Tag

Marcha

Browsing

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, reaccionó a la convocatoria abierta de la plataforma ‘Unid@s’ para concentrarse el próximo domingo 19 de mayo en el Zócalo capitalino, para respaldar las candidaturas de Xóchitl Gálvez y Santiago Taboada.

Delgado Carrillo denunció que las marchas supuestamente convocadas por la sociedad civil en 2022 y el año pasado, bajo el lema de defensa al INE y al Poder Judicial, en realidad fueron actos anticipados de campaña por parte de la derecha.

“Tuvieron un acto de sinceridad. Se quitaron la máscara y resultó cierto lo que siempre dijimos, que no era la sociedad civil organizada, en realidad era la derecha. Ahora ya, de manera descarada, están convocando con la imagen de sus candidatos pero, aunque los vistan de rosa, son la candidata del PRI y del PAN y el líder de la PRIANdilla inmobiliaria en la Ciudad de México”, sostuvo.

El morenista dijo que lo anterior se evidencia con la invitación a la “Marcha a las urnas” que utiliza como estandarte la imagen de los candidatos de la coalición PAN, PRI y PRD, a la Presidencia de la República y a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Mario Delgado adelantó que pedirán al Instituto Nacional Electoral (INE) que las marchas organizadas en medio del proceso electoral, se le carguen como gastos de campaña a los candidatos de la coalición opositora, y se declaren como actos anticipados de campaña.

“Fuera máscaras. Fueron marchas del PRIAN, por lo tanto, le vamos a pedir a la autoridad electoral que le cargue como gasto de campaña esa marcha, porque ¿quién va a creer que es una marcha ciudadana? Y por lo menos la marcha del 2024 y del 2023 vamos a pedir que se declaren como actos anticipados de campaña, porque evidentemente era una orquesta dirigida para favorecer al PRI y al PAN”, declaró.

El líder morenista recordó que se convocaron marchas en noviembre de 2022, en febrero de 2023 y ahora en febrero de 2024, misma que tuvo a Lorenzo Córdova como principal orador.

“Envueltos en la bandera de la democracia y con la hipocresía que los caracteriza, se hicieron pasar como sociedad civil, cuando siempre fue la derecha, por eso lo denunciamos en su momento y lo seguiremos haciendo”, añadió.

Además, refirió que los ciudadanos que asistieron a las marchas fueron engañados porque los líderes que convocaron siempre estuvieron amañados con la derecha, pese a que todo el tiempo se declararon apartidistas.

“Una vez más quedan evidenciados, quedó revelada la hipocresía de estas organizaciones que se hacían llamar sociedad civil, que se hacían llamar independientes, que convocaban a marchas ciudadanas supuestamente defendiendo a nuestra democracia cuando en realidad solo querían atacar a nuestro movimiento. Desde 2022, con la bandera de sociedad civil la derecha ha buscado engañar a la ciudadanía e influenciar la voluntad popular”, finalizó Mario Delgado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) desestimó este lunes la ‘Marcha por nuestra democracia’ en la que miles de ciudadanos se manifestaron en defensa elecciones libres y la defensa de la democracia.

El mandatario afirmó en su conferencia matutina que la manifestación la encabezaron antiguos líderes del Gobierno, ahora en la oposición, que “se disfrazan de demócratas, cuando ellos eran los más tenaces violadores de los derechos del pueblo”.

“Como la manifestación de ayer, porque los que estaban antes, ya sea en el Gobierno o los que se beneficiaban con la corrupción, están inconformes, y quieren regresar, y yo también quiero que regresen, pero lo que se robaron”, expuso López Obrador.

Los manifestantes denunciaron que los comicios están en peligro por la violencia del narcotráfico, con decenas de políticos asesinados en lo que va del proceso, y por las reformas que impulsa López Obrador, quien busca reemplazar el Instituto Nacional Electoral (INE), organismo autónomo que organiza las elecciones.

Pero López Obrador argumentó que en la marcha estuvieron los defensores de la “oligarquía” que él dice había antes de que él asumiera el poder en 2018.

“Lo que había era el dominio de una oligarquía corrupto, la oligarquía es el gobierno de una minoría, el gobierno de los ricos, la democracia es el gobierno del pueblo, la democracia que ellos defienden es la del poder sin pueblo”, comentó.

El presidente indicó que quienes marcharon están detrás de las campañas que buscan vincularlo con el narcotráfico tras el reportaje del medio estadounidense ProPublica de una investigación de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) sobre 2 presuntos millones de dólares que recibió la campaña de López Obrador en 2006.

“Ellos quieren democracia sin pueblo, nada más para las minorías, por eso están enojados y (están) las campañas llamándome narco-presidente, pero como tengo autoridad moral estoy protegido”, opinó.

Y mientras el presidente descalificada la marcha, la abanderada de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, celebró la “energía cívica y la fuerza ciudadana” de quienes salieron a las calles.

“Me llena de esperanza y optimismo ver esta enorme participación de mexicanas y mexicanas. La democracia se ejerce desde las urnas, pero también desde las calles y las plazas públicas. Mientras México tenga ciudadanos y ciudadanas que salgan a manifestarse para defender su democracia que ejercen su derecho a la libre expresión de ideas. No habrá tentación autoritaria que pueda mandar al diablo a nuestras instituciones”, dijo la aspirante presidencial a través de un video publicado en sus redes sociales.

Previamente, la también senadora con licencia explicó la razón de no participar en la marcha. Dijo que no quería que se malinterpretara su presencia, pues dijo, se trató de una concentración ciudadana por la defensa de la democracia y de las instituciones. “Dejemos a los ciudadanos marchar en paz”, sostuvo.

Decenas de miles de ciudadanos se concentraron ayer en distintas ciudades del país y el extranjero en lo que llamaron una “Marcha por nuestra democracia”, la cual tenía como principal demanda elecciones libres y exigir el cese de políticas que atenten contra la democracia.

Las protestas fueron convocadas por organizaciones ciudadanas, y fueron respaldadas por partidos de oposición. Según el Gobierno de la Ciudad de México, aproximadamente 90,000 personas acudieron a la protesta en el Zócalo capitalino.

Sin embargo, los organizadores de la protesta señalaron, según la agencia Reuters que la asistencia fue de aproximadamente 700,000 mil personas.

Las miles de personas que salieron a las calles en distintas ciudades, respondieron al llamado de acudir vestidas de rosa y con banderas de México. La principal consigna fue “fuera López”. Otras llevaban carteles que decían “el poder de la gente es más grande que la gente con poder”.

Entre las organizaciones ciudadanos que marcharon estuvieron el Frente Cívico Nacional, Sí por México, Poder Ciudadano, Sociedad Civil México, UNE México y Unidos por México, entre otros.

 

Lorenzo Córdova, exconsejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), fue el único orador de la concentración. En su mensaje, acusó al presidente de querer destruir la democracia, además de encabezar un “proyecto de regresión autoritaria”.

Sin mencionar el nombre del mandatario, aseguró que “hoy todo esto está bajo amenaza”.

“Nos pasamos más de 40 años construyendo una escalera para que quien tuviera los votos pudiera acceder al primer piso y hoy, desde el poder, quien llegó a ese primer piso por la libre voluntad de la ciudadanía pretende destruir esa escalera para que nadie más pueda transitarla”, sostuvo.

Luego de la manifestación masiva, López Obrador siguió arremetiendo contra sus críticos. Dijo que no habría fraude en las elecciones del próximo 2 de junio, y que él no había intervenido en los procesos democráticos.

“Es la democracia de ellos… la democracia de los corruptos. Y nosotros lo que queremos es que haya la democracia del pueblo. No queremos poder sin pueblo. Ellos son los que establecieron la antidemocracia con los fraudes electorales”, sostuvo el mandatario.

En Jalisco, la principal concentración reportó una asistencia de 10 mil personas, mientras que en Ciudad Juárez, Chihuahua, alrededor de 1,500 personas participaron en la “Marcha por nuestra Democracia”. En Monterrey, la movilización reunió a poco más de 12,000 personas. Otras ciudades que tuvieron una participación nutrida fue Mérida, Querétaro, Cuernavaca, Culiacán, entre otras.

Las asistentes coincidían en algo: que el Gobierno federal quiere robarse las elecciones de junio próximo, con lo que aseguran, la democracia está en riesgo pues México caería en un régimen dictatorial.

Foto: X @redesunidosmx

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó este viernes que la marcha ciudadana que tendrá lugar el próximo domingo busca “que regresen los corruptos” y no la defensa de la autonomía de las elecciones como se pregona.

“Están convocando a la manifestación para defender la corrupción porque eso es lo que en esencia buscan, que regresen los corruptos, aunque digan que les importa la democracia”, expresó el mandatario en su conferencia matutina.

El morenista se refirió a la ‘Marcha por nuestra democracia’ que convocaron unas 210 agrupaciones ciudadanas agrupadas en ‘Unid@s’, y que se replicarán en cerca de 120 ciudades de México y el mundo. Los organizadores han señalado que busca denunciar que “el voto libre está en riesgo” rumbo a las elecciones presidenciales del 2 de junio.

Las organizaciones ciudadanas denuncian que los comicios están en peligro por la violencia del narcotráfico y por la intromisión del Gobierno federal en el proceso, lo que quedó evidenciado con las reformas que impulsa el presidente López Obrador.

Al respecto, presidente sostuvo que detrás de la protesta está el empresario Claudio X. González, quien apoya a Xóchitl Gálvez, la candidata de la alianza opositora Fuerza y Corazón por México.

“¿Cómo les va a importar la democracia, si ellos eran los que promovían y ejecutaban todos los fraudes electorales? Ellos fueron los que nos robaron la presidencia en 2006, es como el mundo al revés”, comentó López Obrador.

La marcha empezará a las 11:00 hora el próximo domingo, y en el caso de la capital, tendrá lugar en el Zócalo de Ciudad de México.

Esta movilización es la tercera que organizan las agrupaciones de la sociedad civil. La primera fue en noviembre del 2022, en defensa del INE, y la segunda en febrero de 2023, con la intención de proteger los derechos electorales. En esta ocasión, los organizadores han insistido en que quien pretenda acudir evite usar cualquier tipo de emblema partidista o referencia a alguna candidatura, pues esto es un esfuerzo ciudadano.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Amado Avendaño, vocero del Frente Cívico Nacional y Emilio Álvarez Icaza, senador, sobre la convocatoria y que esperan de ella.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que la marcha convocada por la asociación “Unid@s” para el próximo 18 de febrero será un acto proselitista, fuera de la ley, disfrazado de activismo por parte de la sociedad civil.

“Este jueves se termina el periodo de precampaña y empieza el periodo de intercampaña, es decir, ya no puede haber actividad política. Está prohibido por la ley hacer eventos públicos y resulta que están convocando a una marcha en plena intercampaña. Van a hacer un acto político disfrazados de sociedad civil, en realidad es una marcha de la derecha”, sostuvo el dirigente.

En tono de burla, Delgado lamentó que la marcha no sea para protestar por el acuerdo entre el PRI y el PAN en Coahuila, mismo que consistía en el reparto de instituciones y puestos dentro del gobierno posterior a ganar la elección.

“Por más que lo pinten de rosa este será un acto político disfrazado”, insistió Mario Delgado, quien también destacó que el único orador de la marcha será el exconsejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Y es que los organizadores de la marcha anunciaron recientemente que habrá un orador único en el Zócalo de la Ciudad de México, donde terminará la movilización que tiene planeado salir del Monumento a la Revolución.

“Su orador principal será aquel que se desgarraba las vestiduras por la defensa de la ley y las instituciones, por la democracia; el que nos quería sancionar, incluso a mí como dirigente, por haber asistido a un evento de mi partido. Su orador principal va a ser Lorenzo Córdova, quien todos sabemos es representante del PAN. Evidentemente ya es un representante acreditado de la derecha”, acusó.

El morenista recordó que la ideología de la derecha siempre ha sido la hipocresía, por lo que dijo que la marcha, el acuerdo de Coahuila y la elección de Xóchitl Gálvez como candidata presidencial del Frente, son reflejo de que todo lo hacen en lo oscurito.

Señaló que la derecha raya en el cinismo sin importarles que estén violando la ley.

“Todo lo hacían en lo oscurito hasta que llegó Marko Cortés y dijo: basta, hagamos público nuestros acuerdos porque nos están robando; son tan rateros que hasta entre ellos se roban y eso pues le calentó a ‘Marquito’”, concluyó.

Una caravana de familias y comerciantes afectados por el paso del huracán Otis, que devastó principalmente Acapulco, arribó este lunes a la Ciudad de México, para reclamar al Gobierno federal la entrega de más recursos para los miles de damnificados y los cientos de hoteles y comercios que quedaron destruidos.

La movilización partió ayer de Acapulco y culminó frente a Palacio Nacional, donde decenas de manifestantes exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), mayor atención ante las problemáticas que enfrenta el puerto, donde persisten las fallas en los servicios públicos a 12 días del paso del huracán.

En un discurso, Evodio Velázquez, exalcalde de Acapulco e integrante de la caravana, pidió al Gobierno que se declare a la localidad turística como “prioridad nacional”.

Quienes integran la caravana, exigieron la instalación de una mesa de dialogo para entregar el pliego petitorio, con las propuestas de los acapulqueños, quienes también reclaman un trato digno y que en el presupuesto que se discute en el Congreso, se adicione una partida especial con recursos para la reconstrucción.

Sin embargo, a través de redes sociales se denunció que la caravana fue impedida de avanzar en su recorrido por la Ciudad de México, luego de que elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana les obstaculizara su marcha.

Durante su conferencia matutina, López Obrador restó importancia a la marcha y la atribuyó al “oportunismo” y “politiquería” de algunos adversarios.

En ese sentido, mencionó, entre quienes se aprovechan de la situación para lucrar políticamente, a la senadora Xóchilt Gálvez, virtual candidata de la oposición a las elecciones presidenciales del próximo año.

Ante las críticas que se le hacen al Gobierno, López Obrador afirmó que se dispone de suficientes recursos para atender la devastación que dejó Otis.

Recordemos que el Gobierno informó la semana pasada sobre 61 mil millones de pesos las familias, pequeños empresarios y hoteleros afectados por Otis.

Y es que las autoridades calculan que Otis ocasionó afectaciones en al menos 250,000 viviendas, 120 hospitales y clínicas y en más del 80% de los comercios e infraestructura hotelera de Acapulco.

AMLO también anunció que tras conversaciones con varios empresarios y dirigentes del sector turístico se acordó que entre marzo y abril del próximo año se reabrirán al menos 35 hoteles en Acapulco.

Adicional, adelantó que se destinarán 10,000 efectivos de la Guardia Nacional para prestar seguridad de manera permanente en Acapulco.

Foto: X @acostanaranjo

Miles de empleados y ciudadanos que apoyan la independencia del Poder Judicial, marcharon este domingo en varias ciudades del país, en contra del proyecto que se discute en el Senado y que busca eliminar 13 fideicomisos que aseguran, se destina a prestaciones laborales.

La protesta, que se da en medio de un paro de labores, se agudizó luego que la Cámara de Diputados, dominada por el oficialismo, aprobara la semana pasada la eliminación de los fideicomisos.

La Suprema Corte de Justicia asegura que el proyecto legislativo suprimirá fondos con los que el Poder Judicial atiende obligaciones laborales y de seguridad social.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sostiene que el objetivo es eliminar un régimen de privilegios que, según él, solo beneficia a magistrados y otros altos funcionarios, y ha asegurado en reiteradas ocasiones, en que no se afectará a los trabajadores.

Miles de empleados judiciales se reunieron en el Monumento a la Revolución, desde donde marcharon hasta el Zócalo capitalino. A lo largo del recorrido, se escucharon consignas como “¡No son privilegios, son nuestros derechos!” o “¡Somos los garantes de la Constitución!”.

Así como tuvo lugar en la Ciudad de México, trabajadores, simpatizantes y políticos salieron a las calles en más de 20 ciudades.

Los manifestantes, incluyendo jueces o exministros como José Ramón Cossío, marcharon en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Cancún, Mérida, Puebla, y Tijuana, además de Aguascalientes, Celaya, Colima, Chihuahua, Cuernavaca, León, Mexicali, Querétaro, Saltillo, Tampico, Torreón, Tuxtla Gutiérrez, Uruapan, Veracruz y Xalapa.

Este es solo el más reciente episodio del enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Poder Judicial, que en los últimos meses se ha profundizado a medida que la Suprema Corte ha bloqueado iniciativas clave de López Obrador.

El mandatario acusa al tribunal de estar al servicio de la oposición conservadora y de defender la corrupción, en un contexto de alta impunidad.

Según López Obrador, los fideicomisos que podrían desaparecer si la iniciativa es avalado en el Senado, administran cerca de 15,000 millones de pesos que, según ha dicho, planea destinar a programas sociales como becas a estudiantes.

Ya que el Senado aún debe aprobar la desaparición de los fideicomisos, los trabajadores han dicho que seguirán manifestándose en los próximos días, además de que analizan sus siguientes pasos, ya que mañana acaba el paro de labores que se acordó la semana pasada.

Foto: Twitter @MiguelCarbonell

Ayer se llevó a cabo una marcha que movilizó a miles de personas en apoyo a la Suprema Corte de Justicia de México(SCJN), que derivó en enfrentamientos entre quienes salieron a defender a la Corte y simpatizantes de la 4T que, en línea con el discurso presidencial, rechazan y critican el actuar de los ministros.

Los enfrentamientos, según se reportó, ameritó la intervención de la policía para separar a los grupos, y para desalojar al grupo que mantenía un plantón a las afueras de la Corte.

Los incidentes ocurrieron al final de la movilización, cuando cientos de manifestantes concentrados a las puertas de la Corte comenzaron a lanzar objetos e insultar a un grupo que mantenía desde hace varias semanas un plantón, donde colocaron carteles y consignas contra los ministros.

Mientras los manifestantes gritaban al unísono “el pueblo unido jamás será vencido”, el grupo crítico de la Corte les respondía “provocadores, provocadores”.

Algunos de los manifestantes comenzaron a arrancar los carteles contra los ministros que estaban en las puertas de la Corte y derribaron un pequeño kiosco que tenían los participantes del plantón.

Horas antes, miles de personas vestidas de blanco se concentraron en el Monumento a la Revolución, para unirse a la movilización convocada por organizaciones civiles en respaldo a los ministros de la Corte que han sido objeto de críticas y protestas en las últimas semanas luego de diversos reveses al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Ante esto, López Obrador ha endurecido su posición en contra del Poder Judicial luego que el mes pasado el máximo tribunal declaró inconstitucional una reforma que transfería el control de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

A esto, se sumó el hecho de que la Corte invalidara la primer parte del llamado ‘Plan B’ de la reforma electoral que la mayoría oficialista del Congreso aprobó en diciembre y permitía a los funcionarios públicos expresar opiniones políticas sin riesgo de sanciones por incurrir en propagada electoral, tal como se establece en la actualidad.

Las tensiones aumentaron luego que el pasado 18 de mayo el máximo tribunal invalidó un decreto presidencial del 2021 que ordenaba a las dependencias públicas acelerar la emisión de permisos y autorizaciones para que la construcción de proyectos de infraestructura se pudieran ejecutar sin dilaciones, el llamado ‘decretazo’.

Sin embargo, López Obrador desafió a la Corte emitiendo el mismo día de la sentencia otro decreto en el que declaró al Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, así como la construcción de cuatro aeropuertos en el sur del país como proyectos de “seguridad nacional”.

“Y la Corte, como se dice coloquialmente, ya la perdimos. Yo creo que siempre había estado alejada del pueblo y cercana al poder, pero ahora de manera descarada están al servicio de los potentados”, afirmó el presidente la semana pasada al reiterar que ante el “divorcio completo” de los jueces de las necesidades de la mayoría de los mexicanos “hace falta una reforma en el poder judicial”.

López Obrador adelantó que en el último año de su sexenio, 2024, promoverá una reforma constitucional para que los ministros de la Corte, magistrados y jueces sean electos por voto ciudadano. En la actualidad la Constitución faculta al Presidente de la República para presentar una terna de candidatos al Senado, los cuales requieren de los votos de las dos terceras partes de la cámara para su elección.

La presidenta de la Suprema Corte, la ministra Norma Piña, ha sido el principal blanco de los ataques, del presidente y de sus seguidores.

En marzo, en medio de una concentración que organizó el gobierno en el Zócalo capitalino por el aniversario de la expropiación petrolera, manifestantes llevaron una figura de cartón con el rostro de la ministra presidenta a la que le prendieron fuego al grito de “fuera Piña”.

El máximo tribunal consideró el incidente como un acto de odio y violencia de género contra la ministra y manifestó preocupación de que “el ejercicio de los pesos y contrapesos que exige el orden constitucional redunde en una confrontación”.

Piña, quien asumió la presidencia de la Corte en febrero, ha mantenido silencio ante las críticas de López Obrador, pero en diferentes intervenciones públicas ha defendido la independencia de los jueces.

Recientemente, el ministro Alberto Pérez Dayán aseguró que “estamos fuertes, convencidos de lo que hacemos. Nada nos va a doblar”, en clara alusión a las tensiones que han surgido entre el Ejecutivo y el Poder Judicial.

En reacción a la movilización de ayer en la CDMX, que se replicó en diversos estados del país, el presidente dijo que fue una convocatoria muy “eriza”, asegurando que los reportes que él tiene indican que participaron sólo 3 mil personas.

“Tienen que echarle más ganas, no tienen causa”, dijo al mandatario, quien volvió a insistir en que los ministros no respetan la Constitución, pues ganan más que él.

También dijo que quienes salieron a manifestarse en defensa de la Corte “actuaron con prepotencia”, pues señaló, “no debieron ir y quitarles las mantas” a quienes se manifestaban en contra.

Sindicatos independientes organizaron este lunes una marcha por el Día del Trabajo para denunciar que aún falta democracia sindical en México, conquistar derechos laborales y cumplir demandas laborales.

Los trabajadores marcharon para exhibir la incertidumbre, desigualdad económica, el conflicto y la ruptura social que existe en el país.

Con consignas como “¡Unidad! ¡Unidad” y “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, los manifestantes, encabezados por varios líderes sindicales, iniciaron su recorrido desde el Ángel de la Independencia, con el objetivo de llegar al Monumento a la Revolución.

Los trabajadores se unieron para protestar en contra del capitalismo, los gobiernos neoliberales y las nuevas formas de corporativismo.

En un manifiesto firmado por la Nueva Central de las y los Trabajadores de México, la organización criticó que los gobiernos neoliberales en el mundo “están desplegando una brutal ofensiva” en contra de la clase trabajadora al imponer reformas antipopulares.

Expusieron la situación de Francia, donde el gobierno de Emmanuel Macron aumentó los años de trabajo y cotización para poder pensionarse en ese país.

Asimismo, recordaron que hay protestas obreras en Inglaterra, Alemania, España, Grecia y Portugal “que están poniendo en jaque a las democracias burguesas”.

“Desde México queremos expresar nuestra solidaridad militante con todos estos procesos de lucha obrera y popular que están cimbrando las estructuras de dominación burguesas en todo el mundo”, enfatizaron.

Afirmaron que este día las demandas son universales, como la reducción de la jornada de trabajo, renta básica universal, defensa de regímenes solidarios de pensiones, derecho a huelga, libertad sindical y contratación colectiva.

Señalaron que en México la situación de la clase obrera no es tan diferente como la de otros países.

“La reforma de la libertad sindical de 2019, del outsourcing del 2021 y los consecutivos incrementos al salario mínimo no han revertido en su totalidad el proceso de precarización del trabajo”, criticaron.

Afirmaron que son políticas que no buscan revertir las políticas neoliberales, y señalaron que la aprobación de algunas leyes no tuvieron en cuenta las demandas de los movimientos sociales.

Estados Unidos apoya la existencia de instituciones electorales independientes que tengan recursos para fortalecer los procesos democráticos, afirmó el principal encargado del Departamento de Estado para Latinoamérica, Brian Nichols.

El funcionario estadounidense publicó un mensaje a través de las redes sociales horas después de que miles de ciudadanos se manifestaran en la Ciudad de México, y más de 120 ciudades del país, contra el llamad ‘Plan B’ de la reforma electoral impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“En México hoy vemos un gran debate sobre reformas electorales que ponen a prueba la independencia de instituciones electorales y judiciales”, apuntó Nichols, y dijo que Estados Unidos, añadió, “apoya instituciones electorales independientes que tienen recursos para fortalecer los procesos democráticos y el estado de derecho”.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, dijo durante una rueda de prensa este lunes que su país “respeta la soberanía de México”, pero que “un sistema electoral independiente (…) constituye uno de los pilares de la democracia”.

Price añadió que Estados Unidos seguirá muy de cerca cómo se desarrolla la situación en México.

Y mientras Estados Unidos emitió dicho posicionamiento, López Obrador minimizó la participación ciudadana de ayer, pese a ser la más numerosa que ha habido contra una de sus iniciativas.

El mandatario atribuyó la movilización a una acción de conservadores que están en contra su proyecto político.

“No les importa la democracia, sino lo que quieren es que continúe el predominio de una oligarquía, un gobierno de los ricos”, afirmó López Obrador al cuestionar a los convocantes y dirigentes opositores que asistieron a la movilización, a los que llamó conservadores, “antidemocráticos” y “delincuente de cuello blanco”.

AMLO dedicó más de media hora de su mañanera para mostrar fotografías de algunos de los opositores y exfuncionarios que participaron en la concentración. De cada uno fue haciendo críticas por su ‘comportamiento’ o antecedentes.

López Obrador atribuyó a una “mentira” de sus adversarios de que la reforma electoral que impulsó busque afectar la democracia mexicana, y sostuvo que “ellos son en esencia antidemocráticos”.

Sobre la cifra de participantes en la movilización, el mandatario dijo que acudieron entre 80,000 y 100,000 personas, mientras las cifras de los organizadores sostienen que asistieron cerca de 500,000 personas.

“Tienen que mover más gente todavía”, expresó el mandatario, al desestimar la concentración, y agregó que los que se manifestaron el domingo en la capital representan “una vanguardia” y una “elite” de los sectores conservadores de México que estimó en unas 25 millones de personas.

Foto: Twitter @ClaudioXGG

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, hizo un llamado a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a que declaren la inconstitucionalidad del ‘Plan B’ promovido por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Les pedimos a los ministros que declaren esta ley inconstitucional, que no se destruya, que no se desmembre al Instituto Nacional Electoral y que no se le permita a la secretaría de Relaciones Exteriores, ahora resulta, ser quien organiza y lleva el proceso de votación de los migrantes en el extranjero”, afirmó el líder panista al asistir a la movilización de ayer en defensa del INE.

El panista sostuvo que al Zócalo de la Ciudad de México llegaron más de  500 mil personas.

Exigió al presidente López Obrador que de forma inmediata promulgue el ‘Plan B’,que fue aprobado con mayoría en el Congreso, con el fin de que haya tiempo suficiente para que la Corte pueda revisarla la ley y declararla inconstitucional.

El jefe nacional de los panistas indicó que lo que sigue es continuar generando este despertar social en todo México, exigiendo que se respete al INE, el voto, la libertad y la democracia.

En tanto, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Santiago Creel, refirió que es en el Zócalo en donde nace México, nace la República y se restaura, por lo que los ciudadanos desde ese lugar defenderán la democracia y al árbitro electoral.

Señaló que la concentración se dio en el Zócalo porque a un costado se encuentra la SCJN, que es el tribunal máximo de la Constitución “y vamos a pedirle que actúe conforme a la Constitución, ni más ni menos”, manifestó el legislador.

Entre los asistentes de Acción Nacional estuvieron la senadora Josefina Vázquez Mota; la diputada federal, Mariana Gómez del Campo; el coordinador de los diputados federales, Jorge Romero; el coordinador nacional de los diputados locales, Enrique Vargas del Villar; el Jefe del partido en el Estado de México, Anuar Aznar y miembros del CEN.

 

 

Por su parte Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, expresó su contundente rechazo al ‘Plan B’ de la reforma electoral aprobada por Morena y sus aliados en el Congreso.

“Hoy estamos aquí, para defender nuestra democracia, para demostrar que los ciudadanos estamos unidos protegiendo lo que juntos hemos construido”, afirmó el priísta. “Este es el pueblo de México defendiendo la democracia”, añadió.

Puntualizó que los priistas están del lado de la democracia, y expresó su apoyo total al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Alito Morena estuvo acompañado durante la movilización por la Secretaria General del partido, Carolina Viggiano; el Coordinador de los diputados federales, Rubén Moreira; el Vicecoordinador del PRI en el Senado, Manuel Añorve; el Secretario Técnico del Consejo Político Nacional, Pablo Angulo; el Secretario de Acción  Electoral, Rolado zapata; la Secretaria de Comunicación, Paloma Sánchez, entre otros integrantes del CEN y legisladores locales.

El EN del partido informó que al igual que en la Ciudad de México, dirigentes del PRI en los estados, acompañados por líderes de sectores y organizaciones del partido, legisladores locales y militantes y simpatizantes, se congregaron en las principales plazas públicas de todo el país.

El dirigente nacional del tricolor señaló que es deber de todos los mexicanos cuidar y defender la democracia, que permite no sólo elegir libremente a autoridades y representantes populares, sino también gozar de libertades.

Argumentó que el partido en el poder, Morena, está fraguando un fraude electoral y, como el INE le estorba, quiere acabar con él.

“Ésa es la razón de los cambios inconstitucionales que el oficialismo ha aprobado desde el Congreso de la Unión, pretendiendo avasallar la voluntad popular y exterminar a la oposición, pero no lo vamos a permitir”, dijo Alito Moreno.

Finalmente, el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que la asistencia de ayer a la concentración del Zócalo y en diversas plazas públicas del país, fue de vital importancia para evitar que “el dictador de Palacio Nacional” se salga con la suya al imponer el ‘Plan B’.

“Es muy importante la participación de todas y todos para defender la democracia en México, no dejemos que los que ahora gobiernan, dañen más a las instituciones electorales y pretendan  regresarnos a un país autoritario. No vamos a permitir su Plan B que atenta contra los derechos políticos de las y los mexicanos, esto no es más que un intento del oficialismo para tener el control de las elecciones, depositamos nuestra confianza en la Corte para que esas leyes regresivas no pasen”,  enfatizó el líder perredista.

Ignacio Mier Velazco, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, sostuvo que la marcha de ayer lo que realmente pretendía era sostener una burocracia dorada con base en mentiras y argumentos falaces.

No obstante, celebró que México sea un país donde las libertades se respetan y se garantizan y todo mundo puede manifestarse, aunque sea para expresar un argumento sin sentido.

“Qué país tan fantástico tenemos. Podemos democráticamente manifestar, explícitamente, en la calle, en la concentración que tienen planeado en la Ciudad de México, su inconformidad con el plan electoral, aunque esté lleno de mentiras”, señaló el morenista.

El líder morenista expresó que la movilización estuvo sustentada en las mentiras que los conservadores impulsaron para salvaguardar intereses económicos particulares.

Comentó que, a costa de la fe de la gente, el Instituto Nacional Electoral se convirtió en el refugio de una elite que, en los últimos 30 años, secuestró a la democracia en lugar de protegerla.

“Que les vaya bien”, declaró Ignacio Mier, pero recordó que “el pueblo es sabio y podrá juzgar democráticamente a quién le asiste la razón”.

Recordó que a finales de 2022, se emprendió una campaña de desinformación que buscó sembrar miedo e intriga en el pueblo mediante los voceros orgánicos de un agonizante, casi extinto viejo régimen que desde el privilegio de sus micrófonos han esgrimido y esparcido noticias falsas sobre la reforma.

Dijo que con la reforma electoral, el Instituto no se desmantela, sino que se optimizan sus estructuras y se fusionan áreas cuya operación y ámbitos de atribuciones están relacionadas, lo cual está avalado por la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación, de modo que la reforma es legal y legítima.

“Contrario a lo que se ha divulgado, la reforma sigue garantizando los derechos democráticos de todas y de todos en el país”, remató el morenista.

Miles de personas, ciudadanos y opositores, se movilizaron ayer en el primer cuadro de la Ciudad de México, llenando el Zócalo capitalino, para protestar contra el ‘Plan B’ de la reforma electoral impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo a los organizadores, ayer domingo llegaron al Zócalo y calles aledañas poco más de medio millón de personas. Algunos de los asistentes no pudieron llegar a la plancha, y tuvieron que apostarse en calles como Madero, 20 de Noviembre, 16 de Septiembre y 5 de Mayo.

La mayoría de los manifestantes vestían prendas blancas y rosas, en alusión a los colores del Instituto Nacional Electoral (INE). De acuerdo a los reportes de la prensa, los asistentes gritaban consignas como: “¡Mi voto no se toca!”, lema de la concentración.

Y es que las reformas electorales propuestas por López Obrador, que concluyeron su trámite legislativo la semana pasada luego de ser aprobado el segundo paquete en el Senado, pasaron al Ejecutivo para su promulgación. En ellas se contempla reducir el salarios de los funcionarios electorales, cortar el financiamiento para las oficinas electorales locales y la capacitación de ciudadanos que operan y supervisan las casillas.

El ‘Plan B’ también disminuirá las sanciones para candidatos que no reporten sus gastos de campaña.

Sin embargo, López Obrador niega que las reformas sean una amenaza contra la democracia y asegura que las críticas son elitistas, argumentando que el INE gasta demasiado dinero, y que ese monto debería invertirse en favor de los más necesitados.

El mandatario dijo el jueves que promulgará el ‘Plan B’, aunque dijo que sí espera impugnaciones judiciales. En ese sentido, muchos de los asistentes a la protesta de ayer expresaron su esperanza de que la Suprema Corte anule las reformas, como han hecho los tribunales con otras iniciativas presidenciales.

La manifestación fue convocada por varias organizaciones políticas y civiles agrupadas en UNID@S, colectivo contrario a López Obrador.

Ramón Cossío, exmagistrado de la Suprema Corte Juan y orador principal del evento, acusó al mandatario de querer “apropiarse del sistema electoral”.

Cossío, quien ha sido fuertemente criticado por el presidente, confió en que la Suprema Corte eche abajo la reforma cuando falle las demandas que han sido presentadas ante ese tribunal.

“Confiamos en ellos (los jueces), en su talante democrático, en la decisión que tomarán para preservar la vida democrática del país”, sostuvo desde la tarima que se montó en la plancha del Zócalo. Beatriz Pagés fue la otra oradora en la concentración de ayer.

Las autoridades de Ciudad de México, de Morena, sorprendió al señalar que ayer se tuvo una asistencia de 90,000 personas.

La marcha se replicó en cerca de 120 ciudades en al menos 5 países.  De acuerdo con los organizadores, más de 50,000 se concentraron en Monterrey y Guadalajara.

En respuesta a la protesta de ayer, López Obrador, cuya popularidad ronda el 60%, convocó a sus seguidores a movilizarse el próximo 18 de marzo con motivo del 85 aniversario de la nacionalización del petróleo en México.

Foto: Twitter @FCN_mx 

El próximo domingo, miles de ciudadanos volverán a salir a las calles en más de 100 ciudadanos, siendo la Ciudad de México la principal movilización, en defensa de la democracia y para exigir a la Suprema Corte eche atrás el llamado ‘Plan B’ de la reforma electoral.

Bajo el lema “Mi voto no se toca”, integrantes de la sociedad civil convocados por la organización UNID@S  se concentrarán a las 11 de la mañana en el Zócalo de la Ciudad de México.

La movilización de la capital del país se replicará en más de 100 ciudades, de al menos 5 países, donde según los organizadores “defenderemos la democracia de México”.

La protesta es contra el llamado ‘Plan B’ de la reforma electoral, que esta semana finalizó su proceso legislativo en el Senado y fue remitido al Ejecutivo para su promulgación y publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Los que se exige es que la Suprema Corte, en cuyas manos está ahora el ‘Plan B’, rechace cualquier modificación que vaya en contra de la Constitución.  

“Los ciudadanos queremos decirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que las reformas electorales recientemente aprobadas, también llamadas Plan B, nos afectan y contradicen lo que establece la Constitución”, señala la convocatoria de la marcha.

Pero, ¿qué se pide a la Corte? Estos son los 8 puntos que integran el pliego petitorio de los organizadores.

  1. Se cambiaron las reglas de los procesos electorales por el grupo que ostenta el poder, sin escuchar a la ciudadanía, a las organizaciones de la sociedad civil, a los pueblos y comunidades indígenas, a los grupos vulnerables, a los órganos técnicos, a los trabajadores de los órganos técnicos, y sin escuchar a los partidos de oposición que son los otros contendientes de los procesos.
  2. El Plan B viola el derecho de la ciudadanía a la renovación de los poderes por medio de elecciones libres, autenticas y confiables, pues cambia la estructura operativa del INE, reduciéndola en un 85%, lo cual afecta directamente la eficacia del Instituto para integrar e instalar más de 160 mil casillas y realizar el conteo de las votaciones de manera certera y oportuna.
  3. Se restringe la capacidad sancionatoria y regulatoria de las autoridades electorales, lo cual hace que no existan condiciones de equidad en la contienda electoral.
  4. Se debilita la autonomía del INE. Ya no podrá ejercer sus facultades en beneficio de la protección de los derechos político-electorales de la ciudadanía. Ahora tendrá que depender de la Cámara de Diputados para el tema presupuestario; de la Secretaria de Relaciones Exteriores, para la construcción del padrón electoral; y de las autoridades federales, estatales y municipales para la ubicación de sus módulos de atención.
  5. Se cambia el modelo de comunicación política permitiendo que los actores gubernamentales hagan uso de los recursos públicos en su beneficio, generando condiciones desiguales en la participación electoral.
  6. Se generan condiciones que violan directamente los derechos a la identidad, a la información, a la protección de datos personales de la ciudadanía.
  7. Se pone en riesgo el ejercicio del voto universal, libre, directo y secreto de las mexicanas y los mexicanos.
  8. Se modifica el sistema de medios de defensa en materia electoral, afectando directamente el derecho a la tutela judicial efectiva de la ciudadanía.

Los organizadores han pedido a los asistentes llevar una flor de color rosa o blanco, las cuales indicaron, serán recogidas por un grupo de jóvenes que las llevarán a la afueras de la Suprema Corte.

Señalaron que las “flores de la esperanza y la confianza” representarán el sentir de la ciudadanía y reforzarán la petición a la Corte para que defienda al INE y a la democracia.

Los oradores del evento del próximo domingo serán el Ministro en retiro José Ramón Cossío, a quien el presidente López Obrador ha atacado en reiteradas ocasiones, y la periodista Beatriz Pagés. 

Se trata de la segunda marcha ciudadana en defensa del INE y la democracia. El pasado 13 de noviembre cerca de 500 mil ciudadanos marcharon del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución.

En respuesta, dos semanas después, el presidente encabezó una marcha en defensa del movimiento de Transformación que encabeza.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Emilio Álvarez Icaza, senador independiente, sobre la manifestación de este domingo.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informó esta tarde que se mantiene la Fase I de contingencia ambiental atmosférica por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México, debido a los altos niveles de contaminación.

El organismo señaló que, con base en los modelos y datos del Sistema de Monitoreo de la Calidad del Aire de la Ciudad de México, la influencia del sistema de alta presión sobre la región centro del país, continúa ocasionando estabilidad atmosférica y viento débil que, junto con la intensa radiación solar, mantiene la mala calidad del aire en el Valle de México.

Además, indicó que la información meteorológica para el resto del día indica que las condiciones seguirán siendo adversas para la dispersión de los contaminantes, de tal manera que los valores de ozono seguirán siendo altos.

Desde ayer por la tarde, la Comisión informó que por una alta radiación solar en el Valle de México se activó la fase 1 de contingencia ambiental por altos niveles de ozono.

“La Comisión Ambiental de la Megalópolis activa la fase 1 de contingencia ambiental por ozono”, advirtió la autoridad ambiental en un comunicado.

De acuerdo con la CAMe, esta radiación solar prevaleció todo el día ante un sistema de alta presión que afectó al centro del país.

Además de suspender cualquier actividad al aire libre, aplazar los eventos al aire libre, deportivos, culturales o espectáculos masivos programados para este jueves, la CAMe recomendó a la población no fumar, especialmente en espacios cerrados.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis indicó en su actualización de hoy que informará esta noche, a las 20:00 horas o antes en caso de que las condiciones cambien, sobre la medida.

Sobre la contingencia, la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, rechazó que se haya activado con el fin de impedir o debilitar la concentración del próximo domingo en defensa del INE y la democracia por parte de grupos de la sociedad civil.

“La contingencia ambiental se decreta prácticamente (…) por la Red de Monitoreo Metropolitana que (…) en el momento en que pasa los límites, de acuerdo con la norma ambiental que está emitida por el Diario Oficial de la Federación, en ese momento se decreta la contingencia; ¿quién la decreta? La Comisión Ambiental de la Megalópolis”, explicó. Sheinbaum Pardo afirmó que no tuvo nada que ver con un asunto político. “Nunca ha tenido que ver, sería una irresponsabilidad, sea que por razones políticas se dijera: no hay contingencia, o porque se dijera: sí hay contingencia”.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre la denuncia ante el INE que presentó el PAN y el PRD en contra de él y de otros funcionarios públicos por el presunto uso de recursos públicos en la marcha del pasado domingo.

Se le preguntó sobre los señalamientos que se les hace de coacción, acarreo, amenazas a empleados con respecto de perder su empleo o su cargo si no asistían a la marcha, a lo que dijo, la oposición está en su papel al ver que no conectan con la gente.

“Pues están en su papel, es una oposición que no ha podido levantar el vuelo porque no defienden causas justas”, lanzó el mandatario.

AMLO acusó que la oposición no hace más que denunciar, criticar e insultar. Como “no hay imaginación, no hay talento, como no tienen convicciones, porque para hacer política se necesita tenerle amor al pueblo y ellos son simuladores, por eso no han podido y nos acusan de todo”, recriminó.

Indicó que si tienen las pruebas que acrediten sus dichos, se tendrá que investigar y dar seguimiento.

Sobre si le preocupa o no la denuncia, el mandatario sostuvo que no, pues tiene su conciencia tranquila.

“Si hace uno algo malo y si se tiene conciencia, no puede uno estar tranquilo. No es nada importante, ni llega a ser anécdota, es parte de la desesperación”, agregó.

Sin embargo, sus ataques hacia la oposición no pararon ahí. López Obrador dijo que la oposición no termina de convencer pues para ellos no existe el pueblo, “lo menosprecian”. Tal como lo ha dicho en reiteradas ocasiones, insistió en que para los conservadores,  la política es asunto de los políticos, del llamado círculo rojo.

También dijo que la oposición tiene muy malos asesores: “imagínense que el jefe político es Claudio X. González, él es el que le da orden al del PRI, al del PAN, al del PRD (…) ¿qué experiencia política tiene?”, cuestionó.

En ese sentido, dijo que él y el movimiento que encabeza quieren que en México haya una auténtica democracia, no una dictadura como lo sugieren sus detractores. Apuntó que la democracia son contrapesos, oposición, derecho a disentir y no pensamiento único.

“Pero sí están muy debilitados. Y sus intelectuales orgánicos pues tampoco saben de política, porque una cosa es el manejo de la ciencia, incluso de la filosofía, de la literatura, se puede ser un buen intelectual y no necesariamente un buen político”, remató.

  1. ¿Por qué en la marcha ciudadana del 13 de noviembre para defender al INE no vimos filas de autobuses; metrobuses y otros vehículos llevando a gente a participar?
  2. ¿Por qué no hay fotos ni videos de gente vestida con chalecos del gobierno dando dinero a los que acudieron al Monumento a la Revolución el 13 de noviembre?
  3. ¿Por qué a diferencia de lo ocurrido con la contramarcha, no hay acusación de amenazas o condicionantes de los que se vistieron de rosa el 13 de noviembre y se presentaron en Reforma al grito de ¡El INE no se toca!?
  4. ¿Por qué el 13 de noviembre no hubo quien pasara lista y el 27 de noviembre, día de la contramarcha, sí?
  5. ¿Por qué no hay muestra de que en la marcha en defensa del INE se repartieran bolsas con desayunos y en la del 27 de noviembre sí?
  6. ¿Por qué los canales 11, 14, 21 y 22 – que conforman el Sistema de Radiodifusión – transmitieron la contramarcha completa del 27 de noviembre pero ignoraron las que ocurrieron el 13 de noviembre en la CDMX y otros puntos del país en defensa del INE?
  7. ¿Por qué decidió el presidente López Obrador y sus habilitadores mostrar sin recato y con total descaro el uso de recursos públicos para su contramarcha?
  8. ¿A quién quiere engañar el presidente López Obrador cuando paga millones de pesos del erario para saciar su ego?
  9. ¿Es realmente el presidente un imán para sacar a ciudadanos a tomar las calles o ya solamente lo logra mediante carretadas de dinero?

Estas son sólo nueve de las preguntas que deja la marcha del 13 de noviembre y su comparativo con la contramarcha del 27, pedida por el presidente López Obrador y organizada por todo el aparato del Estado.

Lo que deja en claro esta marcha es que el presidente está nervioso por las posibilidades que tiene su proyecto de trascender el 2024. Ha querido vender la idea de que el triunfo de Morena en las próximas elecciones estatales y en la presidencial es inevitable pero es evidente que los ríos de personas que vio salir a las calles a defender al INE el 13 de noviembre lo pusieron a la defensiva.

Su reacción ha desencadenado el fortalecimiento de una oposición que estaba pasmada, mermada y casi inexistente. En la encuesta hacia el 2024 publicada por este diario ayer Morena sigue siendo fuerte, pero ya no inalcanzable. La suma de los porcentajes obtenidos por los partidos de oposición se queda a 5 puntos de la obtenida por Morena y sus aliados.

En el legislativo, la insistencia en una reforma electoral que quiere fortalecer solamente a Morena a costa de todos los demás partidos ha dado un nuevo impulso al bloque opositor. La estrategia de ‘divide y vencerás’ le estaba funcionando al presidente a las mil maravillas cuando había logrado que el PRI se sumara en la reforma para extender el tiempo del ejército en tareas de seguridad pública. PAN y PRD habían dicho que así no se concretaría la alianza opositora hacia el 2023 ni menos hacia el 2024. Y sin embargo, ahora hasta MC se ha sumado en rechazo a la reforma electoral de López Obrador.

Una reforma que, por cierto, el presidente parece no entender. Ayer en su mañanera AMLO repitió que “el bloque conservador va a impedir la reforma constitucional porque no quiere que haya menos diputados, menos senadores, quiere seguir manteniendo a los plurinominales, quieren seguir entregando muchísimo dinero a los partidos, a los consejeros no quieren que los elija el pueblo”.  ¿Cómo es posible que diga esto si su reforma electoral busca la reducción de legisladores mediante la desaparición de los de mayoría relativa (los que elegimos los ciudadanos) para quedarnos solamente con diputados y senadores plurinominales (los que eligen las cúpulas partidistas al ser los que arman las listas con sus integrantes)?

O el presidente no entiende su reforma o quiere engañar con que busca un ahorro cuando lo que realmente persigue es afianzar el poder de las cúpulas partidistas.

Columna completa en El Universal