El presidente argentino, Alberto Fernández, inauguró este martes la VII cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con un duro discurso en el que acusó a una «derecha recalcitrante y fascista» de amenazar la democracia en la región.

«Tenemos que trabajar para garantizar y fortalecer la institucionalidad de nuestra región. (…) La democracia está definitivamente en riesgo. Después de la pandemia hemos visto como sectores de ultraderecha se han puesto de pie y amenazan a cada uno de nuestros pueblos», dijo el mandatario argentino.

«No debemos permitir que esa derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo la institucionalidad de los pueblos», añadió, y se refirió en particular a los disturbios de simpatizantes del exmandatario brasileño Jair Bolsonaro contra los edificios de los poderes públicos en Brasilia para tratar de instigar un golpe de Estado contra Luiz Inacio Lula da Silva.

También se refirió al intento de asesinato contra la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, el año pasado, cuyas motivaciones aún se desconocen.

Fernández pidió además un aplauso a los mandatarios presentes en la cumbre para su par brasileño Lula, cuya presencia marca el retorno de Brasil a la CELAC luego de que Brasil se retirara de este foro de concertación regional que reúne a 33 países, por decisión de Bolsonaro.

Recordemos que en 2020, Bolsonaro suspendió la participación de Brasil en la CELAC alegando que «daba protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba, Nicaragua». En consecuencia, Brasil no participó en la sexta cumbre que se realizó en nuestro país en 2021.

Precisamente sobre Cuba y Venezuela, Fernández pidió el fin de los bloqueos que, dijo, son un método perverso de sanción, no a los gobiernos sino a los pueblos. Cuba lleva un bloqueo de más de seis décadas y Venezuela otro tanto, agregó Fernández con Miguel Díaz-Canel presente.

En cambio, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, no llegó a la cita de Buenos Aires. El mandatario fue denunciado ante la Justicia argentina por organizaciones civiles y particulares por violación de los derechos humanos, en un intento de que fuera investigado si llegaba al país.

Maduro tenía un encuentro previsto ayer con Lula, quien mantuvo en cambio en agenda la reunión con el cubano Díaz-Canel para este martes en el marco de la cumbre de la CELAC.

Sobre la celebración de la cumbre de la CELAC, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) justificó su ausencia, señalando «compromisos» en México, y respaldó la decisión de Nicolás Maduro de no asistir al evento.

«Hay mucha especulación del por qué no fui, tengo compromisos en el país, tenía que estar en el Tren Maya, en la supervisión de la obra, pues (si iba a Argentina) era viajar ayer todo el día, estar hoy, regresarme mañana, llegar aquí el jueves, y tengo trabajo bastante», declaró AMLO.

El mandatario es uno de los grandes ausentes de la cumbre de la CELAC, a la que asisten representantes de los 33 países integrantes, incluyendo cerca de 15 jefes de Estado o de Gobierno. En el caso de nuestro país, es el canciller Marcelo Ebrard quien representa al gobierno.

Si bien es conocido que López Obrador no viaja a foros multilaterales en el extranjero, también se ha especulado sobre un supuesto distanciamiento entre el gobierno de la 4T y el presidente de Argentina, esto luego de ambos presentaron candidatos para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Aún así, «estoy de acuerdo con lo que se va a plantear, hay muchas coincidencias, son más las coincidencias que las diferencias que podamos tener», sostuvo López Obrador.

«Estamos a favor de todos los gobiernos de América Latina y el Caribe, de las políticas que se están siguiendo, de la auténtica democracia, en contra de los golpes de Estado, tanto militares como mediáticos, o legales, entre comillas. Todo eso”, añadió.

AMLO también opinó que «hizo muy bien» el presidente de Venezuela en cancelar su asistencia para no caer en la «trampa mediática» y «evitar las provocaciones» de los medios «conservadores» de Argentina.

«Fue también prudente la postura del presidente Maduro de no asistir, porque la derecha, el conservadurismo muy beligerante de Argentina, tenían preparado un show mediático, y ahora sí que como diría el finado Juan Gabriel: pero qué necesidad», expresó.

López Obrador reiteró su respaldo a Alberto Fernández al acusar al Fondo Monetario Internacional (FMI) de «darle dinero al gobierno» del expresidente Mauricio Macri para «garantizar» su continuidad en las elecciones pasadas.

“Deberían estar avergonzados, ofreciendo disculpas los conservadores, que causaron el endeudamiento de Argentina en complicidad con el Fondo Monetario Internacional y que ahora, como son los conservadores de hipócritas, le echan la culpa de todo a Alberto Fernández”, reclamó.

La VII cumbre de la CELAC ocurre en medio de una nueva oleada de gobiernos de izquierda en la región y el regreso del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, pero también entre crisis políticas como la de Perú y tras el intento de golpe de Estado de Brasil.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario