El expresidente de Bolivia, Evo Morales, refutó hoy el reciente informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los resultados electorales del pasado 20 de octubre, en los cuales se perfiló en principio una segunda vuelta electoral y posteriormente lo dieron como ganador.

Morales señaló por medio de un tuit que la OEA «encontró irregularidades en 226 actas. Incluso anulando el voto del MAS-IPSP en esas actas, la diferencia se mantiene por encima del 10 por ciento».

De acuerdo a la ley electoral de Bolivia en una primera vuelta electoral el candidato ganador debe obtener al menos el 50 por ciento más uno de los sufragios, o tener una ventaja mínima de 10 por ciento respecto al segundo lugar.

La Secretaría General de la OEA concluyó en su informe final sobre las elecciones bolivianas que hubo una “manipulación dolosa e “irregularidades graves, por lo que la supuesta victoria de Morales no fue válida.

La OEA informó que hubo alteración de actas y falsificación de las firmas de jurados de mesas, además de la redirección del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con lo que se facilitó la manipulación de datos y la suplantación de actas.

“Se detectaron irregularidades en el llenado de actas de escrutinio y cómputo que afectan la integridad de las mismas, y de “una muestra de cuatro mil 692 actas […] se identificaron 226 actas en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, dice el documento de 96 páginas de análisis y 500 anexos.

Por otra parte, esta misma semana se públicó el estudio denominado “¿Qué sucedió en el conteo de votos en Bolivia en 2019?, el cual fue suscrito por más de 120 economistas y estadísticos que aseguran que la tendencia de las elecciones bolivianas beneficiaban a Morales.

Dicho documento argumenta que tras la detención en vivo de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminarees (TREP), la preferencia cambió por la proporción de votos registrados en las zonas retomadas al final, donde con 84 por ciento de la votación, Morales tenía una ventaja de 7.9 puntos porcentuales.

La suspensión del TREP durante unas 20 horas se reinició y posteriormente se anunció el triunfo de Morales con más del 10 por ciento de diferencia respecto al candidato opositor Carlos Mesa.

Morales se proclamó como candidato vencedor y próximo a reiniciar un nuevo periodo presidencial, mientras la oposición denunció fraude y desconoció los resultados.

«El único fraude fue el de @OEA_oficial, cómplice del golpe de Estado, para instaurar un gobierno de facto», publicó este viernes el exmandatario boliviano.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario