Tag

militares

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció este jueves que sicarios de un cártel del narcotráfico persiguió y asedió a plena luz del día a un convoy militar, imágenes que fueron difundidas en redes sociales. El mandatario dijo que los uniformados no los enfrentaron porque son «seres humanos» y hay que «cuidarlos».

Desde que llegó al poder en 2018, el mandatario ha impulsado una política contra el crimen organizado que bautizó como «abrazos, no balazos», para atacar de raíz la problemática, principalmente enfrentando la pobreza y la corrupción, al tiempo que dio más poder a las Fuerzas Armadas en áreas como proyectos de infraestructura.

«Ayer en las redes sociales circuló un video donde unos presuntos delincuentes van detrás de unas camionetas del Ejército, los van siguiendo. Se usó para decir en qué país vivimos (…) que no había autoridad, cómo se humillaba así al Ejército», dijo el mandatario.

«Tenemos que reconocer la actitud responsable del Ejército; antes era distinto, eran constantes los enfrentamientos», agregó López Obrador, donde usó la palabra «persecución» para referirse al suceso, que sucedió en la comunidad de Nueva Italia, en Michoacán.

En los videos que se han viralizado, se ve a tres vehículos con militares huyendo a gran velocidad por una vía, mientras se oye a los sicarios, en camionetas todoterreno, gritándoles «tírale» (dispárale).

Según se ha confirmado, los agresores pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que tiene presencia en gran parte del país, y con negocios en Estados Unidos, Europa, Asia y varios países de América.

«Cuidamos a los elementos de las Fuerzas Armadas, también cuidamos a los integrantes de las bandas, son seres humanos», argumentó AMLO, quién explicó que el incidente fue el miércoles y que después de la persecución, los militares regresaron con refuerzos al lugar y encontraron varios laboratorios de droga.

El mandatario ha recibido fuertes críticas de la oposición por otros episodios, como la fallida detención en 2019 de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán.

El presidente acusó al expresidente Felipe Calderón de imponer a las fuerzas de seguridad una política de rematar a los criminales heridos en los operativos y recordó que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, está preso en Estados Unidos, por supuestos vínculos con el tráfico de droga.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este lunes en que los proyectos de desarrollo e infraestructura de su gobierno se guían por una política de sustentabilidad y cuidado ambiental, esto en referencia al Tren Maya y a las críticas que se hacen a su construcción.

Indicó que el Tren Maya, por ejemplo, incluye la creación de parques y áreas naturales protegidas como el Parque Nacional del Jaguar, en Tulum, Quintana Roo; la ampliación de la reserva natural de Calakmul con alrededor de 10 mil hectáreas y el parque natural de Uxmal, terreno rescatado de 2 mil 500 hectáreas, además de la reforestación en la zona.

«Bueno, primero, les voy a repetir, porque fue oportuno y a pesar de estar hecho de manera espontánea, sin actores, sin artistas, la gente da a conocer lo que piensa del Tren Maya. Pero estoy hablando de una comunidad en donde están los cenotes que supuestamente el Tren Maya va a destruir, esto fue la campaña que iniciaron, al día siguiente que inauguramos el aeropuerto ‘Felipe Ángeles’ la echaron a andar con artistas los que están en contra de la transformación y la misma gente sale a la defensa», dijo AMLO al tiempo que proyectó un video.

En seguida, mostró otro video de lo que calificó como «la destrucción» que ha habido lamentablemente en la zona desde hace muchos años, y por la que nunca los ambientalistas habían protestado.

Se refirió una vez más quienes están detrás del Tren Maya como seudoambientalistas, que dijo, son vividores que están al servicio de grupos de intereses creados. Incluso reveló que hay organizaciones de ambientalistas que están financiadas por el gobierno de Estados Unidos.

«Y es casualidad, pero resulta que empezamos a decidir sobre una empresa que se lleva materiales de esa zona a Estados Unidos, una empresa constructora muy famosa, yo creo que es la empresa constructora más fuerte en Estados Unidos, que tenía un banco, tiene, nada más que ya no se le permite extraer material, les dieron permiso para eso, y están causando un gran daño y es contra el Tren Maya, no contra la empresa, y así en muchos casos», añadió AMLO.

Durante su conferencia aseguró que el Tren Maya cuenta con todos los permisos ambientales necesarios, y ocupó el tema para decir que no es un tema de preocupación por el trazo y por la afectación al medio ambiente. «No es que le tengan amor a los cenotes, a la fauna, no, no, no; es un asunto político o politiquero. Mejor dicho, de intereses. Algunos de los que están oponiéndose ni siquiera conocen las comunidades. Es por interés y, para decirlo con toda claridad, por dinero o por oposición política, o porque están en contra de nosotros».

Fue en ese punto donde recordó el decreto que se emitió para «blindar» las obras del gobierno, pues reveló que al interior del mismo gobierno no solo hay lentitud, sino también hay oposición.

«En torno al Tren Maya ¿desde el interior le estaban metiendo el pie para que no avanzara?», se le preguntó al presidente, a lo que indicó que sí, tanto al interior del gobierno, como fuera de él.

Al respecto, el presidente López Obrador supervisó este fin de semana el inicio de la construcción de los tramos 6 y 7 del Tren Maya, y del nuevo aeropuerto de Tulum, obras a cargo de militares.

Según datos de la página oficial del Tren Maya, el tramo 6, que va de Tulum a Bacalar, tiene una extensión de 254 kilómetros, mientras que el tramo 7, que correrá de de Bacalar a Escárcega, comprende 287 kilómetros.

«El viernes y sábado visitamos cuatro campamentos de ingenieros militares que han iniciado la construcción de 550 kilómetros del Tren Maya y el nuevo aeropuerto de Tulum, Felipe Carrillo Puerto», apuntó López Obrador en un mensaje en redes sociales.

El mensaje estuvo acompañado de un video en el que el mandatario agradeció a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) «su profesionalismo y responsabilidad» en la ejecución de proyectos para la nación.

«Ustedes saben que estas obras (…) son en beneficio de nuestro pueblo, de nuestro querido México. No se trata de obras con fines de lucro, son obras verdaderamente públicas», dijo a los militares.

Al igual que el recién inaugurado Aeropuerto Internacional Félipe Ángeles, el Tren Maya es un proyecto prioritario para la administración de López Obrador con una inversión de alrededor de 200,000 millones de pesos para construir cerca de 1,554 kilómetros de ferrocarril en los cincos estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En su mensaje, el mandatario precisó que el Tren Maya se construye para potenciar el turismo, el empleo y el desarrollo de la región sureste.

«Estos turistas que lleguen a disfrutar de las playas, de las bellezas del Caribe, del azul turquesa también se introduzcan a la región para disfrutar de la riqueza extraordinaria que tenemos los mexicanos como la riqueza arqueológica, los vestigios de las grandes civilizaciones, de las grandes culturas de Mesoamérica», destacó.

Explicó que el proyecto no representa deuda para el país porque se financia con presupuesto público resultado de no permitir la corrupción.

En su gira de trabajo de dos días el presidente sostuvo reuniones de evaluación con empresas a cargo de los tramos 1, 2 y 3 y ratificó su compromiso de entregar el Tren Maya en diciembre de 2023. Aemás, supervisó la ampliación del Aeropuerto Internacional de Chetumal.

El Ejército ruso aseguró haber tomado el control de un aeropuerto estratégico en las afueras de la capital ucraniana y que aisló a Kiev de Occidente.

El aeropuerto de Hostomel tiene una pista larga capaz de acomodar aviones de transporte pesado. Su caída permitiría a Rusia transportar tropas por aire directamente a las afueras de Kiev. Hostomel está a apenas 7 kilómetros al noroeste de Kiev.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo que las fuerzas aerotransportadas rusas utilizaron 200 helicópteros para aterrizar en Hostomel.

Además, el Ejército ruso dice haber destruido 118 objetivos militares ucranianos desde el inicio de la invasión al país vecino en su avance hacia las afueras de la capital Kiev.

Entre los objetivos había 11 bases aéreas ucranianas, 13 instalaciones de mando, 36 radares de defensa aérea, 14 sistemas contra misiles aéreos, 5 aviones de guerra y 18 tanques y buques, explicó el vocero del Ministerio de Defensa ruso.

Rusia sigue su avance a la capital de Ucrania, Kiev, tras una serie de ataques aéreos sobre ciudades y bases militares y de entrar al país desde tres flancos en una invasión que podría reescribir el orden de la seguridad mundial tras la Guerra Fría.

El sonido de las explosiones sacudió Kiev antes del amanecer y más tarde se escucharon disparos cerca del barrio gubernamental, mientras los líderes occidentales convocaban una reunión de urgencia y el presidente de Ucrania pedía ayuda internacional para frenar un ataque que podría derrocar a su gobierno elegido democráticamente, causar un gran número de víctimas y provocar daños en la economía mundial.

Entre los indicios de que capital ucraniana estaba bajo una creciente amenaza, el Ejército dijo el viernes que un grupo de espías y saboteadores rusos fueron vistos en un distrito de la ciudad a unos 5 kilómetros al norte del centro.

«El día más difícil será hoy. El plan del enemigo es abrirse paso con columnas de tanques desde el lado de Ivankiv y Chernihiv hasta Kiev. Los tanques rusos arden perfectamente cuando son alcanzados por nuestros ATGMs (misiles antitanque guiados)», dijo Anton Gerashchenko, asesor del Ministerio del Interior.

Recordemos que la invasión rusa de Ucrania comenzó en la madrugada del jueves con una serie de ataques con misiles, muchos de ellos a instalaciones gubernamentales y militares clave, seguidos de inmediato por un asalto terrestre por tres flancos.

Según funcionarios ucranianos y estadounidenses, las fuerzas de Moscú estaban atacando desde el este hacia Járkiv, la segunda ciudad del país; desde la región sureña de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014, y desde Bielorrusia por el norte.

Foto: Twitter @lapatina_

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó el envío de más militares al este de Europa, en un claro gesto de apoyo a sus aliados frente a potenciales amenazas derivadas de Rusia, que ha desplegado a más de 100,000 efectivos cerca de las fronteras con Ucrania.

El nuevo refuerzo norteamericano cuenta ya con el visto bueno de Biden y se hará efectivo «en los próximos días», según confirmó el portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby.

En concreto, el compromiso de Washington será el envío de 2,000 efectivos de Fort Bragg, Carolina del Norte, a Polonia y Alemania en los próximos días y trasladará unos 1,000 efectivos de Alemania a Rumania. En total se estarían movilizando cerca de 3,000 soldados.

Recordemos que Estados Unidos ya había puesto en aviso a 8,500 efectivos en caso de que la Alianza necesitara un despliegue rápido, si bien por ahora todo se hará conforme a acuerdos bilaterales.

«Estas fuerzas no van a combatir en Ucrania. No son movimientos permanentes. Responden a las condiciones actuales», explicaron fuentes consultadas a The Washington Post, uno de los medios que reportó la información previo a la confirmación del Pentágono.

Moscú ha criticado en reiteradas ocasiones la implicación militar norteamericana en territorio europeo, en la medida en que lo percibe como una amenaza. También ha pedido a la OTAN que frene su expansión en el este de Europa.

Y es que aunque Moscú ha repetido en varias ocasiones que no quiere una guerra con Kiev y que no amenaza a Ucrania, Estados Unidos considera que el ataque de ruso es «inminente».

Se espera que el Pentágono haga oficial el anuncio en una rueda de prensa prevista para este mismo miércoles.

Human Rights Watch (HRW) condenó este lunes que el secretario de la Defensa Nacional Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, diera su respaldo al proyecto político que encabeza el presidente  Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante un acto público.

«El general Sandoval, jefe de las Fuerzas Armadas de México, durante la celebración del Día de la Revolución, respaldó y se identificó públicamente con AMLO y su proyecto político. Cuando los militares se meten en política partidista la democracia peligra», dijo José Miguel Vivanco, director ejecutivo de HRW para las Américas.

Y es que el titular de la Sedena defendió este fin de semana, durante el acto de celebración del aniversario 111 de la Revolución, «la transformación que actualmente vive el país» y la participación que tienen las Fuerzas Armadas.

“El interés nacional está y siempre estará por encima de cualquier otro, o de conjeturas que pudieran hacerse sobre nuestro trabajo, porque las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional tenemos claro que la subordinación al poder civil es norma, responsabilidad y convicción”, manifestó.

Además, llamó a los mexicanos a unirse a la llamada «Cuarta Transformación» de México.

«Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de nación que está en marcha, porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieran existir nos une la historia, el amor por la tierra que nos vio nacer y la convicción de que solo trabajando en un mismo objetivo podremos hacer la realidad, esta realidad que cada día sea más prometedora», dijo Sandoval en su discurso.

En el Zócalo capitalino, ante miles de asistentes y soldados, López Obrador destacó el «nuevo orden social» creado por la Revolución, en la que Francisco I. Madero terminó con la dictadura de tres décadas de Porfirio Díaz. El mandatario considera la Revolución como la «tercera transformación» de México, tras la lucha de Independencia de 1810 y la Guerra de Reforma de 1857.

Desde que el secretario de Defensa Nacional pronunció dichas palabras el pasado sábado, recibió críticas por parte de políticos, académicos y especialistas que calificaron como «muy preocupante» las palabras del general, ya que representa a una institución del Estado que debería ser neutral.

El colectivo Seguridad Sin Guerra, afirmó que las declaraciones de Luis Cresencio Sandoval se dieron en abierta violación a la constitución y a su ley disciplinaria.

Un grupo de generales y almirantes retirados en Estados Unidos cuestionó la condición física y mental del comandante en jefe, el presidente Joe Biden, quien a sus 78 años es el gobernante más longevo del país.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En una carta difundida, 120 integrantes de la organización autodenominada «Flag Officers 4 America» consideró que el país está «en grave peligro», ante la que tildan como una lucha entre «partidarios del socialismo y el marxismo» y «partidarios de la Constitución y la libertad».

Los exmilitares cuestionaron la votación de noviembre pasado con el mismo argumentario que usa el expresidente Donald Trump, al advertir que sin elecciones «justas y honestas que reflejen con exactitud la ‘voluntad del pueblo'», la República Constitucional «está perdida».

En el escrito, los exmilitares apuntaron que la integridad de las elecciones exige que se garantice un voto legal emitido y contado por ciudadano y pidieron al FBI y al Tribunal Supremo actuar con rapidez cuando surjan irregularidades y no ignorarlas como se hizo en 2020.

También llamaron a «no ignorar la condición física y mental del Comandante en Jefe», es decir del presidente Joe Biden, al señalar que debe tomar rápidamente decisiones precisas de seguridad nacional en cualquier lugar, de día o de noche.

De igual forma, consideraron que las investigaciones de los demócratas sobre los procedimientos del código nuclear envían “una peligrosa señal de seguridad nacional a los adversarios con armas nucleares».

Los firmantes de la carta también dijeron que los «ilegales», en referencia a los inmigrantes que ingresan en condición irregular, están «inundando» el país, abogaron por «fronteras controladas», así como por más sanciones contra China o que EE.UU. no vuelva al acuerdo nuclear con Irán, del que Trump se retiró en 2018.

Quien también se lanzó contra el presidente Biden, fue Trump, quien a través de un posicionamiento emitido por su oficina, indicó que el demócrata ha tenido el peor comienzo que cualquier presidente en la historia de Estados Unidos.

“Primero la crisis fronteriza, luego la crisis económica, luego la crisis de Israel y ahora la crisis de gas», señaló el republicano en su comunicación.

Seis soldados mexicanos fueron liberados este martes tras varias horas de permanecer retenidos por pobladores de Guatemala, en represalia por la muerte de un guatemalteco en un retén militar en el municipio de Motozintla, Chiapas, cerca de la frontera entre ambos países.

«Tras proceso de negociación llevado a cabo por integrantes del Ejército y la Policía de Guatemala se llegó al acuerdo de que los soldados mexicanos serían entregados» a las autoridades de su país, declaró el coronel Rubén Tellez, vocero de las Fuerzas Armadas guatemaltecas.

La entrega de los soldados y su armamento se concretó en la madrugada «justo en la línea de frontera», explicó.

Aunque inicialmente Tellez indicó que eran siete los militares mexicanos retenidos, se estableció que eran seis soldados los que permanecían en manos de habitantes de la aldea guatemalteca La Esperanza, en el municipio fronterizo de Tacaná.

Según reportes de la policía de México, ayer los militares habían marcado el alto a la camioneta que conducía Elvin Mazariegos, un hombre guatemalteco de 30 años. Una fuente oficial dijo que Mazariegos apuntó con un arma a los soldados, por lo que ellos le dispararon.

Posteriormente, pobladores de comunidades de Guatemala y México llegaron al lugar y retuvieron a los soldados del lado guatemalteco.

De acuerdo con Tellez, las autoridades de México en el proceso de liberación se comprometieron a trasladar el cuerpo de Mazariegos a Tacaná y «someter a los militares involucrados a la justicia mexicana».

Este incidente ocurre dos días después de la muerte de una ciudadana salvadoreña en Tulum, en Quintana Roo, tras ser sometida por cuatro elementos de la policía municipal.

Vía Twitter, el canciller de Guatemala, Pedro Brolo, exigió a las autoridades mexicanas esclarecer los crímenes cometidos contra sus connacionales, «para que se haga justicia y estos hechos condenables no vuelvan a repetirse».

Con ese comentario, el diplomático aludió también al asesinato en enero de 16 migrantes de su país en Tamaulipas, cerca de la frontera estadounidense, un caso por el que hay una docena de policías mexicanos detenidos.

«La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ofrece los pretextos de siempre: que sus elementos respondieron a un ataque. Sin embargo, una y otra vez se comprueba que los militares mienten», dijo sobre el hecho el senador independiente Emilio Álvarez Icaza.

Sobre el hecho, esta mañana el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, ofreció una relatoría de los hechos y admitió que hubo un error por parte del actuar de los elementos del Ejército mexicano.

Indicó que todo comenzó aproximadamente a las 13 horas de ayer, donde personal de militar tenía un puesto de seguridad en una de las vías de comunicación para hacer revisiones tanto a vehículos y personas que transitan por la zona. Detalló que se aproximó al punto de revisión un vehículo con tres personas a bordo, mismo que al percatarse de la presencia de los elementos del Ejército, deciden no llegar y por el contrario, echarse de reversa y huir para no ser revisados.

«Ahí hay una reacción errónea por parte del personal militar porque no hubo una agresión con arma de fuego o una agresión de algún otra manera, pero uno de nuestros elementos hace algunos disparos donde hiere a uno de los civiles que iban en el vehículo», admitió el titular de la Sedena.

Añadió que personal del Ejército dio atención a la persona herida, quien perdió la vida. Se procedió a asegurar el cuerpo, el vehículo y al elemento que accionó su arma.

Hacia las 15 horas llegó un grupo aproximado de 300 personas entre pobladores de Motozintla, Chiapas y otro grupo de personas de origen guatemalteco, quienes retienen a un total de 15 elementos del Ejército, tres vehículos oficiales y 17 armas. Los inconformes exigían justicia por la muerte del guatemalteco.

A las 18 horas se logró la liberación de nueve elementos de la Sedena, por lo que únicamente quedaron seis militares retenidos por los pobladores, quienes se indicó, nunca dejaron territorio nacional.

Finalmente, para la madrugada, y luego de varias horas de negociaciones y diálogo, Sandoval González indicó que se llegó a un acuerdo de reparación económica con los inconformes, y se comprometieron a seguir las acciones legales que brindara justicia. Pasadas las tres de la mañana, los seis elementos del Ejército fueron liberados.

La presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, informó este viernes que sostuvo una conversación con mandos militares para impedir que el presidente, Donald Trump, pueda emprender acciones belicosas, incluido el uso de armas nucleares, en los últimos días de su mandato.

«Esta mañana hablé con el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, y hablamos sobre las precauciones disponibles para impedir que un presidente inestable inicie hostilidades militares o tenga acceso a los códigos de lanzamiento y la orden de un ataque nuclear», explicó Pelosi.

«La situación de este presidente volátil no podría ser más peligrosa», añadió la presidenta de la Cámara Baja, quien dijo que se debe hacer todo lo posible por proteger a los estadounidenses de «este asalto insensato contra nuestro país y nuestra democracia».

Y es que el miércoles pasado, incitados por el presidente Trump con sus denuncias de fraude electoral, miles de personas marcharon hacia el Capitolio, terminando en un enfrentamiento con la Policía y la toma del edificio, para impedir que el Congreso completara la ratificación de los votos en el Colegio Electoral que dieron la victoria al demócrata Joe Biden.

El tema abordado por Pelosi surge ya aunque el sistema establecido en Estados Unidos para la decisión sobre un ataque con armas nucleares es más complicado que un «botón nuclear»; requiere que el presidente convenza a los mandos militares de que él es, realmente, el presidente y ha ordenado una acción.

Expertos han explicado que los «códigos nucleares» mencionados en películas y novelas no son los que permiten el lanzamiento de los misiles en sí, sino los que permiten que el presidente tenga autoridad para ordenar el uso de armas nucleares.

Pelosi no indicó cuál fue el resultado de su conversación con el jefe militar, al tiempo que crecen las presiones en el Congreso para el inició de un segundo juicio político contra Trump, si el gabinete no lo declara incompetente o el mandatario renuncia cuando restan pocos días de su Presidencia.

La líder demócrata también advirtió que el Congreso actuará e iniciará un juicio político (impeachment) si el mandatario no renuncia voluntariamente o si el vicepresidente Mike Pence no inicia el proceso que permite al gabinete remover al presidente.

Ya fueron redactados los artículos para un eventual juicio político, pero aún no han sido presentados, detalló Pelosi.

Al respecto, el jefe de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, rechazó un eventual juicio político contra Trump, diciendo que «solo dividirá más» al país.

Nancy Pelosi ordenó izar las banderas a media asta en el Capitolio en memoria del agente de Policía que murió en los actos de violencia del miércoles pasado.

Drew Hammill, jefe de gabinete de Pelosi, ha confirmado que la medida ha sido tomada tras el fallecimiento de Brian Sicknick, que murió «debido a la gravedad de las heridas» sufridas cuando se encontraba trabajando». El agente resultó herido en un enfrentamiento con los manifestantes ‘trumpistas’, y aunque fue trasladado a un hospital de la zona, finalmente perdió la vida.

Al respecto…
Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

“Nosotros tenemos muy claro cómo echar a andar un golpe de estado, y si vuelven a humillar a las Fuerzas Armadas, las cosas podrían salirse de control”, me dijo un jubilado de la Marina que ahora maneja un Uber, “por el simple hecho de continuar activo”.

“Frecuentemente me reúno o hablo con amigos que estuvieron en el Ejército o la Marina, (varios continúan activos), nos vemos para platicar, y se lo digo a usted con conocimiento de causa: hay mucha molestia por la forma en que el Secretario Durazo, (y el propio Presidente), en su momento culparon a las Fuerzas Armadas de lo ocurrido en Culiacán”, me sostuvo, mientras observaba el GPS para seguir la ruta.

“Como Fuerzas Armadas somos leales al Comandante Supremo, al Presidente en turno, eso nos enseñan desde el principio y en ello se nos puede ir la vida, pero nosotros seguimos órdenes, no nos adelantamos, no nos precipitamos, estamos entrenados, no improvisamos”.

Mientras recorríamos Reforma y después Polanco, me sostuvo que la advertencia que hizo el Presidente sobre la posibilidad de un golpe de estado en su contra no era mentira. “Hay varios compañeros en activo que no tolerarán una culpabilidad más que no les corresponda”.

“Nosotros damos la vida por el país y por convicción lo tenemos claro, pero hay un buen grupo al interior de la Fuerzas Armadas descontento, herido, que se siente humillado por la forma en que los culparon ante lo ocurrido en el operativo de Culiacán”.

Cuando casi llegábamos a nuestro destino, el ex de la Marina me afirmó que había mandos militares que aún no digerían, (ni tampoco pensaban hacerlo), la manera en que les achacaron un error que nunca fue de ellos.

“Nos usaron como excusa hacia los medios y la ciudadanía; hasta se atrevieron a dar el nombre del mando encargado del operativo. El error fue de los de arriba, mis compañeros siguieron órdenes. Una situación más así, (y por lo que escucho con mis amigos), podrían ponerse feas las cosas. Hay varios descontentos”.

[email protected]
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Este martes, el departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que mantendrá hasta el próximo año a hasta 5 mil 500 militares desplegados en la frontera con México para que ayuden a evitar el ingreso de migrantes indocumentados.

Una semana después de anunciar la canalización de 3 mil 600 millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera, el Pentágono dijo que también ha aprobado el pedido del departamento de Seguridad Nacional para mantener la presencia de los militares.

El departamento de Defensa “proporcionará hasta 5 mil 500 personas para apoyo de infraestructura, soporte operacional, apoyo en detección y monitoreo, y apoyo aéreo”, dijo el vocero del Pentágono, el teniente coronel Chris Mitchell.

El despliegue, que se inició hace cerca de un año, fue aprobado por el secretario de Defensa, Mark Esper, para el siguiente año fiscal, que inicia el 1 de octubre.

Cerca de 2 mil 900 soldados en activo y 2 mil reservistas operan actualmente en la frontera.

Mitchell dijo que el empleo de personal militar para reforzar una operación civil de detención de decenas de miles de personas que tratan de ingresar al país de manera ilegal cada mes no ha tenido un impacto significativo en la preparación de los militares estadounidenses.

Estas misiones pueden llevarse a cabo “sin afectar indebidamente” la preparación militar de las unidades y están condicionadas a la disponibilidad de los fondos necesarios, dijo el portavoz.

El presidente Donald Trump ha hecho de la detención de indocumentados una pieza clave de su gobierno.

El desvío de miles de millones de dólares de fondos del Pentágono -que estaban destinados a 127 proyectos- para la construcción de un muro en la frontera fue justificado bajo una controversial declaración de emergencia nacional por parte de Trump.

El gobierno declaró una emergencia nacional en febrero de este año, después de que el Congreso le negó de manera repetida fondos para financiar un muro en la frontera que él había prometido que México pagaría.

El secretario de Gobierno de Michoacán, Carlos Herrera Tello informó que este viernes elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Policía de Michoacán incursionaron en el municipio de Tepalcatepec, Michoacán, para restablecer el orden público y proteger a la población.

Ocho días después de que se registró un enfrentamiento entre grupos delictivos en la región de Tepalcatepec, el cual dejó un saldo oficial de nueve muertos y 11 heridos, el Gobierno blindó el conflictivo municipio.

Al respecto, Herrera Tello agregó que el interés tanto del Gobierno federal como del Gobierno estatal es restituir el clima de seguridad y de paz social en la región entre Jalisco y Michoacán.

En lo que respecta a los grupos armados de autodefensas en el estado, afirmó que no se permitirá el reagrupamiento de ese tipo de movimientos, porque, aseguró, detrás hay gente vinculada al crimen.

Además reconoció que entre la población de Tepalcatepec existe miedo tras los hechos violentos entre grupos delictivos registrados la semana anterior.

La Secretaría de Seguridad manifestó que «los Gobiernos de México y del estado de Michoacán se encuentran en total coordinación».

Mediante su cuenta de Twitter, indicó que «se ha ordenado el despliegue de elementos de la Guardia Nacional, de la Defensa Nacional, Seguridad Pública Estatal, de la Fiscalía General del Estado y autoridades municipales que se encuentran realizando patrullajes» en distintos puntos del municipio.

Fue hasta este viernes que inició el arribo de soldados a la región de Tepalcatepec para realizar tareas para proteger a la población.

En Guerrero, alrededor de 40 militares y 10 policías estatales permanecen retenidos por campesinos productores de maíz y amapola, procedentes de 27 comunidades de los municipios de Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan, para exigir que el gobierno federal agilice la entrega de fertilizante en la Sierra del estado.

La retención comenzó la tarde de este viernes en el poblado de Puerto Gallo y los pobladores advirtieron que no dejarán libres a los soldados y agentes estatales, hasta que acuda o lleguen a un acuerdo con el delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

Los pobladores señalan que no han tenido respuesta del gobierno federal, particularmente del delegado Sandoval Ballesteros, a quien acusan de no atender las peticiones de los campesinos de Guerrero.

La demanda central es que a sus pueblos llegue el fertilizante y que el padrón de beneficiarios se dé a conocer, porque dicen que en esa zona no se hizo el censo para este programa.

En el lugar, los manifestantes realizaron una protesta, cercaron la comunidad y retuvieron a los militares y una decena de policías estatales.

Los inconformes anunciaron que no se van a retirar del lugar hasta que el delegado del gobierno federal suba a la sierra para resolver el conflicto.

A principios de abril pasado, al menos 40 soldados fueron retenidos por campesinos del poblado de Campo Morado, municipio de Tlacotepec, quienes se oponen a la destrucción de plantíos de amapola en la sierra.

Incluso difundieron un video para exigir al gobernador el cumplimiento de su promesa de llevar proyectos productivos como alternativa de desarrollo en esa zona, donde el cultivo de amapola es su medio de subsistencia.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reprobó la retención, agresión y despojo de armas a militares por parte de grupos de autodefensa en Michoacán, y destacó que bajo ningún supuesto es posible el uso de la fuerza para solicitar o exigir planteamiento alguno.

En ese sentido, el organismo emplazó a las autoridades competentes a realizar investigaciones necesarias para dar con los responsables, así como aplicar las sanciones que corresponda conforme a derecho.

Esto luego de que el domingo pasado, pobladores de la comunidad de Pueblo Viejo, en La Huacana, Michoacán, desarmaron y sometieron a varios elementos del Ejército mexicano, a quienes retuvieron para que les regresaran armas de grueso calibre que, minutos antes, los militares decomisaron en un operativo.

Al respecto, la CNDH, que preside Luis Raúl González Pérez, manifestó su rechazo a este hecho y enfatizó que el organismo reprobará todo acto de violencia y cualquier conducta que esté fuera de la ley.

La CNDH acreditó que en esos hechos, los efectivos de la Sedena fueron agredidos y despojados de armas y de pertenencias.

La tarde de este domingo, elementos del Ejército Mexicano fueron sometidos por habitantes de la comunidad de La Huacana, Michoacán, para que les regresaran armas de grueso calibre que minutos antes los militares decomisaron, entre las que destaca un fusil Barret calibre 50.

A través de un un video difundido en redes sociales fue que se dio difusión a estos hechos, que se sabe, comenzaron a las 15 horas, cuando los habitantes bloquearon varios puntos del municipio debido al constante acoso del crimen organizado.

Por ello, el Ejército realizó un operativo y les decomisó armas de grueso calibre, no obstante, minutos después decenas de pobladores sometieron a golpes a los militares para despojarlos de sus armas.

 

 

El presidente venezolano Nicolás Maduro expulsó al exjefe de la policía política y a otros 54 militares acusados de estar implicados en el alzamiento militar de la semana pasada.

Por medio de un decreto presidencial ordenó la expulsión y degradación del general de división Manuel Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), cinco tenientes coroneles, cuatro mayores, cuatro capitanes, seis primeros tenientes y tenientes y 35 sargentos, señaló el gobierno a través de la Gaceta Oficial este miércoles.

Entre los oficiales expulsados y degradados está el teniente coronel de la Guardia Nacional Ilich Sánchez, quien en los últimos meses tuvo a su cargo la jefatura del comando que da protección a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Las autoridades brasileñas confirmaron la semana pasada que 25 militares venezolanos se refugiaron tras el alzamiento en su embajada en Caracas.

Recordemos que ayer, Estados Unidos le suspendió las sanciones a Figuera por retirarle su apoyo a Maduro. La salida de Figuera de la dirección del SEBIN fue anunciada el 30 de abril tras el alzamiento militar encabezado por el líder opositor Juan Guaidó.

Sin ofrecer más detalles, Maduro anunció que el general en jefe Gustavo González López regresaba a la dirección de ese cuerpo policial.

Figuera había asumido la jefatura del SEBIN en octubre luego de la remoción del cargo de González López tras el escándalo por la muerte de un concejal opositor que según las autoridades se suicidó en una sede capitalina de la policía política poco después de su detención. La oposición rechazó esa versión y responsabilizó a González López de la muerte.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, aseguró este viernes que siguen las conversaciones con militares para que desconozcan al presidente Nicolás Maduro, cuatro días después de que los llamó a darle la espalda al mandatario.

Guaidó no quiso confirmar si él o sus allegados son los que mantiene contacto con el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, o con el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, como indicó esta semana el gobierno de Estados Unidos.

El opositor, quien invocó la Constitución para declararse presidente interino en enero pasado, ha dicho que para lograr el quiebre definitivo del gobierno se requiere el apoyo de la Fuerza Armada.

Guaidó, junto a un grupo de uniformados de medio y bajo rango, además del dirigente opositor Leopoldo López, había hecho el pasado lunes frente a una base aérea en Caracas un llamado a los militares para que abandonen a Maduro.

Al respecto, dijo que en la movilización del pasado lunes participaron 71 uniformados y no 20 como dijo el régimen de Maduro. Confirmó que algunos militares están resguardados en la embajada de Brasil y otros en la de Panamá.

«¿Hay conversaciones con funcionarios? Sí las hay (…) Ha habido muchas reuniones en muchos sitios», dijo Guaidó en conferencia de prensa. Pero «no sería responsable de mi parte (revelar nombres…) para garantizar la identidad y respetar la palabra empeñada» con esos interlocutores, agregó.

Guaidó reiteró su llamado para que mañana los venezolanos se acerquen pacíficamente a unidades militares en todo el país y hablen con militares para convencerlos de honrar la Constitución al ratificar que Maduro es un usurpador bajo el argumento de que su reelección en mayo del 2018 fue un fraude.

Remató diciendo que es normal que sectores de la población se sintieran «achicopalados» o frustrados por la permanencia en el poder de Maduro.