Tag

SCJN

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó estar detrás de alguna campaña de ataques contra la ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Piña, como denunció el Departamento de Estado de Estados Unidos en su informe sobre derechos humanos.

“Es falso, nosotros no hacemos eso, nosotros actuamos con escrúpulos morales, y nos importa mucho la honestidad, pero dicen en el comunicado que nosotros promovimos un mensaje en contra de la presidenta del tribunal, de la Suprema Corte, de la señora Piña”, dijo López Obrador.

Y es que en el reporte del gobierno estadounidense, se menciona que usuarios afines a López Obrador divulgaron más de 20,000 publicaciones en X (antes Twitter) “en una campaña de desprestigio en línea” contra Piña, “quien a menudo falló en contra del Gobierno”.

“Nosotros no tenemos nada que ver, una gran mentira del Departamento de Estado o de quien dio a conocer esta información, mentira”, respondió el mandatario al ser cuestionado sobre el tema.

En ese sentido, López Obrador acusó a organizaciones civiles opositoras de suministrar la información al Departamento de Estado.

Cuestionó que esas mismas organizaciones no lo hayan defendido de la campaña de #NarcoPresidente que surgió a principios de año tras un reportaje del medio ProPublica y otro del New York Times sobre investigaciones de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) de presuntos nexos con el narcotráfico.

“Esa es la doctrina de la derecha, la hipocresía. Ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, reclamó el mandatario.

El informe también denuncia que “el presidente López Obrador y otros actores del Gobierno atacaron verbalmente al Poder Judicial, en particular a la Suprema Corte, criticando en numerosas ocasiones a jueces que fallaron en contra de la Administración”.

Recordemos que apenas en febrero pasado, López Obrador acusó a Piña de dar “licencia para robar” a los jueces por instarlos a defender su autonomía, mientras que el año pasado afirmó que, apenas llegó a la presidencia de la Corte, en enero de 2023, “se desató una ola de resoluciones a favor de presuntos delincuentes”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este jueves que entre las iniciativas que presentará el próximo lunes está una para contrarrestar la reforma energética que abrió el sector a la industria privada durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El anuncio del mandatario llega luego del fallo de la Segunda Sala de la Suprema Corte que ayer declaró inconstitucional su polémica Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

“Voy a enviar en el paquete del día 5 una modificación a la Constitución para dejar la Constitución como estaba antes de la llamada reforma energética, dejarla como la dejó el presidente Adolfo López Mateos”, indicó en su conferencia matutina. Recordemos que fue el presidente López Mateos quien nacionalizó la industria eléctrica en su sexenio.

AMLO aprovechó el tema para lanzarse contra el Poder Judicial que, dijo, está “entregado completamente a estos intereses particulares”.

La Ley de la Industria Eléctrica que promulgó en 2021 buscaba favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por encima de los generadores privados.

Ayer, la Suprema Corte otorgó un amparo con efectos generales porque, entre otras disposiciones, la legislación privilegiaba el despacho de la electricidad generada en las plantas de la CFE aunque fuese más costosa y contaminante que la producida por privados.

“Ayer lo que hicieron fue que echaron abajo la Ley Eléctrica que se propuso para darle más importancia, por lo que representa, a la Comisión Federal de Electricidad y resuelven amparos a favor de empresas particulares extranjeras”, criticó López Obrador.

“Claro, se va a impugnar (el fallo), pero esto demuestra el entreguismo que existe en el Poder Judicial”, agregó.

La Segunda Sala de la Corte determinó que los siete artículos principales de la reforma violan las disposiciones sobre generación y el mercado eléctrico mayorista, establecidas en la reforma constitucional de 2013. Asimismo, invalidó el artículo que canceló las subastas de contratos de electricidad para privados.

López Obrador argumentó que entonces buscará la contrarreforma constitucional porque las iniciativas “noeliberales” pretendían destruir a la CFE y dar “más privilegios para empresas particulares, como Iberdrola”.

“Si nosotros no hubiésemos llegado por voluntad del pueblo de México, la participación de la Comisión Federal de Electricidad fuese del 10% o del 15% de toda la producción de energía eléctrica en el país, ahora con muchos esfuerzos vamos a dejar a la CFE con un 54% del mercado”, remató.

Pero, ¿que significa que se haya declarado inconstitucional la LIE? ¿En qué beneficia al sector en el país? ¿Tendrá repercusiones internacionales? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Víctor Ramírez, analista, experto en temas energéticos, sobre la decisión de la Corte de cancelar la LIE.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que la reforma a la Ley a la Industria Eléctrica (LIE), aprobada en 2021 por Morena y aliados, “vulnera los principios de libre competencia, libre concurrencia y desarrollo sustentable” establecidos en la Constitución.

Así, los cambios realizados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quedarán inoperantes.

En 2022, el alto tribunal ya se había pronunciado sobre la reforma que da ventaja a la generación gubernamental de electricidad, a través de la CFE, sobre las plantas privadas de energía. Entonces, el pleno de la Corte no logró mayoría para echarla abajo, por lo cual siguió vigente.

Sin embargo, el pronunciamiento dejó la puerta abierta a que empresas pudieran ampararse contra determinados artículos, que es lo que sucedió. Por ello, la LIE nunca se implementó dada la lluvia de amparos que los privados presentaron.

Ahora la Corte determinó que la forma de asignación de los contratos de cobertura eléctrica, las reglas en el orden del despacho de energía que se introdujeron en 2021 y el sistema de adquisición de certificados de energías limpias, los llamados CELs, son aspectos que contradicen los preceptos de la Constitución.

Además, la Corte indicó que, aunque la concesión del amparo parte de la tutela a las empresas reclamantes, este generará consecuencias en el resto de actores del mercado eléctrico. Pero, ¿qué significa esto y en que beneficia al sector en el país? ¿Tendrá repercusiones internacionales?

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Víctor Ramírez, analista, experto en temas energéticos, sobre la decisión de la Corte de cancelar la LIE.

Recordemos que tras el proceso de liberalización del sector energético que tuvo lugar en la administración de Enrique Peña Nieto, las reformas realizadas en 2021 por Morena establecieron que la electricidad debe ser comprada primero a las plantas que son propiedad del Estado, las cuales se alimentan mayormente de combustibles fósiles como carbón, petróleo y diésel.

Si aún había demanda sin atender , era cuando se podría comprar electricidad a las plantas privadas de energía renovable y gas natural. Además, permitía revocar permisos obtenidos mediante actos que constituyan un fraude a la ley, y revisar, renegociar o terminar contratos suscritos con productores independientes.

En el fallo de ayer, el máximo tribunal resolvió que el hecho de que las centrales eléctricas del Estado puedan acceder a la asignación de un contrato de cobertura eléctrica para la compraventa de energía mediante un contrato de interconexión, quedando relevadas de acudir a las subastas en las que las empresas privadas están obligadas a participar, “implica un trato diferenciado y privilegiado que elimina un ámbito de sana competencia”.

La mencionada ley también generó conflictos internacionales con Estados Unidos y Canadá por supuestamente vulnerar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el T-MEC.

La ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Piña, hizo entrega de la toga magisterial, así como de la credencial y del distintivo correspondiente a la nueva ministra Lenia Batres Guadarrama, con lo que, por primera vez, el Tribunal Pleno contará con la participación de cinco ministras.

Batres Guadarrama llegó a la Corte propuesta por el presidente López Obrador de manera directa, pues ninguno de los perfiles que propuso logró el respaldo del Poder Legislativo.

Lenia Batres Guadarrama pidió que fuera la ministra Yasmín Esquivel Mossa quien diera el discurso de bienvenida. La también cerca al Gobierno federal, destacó que la nueva ministra es “una mujer de ideales y de acción eficaz, que aportará y enriquecerá los debates y proyectos que a La Corte le corresponda analizar”.

“El día de hoy le damos la bienvenida a la señora ministra Lenia Batres Guadarrama, aquí coincidimos distintas personalidades con diferentes visiones, pluralidad de ideas, con una trayectoria profesional propia, diversa, que enriquece nuestro quehacer jurisdiccional, pero que al final todas y todos perseguimos el mismo objetivo: fortalecer el Estado de Derecho y el respeto a la Constitución”, enfatizó.

Luego de la bienvenida que le dio su compañera de Pleno, Lenia Batres Guadarrama manifestó su compromiso de perseguir y defender la equidad de género, de tomar en serio la igualdad y la universalidad de los derechos humanos.

Pese a las críticas que ha recibido desde que el presidente la confirmó como la nueva integrante de la Corte, la ministra aseveró que su nombramiento contribuye a la paridad y marca la presencia en la Corte “de personas tangibles, terrenales y con problemas comunes, al tiempo que representa la llegada de visiones distintas a las predominantes”.

“Soy producto también de esta época, de nuestra época, que exige… construir una democracia real en la que puedan desarrollarse las personas indígenas y afromexicanas, con discapacidad, de la comunidad LGBTTTIQ+, quienes viven en la pobreza, que obliga a las personas servidoras públicas a responder con respeto y lealtad a la nación y a nuestro pueblo y a no abusar del poder”, sostuvo.

Lenia Batres dedicó minutos de su discurso para referirse a los “excesos” que se viven al interior del Máximo Tribunal, asegurando que no hay una Corte subordinada a la Constitución como debería de ser, sino una Constitución subordinada a la SCJN.

“Estos que he denominado excesos, indican que no tenemos una Suprema Corte subordinada a la Constitución, sino una Constitución subordinada a la Suprema Corte, al grado de que se escucha entre litigantes decir: ’¿qué dice la Constitución al respecto?, lo que indique la Suprema Corte’”, dijo Batres Guadarrama al referirse a la Ley de Remuneraciones, algo que el presidente ha criticado reiteradamente.

El Pleno del Alto Tribunal Constitucional aprobó en votación económica que la Ministra Lenia Batres Guadarrama quedó adscrita a la Segunda Sala.

A la sesión solemne acudieron los Plenos de la Corte, del Consejo de la Judicatura Federal y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

También se dieron cita invitados especiales de la nueva ministra, entre los que figuraron su familia y en especial su hermano, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres.

También asistieron el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez; Raquel Buenrostro, secretaría de Economía; Román Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); Miguel Ángel Maciel Torres, secretario de Energía; María Estela Ríos González, consejera jurídica del Ejecutivo Federal.

Otros que la acompañaron fueron Cesar Yáñez, subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de Gobernación; Edna Vega, subsecretaria de Ordenamiento Territorial y Agrario; entre otros.

Sorprendió la presencia de la ex secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, quien salió del gabinete federal, y de las dos compañeras con las que compartió las ternas que se enviaron al Senado.

Previo a la ceremonia, la Barra Mexicana de Abogados (BMA) pidió imparcialidad a Batres Guadarrama.

“Es la ocasión propicia para dar la bienvenida a la ministra Lenia Batres Guadarrama y desearle un ejercicio exitoso como integrante del Máximo Tribunal de nuestro país, al tiempo de hacer votos para que en su desempeño como jueza constitucional honre la objetividad e imparcialidad, alejada de las preferencias políticas que durante su vida profesional ha respaldado”, expuso la BMA en un comunicado.

El colegio de abogados recordó que Batres es la primera integrante de la Suprema Corte que asume por nombramiento directo del presidente desde la reforma judicial de 1994, que creó el actual diseño de la SCJN, “ante la falta de un acuerdo entre las fuerzas políticas”.

“Con la llegada de la ministra Lenia Batres, la BMA espera que, por encima de cualquier visión ideológica o personal, prevalezca siempre el espíritu republicano, el respeto a la división de Poderes, así como el ejercicio autónomo de tan elevada responsabilidad”, apuntó la barra.

Recordemos que la BMA ha chocado en distintas ocasiones con el Gobierno de López Obrador al denunciar que ha socavado la autonomía del Poder Judicial con sus ataques a los jueces.

Con Batres, López Obrador ha nominado en su mandato un récord de cinco de los 11 integrantes de la Corte, aunque dos de ellos, Juan Luis González Alcántara y Margarita Ríos Farjat, han mostrado cierta independencia, mientras Yasmín Esquivel y Loretta Ortiz votan de forma consistente a favor de los proyectos del mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) nombró este jueves a Lenia Batres como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La designación directa llega después de que ninguna de las tres candidatas propuestas por el mandatario en la segunda terna que envió lograra mayoría calificada en la Cámara de Senadores.

Esto lo confirmó la propia Batres al compartir en su perfil de la red social X (antes Twitter) una noticia que asegura que ya se dio el nombramiento.

Así se cubrirá la vacante que dejó el ahora ministro en retiro, Arturo Zaldívar, después de su renuncia el pasado 7 de noviembre.

La mayoría oficialista buscaba el consenso para impulsar a la mexicana Bertha Alcalde. Sin embargo, en la madrugada de este jueves no alcanzó las dos terceras partes requeridas para dicho nombramiento.

De acuerdo con la Constitución, al darse este supuesto, ocupará el cargo la persona que, dentro de dicha terna, designe directamente el presidente. Esta última terna estuvo integrada por Bertha Alcalde, Batres y María Eréndira Cruzvillegas Fuentes.

La cercanía de los tres perfiles con el Gobierno federal fue la objeción principal de la oposición, que rechazó hasta en dos ocasiones cualquier consenso en favor de alguna de las personas de la terna recibida a inicios de diciembre.

Lenia Batres es la hermana de Martí Batres, jefe de Gobierno de la Ciudad de México que sustituyó a Claudia Sheinbaum cuando renunció para buscar la presidencia en el 2024.

La Presidencia de la República remitió el oficio a la Mesa Directiva del Senado, donde se confirmó la designación de Lenia Batres, al tiempo en que la ‘elegida’ por López Obrador llegó a la Cámara Alta donde se le tomaría protesta como ministra de la Corte.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pasará a la historia como el primer presidente en los últimos 100 años en nombrar de forma directa a un integrante de la Suprema Corte de Justicia, esto luego de que la madrugada de este jueves el Senado rechazara la segunda terna del titular del Ejecutivo.

López Obrador envió a inicios de mes la segunda propuesta para ocupar la vacante que dejó Arturo Zaldívar, quien renunció a la Corte para unirse al equipo de la precandidata presidencial de Morena-PT-PVEM, Claudia Sheinbaum

La terna estaba integrada por Lenia Batres, hermana del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; Bertha Alcalde, hermana de la actual secretaria de Gobernación, y María Eréndira Cruz Villegas, titular de la unidad de asuntos jurídicos de la Secretaría de Cultura. Ninguna de las tres logró los apoyos necesarios para llegar al Pleno de la Corte.

Así, por segunda ocasión en menos de un mes, Morena y aliados fracasaron en sus intentos de lograr la mayoría calificada que se requería para elegir la nueva ministra.

La oposición en bloque objetó a las tres candidatas por sus vínculos con el gobierno. El bloque opositor: PAN, PRI y PRD votaron en contra de los perfiles, votación a la que se les unió Movimiento Ciudadano.

Fueron dos rondas de votación. En la primera Bertha Alcalde, quien se creía tendría el apoyo del oficialismo se quedó con 29 votos, siendo superada por Lenia Batres que obtuvo 33. Eréndira Cruz, el nuevo perfil en esta terna sumó 12 apoyos. En contra de la terna se registraron 46 votos y uno nulo.

En la segunda ronda de votación los resultados no cambiaron de tendencia: Bertha Alcalde se quedó con 16 de los votos; Lenia Batres sumó 54 y Eréndira Cruz 2. En contra se registraron 46 votos y tres fueron nulos. Finalmente, ningún perfil alcanzó la mayoría calificada que se requería.

A finales de noviembre, López Obrador presentó una primera selección integrada por Alcalde, Batres y María Ríos González, consejera jurídica del Ejecutivo Federal, que tampoco prosperó en el Senado.

Tras el rechazo de las dos ternas, se abre el camino para que López Obrador nombre directamente a la próxima integrante del máximo tribunal, según lo que establece la legislación. Esto sentará un grave precedente, afirman diversos expertos.

Con esta designación directa que hará, López Obrador habrá nominado en su mandato un récord de cinco de los 11 integrantes de la Corte, aunque dos de ellos, Juan Luis González Alcántara y Margarita Ríos Farjat, han mostrado cierto grado de independencia. En ese sentido, el presidente ha reconocido que “se equivocó”.

Entre los ministros de la Corte, López Obrador siempre ha contado con el apoyo de Loretta Ortiz y Yasmín Esquivel, dos de las ministras que él propuso.

La segunda terna de candidatas para ocupar una vacante en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) avanzó en comisiones del Senado.

La nueva terna, que incluye a María Eréndira Cruz, Bertha Alcalde y Lenia Batres, se aprobó con 13 votos a favor, principalmente con el apoyo de la bancada oficialista: Morena-PT-PVEM, además de un voto en contra y un voto particular,

Durante la aprobación de la nueva terna, solo compareció ante los senadores y presentó su propuesta de trabajo en caso de ser electa la abogada María Eréndira Cruz, ya que las dos aspirantes restantes ya habían sido entrevistadas por la Comisión de Justicia de la Cámara alta del Congreso durante el análisis de la primera propuesta.

Esta es la segunda terna que se envía al Senado por parte de López Obrador, luego del rechazo a Alcalde, Batres y María Estela Ríos, principalmente por su cercanía con Morena y con el presidente.

De ser nuevamente rechazada, el mandatario tiene la facultad de nombrar directamente a la abogada que considere de entre esta última terna para ocupar la vacante que dejó el exministro Arturo Zaldívar, desde el pasado 7 de noviembre con su renuncia.

En la sesión de la Comisión de Justicia del Senado, la ministra en retiro y actual senadora, Olga Sánchez, precisó que la duración del encargo será por 15 años y que esta decisión será notificada a la presidenta de la SCJN, Norma Piña.

El dictamen de idoneidad avalado pasará al Pleno del Senado, donde se prevé una exposición de las candidatas sin preguntas ni debates, seguida de una votación por cédula.

Esto podría tener lugar el próximo miércoles 13 de diciembre, según adelantó la bancada de Morena.

La persona elegida deberá contar con el apoyo de dos terceras partes de los integrantes del pleno presentes en la votación y luego asumirá de inmediato el cargo de ministra tras prestar juramento en el recinto legislativo y judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Ana Lilia Rivera Rivera, adelantó que será el próximo miércoles, 13 de diciembre, cuando el Pleno desahogue el procedimiento para la designación de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con la nueva terna que envió el Presidente.

La senadora explicó que una vez que se recibió del titular del Ejecutivo Federal la nueva terna para cubrir la vacante que dejó Arturo Zaldívar, ésta fue turnada a la Comisión de Justicia de manera directa, para determinar la idoneidad y elegibilidad de una de las tres aspirantes.  

Y es que recordemos que López Obrador mantuvo en la nueva terna las propuestas de Bertha María Alcalde Luján y Lenia Batres Guadarrama, quienes ya comparecieron ante la Comisión de Justicia, quien ya  resolvió que cumplían con los requisitos de idoneidad y de elegibilidad para el cargo.  

El Ejecutivo incluyó entre las aspirantes a María Eréndira Cruz Villegas Fuentes, quien actualmente se desempeña como titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Cultura. Será ella la única aspirante que comparecerá conforme lo dispuesto en el procedimiento que la ley estipula.

Ana Lilia Rivera dijo que mañana sesionará la Mesa Directiva y ese día emitirá el procedimiento mediante el cual la Comisión de Justicia y el Pleno de la Cámara desahogarán la designación.  Dicha Comisión enviará a la Mesa Directiva el dictamen correspondiente, que se publicará por lo menos 24 horas antes de la votación y aprobación en el Pleno, lo que se estima sea el próximo 13 de diciembre. 

Recordó que una vez que el Pleno discuta, y, en su caso, apruebe el dictamen de idoneidad de la Comisión de Justicia, se convocará a las comparecientes para que, frente al Pleno, defiendan su posición; posteriormente, el Senado de la República llevará a cabo la votación.  

Se requiere mayoría calificada para designar a la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que, de no conseguir el número de votos requeridos para ello, es decir, las dos terceras partes de las y los senadores presentes en el Pleno, se agotará el procedimiento que corresponde al Senado de la República. 

Al serla segunda terna, en caso de que ninguno de los tres perfiles logre el apoyo necesario, ocupará el cargo la persona que, dentro de dicha terna, designe el Presidente de la República de manera directa.  

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que ya envió la nueva terna de candidatas para ocupar la vacante en la Suprema Corte, luego de que se rechazara la primera propuesta por considerar que las aspirantes eran demasiado cercanas a él.

“Ya envié la terna para ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, señaló el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

AMLO apuntó que en esta nueva terna aparece Eréndira Cruzvillegas Fuentes, quien actualmente es jefa de Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Cultura, quien sustituyó a María Estela Ríos, actual consejera jurídica de la Presidencia, quedó fuera de la terna.

El mandatario mantuvo a Lenia Batres Guadarrama, hermana del jefe de Gobierno de Ciudad de México, Martí Batres, y Bertha María Alcalde Luján, hermana de la secretaria de Gobernación, pese a las acusaciones de nepotismo de la oposición.

Sobre Cruzvillegas Fuentes, el nuevo perfil en la propuesta, el mandatario afirmó que “cumple con todos los requisitos”, además de que refirió que “es una excelente abogada”.

Con esta nueva terna, López Obrador expresó su esperanza de que ahora sí “se obtengan las dos terceras partes en el Senado, equivalente a la mayoría calificada, para que se tenga una nueva ministra.

Pese a ello, afirmó que “de una u otra forma ya se va a resolver”, pues recordemos que en caso de que la terna vuelva a ser rechazada, él tendría la facultad de nombrar de manera directa a quien llegará a la Corte; ya no necesitará someter el nombramiento en el Senado.

AMLO también  recordó que con esta nueva elección, la Suprema Corte contará con cinco mujeres de entre los 11 ministros que la componen, algo nuevo en el país.

“Nunca se había visto eso, y estoy seguro que quien me va a sustituir va a proveer más mujeres para la Corte y van a llegar a ser mayoría, o sea, que de 11 puede ser que hasta este mismo año ya pueden ser seis”, expresó.

Asimismo, reiteró que no gestionará votos en el Senado para que alguna de las candidatas quede en el puesto que dejó vacío Arturo Zaldívar.

Con esta propuesta, López Obrador habrá nominado en su mandato un récord de cinco de los 11 integrantes de la Corte, aunque dos de ellos, Juan Luis González Alcántara y Margarita Ríos Farjat, han mostrado su independencia. En ese sentido, el presidente ha reconocido que “se equivocó”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) propondrá este jueves la nueva terna de candidatas para ocupar la vacante en la Suprema Corte, después de que la oposición en el Senado rechazara su primera propuesta al considerar que las aspirantes eran demasiado cercanas a él.

“Hay que volver a enviar la terna, con algunos cambios, pueden ir hasta dos de los que ya se presentaron y cambia uno, o puede ir uno y cambiar dos, o pueden cambiar los tres, entonces creo que hoy mismo ya enviamos la nueva terna. Estamos pensando en eso”, expresó el mandatario en su conferencia de prensa.

Sus declaraciones se producen después de que ninguna de las postuladas lograran los votos suficientes la tarde de ayer en el Senado, por lo que la terna fue desechada.

Y es que tras la salida este mes de Arturo Zaldívar, que renunció como ministro de la Suprema Corte, López Obrador propuso a Bertha Alcalde, María Ríos González y Lenia Batres como reemplazo, pero ninguna de las tres consiguió los 76 votos que de acuerdo a la asistencia de ayer, necesitaba alguna de las aspirantes para tener mayoría calificada.

Zaldívar dejó la vacante para unirse al equipo de campaña de la candidata presidencial oficialista de cara a las elecciones de 2024.

La oposición ya había adelantado que no apoyaría a ninguna de las tres candidatas, alegando que no reunían los requisitos de independencia puesto que estaban estrechamente vinculadas al gobierno.

Desde mediados de mes se preveía que la terna propuesta por López Obrador no lograría avanzar en el Senado, pese a la mayoría con que cuentan Morena y aliados. . Cuarenta senadores opositores votaron en contra de la terna.

La votación más alta la logró Alcalde, asesora jurídica de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y hermana de la actual secretaria de Gobernación, quien obtuvo 68 votos, aún insuficientes para ser nombrada ministra de la Suprema Corte.

González, consejera jurídica del Ejecutivo Federal, y Batres, exdiputada oficialista y consejera adjunta de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, solo alcanzaron entre 2 y 5 votos en las dos rondas de votación

La presidenta del Senado, la oficialista Ana Lilia Rivera, informó que al no alcanzarse los votos necesarios para la designación de la nueva ministra, el presidente López Obrador debería enviar una nueva terna, lo cual se espera que ocurra en las próximas horas.

Sin embargo, de acuerdo con diversos especialistas, ahora se corre el riesgo de que el presidente pueda hacer una designación directa. Pues si la nueva terna que presente vuelve a ser rechazada, él podrá nombrar a la nueva ministra sin necesidad de volver a pasar por el Senado.

La salida de Zaldívar, que ocupó entre 2019 y 2022 la presidencia del máximo tribunal, se dio en medio de las tensas relaciones que mantiene López Obrador con la Suprema Corte. Ha afirmado que el Poder Judicial está dominado por la corrupción y que sirve a los sectores conservadores y no a las mayorías pobres.

La Comisión de Justicia de la Cámara de Senadores aprobó, con 12 votos a favor, cinco en contra y una abstención, el dictamen por el que se determinó que Bertha María Alcalde Luján, Lenia Batres Guadarrama y María Estela Ríos González cumplen con los requisitos constitucionales y legales para el cargo de ministra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

De esta manera, las y los senadores consideraron que las tres candidatas que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) son elegibles para cubrir la vacante que dejó Arturo Zaldívar en la SCJN.

Ayer, durante sus comparecencias, las integrantes de la terna reconocieron abiertamente su afinidad con el presidente aunque rechazaron que existan conflictos de intereses que les impidan acceder al cargo.

“Deseo formar parte del máximo tribunal de justicia de nuestro país, para poder contribuir a hacer realidad los anhelos de justicia de un pueblo que aspira y exige fortalecerla”, dijo Alcalde Luján y enfatizó que de ser elegida ministra se desempeñará con respeto a la Constitución, “con independencia de criterio y robustecerá el Estado de Derecho”.

Reconoció que tiene coincidencias en los principios y valores con el actual gobierno. Sin embargo, afirmó que “su independencia y autonomía están garantizadas”.

Por su parte, Batres apuntó que actualmente el poder que mayor amenaza representa para la independencia, imparcialidad y objetividad de los poderes judiciales, no es el gobierno, ni las y los legisladores, sino el poder del mercado, “que ha llegado a subordinar a los poderes constituidos hasta convertirlos en agencias de transmisión de sus necesidades”.

Dijo que firmó que “de aprobarse su nombramiento, su actuar se guiaría por principios democráticos y de derechos humanos” asentados en la Constitución, de origen popular y republicano, porque “las constituciones y las leyes son útiles cuando resguardan los derechos de las personas, sobre todo de aquellas que han sido excluidas del ejercicio de la dignidad”.

Mientras que Ríos dijo que se comprometió “a dejar de lado cualquier pasión o interés personal que pudiera nublar mi razón. Servir a mi país desde la Corte será para mí, como mexicana, mujer y abogada, la oportunidad de contribuir a la consolidación de un Sistema Judicial que haga efectivo, para todos los habitantes de este país, sin distinción alguna, el derecho humano a vivir dignamente y con justicia”.

Además, dijo entiende que el Poder Judicial de la Federación y los poderes Legislativos y Ejecutivo “deben mantener una relación equilibrada entre sí. Ese es el sentido de la división de poderes, establecer una serie de contrapesos para que ningún poder se imponga sobre el otro”.

Luego de las exposiciones, la senadora del PRI, Claudia Anaya, aseguró que la Carta Magna precisa que se debe consultar la Ley Orgánica, la cual establece que la Consejería Jurídica tiene rango de Secretaría de Estado, por lo que Estela Ríos González debió de haber dejado el cargo un año antes.

Sin embargo, la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Comisión de Justicia, explicó que cuando la Constitución Política restringe algún derecho o alguna posibilidad de acceder a un cargo como este, la restricción se tiene que interpretar de manera estricta, “no viendo la Ley Orgánica, ni mucho menos el Reglamento, sino solamente los casos establecidos en la norma constitucional”.

El senador Damián Zepeda del PAN, afirmó que el peligro de nombrar ministra a una de las tres ciudadanas propuestas es que avalarán las reformas inconstitucionales impulsadas por el gobierno en el poder, por lo que el Presidente de la República podrá hacer “lo que le venga en gana”.

De Movimiento Ciudadano, el senador Luis David Ortíz Salinas dijo que presentará un voto particular sobre el dictamen, y esperará que el asunto sea debatido en el Pleno del Senado para llevar a cabo las deliberaciones correspondientes.

En tanto, el senador del Grupo Plural, Germán Martínez Cázares, señaló que es fundamental observar los principios de imparcialidad, autonomía y profesionalismo de las y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, “y estamos con una sospecha latente” frente a María Estela Ríos González.

Recordemos que luego de la renuncia sorpresiva del ministro Arturo Zaldívar a comienzos de noviembre, López Obrador propuso a Bertha María Alcalde, la hermana de la actual secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde; a Lenia Batres, hermana del jefe de Gobierno de Ciudad de México, el oficialista Martí Batres, y María Estela Ríos, actual consejera jurídica de la Presidencia de México.

Con esta terna, López Obrador habrá nominado en su mandato un récord de cinco de los 11 integrantes de la Corte, aunque dos de ellos, Juan Luis González Alcántara y Margarita Ríos Farjat, han mostrado su independencia, mientras Yasmín Esquivel y Loretta Ortiz votan de forma consistente a favor de los proyectos del mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) defendió este viernes que su terna de candidatas para ocupar la vacante disponible en la Suprema Corte cumple con los requisitos legales, aunque la oposición las ha acusado de nepotismo y de ser militantes de Morena.

“Va a resolver el Senado. Hay una serie de requisitos legales, las tres propuestas reúnen los requisitos, las tres abogadas reúnen los requisitos de ley y, de acuerdo al procedimiento, van a ser los senadores, senadoras, los que van a decidir”, dijo este viernes el mandatario.

AMLO respondió así a la oposición, que ha cuestionado que haya propuesto a Bertha María Alcalde, la hermana de la actual secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, quien ocupa el principal cargo del gabinete presidencial, y a Lenia Batres, hermana del jefe de Gobierno de Ciudad de México, el oficialista Martí Batres.

También criticaron la propuesta de María Estela Ríos, actual consejera jurídica de la Presidencia.

Sin embargo, López Obrador aseguró que nunca ha “abogado” por una persona de las ternas que ha propuesto.

“No, no, cualquiera (puede resultar electa), y que lo decidan quienes corresponden. Las tres (candidatas) son de primera. Claro, nuestros adversarios piensan distinto y lo respetamos”, indicó.

Aclaró que su postura es de respeto hacia el proceso democrático y la autonomía legislativa, además de destacar la calidad y confianza de las tres candidatas propuestas. “Son muy buenas”, remarcó, pero insistió en que no favorecerá a ninguna de ellas.

Aseguró que el voto en el Senado será secreto en urnas, lo que garantiza la independencia en la elección y reiteró su compromiso con la imparcialidad y la transparencia en este proceso.

Hasta ahora, con esta propuesta, López Obrador habrá nominado en su mandato un récord de cinco de los 11 integrantes de la Corte, aunque dos de ellos, Juan Luis González Alcántara y Margarita Ríos Farjat, han mostrado su independencia, mientras Yasmín Esquivel y Loretta Ortiz votan de forma consistente a favor de los proyectos del mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió al Senado la terna de mujeres que propone para sustituir al ministro Arturo Zaldívar, de quien ayer se aprobó su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

López Obrador envió al Senado la propuesta que incluye a: Bertha Alcalde, asesora jurídica de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); María Estela Ríos González, actual Consejera Jurídica del Ejecutivo Federal; y Lenia Batres, exdiputada y consejera adjunta de la Consejería Jurídica.

Los tres perfiles guardan una clara cercanía con el mandatario y Morena, lo que rápidamente generó críticas de la oposición, quienes adelantaron que no respaldarán ninguno de los nombres para llegar a La Corte.

Morena y sus partidos aliados: PT, PVEM y PES, cuentan actualmente con 71 votos en el Senado, pero se requiere mayoría calificada (85 votos) para aprobar un nombramiento a La Corte, lo que podría obligar al oficialismo a buscar alianzas con otras fuerzas políticas.

Sin embargo, recordemos que si la terna presentada por el presidente no logra el apoyo para ninguno de los perfiles por parte de los senadores, el mandatario podrá enviar una segunda terna, que tendría que librar el mismo proceso.

Lo que llama la atención es que si la segunda terna tampoco logra los consensos necesarios, el presidente podrá nombrar de forma directa a la futura ministra a La Corte de entre las integrantes de la segunda terna.

El senador del PAN, Damián Zepeda, afirmó que las candidatas a la Suprema Corte que propuso López Obrador, “claramente no tienen las características que se requieren” en cuanto a experiencia, capacidad e independencia.

“Abiertamente militan gustosamente en un movimiento político que es Morena”, sostuvo Zepeda, y agregó que el caso de González y Batres están supeditadas directamente a López Obrador, ya que trabajan para la Consejería Jurídica de la Presidencia.

Todo esto se da en un escenario de enfrentamientos entre López Obrador y el Poder Judicial, que asegura, está dominado por la corrupción y que sirve a los sectores conservadores, y no a las mayorías pobres.

Bertha Alcalde recientemente buscó la presidencia del INE. Es hermana de la actual secretaria de Gobernación e hija de la expresidenta del Consejo Nacional de Morena. Toda su familia guarda una relación cercana con el presidente.

Lenia Batres Guadarrama, actual consejera adjunta de Legislación y Estudios Normativos de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, es hermana del actual jefe de gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, y María Estela Ríos González es una colaboradora de larga data de López Obrador.

Según el reglamento de la Consejería Jurídica, Ríos González tiene rango de Secretario de Estado por lo que estaría impedida de llegar a La Corte.

Derivado de la licencia solicitada por el gobernador de Nuevo León, Samuel García, quien busca la candidatura presidencial de Movimiento Ciudadano, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió dos controversias relacionadas con los nombramientos de quien sería el gobernador interino.

La licencia que presentó el emecista, y que fue concedida por el Congreso local, le permite separarse temporalmente del cargo a partir del 2 diciembre próximo, aunque el aún gobernador ya comenzó con actividades relacionadas a su aspiración política.

Al respecto, se presentaron dos controversias; la primera por parte del Poder Ejecutivo del Estado de Nuevo León, quien demandó la invalidez de la designación del Gobernador Interino que recayó en el presidente del Tribunal Superior de Justicia de esa entidad federativa.

La segunda, la presentó el Congreso del Estado, que demandó la invalidez de un acuerdo del Gobernador en el que designó a su Secretario General de Gobierno como encargado del despacho del Poder Ejecutivo local.

Ambas controversias fueron admitidas por la SCJN, y el ministro Javier Laynez determinó conceder la suspensión en tanto se resuelve de fondo el asunto.

  1. Queda sin efecto la designación del Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado como Gobernador interino y la toma de protesta respectiva.
  2. Queda sin efecto el acuerdo emitido por el Gobernador respecto a la designación del encargado del despacho durante su licencia.

El ministro indicó que la decisión tiene el objeto de no poner en riesgo el principio de separación de poderes previsto en los artículos 49 y 116 de la Constitución Federal.

Por otro lado, se negó otorgar una suspensión en el sentido de que el Congreso se abstuviera de llevar a cabo cualquier designación; es decir, que quedan a salvo las facultades del Poder Legislativo local para designar al Gobernador interino de dicha entidad.

Así, la determinación implica que el Congreso estatal será quien designe al nuevo mandatario interino.

De manera sorpresiva, Arturo Zaldívar dio a conocer la tarde de ayer su renuncia como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al señalar que sus aportaciones en el Máximo Tribunal del país se han vuelto marginales.

Tan pronto dio a conocer su decisión, la Corte emitió un comunicado en el que señaló que se encuentran a la espera de lo que resuelva el Ejecutivo y el Senado de la República, aunque recordó que conforme a lo dispuesto en la Constitución, las renuncias de los Ministros solamente procederán por causas graves.

En ese sentido, en su carta, Zaldívar adelantó que a partir de ahora se sumará a la consolidación de la “transformación” de México, como López Obrador se refiere al movimiento político que encabeza.

Dos horas después de hacer pública su renuncia, la virtual candidata de Morena a la Presidencia, Claudia Sheinbaum, compartió en redes sociales una foto con el ministro, con quien dijo, acordó trabajar juntos para avanzar en la transformación del país.

Al respecto, esta mañana, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, el ministro aseguró que pese a los señalamientos que se han hecho en torno a su decisión, su renuncia sí se ajusta a lo que establece la Constitución.

“Hay quienes han salido de manera espontanea a decir que no es causa grave, es causa grave, la causa grave no es una causa trágica, de enfermedad o discapacidad, es una causa importante y trascendente, primeramente a juicio del ministro que presenta su renuncia. En los antecedentes no hay un contenido único que puede tener diversos contenidos específicos dependiendo las consecuencias”, explicó Zaldívar.

Respecto a las acusaciones que rápidamente se hicieron sobre su posible participación en la campaña de Claudia Sheinbaum, o en llegado el momento en su eventual Gobierno, el ministro aseguró su renuncia no se debió a la búsqueda de un cargo público.

“Voy a sumarme a u proyecto político social en el que creo. Me sumo con una mujer a la que admiro, sensible, que no tengo duda que va a ser una gran presidenta”.

Cuestionado sobre su intención de buscar llegar a la Fiscalía General de la República (FGR), rechazó que sea algo que tenga contemplado, asegurando que “yo ya fui ministro presidente de la Corte, el más alto cargo de un litigante”.

Recordemos que los artículos 101 y 95 fracción VI de la Constitución establecen que un ex ministro está impedido de ser Fiscal General, Secretario de Estado, Gobernador, Senador o Diputado antes de dos años de concluir su función en la Corte; sin embargo, al haber presentado su renuncia, dicho tiempo de espera podría comenzar a correr en el momento en que se acepte su renuncia, por lo que estaría en posibilidad de ocupar un cargo en el próximo sexenio.

La renuncia de Zaldívar fue aceptada por el presidente López Obrador tal como se preveía dada la cercanía que guarda con el ministro; y es que además eso le permitiría al Ejecutivo la oportunidad de nombrar a un nuevo ministro afín en la Corte.

La renuncia será ahora turnada al Senado, que deberá aprobar su dimisión.  Será en ese momento cuando el presidente proponga a su reemplazo, con lo que 5 de los 11 ministros de la Corte habrán sido nombrados por él, un número crucial al considerar que se requieren ocho votos para declarar inconstitucional una ley y crear jurisprudencia.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Pedro Salazar, investigador del instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, sobre la renuncia de Zaldívar, el proceso que deberá seguir y las implicaciones que tiene.

Tras 14 años en el cargo, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, presentó de manera sorpresiva este martes su renuncia, mediante una carta enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“El día de hoy he presentado al presidente Andrés Manuel López Obrador mi renuncia al cargo de Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que, en el caso de que la acepte, sea turnada al Senado de la República para su aprobación”, informó Zaldívar a través de X (antes Twitter).

Zaldívar, quien en los últimos años ha sido señalado por su cercanía con López Obrador, es el segundo ministro en presentar su renuncia a la Corte, después de la dimisión de Eduardo Medina-Mora en octubre de 2019, en medio de presuntas presiones por parte del Gobierno de la autollamada Cuarta Transformación.

Zaldívar señaló en su carta que su “ciclo en la Corte ha terminado”, no sin antes señalar que durante el tiempo que estuvo en el puesto impulsó “los criterios más vanguardistas que constituyeron el nuevo paradigma constitucional en la defensa de los derechos humanos de todas las personas”.

Pese a ello, argumentó que sus aportaciones en el Máximo Tribunal Constitucional “se han vuelto marginales”.

Arturo Zaldívar adelantó que a partir de ahora se sumará a la consolidación de la “transformación” de México, como López Obrador se refiere al movimiento político que encabeza.  “El México con el que soñamos es posible. Sigamos avanzando en su construcción”, concluyó.

El mandato de ministro estuvo marcado por la defensa de los derechos sociales, entre los que destacaron el fallo que declaró inconstitucional la prohibición del aborto o la despenalización del consumo recreativo de marihuana. En su último informe antes de dejar la presidencia de la Corte, aseguró que en 4 años logró desarticular las redes de corrupción y tráfico de influencias que imperaban en la judicatura.

También destacó la reforma constitucional y legal de la Justicia en 2021, que permitió el aumento del número de mujeres en la carrera judicial, lo que identificó como su mayor logro.

Tan pronto se conoció su decisión, la Corte emitió un comunicado en el que señaló que se encuentran a la
espera de lo que resuelva el Ejecutivo y el Senado de la República, pues recordó que conforme a lo dispuesto en la Constitución, las renuncias de los Ministros solamente procederán por causas graves.

Indicó que si López Obrador la acepta, algo que se prevé ocurra, se enviará al Senado, quien también deberá aprobar la renuncia.

En caso de que avance su renuncia, López Obrador deberá proponer a su reemplazo, con lo que 5 de los 11 ministros de la Corte habrán sido nombrados por él, un número crucial porque se requieren ocho para declarar inconstitucional una ley y crear jurisprudencia.