduardo Clark, director de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) presentó la actualización del Plan Nacional de Vacunación en la Ciudad de México. Señaló que ayer se registró la asistencia  4 mil 250 personas, cuando se esperaba por lo menos el doble de asistentes.

«Yo creo que para llegar a la meta, y por eso sí queremos enfatizar con ustedes el llamado a que los padres lo conozcan y lleven a sus niños a vacunarse», dijo el funcionario.

Detalló que se pueden vacunar en esta etapa todos los jóvenes entre 12 y 14 años que no haya recibido ya una vacuna contra el COVID-19 previamente, es decir, sin importar si no tiene comorbilidades, que es quienes con anterioridad se había inmunizado. Reiteró que se está aplicando la vacuna Pfizer, de las cuales el gobierno capitalino tiene una disponibilidad cercana a 160 mil dosis, lo que alcanzaría para proteger a la totalidad de este grupo, que calculan en alrededor de 158 mil menores.Señaló que no se está pidiendo un comprobante de domicilio para acreditar la residencia en la CDMX; dijo que se está operando bajo un principio de «buena fe». Añadió que los menores que acudan, acompañados de un adulto, lo único que deben acreditar es la edad, mediante  acta de nacimiento o CURP. Recordó que hay 22 puntos abiertos; dos macrosedes, la Sala de Armas y el CENSIS de la Marina, y 20 unidades de salud de primer nivel del ISSSTE, del IMSS y de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México.

Las 22 sedes estarán atiendo hoy y mañana, y la próxima semana hasta el viernes 27 de mayo, de acuerdo con el calendario que se compartió hace unos días y que corresponde a la primera letra del apellido de los menores. Aclararon que si alguna persona puede o tiene que acudir en un día específico, «porque se le complican los demás tampoco hay problemas, somos flexibles, que no se vea eso como una barrera para irnos a vacunar».

Finalmente,  Eduardo Clark indicó que se prevé que «pronto» inicie la vacunación a menores entre 5 y 11 años, por lo que pidió a la población «paciencia».

Los niños de 5 a 11 años deberán recibir una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19, según recomendó un panel de asesores del gobierno estadounidense.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aceptaron la recomendación, por lo que se abre la posibilidad de aplicar una tercera inyección de la vacuna contra el COVID-19 a los niños sanos en edad primaria, como la que ya se recomienda para los mayores de 12 años.

Y mientras Estados Unidos va por una tercera dosis para todos los niños mayores de 5 años, en México esta semana apenas comenzó la aplicación de vacunas a los mayores de 12 años; se desconoce si el gobierno federal accederá a vacunar a los menores de 5 a 12 años.

Se espera que una inyección adicional refuerce la protección de los niños de 5 a 11 años, en un momento en que las infecciones han vuelto a aumentar.

A principios de esta semana, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la vacuna de refuerzo infantil de Pfizer, que se ofrecerá al menos cinco meses después de la última inyección en los niños.

Ahora, los CDC dan el siguiente paso al recomendar quién necesita realmente las vacunas.

Los asesores debatieron si todos los niños de 5 a 11 años, que por lo general están sanos, necesitan una dosis adicional, sobre todo porque muchos de ellos se infectaron durante la ola invernal de la variante Ómicron.

Sin embargo, Estados Unidos está registrando por primera vez desde febrero un promedio de 100,000 nuevos casos al día. Los asesores de los CDC señalaron la creciente evidencia en niños mayores y adultos de que dos vacunas primarias más un refuerzo proporcionan una mayor protección contra las nuevas variantes del coronavirus.

El tema de las vacunas de refuerzo no es el asunto más apremiante: los padres aún esperan ansiosos la oportunidad de vacunar a los niños menores de 5 años, el único grupo que aún no es elegible en Estados Unidos.

Autoridades investigan si la muerte de un niño de tres años en la Ciudad de México está relacionada con la hepatitis aguda grave de origen desconocido de la que se registran unos 400 casos en el mundo.

Las secretarías de Salud de Hidalgo y de la Ciudad de México confirmaron este jueves la muerte del menor que estaba internado en el hospital  de La Raza.

«Se está en espera del resultado del panel viral del Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (INDRE) para descartar o confirmar hepatitis aguda grave pediátrica de origen desconocido, por lo que se considera aún como un caso sospechoso», dijo en un comunicado la secretaría de salud de Hidalgo, de donde era originario el menor.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que sea considerado un «caso probable» de esta hepatitis desconocida, se tienen que descartar otros tipos de esta enfermedad ya identificados.

México informó el martes pasado que estudiaba la situación de 21 menores con inflamaciones hepáticas para determinar si son comunes o agudas.

La Organización Panamericana de la Salud informó ayer que en siete países del continente americano se han reportado 33 casos probables de esta hepatitis aguda, sin que se reportaran fallecimientos o realizaciones de trasplantes. En tanto, Estados Unidos informó que analizaba 180 casos de menores con hepatitis, incluyendo cinco fallecimientos.

El 5 de abril, la OMS recibió el primer reporte de este tipo de hepatitis de Escocia, donde fue detectada a una decena de niños. Al 15 de mayo, la OMS tenía registrados 429 casos probables de este tipo en 22 países, nueve de ellos en Europa.

Ese mismo reporte daba cuenta de seis niños fallecidos a causa de esta enfermedad y 26 que requieren trasplantes.

Autoridades del gobierno capitalino anunciaron que mañana jueves 19 de mayo iniciará la vacunación contra COVID-19 en adolescentes de 12 a 14 años que no hayan recibido una inmunización previamente y que sean residentes de la Ciudad de México.

“En este momento lo que estamos iniciando es la vacunación de jóvenes de 12, 13 y 14 años que hasta ahora no hayan recibido ninguna vacuna contra la COVID 19 previamente. Para ser vacunados, esto es importante, tienen que tener, el día que se vacunen, 12 años cumplidos; y esto es muy importante porque está así diseñado para cumplir con las aprobaciones sanitarias que la COFEPRIS ha emitido en nuestro país», dijo Eduardo Clark García, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

El funcionario indicó que los menores deberán acudir a las sedes de vacunación acompañados de un adulto, y precisó que se estima vacunar a cerca de 150 mil personas de este rango de edad. A los menores se les inmunizará con la vacuna de Pfizer, la única hasta ahora autorizada y probada para los menores.

Los requisitos para acudir a la inmunización son: acudir acompañado por un adulto; acta de nacimiento o CURP o, algún documento que acredite que tienen los 12 años cumplidos. También pidieron llevar el expediente que puede descargarse en internet y prellenarlo para hacer más ágil el proceso.

La jornada de vacunación se realizará conforme a la letra inicial de su primer apellido. Habrá atención prioritaria a adolescentes con comorbilidades o discapacidad mañana jueves 19 de mayo; posteriormente se iniciará con letras A y B, el viernes 20 de mayo; sábado 21 de mayo; C, D, E, F, lunes 23 de mayo; G, H, I, J, martes 24 de mayo; K, L, M, N, Ñ, miércoles 25 de mayo; O, P, Q, R, jueves 26 de mayo; S, T, U, V, W, X, Y, Z, viernes 27 de mayo.

Sobre los puntos de vacunación que se habilitarán, se informó que del jueves 19 al sábado 21 de mayo y del lunes 23 al viernes 27 de mayo estarán funcionando: CENCIS Marina y Sala de Armas, Ciudad Deportiva.

Del jueves 19 al viernes 20 de mayo y del lunes 23 al viernes 27 de mayo: 2 Unidades Médicas Familiares (UMF) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); 16 Centros de Salud de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México (Sedesa), y 2 Unidades de Medicina Familiar del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Finalmente, informaron que en las próximas semanas se anunciarán más sedes para habitantes que requieran alguna dosis de su esquema.

En su conferencia de prensa diaria, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, confirmó que será el próximo jueves cuando inicie la aplicación de vacunas contra el COVID-19 a los menores de 12 años en adelante.

«Ya, el lunes vamos a anunciar; es de 12 años en adelante, estamos todavía esperando menores de 12 años, pero a partir de los 12, el próximo jueves», respondió la mandataria local al ser consultada sobre el tema.

Indicó que será el lunes cuando el equipo del gobierno capitalino de a conocer los detalles, sobre sedes, logística y vacuna que se aplicará. Adelantó que por el momento se proyecta que se instalen 6 sedes de vacunación.

Sheinbaum Pardo señaló que a la par de la vacunación de mayores de 12 años, también se abrirá la posibilidad de que cualquier persona que todavía no se ha vacunado lo haga.

Recordemos que fue a finales de abril cuando el gobierno local anunció la finalización de la jornada masiva de vacunación, e indicó que habría una pausa para la aplicación de dosis a quienes les hicieran falta.

La Jefa de Gobierno añadió que hay muy pocos ingresos hospitalarios por COVID-19, menos de 10 en la última semana, por lo que consideró que la pandemia sigue cediendo en la capital. También resaltó que no se reportaron defunciones por el virus del SARS-CoV-2.

«Eso es lo más importante y eso es gracias, y hay que decirlo, a todas las personas que han estado apoyando con la vacunación», remató.

Claudia Sheinbaum aprovechó para indicar ante la preocupación que ha surgido, que hasta ahora no hay casos de hepatitis aguda en niños. Afirmó que los Sistemas Epidemiológicos de los Centros de Salud están atentos ante cualquier caso y dijo que la capital está lista para cualquier reporte.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que el viernes fueron detenido un total de 1,608 personas migrantes de 38 nacionalidades, en varias operaciones realizadas en todo el país.

Las autoridades detallaron que se trata de 1,398 personas mayores de edad, 424 mujeres y 974 hombres, y 210 menores, 82 mujeres y 128 hombres, quienes quedaron bajo tutela y protección del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la entidad en la que fueron rescatados.

Se identificó que 158 menores de edad, 69 mujeres y 89 hombres, iban acompañados de un familiar o tutor, mientras que 52 viajaban solos (13 mujeres y 39 hombres).

Las personas migrantes fueron localizadas en varias áreas del país: 374 en Chiapas; 262 en Baja California; 199 en Nuevo León; 168 en la Ciudad de México; 152 en Tabasco; 111 en Coahuila; 97 en Tamaulipas; 50 en Veracruz; 47 en San Luis Potosí; 26 en Quintana Roo; 22 en Sonora; 20 en Oaxaca; 18 en Puebla y en Chihuahua respectivamente; 17 en Durango; 8 en Tlaxcala; 6 en Yucatán; 5 en Jalisco y Zacatecas respectivamente; 2 en Sinaloa y una en Colima.

Durante el proceso administrativo para definir su situación migratoria se identificó que 357 son originarias de Guatemala; Honduras, 296; Colombia, 195; Cuba, 189; Nicaragua, 113; El Salvador, 96; Perú, 60; Brasil, 56; Venezuela, 55; Comoras, 29; Haití, 19, Estados Unidos y Etiopía, 16 respectivamente; Filipinas 14; Francia, 13; Ecuador y Turquía, 11 por cada país.

En número menores, se identificó a migrantes de Angola; Bolivia; Macedonia del Norte; India; Bangladesh; China; Lesotho; Bosnia y Herzegovina; España; Jamaica; República Dominicana, Senegal y Guinea.

Como parte de los operativos, en la que participaron distintas autoridades federales, estatales y municipales, fueron asegurados y puestos a disposición del Ministerio Público (MP) cuatro vehículos en el estado de Tamaulipas y uno en Tlaxcala, así como cuatro probables responsables de cometer algún delito en Tamaulipas.

El INM añadió que además se realizó una intervención al ferrocarril en Coahuila y se revisó una casa de seguridad en San Luis Potosí.

Autoridades federales señalaron que México acumuló tres meses con indicadores mínimos en cuanto a la pandemia de COVID-19, lo que representa una reducción «muy marcada».

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, indicó que el descenso de la pandemia se refleja en el número de casos, las hospitalizaciones y las defunciones.

«Esta reducción (…) es ya muy marcada, ya tenemos cifras mínimas de actividad epidémica», explicó López-Gatell al intervenir en la conferencia de Palacio Nacional.

López-Gatell precisó que la ocupación hospitalaria es del 4%, mientras que las defunciones por la pandemia son de cuatro diarias, en promedio, en todo el país. «Hay entidades federativas (…) que han tenido días subsecuentes sin una sola defunción por COVID-19. Estamos ya en niveles mínimos», remarcó.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló que la reducción sostenida durante tres meses de la epidemia permitirá retomar el plan para consolidar el sistema de salud gratuito, de calidad y universal.

El objetivo, dijo, es crear un sistema de salud federalizado de primer orden con instalaciones de calidad, abasto de medicamentos, personal médico y especialistas todos los días a las 24 horas del día. Reiteró que las y los trabajadores del sector serán regularizados en sus condiciones laborales y no se reducirán salarios.

El mandatario aprovechó para exhortar a quienes no se han vacunado a que lo hagan en el Operativo ABRIL que comenzó la semana pasada en todo el país.

“Todavía es tiempo; a los que les falta una vacuna, a los que les faltan los refuerzos. Estamos en una campaña intensa de vacunación que queremos terminar a finales de este mes porque posteriormente ya vamos a tener las vacunas en centros de salud, en hospitales; ya no va a vacunarse a las personas visitándolas en sus casas, ni van a haber centros de vacunación especiales. (…) Se termina el Plan Nacional de Vacunación”, explicó.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, aclaró que México no contempla aplicar cuarta dosis de manera generalizada como parte de la política de vacunación, es decir, un segundo refuerzo del esquema primario, salvo en casos específicos como el personal de salud por su exposición al virus SARS-CoV-2 y en personas a la que se instruya mediante prescripción médica reforzar el esquema.

Fue en ese punto donde el funcionario planteó que la vacunación a niñas y niños de 5 a 11 años se realizará con la vacuna Pfizer diseñada para esas edades y, reveló que también se exploran vacunas disponibles como la cubana Abdala, para inmunizar a los menores.

“No solo es Pfizer, Cuba tiene una vacuna muy buena, la vacuna Abdala que ya la usa en su territorio, Cuba ha alcanzado cobertura arriba de 96% de toda su población, ellos incluyen niños desde los dos años de vida y podría ser una excelente opción”, dijo el subsecretario de Salud.

Sobre si el mecanismo COVAX entregará estas vacunas, dijo que no se ha puesto en oferta la vacuna específica que se necesita para 5 a 11 años, Explicó que es una vacuna de Pfizer, pero en otra formulación que la que se utiliza para los adultos, ya que es otro tipo de envasado.

Precisó que Pfizer informó al gobierno federal que podría entregar las vacunas para menores en el segundo trimestre del 2022, «obviamente después de la negociación de un contrato», añadió

Durante 2021 se reportaron a diario 14 personas, de entre 0 y 17 años, como desaparecidas en México, de acuerdo con el informe presentado este lunes por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

El documento también refiere que hasta el 11 de abril y desde 1964, cuando inició el registro, se contabilizan 82,328 menores desaparecidos, aunque solamente uno de cada cinco permanecen no localizados.

Dos de cada tres menores registrados como desaparecidos son mujeres (55,873), y tres de cada cuatro personas entre 0 y 17 años desaparecidas son adolescentes.

El documento fue presentado en el marco del informe del Comité de la ONU Contra las Desapariciones Forzadas (CED) publicado el pasado 12 de abril sobre la visita a México, donde se acumulan, según datos oficiales, cerca de 100,000 desaparecidos.

Para la ONG, este informe es de gran “valor” tanto por las recomendaciones al Estado mexicano como por haber tenido en cuenta a las asociaciones civiles y organizaciones, como es el caso de este organismo. “Para Redim es muy importante que el comité haya tomado nota de esta problemática”, expresó en una conferencia de prensa Tania Ramírez, directora ejecutiva de la Red.

Ramírez detalló que desde 2006 despuntaron las desapariciones coincidiendo con la llamada guerra contra el narcotráfico, a partir de la presidencia de Felipe Calderón. Dijo que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto continuó y se acentuó.

El informe de Redim detalló que 4 de cada 10 casos de desapariciones de menores de edad se concentran en: Estado de México, Tamaulipas y Jalisco.

Foto: Facebook @derechosinfancia.org.mx 

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este miércoles que las vacunas contra el COVID-19 que ha pagado México al mecanismo Covax, y que están pendientes de ser entregadas, serán utilizadas para proteger a los niños.

“Estamos solicitando que nos manden vacunas para los niños, porque no se pueden usar estás vacunas que tenemos o si no son de algunas marcas autorizadas, (…) nos deben porque pagamos por adelantado”, dijo el mandatario durante su conferencia matutina.

Aunque no dio una fecha específica para iniciar la vacunación en menores de 14 años, el presidente dejó entrever que esta se podría dar después de abril, cuando se concluya con la vacunación de refuerzo en adultos mayores de 18 años.

Y es que anunció que este mes se cierra la campaña de vacunación, específicamente con la aplicación de la dosis de refuerzo, para todos los adultos. «Y si abrimos campaña va a ser con los niños”, reiteró.

Dijo que actualmente se están vacunando menores con enfermedades con capacidades diferentes: “eso lo estamos haciendo, pero niños que no tienen ningún tipo de enfermedad, también van a ser vacunados de acuerdo con el protocolo de la Organización Mundial de la Salud”, informó.

Recordemos que la vacuna Pfizer para menores fue autorizada desde finales de marzo por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Sin embargo, hasta ahora solo se aplica en adolescentes de 15 años y en menores de 12 años con padecimientos como afecciones cardíacas, pulmonares o neurológicas.

El mandatario afirmó que en lo que resta del mes se seguirá aplicando la vacuna de refuerzo a adultos que todavía faltan.

“Tenemos vacunas suficientes, y vamos a aplicar vacunas de refuerzo porque todavía faltan muchos mexicanos, mujeres y hombres que no tienen la vacuna de refuerzo, entonces todos, gobiernos estatales, municipales, todos vamos a intensificar la campaña de vacunación, ya ayer logramos de nuevo levantar el número de vacunas aplicadas”, dijo.

López Obrador hizo el compromiso de concluir la campaña de vacunación para adultos y añadió que “van a quedar vacunas en centros de salud y hospitales para los que asistan voluntariamente, pero ya el plan de vacunación nacional concluye este mes”, subrayó.

En América Latina, el hambre se ha convertido en una «pandemia» paralela a la de la COVID-19, al alcanzar en 2020 a casi 60 millones de personas en la región, un 30% más que el año anterior y la mayor cifra de los últimos 20 años, según alertó la FAO.

Más de 59.7 millones de personas padecieron hambre el año pasado, un 9.1% de la población total de la región, según indicó el último informe anual de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo que se traduce en 13.8 millones más que en 2019.

Este panorama convierte a Latinoamérica en la región que más empeoró del mundo en términos de inseguridad alimentaria en 2020 e implica seis años consecutivos de incremento de hambre.

«Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrenta una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 70% en el hambre entre 2014 y 2020», señaló Julio Berdegué, representante regional de la FAO.

Haití, Venezuela y Nicaragua son los países con mayor prevalencia de hambre con un 46.8%, 27.4% y 19.3% respectivamente, alertó la FAO, seguidos por Guatemala (16.8%) y Honduras (13.5%). El resto de países registraron una prevalencia inferior al 10% y menor al 2.5 % en el caso de Brasil, Cuba y Uruguay.

Las cifras son del informe Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional 2021, una publicación conjunta de la FAO con otras entidades como la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) o el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Según apunta el reporte, este panorama «podría explicarse en parte por los efectos de la COVID-19», que deja 46.5 millones de contagios totales y 1.5 millones de fallecidos, además de una contracción del 6.8% del PIB en 2020, la mayor en 120 años.

En 2020, 267 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria, es decir, 60 millones de personas más que en 2019 no tuvieron acceso físico o económico a comida en cantidad o calidad suficiente para su salud y desarrollo.

«La pandemia ha agravado la situación», reconoció Rossana Polastri, directora regional del FIDA, sin embargo el hambre «lleva en aumento desde 2014 (…) debemos corregir las vulnerabilidades profundas de nuestros sistemas alimentarios y hacerlos más inclusivos y sostenibles para que brinden bienestar a nuestras sociedades», agregó.

El reporte también señala que el fenómeno de la inseguridad alimentaria afectó más a mujeres (41.8%) que a hombres (32.2%) y que la región «está perdiendo la batalla contra la obesidad», que ha experimentado aumentos «significativos» y afecta a uno de cada cuatro adultos (106 millones de personas en total).

Entre los menores, el sobrepeso también ha ido en aumento desde hace 20 años, y en 2020, 3.9 millones de niños, el 7.5% de los menores de cinco años, padeció esta condición, casi 2 puntos porcentuales por encima del promedio mundial.

El gobierno federal anunció este martes que se vacunará contra el COVID-19 a jóvenes de entre 15 y 17 años, sin que tengan comorbilidades, como hasta ahora se había decidido.

Este anuncio implica un cambio de estrategia del gobierno y las autoridades sanitarias federales, que hasta el momento había afirmado que no había pruebas suficientes de que fuera necesario inmunizar a menores de edad.

«Abrimos próximamente a niños y adolescentes de 15 a 17 años, aun sin comorbilidades», dijo López-Gatell al intervenir en la conferencia matutina.

Recordemos que desde octubre pasado se han inscrito poco más de un millón de personas de estas edades con comorbilidades, de las cuales el 10% ha acudido a los puestos de vacunación, detalló el funcionario.

López-Gatell informó que a partir del viernes se activará un registro para ese grupo de ciudadanos y posteriormente se irán abriendo las unidades de vacunación en todo el país para que reciban sus dosis. Y aunque se dio fecha de inicio de registro, no se detalló en qué fecha empezaría la inmunización.

El funcionario, que no explicó las razones del cambio de estrategia, detalló que hasta el momento se han aplicado 130 millones de dosis en el país, que tiene una población de unos 126 millones de ciudadanos.

Además, López-Gatell reiteró el llamado del Gobierno para que los adultos, las embarazadas y los menores de edad con comorbilidades que todavía no han acudido a inmunizarse lo hagan lo antes posible.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizó este viernes el uso de emergencia de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech para menores de entre 5 y 11 años.

La FDA dio a conocer su decisión tres días después de que un comité científico de ese organismo recomendara el uso de las dosis en los menores de ese grupo poblacional.

La agencia indicó en su página web que basó su autorización en la efectividad de esta vacuna, que es de un 90.7% para prevenir el COVID-19 entre los niños del citado grupo de edad y citó también un estudio que señala que «no se han detectado efectos secundarios graves».

La FDA autorizó dosis de tamaño infantil, que equivalen a sólo un tercio de la cantidad que se administra a los adolescentes y adultos, para uso de emergencia, con lo que hasta 28 millones más de niños estadounidenses podrían ser vacunados a partir de la próxima semana.

Pese a la autorización de la FDA, será el próximo martes cuando los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) harán recomendaciones más detalladas sobre cuáles jóvenes deben vacunarse. Se espera que la directora de la agencia tome una decisión final poco después.

Algunos países han empezado a utilizar otras vacunas contra el COVID-19 en niños menores de 12 años, como China, que acaba de empezar a vacunar a los niños de 3 años. Sin embargo, muchos de los que utilizan la vacuna fabricada por Pfizer/BioNTech están pendientes de la decisión de Estados Unidos; los reguladores europeos apenas empezaron a considerar las dosis de tamaño infantil de las empresas.

Con la acción de la FDA, Pfizer planea comenzar a enviar millones de viales de la vacuna pediátrica, con tapas naranjas para evitar confusiones con las dosis con tapa púrpura para todos los demás, a los consultorios médicos, farmacias y otros lugares de vacunación. Los niños recibirían dos dosis con tres semanas de diferencia.

Aunque los niños corren menos riesgo de sufrir enfermedades graves o de morir a causa del COVID-19 que las personas mayores, los niños de 5 a 11 años se han visto gravemente afectados, con más de 8,300 hospitalizaciones en Estados Unidos, un tercio de las cuales ha necesitado cuidados intensivos, y casi 100 muertes desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, según la FDA.

Los menores de 18 años no necesitarán demostrar que están vacunados contra el COVID-19 para ingresar a Estados Unidos después del 8 de noviembre, cuando empieza a regir la nueva normativa de entrada a este país, indicó este lunes el gobierno de Joe Biden.

La exención toma en cuenta las diferencias regulatorias sobre inmunizaciones infantiles y la disponibilidad de vacunas entre países, dijo un alto funcionario de La Casa Blanca durante una conferencia virtual para aclarar las modalidades de reapertura de las fronteras para viajes aéreos.

Estados Unidos reabrirá sus fronteras a los visitantes extranjeros con vacunación completa el próximo 8 de noviembre, más de 18 meses después de cerrarlas a raíz de la pandemia.

Pero las fronteras se cerrarán de hecho para muchos latinoamericanos con menos acceso a la vacuna en sus países y que hasta ahora viajaban como turistas a Estados Unidos para inmunizarse.

Sin embargo, las autoridades sanitarias estadounidenses permitirán algunas excepciones «muy limitadas» a esta obligación de vacunación, según la misma fuente.

Además de los niños, estarán exentos ciertos participantes en ensayos clínicos de vacunas anticovid, personas con contraindicaciones médicas para la vacunación, viajeros que se desplacen por motivos urgentes o humanitarios (con justificativo), y personas que lleguen, por motivos distintos al turismo, de países donde la vacuna es difícil de obtener, de acuerdo con un documento distribuido por la administración Biden.

Los niños mayores de dos años no vacunados deberán hacerse una prueba, de antígeno o PCR, dentro de los tres días de la salida si viajan con adultos vacunados. El plazo se reduce a un día si viajan solos o con adultos no vacunados.

En general, cualquier extranjero debe hacerse la prueba de antígeno o PCR dentro de los tres días antes de partir si está vacunado, o en el día anterior a la salida si no está vacunado.

Los mismos requisitos de prueba se aplicarán a los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que regresen a Estados Unidos. Según La Casa Blanca, dependerá de las aerolíneas verificar el comprobante de vacunación antes de abordar.

Estados Unidos informó que serán aceptadas todas las vacunas aprobadas por la agencia de medicamentos FDA, y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que por el momento incluye a las vacunas de AstraZeneca, Johnson & Johnson, Moderna, Pfizer/BioNTech, Sinopharm y Sinovac.

Esto excluye por ahora a los viajeros que recibieron la vacuna rusa Sputnik V y la china CanSino; estas vacunas fueron aplicadas en muchos países latinoamericanos, incluido México.

Estados Unidos requerirá además a las aerolíneas recopilar información de los viajeros que permita a las autoridades sanitarias estadounidenses ubicarlos después de ingresar al país en caso de infección o contacto con una persona infectada.

El gobierno de la Ciudad de México informó este viernes que la capital está en el nivel más bajo de la escala de indicadores de evaluación sobre el estado de la pandemia, con 4.5 de 40 puntos.

Detalló que hasta el corte de ayer por la noche, las hospitalizaciones por COVID-19 registraban 1,139 personas en la Zona Metropolitana del Valle de México, lo que significa una reducción de 311 personas respecto al mismo día de la semana pasada.

Mientras que en la Ciudad de México, se registran 858 personas hospitalizadas, lo que significan 226 personas menos que la semana pasada.

«Estamos en los mínimos históricos de ingresos hospitalarios semanales (…) Estamos en los mismos niveles del punto más bajo que fue la primera semana de junio, con 336 ingresos hospitalarios a la semana”.

Asimismo, destacó que a la fecha suman 9,000 casos activos, que significan 85% menos que el pico más alto registrado en la tercera ola, que fue de 65,000 casos activos.

Así, se anunció que iniciará el próximo lunes la vacunación contra el COVID-19 a menores de entre 12 y 17 años que padezcan alguna comorbilidad, esto como parte del anuncio que realizó el gobierno federal para inmunizar a este grupo poblacional.

En conferencia de prensa, Eduardo Clark, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) de la Ciudad de México, informó que la próxima semana los jóvenes capitalinos que padezcan alguna de las 40 comorbilidades contempladas en el plan de vacunación serán vacunados.

«Iniciamos el lunes  para jóvenes de 12 a 17 años residentes de toda la ciudad», enfatizó el funcionario.

Clark estimó que entre el lunes y el jueves se vacunará a cerca de 40,000 adolescentes que ya se hayan registrado en el portal oficial de vacunación.

Entre las enfermedades que se contemplan para este grupo están todas aquellas que involucren una inmunosupresión, como cáncer, trasplantes o VIH; además de la enfermedad pulmonar crónica grave, afecciones crónicas del riñón, hígado o sistema digestivo.

También se contempla a aquellos que padezcan alguna enfermedad neurológica crónica, enfermedades cardiovasculares, diabetes y otras enfermedades endocrinas, entre las que se incluye obesidad grado 2 o mayor, aunado a aquellos que tengan anomalías genéticas o cromosómicas y embarazadas adolescentes.

Clark detalló que el único requisito que pedirán a los menores, además de su registro en el portal de obierno, será cualquier comprobante que acredite la comorbilidad, el cual debe estar a nombre del médico e incluir la cédula profesional del mismo.

Los menores recibirán la vacuna Pfizer/BioNTech, que es la única que ha demostrado efectividad en este grupo de edad y está aprobada en México para su uso.

Asimismo, las autoridades señalaron que la próxima semana aplicarán más de 650,000 dosis de la vacuna rusa Sputnik-V a habitantes de la ciudad, con lo que concluirá la inoculación con esquema completo en mayores de 18 años.

«El jueves 28 de octubre se habrá cumplido con toda la vacunación de adultos de 18 y más», sostuvo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó que un juez federal ordenara vacunar a todos los menores de 18 años, tal como se informó a inicios de semana, asegurando que se trata de un amparo no «definitivo» y obtenido por una persona en específico.

Y es que el pasado pasado, el juez Séptimo de Distrito en el Estado de México ordenó este martes al gobierno federal modificar el Plan Nacional de Vacunación con el fin de incluir a todas las personas de entre 12 y 17 años de edad para que reciban la vacuna contra el COVID-19; y aunque se concedió la suspensión a una menor de edad, a criterio de la jueza, los efectos de dicha suspensión tendrían efectos de aplicación general.

«Los efectos de esta medida cautelar comprenden no solamente a la menor quejosa, sino a todas las y los menores de 18 años», dijo Claudia Gámez Galindo, secretaria en funciones de juez.

Y aunque la noticia fue replicada por distintos medios, el presidente se lanzó contra el periódico Reforma, por haber publicado la nota. «No le crean al Reforma», indicó el mandatario.

Según explicó, el amparo concedido se trata «de una decisión de un juez, pero falta todavía que se resuelva en otras instancias, o sea, no es definitivo», es decir, que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, estaría impugnando dicho fallo. Sería un Tribunal Colegiado quien determinaría si mantiene la orden o no.

El presidente enfatizó que un amparo se entrega a la persona que lo solicita y no es «extensivo»; incluso dijo que «cualquier abogado sabe que esto no puede ser como ellos (Reforma) lo titulan».

López Obrador acusó que no se puede «definir una política pública» a través de una persona o de un grupo y sus intereses. Agregó que legalmente se respetará dicho amparo, aunque advirtió se llevaría el tema a la instancia pertinente para «aclarar».

Tal como lo ha venido sosteniendo el gobierno, el mandatario aseguró que no es que no se quiera aplicar la vacuna contra el COVID-19 a todos los menores, sino que no hay una recomendación científica que lo respalde.

«No es que no se quiera aplicar la vacuna a los menores, es que no hay una recomendación médica en ese sentido, todavía no definen porque sí puede causar daño, entonces tenemos que esperarnos esto lo ha explicado el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell muchísimas veces», sostuvo el mandatario.

El juez Séptimo de Distrito en el Estado de México ordenó este martes al gobierno federal modificar el Plan Nacional de Vacunación con el fin de incluir a todas las personas de entre 12 y 17 años de edad para que reciban la vacuna contra el COVID-19.

La juez concedió una suspensión a una menor de edad; sin embargo, los efectos de dicha suspensión tendrán efectos de aplicación general, ya que la premisa es que el derecho humano a la salud es universal.

«Los efectos de esta medida cautelar comprenden no solamente a la menor quejosa, sino a todas las y los menores de 18 años», dijo Claudia Gámez Galindo, secretaria en funciones de juez.

En la resolución se indicó que los niños y adolescentes deben ser considerados población vulnerable a infecciones de COVID-19, principalmente de la variante Delta, toda vez que con el regreso a clases están más expuestos al virus.

«Si bien se advierte que el regreso a las aulas es voluntario; igualmente cierto es que, ese aspecto no puede considerarse como un parámetro que justifique que se continúe excluyendo de la ‘Política nacional de vacunación contra el virus SARS-CoV-2, para la prevención de la Covid-19 en México’, a menores de dieciocho años”, señaló la juzgadora.

Y es que hasta ahora, el gobierno federal ha decidido que esta población sería vacunada, pero sólo aquellos menores con padecimientos graves, es decir, que cuentan con cormobilidades, así como quienes han promovido amparos y obtenido suspensiones judiciales.

El Juzgado dio al gobierno federal un plazo de 48 horas para hacer las modificaciones necesarias a la Política de Vacunación; aunque se podría impugnar la determinación para que sea un Tribunal Colegiado quien determine si mantiene la orden o no.

Gámez Galindo aseguró que el desabasto de la vacuna no debe ser una justificación para incumplir con la medida cautelar ordenada.

Sin embargo, los menores interesados tendrán que enfrentar otro problema; ayer la Secretaría de Salud publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la orden de cerrar 15 días la oficialía de partes de la dependencia, lo cual implicará que no se podrán recibir mandatos judiciales, bajo el argumento de que se ha registrado un incremento de casos confirmados de COVID-19 entre el personal de la Secretaría.