Tag

reunión

Browsing

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dio a conocer esta mañana que tras haber presentado algunos síntomas, se sometió el día de ayer a una nueva prueba de Covid-19, a la cual dio positivo.

«Nadie estamos exentos de contraer el Covid-19 (…) He tomado todas las medidas que dictan los expertos en salud», señaló el perredista a través de sus redes sociales.

El gobernador indicó que estará atendiendo desde el aislamiento los temas que le corresponden como titular del Ejecutivo local.

Aseguró que giró instrucciones al Gabinete de no bajar la guardia para que la «marcha de Michoacán no se detenga».

Recordemos que el pasado 7 de septiembre, Aureoles acudió a una reunión en Chihuahua, donde estuvo junto a ocho gobernadores de la llamada Alianza Federalista. Fue en esa reunión donde se dio a conocer la salida de 10 mandatarios estatales de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Los mandatarios que estuvieron presentes fueron Javier Corral (Chihuahua); José Rosas Aispuro (Durango); Enrique Alfaro (Jalisco); Javier García Cabeza de Vaca (Tamaulipas); José Ignacio Peralta (Colima); Miguel Ángel Riquelme (Coahuila); Jaime Rodríguez (Nuevo León) y Diego Sinhue Rodríguez (Guanajuato).

Y aunque se le observó portando su cubrebocas, hubo momentos, durante la reunión, que el gobernador ahora positivo a Covid-19, se lo quitó.

Así, Silvano Aureoles se suma a lista de gobernadores que han dado positivo al nuevo coronavirus. Dos de ellos, José Rosas Aispuro y Jvier García Cabeza de Vaca, estuvieron presentes en la reunión del pasado 7 de septiembre.

El 16 de julio, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González dio a conocer que también se había infectado, mientras que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, reveló que en enero contrajo la enfermedad de COVID-19, aunque dio a conocer la situación casi seis meses después (julio).

En junio, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, también dio a conocer su contagio.

En marzo, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, informó que había dado positivo a la prueba de COVID-19. Un día antes, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, también hizo público su condición de salud. De igual forma, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, dio positivo a la prueba en marzo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó esta tarde, desde San Luis Potosí, la LIX Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), a donde asistieron 31 de 32 mandatarios estatales.

Y aunque no ofreció mensaje al término de la reunión, López Obrador ocupó sus redes sociales para destacar la importancia de la reunión. Se espera que en su conferencia matutina de mañana ofrezca más detalles.

Quien ofreció un mensaje a medios al concluir el encuentro, fue la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien aseguró que fue un «gran día», pues se dio un «paso más a la construcción de una estrategia conjunta para hacer frente a todo lo que nos está pasando en el país, las condiciones sanitarias, las condiciones económicas, las condiciones sociales, humanas, que provocaron el fenómeno de la pandemia que ningún gobierno del mundo esperábamos que fuera a haber esta pandemia tan prolongada como lo ha sido».

La funcionario recalcó que todos los asistentes coincidieron en que, a través del diálogo y de escucharse unos a los otros, se pudieron construir acuerdos para seguir avanzando en la construcción y transformación del país. Sánchez Cordero detalló lo que el presidente expresó a los miembros de la Conago.

Aunque reconoció la crisis de salud y económica que la pandemia provocó, AMLO y el secretario de Hacienda, Arturo Herrera transmitieron que afortunadamente México no vive una crisis financiera, lo cual es una «gran noticia» en el entorno que se vive.

AMLO dijo a los gobernadores, que para lograr acuerdos, lo primero que se debía hacer era buscar opciones dentro de los márgenes que se tienen.

«Se comprometió a entregar a los estados sus participaciones federales puntualmente, sin el retraso de un solo día, puntualmente y completas como les corresponde por Ley», detalló la titular de la Segob.

López Obrador indicó que se seguirá reforzando el sistema de salud para hacer frente a la pandemia, para lo cual les garantizó que habría los recursos necesarios; «si se requieren más recursos, serían prácticamente ilimitados los recursos que se destinarían al sistema de salud». En ese sentido añadió que se tendrían medicamentos gratuitos y  vacunas para toda la población en el momento en que esté lista.

Dejó en claro que se mantendrán los apoyos a la población más necesitada, además de que se impulsarán obras de infraestructura en todas las entidades federativas para propiciar la recuperación económica.

AMLO reiteró que si se inyectan recursos en las clases más necesitadas, ayudará a que se mantenga la capacidad de consumo.

«Les dijo también a los señores gobernadores que se utilizará la banca de desarrollo para la reestructuración de la deuda de sus estados y que van a promoverse acuerdos para facilitar nuevos créditos dentro de esta banca de desarrollo», añadió Sánchez Cordero.

López Obrador habló con los gobernadores sobre la seguridad pública; indicó que desde el gobierno federal se seguirá apoyando a todas las entidades, y si se llegara a necesitar y solicitar, habría más apoyo en la materia.

«El señor presidente también hizo énfasis en que no somos un gobierno sectario, por lo que el trato será igualitario sin ninguna condición, en la que se respeta el derecho de disentir y se analizará la Ley de Coordinación Fiscal, pero con objetividad, transparencia y diálogo».

Sánchez Cordero apuntó que todos los gobernadores hicieron hincapié en que unidos, y a través del diálogo, serían capaces de seguir un camino consensuado, lleno de decisiones responsables, razonadas, discutidas y meditadas en favor de la salud, la seguridad y la economía de todas las personas del país.

La titular de Segob mencionó que un acuerdo de especial relevancia que surgió en la reunión fue en materia hacendaria, «de explicable interés para los gobernadores, quienes a raíz de la pandemia han visto reducirse los ingresos de sus estado».

Precisó que los gobernadores del país acordaron promover la discusión de la hacienda pública y la coordinación fiscal en el corto y mediano plazos, a través de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, órgano del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal en el que participan todos los secretarios de finanzas de todas las entidades federativas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Según la lista difundida por la presidencia de la República, el gobernador que no asistió a la reunión fue Jaime Bonilla, de Baja California.

Por parte del gobierno federal, el presidente estuvo acompañado por la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero; el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González; de Marina, José Rafael Ojeda Durán; el secretario Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera; la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González; de Economía, Graciela Márquez; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal; de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán; el secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela; la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde; el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón; de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, y del secretario de Turismo, Miguel Torruco.

También acudieron a la reunión, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell; el subsecretario Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas; el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto; el director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda; el director del Insabi, Juan Antonio Ferrer; la directora general de Conagua, Blanca Elena Jiménez Cisneros; el director general de Banobras, Jorge Mendoza Sánchez y el titular de la UIF Santiago Nieto Castillo.

Tras meses de choques de declaraciones entre el Gobierno federal y las autoridades estatales por la estrategia sanitaria y económica frente a la pandemia de coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunirá mañana con los gobernadores del país.

En el encuentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores, que tendrá lugar en San Luis Potosí, los mandatarios estatales pedirán apoyos económicos y fiscales para atender la crisis sanitaria y expondrán sus diferencias por el plan de reapertura aplicado por el gobierno federal desde junio.

Una de las principales diferencias es el semáforo epidemiológico que cada 15 días actualiza la Secretaría de Salud federal y que determina el grado de reapertura económica y social en cada estado según su situación sanitaria.

El último en levantar la voz fue el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, quien reclamó a las autoridades federales por pintar a su estado en rojo (máximo riesgo), lo que conlleva el cierre de la economía no esencial; aseguró que el estado seguirá en naranja, con la economía no esencial abierta a medias.

A finales de julio, los gobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, todos opositores, exigieron «la salida inmediata» del subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, a quien López Obrador encargó la estrategia contra el Covid-19.

Los mandatarios locales aseguraron que la estrategia «no ha dado resultado y que ha costado la vida a decenas de miles» de personas en México, que lo convierten en el tercer país de la región con más decesos, por detrás de Estados Unidos y Brasil.

Los desencuentros no han sido exclusivos con gobiernos de oposición. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, admitió «diferencias» con el semáforo de López-Gatell, mientras que el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, decidió permanecer en color rojo por riesgo de contagios aunque la Secretaría de Salud lo situó en color naranja.

El subsecretario López-Gatell defiende la utilidad de su semáforo, que mide la ocupación hospitalaria, la tendencia de hospitalizaciones, la detección de casos y la tendencia de contagios.

A mediados de marzo, cuando el gobierno de López Obrador todavía no había decretado el cierre de la economía, algunos estados tomaron la iniciativa de decretar el cierre de escuelas y espacios públicos.

La crisis económica derivada de la pandemia llevó a los gobernadores de Jalisco, Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Durango y Michoacán a exigir una reforma del pacto fiscal, a fin de aportar menos recursos a la Federación y conservarlos para atender la pandemia.

Sobre le encuentro de mañana, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ha fungido como enlace entre López Obrador y los gobernadores, dijo estar optimista por el trato «respetuoso y el diálogo» que sostendrán.

Explicó que primero habrá una reunión entre el gabinete federal y los miembros de la Conago, en la que se abordarán temas sobre participaciones federales, economía, educación, salud, gobernabilidad, función pública, entre otros.

Posteriormente, detalló, López Obrador junto al gabinete legal y ampliado, encabezará un encuentro privado con la Jefa de Gobierno, la y los gobernadores del país.

«Hoy más que nunca debemos de estar unidos pues la pandemia aún no ha terminado, una reactivación económica en puerta, tenemos que avanzar y construir juntos para sacar al país adelante. Estamos seguros que la unidad será la causa común de esta importante reunión», añadió Sánchez Cordero.

Recordemos que la semana pasada, cuando confirmó el encuentro, el presidente López Obrador aseguró que la reunión será para sumar y llegar a acuerdos, descartando peleas con los gobernadores.

«No nos vamos a pelear, si no ¿a qué voy? Vamos a dialogar y a buscar opciones, alternativas a los problemas en beneficio de la gente. O sea, no vayan a crear ustedes muchas expectativas, que piensen que va a haber un encontronazo. No, no va a ser así, es un diálogo constructivo», declaró el mandatario.

Tal como se tenía previsto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) inició actividades esta mañana en Washington, al presentar una ofrenda floral en el Memorial del presidente Abraham Lincoln.

En una breve ceremonia, donde la seguridad estuvo a cargo del servicio secreto de los Estados Unidos, el presidente desfiló por la escalinata del Memorial, para poder depositar la ofrenda.

AMLO estuvo acompañado por la comitiva que viajó con él: el canciller Marcelo Ebrard, la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena; la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y por el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

Al término de su visita al Memorial del presidente Lincoln, el mandatario y su equipo se trasladaron al monumento de Benito Juárez, donde también depositó una ofrenda floral.

Pese a que su visita fue corta, el presidente se dio tiempo para entornar el himno nacional mexicano. Tras el acto, AMLO y sus acompañantes se retiraron.

Se tiene previsto que esta tarde, a las 14:00 hrs, AMLO arribe a La Casa Blanca, donde se encontrará con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para sostener una reunión privada y, posteriormente, un encuentro con comitivas.

La jornada del día concluirá con una cena que Trump ofrece en honor de López Obrador, donde además de los mandatarios y sus comitivas, estarán presentes líderes empresariales de ambos países.

Por parte de mexicanos, AMLO estará acompañado por: Patricia Armendáriz Guerra de Financiera Sustentable; Carlos Bremer Gutiérrez de Grupo Financiero Value; Daniel Chávez Morán de Grupo Vidanta; Bernardo Gómez Martínez de Grupo Televisa; Francisco González Sánchez de Grupo Multimedios; Carlos Hank González de Grupo Financiero Banorte; Miguel Rincón Arredondo de Bio Pappel (compadre del presidente); Ricardo Salinas Pliego de Grupo Salinas; Marcos Shabot Zonana de Arquitectura y Construcción; Olegario Vázquez Aldir de Grupo Empresarial Ángeles, y Carlos Slim de Grupo Carso, quien finalmente confirmó su asistencia.

López Obrador arribó la noche de ayer a la capital estadounidense a las 21:15 horas local, en vuelo comercial, al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, en donde fue recibido por la embajadora Martha Bárcena.

Para poder llegar a su destino, el mandatario realizó una escala en la ciudad de Atlanta, Georgia, en donde fue recibido por el cónsul general de México en esa ciudad, Javier Díaz de León.

Una decena de legisladores de la Liga de Congresistas Hispanos denunciaron en Washington la «politización» de las relaciones entre Estados Unidos y México y urgieron al presidente Donald Trump a cancelar su encuentro con Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y es que recordemos que López Obrador viajará a Washington el 8 y 9 de julio para reunirse con Trump con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial de América del Norte, el T-MEC.

Los congresistas demócratas denunciaron en una carta para Trump que el mandatario reciba a AMLO en un momento en que el Congreso no está en sesión y señalaron que es «un intento flagrante de politizar» el vínculo con México.

«Lo instamos encarecidamente a que reconsidere esta reunión y la cancele», dijeron los congresistas en un momento en que ambos países viven una aguda crisis por el coronavirus y Estados Unidos es el lugar del mundo más golpeado por la pandemia, con más de 127,000 fallecidos.

López Obrador, que no ha viajado al extranjero desde que asumió el poder, efectuará este viaje pese a que el primer ministro de Canadá, el tercer país firmante del T-MEC-, Justin Trudeau, no acudirá al encuentro.

Los congresistas pidieron, además, un plan para terminar con los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), un programa por el que los migrantes que buscan refugio en Estados Unidos deben esperar en territorio mexicano el trámite de sus solicitudes.

Los legisladores señalaron que este acuerdo ha dejado varados a 60,000 demandantes de asilo, violando la ley internacional y colocando en una situación de vulnerabilidad a los migrantes.

Entre los firmantes de la carta están el presidente de la Liga de Congresistas Hispanos, Joaquin Castro, así como las representantes Verónica Escobar y Alexandria Ocasio-Cortez.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunirá con su homólogo estadounidense, Donald Trump, el próximo 8 de julio, en una visita de trabajo que el mandatario mexicano realizará por Washington.

Así lo confirmó este miércoles el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrar, quien reiteró que ayer recibió la invitación formal por parte de La Casa Blanca.

La visita que AMLO realizará a Estados Unidos incluirá el encuentro con Trump, y un encuentro trilateral el 9 de julio por la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

«La esencia de esta visita responde a lo que hoy estamos presenciando que es la entrada en vigor de este tratado, hay desde luego muchos temas, con Estados Unidos siempre los habrá y también con Canadá», dijo Ebrard al participar en la mañanera.

El canciller expuso que López Obrador y Trump tendrán «conversaciones sobre varios temas» el próximo miércoles, mientras que la mañana del día siguiente será «lo que tiene que ver con una agenda trilateral».

AMLO ha informado que el viaje lo realizará en un vuelo comercial, y que desde México únicamente lo acompañarán el canciller, el jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

Ante las críticas que se han hecho a la visita, al considerar que Trump estaría aprovechando el encuentro para apuntalar su campaña de reelección, Marcelo Ebrard argumentó que el viaje es necesario para mandar una señal a los inversionistas por la entrada en vigor del T-MEC.

«¿Es una visita para qué? Primero, porque tenemos que subrayar para todas y todos, inversionistas, instituciones financieras, pero también para el ámbito internacional en general, que hay un compromiso en Norteamérica para fortalecer el comercio», expresó.

El funcionario calificó como un triunfo diplomático el inicio del T-MEC, que hace dos años se «pensaba que era imposible».

López Obrador confió en que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, acepte sumarse al encuentro y viaje a Washington; aunque dijo que será el gobierno canadiense quien de a conocer sus propios planes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que es «muy probable» que se reúna «pronto» con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en Washington con motivo de la entrada en vigor del acuerdo comercial con Canadá, el T-MEC.

«Es muy probable que vaya a Washington y me reúna con el presidente Trump, y va a ser pronto», dijo AMLO en su conferencia matutina, un día después de que Trump anunciara que recibirá a López Obrador en La Casa Blanca.

El mandatario mexicano dijo que están trabajando para «definir el encuentro» al que dijo, le gustaría que participara el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para escenificar la puesta en marcha del tratado comercial.

«Como va a ser en Washington, estamos esperando que se haga la invitación desde el Gobierno de Estados Unidos al Gobierno de Canadá. De todas maneras, nosotros vamos a asistir porque nos importa mucho el que podamos participar en el inicio de este acuerdo», añadió AMLO.

López Obrador descartó que la reunión se lleva a cabo el 1 de julio, día en el que entra en vigor el T-MEC, pues coincide con los dos años que se cumplen de haber ganado la presidencia en 2018. Dijo que se prevé sea «inmediatamente después».

Además de celebrar el inicio del T-MEC, el tabasqueño quiere estar en Washington para agradecer al Gobierno de Estados Unidos y al presidente Trump el apoyo que hemos recibido para enfrentar la pandemia de Covid-19, pues dijo, «ayudaron a conseguir ventiladores».

Luego de las declaraciones del mandatario, el canciller Marcelo Ebrard, utilizó sus redes sociales para precisar sobre el encuentro.

«El Gobierno de México ha propuesto que con motivo de la entrada en vigor del TMEC (1o de julio) pueda darse
encuentro con los mandatarios de EE.UU. y Canadá para iniciar una nueva etapa trilateral de bienestar y crecimiento económico».

Agregó que, desde la Secretaría de Relaciones Exteriores estará «informando fechas y programa».

China acusó a Estados Unidos de «tomar como rehén» al Consejo de Seguridad de la ONU, tras la solicitud de Washington de celebrar una reunión centrada en el proyecto de ley chino sobre la seguridad nacional de Hong Kong.

La tensión crece entre Pekín y países occidentales, que ven con inquietud un texto legislativo que podría significar el fin de la autonomía política del territorio.

«El Consejo de Seguridad no es un instrumento que Estados Unidos puede manipular como le plazca», dijo Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, en una rueda de prensa.

Washington y Londres lograron organizar este viernes una discusión informal en el Consejo de Seguridad de la ONU, a puerta cerrada y por videoconferencia, según reportan diversas agencias internacionales.

Estados Unidos, el Reino Unido (la ex potencia colonial en Hong Kong), Canadá y Australia advirtieron el jueves en un comunicado conjunto que Pekín violaba sus compromisos adquiridos décadas atrás, cuando Hong Kong volvió a su jurisdicción.

«Exhortamos a esos países a que cesen de entrometerse en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos chinos», replicó el viernes Zhao Lijian.

El proyecto de ley chino castigará la secesión, la subversión del poder del Estado, el terrorismo y actos que pongan en riesgo la seguridad nacional, y permitirá que las agencias de seguridad del continente operen abiertamente en Hong Kong. Además, castiga la injerencia extranjera en este territorio semiautónomo chino.

Para los países occidentales, el objetivo es acallar a la oposición hongkonesa y mermar las libertades, lo que desmiente formalmente Pekín.

«Nuestra relación con China está basada en el respeto mutuo y la confianza (…) pero esta decisión lo cuestiona», aseguró el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, al término de una reunión de los cancilleres de la UE consagrada al gigante asiático.

Hong Kong, que siempre ha mantenido una actitud desafiante ante Pekín, reinició en 2019 un movimiento de protesta contra la influencia de China, con gigantescas manifestaciones que contribuyeron a un aumento de las ideas proindependencia, hasta entonces minoritarias en la excolonia británica.

China ha afirmado que Washington juega con fuego al apoyar públicamente las protestas y acusó a los manifestantes más radicales de actividades «terroristas».

En virtud del principio «un país, dos sistemas», que rige las relaciones con Pekín desde que el territorio fue devuelto por Reino Unido a China en 1997, Hong Kong tiene una amplia autonomía, libertad de expresión y una justicia independiente.

Pero Pekín arguye que la «Ley fundamental», una pequeña Constitución que rige en Hong Kong desde 1997, obliga a las autoridades hongkonesas a implementar una ley sobre seguridad nacional.

Ya en la reunión convocada, Johnathan Allen, segundo en la representación de Reino Unido ante la ONU dijo que «esperamos que el gobierno chino haga una pausa y reflexione sobre las serias y legítimas preocupaciones que esta propuesta ha planteado tanto en Hong Kong como en todo el mundo».

Advirtió que si se aplica la ley, exacerbará las profundas divisiones en la sociedad de Hong Kong.

Por su lado, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Kelly Craft, instó a los países de la ONU «a que se unan a nosotros y exijan que la RPC (República Populal de China) revierta el rumbo y honre los compromisos internacionales asumidos con esta institución y con el pueblo de Hong Kong».

Tras la reunión del Consejo, el embajador de Pekín ante la ONU, Zhang Jun, advirtió que «cualquier intento de utilizar a Hong Kong para intervenir en los asuntos internos de China estará condenado al fracaso».

El diplomático también exhortó a Estados Unidos y el Reino Unido a dejar de hacer acusaciones sin fundamento contra China.

Por su parte el presidente Donald Trump aseguró que anunciará lo que van «a hacer con China» en una conferencia de prensa prevista este viernes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que México no aceptó el acuerdo que se alcanzó en la reunión virtual que sostuvieron los ministros que conforman la OPEP+ en cuanto a reducción de petróleo.

Indicó que los países productores solicitaban una reducción del 23%, es decir, dejar de producir 400 mil barriles diarios.

El mandatario expuso que México no podía aceptar dicha condición ya que, a lo largo de su administración se ha hecho un enorme esfuerzo de inversión en Petróleos Mexicanos (Pemex) para elevar la producción de petróleo crudo debido a que la reforma energética no trajo las inversiones requeridas. Calificó la política energética de los últimos 12 años como un «rotundo fracaso».

Según explicó, la cifra que se le solicitaba a México no se ajustaba a la realidad del país, ya que diariamente se producen un millón 780 mil barriles de petróleo contra los casi 12 millones de barriles de petróleo crudo que producen Rusia y Arabia Saudita.

Y aunque la reunión terminó sin un compromiso por parte de México, tal como lo adelantaron diversos medios y analistas, fue una llamada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien hizo que México aceptara una reducción, misma que fue notificada a la Secretaría de la OPEP, por lo que dijo, es «formal», «ya cumplimos».

«México va a contribuir a estabilizar los precios, que se desplomaron en los últimos días. La mezcla mexicana de 40 dólares por barril llegó a 11 en el peor momento. Esto se produjo por una falta de acuerdo sobre reducción en la producción petrolera; no hubo acuerdo básicamente entre Rusia y Arabia Saudita», dijo el presidente.

El gobierno federal aceptó reducir su producción en 100 mil barriles diarios en el entendido de que Estados Unidos disminuiría 50 mil barriles diarios extras para nivelar la producción mexicana.

“Nos pedían 400 mil barriles y luego 350 mil barriles menos y nos sostuvimos, salieron notas en los periódicos queriéndonos culpar y hablamos, se comunicó con nosotros el presidente Trump y se llegó a un acuerdo de hacer disminución de 100 mil barriles (…) Estados Unidos se compromete a reducir adicionalmente a lo que él iba a entregar, 250 mil, dice Trump que por México, para compensar”.

De este modo, la producción de barriles de petróleo crudo mexicano llegará a un millón 686 mil a partir de mayo.

López Obrador dijo que con dicho acuerdo, se espera que aumente el precio del petróleo crudo y que esto compense, pero sobre todo se ayude a estabilizar la economía y los mercados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este martes que no le importa que se difundan mentiras sobre sus acciones, esto luego de que se asegurara que se reunió con el hermano del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario aseguró que se reunió con un médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y no con el familiar del delincuente, como lo sugirió el exmandatario Felipe Calderón en sus redes sociales.

«Escribió en Twitter que comí con el hermano de Guzmán Loera y era un médico del Seguro. Pero a lo mejor hoy ofrece disculpas, pero eso no importa porque la gente sabe distinguir, lo interesante es que busquemos la unidad en estos momentos», expresó el mandatario.

La tarde de ayer, se comenzaron a difundir fotografías en las que se aseguró que el presidente comió con Aureliano Guzmán Loera, «El Guano», hermano deEl Chapo’, y quien es buscado por la DEA.

Incluso fue la esposa de López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müeller, quien desmintió que la persona identificada en las fotos como el hermano del narcotraficante, era un médico de Villa Unión, Mazatlán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó esta mañana durante su conferencia de prensa, sobre su participación en la Cumbre Virtual de Líderes del G-20 donde pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomar el control del comercio de medicamentos ante la pandemia del coronavirus y evitar el acaparamiento de países con más recursos económicos.

“Estuvimos exponiendo, dando a conocer nuestra visión, lo que se está haciendo frente al coronavirus y di a conocer lo siguiente: primero un saludo a los colegas que participaron en este encuentro, expresé mi solidaridad, y principalmente a los pueblos que están padeciendo por esta pandemia.

López Obrador expresó a los líderes reunidos lo fundamental que es el conseguir la participación de los pueblos, pues dijo que para enfrentar una crisis de salud como la que vivimos se requiere de la participación de la gente. También expresó que la familia es la institución de seguridad social más importante.

El mandatario expuso la necesidad de dar atención a las microempresas y a la economía informal, ya que al paralizarse la economía se ven muy afectados, por lo que hizo el llamado a poner atención a dichos sectores.

Dijo que planteó la urgencia de que la Organización de las Naciones Unidas tome el control de medicamentos ante la pandemia del COVID-19 para que no se dé un manejo lucrativo, y pidió a las grandes potencias a evitar que se tomen decisiones que afecten a las economías menores.

“También hablé de que las grandes potencias tienen que ayudar para que haya una especie de tregua, para que no haya un cierre de fronteras o políticas aranceralias unilaterales, que no se afecten las economías con el precio de petróleo”, comentó López Obrador.

Además informó que hizo un llamado para rechazar el racismo y la discriminación, y que dijo lo que todos los días lo dice al inicio de su conferencia de prensa matutina: «ánimo, vamos a vencer con la fraternidad universal”.

Por su parte el canciller Marcelo Ebrard consideró que la reunión virtual que sostuvieron las 20 naciones más poderosas del mundo, incluida México, fue alentadora ya que se están perfilando decisiones de gran calado para recuperar la economía mundial tras los efectos que ha tenido la pandemia del coronavirus.

El funcionario expuso que los líderes mundiales tomaron la decisión de encararse ante la emergencia sanitaria debido a que se padecerán efectos financieros y sociales desiguales en gran medida por la forma en la que está distribuida la riqueza.

«Yo lo que veo alentador de esta reunión virtual, que se haya llegado a una conversación de las 20 países más poderosos del mundo para entrar a tomar decisiones de gran calado para preparar la recuperación económica (…) compromiso común, se debe de ver en las próximas horas, días y también si no se da pues tenemos que decirlo, porque es ahora o nunca», enfatizó el titular de la SRE.

Ebrard aseguró que México dejó en claro que se deben apoyar a los que menos recursos tienen y los que se han quedado sin empleo a raíz de la crisis sanitaria.

Donald Trump y el primer ministro indio Narendra Modi celebraron este lunes un mitin multitudinario ante 100,000 personas en un estadio de críquet, en el marco de la la visita de Estado de dos días del presidente estadounidense.

Los dos dirigentes destacaron sus buenas relaciones personales y de sus países en un contexto de tensiones comerciales en el mundo.

El encuentro tuvo lugar en el mayor estadio de críquet del mundo, en la ciudad de Ahmedabad, en un mitin llamado «Namaste Trump» («Hola Trump» en hindi).

«La relación entre India y Estados Unidos no es solo la de un socio más. Es una relación mucho más profunda y más grande», dijo Narendra Modi a Trump.

Trump agradeció la «acogida fenomenal» en India. «Estados Unidos quiere a India. Estados Unidos respeta a India, y Estados Unidos será siempre un amigo fiel y leal del pueblo indio», dijo Trump, elogiando la diversidad cultural del gigante asiático, así como su cine y sus jugadores de críquet.

Las gradas del estadio Sardar Patel estaban llenas cuando llegaron los dos líderes. Las colas para entrar habían empezado a las cuatro de la mañana.

Sin embargo, en el calor de la tarde, casi la mitad de la gente abandonó el estadio antes de que terminara el discurso de Trump.

La primera jornada de esta visita de Estado de Donald Trump fue una exhibición de la amistad entre ambos líderes y el martes tendrán lugar las reuniones bilaterales.

Trump empezó su visita en Gujarat, el rico estado donde nació Narendra Modi y del que fue gobernador durante mucho tiempo.

El presidente estadounidense visitó el áshram (lugar de meditación) de Gandhi y con su limusina recorrió varios lugares de la ciudad de Ahmedabad, decoradas con inmensas pancartas dándole la bienvenida.

Miles de indios le saludaron cuando pasaba aunque no fueron los «millones» que había augurado Trump antes de su viaje.

Luego tomó una avión rumbo a Agra, donde visitará el Taj Mahal, antes de dirigirse a Nueva Delhi para una serie de reuniones y firmas de contratos el martes.

El mitin «Namaste Trump» en el estadio de críquet fue la respuesta de Modi a uno similar celebrado en septiembre en Houston (Estados Unidos) con el lema «Howdy Modi» («Cómo estás Modi»).

No se esperan grandes anuncios durante la visita de Donald Trump a India. Los dos países están enfrentados en un guerra comercial desde el año pasado y de momento no se espera un nuevo acuerdo comercial.

Representantes de cinco naciones cuyos ciudadanos murieron cuando el avión en el que viajaban fue derribado por Irán la semana pasada se reunirán en Londres el jueves para discutir posibles medidas legales, confirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania.

En los márgenes de una visita oficial a Singapur, Vadym Prystaiko dijo que los países también debatirán sobre la compensación y la investigación del incidente.

Las 176 personas a bordo del vuelo murieron en el accidente del miércoles, minutos después de que el avión despegara del aeropuerto de Teherán.

Prystaiko dijo que las indicaciones de Irán de que el avión de Ukrainian International Airlines fue derribado mientras volaba cerca de una base militar sensible en un momento de alta tensión eran «tonterías». Añadió que Teherán había aceptado entregar las cajas negras del avión a Kiev para su investigación.

«Hemos creado un grupo de ministros de asuntos exteriores de las naciones en duelo. El 16 de enero nos reuniremos en persona en Londres para discutir las formas, incluidas las legales, sobre cómo vamos a seguir esto», dijo Prystaiko.

Agregó que las cinco naciones incluían a Canadá, que tenía al menos 57 ciudadanos en el vuelo, Suecia, Afganistán y un quinto país del que no se reveló el nombró. Canadá ya dijo que estos cuatro países y Reino Unido han establecido un grupo de coordinación para apoyar a las familias de las víctimas.

Muchas de las personas que murieron a bordo del avión eran iraníes con doble nacionalidad.

Después de llevar días negándolo, Irán reconoció el sábado que sus militares habían derribado el avión en lo que calificó de «desastroso error». Prystaiko dijo que Ucrania no fue informada por Irán de que iba a asumir la responsabilidad antes del anuncio público.

Teherán dijo que sus defensas antiaéreas dispararon por error mientras la república islámica estaba en alerta después de que un misil iraní atacara objetivos estadounidenses en Irak, y que el avión fue confundido con un «objetivo hostil» después de que se dirigiera a una base militar sensible de la Guardia Revolucionaria cerca de la capital.

«Esto son tonterías porque nuestro avión fue grabado y confirmado, iba dentro de la ruta internacional que le fue asignada por los despachadores (…) Nada fue extraordinario», dijo Prystaiko, agregando que los investigadores dijeron que las últimas palabras del piloto fueron «todo está bien a bordo y voy a cambiar al piloto automático».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este jueves que será el próximo 12 de enero cuando visitará a la familia LeBarón en Bavispe, Sonora.

Indicó que la reunión servirá para que estén informados de los avances en las investigaciones que se siguen por el homicidio de nueve de sus integrantes en noviembre del año pasado.

El mandatario confirmó el encuentro que sostendrá con la familia, donde también estará presente su gabinete de seguridad.

«Voy a estar con ellos el domingo 12. Voy a La Mora, a Bavispe, Sonora. Va el gabinete de seguridad. Yo voy a provechar para hacer una gira por el norte», indicó López Obrador en su conferencia de prensa.

Sobre el caso LeBarón, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que por estos hechos hay sietes individuos detenidos, cuatro de ellos permanecen en arraigo en espera a que un juez federal defina su situación jurídica.

Este sería el segundo encuentro que el mandatario federal sostiene con la familia LeBarón luego del asesinato de nueve integrantes de la familia en los límites de Sonora y Chihuahua. Fue en el primer encuentro en Palacio Nacional, donde se acordó que serían los integrantes de la familia quienes definieran el lugar donde se llevaría a cabo la segunda reunión.

El presidente aprovechó para asegurar que la prueba de que los líderes del narcotráfico tenían representante en las altas esferas del gobierno es el caso de Genaro García Luna, quien se desempeñara como secretario de Seguridad en el gobierno del expresidente Felipe Calderón.

AMLO aseveró que en administraciones pasadas, líderes del narco como Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera, ahora preso en Estados Unidos, tenían tanto poder e influencia como el presidente de la República.

“Nada más esa prueba, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha (de Calderón). Estuvo con Fox, con Salinas y sí, viene de más atrás pues está acusado de proteger a una organización delictiva, esa es la prueba, falta que lo demuestren, falta, pero ahí está ese indicio”, acusó López Obrador.

AMLO criticó que ante hechos como el de García Luna, la oposición se siga dando «baños de pureza», y dijo que aún espera que los que le pidieron enfrentar la violencia con más violencia le pidan una disculpa luego de saberse la colusion del exfuncionario federal con el crimen organizado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó como positiva la reunión que sostuvo ayer con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, quien dijo, como abogado, sabe que los países tienen que apegarse a su Constitución.

“Es muy buena la relación con el Gobierno de Estados Unidos, no hay confrontación con el gobierno del presidente del presidente Donald Trump y en esa atmósfera, aunque existan puntos de vistas diferentes, hay entendimiento», afirmó el mandatario.

López Obrador hizo referencia al tuit que compartió en su red social el jueves, tras la reunión con Barr, en el que precisamente destacó la importancia de que el funcionario es abogado.

“Nuestra Constitución establece que puede haber cooperación para el desarrollo en materia de política exterior, pero no intervención ni intervencionismo, y que se establece que no se puede permitir que fuerzas extranjeras usen nuestro territorio con propósitos militares», añadió el presidente.

El jefe del Ejecutivo federal refirió que por otra parte el artículo 89 constitucional establece que si puede haber cooperación entre los países en temas como migración, drogas, tráfico de armas y en el ámbito comercial.

Al compartir 3 mil 180 kilómetros de frontera, dijo AMLO, es mejor ser buenos vecinos que distantes.

Y es que aunque la designación de los cárteles de la droga como organizaciones terroristas extranjeras apunta a sus finanzas mediante la imposición de sanciones, la idea ha generado preocupaciones en México de que pueda ser utilizada como pretexto para una «intervención» en el país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó hoy que el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, visitará México mañana jueves, e indicó que hablará con él sobre el tráfico ilegal de armas.

«Va a estar en México el procurador de Estados Unidos (…), son dos temas que se tienen que tratar. Es el de la introducción de armas y de dólares, las dos cosas; desde luego también la droga, pero se incluye armas y dólares», informó en su conferencia de prensa matutina.

Y aunque las reuniones de trabajo se sostendrán mañana jueves, el funcionario estadounidense arriba a la Ciudad de México esta noche.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard señaló que con William Barr se revisarán temas de la cooperación bilateral por la seguridad.

Indicó que además de la reunión con López Obrador y él, Barr se reunirá también con el Fiscal General y el Secretario de Seguridad.