Tag

transición

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunió esta tarde con la virtual ganadora de las elecciones presidenciales, Claudia Sheinbaum, con quien comenzó a “preparar la transición” de Gobierno que tendrá lugar el próximo 1 de octubre.

“Es importante planear cómo vamos a trabajar, qué vamos a hacer, con cuántos recursos contamos, cuáles van a ser las prioridades porque hay muchas demandas” pero “hay que priorizar”, dijo el mandatario por la mañana en su conferencia.

La reunión entre el mandatario y su sucesora comenzó poco después de las 14:30 horas, la cual incluyó una comida.

El encuentro se da a pesar de que en un primer momento, López Obrador indicara que se reuniría con la morenista luego de que le fuera entregada su constancia de mayoría, algo que aún no ha ocurrido.

El presidente también aprovechó para adelantar que invitaría a su sucesora a recorrer juntos algunas regiones del país, “si su agenda lo permite porque tiene ella mucho trabajo”.

“A ver si podemos salir de la capital, dependiendo de sus compromisos, de su agenda, seguramente nos vamos a volver a encontrar. Estamos viendo eso, estamos analizándolo, eso sí, hoy les podemos decir a dónde vamos a estar juntos y también seguramente de cómo inicia la transición”, comentó.

Aunque falta que el Tribunal Electoral analice y resuelva las impugnaciones que a partir de esta semana se presenten, y califique los resultados oficiales, todo indica que Morena y aliados tengan mayoría calificada en la Cámara de Diputados y se queden a sólo dos escaños de tenerla en el Senado.

Estas mayorías le permitirían al oficialismo hacer los cambios constitucionales que consideren necesarios para consolidar su proyecto. El tema que mantiene más nervioso a los mercados es el paquete de reformas constitucionales que López Obrador presentó al Congreso en febrero pasado, y que se empezarán a debatir cuando se instale la nueva legislatura en septiembre.

Entre los cambios constitucionales propuestos por López Obrador está la reforma al Poder Judicial, la que más preocupa, pues busca que los jueces y magistrados sean electos por voto popular.

En ese sentido, López Obrador rechazó esta mañana dar instrucciones a su sucesora para que acelere el paquete de reformas constitucionales que impulsa su Gobierno porque la “respeta” y le tiene “mucha confianza”.

“¿Qué voy yo a pedirle, continúa con la transformación? Pues ella es parte protagonista, actora, de este proceso de transformación, como millones de mexicanos”, señaló el mandatario.

Además, consideró “una falta de respeto” decir que “Claudia es una copia del presidente”, como se le ha criticado, y la describió como “una mujer inteligente, honesta, con mucha capacidad de gobierno”, con “mucho criterio y mucha autoridad”, sobre todo “moral y política”.

“¿Cómo se va a parecer a mí, cómo voy a estar yo detrás, si yo tengo principios e ideales, igual que ella, igual que Claudia?”, defendió el presidente.

López Obrador aseguró que únicamente le va a “entregar la banda” presidencial a Sheinbaum el 1 de octubre próximo, y después se jubilará, como ha dicho en repetidas ocasiones, y se dedicará a escribir un libro que le llevaría unos tres o cuatro años.

AMLO ya había indicado que sería Sheinbaum quien diera a conocer los detalles del encuentro; la virtual futura presidenta ofrecerá un mensaje esta tarde desde Palacio Nacional.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversó telefónicamente este martes con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sobre la nueva orden ejecutiva que limita desde hoy las solicitudes de asilo en la frontera común, una de las medidas migratorias más duras del mandatario estadounidense.

La orden de Biden, anunciada tras la victoria de Claudia Sheinbaum en las elecciones de México, permitirá limitar las solicitudes de asilo y llevar a cabo deportaciones expeditas cuando se supere un número determinado de detenciones de personas que cruzaron de forma irregular la frontera.

La Casa Blanca informó en un comunicado que ambos mandatarios se comprometieron en la llamada a “mantener su fuerte cooperación” hasta que finalice el mandato de López Obrador el 1 de octubre, fecha en la que Sheinbaum asumirá el poder, y a “garantizar una relación bilateral estable y productiva” durante la transición de poderes.

Asimismo, Biden agradeció a López Obrador “la asociación sólida y constructiva” que ha habido durante su mandato para mejorar la cooperación económica, la gestión de la migración en la frontera y la promoción de la seguridad y la prosperidad.

El mandatario estadounidense explicó a AMLO que autorizó tres proyectos para expandir puentes internacionales en la frontera de Texas, que “beneficiarán a las comunidades locales y fortalecerán la relación económica entre Estados Unidos y México”.

Previamente, durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador ya había adelantado que tenía previsto hablar por teléfono con Biden.

“Tenemos pendiente una llamada telefónica con el presidente Biden, probablemente hoy, sobre esto, sobre el tema migratorio. Hemos venido avanzando bien”, explicó.

Biden anunció la medida a cinco meses de que se realicen las elecciones presidenciales en Estados Unidos, donde la migración es la prioridad de los votantes. En la contienda, el demócrata competirá de nueva cuenta contra Donald Trump, quien presiona al Gobierno con su retórica antinmigración.

El presidente estadounidense aprovechó la llamada telefónica para felicitar a AMLO, y al pueblo de México, por las elecciones del domingo, las cuales describió como “libres y justas”.

“El presidente Biden llamó a López Obrador para felicitarlo, y al pueblo de México, por su proceso electoral libre y justo que resultó en la histórica elección de la presidenta electa, Claudia Sheinbaum”, indicó la Casa Blanca.

La candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, aseguró que de ganar las elecciones del próximo 2 de junio, “su primera tarea” será buscar al actual secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, para ofrecerle continuar en el Gobierno por un periodo de transición.

En su participación durante la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2024 del grupo financiero BBVA, la aspirante presidencial recordó que durante las campañas electorales tiene prohibido acercarse a funcionarios públicos del Gobierno, por ello que lo tenga anotado como uno de sus pendientes.

“Es mi primera tarea el 2 de junio: hablarle al doctor Ramírez de la O y espero que nos acepte quedarse un tiempo en la secretaría de Hacienda”, afirmó Sheinbaum Pardo.

La morenista reconoció que los nombramientos de los miembros de su gabinete no serán la única tarea que tenga al tomar las riendas como futura mandataria; recordó que al inicio de su gestión tendrán lugar propuestas para un integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) y de un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En este sentido, mencionó que será “muy responsable” al nombrar al mejor perfil para ocupar la silla que dejará vacante Irene Espinosa en la Junta de Gobierno de Banxico.

Dejó abierta la puerta de que para sustituir a Espinosa en el banco central tomará en consideración el nombre de una mujer, aunque no reveló ninguna posible candidata.

“Sería muy bueno que fuera mujer para seguir con más mujeres en los espacios públicos”, sostuvo.

Sobre política monetaria, subrayó que en caso de llegar a la Presidencia su compromiso será “respetar la autonomía del Banco de México”.

En el caso de la vacante en la Corte, la aspirante presidencial, quien lidera las encuestas previas, tampoco reveló ningún posible nombre.

Al ser cuestionada de forma directa sobre los comicios, Sheinbaum aseguró que “ya se coció el arroz (de su triunfo)”, aunque dijo que solo “falta el trámite del 2 junio”. Resaltó que cuenta con “un reconocimiento muy grande en todo el país”.

Y es que las encuestas sitúan a Sheinbaum con una amplia ventaja sobre su principal rival, la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez; y en un tercer y distante lugar se encuentra el también opositor Jorge Álvarez Máynez de Movimiento Ciudadano (MC).

Ariel Henry formalizó su renuncia este jueves como primer ministro de Haití, dejando el camino libre para que se forme un nuevo Gobierno en el país que se ha visto azotado por la violencia de las pandillas, que ha matado o herido a más de 2,500 personas entre enero y marzo.

Henry presentó su renuncia en una carta firmada en Los Ángeles, fechada el 24 de abril, y publicada este jueves por su oficina, el mismo día en que un consejo encargado de elegir un nuevo primer ministro y gabinete para Haití debía tomar juramento.

El consejo se instalaría más de un mes después de que los líderes caribeños anunciaran su creación luego de una reunión de emergencia para abordar la creciente crisis de Haití. Henry había prometido dimitir una vez que se instalara el consejo y se seleccionara un nuevo primer ministro.

Ahora, se espera que el consejo, compuesto por nueve miembros, siete de los cuales tienen derecho a votar, contribuya a establecer el programa para un nuevo gabinete.

También nombrará a una comisión electoral provisional, un requisito previo a la realización de elecciones, y establecerá un consejo nacional de seguridad.

El mandato no renovable del consejo expira el 7 de febrero de 2026, fecha en la que está previsto que tome juramento un nuevo presidente.

Y es que recordemos que las pandillas lanzaron ataques coordinados a partir del 29 de febrero en Puerto Príncipe, la capital del país, y áreas circundantes, quemaron estaciones de policía y hospitales, abrieron fuego contra el principal aeropuerto internacional, que permanece cerrado desde marzo, y tomaron por asalto las dos mayores prisiones de Haití, liberando a más de 4,000 presos.

Las pandillas también han obstaculizado el paso al puerto más grande del país.

La arremetida comenzó cuando Henri se encontraba en Kenia, en una visita oficial para pedir el despliegue de una fuerza policial de ese país del este de África respaldada por la ONU. Actualmente, Henri tiene prohibido volver a Haití.

“Actualmente, Puerto Príncipe está casi completamente aislada debido a los bloqueos por aire, mar y tierra”, señaló Catherine Russell, directora de la UNICEF, a principios de esta semana.

La comunidad internacional ha instado al consejo a dar prioridad a la inseguridad generalizada en Haití.

Aun antes del inicio de los ataques, las pandillas ya controlaban 80% de Puerto Príncipe. La cantidad de personas asesinadas a principios de 2024 aumentó más de 50% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según un informe reciente de la ONU.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) conmemoró el aniversario de la ‘Expropiación Petrolera’ señalando el petróleo como motor del “progreso para lo pueblos”, y advirtiendo contra los riesgos de una transición energética demasiado apresurada.

“En México y en el mundo el petróleo siempre ha despertado la codicia, ha generado la opresión, la violencia y el sometimiento, pero también ha significado progreso, justicia, patriotismo y bienestar para los pueblos”, destacó en su discurso en un evento en la Torre Pemex.

Hace 86 años, el entonces presidente Lázaro Cárdenas expropió el petróleo a empresas privadas extranjeras que lo explotaban y lo convirtió en propiedad de México.

En ese sentido, López Obrador consideró a Cárdenas como uno de sus grandes referentes al subrayar que el petróleo de México “siempre ha sido una tentación para propios y, sobre todo, extraños”.

El presidente dijo que en los últimos tiempos ha surgido “una corriente de opinión en contra del petróleo y de otras energías fósiles”. Esto, dijo, llevó a plantear que se elimine su utilización y a poner en práctica la producción de energías limpias y renovables, acerca de las cuáles lanzó una advertencia.

“Debemos calcular bien los tiempos de esa transición energética para no volver a caer en México en la dependencia del extranjero, por dejar anticipadamente de invertir en la extracción de petróleo y en la producción de gasolinas y combustibles”, sentenció.

Recordemos que hace dos semanas, la aspirante presidencial del PAN-PRI-PRD, Xóchitl Gálvez, prometió cerrar las refinerías de Cadereyta y de Ciudad Madero, por contaminantes. Pero López Obrador insistió en que “mientras no tengamos la total certeza de que podemos sustituir el petróleo sin dificultad y en poco tiempo, sigamos con la estrategia que hemos adoptado”.

“¡Qué viva Pemex! ¡Qué viva el general Lázaro Cárdenas del Río! ¡Qué viva la Expropiación Petrolera!”, terminó el presidente.

En tanto, la candidata a la presidencia de Moren-PT-PVEM, Claudia Sheinbaum, dijo ayer que su eventual Gobierno mantendría “fuertes y sanas” a las empresas estatales del sector energético: Pemex y CFE.

La candidata del oficialismo presentó los puntos de su plan “República soberana y con energías sustentables” y enfatizó que en su administración las energías renovables serían “un sello”.

“Soberanía: que México avance en garantizar el suministro de energías con recursos propios (…) autarquía energética, depender poco de las importaciones y mantener fuertes y sanas a las empresas del estado”, puntualizó.

La exjefa de Gobierno de la Ciudad de México dijo que Pemex y la CFE deben tener “una participación clara en las finanzas públicas y que su deuda sea razonable”. “Seguirán fortaleciéndose como empresas públicas estratégicas, en beneficio de los consumidores”.

Sheinbaum explicó que su administración contemplaría no aumentar los precios de la gasolina, diésel ni tarifas eléctricas. Dijo que un crecimiento de la demanda debe ser absorbido por fuentes renovables de energías y eficiencia.

También precisó que se seguirá apoyando a la red de refinerías de Pemex para reducir las importaciones de gasolinas y diésel y que la compañía contará con un plan de largo plazo para avanzar en procesos de cogeneración y nuevas fuentes de energía.

La candidata presentó su plan “República soberana y con energías sustentables” en el Monumento a la Revolución, donde previamente montó una guardia de honor en honor a Lázaro Cárdenas, acompañado de su hijo, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, y otros familiares.

Llamó la atención que Cárdenas Solórzano respaldó a la abanderada presidencial de Morena, quien apoyó la política e instrumentación de Sheinbaum. “Me parece muy importante lo que ella ha dicho sobre la política en materia energética, mucho apoyo y fuerte impulso a la petroquímica”.

El ingeniero coincidió en que se requiere un organismo autónomo que impulse el crecimiento del país, además de que reiteró que urge darle autonomía a Pemex en cuestión de gestión con el fin de sanear las finanzas de la empresa.

El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, pidió este miércoles retirar la inmunidad a la fiscal general y a un juez, tras su decisión de allanar un centro electoral y abrir cajas con las papeletas de votación de las elecciones de junio.

A raíz del allanamiento, Arévalo anunció también que suspendía el proceso de transición hacia su investidura, prevista en enero de 2024 para reemplazar al presidente Alejandro Giammattei.

Indicó que suspendía temporalmente su participación en el proceso de transición, “en tanto se restablecen las condiciones políticas necesarias“.

Las solicitudes para levantar los fueros a la fiscal general Consuelo Porras y al juez Fredy Orellana fueron presentadas ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la capital guatemalteca.

La denuncia pide retirar la inmunidad a la fiscal general y al juez para que sean investigados por seis presuntos delitos, entre ellos violación de la Constitución, incumplimiento de deberes, abuso de autoridad con propósito electoral y prevaricato.

Arévalo presentó además una denuncia penal contra los fiscales Rafael Curruchiche y Cinthia Monterroso, de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), la unidad que emprendió una cruzada contra los resultados de las elecciones generales.

Exige la renuncia de los cuatro funcionarios, a los que acusa de orquestar un plan de golpe de Estado para bloquear su llegada al poder.

Curruchiche sostiene que el allanamiento es legal pues solo buscan verificar la denuncia de un ciudadano, y rechazó que cause desestabilización en el país.

Recordemos que Arévalo resultó ganador en la segunda vuelta el pasado 20 de agosto, tras dar la sorpresa en la primera vuelta pues no figuraba como favorito entre la veintena de candidatos que participaron en la contienda.

El Tribunal Electoral presentó ayer una acción de amparo ante la máxima instancia judicial del país, la Corte de Constitucionalidad para dejar sin efecto los allanamientos de la fiscalía. El amparo rechaza “las acciones realizadas por el Ministerio Público y el juez Orellana, especialmente haber vulnerado el sufragio de los guatemaltecos”.

El allanamiento generó una oleada de críticas y rechazo por parte de actores nacionales e internacionales como Estados Unidos, la Unión Europea, la OEA, el Consejo Nacional Empresarial, organizaciones indígenas, de derechos humanos y otros.

Alfredo Del Mazo destacó que el trabajo de las autoridades electorales y la participación de la ciudadanía, permitió que el proceso electoral para renovar la gubernatura del Estado de México, donde ganó Morena con Delfina Gómez, fuera una elección transparente, confiable y con civilidad.

“Mi reconocimiento a todas y todos los mexiquenses que participaron en esta elección democrática, a todas, a todos los que salieron a votar, su participación se traduce en el fortalecimiento de los principios y valores democráticos, un proceso en paz y en libertad, un proceso que genera certidumbre, confianza, legitimidad y gobernabilidad”, enfatizó.

Alfredo Del Mazo reconoció al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) por la transparencia y certeza que brinda al resultado electoral, asimismo, destacó el trabajo de las autoridades electorales por la organización del proceso, y a los ciudadanos que fungieron como funcionarios de casillas.

El gobernador felicitó a Delfina Gómez por los resultados alcanzados, y le deseó éxito en su gobierno, pues dijo, eso permitirá que le vaya bien al Estado de México y a los mexiquenses.

Asimismo, declaró que se iniciarán los trabajos de transición con responsabilidad, una vez que las autoridades den por concluido el proceso electoral.

“Esta es ya una elección histórica, que tiene como resultado a la mujer que será la primera gobernadora del Estado de México. En un ejercicio de responsabilidad, iniciaremos los trabajos de transición, una vez que haya concluido la autoridad electoral y declare el final del proceso electoral”.

El gobernador reconoció también a Alejandra Del Moral Vela, candidata por la Coalición “Va por el Estado de México”, por su desempeño, entrega y por realizar una campaña de propuestas y unidad, pensando siempre en el bienestar de la entidad.

Y es que recordemos que los dirigentes  nacionales del PRI, PAN y PRD, le han reclamado a Del Mazo, de no haber apoyado a la candidata de Va por México, y de haber preferido entregar la entidad a Morena.

Jesús Zambrano, dirigente del PRD, aseguró que en la derrota de la oposición, influyó la actitud “omisa”, en el sentido político del término, del gobernador.

Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, aseguró que Alfredo del Mazo “le dio la espalda a la militancia priista y eso está a los ojos de todos. No pueden construir otra narrativa. Jamás pedimos que se violentara la ley, pero hay que tener dignidad y carácter. Si necesitaba carácter, yo le hubiera prestado un poco, pero lo importante es defender a la militancia”.

Recordó que los priistas en el Estado de México dieron, en su momento, “la vida por Alfredo del Mazo, caminamos las calles en 2017”, para que ganara la elección estatal. “¿Qué era lo que necesitaba la militancia? Era reciprocidad, respaldo sin violar la ley. Miguel Riquelme lo hizo en Coahuila con firmeza y respetando la ley”, añadió Alito.

Diferentes voces en la oposición se han lanzado contra el gobernador, acusándolo de haber negociado una embajada en el extranjero con el gobierno federal.

Al respecto, el presidente López Obrador habló esta mañana sobre estos reclamos, “totalmente infundados”, que se le hacen al gobernador.

“Lo que insinuan es que debió meterse en la elección y no él, sino como era antes, utilizar todo el aparato del gobierno para favorecer al candidato” del partido al que pertenece, cuestionó el mandatario.

Dijo que lo que le están reclamando al gobernador del Estado de México, es que no actuó de manera ilegal. Lamentó que se le diga que tiene la culpa de la derrota del bloque opositor por no comprar votos o utilizar recursos del gobierno estatal para hacer algún tipo de fraude.

López Obrador dijo que todos los reclamos que se le hacen a Alfredo del Mazo, se traduce en una falta de respeto al pueblo del Estado de México. Añadió que también los conservadores le están echando la culpa a la gente, lo que habla del clasismo de ese bloque.

En tono irónico dijo que la culpa la tiene la gente por haber votado por un cambio.

Pero, ¿es en realidad una derrota abrumadora para la oposición los resultados de la elección en el Estado de México? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Roy Campos, analista y director de Consulta Mitofsky, sobre si hay tiro para 2024.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, omitió referirse a los resultados de las elecciones presidenciales del pasado domingo, donde perdió ante el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, aunque dijo que “cumplirá” con la Constitución.

En sus primeras declaraciones desde la jornada electoral, Bolsonaro omitió referirse a los resultados, aunque dijo que continuará siguiendo las reglas de la Constitución.

“Siempre me han etiquetado como antidemocrático y, a diferencia de mis detractores, siempre he jugado dentro de las cuatro líneas de la Constitución”, dijo Bolsonaro acompañado de más de una docena de ministros y aliados, desde la residencia oficial en Brasilia.

El mandatario ultraderechista “autorizó” el inicio del proceso de transición con el equipo de Lula, según añadió por el jefe de gabinete, Ciro Nogueira, pues Bolsonaro prefirió no abordar el tema a profundidad.

El presidente aprovechó su mensaje para hablar de los bloqueos de camioneros que se viven en varias carreteras del país.

“Los movimientos populares son fruto de indignación y sentimiento de injusticia por cómo se dio el proceso electoral”, e indicó que “las manifestaciones pacíficas siempre serán bienvenidas”, pero reforzó que sus métodos “no pueden ser los de la izquierda, que siempre perjudicaron a la población, como la invasión de propiedades, la destrucción de patrimonio” y no permitir “el derecho de ir y venir”.

Recordemos que Bolsonaro, que aspiraba a la reelección, perdió con un 49.1% de los votos, frente al 50.9% que obtuvo Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Luego del informe que presentó la mañana de ayer el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Pablo Gómez, en el que confirmó la entrega a la Fiscalía General de la República de una carpeta por posibles operaciones con recursos de procedencia ilícita del expresidente Enrique Peña Nieto (EPN), Santiago Nieto levantó la mano y recordó que la transformación de la UIF fue un logro suyo.

A través de sus redes sociales, compartió un mensaje en el que señaló que coincidía con lo expuesto por su sucesor, quien destacó que la antes de la llegada de la 4T, la UIF respondía a intereses de un modelo neoliberal.

“La Unidad de Inteligencia Financiera no estaba en la lucha contra la corrupción, era parte”, dijo Gómez en la mañanera de ayer.

Sin embargo, Nieto recordó que fue a él a quien le tocó romper las malas prácticas en la UIF, poniéndola al servicio de la transparencia y honestidad. Destacó que denuncié extorsiones, descongelamientos y opacidad en beneficio del pueblo.

Como muestra del trabajo que hizo al frente de la Unidad, dijo que los modelos de riesgo implementados en la UIF desde 2019 han permitido detectar operaciones irregulares y con presunción de delito.

Sin embargo, sorprendió al señalar que la información relacionada con el expresidente Enrique Peña Nieto, que hoy en día es parte de la denuncia que Pablo Gómez presentó a la FGR, ya había sido reportada previamente a diversas autoridades competentes; dando a entender que no se había procedido pese a tener la información.

En las últimas semanas, Nieto ha estado muy activo. Luego de dejar la UIF, y dedicar tiempo a su vida privada por su recién matrimonio, regresó a la vida pública al anunciar que se sumaría a los equipos de transición de los gobernadores electos de Tamaulipas e Hidalgo.

Julio Menchaca, gobernador electo en Hidalgo, presentó a Nieto Castillo, como asesor externo de su equipo de transición. Al momento de la presentación, Santiago Nieto aseguró estará atento a que no se permita ni acepte ningún “acto arbitrario bajo ninguna circunstancia” en la transición de administraciones.

A finales del mes pasado, el gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal, también anunció a Santiago Nieto como parte de su equipo de transición, en calidad de asesor.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró este viernes el anuncio que la tarde de ayer hiciera su homólogo estadounidense, Donald Trump, donde condenó los disturbios que se registraron en el Capitolio por parte de sus seguidores, y en donde prometiera que habría una transición de poder “ordenada”.

En medio de crecientes pedidos para destituirlo, Trump finalmente denunció la violencia que un día antes se vivió en Washington, que dejó cinco muertos, incluido un policía.

El mandatario pidió en un mensaje en video la reconciliación y prometió una transición ordenada. A diferencia de ayer, donde dijo que prefería no opinar, esta mañana López Obrador sí abundó en el tema.

“Aprovecho para celebrar que ayer hubo un comunicado del presidente Trump garantizando que va a llevarse a cabo una transición ordenada, pacífica (…) Creo que es una buena noticia”, dijo el mandatario.

Ayer, López Obrador se limitó a decir que deseaba que prevaleciera la democracia y la paz en el país vecino.

Cuando fue cuestionado sobre si asistiría a la toma de posesión de Joe Biden, AMLO aseguró no haber recibido invitación para asistir a la toma de posesión de Biden. “Esperamos que les vaya muy bien (a los estadounidenses), sobre todo que le vaya muy bien a su pueblo”, añadió, para explicar que no suele viajar mucho al exterior desde que asumió el poder en 2018, aunque recordó el viaje que hizo a Washington en julio pasado

Recordemos que López Obrador ha dicho en reiteradas ocasiones tener “muy buena relación” con Trump, y esperó hasta mediados de diciembre, más de un mes, para reconocer a Biden como presidente electo.

Adicional, AMLO continuó con su condena a que Facebook y Twitter “censuraran” a Trump. “Esto que hicieron estos días en Estados Unidos es una mala señal, es un mal presagio, de que deciden empresas particulares silenciar, censurar, eso va en contra de la libertad, entonces no se vaya a estar creando un gobierno mundial con el poder del control de las redes sociales”, dijo.

El mandatario tachó de “arrogancia” y “prepotencia” a la carta de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en la que detalla por qué removió los contenidos de Trump. Asimismo, reafirmó su opinión de que las actitudes de las empresas tecnológicas se comparan a la Santa Inquisición.

“Un tribunal de censura, como la Santa Inquisición, pero para el manejo de la opinión pública, es gravísimo, claro que hay que estar pensando en opciones, en alternativas, porque sí creo que fue un antes y un después”, remató.

Arturo Sarukhán

El Universal

“Justo cuando me quería salir, me vuelven a meter”. Así, como Michael Corleone en El Padrino III, me siento esta semana. Mi intención era compartir hoy con ustedes algunas reflexiones sobre el retorno del General Cienfuegos a México (lo haré en mi próxima columna), pero el vandalismo de Donald Trump me obliga a retomar las secuelas que las acciones pueriles y peligrosas de quien será pronto un ex mandatario tienen para la democracia y la política estadounidenses.

El hecho de que al final del día Joe Biden asumirá la presidencia el 20 de enero y que las prácticas e instancias democráticas, las cortes y los medios han ido cortando de tajo el nudo gordiano que Trump le colocó al proceso de calificación poselectoral y a la transición no significa que el presidente y sus facilitadores en el Partido Republicano -y los medios y plataformas digitales de la extrema derecha- no le estén haciendo un daño profundo a Estados Unidos. El mandatario está instalado en un arco de bipolaridad que ha ido de la patraña de que dizque ganó la elección y le robaron el triunfo, al cabreo y pataleta por su derrota y una fijación por obstaculizar la transición, todo ello seguramente acicateado además por el cálculo de cómo reinventarse -y sobre todo cómo blindarse de las deudas que lo acechan y las investigaciones de las que será objeto al dejar la Oficina Oval- a partir de enero. Y en el proceso, se está llevando entre las patas a su país, colocando a EE.UU –y al mundo- en un potencial punto de quiebre, un momento de inflexión en el que o bien se rescata el peso e influencia del mundo democrático liberal o atestiguamos su declive precipitoso.

Trump lleva cinco años -si incluimos su campaña- no solo troleando a quienes lo critican o le desagradan; ha troleado a la democracia así como a las sociedades plurales, tolerantes, abiertas. Pero ahora ya está troleando a la Constitución de los Estados Unidos de América. Después de más de tres semanas, en el transcurso de los últimos días ya se empezó finalmente a reconocer y a hablar abiertamente en Washington de lo que en cualquier otro país y en cualquier otra latitud ya habría sido calificado por la comentocracia y los medios estadounidenses como un golpe de Estado en potencia. Como bien apunta la científica política Anne Applebaum, podrá bien ser un golpe ineficaz, un golpe de ópera bufa, un golpe ridículo y absurdo, pero no deja de ser un intento de golpe. Y si los medios y los políticos no están dispuestos a usar ese término para caracterizar las acciones de Trump y el Partido Republicano, entonces ya no creen en la democracia ni están preparados para defenderla.

En las semanas posteriores a los comicios, Trump y su equipo no han podido impugnar los resultados finales en las cortes. Sin embargo, en la corte de la opinión pública, han logrado un progreso sorprendente, un progreso que podría amenazar la capacidad del presidente electo Biden para gobernar e incluso a la propia democracia estadounidense. Al principio, Trump estaba convencido de que podía revertir el resultado de las elecciones a través de la judicialización del proceso electoral con una serie de amparos. Y no es ninguna sorpresa. Esa ruta estaba cantada desde hace meses y el presidente disfruta, vive, se alimenta de -y a su vez alimenta- el caos y el pleito. A lo largo de su vida, ha sido parte de no menos de 4,000 litigios. En este caso, sin embargo, calculó mal el terreno y va perdiendo o ha perdido más de 25 casos y amparos detonados a partir del 3 de noviembre hasta la fecha. Y en Georgia, el recuento -ahora sí, voto por voto, casilla por casilla- refrendó la victoria de Biden en ese estado.

Si Trump tuviese un mínimo de clase, madurez, sentido de Estado, decoro o respeto por la investidura presidencial, habría aceptado su derrota desde hace días, habría dado vuelta a la página y habría ofrecido apoyo a su sucesor, tradiciones que se remontan a más de dos siglos en la vida política de EE.UU. Pero el narcisista en jefe tal vez esté jugando a ganar tiempo, esperando a ver cómo se desarrolla un segundo frente de batalla que ha abierto y que ciertamente parece más prometedor para él. Solo hay que considerar una encuesta de Monmouth Poll publicada el miércoles pasado, que encontró que el 32% de los estadounidenses cree que Biden ganó como resultado de un fraude electoral; el 77% de los partidarios de Trump piensan lo mismo. Estos datos dañinos encuentran aún más resonancia en entrevistas que Reuters condujo con 50 personas -de distinta edad, grupo sociodemográfico y procedencia geográfica- que votaron a favor de Trump. El común denominador fue que “todos dijeron que creían que las elecciones fueron manipuladas o eran de alguna manera ilegítimas”. Algunos agregaron que ahora estaban boicoteando a Fox News -que finalmente ha marcado distancias con Trump- y sintonizando a los medios emergentes de la extrema derecha, Newsmax y One American News Network, que han estado apoyando y regurgitando las patrañas y las falsas e infundadas afirmaciones de Trump de fraude electoral. Y en un sondeo de Harris Poll este lunes, 47% de los votantes registrados encuestados afirma estar a favor de una nueva candidatura presidencial de Trump en 2024. Y esto esboza quizá la hoja de ruta en la cabeza del mandatario; dejar la Casa Blanca habiéndose negado a reconocer que fue derrotado (lo que más detesta en la vida es el calificativo de “loser”) y usar los recursos que está recaudando para financiar sus procesos de litigio para saldar las deudas que le caerán encima como el famoso yunque marca “ACME” de las caricaturas y lanzar su propia plataforma mediática.

Nunca antes en la historia de EE.UU la oposición había socavado la legitimidad de un presidente electo antes de que éste asumiese el cargo de la manera en que este presidente y su partido lo han hecho ahora. Es importante recordar que esto no es un accidente. Durante meses -y lo advertimos muchos- Trump y su campaña han desplegado un esfuerzo sistemático para minar a Biden y su eventual presidencia. En el período previo a las elecciones, Trump cuestionó reiteradamente la legitimidad de las boletas por correo y sugirió que no aceptaría los resultados de las elecciones si perdía. En resumen, esta ha sido una campaña deliberada de sabotaje, emprendida con un nulo miramiento por el daño que podría infligir a la democracia. Desde su temprana adopción de la mentira de que Barack Obama no había nacido en EE.UU (que luego retractó) hasta las miles de falsedades que ha difundido en Twitter, mítines y conferencias de prensa, Trump ha construido un imperio político mentira sobre mentira. Pero no tiene la menor intención de abandonar la escena pública. Espera ganar influencia política a través de las millones de personas que creen en él con más fervor que en las propias tradiciones y procesos democráticos de la nación.

Este es un problema endiablado para la vida nacional estadounidense. El rechazo generalizado de los resultados de las elecciones entre los simpatizantes de Trump y, con contadas excepciones, en el GOP en general refleja -a pesar de que los sistemas de pesos y contrapesos siguen funcionando, si nos atenemos a los fallos en las cortes y el rechazo incluso de gobernadores Republicanos a que haya habido irregularidades y mucho menos fraude en sus estados- una dinámica nueva y peligrosa en la política del país. La decisión de subvertir la elección en el GOP se extiende más allá de Trump, ya sea por sicofancia o porque como he señalado previamente en esta página de opinión, el partido ya está cooptado -por miedo o por convicción- por el mercachifle convertido en presidente. Si la mayoría de los votantes Republicanos, que no forman una mayoría electoral en el país pero sí son críticos para la viabilidad electoral futura del GOP, realmente no creen en la democracia y no pueden ser convencidos de datos duros, realidades y hechos descaradamente obvios, los políticos Republicanos permanecerán atrapados en el universo político paralelo de Trump.

Por ello, la próxima ocasión en la que militantes del GOP -que había sido el partido de la legalidad, el orden y el Estado de derecho- se arranquen con la oda a la Constitución y a la sabiduría sempiterna de sus redactores, habrá que recordarles que se comportaron como una cofradía de cobardes descarados en el momento tan delicado en el cual el sistema que diseñaron los llamados

padres de la patria enfrentó uno de sus retos más seminales. Y a diferencia de Las Vegas, lo que sucede en EE.UU no se queda en EE.UU; la erosión democrática ahí conlleva consecuencias para la democracia liberal en otras partes del mundo y para la recalibración que harán muchas otras naciones acerca de lo que esto implica para el equilibrio de poder internacional

El presidente Donald Trump indicó este lunes a través de sus redes sociales que daba luz verde para que inicie el proceso de transferencia del poder al demócrata Joe Biden, ganador de la elección presidencial del pasado 3 de noviembre, aunque se mantiene firme en no reconocer su derrota.

“Quiero agradecer a Emily Murphy en GSA (la Administración General de Servicios) por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ha sido acosada, amenazada y objeto de abusos -y no quiero ver que esto le pasa a ella, su familia o a empleados de GSA”, tuiteó Trump indicando que recomendaba a Murphy iniciar con el proceso, así como ha dado instrucciones a su equipo para que hagan lo propio.

Así, la GSA ha determinado que Joe Biden es el “aparente ganador” de las elecciones, despejando el camino para el inicio oficial de la transición.

Un funcionario dijo que la administradora Emily Murphy hizo la determinación después de que los intentos de Trump por revertir la votación fallaron en los estados que parecían estar en disputo, sobre todo luego de que estado de Michigan certificara la victoria de demócrata.

Con ello los asesores de Biden pueden comenzar a coordinarse con las agencias federales en torno a los planes para que el nuevo gobierno tome el control el 20 de enero próximo.

En su mensaje en Twitter, Trump advirtió que la batalla legal seguirá pese a que inicie el proceso de transición. “Seguiremos en la lucha ¡y creo que triunfaremos! No obstante, por el bien de nuestro País”.

Emily Murphy señaló a través de una carta que Biden puede acceder a los fondos federales y otros recursos que se contemplan para comenzar su transición al poder. Aprovechó para negar que hubiera estado bajo presión por parte de La Casa Blanca para retrasar el proceso.

“He dedicado gran parte de mi vida adulta al servicio público y siempre me he esforzado por hacer lo correcto (…) Por favor, sepa que tomé mi decisión de forma independiente, basada en la ley y los hechos disponibles. Nunca fui presionada directa o indirectamente por ningún funcionario…”.

La funcionaria precisó que los tiempos y las decisiones de la GSA se han dado debido al desarrollo de las elecciones, que dijo, involucran impugnaciones legales y certificaciones de resultados electorales.

Sobre el tema, el equipo del presidente electo anunció que en “los próximos días” empezará reuniones con los funcionarios del gobierno de Donald Trump para hacer efectiva la transferencia de poder a la que el mandatario dio el visto bueno.

“En los próximos días, los funcionarios de transición comenzarán a reunirse con funcionarios federales para discutir la respuesta a la pandemia, tener información detallada de nuestros intereses de seguridad nacional”, dijo en un comunicado el director ejecutivo del equipo de transición de Biden, Yohannes Abraham.

El funcionario demócrata también aseguró que en esas reuniones buscarán “obtener una plena comprensión de los esfuerzos de la Administración Trump de vaciar las agencias gubernamentales”.

El equipo del virtual presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, estudia medidas legales para obligar al presidente Donald Trump, quien denuncia un fraude electoral sin pruebas, que deje de bloquear y facilite la transición al nuevo gobierno.

Según los medios locales, el equipo de transición del líder demócrata cree que ha llegado el momento de que la Administración de Servicios Generales (GSA) “confirme rápidamente a Joe Biden y Kamala Harris como presidente electo y vicepresidenta electa”, y si se niega a hacerlo, emprender acciones legales para que lo haga.

La GSA, un organismo que depende del gobierno y cuya certificación rutinaria del ganador de las elecciones permite al equipo del presidente electo acceder a recursos y a las agencias gubernamentales para preparar la transición, se ha negado a hacerlo ante la insistencia del presidente Donald Trump en no aceptar su derrota electoral.

Mientras su campaña entabla numerosos procesos judiciales para anular votos o realizar recuentos en algunos estados, Trump ha continuado tuiteando acusaciones infundadas de fraude y ha llegado a decir que ganó las elecciones, pese a que todas las proyecciones de resultados dan la victoria a su oponente.

En las últimas horas llegó a acusar a la farmacéutica Pfizer y a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), una agencia gubernamental, de haber retenido a propósito los resultados de la vacuna de la farmacéutica para perjudicarlo en las elecciones.

“Hay una serie de opciones sobre la mesa. La acción legal es ciertamente una posibilidad, pero también hay otras opciones que estamos considerando”, dijo a la cadena de televisión ABC News un miembro del equipo de transición de Biden.

Los congresistas demócratas con jurisdicción sobre la GSA también han reclamado a la administradora de la GSA, Emily Murphy, quien fue nombrada por el presidente Donald Trump en 2017, que deje de bloquear y firme la transición.

El representante demócrata Gerry Connolly, miembro del Comité de Supervisión de la Cámara Baja, aseguró a ABC News que Murphy “dirige una agencia no partidista del poder ejecutivo que se supone que facilitará (…) la transición a la administración entrante” y ella “la ha convertido en algo partidista”.

Sin esa certificación, el equipo de transición no puede ponerse en contacto con las agencias de la administración para recibir informes sobre su funcionamiento interno sobre asuntos que van de presupuestos a relaciones con el Congreso o apoyo administrativo.

El equipo de Biden tampoco puede ver información clasificada detallada, enviar representantes para integrarse en las agencias gubernamentales o contar con el apoyo del Departamento de Estado para realizar llamadas con líderes extranjeros

Al respecto, ayer se informó que el fiscal general, William Barr, ha instruido a los fiscales federales para que investiguen rápidamente “las acusaciones claras y aparentemente creíbles” de irregularidades en las votaciones que denuncia Trump, pese a no haber concluido que hayan “afectado el resultado de ninguna elección”.

El Gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, publicó este jueves la ley que regulará la salida oficial del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el próximo 31 de enero y prohibirá alargar el periodo de transición del “brexit” más allá de diciembre de 2020.

La Cámara de los Comunes someterá mañana a una primera votación esa legislación, que desarrolla el acuerdo sobre los términos de salida que han pactado Londres y Bruselas.

Johnson abrirá el debate en el Parlamento el viernes por la mañana y se espera que la votación se celebre a las 14:30 hora local. En enero continuará la tramitación del texto en ambas cámaras parlamentarias, con vistas a que esté lista para recibir asentimiento de la reina Isabel II en las primeras semanas del nuevo año.

El Partido Conservador obtuvo una sólida mayoría absoluta en las elecciones generales del pasado día 12, por lo que se espera que la ley resulte aprobada sin complicaciones.

Como estaba previsto, el texto revelado hoy incluye una nueva cláusula que prohíbe explícitamente que un miembro del Gobierno extienda la transición del “brexit” más allá de la fecha acordada, el 31 de diciembre de 2020.

Hasta ese momento, el Reino Unido continuará integrado en las estructuras comunitarias, aunque no participará en la toma de decisiones.

La nueva versión de la ley del “brexit” elimina además las disposiciones que otorgaban al Parlamento cierto control sobre el diálogo con Bruselas en torno a la futura negociación comercial entre ambos lados del Canal de la Mancha, que comenzarán una vez el Reino Unido esté fuera del bloque comunitario.

El Gobierno británico también ha suprimido una cláusula en la que se expresaba el compromiso a no rebajar los estándares laborales adquiridos a través de la legislación europea. El Ejecutivo ha asegurado, al mismo tiempo, que planea blindar esos derechos a través de una normativa separada.

El gobernador electo de Puebla, Miguel Barbosa, presentó este domingo al que será su equipo de transición, y quien será el responsable de conducir el proceso de recepción-entrega con el gobierno interno.

Durante la conferencia de prensa, David Méndez, quien fungirá como enlace con la Secretaría General de Gobierno, detalló que los integrantes del equipo de transición no necesariamente encabezarán las secretarías una vez que asuman el poder.

Afirmaron que los integrantes del equipo, son hombres y mujeres comprometidos con el próximo gobierno apegados al marco jurídico que marca la ley.

El personal que recibirá las dependencias son:

  • Verónica Vélez Macuil, Directora de Comunicación
  • David Méndez, Secretaría General de Gobierno
  • Abelardo Cuéllar Delgado y Rodrigo Díaz Osorio, Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico
  • Vanessa Barahona de la Rosa, Secretaría de Turismo y Cultura
  • Ana Laura Altamirano Pérez, Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial
  • Guillermo Ruiz, Secretaría de Salud
  • Carlos Francisco Urbina, Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte
  • Alejandra Rodríguez Narváez, Secretaría de Educación Pública
  • Miguel Carrillo Cubillas, Secretaría de Desarrollo Social

Detallaron que los trabajos de entrega-recepción comenzarán a partir de esta semana, luego de la reunión que sostendrá Barbosa con el gobernador interno, Guillermo Pacheco Pulido,  con el fin de formalizar las agendas de actividades.

Recordemos que Miguel Barbosa asumirá el poder el 1 de agosto próximo, por lo que el tiempo de transición será de cerca de dos meses.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, fijó este martes un plazo de 12 meses la vigencia máxima de un eventual gobierno de transición encabezado por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

Se indicó que el gobierno de transición comenzaría cuando “cese” lo que consideraron una “usurpación” del poder por parte de Nicolás Maduro.

Lo anterior quedó estipulado en la Ley del Estatuto para la Transición, aprobada este martes en sesión ordinaria, y la cual menciona que Guaidó ejercerá durante 30 días continuos como presidente encargado para conducir el proceso que conlleve a la conformación de un gobierno provisional y la realización de elecciones presidenciales libres.

Si hubiese “imposibilidad técnica para convocar” a las votaciones en esos 30 días, el Parlamento “podrá ratificar al presidente encargado como presidente provisional”, con un mandato con “plazo máximo de doce meses”.

El texto establece, sin embargo, que los comicios deberán “realizarse en el menor tiempo posible”.

Al respecto, Guaidó dijo que la ley “da marco, orden y busca gobernabilidad y estabilidad de cara a un proceso de transición”. El líder opositor se comprometió a una renovación de todos los poderes públicos, incluidos los poderes judicial y electoral.

Por su parte el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), alineado al régimen de Nicolás Maduro, considera nulas todas las decisiones del Parlamento desde que lo declaró en desacato en 2016, cuando asumió la mayoría opositora tras su contundente triunfo electoral en diciembre de 2015.