Tag

medicamentos

Browsing

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) y la industria farmacéutica nacional, reiteraron este martes el compromiso para resolver la escasez de medicamentos en el país.

En un comunicado, los tres órganos expresaron el compromiso común para implementar acciones puntuales «que permitan continuar de manera favorable con el abasto de medicamentos y material de curación para atender a la población mexicana».

Recordaron que desde que se inició el proceso de compra consolidada de medicamentos para el período de 2021-2024, en julio de 2020, se han llevado a cabo mesas de trabajo para tratar temas relacionados con los avances de las compras.

Además resaltaron que desde principios de este año se han presentado avances sobre las entregas correspondientes a la compra para 2021, además de los resultados de las mesas de trabajo y los puntos clave que se fortalecerán en las bases de compra para 2022.

Destacaron la importancia de las mesas de trabajo a fin de alinear aspectos operativos y continuar facilitando el abasto; y señalaron que estas mesas se enfocan principalmente en la logística de las entregas, la gestión de contratos y el aseguramiento de la calidad.

Finalmente, afirmaron que los representantes de la industria farmacéutica han reconocido que estos espacios de diálogo son «fundamentales» para seguir contribuyendo de manera conjunta a que millones de mexicanos y mexicanas cuenten con sus medicamentos oportunamente.

Y es que esta mañana, durante la conferencia de prensa matutina del presidente, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, indicó que, al corte de este lunes, en este año se han adquirido más de 400 millones de piezas de medicamentos.

Dijo que hasta este 13 de septiembre fueron entregadas a las instituciones del sector salud 101.7 millones de piezas de medicamentos e insumos y confirmó que se recibieron 138 mil 892 piezas de medicamentos oncológicos que serán distribuidos a los estados de Baja California, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala, para atender la demanda extra que reportaron estas entidades

Señaló que las compras se hacen conforme a la demanda y la opinión de los expertos, y «no conforme a lo que quieren vender las farmacéuticas».

Recordemos que la crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Pese a la sanción que le impusieron hace dos años de las compras públicas, Laboratorios Solfrán, empresa del ex superdelegado, Carlos Lomelí, le siguió vendiendo al gobierno federal mediante una red de distribuidores.

En una nueva investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), se identificó que Solfrán utilizó una red de intermediarias para eludir la sanción impuesta por la Secretaría de la Función Pública (SFP) en septiembre de 2019, que le impedía vender sus productos por haber falseado información al participar en contrataciones públicas.

Tan sólo 7 de sus distribuidores obtuvieron 57 contratos posteriores a la sanción, por 11.5 millones de pesos, para vender los fármacos fabricados por Solfrán al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Sólo uno de esos contratos se dio por licitación, los otros 56 fueron adjudicaciones directas.

A los pocos días de que la SFP anunció la sanción, el laboratorio propiedad del excandidato a gobernador de Jalisco por Morena emitió oficios de respaldo a dos de sus distribuidores, para que enviaran cotizaciones al IMSS de sus productos. De esa forma, pudo seguir vendiendo su producto, pese a la inhabilitación.

Esto podría constituir una participación ilícita, según establece el artículo 67 de la Ley de Responsabilidades Administrativas, que dice textual: “se considera participación ilícita en procedimientos administrativos cuando un particular intervenga en nombre propio, pero en interés de otra u otras personas que se encuentren impedidas o inhabilitadas para participar”.

En 2019, nueve empresas farmacéuticas vinculadas con el entonces delegado del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí, habían obtenido en 7 años más de 2 mil 263 millones de pesos en contratos gubernamentales. De las nueve empresas, sólo cuatro fueron reconocidas por Lomelí como propias, una de ellas Laboratorios Solfrán.

La SFP inició una investigación sobre los contratos y el 13 de septiembre de 2019 publicó en el Diario Oficial de la Federación una resolución en la que ordenó a cualquier dependencia gubernamental abstenerse de contratar a Solfrán por un plazo de 2 años y medio.

Ese mismo día, la SFP precisó en un comunicado que se había castigado a Solfrán por haber falseado información al participar en contrataciones públicas.

Investigación completa en MCCI

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Pidió este lunes al gobierno federal garantizar los tratamientos médicos en el sistema de salud en medio de la escasez de medicinas que ha despertado protestas.

«La asistencia médica y el tratamiento a pacientes del sistema nacional de salud deben garantizarse de forma oportuna, permanente y constante», indicó la Suprema Corte.

La Primera Sala de la SCJN resolvió un amparo de un paciente contra la omisión de un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por no entregar «oportunamente» el medicamento que requería.

Así, la Suprema Corte determinó que las autoridades del «Estado que se encuentren directamente obligadas a garantizar el derecho humano a la salud deben brindar asistencia médica y tratamiento».

Y es que el problema de abasto de medicinas en el sector público ha sido una de las principales críticas a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pues el problema se ha agudizado desde 2019 derivado de los recortes presupuestarios y los cambios que la 4T ha implementado en la forma de comprar los fármacos.

Pese a las manifestaciones, tanto físicas como la ocurrida este fin de semana en la Ciudad de México convocada por los familiares de niños con cáncer, así como las expuestas en redes sociales, el gobierno afirmó el pasado martes que había resuelto el problema tras invertir casi 77,000 millones de pesos en licitaciones propias y con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Incluso el secretario de Salud, Jorge Alcocer, minimizó las protestas, mientras que el subsecretario Hugo López-Gatell sugirió que detrás de ellas hay «tendencias golpistas».

La Suprema Corte estableció que el Estado «tiene la carga de la prueba de demostrar que realizó el esfuerzo para utilizar todos los recursos que están a su disposición para satisfacer, con carácter prioritario, sus obligaciones mínimas requeridas en materia de salud».

Indicó que las autoridades deben garantizar el derecho a la salud con cuatro ejes: procurar el tratamiento del paciente, garantizar que sea el adecuado, asegurarse de brindar el tratamiento de forma «oportuna, permanente y constante», y proveerlo con los «más altos estándares».

«En aras de garantizar el derecho humano a la salud, el Estado debe adoptar las medidas necesarias, hasta el máximo de los recursos de que disponga, para lograr progresivamente, por todos los medios apropiados, su plena efectividad», consideró.

La resolución de la Corte se publica después de que la semana pasada un tribunal ordenara denunciar penalmente ante la Fiscalía General de la República (FGR) al secretario de Salud, Alcocer, y al ahora exsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, por desacato de un amparo para garantizar medicamentos contra el cáncer.

Familiares de niños con cáncer preparan una gran manifestación el próximo sábado que, han anunciado, recorrerá el primer cuadro de la Ciudad de México, y con la que buscan exigir al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) garantizar el abastecimiento de medicamentos oncológicos tras tres años de escasez.

«Lo único que hemos encontrado son descalificaciones de la actual Administración. No vamos a permitir que más niños sigan perdiendo la vida», dijo la abogada Andrea Rocha, quien representa a 220 padres y madres de niños con cáncer.

Diversas organizaciones como el Movimiento Nacional por la Salud marcharán junto a familiares de niños con cáncer desde el Ángel de la Independencia, ubicado en Paseo de la Reforma, y que planea llegar hasta la plancha del Zócalo capitalino.

A la marcha acudirán padres y madres de diferentes estados como Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla, Guerrero y Chiapas, dijo Rocha.

Los manifestantes llevarán al Palacio Nacional una petición para que el gobierno exhiba los contratos de compras de medicamentos oncológicos y el presupuesto para su adquisición. «Los papás y mamás están cansados de llegar a reuniones con el gobierno y que les muestren gráficas pero los medicamentos no lleguen a las clínicas», dijo la abogada.

Y es que la crisis por el desabastecimiento de medicamentos oncológicos se agudizó en 2019 tras la llegada al poder de López Obrador, cuyo gobierno modificó los métodos de adquisición de medicamentos para combatir la corrupción y los monopolios farmacéuticos, y además hizo recortes presupuestarios.

López Obrador ha atribuido en varias ocasiones la falta de medicinas para niños con cáncer a un sabotaje de las farmacéuticas y ha culpado a los gestores de los hospitales de que las medicinas no lleguen a los pacientes.

El gobierno anunció el pasado 1 de julio que distribuyó 30,000 unidades de medicamentos oncológicos después de varias manifestaciones de familiares que bloquearon el acceso del aeropuerto capitalino.

Recordemos que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, acusó a las familias de politizar el desbasto y dijo que la derecha usa el movimiento para promover un «golpe de Estado».

Foto: Twitter @EsTendenciaHoy

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen dos millones 525 mil 350 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 40 mil 965 sean los casos activos.

Se da seguimiento a 442 mil 522 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado cuatro millones 562 mil 316 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 6 mil 081 nuevos casos de coronavirus y 201 nuevas muertes; el número de muertes totales asociadas al virus es de 233 mil 248. Adicional hay 12 mil 329 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de la India, Brasil y Estados Unidos.

De acuerdo al último informe disponible, 31 millones 510 mil 606 personas personas han sido inmunizadas; 19 millones 566 mil 228 personas tienen esquema completo de vacunación, es decir, apenas el 15.53% de la población, mientras que 11 millones 944 mil 378 personas solo tienen una dosis de la vacuna (9.48%)

México ha recibido en total 57 millones 336 mil 595 dosis de vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 46 millones 451 mil 715 dosis; de éstas, ayer fueron aplicadas 551 mil 751.

Ayer, el gobierno federal confirmó la distribución de unas 30,000 unidades de medicamentos oncológicos en el país, con lo que aseguró que el abastecimiento de dichos medicamentos está garantizado.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) informó de este despliegue luego de que el miércoles decenas de familiares de niños con cáncer protestaran en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), bloqueando el acceso a la terminal.

El Insabi dijo que como parte del seguimiento a los compromisos asumidos con los padres de niños con cáncer, autoridades del organismo acudieron a la protesta en el AICM «para informar que el lunes 28 de junio se distribuyeron a nivel nacional más de 30,000 piezas de medicamentos oncológicos», entre los que se encuentran Ciclofosfamida, Metotrexato, Gemcitabina, Etopósido, Carboplatino, Paclitaxel y Cisplatino.

El Insabi dijo que el grupo de madres y padres «han hecho uso de su derecho legítimo de manifestarse para exigir de manera colectiva el abasto de medicamentos oncológicos».

Pese a que el problema persiste, y los afectados y sus familiares han seguido denunciando el desabasto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) garantizó el suministro de «casi todos» los fármacos oncológicos que se requieren en el país.

«Ya se va avanzando mucho en la compra consolidada de medicamentos y todo esto se origina porque en el gobierno anterior había un monopolio que controlaba la venta de medicamentos al gobierno. Un jugoso negocio de 100,000 millones de pesos», contestó AMLO al ser cuestionado sobre el tema.

Reiteró su discurso sobre que anteriormente tres distribuidoras controlaban el 70% de las ventas de medicamentos en el país; además de que dijo, eran «medicinas de baja calidad a precios elevadísimos».

«Cuando decidimos que se iba a acabar la corrupción en la compra de medicinas se lanzaron en contra nuestra. Y no han parado», justificó el presidente.

Por ello, aseguró que ahora se compran los medicamentos en el extranjero para romper con dicho monopolio, a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) . «Y ya estamos a punto de lograrlo», dijo López Obrador pese a los obstáculos que asegura han enfrentado.

Sobre los medicamentos oncológicos, dijo que algunos son «mucho, mucho, muy difíciles de conseguir», y detalló que de los 25 fármacos que son indispensables para tratar el cáncer, de acuerdo con la consulta que se le realizó en la mañanera, 21 ya se tienen adquiridos.

«Hasta ayer nos faltaban cuatro. Dos los van a hacer de manera especial por nosotros en Japón y todos los días estamos viendo esto. Se están distribuyendo, están llegando», dijo el mandatario. Incluso aprovechó para denunciar que en anteriores gobiernos se llegaron a «adulterar» medicinas.

«No descansamos» para tener los medicamentos y pronto «lo vamos a lograr», agregó.

Ante las declaraciones del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien acusó a los padres de los niños con cáncer de politizar el desabastecimiento de medicamentos y de intentar promover un golpe de Estado contra el gobierno mexicano, declaraciones que causaron un sin fin de críticas, el presidente dijo que los padres de los niños tienen todo el derecho a exigir, a demandar y a manifestarse.

«Los padres de los niños todo el derecho a exigir, a demandar, a manifestarse, pero aprovecho para decirles que no descansamos porque queremos que tengan sus medicamentos y que ya muy pronto lo vamos a lograr, aunque no les guste a los empresarios corruptos, políticos corruptos, dueños de medios de comunicación, que también estaban metidos en el enjuague, en el negocio de la venta de los medicamentos», sostuvo López Obrador.

Adelantó que la próxima semana se presentará un informe general sobre el tema, que involucra a la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Salud.

Al término de la conferencia matutina, el subsecretario López-Gatell corrigió el sentido de sus declaraciones y aseguró que es “absolutamente legítima” la preocupación de sus familiares, y aseguró que el gobierno federal tiene un sentimiento de solidaridad y de empatía con los padres y madres de familia.

“Lo que dije y lo sostengo es: el fenómeno del cáncer en sí mismo es lamentable, es trágico, es doloroso, que lo padezcan niñas y niños es doblemente doloroso o múltiplemente doloroso, que esas mismas personas carezcan de medicamentos es también doloroso (…) Y en ese sentido considero absolutamente legítimo, lo he considerado siempre, lo he dicho múltiples veces, lo acaba de decir el Presidente, es la postura de nuestro gobierno, consideramos que los padres o madres o familiares de niños con cáncer tienen una legítima razón para tener esas preocupaciones, es absolutamente legítimo», declaró el funcionario.

Con dichas declaraciones contradice lo expresado anteriormente en las que había señalado que tras esos reclamos había una “narrativa golpista” y “una guerra psicológica” para atacar al gobierno federal.

La farmacéutica alemana Bayer impugnó la reforma que permite a México comprar medicamentos en el extranjero con licitaciones de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Información del Poder Judicial disponible este miércoles reveló que el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México admitió la demanda de amparo de Bayer contra la reforma a la Ley de Adquisiciones.

«Se admite a trámite la demanda de amparo. Incidente de suspensión: conforme a lo dispuesto por los artículos 115 y 128, fracción I, de la Ley de Amparo, este órgano jurisdiccional ordena la apertura del incidente de suspensión», india el fallo con fecha del 18 de junio.

Bayer se mostró inconforme con la reforma promulgada en agosto pasado a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que autoriza al gobierno a adquirir bienes y servicios de salud con organismos intergubernamentales internacionales.

La reforma ha desatado polémica porque el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha justificado su necesidad para resolver el desabastecimiento de medicamentos, en particular de enfermedades como cáncer y VIH, que afronta el sector salud desde el inicio de su sexenio, a finales de 2018.

El mandatario ha denunciado un «sabotaje» de sus adversarios porque él ha combatido la «corrupción» en las compras, al señalar que en el sexenio pasado solo 10 empresas, «ligadas a políticos», concentraban casi 80% de los contratos.

El gobierno de la 4T reveló en su último informe, el 27 de mayo pasado, que ha pagado 43,000 millones de pesos a la UNOPS para comprar 730 claves de medicamentos con una licitación en la que hubo 171 empresas participantes y 144 ganadoras.

Bayer, al igual que otras compañías, han pedido al Poder Judicial declarar inconstitucional la reforma al considerar que viola la competitividad y afecta a los consumidores.

Sin embargo, el juzgado que admitió la demanda rechazó conceder por ahora una suspensión provisional de la ley, al argumentar que el orden público y el interés social prevalecen en relación al interés particular. «Procede negar la suspensión solicitada, dado que el objetivo de la medida cautelar es paralizar y detener la acción de la autoridad responsable mientras se tramita el amparo», indica la resolución.

Antes, el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México avaló en abril las compras de medicamentos en la UNOPS, pero solo en situaciones «excepcionales», aunque este fallo está a revisión.

El Juzgado Cuarto fijó para el 28 de junio la audiencia incidental y para 4 de agosto la audiencia constitucional.

Sobre la falta de medicamentos,  la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm) aseguró que el ingreso intermitente de sales de principio activo ha ocasionado el desabasto «momentáneo» de algunos medicamentos en nuestro país.

Juvenal Becerra Orozco, presidente de la Unefarm, señaló que la pandemia por COVID-19 ha transformado las dinámicas del mercado, lo cual ha derivado en que el 8% de los insumos ha ocasionado desabastos interminetentes. «El 95% de las sales de principio activo son importadas del exterior, de naciones como la India llegan el 40% de estas sales y al haber una interrupción permea en la producción nacional», dijo.

Agregó que la industria nacional tiene amplios estándares internacionales, lo que se refleja en una producción interna de alrededor de 5,700 millones piezas anuales de medicamentos fabricados en el país.

Aseveró que para hacer frente a los desabastos, la industria ha trabajado en conjunto con laboratorios, distribuidoras y farmacias para realizar monitoreos y determinar dónde faltan medicamentos con el objetivo de reabastecer el inventario gradualmente.

El gobierno federal informó este jueves que al día de hoy ha pagado 43,000 millones de pesos a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para resolver el desabastecimiento de medicamentos.

«Ahora ya tenemos este mecanismo con la ONU, se están comprando todos los medicamentos, ya están llegando, no van a faltar y estamos ahorrando, de manera certificada podemos decir que hay un ahorro del 20%», afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y es que el desabastecimiento de medicinas en el sector público ha sido una de las principales críticas al actual gobierno tras agudizarse en 2019 por los recortes presupuestarios y los cambios en la forma de comprarlos impuestos por López Obrador. Especialmente los reclamos se agudizaron por parte de los padres de niños con cáncer, además de grupos de personas con VIH.

El mandatario ha culpado a intereses privados y a sus «adversarios» de avivar las protestas por oponerse a las reformas para comprar medicamentos en el extranjero que permitieron firmar el acuerdo con la UNOPS en julio de 2020.

“Padecimos de campañas, de desprestigio, campañas muy dolorosas, porque se argumentaba de que los niños con cáncer no tenían medicamentos cuando los que abastecían esos medicamentos eran parte de este grupo y lo que estaban buscando era desacreditarnos”, recriminó el presidente.

Dijo que concretar estas compras costó trabajo porque había muchos intereses en la compra de los medicamentos y de equipos médicos. Afirmó que «era un jugoso negocio como otros”.

Según lo expuesto por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, hasta ahora el gobierno federal ha comprado 730 claves con una licitación en la que hubo 171 empresas participantes y 144 ganadoras. Los fármacos, detalló, son para tratamientos oncológicos, de cardiología, VIH, neurología, hemotología, neumología y otros de alto consumo y especialidad.

Alejandro Antonio Calderón Alipi, coordinador nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos e Insumos del INSABI, aseguró que México ya se encuentra recibiendo medicamentos contra el cáncer. “Ya los medicamentos están llegando al país. El día de ayer nos enviaron las fotos de los embarques que ya están saliendo a México con todos los medicamentos que sirven para hacer las quimioterapias de los niños”, aseguró el funcionario.

Calderón Alipi precisó que estos medicamentos se adquirieron en países como Corea del Sur, Argentina, Cuba y Alemania, por lo que ya no se dependerá de un solo país como sucedía antes.

Jorge Alcocer precisó que lo pagado hasta ahora constituye el 76.6% de la operación total con la UNOPS y que ha permitido un ahorro de 11,880 millones de pesos comparado con los esquemas de adquisición anteriores.

“México no compraba los mejores medicamentos que ofrece el mundo, para los gobiernos neoliberales la globalización llegaba hasta donde sus intereses lo permitían”, sostuvo el secretario.

Alcocer indicó que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se destinaron 303,076 millones de pesos en compra de medicamentos, pero solo 10 empresas concentraban un 79.6% del gasto. La mayoría de las compañías contratadas, señaló, eran distribuidoras o intermediarios que no se dedicaban a la producción.

En este contexto, México subió al segundo lugar en gasto de bolsillo per cápita destinado a medicamentos dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), solo por debajo de Brasil.

“La salud se veía como una mercancía y los medicamentos como un medio para enriquecer a unos cuantos, una historia de intereses y de corrupción que enfermó al sistema de salud en México”, añadió Alcocer.

La Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) reporto al gobierno de López Obrador un lote de 5.5 millones de medicamentos y materiales de curación.

«Como parte del acuerdo para la compra consolidada de medicamentos y material de curación se informa que durante los primeros días de abril se hizo la entrega de 5.5 millones de piezas de medicinas e insumos de curación priorizados», indicó la ONU.

De acuerdo a la oficina de la ONU en México, el acuerdo para adquirir medicamentos entre el gobierno de México y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha reportado ya un ahorro de 118.7 millones de dólares al estado.

Recordó que desde enero pasado, la Unops inició las entregas de medicamentos y materiales de curación y cada semana, los operadores logísticos contratados por el gobierno federal han recibido insumos para su distribución en las instituciones de salud pública.

«Entre los que se encuentran fármacos para tratamiento de enfermedades oncológicas, hematológicas e infecciosas», señaló.

El ahorro que hasta ahora ha habido, indicó la oficina, se debe a la compra consolidada de medicamentos, tomando como base los precios referenciales pagados por el comprador público el año pasado. Se indicó que se han adjudicado contratos por un valor total superior a 877 millones de dólares para más de 210 claves de medicamentos.

La ONU dijo que aplicando los principios de la gestión pública justa y equitativa se maximiza la transparencia, la competencia abierta, el mejor precio y calidad de medicamentos y materiales de curación para beneficiar a la población en México.

El convenio del gobierno federal y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para adquirir medicamentos ha reportado ya un ahorro de 117 millones de dólares al estado mexicano, según un comunicado emitido por el organismo internacional.

«Los contratos adjudicados tienen un valor total mayor a 18,000 millones de pesos (877 millones de dólares) para más de 210 claves de medicamentos, con lo que se ha logrado un ahorro inicial de 2,389 millones de pesos (117 millones de dólares)», informó la ONU.

Las cifras que reportó la ONU surgen al comparar las transacciones actuales con los precios referenciales pagados por el comprador público el año pasado.

Recordemos que con la llegada del presidente López Obrador, y la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), se firmó un convenio con la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) para la compra centralizada de medicamentos y material de curación.

Hasta la fecha se han adjudicado mediante ese convenio contratos para proveer 98 millones de unidades de medicamentos priorizados a las instituciones de salud pública del país.

Desde enero de este año se han entregado medicamentos priorizados a varias entidades y estados del país; entre ellos, medicamentos para el tratamiento de enfermedades oncológicas, hematológicas e infecciosas, destacó la ONU.

«Hasta hoy la Unops ha emitido 216 órdenes de entrega solicitadas a los proveedores contratados, y esta semana serán entregados medicamentos en los estados de Sinaloa y Baja California Norte y Baja California Sur», indicó la entidad.

Sin embargo, en diciembre pasado, la Asociación Mexicana de Industrias de Innovación Farmacéutica (Amiif) señaló que la licitación pública de medicamentos mediante la Unops tenía elementos que ponen en riesgo la propiedad industrial de fármacos patentados.

La advertencia de la industria farmacéutica ocurrió después de que el gobierno federal anunciara, el 29 de octubre de 2020, la compra de 384 claves de medicamentos por 32,000 millones de pesos tras firmar un acuerdo con Unops.

Un grupo de papás de niños con cáncer presentaron este miércoles una denuncia ante la Fiscalía General de la República contra Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por su omisión e inactividad ante el desabastecimiento de medicamentos oncológicos.

Andrea Rocha, abogada de los familiares, explicó que la denuncia contra la presidenta de la CNDH se debe a que no ha dado ningún pronunciamiento sobre la falta de medicamentos para los niños. Acusó que «la señora no ha hecho su trabajo o emitido ningún lineamiento que pueda apoyar a los niños con cáncer», apuntó.

Explicó que en este año se han presentado 552 quejas ante el organismo por la falta de medicamentos.

Israel Rivas, vocero de los padres de familia, manifestó que Piedra Ibarra más allá de brindar apoyo para que los pequeños tengan sus medicamentos garantizados, destituyó al primer visitador quien, en su momento, prometió iniciar una queja de oficio ante la secretaria de salud para resolver esta problemática.

Aseguró que en el tema es evidente que no hay voluntad política, «hay abandono». Añadió que en los últimos dos años, donde se ha vivido una fuerte escasez de medicamentos oncológicos, cerca de 1,600 niños con cáncer en el país han perdido la vida. «A dos años del desabasto, a esto yo lo llamo intencional», indicó.

Esta es la quinta denuncia que presentan los padres de familia de pequeños con cáncer, una por homicidio, otra por el robo de medicamentos oncológicos, una más por el supuesto desvío de los 500 millones de pesos obtenidos por la rifa simbólica del avión presidencial y una cuarta por la pérdida de la vista de un pequeño debido al desabastecimiento.

Israel Rivas señaló que en próximos días pedirán al gobierno mexicano que los niños con cáncer sean grupo de prioridad para ser vacunados contra el Covid-19, pues considera están en riesgo de infección y muerte.  Señaló que en el plan de vacunación no están contemplados los pequeños con tratamientos oncológicos por lo que aseveró que, de no dar prioridad a sus hijos, tomarán acciones al respecto.

Recordemos que la crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó este jueves la firma de un acuerdo de equivalencia para que pueda adquirir medicamentos en todo el mundo a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS). Señalaron que dicho acuerdo busca acabar con el desabasto de medicinas que hay en el país.

Así, el gobierno federal estará comprando 384 claves de medicamentos equivalentes a 32,000 millones de pesos. Entre los medicamentos se encuentran los oncológicos y los antirretrovirales para atender a pacientes con VIH.

«Ya se tiene el primer pedido de las medicinas, se va a hacer cargo la ONU, en particular la UNOPS, de la adquisición, va a ser una licitación abierta, mundial, transparente y se revolvió dar un anticipo a la ONU», dijo López Obrador en su conferencia matutina.

Y aunque se reconoció el desabasto que hay, AMLO aseguró que es un «problema de tiempo atrás». Acusó a las administraciones anteriores de haber permitido el tráfico de influencias ya que 10 empresas, entre farmacéuticas y distribuidoras de medicamentos, «acaparaban todo» el mercado, con beneficios de cerca de 100,000 millones de pesos.

Dijo que no estuvieron exentos algunos políticos de éstas prácticas. «Tenían hasta representantes al interior del gobierno que los defendían, al grado de que nos llevó muchísimo tiempo enfrentar esas resistencias al interior del mismo gobierno».

Sobre los recurso que se utilizarán para las compras, AMLO recordó que este año hubo un incremento de 40,000 millones de pesos en el presupuesto de salud pública, que se mantendrá en 2021 con un aumento de 9% en términos reales.

Por su parte Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda, indicó que parte de los recursos también saldrán del Fondo de Salud para el Bienestar, que la Cámara de Diputados aprobó ayer que el gobierno disponga cerca de 33,000 millones de pesos.

Herrera enfatizó que los medicamentos se distribuirán al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

En su intervención, el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, señaló que el nuevo acuerdo amplía los acuerdos de equivalencia que México ya tiene con Australia, Suiza, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea (UE). «Lo que se va a firmar hoy es que se abre estos acuerdos de equivalencia con prácticamente todos los países y que lo que se hace es se reducen los plazos y se simplifican todos los requerimientos».

El acuerdo también permitirá a México acceder a los 27 medicamentos del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y su Fondo Rotatorio de Vacunas. Este fondo incluye la vacuna contra el Covid-19 con las más de 51 millones de dosis que México ya apartó para el 20% de su población, indicó Cristian Morales, representante de la OPS en México.

Se detalló que las primeras compras de patentes de medicamentes se harán en diciembre próximo para garantizar el abasto a partir de abril del próximo año.

Vecinos de la colonia Trabajadores del Hierro, en la alcaldía Azcapotzalco, alertaron sobre numerosas bolsas negras que fueron arrojadas desde un vehículo, por lo que solicitaron el arribo de elementos de la policía para una revisión y su eventual resguardo.

Al llegar, los policías capitalinos pidieron el apoyo de paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) pues detectaron que al interior de las bolsas negras había medicamentos oncológicos, los cuales presuntamente formarían parte de las medicinas robadas en la alcaldía Iztapalapa.

Uno de los vecinos reportó que sujetos a bordo de una camioneta color blanco arrojaron las bolsas sobre la banqueta y se retiraron. En total fueron 27 bolsas las que se abandonaron y se enviaron a la Fiscalía para su resguardo.

Entre los medicamentos que se encontraban en las bolsas aparecían Fluourouracilo y Ciclofosfamida, medicamentos que se recetan para el tratamiento de personas con cáncer, y que aparecen dentro de la lista que se reportó fueron robadas el pasado 4 de octubre. Las cajas de los medicamentos tenían la leyenda: «Propiedad del Sector Salud. Prohibida Su Venta”.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que ya analiza las 27 bolsas con medicamentos, por lo que agentes de la Policía de Investigación (PDI) y expertos de la Coordinación General de de Investigación Forense y Servicios Periciales se trasladaron al lugar del hallazgo para recabar todos los indicios necesarios.

La PDI solicitó al C2 Poniente la revisión de las cámaras ubicadas en inmediaciones del lugar, así como otras de uso privado, para obtener mayores datos de quién abandonó las bolsas en el sitio y se logre la posible identificación.

El agente del Ministerio Público, adscrito a la Coordinación General de Delitos de Alto Impacto, solicitó que el apoderado legal de la empresa se presente con la documentación respectiva, a fin de determinar si se trata de los mismos lotes robados hace unos días.

Finalmente, la Fiscalía dio vista a la Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), a fin de que se lleven a cabo todos los protocolos de conservación de dichos medicamentos.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se refirió al robo de más de 37 mil medicamentos oncológicos que supuestamente tenían que haber estado distribuidos desde hace tres meses en las instituciones de salud públicas para atender principalmente a niños con cáncer.

AMLO calificó los hechos como «lamentables»; adelantó que ya se están haciendo las investigaciones correspondientes, y se está avanzando en saber qué fue lo que pasó.

El presidente dijo que costó trabajo conseguir los medicamentos, confirmando que se trajeron desde Argentina. Señaló que «está esto muy raro» que se haya robado toda una bodega de los medicamentos.

«Decirles a los padres de las niñas, de los niños con cáncer, que permanentemente estamos procurando abastecer de estos medicamentos a todos los centros de salud, a todos los hospitales; que no somos inhumanos, que tenemos sentimientos y sabemos lo que sufren los niños y cualquier persona si no cuenta con los medicamentos», dijo el mandatario dirigiéndose a los padres de los niños con cáncer.

Como se ha vuelto costumbre, AMLO señaló a sus adversarios de aprovechar la situación para proyectar una imagen del gobierno que no corresponde a la realidad, «como si fuésemos insensibles, como si no nos importara el problema y no es así».

Sostuvo que algunos de las empresas que distribuían los medicamentos, que por cierto dijo lo hacían mal e incluso los adulteraban, están enojado con los cambios que se están haciendo en el país, pues estaban acostumbrados a hacer negocios debido a la corrupción que existía.

Y es que el pasado viernes, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), confirmó el robo ocurrido en las instalaciones de la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V., de diversos productos, entre ellos
medicamentos oncológicos fabricados por la empresa LABORATORIO KEMEX, S.A., y distribuidos por la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V.

Entre los medicamentos que fueron robados a la empresa NOVAG INFANCIA, S.A. DE C.V., se encuentran: FLUOROURACILO 500 mg; DAUNORUBICINA 20 mg; MITOMICINA 5 mg; IDARUBICINA 5 mg, entre otras.

La COFEPRIS se limitó a decir que los medicamentos oncológicos deben ser recetados y aplicados bajo la supervisión y control de los profesionales de la salud; añadió que dichos medicamentos oncológicos son para uso exclusivo del sector salud (Secretaría de Salud, ISSSTE, IMSS, SEMAR, SEDENA) por lo que no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados o a través de internet y redes sociales.

Tal como lo adelantó ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó esta mañana la firma de un convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para la adquisición de medicamentos, vacunas y equipos médicos.

AMLO informó que mediante el acuerdo y con el acompañamiento de la oficina de la ONU, se obtendrán obtener «todas las medicinas, de buena calidad a bajo precios y sin corrupción en todos los países del mundo».

El mandatario aseguró que con el convenio se podrán resolver los problemas de fondo en el abasto de medicamentos en el país, pues dijo, en los últimos años han faltado medicamentos en diversas regiones, e incluso se ha llegado a distribuir algunos adulterados que han causado la muerte de mexicanos.

AMLO enfatizó que «existen pruebas de que ha imperado la corrupción en todo lo que tiene que ver con la compra de medicamentos, a esos extremos se ha llegado, se robaban hasta el dinero de las medicinas».

Reiteró que el acuerdo va acompañado de la creación de la empresa distribuidora del Gobierno que se encargará de transportar y llevar medicamentos, vacunas y equipo médicos a todo el país.

El presidente volvió a acusar que antes había un monopolio y corrupción en la compra de medicamentos.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard señaló que mediante el acuerdo, México se beneficia de una cooperación técnica enfocada en optimizar el proceso de adquisición de insumos médicos. «Es la primera vez en la historia del país que hay una licitación por encargo. La ONU busca, valora, adquiere y entrega», apuntó Ebrard.

Dijo que la firma del convenio representa un cambio de raíz, que ayuda a romper la inercia de los oligopolios acostumbrados a imponer todo tipo sobreprecios y abusos.

Estimó que son 3,643 claves (medicamentos) los que se necesitan en el país, de los cuales, se busca que cerca de 2 mil se incluyan en la compra; es probablemente, enfatizó Ebrard, la licitación más grande en manos de la ONU de un solo país.

Indicó que se contemplan compras por un total de 6,800 millones de dólares, y añadió que la ONU vigilará que los procesos de licitación sean transparentes y los insumos que se adquieran sean de alta calidad.

En su turno, el representante de la UNOPS en México, Fernando Cotrim, dijo que las licitaciones serán públicas e internacionales, por lo que garantizó que habrá igualdad de condiciones para el mercado nacional e internacional, además de que se vigilarán los requerimientos de participación y los criterios de elegibilidad.

Finalmente, el representante de la OPS/OMS en México, Cristian Morales, comentó que el acuerdo garantiza el acceso a medicamentos, vacunas e insumos de calidad y a precios competitivos, así como que permite que el sistema de salud de México avance hacia la modernidad, a la cobertura universal de salud y al acceso efectivo a servicios integrales oportunos y de calidad.

Tras celebrar la aprobación de la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que permitirá que se puedan comprar en el extranjero, bienes y servicios para el sector salud, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la firma de un convenio con la ONU para que lo acompañe en dichas compras.

AMLO agradeció a los legisladores que impulsaron la aprobación de la reforma con la que México podrá comprar insumos en el exterior y expresó su respeto a los que votaron en contra.

Informó que será mañana durante la conferencia matutina cuando se firme el convenio con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que el organismo acompañe los procesos de adquisición del gobierno federal.

López Obrador indicó que la participación de la ONU en los procesos de compra abonará a la transparencia.

Adelantó que como parte de la firma del convenio, se incluirá el primer pedido para garantizar la llegada de diferentes medicamentos al país lo antes posible.

El mandatario también reiteró la creación de una distribuidora del Estado mexicano, para medicamentos, equipos médicos y vacunas, la cual permitirá que los insumos lleguen a todos los rincones del país.

«Es inaceptable que se distribuyan los refrescos embotellados y las papitas en todo el territorio nacional y no lleguen las medicinas a los pueblos», enfatizó el mandatario.

Dijo que las compras consolidadas se surtirán a través de los almacenes de la nueva distribuidora al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a la Secretaría de Salud y a los estados que se adhirieron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Significa quebrar el monopolio que existía de empresas que tenían el control en México; vendían a precios elevados los medicamentos, de baja calidad y con problemas frecuentes de desabasto (…) No solo era la compra de las medicinas sino la distribución de los medicamentos que también se contrataban a particulares y era muy irregular todo el abasto”, agregó.

López Obrador reveló que será David León Romero, actual titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, quien dirija la nueva distribuidora.