Tag

Francia

Browsing

Este viernes familiares de Francisco Iván Míreles Zamarrón, estudiante de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo, quien se encontraba en Francia como parte de un intercambio estudiantil, informó que no cuenta con datos de su paradero desde el fin de semana pasado.

El joven de 21 años, estudiante de la carrera de Logística, formaba parte de un grupo de seis alumnos que a nivel nacional fueron acreedores a la beca del Programa de Movilidad Internacional Estudiantil MEXPROTEC, desde diciembre del 2018.

En un comunicado, la UT Nuevo Laredo, señaló que desde el momento en que se perdió la comunicación con el joven se dio aviso a las embajadas de Francia y México, quienes ya están trabajando en su localización.

Desde el pasado fin de semana, a través de redes sociales, familiares del joven compartieron su fotografía para pedir ayuda para localizar a Iván, de quien se sabe, retiró dinero en efectivo el sábado en la ciudad de Lyon.

“Amigos, conocidos, gente en serio si alguien conoce alguien en Francia o tiene amigos por favor ayúdenme a compartir es mi primo, es estudiante de la UT estaba de intercambio lo último que sabemos de él fue un retiro de efectivo el sábado en Lyon! Todos estamos preocupados por él nadie sabe dónde está ¡!!Ayuda!!!”, publicó un familiar.

De acuerdo con el Rector de la Universidad, Alfonso Salas Pérez, las embajadas no tienen reportes de que Iván haya estado en algún hospital; sin embargo, el sábado que abordaron el avión los demás estudiantes mexicanos, Francisco no lo hizo y desde el viernes pasado dejó de comunicarse con sus padres.

La política de amenazas del presidente estadounidense Donald Trump no cesa. Y es que, ahora Trump ha amenazado con aplicar aranceles sobre la industria vinícola francesa después de que el Gobierno de Emmanuel Macron anunciara la aplicación de la llamada «tasa Google». Una cuestión que marcará su próximo encuentro en el G7 que se celebra este mes en Biarritz.

La relación entre Emmanuel Macron y Donald Trump ha sido tormentosa desde el principio. El presidente estadounidense, que no genera grandes simpatías en la mayoría de países del bloque comunitario, ha encontrado en su homólogo francés la oposición más frontal de todas. La decisión de Donald Trump de abandonar el Acuerdo sobre Cambio Climático de París ha supuesto el veto de Macron a cualquier intento de llevar a cabo un acuerdo comercial con sus antes socios preferentes al otro lado del Atlántico.

Una enemistad que durante la última semana ha escalado aún más y ha puesto sobre la mesa el instrumento negociador por excelencia de la Administración Trump, la aplicación de aranceles, esta vez sobre un producto icónico para la cultura e industria francesas, el vino.

El motivo no es otro que la propuesta del Gobierno francés de introducir próximamente la denominada “tasa Google”, el impuesto a las grandes compañías digitales. Una norma que, por otro lado, “no está dirigida sólo a empresas estadounidenses, sino que también afectará a compañías europeas o chinas”, según palabras de Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas francés.

Esta tasa se aplicaría a empresas multinacionales que facturen más de 750 millones de euros y les exigirá pagar un 3 % de su facturación en los países en los que efectivamente operan y no sólo en aquellos que eligen como sede social porque las condiciones fiscales resultan más favorables, como sucede con Irlanda y numerosas empresas con actividad en el continente europeo.

La propuesta de crear la “tasa Google” a nivel europeo también fue esgrimida por la Comisión Europea el año pasado, aunque fue paralizada en el ECOFIN del pasado mes de marzo por la falta de consenso. Incluso la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la que Estados Unidos forma parte, ha propuesto la aplicación de esta norma entre sus 34 miembros.

Sin embargo, el Gobierno de Macron ha tomado la delantera en su aplicación, lo que le ha convertido en la primera víctima potencial de la agresiva política negociadora de Donald Trump. El mismo viernes, el presidente de Estados Unidos anunciaba en su cuenta personal de Twitter “una acción recíproca sustancial sobre la estupidez de Macron en breve”.

El jefe de Gobierno estadounidense añadía además que si alguien debía cobrar impuestos a las “GAFA” (Google, Amazon, Facebook, Apple) debía ser “su país de origen, Estados Unidos” y ponía como posible objetivo de nuevos aranceles al vino francés. “Siempre he dicho que el vino estadounidense es mejor que el vino francés”, concluía  Donald Trump en el que supone un nuevo incendio en su polémica política exterior.

Estados Unidos es el principal mercado para el vino francés y, solo en 2018, supuso casi un 25 % de cuota del mercado vinícola francés por valor de más de 3.200 millones de euros. En cualquier caso, y como suele suceder con Donald Trump, la batalla de momento se encuentra únicamente en el terreno de la dialéctica.

La próxima fecha a tener en cuenta será el próximo G7 en Biarritz (Francia), entre el 24 y 26 de agostasa Google”, el impuesto a las grandes compañías digitales. Una norma que, por otro lado, “no está dirigida sólo a empresas estadounidenses, sino que también afectará a compañías europeas o chinas”, según palabras de Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas francés.

Esta tasa se aplicaría a empresas multinacionales que facturen más 750 millones de euros y les exigirá pagar un 3 % de su facturación en los países en los que efectivamente operan y no sólo en aquellos que eligen como sede social porque las condiciones fiscales resultan más favorables, como sucede con Irlanda y numerosas empresas con actividad en el continente europeo.

Una medida que, además, no surge únicamente del Elíseo. La propuesta de crear una “tasa Google” a nivel europeo también fue esgrimida por la Comisión Europea el pasado año, aunque fue paralizada en el ECOFIN del pasado mes de marzo por la falta de consenso. Incluso la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la que Estados Unidos forma parte, ha propuesto la aplicación de esta norma entre sus 34 miembros.

Sin embargo, el Gobierno de Macron ha tomado la delantera en su aplicación, lo que le ha convertido en la primera víctima potencial de la agresiva política negociadora de Donald Trump. El mismo viernes, el presidente de Estados Unidos anunciaba en su cuenta personal de Twitter “una acción recíproca sustancial sobre la estupidez de Macron en breve”.

El jefe de Gobierno estadounidense añadía además que si alguien debía cobrar impuestos a las “GAFA” (Google, Amazon, Facebook, Apple) debía ser “su país de origen, Estados Unidos” y ponía como posible objetivo de nuevos aranceles al vino francés. “Siempre he dicho que el vino estadounidense es mejor que el vino francés”, concluía un abstemio Donald Trump en el que supone un nuevo incendio en su polémica política exterior.

Estados Unidos es el principal mercado para el vino francés y, solo en 2018, supuso casi un 25 % de cuota del mercado vinícola francés por valor de más de 3.200 millones de euros. En cualquier caso, y como suele suceder con Donald Trump, la batalla de momento se encuentra únicamente en el terreno de la dialéctica.

Tres meses después del incendio en Notre Dame de París el parlamento francés aprobó este martes un proyecto de ley sobre las obras de restauración de la catedral, que deberán concluir en un plazo de cinco años.

El objetivo «es brindar a Notre Dame una restauración que esté a la altura del puesto que ocupa en el corazón de los franceses y en el mundo entero», dijo el ministro francés de Cultura, Franck Riester.

Recordemos que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha fijado como objetivo reconstruir la catedral en un plazo de cinco años, justo a tiempo para los Juegos Olímpicos de París de 2024. Un objetivo irrealista, según varios parlamentarios.

El texto, que fue aprobado por 91 votos a favor, 8 en contra y 33 abstenciones, tiene como objetivo organizar y controlar la colecta y el uso de las donaciones que han afluido de todo el mundo y coordinar las delicadas obras de reconstrucción.

El proyecto prevé una exención fiscal excepcional de 75% para los particulares que donen hasta 1,000 euros, en lugar de 66%, y la creación de una suscripción nacional para recibir los más de 850 millones de euros de donaciones prometidos tanto por empresas como particulares.

No obstante, el ministro llamó a la prudencia entre aquellos que dicen que el monto excedería el costo de la reconstrucción. «Apenas se han concretizado un poco más del 10% de las promesas de donaciones» y «el costo de las obras aún no ha sido establecido», recalcó.

Asimismo, el texto prevé encargar a un establecimiento público, bajo la supervisión del ministro de Cultura, la supervisión de las obras, con la ayuda de un consejo científico.

Sin embargo, una parte de la oposición denuncia un texto realizado de forma «precipitada» que introduce «derogaciones inaceptables» a las reglas sobre patrimonio, urbanismo y medioambiente para acelerar los trabajos.

Este domingo se celebró el Día Nacional de Francia, el presidente Emmanuel Macron encabezó el tradicional desfile militar, en el que este año estuvo acompañado por los otros nueve países con los que ha impulsado la fuerza militar europea de actuación rápida.

En el evento, al mandatario francés estuvo acompoañado de la canciller alemana, Angela Merkel, el “número dos” del Ejecutivo británico, David Lidington, y la ministra española de Defensa, Margarita Robles.

La presencia en París de tropas de España, Alemania o Portugal, entre otras, subraya la voluntad conjunta de actuación y está considerada por el presidente francés como un “buen símbolo” del desarrollo de la Europa de la Defensa.

En este desfile participan por primera vez unidades de las Fuerzas Armadas españolas, en concreto 128 militares pertenecientes al Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire.

Además, en esta ocasión La exhibición militar francesa apostó igualmente por la innovación, con una muestra de las últimas tecnologías disponibles para sus tropas: drones, robots o un “flyboard”, plataforma voladora que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora y tiene una autonomía de cerca de diez minutos.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy será juzgado por corrupción y abuso de poder, luego de que el Tribunal de Casación rechazó la apelación para evitar el juicio, vinculado con las investigaciones de que recibió dinero de la heredera de L’Oreal, Liliane Bettencourt, para su campaña presidencial de 2007.

Jacqueline Laffont, abogada de Sarkozy, confirmó este miércoles que el Tribunal de Casación dictaminó que el juicio estaba justificado, tanto para el expresidente como para el abogado Thierry Herzog y el exjuez Gilbert Azibert, por lo que deben enfrentar un juicio por cargos de corrupción y tráfico de influencias.

El caso se centra en una serie de conversaciones entre Herzog y Azibert sobre la investigación de las acusaciones de que Sarkozy aceptó dinero ilícito de la heredera de la empresa francesa de cosméticos para su reelección, en la que se estima gastó unos 48 millones de dólares, casi el doble del límite permitido.

Los fiscales sospechan que Sarkozy y su abogado estaban buscando información sobre los desarrollos en el caso L ‘Oreal y Sarkozy le ofreció al entonces juez Azibert un trabajo en Mónaco a cambio, según reporte de la emisora France 24.

La investigación del caso también reveló que el expresidente de Francia y Herzog a menudo se comunicaban a través de teléfonos celulares obtenidos bajo identidades falsas, en las que Sarkozy se identificaba con el nombre de Paul Bismuth.

La defensa de Sarkozy ha alegado que Azibert nunca obtuvo el trabajo ofrecido en Mónaco, lo que demuestra su inocencia, aunque la investigación determinó que el trato fracasó porque Sarkozy y su abogado se enteraron de que sus teléfonos estaban intervenidos.

Los abogados de Sarkozy creen que las escuchas telefónicas son contrarias a las regulaciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por lo que no debería enfrentarse a un juicio.

La policía francesa busca a un hombre sospechoso de dejar un paquete bomba que estalló este viernes en una calle peatonal en el corazón de la ciudad de Lyon, dejando un saldo de 13 personas heridas, confirmaron autoridades del gobierno local.

Denis Broliquier, alcalde segundo de distrito de Lyon, aseguró que las cámaras de seguridad grabaron a un hombre que dejó caer el paquete explosivo frente a una panadería en la esquina de las calles Víctor Hugo y Sala, cerca de la céntrica Plaza Bellecour.

Por el momento se desconoce la identidad del hombre, si él sólo habría llevado el paquete o si también lo habría fabricado, sin embargo, la policía emprendió una operación de búsqueda del sospechoso, después de que la Fiscalía abrió una investigación.

El sospechoso cubría su rostro, pero estaría en sus 30 años y pasó por la esquina a bordo de una bicicleta y sin detenerse, dejó caer el paquete, según revelan las imágenes de video vigilancia de la calle, indicó Aurélie Bonnet, teniente de policía del distrito dos de Lyon.

Este sábado, un coche, varias motocicletas y múltiples barricadas ardieron en las calles del este de París, durante una protesta del movimiento de los chalecos amarillos que culminó en actos dispersos de violencia.

Los bomberos de París apagaron múltiples incendios pequeños alrededor de la Plaza de la República.

Varios reporteros informaron sobre un auto y motocicletas en llamas, mientras que la policía disparaba gas lacrimógeno y granadas antimotines para controlar a la multitud.

La televisión francesa mostró imágenes de médicos voluntarios atendiendo a un manifestante con chaleco amarillo tendido en el suelo.

La jefatura de policía de París dijo que las autoridades detuvieron a 126 personas en la primera hora de la tarde y que hicieron inspecciones aleatorias a más de 11 mil personas que trataban de entrar a la capital para participar en las protestas.

Los chalecos amarillos reanudaron sus protestas en París y otras ciudades para recordarle al gobierno que reconstruir la Catedral de Notre Dame, dañada por el fuego, no es el único problema que el país tiene que resolver.

Aunque el ambiente en el este de la capital francesa era tenso, en general las acciones del sábado con los chalecos amarillos fueron pacíficas.

Muchos manifestantes se sienten frustrados porque la campaña internacional para ayudar a Notre Dame ha eclipsado el movimiento de cinco meses de antigüedad contra la desigualdad de la riqueza. Muchos están furiosos por las donaciones de mil millones de dólares para Notre Dame hechas por magnates mientras sus demandas sociales siguen sin respuesta.

Un representante de la Policía judicial francesa afirmó que los investigadores apuntan a un cortocircuito como la causa más probable del incendio que se desató el pasado lunes 15 de abril en la catedral parisina de Notre Dame.

El funcionario habló de forma anónima con la agencia de noticias AP, debido a que la investigación se encuentra en curso e informó que los investigadores todavía no tienen permiso para trabajar en el interior de la iglesia y buscar en los escombros, por motivos de seguridad.

Asimismo, el agente informó que el monumento aún se está consolidando con tablas de madera para apuntalar algunas partes de las paredes que se encuentran inestables.

Las llamas han producido enormes desperfectos en uno de los mayores símbolos artísticos y arquitectónicos de Francia.

El techo de la catedral, construido en madera, se derrumbó por completo el mismo lunes, tras lo cual, el incendio se extendió a una de las torres y su aguja central colapsó por las llamas.

Prácticamente desde el comienzo de la tragedia se descartó que se tratase de un acto provocado. El propio Fiscal de París desechó que el incendio se hubiese producido a propósito. Todo apuntaba a que podía estar relacionado con las obras de restauración que se estaban llevando a cabo y que debían finalizar en 2022.

Aún así, la Fiscalía de París ha abierto una investigación en la que están participando más de 50 personas. Se tratará de establecer, además de la causa, las posibles responsabilidades, deficiencias o negligencias que pudieron ocasionar la tragedia.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, dijo este martes que quiere que la Catedral de Notre Dame, devastada por el fuego, quede reconstruida dentro de cinco años.

“Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años” dijo el jefe de Estado desde el Palacio del Elíseo.

Y añadió: «podemos hacerlo y, una vez más, nos movilizaremos» para hacerlo.

El mandatario, quien debía hacer una alocución la víspera sobre las medidas para hacer frente a la crisis de los “chalecos amarillos“, pero que fue anulada debido al siniestro, dijo hoy que volvería a abordar las cuestiones políticas “en los próximos días”.

“Mañana la política y sus tumultos volverán a imponerse pero todavía no es el momento”, añadió.

Durante su discurso, Macron dio las gracias a los bomberos, policías, personal sanitario y a los donantes que están aportando dinero para la renovación del emblemático monumento e insistió en la unidad del país después de la tragedia: “Hemos visto esta capacidad para movilizarnos y de unirnos para vencer”.

La catedral de Notre Dame de París, símbolo de la cultura europea, sufrió este lunes un devastador incendio que arrasó con buena parte de la estructura y ha derribado su aguja y techo, construidos entre los siglos XII y XIV.

Desde las siete de la tarde de ayer, se observaba una gran cantidad de humo, visible desde kilómetros de distancia.

A través de redes sociales, diversos usuarios han capturado y compartido en video el impactante instante en el que la aguja del edificio se derrumbó como consecuencia las llamas.

La catedral, de estilo gótico, es un símbolo de la capital francesa, Patrimonio Mundial de la Unesco y uno de los monumentos más visitados del mundo. Cada año recibe alrededor de 13 millones de visitantes.

Llegó a temerse un desastre total con el incendio, pero hacia las 23:00 horas, los bomberos aseguraron que la estructura y las torres estaban a salvo.

De acuerdo con expertos, reparar los destrozos puede llevar años.

Pocas horas después de que los bomberos declararan controlado, la pasada madrugada, el incendio que ha devastado, pero no destruido completamente, como se temió en un principio, buena parte de la emblemática Catedral de Notre Dame, los planes para su restauración y, sobre todo, los fondos necesarios para ello, empezaron a llegar de todas partes.

Entre las donaciones más generosas que se han recibido hasta ahora están las hechas por tres de las familias más poderosas de Francia. El grupo Louis Vuitton Moët Hennessy, del empresario Bernard Arnault, anunció la donación de 200 millones para “la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad”, dijo el grupo en un comunicado, en el que además puso a disposición de las autoridades todos sus equipos «creativos, arquitectónicos, financieros para ayudar al largo trabajo de reconstrucción de una parte, y de la colecta de fondos de la otra, que se anuncia”.

De igual modo, el magnate François-Henri Pinault, uno de los grandes mecenas del arte francés, y su padre, François, donarán 100 millones para las obras en la catedral, según anunció el empresario, que preside el conglomerado de empresas Artemis y el grupo Kering, dueño de marcas de lujo como Saint Laurent, Gucci o Alexander McQueen.

Otros 100 millones de euros donará la petrolera Total, según anunció este martes el presidente ejecutivo del grupo petrolero y gasífero francés, Patrick Pouyanné, en Twitter.

También el Ayuntamiento de París ha anunciado ya el desbloqueo inmediato de 50 millones de euros, mientras que la presidenta de la región de París, Valérie Pécresse, anunció otros 10 millones de los fondos de emergencia “para que las obras más urgentes puedan comenzarse rápidamente”, dijo en una visita matutina a la catedral.

La ayuda exterior tampoco se ha hecho esperar. Varias organizaciones estadounidenses ya han comenzado a recaudar fondos para la restauración de Notre Dame. French Heritage Society, con sede en Nueva York, inició el proceso de recolecta incluso antes de que las llamas fuesen extinguidas por los bomberos franceses.

De igual modo, la plataforma de microfinanciación GoFundMe también ha sido de las primeras en poner en marcha un mecanismo de recaudación. En su portal, se abrieron más de 50 campañas relacionadas a la catedral en todo el mundo.

Luego de más de 9 horas, el incendio que ha consumido gran parte de la catedral de Notre Dame en París, Francia, ha logrado controlarse, al grado de que gran parte de los bomberos que trabajan se han comenzado a retirar.

Autoridades indicaron que los trabajos de contención seguirán durante las próximas horas, para apagar cualquier llama que quede, y evitar que otras vuelvan a encenderse.

En redes sociales comenzaron a circular las primeras imágenes del interior de la catedral. Fue la periodista Nicole Cousins, quien compartió el material de la agencia Reuters.

En las imágenes se aprecia como quedaron diversas partes de la catedral. Una de ellas muestra la vista general desde la entrada de la catedral.

Se observan grandes columnas de humo en el atrio principal, así como que la cruz que se encontraba en el altar permaneció en su lugar pese al incendio.

En otra de las imágenes se puede ver como uno de los techos se quebraron debido al fuego que consumió la parte alta del inmueble.

Más de 500 bomberos colaboraron para sofocar el incendio que se originó desde las 18:50 horas, y que acabó con al menos dos tercios de la cubierta de la catedral; adicional provocó el desplome de la aguja del templo, la cual estaba echa de más de 500 toneladas de madera.

En su mensaje a medios, el presidente Emmanuel Macron dijo que lo pasó en la catedral era «evidentemente, un drama terrible». Informó que gracias al valor del personal que trabajó para contener el fuego, la fachada y las dos torres principales no se derrumbaron.

El presidente francés insistió que «Notre Dame de París es nuestra historia, nuestra literatura, nuestro imaginario, el lugar donde hemos vivido todos nuestros grandes momentos, nuestras epidemias, nuestras guerras, nuestras liberaciones. Es el epicentro de nuestra vida, es el punto de referencia de donde parten las distancias y de donde se mide desde París. Es tantos libros, tantas pinturas. Es una catedral que es la de todas las francesas y todos los franceses, hasta de los que nunca han venido».

El rector-arcipreste de la catedral de Notre Dame, Patrick Chauvet, ha anunciado que  se han salvado dos de los objetos religiosos más importantes que albergaba el inmueble: la Corona de Espinas y la Túnica de San Luis.

La reliquia de la Corona de Espinas corresponde a la corona que los soldados romanos colocaron a Jesús de Nazaret en la cabeza durante su crucifixión para burlarse de que se hubiera proclamado rey de los judíos.

El otro objeto rescatado es la Túnica de San Luis, un jubón que supuestamente perteneció al rey Luix IX (1214-1270), último monarca europeo que se embarcó en una cruzada para recuperar Jerusalén.

Adicional, el Gobierno francés cree que la estructura de la catedral de Notre Dame de París «puede haberse salvado»,
debido al enfriamiento registrado tras el arribo de los cuerpos de bomberos.

El secretario de Estado del Interior francés, Laurent Nunez, declaró a los periodistas que «el fuego ha bajado en intensidad» gracias a la labor de los bomberos, por lo que se ha entrado «en fase de enfriamiento».

Al respecto informó de que hay un bombero herido de gravedad, en los trabajos de extinción que se realizan en la catedral.

Nunez rechazó las críticas expresada en las redes sociales, sobre la decisión de no utilizar helicópteros o aviones  cisterna para sofocar el fuego. «El lanzamiento de agua desde el aire habría sido extremadamente peligroso».

El jefe del dispositivo de bomberos que trabaja en apagar el fuego, Jean-Claude Gallet, explicó que era necesario esperar «varias horas», pues lo que se busca es que se enfríe la estructura y así evitar el derrumbe.

Relató que están tratando de poner a salvo el mayor número de obras de arte de la catedral, aunque reconoció que resulta muy complicado por el humo y por que no dejan de desprenderse fragmentos desde los techos.

 

Foto: Twitter @FerCanalesF