El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reveló que ya contempla presentar una iniciativa a la ley electoral si la reforma constitucional que presentó al Congreso, y que ya se analiza, fracasa.

López Obrador confirmó la existencia de un ‘plan B’ luego de las movilizaciones de este fin de semana en las que se rechazó la iniciativa presidencial y se manifestó apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE).

«Como es tan importante que haya democracia, es probable que yo envíe una reforma a la ley que no requiere de dos terceras partes (del Congreso), un plan B (…) Es posible que sin violar la Constitución se pueda proponer en una ley o alguna reforma a la ley electoral», señaló el mandatario.

López Obrador reconoció que lo ideal sería la reforma constitucional, pero ante el rechazo de quienes verían sus intereses afectados, los oligarcas que no quieren la democracia, habría esta segunda opción para lograr el cambio que se requiere.

«Todo aquello que se pueda sin violar la Constitución, pero no dejar de luchar», añadió.

Y es que a raíz de las marchas, los partidos de oposición reiteraron que no respaldarán la iniciativa, e incluso llamaron a que se discute y vote a la brevedad, confiando en que no la propuesta de reforma no alcance los votos necesarios para su aprobación.

Específicamente, AMLO dijo que lo que buscaría con su propuesta a la ley electoral iría encaminada en que se elija a consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral a través del voto popular, así como eliminar a los Diputados y Senadores plurinominales, ambos cambios incluidos en la reforma electoral.

Y aunque dijo que ahora la reforma electoral que presentó es un asunto del Congreso, insistió en que México sí necesita una reforma electoral.

«Yo sostengo que es algo que le conviene al país tiene que haber democracia, aunque no lo quieran los mapaches, pero es necesario que haya una autentica democrática en México que se aleje un vez y para siempre cualquier posibilidad de fraude electoral, porque eso es lo que está en el fondo. Eso y el que hayan perdido sus privilegios, el que ya no puedan robar porque son muy corruptos, y son muy clasistas y son muy racistas, entonces eso los trae molestos y quieren regresar por sus fueros y son capaces porque ya lo ha hecho de imponerse mediante el fraude», dijo.

Explicó que para una reforma constitucional, como la que se busca, se requiere mayoría calificada, es decir, dos terceras partes del pleno. Por lo que si son 500 legisladores se necesitan 334 votos.

Lamentó que la oposición busque repetir lo que hicieron con la reforma eléctrica, que era una reforma constitucional que necesitaba también la mayoría calificada, pero los conservadores votaron en favor de Iberdrola.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario