Tag

reunión

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunió esta tarde con la virtual ganadora de las elecciones presidenciales, Claudia Sheinbaum, con quien comenzó a “preparar la transición” de Gobierno que tendrá lugar el próximo 1 de octubre.

“Es importante planear cómo vamos a trabajar, qué vamos a hacer, con cuántos recursos contamos, cuáles van a ser las prioridades porque hay muchas demandas” pero “hay que priorizar”, dijo el mandatario por la mañana en su conferencia.

La reunión entre el mandatario y su sucesora comenzó poco después de las 14:30 horas, la cual incluyó una comida.

El encuentro se da a pesar de que en un primer momento, López Obrador indicara que se reuniría con la morenista luego de que le fuera entregada su constancia de mayoría, algo que aún no ha ocurrido.

El presidente también aprovechó para adelantar que invitaría a su sucesora a recorrer juntos algunas regiones del país, “si su agenda lo permite porque tiene ella mucho trabajo”.

“A ver si podemos salir de la capital, dependiendo de sus compromisos, de su agenda, seguramente nos vamos a volver a encontrar. Estamos viendo eso, estamos analizándolo, eso sí, hoy les podemos decir a dónde vamos a estar juntos y también seguramente de cómo inicia la transición”, comentó.

Aunque falta que el Tribunal Electoral analice y resuelva las impugnaciones que a partir de esta semana se presenten, y califique los resultados oficiales, todo indica que Morena y aliados tengan mayoría calificada en la Cámara de Diputados y se queden a sólo dos escaños de tenerla en el Senado.

Estas mayorías le permitirían al oficialismo hacer los cambios constitucionales que consideren necesarios para consolidar su proyecto. El tema que mantiene más nervioso a los mercados es el paquete de reformas constitucionales que López Obrador presentó al Congreso en febrero pasado, y que se empezarán a debatir cuando se instale la nueva legislatura en septiembre.

Entre los cambios constitucionales propuestos por López Obrador está la reforma al Poder Judicial, la que más preocupa, pues busca que los jueces y magistrados sean electos por voto popular.

En ese sentido, López Obrador rechazó esta mañana dar instrucciones a su sucesora para que acelere el paquete de reformas constitucionales que impulsa su Gobierno porque la “respeta” y le tiene “mucha confianza”.

“¿Qué voy yo a pedirle, continúa con la transformación? Pues ella es parte protagonista, actora, de este proceso de transformación, como millones de mexicanos”, señaló el mandatario.

Además, consideró “una falta de respeto” decir que “Claudia es una copia del presidente”, como se le ha criticado, y la describió como “una mujer inteligente, honesta, con mucha capacidad de gobierno”, con “mucho criterio y mucha autoridad”, sobre todo “moral y política”.

“¿Cómo se va a parecer a mí, cómo voy a estar yo detrás, si yo tengo principios e ideales, igual que ella, igual que Claudia?”, defendió el presidente.

López Obrador aseguró que únicamente le va a “entregar la banda” presidencial a Sheinbaum el 1 de octubre próximo, y después se jubilará, como ha dicho en repetidas ocasiones, y se dedicará a escribir un libro que le llevaría unos tres o cuatro años.

AMLO ya había indicado que sería Sheinbaum quien diera a conocer los detalles del encuentro; la virtual futura presidenta ofrecerá un mensaje esta tarde desde Palacio Nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este viernes una reunión “muy importante” con su homólogo de Guatemala, Bernardo Arévalo, a finales de mayo para abordar múltiples asuntos, como la seguridad y el crimen en la zona fronteriza.

Así lo explicó AMLO en su conferencia de prensa matutina, donde detalló que, “posiblemente”, el encuentro será en la frontera entre México y Guatemala.

“Tenemos pendiente una reunión. Es muy probable que nos encontremos en mayo con el presidente Arévalo”, detalló López Obrador.

Será un “encuentro bilateral muy importante”; confió en que se hablará “de todo” incluido del crimen organizado y de la situación de violencia en la frontera. Aun así, aclaró que la preparación y concreción del evento “todavía está en proceso”.

Este anuncio llega dos días después de que los Ejecutivos mexicano y guatemalteco acordaran fortalecer los procesos de protección, atención y retorno de niñas, niños y adolescentes migrantes, un pacto alcanzado durante la visita del ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Ramiro Martínez.

En el encuentro con la canciller de México, Alicia Bárcena, ambos Estados acordaron una “nueva etapa” de acercamiento en la relación bilateral, “como resultado de la sincronía de ideas entre los presidentes”, según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Por otro lado, López Obrador respaldó a Arévalo, a quien consideró “inteligente, honesto y con mucho amor al pueblo”, y aseguró que su llegada al poder “fue lo mejor que le pudo pasar a Guatemala”.

Las dos candidatas a la Presidencia, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, se reunieron con Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), quien las invitó para dar seguimiento a sus propuestas rumbo a la jornada electoral del próximo 2 de junio.

La candidata presidencial de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, fue la primera en atender la invitación de la Iglesia católica.

La morenista pidió que a la Conferencia del Episcopado Ayuden a combatir las causas del crimen, algo de lo que ha alertado principalmente en los últimos meses.

“Aun cuando vivimos en un Estado laico que respeta todas las religiones, es importante también que las religiones y las iglesias, en su espacio de actuación, puedan apoyar también en todo lo que tiene que ver con la atención a las causas”, dijo Sheinbaum a medios de comunicación tras la reunión.

La candidata presidencial precisó que ofreció el diálogo como un elemento central a los representantes de la Iglesia Católica en México durante su Asamblea Plenaria CXVI.

La aspirante reconoció que los obispos están “muy cerca” de la gente para escuchar las necesidades más importantes de la población. En ese sentido, dijo que abordó los temas de seguridad, salud, educación y desarrollo con los obispos.

Xóchitl Gálvez fue la segunda en ser recibida por los jerarcas de la Iglesia católica en México.

La candidata presidencial opositora aprovechó la reunión para denunciar que al menos 60 sacerdotes están siendo investigados por el Gobierno federal por expresar sus opiniones políticas durante las homilías.

“Hay 60 obispos o sacerdotes que están siendo investigados por decir lo que opinan en la iglesia. ¿Qué es eso? El Gobierno los está persiguiendo porque no hay libertad de expresión para ellos”, señaló Gálvez.

La candidata presidencial de la alianza Fuerza y Corazón por México lamentó que pese a que en México existe una división de Iglesia y Estado, sacerdotes y obispos no puedan expresar sus ideas.

Expuso que, según las investigaciones, los prelados “están metiéndose en temas políticos” pero señaló que “a lo mejor lo único que está haciendo es una reflexión sobre lo que está pasando en el país, habría que ver los casos”.

“Sí lo abordé (el tema). Yo he pedido que se quite la (conferencia) mañanera porque el presidente dice cosas, y cuando hablamos de libertad de expresión ustedes (sacerdotes) no tendrían por qué estar sujetos a ningún tipo de persecución, yo lo abordé de manera voluntaria porque tengo conocimiento de los 60 casos”, insistió.

Asimismo dijo que los representantes de la Iglesia mexicana le externaron su preocupación sobre la inseguridad y la pobreza que vive el país.

“Hubo alguien que me dijo: ahora los ricos son más ricos. ¿Qué está pasando con el tema de la redistribución de la riqueza?”, refirió la aspirante presidencial.

Señaló que entre los compromisos que hizo con los obispos está el seguir “la agenda de paz” y políticas públicas que fortalezcan a la familia.

Este jueves, el candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, atenderá la invitación del CEM.

Se trata del segundo encuentro que sostienen los candidatos presidenciales con la iglesia Católica; el pasado 11 de marzo, los obispos los convocaron a firmar el Compromiso por la Paz, una lista de 117 iniciativas enfocadas a combatir la violencia propuestas por la CEM.

La OTAN inicia mañana, miércoles, una reunión de ministros de Exteriores en Bruselas en la que celebrará el 75 aniversario de su fundación, tres cuartos de siglo en los que ha mantenido la unidad sobre la base de la defensa colectiva y la disuasión ante amenazas como la que actualmente supone Rusia con la invasión de Ucrania.

El jueves, los ministros participarán en una ceremonia para celebrar la firma del Tratado de Washington, el 4 de abril de 1949, por parte de los 12 miembros fundacionales de la Alianza, que actualmente ascienden a 32 con las recientes incorporaciones de Finlandia y Suecia a causa precisamente de la conducta agresiva de Rusia.

El artículo 5 del Tratado, que ha viajado por primera vez al otro lado del Atlántico desde Washington para ser expuesto durante la reunión ministerial, establece que un ataque cometido contra cualquier estado miembro, en Europa o América del Norte, se considerará como un ataque contra todos, que podrán responder como uno solo.

“La OTAN llega a su 75 aniversario con el principio de defensa colectiva y disuasión intactos y reforzados”, indicaron este martes fuentes diplomáticas aliadas.

Incluso durante el mandato del presidente estadounidense Donald Trump y pese a todas sus dudas sobre la Alianza, no salió debilitado el vínculo transatlántico, que en todo caso se ha reforzado con su sucesor, el demócrata Joe Biden, agregaron.

Para la embajadora estadounidense ante la Alianza, Julianne Smith, “es muy inspirador ver cómo se ha modernizado la OTAN, cómo sigue adaptándose y cómo sigue acogiendo a nuevos miembros, todo ello en beneficio de los más de mil millones de ciudadanos que viven en los países de la OTAN”.

En esta reunión que tiene como tema principal el aniversario de la organización, los titulares de Exteriores abordarán en primer lugar la que consideran actualmente la mayor amenaza para su seguridad: la guerra de Rusia en Ucrania.

Los ministros continuarán analizando en esta ocasión qué más pueden hacer para apoyar a Kiev y, el jueves, participarán en un Consejo OTAN-Ucrania con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba.

Los aliados están preparando ya los resultados que esperan de la cumbre de la OTAN que se celebrará en julio en Washington y también el lenguaje con el que el comunicado final se referirá a Ucrania.

Según diversas fuertes diplomáticas, el objetivo es dejar claro que mantendrán el apoyo a Ucrania el tiempo necesario sin incluir un plazo o una invitación concreta para su adhesión.

En cambio, se espera que la cumbre sea un momento clave para dar a conocer más compromisos de seguridad a largo plazo con Kiev.

Otro asunto del que hablarán los ministros, pero en los márgenes de la reunión, será sobre el sucesor del noruego Jens Stoltenberg como secretario general aliado a partir del 1 de octubre.

Pese a que hay gran consenso, también de EUA, en torno al actual primer ministro neerlandés en funciones, Mark Rutte, la candidatura del presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, y el respaldo que le dan algunos aliados como Hungría, está demorando una decisión que se espera llegue en todo caso antes de la cumbre de Washington.

La Administración del presidente Joe Biden celebró este viernes la nueva fase de cooperación entre Estados Unidos y China para frenar el tráfico de fentanilo, aunque recalcó que ambos países deben “hacer más”.

“Todavía no es suficiente, pero el hecho de que haya un grupo de trabajo significa que tenemos un mecanismo para seguir discutiendo sobre qué más se puede hacer”, dijo este viernes el jefe antinarcóticos del Departamento de Estado, Todd Robinson, a un grupo de periodistas.

Robinson fue uno de los funcionarios que participó el martes pasado en Pekín en la primera reunión de trabajo para frenar el tráfico de productos químicos utilizados para fabricar fentanilo, droga que ha desatado la peor crisis de opioides en la historia de Estados Unidos.

Este grupo de trabajo, fruto del acuerdo al que llegaron el pasado noviembre en San Francisco Biden y su homólogo chino, Xi Jinping, prevé mantener reuniones periódicas en ambos países. “Definitivamente hay más cosas que creemos que ambas partes pueden hacer en términos de perseguir a las empresas que envían estas drogas alrededor del mundo”, afirmó Robinson.

El funcionario sostuvo que cuando ambas potencias cooperan se logran resultados y puso como ejemplo la caída drástica de entrada de fentanilo de 2019 en Estados Unidos después de que Washington pidiera a Pekín que frenara el tráfico de esa sustancia.

“Sabemos que cuando toman medidas, cuando advierten a las empresas que están violando las leyes, tanto chinas como internacionales, eso tiene un efecto casi inmediato”, detalló.

En ese sentido, subrayó que China ya está volviendo a tomar medidas como advertir o cerrar empresas que están comercializando con ciertos productos químicos.

Según Robinson, el ambiente de la reunión “fue positivo en general” y se demostró que ambas delegaciones se toman “seriamente” esta cuestión.

Sin embargo, admitió que es consciente de que en cualquier momento puede desatarse una crisis entre los dos países que rompa estos esfuerzos de cooperación.

Por su parte el portavoz de Exteriores chino, Wang Wenbin, reconoció esta semana que hubo dificultades para reanudar la cooperación con Estados Unidos en su lucha contra el fentanilo, pero dijo esperar que Washington “valore la oportunidad” que se le brinda de “trabajar de la mano” con Pekín en este campo.

El tercer país en la ecuación en la ruta del fentanilo es México, donde, según Washington, llegan los precursores químicos chinos que los cárteles de la droga utilizan para fabricar el opioide y traficar con él en Estados Unidos.

Robinson dijo que las constantes reuniones que mantienen funcionarios estadounidenses y mexicanos es una muestra de que “México está comprometido en este tema”, pero también admitió que las cosas pueden “complicarse” este año a medida que se acerquen las elecciones presidenciales en ambas naciones.

El Gobierno de Venezuela adelantó este lunes que el presidente Nicolás Maduro acudirá a una reunión el próximo jueves, en San Vicente y Granadinas, con su homólogo de Guyana, Irfaan Ali, con el objetivo de distender las acciones de los últimos días, cuando ha aumentado la tensión diplomática por la disputa territorial de ambos países.

El ministro de Relaciones Exteriores, Yván Gil, indicó, en un encuentro con periodistas, que el Ejecutivo chavista participará “con expectativa, alegría y ánimos de paz” en esta reunión, a instancias de Brasil y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que promovieron el encuentro, en vista de la escalada de tensión entre Venezuela y Guyana.

“El segundo objetivo, que estoy seguro que lo vamos a lograr, es una distensión de las acciones, sobre todo por parte de Guyana”, dijo el canciller, tras considerar que Georgetown ha mostrado “una especie de nerviosismo” en los últimos días.

Gil cree que Guyana, “orientada o instruida desde la corporación Exxon Mobile”, que explota petróleo en la zona disputada, ha llegado a “amenazar a Venezuela”, especialmente al realizar ejercicios militares con apoyo de Estados Unidos.

Por ello, reiteró que Caracas aspira a “bajar la agresividad en el discurso de Guyana”, sin hacer mención a las formas de los funcionarios venezolanos en los últimos días y a las decisiones unilaterales de Venezuela anunciadas por Maduro, con el propósito de anexionar al los 160,000 kilómetros cuadrados en litigio, un territorio actualmente controlado por Georgetown.

El canciller también confirmó que Brasil participará en el encuentro de San Vicente y las Granadinas, aunque no está claro si acudirá el presidente Luiz Inácio Lula da Silva o algún funcionario de “alto nivel” en su nombre.

Sobre el papel que jugó Lula para que se acordara esta reunión, dijo que fue “determinante”, tras asegurar que Maduro conversó con el brasileño “sobre la necesidad de diálogo” y de que “todo debe resolverse en el diálogo” sin profundizar en “el aspecto práctico” de la disputa.

La controversia escaló luego de que el pasado 3 de diciembre Venezuela aprobara en un referendo unilateral anexionarse la Guayana Esequiba, por lo que el Gobierno de Maduro ordenó el asentamiento de una división militar cerca del área disputada, sin incursiones de momento.

Los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador se reúnen este viernes para discutir sobre el tráfico de fentanilo y la crisis migratoria que sacude la frontera entre ambos países.

El encuentro, previsto para las 10:00 locales, ocurrirá en San Francisco, California al margen de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), al que ambos países pertenecen.

Biden conversará con López Obrador “acerca de varios asuntos incluyendo migración, cooperación para combatir el aumento del tráfico del fentanilo, el crecimiento de nuestra vibrante cooperación económica con México, y la ampliación de la cooperación en otros tópicos”, dijo Brian Nichols, subsecretario de Asuntos para América Latina en el Departamento de Estado.

En tanto, la canciller Alicia Bárcena, había anticipado que el tráfico de fentanilo será uno de los tópicos centrales de la conversación entre los mandatarios.

Los republicanos en Estados Unidos acusan a México de no hacer lo suficiente contra esta droga fabricada, según Washington, por los cárteles mexicanos. La administración de López Obrador niega la acusación y afirma que todo proviene de Asia.

En ese sentido, AMLO abordó el tema con su par chino, Xi Jinping, ayer durante una reunión que sostuvieron.

López Obrador “enfatizó la importancia de alcanzar un acuerdo para intercambiar información sobre embarques que salen de Asia”, informó la SRE.

Otro tema espinoso que los líderes de Estados Unidos y México abordarán es la migración, que jugará un papel clave en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el próximo año.

Los líderes de los países vecinos, cuyo comercio bilateral alcanzó la cifra récord de 860,000 millones de dólares el año pasado, también hablarán sobre la relación económica. Estados Unidos es el principal socio comercial de México.

Con el encuentro de hoy con AMLO, Joe Biden concluye una intensa agenda diplomática de cuatro días con China y otras naciones del Pacífico, en el marco del foro APEC.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) prepara una propuesta regional para atender la crisis migratoria, por lo que se reunirá con cancilleres de los 10 países con mayor éxodo de migrantes, según reveló este lunes el gobernador de Oaxaca, Salomón Jara.

La propuesta será presentada al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en noviembre próximo cuando está previsto que López Obrador se reúna con su homólogo estadounidense.

De acuerdo con declaraciones de Jara a medios, a la salida del encuentro que gobernadores tuvieron con AMLO en Palacio Nacional, la reunión entre el presidente López Obrador tendría lugar dentro de dos semanas con los cancilleres de países como Guatemala, Honduras, Venezuela, Haití y Cuba, entre otros.

“Esto sería aproximadamente en unos 15 días para que, después, en una próxima visita que tenga el presidente a Estados Unidos, ya se dé a conocer la propuesta”, dijo.

Además de la canciller Alicia Bárcena, estarían presentes la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde; los gobernadores de entidades del sur-sureste del país y los altos mandos de las Fuerzas Armadas.

El gobernador de Oaxaca dijo que la ruta que trazarán aún no está definida, aunque resaltó que lo ideal sería que Estados Unidos apoye con más recursos a las causas que generan la migración de dichos países.

Además, dijo que las autoridades y entidades de nuestro país colaboran con garantizar flujos ordenados, mientras que resaltó que se busca que centro de atención a migrantes se acerquen a estos extranjeros.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la inseguridad, la violencia y las condiciones socioeconómicas son los principales factores que inciden en que miles migrantes salgan de sus países para cruzar México e intentar llegar a Estados Unidos.

Arabia Saudí confirmó hoy que se celebrará mañana una reunión de asesores de seguridad nacional y representantes internacionales para abordar la crisis de Ucrania, en la ciudad de Yeda, con el objetivo de restablecer una “paz justa” de acuerdo a la fórmula ucraniana.

Según un comunicado publicado por la agencia de noticias oficial saudí, SPA, este encuentro se enmarca en la continuación “de las iniciativas humanitarias y esfuerzos realizados por el príncipe heredero, Mohamed bin Salman”, y los contactos que realizó “con los líderes ruso y ucraniano desde los primeros días de la crisis”.

Además, el gobierno Saudí expresó su disposición para “contribuir a alcanzar una solución que conduzca a una paz duradera” y a “mitigar los efectos de la crisis y sus repercusiones humanitarias” a través del intercambio de puntos de vista, la coordinación y el debate a nivel internacional sobre las formas de resolver la crisis de Ucrania mediante vías diplomáticas y políticas.

El encuentro contará con la participación de asesores de jefes de Gobierno y de representantes de Ministerio de Exteriores para allanar el camino hacia una cumbre de líderes que Kiev aspira a organizar este otoño en torno a la Fórmula de Paz del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

La cita reunirá a altos responsables de hasta 30 países, muchos occidentales, y también participarán Brasil y la India, entre otras potencias, y este viernes se confirmó además la presencia de China.

El portavoz de la oficina presidencial ucraniana, Andriy Yermak, apuntó esta semana en el portal Ukrinform que “la fórmula de paz de Ucrania contiene diez puntos fundamentales, que además de garantizar la paz para Ucrania crearán mecanismos para contrarrestar conflictos futuros”, entre los que se contempla la retirada de las tropas rusas de su territorio.

La reunión de Yeda daría seguimiento a otra celebrada en junio en Copenhague entre representantes de Ucrania, Estados Unidos, países europeos, Brasil, la India, Turquía y Sudáfrica y de la que apenas trascendió información.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado este lunes sobre el censo de personas desaparecidas no localizadas que se lleva a cabo, específicamente sobre si hay acompañamiento de los familiares de las víctimas, quienes exigen que el gobierno de respuesta a sus demandas.

López Obrador indicó que se avanza “bien” y señaló que se está haciendo una actualización del censo de personas desaparecidas pues dijo, hay reportes de que el censo actual contiene nombres de personas que se han identificado como “vivas y están con sus familiares”.

“¿Qué sucedía? Que en algunos casos se denunciaba que habían desaparecido, se encontraba a la persona y ya no se quitaba de la lista, del censo; entonces, por eso nos llamó la atención de que eran muchos”, indicó el presidente al defender la actualización que se lleva a cabo, que dijo, se realiza “casa por casa”.

Pese a los avances que asegura se tiene en la material, López Obrador reconoció que hay miles de desaparecidos.

“Sí, sí, sí hay desaparecidos, lamentablemente, pero yo le estoy respondiendo a la pregunta, de que estamos llevando a cabo una revisión casa por casa y estamos encontrando afortunadamente, cosa que nos da mucho gusto, gente que estaba registrada como desaparecida y nos llena de satisfacción, de orgullo”, defendió.

Detalló que en esta actualización participan todos los gobiernos estatales y las fiscalías, incluyendo a los servidores de la nación, que son los que trabajan en campo y visitan los domicilios.

Adelantó que el nuevo censo podrá estar en un plazo de tres meses, pues dijo, ya se tiene un avance significativo, además de que insistió en que hay presupuesto dedicado exclusivamente a la búsqueda de personas desaparecidas, algo que también destacó, no se hacía en otros gobiernos.

Como se ha hecho costumbre, López Obrador dijo que en este tipo de temas hay mucha politiquería.

“No estoy hablando de los padres, ni de los familiares de las víctimas, de los desaparecidos, no, estoy hablando de los conservadores que están en contra de nosotros, que andan con sus medios de información o de manipulación zopiloteando siempre. Eso es su tarea principal, esa es su tarea principal, zopilotear”, acusó el mandatario.

Fue en ese punto donde la reportera de Proceso cuestionó al presidente sobre si no consideraba que su gobierno les ha quedado a deber a las madres buscadoras, quienes en reiteradas ocasiones han pedido ayuda e incluso han buscado ser recibidas por él.

No, no, eso es lo que pueden pensar en tu revista, en Proceso, y otros de la llamada sociedad civil o de organizaciones independientes, no gubernamentales. Pero no, hemos hecho todo y vamos a seguir trabajando con ese propósito (…) Estamos atendiéndolos constantemente, yo en todas las giras que hago hablo con madres, con familiares de desaparecidos. Lo que no permitimos es que se utilicen estos casos tan lamentables, tristes, dolorosos, con propósitos politiqueros”, respondió López Obrador.

Remató asegurando que aunque la titular de Gobernación, Luisa María Alcalde, y el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, sostienen encuentros con las madres buscadoras y familiares de desaparecidos, a él sí le gustaría recibirlas.

El presidente destacó que una de las razones de no haber recibido a las madres hasta ahora es para evitar que el encuentro tenga fines de manipulación.

“Lo importante es que ayudemos en la búsqueda de los desaparecidos y que ayudemos a los familiares, y lo estamos haciendo. Lo demás es politiquería, es publicidad y, es ese interés que tienen ustedes, algunos medios, la mayoría lamentablemente, de atacar al gobierno, de ir en contra de nosotros con todo, por cualquier cosa. Es que, si le ensartas, pierdes; y si no lo ensartas, perdiste”, finalizó.

Las reuniones que semana  sostendrán representantes de Estados Unidos, Canadá y México, no profundizarán en las principales disputas sobre las políticas de nuestro país relativas al maíz biotecnológico y energía, ni en el acceso de Canadá a los productos lácteos, dijo este miércoles un funcionario de alto rango de la USTR.

La reunión anual del tratado comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, T-MEC, tendrá lugar mañana y el viernes en Cancún, Quintana Roo.

Estarán encabezadas por la Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, la secretaria de Economía, Raquel Buenrostro, y la ministra canadiense de Comercio Internacional, Mary Ng.

La reunión es un requerimiento dentro las reglas del T-MEC, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 2020, para que los socios discutan asuntos relacionados con el acuerdo comercial.

Un funcionario de alto rango estadounidense dijo a periodistas bajo condición de anonimato que los problemas comerciales de América del Norte que son objeto de consultas o arbitraje, y que en última instancia podrían dar lugar a derechos de importación punitivos de Estados Unidos, se están manejando a través de canales separados.

El “lugar principal” para discutir estos temas son las consultas específicas iniciadas bajo las reglas de solución de controversias del T-MEC, agregó.

El funcionario señaló que las tres representantes discutirán la aplicación en curso del T-MEC, que está programado para una revisión importante y posibles actualizaciones en 2026.

Un nuevo subcomité creado el año pasado sobre competitividad y cadenas de suministro también se reunirá para poner al día a los funcionarios sobre el trabajo para facilitar los flujos comerciales durante situaciones de crisis y evitar interrupciones, añadió el funcionario del USTR.

La reunión de Cancún también incluirá debates sobre el “mecanismo de respuesta rápida” del T-MEC para violaciones de los derechos laborales en fábricas específicas. Estados Unidos ha invocado 11 casos bajo el mecanismo desde que se lanzó el acuerdo, incluyendo una investigación en una planta de Goodyear Tire & Rubber Co en México que es la sexta este año.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aceptó este viernes la petición de reunirse con Guido Leonardo Croxatto, abogado del expresidente peruano Pedro Castillo, a quien ha manifestado su total respaldo.

“Nosotros vamos a recibirlo, nada más nos ponemos de acuerdo”, dijo López Obrador cuestionado por el tema en su conferencia de prensa.

El presidente accedió al encuentro sin pensarlo, y a diferencia de otras ocasiones donde alega tener que ver agenda o redirigirle al solicitante con alguno de sus colaboradores, al abogado le dio un sí automático.

La petición de encuentro llegó tras la reunión que tuvo Croxatto la semana pasada con el mandatario de Colombia, Gustavo Petro.

López Obrador insistió en que la destitución de Castillo en diciembre pasado, cuando intentó dar un autogolpe de Estado, “fue una injusticia que se cometió”.

“Se violó la democracia porque el presidente Castillo fue electo por el pueblo de Perú y se le destituyó con argucias o maniobras legaloides. Se le destituyó por consigna de los potentados del Perú y del extranjero”, dijo.

Y es que recordemos que el mandatario ha apoyado desde un inicio a Castillo y ha tachado de “espurio” el gobierno de Dina Boluarte, quien en febrero retiró a su embajador por la “injerencia” de López Obrador.

“Nosotros sabemos que es una injusticia (la destitución de Castillo), que es una flagrante violación a la democracia, a los derechos humanos, que es muy lamentable lo que sucedió con él y luego la represión a la gente”, sostuvo.

López Obrador también justificó el asilo que México ofreció en diciembre pasado a Lilia Paredes, esposa de Castillo, y a sus dos hijos.

“Están bien, como otras personas que están recibiendo asilo en nuestro país de otras naciones porque nosotros tenemos la tradición del asilo, la protección de quienes son perseguidos en sus países”, remató.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presumió entenderse “requetebién” con el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Haitham Al-Ghais, a quien recibió en Palacio Nacional.

“Es la primera vez que una autoridad representante de países petroleros visita México. Nos entendimos bien, requetebién”, expresó el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

En la reunión además estuvieron presentes funcionarios del gobierno federal, como la secretaria de energía, Rocío Nahle; el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, y el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

Recordemos que en 2020, México alcanzó un acuerdo con la OPEP y otros países productores de petróleo (OPEP+) para reducir la producción a fin de estabilizar los precios del crudo, que se elevaron debido a la pandemia y la disminución de la demanda mundial de energéticos.

El año pasado, en 2022, López Obrador resaltó que el país recibió un “trato muy especial”, luego de mantener su promesa de mantener una producción por debajo de 1.75 millones de barriles diarios, sin reducir su volumen.

“Nos dan un trato muy especial. La verdad es que los países de OPEP y de no OPEP todos redujeron su volumen de producción de petróleo y el único país que no redujo su volumen de producción fue México, explicamos las razones y nos respetaron”, declaró el mandatario en octubre pasado.

La reunión llegó luego de conocerse que en el primer mes del año Pemex reportara la producción de 1.56 millones de barriles diarios de petróleo sin socios y de 1.85 millones de barriles diarios con privados.

Nuestro país es miembro observador de la OPEP desde 2016, lo que lo faculta a participar y asistir a las discusiones sobre los precios del petróleo y políticas relacionadas con el mercado global, aunque no es miembro pleno y no está sujeto a las mismas restricciones de producción.

Los países miembros de la OPEP producen casi el 42% del crudo en el mundo y administran más del 79% del total de reservas probadas.

Los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador, se reunieron la tarde-noche de ayer en Palacio Nacional, donde abordaron el nuevo programa migratorio estadounidense, el combate al tráfico de fentanilo y el fallido asalto a la democracia en Brasil.

Ambos mandatarios mantuvieron una reunión bilateral en el Palacio Nacional de México, previo al arranque de las reuniones trilaterales junto al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el marco de la X Cumbre de Líderes de América del Norte.

La Casa Blanca informó en un comunicado que Biden y López Obrador “reafirmaron su compromiso para implementar políticas innovadoras para frenar la migración irregular”.

Discutieron “el reciente anuncio” sobre inmigración de Estados Unidos, que prevé entregar 30,000 permisos mensuales a venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos, pero deportar inmediatamente a nuestro país a aquellos que crucen la frontera de forma irregular.

También se comprometieron a “atender las causas de raíz de la migración” en el continente.

Los presidentes evaluaron además estrategias para perseguir a narcotraficantes y cerrar laboratorios donde se produce fentanilo, una droga sintética causante de un gran número de muertes por sobredosis en Estados Unidos.

“El presidente Biden y el presidente López Obrador hablaron de las protestas violentas de Brasil y reiteraron el apoyo de Estados Unidos y de México a la voluntad del pueblo brasileño y a su democracia”, añadió La Casa Blanca sobre el asalto del Congreso, la Presidencia y el Tribunal Supremo por parte de ultraderechistas el domingo pasado.

En materia comercial, ambos coincidieron en la necesidad de “una mayor integración económica” dentro del tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), y pusieron el ejemplo la fabricación de chips y semiconductores.

Sobre medioambiente, hablaron de los compromisos adquiridos por México en la reducción de emisiones contaminantes y sobre las oportunidades económicas de la transición energética, como la fabricación de vehículos y baterías eléctricas.

En el inicio de la reunión, abierto a la prensa, Biden dijo que “México es un socio de verdad” y puso como ejemplo la cooperación en materia migratoria entre ambos países.

Por su parte, López Obrador le pidió acabar con el “desdén” hacia los países de Latinoamérica y avanzar hacia la integración económica de todo el continente, y no solo de América del Norte.

Posterior a la reunión biltaeral entre los equipos de México y Estados Unidos, encabezados por AMLO y Biden, los dos mandatarios recibieron al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para una cena oficial en la que estuvieron acompañados de sus esposas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que pedirá la integración económica del continente en la próxima Cumbre de Líderes de América del Norte, que tendrá lugar en la Ciudad de México en enero próximo.

“Sí quiero en esa Cumbre de América del Norte tratar de nuevo la integración de América porque está demostrado que nos ayuda la integración económica con respeto a nuestras soberanías”, señaló el mandatario en su rueda de prensa diaria, esta vez en el oriental estado de Veracruz.

López Obrador se refirió a la reunión que ha anunciado para el 9 de enero, a la que asistirán sus homólogos de Estados Unidos, Joe Biden, y de Canadá, Justin Trudeau.

Esta sería la segunda ocasión de un encuentro tripartito, tras el último que tuvieron en noviembre de 2021 en Washington, donde los tres abordaron temas relacionados con la pandemia, la migración y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El mandatario señaló que “a México le está yendo bien, entre otras causas, razones, por el tratado”. “México es de los países, sino es que el país más atractivo para la inversión extranjera, por el Tratado con Estados Unidos y Canadá”, afirmó.

Al respecto, dijo que insistirá en que América se integre como un bloque comercial y económico, tal como sucede en Europa.

“Pensamos que hay que ampliar la unión de países de América, así como la Comunidad (Económica) Europea se convirtió en la Unión Europea, así es lo que estamos nosotros proponiendo porque entonces América se convertiría en la región más importante del mundo”, manifestó.

AMLO destacó los beneficios que ha traído el T-MEC. Dijo que ha dado buenos resultados en la integración con Estados Unidos pues ahora México es el principal socio económico comercial de Estados Unidos en el mundo, tras haber arrebatado dicha posición a Canadá.

La cumbre trilateral, conocida popularmente como la de los “tres amigos” y que se organizaba normalmente de forma anual, se celebró el año pasado por primera vez desde 2016, después de cuatro años paralizada durante el mandato de Donald Trump.

Pese a las declaraciones de López Obrador, esta semana La Casa Blanca se negó a confirmar la asistencia de Biden al encuentro, aunque John Kirby, uno de los portavoces, dijo que el presidente estadounidense “está deseando” mantener ese encuentro.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su homólogo de Ecuador, Guillermo Lasso, sostuvieron un encuentro esta tarde en Palacio Nacional, reunión en la que las negociaciones de un acuerdo comercial entre ambos países fue tema central.

AMLO junto con su esposa, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, recibieron en la puerta principal del Palacio Nacional a Lasso y a María de Lourdes Alcívar Crespo.

Después, los cuatro caminaron por el patio central del inmueble para una ceremonia de bienvenida en la que una banda de música interpretó los himnos nacionales de ambos países.

Tras el respectivo protocolo, los mandatarios y comitivas se reunieron en privado, donde expresaron su satisfacción por el estado que guardan las relaciones bilaterales entre México y Ecuador.

Los líderes subrayando su compromiso para seguir profundizando el diálogo político y, particularmente, los vínculos económico-comerciales, de cooperación y culturales, con el propósito de impulsar nuevos temas y acciones de interés común para ambas naciones.

Como resultado de este encuentro, el gobierno de México informó que se acordó avanzar en el proceso de negociación para la suscripción del Acuerdo de Integración Productiva México-Ecuador, por lo que instruyeron a sus equipos negociadores a tener, en el plazo de una semana, una propuesta en los temas relacionados al plátano y camarón, que permita el cierre adecuado de la negociación.

México reiteró su apoyo para que Ecuador ingrese a la Alianza del Pacífico como miembro de pleno derecho y refrendó su compromiso para que inicie el proceso de adhesión en cuanto se cierre la negociación bilateral.

Ambos países convinieron celebrar la VII Reunión del Mecanismo de Consulta en Materia de Interés Mutuo México-Ecuador en el primer semestre de 2023 en la Ciudad de México.

López Obrador y Lasso conversaron sobre los retos de la seguridad a nivel regional y, de manera particular, en ambos países. Se comprometieron a compartir información e intercambio de experiencias en el combate al crimen organizado y en las políticas implementadas para la búsqueda de la paz en cada nación.

Acordaron impulsar la reactivación del Comité México-Ecuador de Cooperación contra el Narcotráfico y la Farmacodependencia.

Adicional, abordaron el tema migratorio desde una perspectiva integral y bajo el principio de corresponsabilidad. Se comprometieron a firmar un Acuerdo de Cooperación para la Lucha contra las Estructuras de Tráfico de Personas.

Presidencia resaltó que es la tercera visita a México del presidente de Ecuador, lo que señaló, es testimonio de la cercanía y buen entendimiento entre ambos países, al tiempo que honra los vínculos históricos entre los pueblos mexicano y ecuatoriano.