Expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos (OEA) han pedido este martes a las autoridades de nuestro país que los futuros procesos electorales se celebren «de forma pacífica», esto luego de las elecciones que culminaron el pasado domingo y que desde septiembre pasado dejó 935 agresiones y 100 políticos asesinados.

Los especialistas además solicitaron que el período postelectoral sea de la misma manera «pacífico» y se investiguen todos los asesinatos y violaciones a los Derechos Humanos registrados durante la campaña electoral.

«Hacemos un llamamiento a las autoridades mexicanas para que pongan fin a la intensa polarización de la vida pública y que garanticen que las futuras elecciones se celebren de forma pacífica», han señalado los expertos. «Llamamos a que se investiguen de forma completa y transparente los asesinatos de los candidatos políticos y las numerosas violaciones de Derechos Humanos ocurridas durante la campaña y el día de las elecciones», añadieron.

Las medidas para asegurar una vida pacífica y democrática en México debe incluir, según los relatores, investigaciones completas y efectivas de todos los actos de violencia relacionados con el proceso electoral, justicia y reparación para las víctimas, así como medidas para asegurar que las futuras elecciones sean pacíficas y conforme a los estándares internacionales de Derechos Humanos.

Si bien los relatores de la ONU y la OEA han reconocido los esfuerzos del gobierno federal para «contrarrestar la violencia», incluyendo la reciente implementación de una estrategia para frenar la violencia política y las amenazas contra los candidatos, y los «esfuerzos genuinos» para asegurar que ningún votante sea «discriminado», han reconocido que esperaban no volver a ver los «asombrosos» niveles de violencia alcanzados en las elecciones de 2018.

«Este año ha sido, si cabe, aún peor», lamentaron, incidiendo en que hay que tomar medidas serias de inmediato para apoyar a las instituciones democráticas para que dicha violencia no se repita durante las elecciones presidenciales de 2024.

Al recordar que el derecho a la vida es absolutamente fundamental, apuntó que los candidatos deben poder hacer campaña sin temer por su vida. Indicaron que México también debe respetar, proteger y cumplir los derechos a la libre asociación y a la participación en el proceso político, incluido el derecho de los ciudadanos a elegir al candidato de su elección.

Asimismo, los expertos han expresado su preocupación ante la persistencia de patrones discriminatorios operados por los actores políticos, especialmente contra las mujeres y los grupos tradicionalmente marginados, como los pueblos indígenas.

Manifestaron su «especial preocupación» por el nivel de violencia sin precedentes contra las mujeres, incluidas las periodistas. Las agresiones contra las mujeres, incluida la violencia sexual, representaron más de un tercio de todas las agresiones denunciadas durante la campaña.

Según los expertos, la campaña ha puesto de manifiesto otros problemas de Derechos Humanos, como la presunta participación de la delincuencia organizada en la campaña y la intimidación que conduce a la autocensura de los periodistas, lo que, a su juicio, «obstaculiza la capacidad de los ciudadanos para tomar decisiones políticas con conocimiento de causa».

En este contexto, los expertos también han subrayado el «importante» papel desempeñado por las instituciones electorales independientes. «Son vitales para prevenir el fraude electoral y, por tanto, deben ser protegidas de cualquier presión indebida, intimidación o amenaza», remataron.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario