Un modelo clínico difundido este viernes sugiere que la eficacia de las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 provocada por Ómicron baja respecto a la variante Delta, aunque aún ofrecen una protección alta ante la enfermedad.

Los investigadores del Imperial College de Londres también analizaron en otro trabajo el riesgo de reinfección con Ómicron y detectaron que es 5.4 veces mayor que con Delta, lo que sugiere que la protección que ofrece una infección anterior ante la nueva variante podría ser menor del 19%.

Respecto a las dosis adicionales, el citado modelo clínico estima que después de dos dosis y la de refuerzo hay una reducción de 4.5 veces en los niveles de anticuerpos neutralizantes contra Ómicron respecto a Delta.

Para este trabajo, analizaron tres escenarios y en el peor, supusieron que la eficacia de las vacunas decae al mismo ritmo después del refuerzo que tras las dos dosis.

En este contexto, detectaron que la efectividad de los preparados para evitar hospitalizaciones dos meses después de administrarse el refuerzo pueden caer desde el 96.85% que ofrece ante Delta hasta el 80.1% para Ómicron.

Los investigadores indican que estos porcentajes se traducen en un «alto grado de protección individual», pero advierten de que la nueva variante provocará probablemente un gran número de infecciones y `puede afectar gravemente a la capacidad de los sistema sanitarios en todo el mundo.

«Mientras el grado de decadencia (de la eficacia) contra la enfermedad grave, que obliga a la hospitalización, es menor que contra la leve, incluso pequeñas reducciones en la protección pueden provocar aumentos significativos en ingresos hospitalarios y fallecimientos, sobre todo en grupos de alto riesgo», señalaron los responsables del estudio.

También precisaron que aunque estos resultados aún están rodeados de incertidumbre, dada la reciente aparición de Ómicron, apuntan a que será necesario desarrollar vacunas específicas para esta variante y/o dosis de refuerzo para «restaurar la protección».

No obstante, destacan que existen ahora «más evidencias» sobre cómo Ómicron puede «evadir de manera muy sustancial» la «inmunidad que otorgan tanto las infecciones previas como las vacunas».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario