Chile ha tomado notoriedad luego de que implementara su proceso de vacunación masiva contra la Covid-19, la cual avanza con rapidez y, a nueve días de haber iniciado, más de 2 millones de personas ya han recibido al menos una dosis del fármaco, según el último reporte.

«Hemos logrado vacunar a más de dos millones de compatriotas, lo cual nos pone en una situación de privilegio y liderazgo no sólo en América Latina, (sino) en el mundo entero», afirmó el presidente Sebastián Piñera.

Con los 2,547 nuevos casos reportados este martes, el balance total es de 782,039 contagios y 19,644 muertes en el país, que tiene 19 millones de habitantes.

La vacunación en Chile arrancó el pasado 24 de diciembre con el personal de salud, aunque inició de forma masiva el pasado 3 de febrero.

Actualmente, la tasa de positividad nacional sobre el total de exámenes PCR es del 7.4% y 21,539 pacientes en etapa activa de la enfermedad, de los cuales 1,573 se encuentran hospitalizadas en cuidados intensivos.

De mantenerse el plan de vacunación propuesto por el Gobierno y extrapolando lo sucedido los primeros días de inoculación en el país, un estudio publicado este martes por la Universidad San Sebastián estima que los ingresados en cuidados intensivos se reducirían un tercio en abril hasta rozar los 600.

«Seguimos avanzando en nuestro de plan de vacunación de acuerdo a lo planificado y hacemos un llamado a que se continúe respetando estrictamente el calendario de vacunación», enfatizó el ministro chileno de Salud, Enrique Paris

Chile, que ya ha aprobado las vacunas de Pfizer, AtraZeneca y Sinovac y se encuentra estudiando otras inyecciones; con la cifra alcanzada, es líder indiscutible de la vacunación en Latinoamérica, pues administra 9.94 dosis por cada 100 habitantes, según datos hasta el 14 de febrero del registro Our World in Data, de la Universidad de Oxford.

La cifra es muy superior a la media mundial, 2.25 dosis por cada 100 habitantes, y a la de Brasil, que con 2.46 dosis es el segundo país que más avanza en la región.

Los expertos señalan que el éxito del proceso responde a varios aspectos, entre ellos la habilidad del gobierno para negociar con distintos laboratorios y conseguir distintas vacunas independientemente de la geopolítica, así como la extensa red de atención primaria y la experiencia previa de Chile en inoculaciones masivas.

El objetivo es inocular a la población de riesgo, casi 5 millones de personas, entre mayores de 65 años, enfermos crónicos, personal sanitario, fuerzas de seguridad y funcionarios en actividades críticas, antes de que finalice el primer trimestre y al 80% de la población total antes de junio.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario