La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, defendió este miércoles la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al Congreso, y que ha sido señalada de limitar la generación privada de energías renovables para que el Estado recupere la «rectoría» del sector energético.

«En un sector tan estratégico, de seguridad nacional, como es el suministro de la energía eléctrica, es una rectoría que tiene que estar en el Estado», dijo Sánchez Cordero en la conferencia matutina de Palacio Nacional.

La ministra en retiro defendió la iniciativa preferente del presidente, la cual restringiría la entrada al despacho eléctrico de la energía generada por las plantas privadas de renovables.

La funcionaria coincidió con el mandatario en la necesidad de fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuya energía se produce en plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles.

Al respecto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) emitió un posicionamiento en el que señala al gobierno de intentar una «expropiación indirecta», además de contravenir el Acuerdo de París y el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La titular de la Segob respondió que la ley «no significa que no vayan a participar los particulares», pero que será «con ciertas reglas y con ciertos límites» porque el Estado debe garantizar los principios constitucionales de continuidad, confiabilidad y estabilidad en el servicio.

«No podemos tener energías intermitentes, claro, bienvenida la participación privada, y ahí está en la ley la participación de la energía privada, pero la rectoría en estos sectores estratégicos tiene que ser del Estado», añadió.

La iniciativa, que se presentó con carácter preferente, significa que el Congreso tendrá 30 días naturales para discutir la iniciativa, que argumenta buscar «fortalecer a la empresa productiva del Estado, CFE, para beneficio del interés nacional».

Los cambios contenidos en la iniciativa se suman a la política de seguridad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), que la Secretaría de Energía (Sener) publicó en mayo pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) con el argumento de que las renovables son intermitentes y afectan el suministro.

Esta política, que está suspendida por su revisión constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), afectaría hasta el 14% del PIB , según el CCE.

Sánchez Cordero dijo que la reforma avanzará en el Congreso y después los inconformes podrán «ejercer su derecho» a impugnarla. Incluso argumentó sobre la necesidad de garantizar la confiabilidad del sistema ante la pandemia de Covid-19 que se vive.

“Solamente la Comisión Federal de Electricidad puede garantizarle al Estado mexicano en esta rectoría del Estado estos tres principios, la confiabilidad en el sistema, imagínate nomás ahorita, un sistema eléctrico no confiable, no continuo o no estable en los hospitales», sostuvo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario