Tag

medicamentos

Browsing

Vecinos de la colonia Trabajadores del Hierro, en la alcaldía Azcapotzalco, alertaron sobre numerosas bolsas negras que fueron arrojadas desde un vehículo, por lo que solicitaron el arribo de elementos de la policía para una revisión y su eventual resguardo.

Al llegar, los policías capitalinos pidieron el apoyo de paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) pues detectaron que al interior de las bolsas negras había medicamentos oncológicos, los cuales presuntamente formarían parte de las medicinas robadas en la alcaldía Iztapalapa.

Uno de los vecinos reportó que sujetos a bordo de una camioneta color blanco arrojaron las bolsas sobre la banqueta y se retiraron. En total fueron 27 bolsas las que se abandonaron y se enviaron a la Fiscalía para su resguardo.

Entre los medicamentos que se encontraban en las bolsas aparecían Fluourouracilo y Ciclofosfamida, medicamentos que se recetan para el tratamiento de personas con cáncer, y que aparecen dentro de la lista que se reportó fueron robadas el pasado 4 de octubre. Las cajas de los medicamentos tenían la leyenda: «Propiedad del Sector Salud. Prohibida Su Venta”.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que ya analiza las 27 bolsas con medicamentos, por lo que agentes de la Policía de Investigación (PDI) y expertos de la Coordinación General de de Investigación Forense y Servicios Periciales se trasladaron al lugar del hallazgo para recabar todos los indicios necesarios.

La PDI solicitó al C2 Poniente la revisión de las cámaras ubicadas en inmediaciones del lugar, así como otras de uso privado, para obtener mayores datos de quién abandonó las bolsas en el sitio y se logre la posible identificación.

El agente del Ministerio Público, adscrito a la Coordinación General de Delitos de Alto Impacto, solicitó que el apoderado legal de la empresa se presente con la documentación respectiva, a fin de determinar si se trata de los mismos lotes robados hace unos días.

Finalmente, la Fiscalía dio vista a la Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), a fin de que se lleven a cabo todos los protocolos de conservación de dichos medicamentos.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se refirió al robo de más de 37 mil medicamentos oncológicos que supuestamente tenían que haber estado distribuidos desde hace tres meses en las instituciones de salud públicas para atender principalmente a niños con cáncer.

AMLO calificó los hechos como «lamentables»; adelantó que ya se están haciendo las investigaciones correspondientes, y se está avanzando en saber qué fue lo que pasó.

El presidente dijo que costó trabajo conseguir los medicamentos, confirmando que se trajeron desde Argentina. Señaló que «está esto muy raro» que se haya robado toda una bodega de los medicamentos.

«Decirles a los padres de las niñas, de los niños con cáncer, que permanentemente estamos procurando abastecer de estos medicamentos a todos los centros de salud, a todos los hospitales; que no somos inhumanos, que tenemos sentimientos y sabemos lo que sufren los niños y cualquier persona si no cuenta con los medicamentos», dijo el mandatario dirigiéndose a los padres de los niños con cáncer.

Como se ha vuelto costumbre, AMLO señaló a sus adversarios de aprovechar la situación para proyectar una imagen del gobierno que no corresponde a la realidad, «como si fuésemos insensibles, como si no nos importara el problema y no es así».

Sostuvo que algunos de las empresas que distribuían los medicamentos, que por cierto dijo lo hacían mal e incluso los adulteraban, están enojado con los cambios que se están haciendo en el país, pues estaban acostumbrados a hacer negocios debido a la corrupción que existía.

Y es que el pasado viernes, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), confirmó el robo ocurrido en las instalaciones de la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V., de diversos productos, entre ellos
medicamentos oncológicos fabricados por la empresa LABORATORIO KEMEX, S.A., y distribuidos por la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V.

Entre los medicamentos que fueron robados a la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V., se encuentran: FLUOROURACILO 500 mg; DAUNORUBICINA 20 mg; MITOMICINA 5 mg; IDARUBICINA 5 mg, entre otras.

La COFEPRIS se limitó a decir que los medicamentos oncológicos deben ser recetados y aplicados bajo la supervisión y control de los profesionales de la salud; añadió que dichos medicamentos oncológicos son para uso exclusivo del sector salud (Secretaría de Salud, ISSSTE, IMSS, SEMAR, SEDENA) por lo que no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados o a través de internet y redes sociales.

Tal como lo adelantó ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó esta mañana la firma de un convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para la adquisición de medicamentos, vacunas y equipos médicos.

AMLO informó que mediante el acuerdo y con el acompañamiento de la oficina de la ONU, se obtendrán obtener «todas las medicinas, de buena calidad a bajo precios y sin corrupción en todos los países del mundo».

El mandatario aseguró que con el convenio se podrán resolver los problemas de fondo en el abasto de medicamentos en el país, pues dijo, en los últimos años han faltado medicamentos en diversas regiones, e incluso se ha llegado a distribuir algunos adulterados que han causado la muerte de mexicanos.

AMLO enfatizó que «existen pruebas de que ha imperado la corrupción en todo lo que tiene que ver con la compra de medicamentos, a esos extremos se ha llegado, se robaban hasta el dinero de las medicinas».

Reiteró que el acuerdo va acompañado de la creación de la empresa distribuidora del Gobierno que se encargará de transportar y llevar medicamentos, vacunas y equipo médicos a todo el país.

El presidente volvió a acusar que antes había un monopolio y corrupción en la compra de medicamentos.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard señaló que mediante el acuerdo, México se beneficia de una cooperación técnica enfocada en optimizar el proceso de adquisición de insumos médicos. «Es la primera vez en la historia del país que hay una licitación por encargo. La ONU busca, valora, adquiere y entrega», apuntó Ebrard.

Dijo que la firma del convenio representa un cambio de raíz, que ayuda a romper la inercia de los oligopolios acostumbrados a imponer todo tipo sobreprecios y abusos.

Estimó que son 3,643 claves (medicamentos) los que se necesitan en el país, de los cuales, se busca que cerca de 2 mil se incluyan en la compra; es probablemente, enfatizó Ebrard, la licitación más grande en manos de la ONU de un solo país.

Indicó que se contemplan compras por un total de 6,800 millones de dólares, y añadió que la ONU vigilará que los procesos de licitación sean transparentes y los insumos que se adquieran sean de alta calidad.

En su turno, el representante de la UNOPS en México, Fernando Cotrim, dijo que las licitaciones serán públicas e internacionales, por lo que garantizó que habrá igualdad de condiciones para el mercado nacional e internacional, además de que se vigilarán los requerimientos de participación y los criterios de elegibilidad.

Finalmente, el representante de la OPS/OMS en México, Cristian Morales, comentó que el acuerdo garantiza el acceso a medicamentos, vacunas e insumos de calidad y a precios competitivos, así como que permite que el sistema de salud de México avance hacia la modernidad, a la cobertura universal de salud y al acceso efectivo a servicios integrales oportunos y de calidad.

Tras celebrar la aprobación de la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que permitirá que se puedan comprar en el extranjero, bienes y servicios para el sector salud, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la firma de un convenio con la ONU para que lo acompañe en dichas compras.

AMLO agradeció a los legisladores que impulsaron la aprobación de la reforma con la que México podrá comprar insumos en el exterior y expresó su respeto a los que votaron en contra.

Informó que será mañana durante la conferencia matutina cuando se firme el convenio con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que el organismo acompañe los procesos de adquisición del gobierno federal.

López Obrador indicó que la participación de la ONU en los procesos de compra abonará a la transparencia.

Adelantó que como parte de la firma del convenio, se incluirá el primer pedido para garantizar la llegada de diferentes medicamentos al país lo antes posible.

El mandatario también reiteró la creación de una distribuidora del Estado mexicano, para medicamentos, equipos médicos y vacunas, la cual permitirá que los insumos lleguen a todos los rincones del país.

«Es inaceptable que se distribuyan los refrescos embotellados y las papitas en todo el territorio nacional y no lleguen las medicinas a los pueblos», enfatizó el mandatario.

Dijo que las compras consolidadas se surtirán a través de los almacenes de la nueva distribuidora al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a la Secretaría de Salud y a los estados que se adhirieron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Significa quebrar el monopolio que existía de empresas que tenían el control en México; vendían a precios elevados los medicamentos, de baja calidad y con problemas frecuentes de desabasto (…) No solo era la compra de las medicinas sino la distribución de los medicamentos que también se contrataban a particulares y era muy irregular todo el abasto”, agregó.

López Obrador reveló que será David León Romero, actual titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, quien dirija la nueva distribuidora.

Tras la aprobación de la Cámara de Diputados, y su envío para su revisión y eventual aprobación, la Cámara de Senadores avaló, por mayoría, la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que abre la puerta a que México pueda comprar en el extranjero, bienes y servicios para el sector salud.

La reforma, que adiciona un párrafo quinto al artículo 1o. de la Ley de Adquisiciones, fue aprobada, en lo general y en lo particular, con 56 votos en favor, 35 en contra y una abstención.

Así, en un solo día y aprovechando las sesiones extraordinarias en ambas Cámaras, los legisladores de la 4T le entregaron al presidente las bases legales para que el gobierno federal pueda comprar medicamentos en el extranjero, utilizando la pandemia de Covid-19 como justificación, pues el principal argumento fue la eventual compra de la vacuna contra el nuevo coronavirus.

Con esta reforma “queda exceptuada de la aplicación de esta Ley, la adquisición de bienes o prestación de servicios para la salud que contraten dependencias o entidades con organismos intergubernamentales internacionales”, se establece en el texto; añade que dichas contrataciones se deberán hacer a través de mecanismos de colaboración previamente establecidos, siempre que se acredite la aplicación de los principios previstos en la Constitución Política.

El objetivo, dijo el Senado, es cumplir con el mandato constitucional de asegurar al Estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad, y demás circunstancias pertinentes, en la adquisición de bienes y servicios para la salud, a través de organismos intergubernamentales internacionales.

Los senadores indicaron que la adquisición de suministros de alta calidad podrá ser a precios bajos, además de que se hará bajo la supervisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ante las autoridades reguladoras nacionales de medicamentos de referencia de la región.

La bancada de Morena en el Senado denunció que algunos sectores tenían intereses económicos en la adquisición de estos insumos, razón por la que se opusieron a la reforma. “Se les acabó el negocio”, indicaron. En tanto, la bancada del PAN opinó que la reforma “es una burla al proceso del Parlamento Abierto”. Dijo que no hay garantías de que se cumplan las licitaciones, si en el país no hay un proceso previo y bueno para realizarlas.

La senadora del PRI, Beatriz Paredes, expresó que la reforma burla las normas de transparencia y favorece la discrecionalidad, al contrario de lo que se alega como el combate a la corrupción. Por Movimiento Ciudadano, el senador Dante Delgado advirtió que se trata de una reforma innecesaria e inconstitucional y anticipó que su partido promoverá una acción de inconstitucionalidad en contra de esta modificación.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde por mayoría, el dictamen con proyecto de decreto que modifica el artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Con esta reforma, expresó el coordinador de la bancada de Morena,  Mario Delgado, el gobierno tendrá la opción de comprar insumos, equipamiento y medicinas a través de organismos internacionales, en este caso la Organización Mundial de la Salud, y asegurar el abasto de medicamentos de buena calidad y a buen precio para todos los mexicanos.

“De eso se trata esta reforma, de romper el monopolio que muchas veces ejercían algunas empresas, pero sobre todo la corrupción; le vendían caro al gobierno mexicano y medicinas malas o echadas a perder”, subrayó.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) manifestó que hay muchos expolíticos que se dedican a vender medicinas, y una de las peores cosas que el presidente López Obrador encontró cuando llegó al poder fue el sistema de salud, que estaba enfermo del cáncer de corrupción.

La reforma fue aprobada por 290 votos a favor, 71 en contra y 0 abstenciones.

A nombre de la bancada del PAN, la diputada Martha Elisa González Estrada, afirmó que la reforma aprobada no resolverá el problema de desbasto, y conducirá a la opacidad, ya que se legalizarán y formalizarán las acciones para asignar contratos por adjudicación directa.

“Esta reforma pretende legalizar las acciones que ha realizado este gobierno por falta de orden, liderazgo y planeación en el abasto de medicamento, vacunas y demás insumos para la salud, comprando de forma discrecional sin cumplir con los tratados internacionales y con los procedimientos de licitación y transparencia, así como los criterios de competencia entre los diferentes proveedores que la misma ley señala», señaló la legisladora.

Lamentó que las adjudicaciones directas que se han hecho bajo el pretexto de la emergencia, han sido a sobreprecio hasta de tres veces más, tal y como ocurrió en el caso de la empresa del hijo de Bartlett con los ventiladores para el IMSS, en Hidalgo”.

La diputada de oposición además señaló que con la reforma se da un golpe muy fuerte a la economía del país y al empleo, pues se están poniendo en riesgo 100 mil empleos directos y 500 mil indirectos derivados de la industria farmacéutica, así como la pérdida de inversiones.

Ahora la reforma pasará a la Cámara de Senadores para su revisión y eventual aprobación.

El embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, dio a conocer que envió a nombre del gobierno mexicano un nota a los representantes de 93 países para proponer una resolución sustentada en la iniciativa que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante el encuentro virtual del G20, a fin de garantizar el acceso mundial a equipos y medicamentos para hacer frente al Covid-19, independientemente de la situación económica de cada país, y así evitar el acaparamiento.

El representante ante Naciones Unidas resaltó el llamado urgente a los países miembros para que se evite la especulación y el almacenamiento indebido que obstaculice el acceso a medicamentos e insumos necesarios para contener la pandemia.

“La resolución lo que intenta es generarle un mandato al secretario general, Antonio Guterres, y entonces, con base en estos principios que la propia resolución establece, la OMS se pueda mover y tener un mayor papel de coordinación, evitar que todo esto ocurra”, explicó el funcionario.

La premisa de la propuesta es que los sectores pobres y vulnerables son los más afectados, por lo que el acceso a los productos sanitarios es una prioridad mundial. Además establece que la pandemia de Covid-19 exige una respuesta global basada en la unidad, solidaridad y cooperación multilateral renovada.

De la Fuente informó que el exhorto de México a la OMS es ampliar rápidamente la fabricación y fortalecimiento de las cadenas de suministros médicos esenciales, medicamentos y futuras vacunas del COVID-19 con miras a ponerlos a disposición de todos los que los necesiten.

En ese sentido, dijo que 161 países de América Latina, Asia, África, Europa Oriental y la Unión Europea apoyan la iniciativa mexicana y la copatrocinan, es decir, la toman como propia.

La propuesta se someterá a un procedimiento de silencio para que, si alguno de los 193 países de la ONU la objeta, pueda expresarlo así. El plazo concluirá el próximo lunes 20 de abril a las 17:00 horas.

“Dadas las señales que percibo y la gran aceptación de la propuesta mexicana, no estoy triunfalista pero sí veo en el horizonte cercano que la propuesta del presidente en el G20 está con todas las posibilidades para que a partir del lunes se adopte como una resolución de la Asamblea General”, enfatizó.

Afirmó que México “pesa en el concierto internacional», pues la propuesta que presentó ha tenido una amplía aceptación en todos los países, lo que calificó como una «forma en la que la autoridad moral, el prestigio del gobierno hace evidente los respaldos recibidos».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó esta mañana durante su conferencia de prensa, sobre su participación en la Cumbre Virtual de Líderes del G-20 donde pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomar el control del comercio de medicamentos ante la pandemia del coronavirus y evitar el acaparamiento de países con más recursos económicos.

“Estuvimos exponiendo, dando a conocer nuestra visión, lo que se está haciendo frente al coronavirus y di a conocer lo siguiente: primero un saludo a los colegas que participaron en este encuentro, expresé mi solidaridad, y principalmente a los pueblos que están padeciendo por esta pandemia.

López Obrador expresó a los líderes reunidos lo fundamental que es el conseguir la participación de los pueblos, pues dijo que para enfrentar una crisis de salud como la que vivimos se requiere de la participación de la gente. También expresó que la familia es la institución de seguridad social más importante.

El mandatario expuso la necesidad de dar atención a las microempresas y a la economía informal, ya que al paralizarse la economía se ven muy afectados, por lo que hizo el llamado a poner atención a dichos sectores.

Dijo que planteó la urgencia de que la Organización de las Naciones Unidas tome el control de medicamentos ante la pandemia del COVID-19 para que no se dé un manejo lucrativo, y pidió a las grandes potencias a evitar que se tomen decisiones que afecten a las economías menores.

“También hablé de que las grandes potencias tienen que ayudar para que haya una especie de tregua, para que no haya un cierre de fronteras o políticas aranceralias unilaterales, que no se afecten las economías con el precio de petróleo”, comentó López Obrador.

Además informó que hizo un llamado para rechazar el racismo y la discriminación, y que dijo lo que todos los días lo dice al inicio de su conferencia de prensa matutina: «ánimo, vamos a vencer con la fraternidad universal”.

Por su parte el canciller Marcelo Ebrard consideró que la reunión virtual que sostuvieron las 20 naciones más poderosas del mundo, incluida México, fue alentadora ya que se están perfilando decisiones de gran calado para recuperar la economía mundial tras los efectos que ha tenido la pandemia del coronavirus.

El funcionario expuso que los líderes mundiales tomaron la decisión de encararse ante la emergencia sanitaria debido a que se padecerán efectos financieros y sociales desiguales en gran medida por la forma en la que está distribuida la riqueza.

«Yo lo que veo alentador de esta reunión virtual, que se haya llegado a una conversación de las 20 países más poderosos del mundo para entrar a tomar decisiones de gran calado para preparar la recuperación económica (…) compromiso común, se debe de ver en las próximas horas, días y también si no se da pues tenemos que decirlo, porque es ahora o nunca», enfatizó el titular de la SRE.

Ebrard aseguró que México dejó en claro que se deben apoyar a los que menos recursos tienen y los que se han quedado sin empleo a raíz de la crisis sanitaria.

El gobierno de México invirtió más de 91 millones de pesos en la compra de medicamentos oncológicos, informó esta mañana el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell.

En conferencia de prensa, señaló que hasta el momento se han adquirido más de 542 mil 677 piezas de medicamentos. La compra, realizada a través de la Secretaría de Marina, fue importada de España, Argentina, Francia, India y Estados Unidos.

Indicó que la compra de medicamentos representó un ahorro del 5%, en comparación con los precios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en 2018.

Explicó que la escasez nacional se debió a que falló el abastecimiento de medicamentos por parte de un empresa privada, que por casi una década se encargó de proveerlos.

“Falló la provisión de estos medicamentos porque el proveedor privado de los últimos 10 años dejó de comprometerse con la entrega», mencionó el subsecretario.

Agregó que el abastecimiento se dificultó aún más debido a que sólo dos empresas a nivel mundial, ubicadas en China e India, concentraban la producción de este tipo de medicamentos.

Finalmente, destacó que las medicinas adquiridas han sido sometidas a revisiones por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Ante lo informado por el subsecretario, el vocero de los padres de niños con cáncer, Israel Rivas, emitió un posicionamiento y preguntó si «valió la pena arriesgar la vida de nuestros hijos por un ahorro del 5 por ciento».

Sobre la llegada de los medicamentos oncológicos, preguntó donde se encuentran, dónde están las cartas de recepción de los hospitales. Incluso dijo que por responsabilidad de la vida de los menores, «queremos hacerles pruebas de calidad y eficacia».

En otro tema, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud informo sobre el lanzamiento de un curso en línea para que la población en general, las empresas y el sector salud aprendan sobre el coronavirus.

El funcionario indicó que el objetivo es brindar los elementos que permitan comprender qué es el Covid-19 y cómo limitar su propagación y contagio, haciendo un énfasis en los cuidados de las empresas e industrias.

López-Gatell refirió que hasta el momento el coronavirus no está en circulación en el país y se mantienen confirmado los siete casos, por lo que pidió a la población mantenerse informada.

En más temas del sector, se informó que a través del programa IMSS Bienestar, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) firmó un convenio con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), para atender abastecimiento de vacunas y medicamentos en comunidades de menos de 500 habitantes en el país.

Gisela Lara Saldaña, titular del programa, dijo que con la firma del convenio también se podrá pagar a personal de brigadas y unidades móviles, conformadas por alrededor de 318 mil 747 personas.

Señaló que a través de este programa se atiende a 12.3 millones de mexicanos, de los cuales 4.5 viven en comunidades indígenas. Aproximadamente, poco más de 20 mil médicos son los responsables de atenderlos.

Recibo temprano un mensaje por WhatsApp que dice lo siguiente:

Requerimos que este mensaje llegue directo a su corazón pues se necesita ayuda urgente en él área de Oncología Pediátrica del Hospital Siglo XXI. Estamos pasando por un momento de desabasto fuertísimo en el que los niños enfermos están pasando por una situación muy muy dolorosa ya que hace falta de todo. Suplicamos su ayuda tanto apoyándonos para juntar dinero y/o apoyarles con donativos en especie. Hace falta de todo, pero principalmente ahora suplicamos ayuda con:

-Leche para lactantes

-Pañales de todas las etapas

-Material para curación de heridas y escaras ya que están pasando mucho pero mucho dolor.

Te suplicamos compartas esta liga y seas parte hoy de este grito de ayuda.

Hoy por ellos y mañana….

GRACIAS a nombre de todos estos chiquitos que por falta de recursos en el hospital están sufriendo de una manera que no podemos imaginar.

¡Hola! Entra aquí para pagar en ‘Medicamentos 2020’. Moneypool es un app para facilitar los pagos de planes entre amigos. https://www.moneypool.mx/p/kOzEU9I

Evidentemente preocupada por la situación de desabasto de medicinas y con el corazón dolido por este mensaje, pero a la vez desconfiada de las cadenas de WhatsApp y de dar dinero a través de una herramienta que hasta ayer no conocía, llamé al Hospital Siglo XXI para saber si la petición la hacía directamente el hospital o, de lo contrario, si estaban enterados de ella.

Para no hacer larga esta historia, me enteré que la petición es de una fundación que se llama TrueqMX, que, genuinamente preocupados por la falta de medicamentos, han puesto manos a la obra para resolver uno de los graves problemas que enfrenta México actualmente.

Todo ello me llevó a una conclusión: el presidente Andrés Manuel López Obrador cree que él es el único preocupado por el bienestar de México y los mexicanos. Descalifica a cualquier otro grupo o individuo que demuestre que quiere que a México le vaya bien.

Si Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad hace estudios para evidenciar malos manejos del dinero público, el presidente los tacha de haber callado en el pasado, falsamente además.

Si un grupo de mujeres quiere generar conciencia sobre la creciente violencia hacia el género femenino en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador declara que movimientos como el de #UnDiaSinNosotras y el paro del 9 de marzo son de machistas conservadores disfrazados de feministas.

Apoyo o ataque; aliados o enemigos. Para el presidente no parecen haber medias tintas. Los únicos buenos de la historia son él y quienes trabajan en su gobierno.

El presidente no se da cuenta que la sociedad civil no está ahí para atacarlo. Al igual que a él, hay muchos mexicanos que también quieren (queremos) que al país le vaya bien. Y que para ello trabajan desinteresadamente y hasta de forma anónima para sacar adelante las múltiples carencias que ya habían antes de que López Obrador llegara a la presidencia y otras que se han exacerbado a partir de su llegada, como el desabasto de medicamentos.

 

Columna completa en El Universal

Pacientes con VIH y activistas se manifiestan este viernes frente a las oficinas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre avenida Paseo de la Reforma, exigiendo el abasto de antirretrovirales.

Los manifestantes denuncian que las clínicas del IMSS llevan varias semanas sin abasto de medicamento, lo que afirman no pueden seguir sucediendo, pues son tratamientos que no pueden pausar la toma de sus antirretrovirales.

Los manifestantes pintaron cristales y muros de las oficinas del IMSS, lanzaron piedras, mientras exponían sus demandas.

La vialidad se vio afectada, tanto en sus carriles laterales, como en los centrales.

Al respecto, el IMSS emitió un comunicado en el que se dijo abierto al diálogo para atender una a una todas las quejas y demandas, desde el punto de vista médico y del abasto de medicamentos.

«El Instituto respeta el derecho a la libre manifestación e invita a establecer un diálogo para encontrar los  mecanismos que solucionen las demandas de los derechohabientes que viven con VIH».

La oficina del director del IMSS, Zoé Robledo, recalcó que entre el 16 de enero y el 15 de febrero de 2020, el surtimiento oportuno de recetas fue de 96.5%, «lo que nos indica que se están restableciendo los niveles de surtimiento», negando así el desabasto que se acusa.

El IMSS recordó que hay 63 mil pacientes que viven con VIH atendidos por el Seguro Social, de los cuales, el 70% cuentan con tratamiento. Enfatizó que la mortalidad relacionado a este padecimiento en el IMSS es de 2.8%, comparado con la meta de la ONUSIDA, que es 3.5%.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) interpuso esta tarde una denuncia ante la Secretaria de la Función Pública (SFP) contra varios funcionarios federales, entre ellos los titulares del IMSS y del Servicio de Administración Tributaria (SAT), por el supuesto desabasto de medicamento en el país.

Karen Quiroga Anguiano, de la Dirección Nacional General Extraordinaria del partido, expuso que solicitan la destitución de los funcionarios, así como su inhabilitación como servidores públicos por considerar que cometieron delitos como omisión y daño a la Hacienda Pública.

Lo anterior, dijo, causó un daño al erario público, ya que, al no realizar la compra consolidada y no haber abasto de medicamento en los diferentes hospitales, ha generado que se tengan que hacer gastos extra no solo a nivel de contribuyente, sino gastos que deberían estar destinados para otros rubros.

Los integrantes del PRD también denuncian la presunta falta de cuidado en el ejercicio de las funciones porque, afirman se ha afectado de manera importante el derecho a la salud.

“No pensamos que sea una falta del sector salud. Se ha tratado de culpar a distintos médicos, directores del sector salud. No es ahí donde radica la culpa, la responsabilidad se tiene con nombres precisos y quien fungía la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, hoy responsable del SAT», dijo Quiroga Anguiano.

Recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha denunciado que existe “huachicoleo de medicamentos, y aunque el PRD no duda que esto exista, cuestionaron que “no se ha presentado absolutamente ninguna denuncia y no se tomaron las previsiones necesarias para comprar los medicamentos que eran necesarios, como el tratamiento de los niños con cáncer.

Se informó que mañana acudirán también ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Fiscalía General de la República (FGR) para interponer otras denuncias.

“La Secretaría de la Función Pública tiene que realizar una exhaustiva investigación y que existan consecuencias, consideraron los perredistas.

El Gobierno de México informó esta mañana que logró acabar con el sistema de intermediarios en el sistema de salud que generaba se elevaran los costos y se concentrarán en pocas empresas el abasto de medicinas.

Al presentar el informe El Pulso de la Salud, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que se decidió romper la forma en que se operaba la compra y el abasto tanto de material esencial médico como de medicinas.

“Ahora compramos a fabricantes y laboratorios con registro sanitario, sin intermediarios ni condicionamientos comerciales, con licitaciones abiertas a proveedores nacionales e internacionales y se tiene un nuevo compendio nacional de insumos para la salud para todo el sector», explicó López-Gatell.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el subsecretario también explicó que se mantienen las visitas a los institutos nacionales de salud y aprovecho para puntualizar que no hubo recortes presupuestales a los institutos.

Tal fue el caso de el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), del que dijo: “teníamos antecedentes de quejas por parte del personal médico y enfermería por falta de insumos y esto motivó una visita de supervisión, de inspección pública. Esto detonó una visita de autoridades en la que los trabajadores expresaron las deficiencias en material de curación esenciales para la atención médica y quirúrgica».

Sobre el tema, López Obrador indicó que el plan que consiste en mejorar la calidad de salud del sector público para cumplir con el artículo 4 y garantizar el derecho a la salud del pueblo de México.

Dijo que recibió un sistema de salud “tirado», pero su gobierno busca levantarlo con cuatro acciones: resolver el desabasto de medicinas, atender la falta de médicos y especialistas; combatir la corrupción que impactó en la construcción de infraestructura de salud, y basificar a los trabajadores de salud.

“Como otros planes tiene oposición, tiene resistencias por los grupos de interés creados. El objetivo es que el primero de salud de este año va a haber un programa de salud distinto y gratuito. Nada de cobrar por la atención médica o los medicamentos», refirió el mandatario.

En ese sentido, López-Gatell añadió que las deficiencias que se han registrado en el sector “no es por falta de presupuesto. El dinero existe y está asignado. No es por falta o indisposición del gobierno de que tengan los insumos dado que tienen contratos con entidades intermediarias de la provisión de los insumos”, puntualizó.

En cuanto a la compra de medicamentos, el subsecretario indicó que en el gobierno anterior las adquisiciones se concentraban en cuatro proveedores y adquirían medicamentos distintos para padecimientos iguales.

Informó que de 2013 a 2018 el IMSS, que era la institución que realizaba el proceso de compras, realizó un acumulado de 257 mil 188 millones de pesos para la compra de insumos, la cual se concentró en dos empresas: Dimesa-PISA y Fármacos Especializados.

Un total de 21 estados se han adherido al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) que sustituyó al desparecido Seguro Popular, que daba atención a personas que no contaban con ningún tipo de seguridad social, informó esta mañana Hugo López-Gatell, Subsecretario de Salud.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), donde se presentó el informe “El Pulso de la Salud” referente al estado del sistema de salud en el país, el funcionario federal indicó que se continúa con el diálogo con los 11 estados restantes.

En tanto, López Obrador afirmó que los gobernadores están apoyando en su mayoría para la implementación del nuevo sistema y detalló que para la nueva política de salud se ampliará el presupuesto, además de que seguirá el combate a la corrupción que existía en este sector, como era la subrogación de servicios.

“Estamos comenzando con este plan y cómo ustedes saben, y es de dominio público, ha habido resistencias por la manera en que se manejaban los servicios de salud en los anteriores gobiernos, pero estamos convencidos de que tiene que mejorar el sistema de salud y que todos los mexicanos tengan la posibilidad de curarse sin que importe la situación económica”, sostuvo el mandatario.

Informó que se contempla contratar un total de 70 mil médicos y promotores de la salud en lo que resta de la administración; se calcula que sean 14 mil por año.

A la par, Hugo López-Gatell expuso que los seis estados del país que aún no se adhieren a las compras consolidadas de medicamentos, tendrán que hacerse cargo por sí mismos del abasto para su población.

Y es que se dio a conocer que los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Nuevo León, Tamaulipas y Jalisco no se adhirieron al esquema de compras consolidadas para el sector salud.

“Estamos conversando con los estados para la compra de medicamentos, es extremadamente importante porque permite proteger el interés público. Se trata de comprar los mejores medicamentos, los más capaces, los más seguros y más modernos, y conseguirlos a costos razonables”, expresó.

De los seis estados que no se han sumando al prorgama, tres están manejados por el PAN (Aguascalientes, Guanajuato y Tamaulipas), uno por un independiente (Nuevo León) y otro pertenece a Movimiento Ciudadano (Jalisco), mientras que uno es dirigido por la alianza Morena, PT y Encuentro Social (Morelos).

El resto de los 26 estados ya están dentro del esquema marcado por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que concentra las compras de medicamentos a través de esta institución manejada por el gobierno federal.

De esta forma se da el cambio marcado por el Insabi, en un esquema que antes se conocía como Seguro Popular que incluía la dotación de medicamentos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que existen los medicamentos necesarios para atender a niños y niñas que padecen cáncer, y denunció que lo que sucede es que en algunos hospitales se están negando a administrarlos,.

Ante dicha situación, adelantó que habrá un “plan de emergencia” para dar la atención y que los medicamentos se garanticen, esto luego de que padres y madres de niños con cáncer se manifestaran ayer en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para denunciar el desabasto.

“Vamos a hacer un plan de emergencia, incluso haría un llamado a hospitales privados para que se atienda a niños y niñas. Lo importante es que se suministren los medicamentos porque se trata de la vida de los niños”, expresó.

Incluso dijo que habrá los medicamentos necesarios, así se tengan que comprar en otros países del mundo. «Se molestaron mucho estos ambiciosos, tocarles la bolsa fue un agravio, pero también la parte ideológica, ¿cómo que gratuidad?», dijo el presidente.

A su vez, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que la incidencia de cáncer infantil en México es de 7 mil casos al año, la mitad de ellos son leucemias y la mitad de estos casos se atienden en dos hospitales.

Si bien dejó en claro que los pequeños pacientes no son considerados como números, por la experiencia de dolor que enfrentan, el funcionario de la Secretaría de Salud pidió dimensionar el problema. “Expresamos nuestra solidaridad, pero sí debemos tener claridad, en el total de casos”, indicó.

Dijo que el mercado para crear los medicamentos para niños con cáncer está muy concentrando, incluso a nivel internacional donde sólo dos empresas lo producen, pese a esto decidieron encontrar la medicina y desde la mitad de 2019 el Gobierno de México logró el abasto.

Afirmó que la decisión de buscar la medicina fuera del país fue porque una empresa ha mantenido chantaje para abastecer al gobierno, mientras que el presidente López Obrador aseguró que es la empresa farmacéutica PISA la que ha buscado presionar a la administración.

Las personas que estaban inscritas en lo que era el programa del Seguro Popular seguirán recibiendo su servicio médico gratis, por lo que no deben preocuparse, dijo esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Sin embargo, el mandatario reconoció que hace falta información para que la gente no se deje llevar por los rumores que los opositores se empeñan en difundir.

El mandatario federal indicó en su conferencia de prensa matutina que con la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) se busca que toda la población tenga atención médica gratuita.

Expuso que es necesario resolver el tema de las llamadas cuotas de recuperación, porque eso impide que el servicio sea gratuito, lo cual sucede mucho en hospitales de especialidades, pero afirmó que se llegará a un acuerdo.

El presidente López Obrador dijo que hay resistencia de los monopolios que acaparaban el 70% de la venta de medicamentos al sistema de salud del país, que disponían de 70 mil millones de pesos del presupuesto.

“Porque tres o cuatro distribuidoras, ni siquiera laboratorios, vendían el 70 por ciento de todas las medicinas que compraba el gobierno, estamos hablando de alrededor de 70 mil millones de pesos. Hay resistencias porque existían esos monopolios. Estaba podrido el sistema de salud”, afirmó.

Aseguró que en la limpieza de corrupción “se está batallando», pues había mucha corrupción en la compra de medicamentos.

“Ha habido campañas para hablar de desabasto, de falta de medicamentos, han hablado de falta de medicamentos para niños con cáncer, enfermos de Sida, todo es, bueno, hasta tuvimos que comprar medicamentos en el extranjero, estamos padeciendo el boicot por parte de los que manejaban esos grandes negocios”, denunció.

Aseguró que su administración encontró un sistema de salud “completamente abandonado”, por lo que el 60% de la población no tiene acceso a  los servicios de salud.

“Ahora lo que se ha decidido es que se pueda otorgar, proporcionar atención médica y medicamentos gratuitos a todos los mexicanos, desde luego hay dos servicios que se prestan desde el sector público, el que atiende a derechohabientes, ISSSTE, Seguro Social y este nuevo servicio que va orientado a dar atención a quienes no cuentan con seguridad social a la población abierta que es la más pobre más necesitada”, expuso.