Tag

transformación

Browsing

Luego de que las dirigencias nacionales del PAN, PRI y PRD confirmaran la coalición con la que se presentarán en las elecciones de 2023 y 2024, incluyendo la contienda para la presidencia de la República, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que lo que la oposición busca es detener el proceso de transformación que inició en 2018.

«Desde hace tiempo están agrupados. Es un bloque conservador, reaccionario, y desde luego que van a buscar, como lo han venido haciendo, detener el proceso de transformación que estamos llevando a cabo millones de mexicanos», dijo el mandatario.

Aseguró, como lo ha venido haciendo en los últimos años, que el proyecto que él encabeza y el de la oposición, son distintos y contrapuestos.

«Ellos quieren regresar por sus fueros, quieren que regrese el régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios. Y nosotros, pues queremos que avance la transformación para que el actor, el protagonista principal de la historia de nuestro tiempo sea el pueblo de México», añadió.

López Obrador dijo que su movimiento busca que haya una auténtica democracia en el país, o como se ha referido: un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

Indicó que el tiempo de la corrupción, algo que permitían los antiguos gobiernos, se acabó, y ahora el presupuesto público es realmente público y se destina a atender las necesidades de la gente.

En ese sentido, AMLO llamó a que «no regrese el derroche, la extravagancia, los lujos en el gobierno, los sueldos elevadísimos, todos los privilegios que existían» con los gobiernos de la oposición.

Fiel a su estilo, López Obrador pidió que los de «mero arriba» paguen sus impuestos; que se acabe el racismo y el clasismo; que la prensa no esté sometida al servicio de los grupos de intereses creados, y que haya libertad de expresión y de manifestación.

El presidente dijo que el movimiento que encabeza va a seguir luchando, aunque reconoció que la oposición se está agrupando; se refirió a ellos como «gente con mucho dinero» que quedó malacostumbrada.

«Nosotros lo que les decimos es que se vayan a robar más lejos o que ya se acabó la robadera», remató.

Tras reiterar su apoyo a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, por los ataques que ha recibido a raíz de los accidentes que se han registrado en el Metro capitalino, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a reconocer a sus «corcholatas» rumbo al 2024.

«Para que no quede duda. Tenemos nosotros la ventaja, la dicha enorme, de contar con muy buenos servidores públicos en nuestro movimiento. Esto también hablando con toda claridad y franqueza, pensando en el relevo hacia adelante».

En ese sentido, reiteró que como lo ha dicho en otras ocasiones, «de lo mejor que hay en el país» en cuanto a perfiles políticos son Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López Hernández, Jefa de Gobierno, canciller y secretario de Gobernación.

Indicó que los tres funcionarios tienen mucha experiencia, además de «cabeza, corazón y carácter», que dijo, son cualidades necesarias para el noble oficio de la política. «No cualquiera».

López Obrador sostuvo que no se trata solo de gobernar por gobernar, sino llevar a cabo una transformación o darle continuidad a la transformación que comenzó.

Dijo que los que están en el flanco de Morena no son actores o periodistas, o perfiles que tengan fama o buena presencia, como ha sucedido con políticos del pasado.

«Como somos amigos de los que manejan los medios de información, nos van a hacer famosos, nos van a introducir en el mercado como si fuésemos un producto chatarra», dijo entre broma cuestionando cómo se podría gobernar si se eligiera ese camino.

AMLO cuestionó si se va a seguir con lo mismo de antes, cuando el gobierno era un facilitador de la corrupción y estaba al servicio de una minoría rapaz.

«¿Se le va a volver a dar la espalda al pueblo de México, a la mayoría de los mexicanos, a los pobres que no eran atendidos, a los jóvenes que eran marginados, humillados, llamándoles ninis? ¿Se va a regresar a eso? ¿Se va a regresar a que México sea un país de unos cuantos o queremos que el pueblo siga siendo el protagonista principal de nuestra historia?, cuestionó el presidente.

Sobre ‘corcholatas’ o candidatos, el presidente fue cuestionado sobre el futuro de Ricardo Mejía Berdeja en el gobierno federal, ante sus aspiraciones políticas.

El mandatario indicó que aunque no ha hablado con el subsecreyario de seguridad, sabe que el funcionario aspira a ser candidato a la gubernatura de Coahuila.

«No sé por qué partido. Como cualquier ciudadano está en su derecho. Desde luego si va a ser candidato ya no va a trabajar con nosotros, ya no va a desempeñarse como subsecretario», dijo.

Detalló que si sí se convierte en candidato, se ca a nombrar a otro subsecretario que seguirá con la labor de seguir informando sobre cómo se está castigando a quienes cometen delitos, y tendrá a su cargo la sección CERO Impunidad.

López Obrador aclaró, «para que no se vaya a malinterpretar las cosas», que él apoya a quien haya participado en la encuesta de Morena y ganó, en esta caso el senador Armando Guadiana. «El que gana, ese merece ser apoyado», aclarando que no por parte del gobierno, sino de los militantes, simpatizantes y hasta de los tienen licencia.

Y es que recordemos que Mejía Berdeja no resultó ganador en la encuesta de Morena, por lo que todo apunta que en caso de concretarse su candidatura, pueda ser bajo las siglas del PT.

En ese sentido, AMLO se adelantó y rechazó que vaya a tener dos candidatos en Coahuila y que alguno de ellos sea «el bueno». Insistió en que «yo apoyo al que ganó la encuesta (…) si no lo digo, se presta a no sé cuantas interpretaciones, entonces esto no es asunto de amistad, no es una cuestión de que somos compañeros, no. Estamos en un proceso de transformación, lo más importante es eso: buscar el cambio verdadero en el país», remató.

La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados recibió una iniciativa del Ejecutivo Federal que expide la Ley General en materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, y reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales y de la Ley de Planeación.

El documento fue remitido a las comisiones unidas de Educación y de Ciencia, Tecnología e Innovación, para dictamen, y a las comisiones de Gobernación y Población, y de Presupuesto y Cuenta Pública, para opinión.

La iniciativa señala que su finalidad es garantizar el derecho humano a la ciencia reconocido en la fracción V del artículo 3 de la Constitución Política, a través de una política articulada por el estado mexicano en materia de humanidades, ciencias, tecnologías e innovación, en las que el Estado ejerza la rectoría indispensable para el desarrollo nacional y el bienestar de la población.

Entre los cambios que sugiere la iniciativa de López Obrador, está convertir al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias, Tecnología e Innovación (CONAHCYT).

La iniciativa señala que el director general de dicho Consejo será designado por el Ejecutivo Federal.

Propone que los recursos públicos que destine el gobierno federal al fomento y apoyo de actividades relacionadas, sean entregados sin intermediarios a los becarios, humanistas, científicos, tecnólogos e innovadores.

Además, busca que la asignación de becas a estudiantes de universidades públicas, en programas de maestría y doctorado orientados a la investigación en todas las áreas de las ciencias y las humanidades, sean universales.

Recordemos que María Elena Álvarez-Buylla, titular de la CONACYT, había propuesto en agosto pasado ‘transformar’ al Consejo, justificando que era necesario darle una visión con Humanidades.

“Este nuevo CONAHCYT, con H, Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, quisiéramos que ese fuera el nombre ahora que, esperemos, se apruebe la primera Ley general de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación. Promovemos el avance riguroso del conocimiento desde nuestro país con compromiso social y ambiental. Fortaleciendo nuestra soberanía”, expresó en una de las conferencias matutinas del presidente.

Hoy en la mañana, López Obrador aseguró que los conservadores están muy molestos por el rescate y transformación que se está llevando a cabo en el CONACYT.

La 4T ha fracasado en varios frentes, pero en uno de ellos el descalabro ha sido de proporciones enormes: la transformación que ha pretendido el presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de aviación.

El arranque de esta crónica de una catástrofe anunciada fue desde antes de llegar a la presidencia, cuando como presidente electo López Obrador decidió cancelar el NAIM que estaba ya con un avance del 30 por ciento en su construcción.

En su lugar y a pesar de toda la información que recibió de MITRE, una organización de especialistas en diseño de espacio aéreo, en la que claramente apuntaron que operar el aeropuerto Benito Juárez en conjunto con el AIFA implicaría un espacio aéreo demasiado complejo, el presidente se empeñó en la construcción del AIFA. Otros análisis señalaban que el diseño del AIFA tendría que hacerse del aire al suelo, como cualquier nuevo aeropuerto, y que si el AIFA llegaba a tener 10 operaciones por hora, tendrían que coordinarse los vuelos entre ambos aeropuertos, demorando vuelos de uno para que el otro pudiera operar. Así, la saturación del Benito Juárez no podía solucionarse con el AIFA.

A casi 7 meses de la inauguración del AIFA, Proceso sacó un reportaje en el que apunta que este nuevo aeropuerto que AMLO califica como el mejor del mundo ha tenido menos pasajero que las visitas que ha recibido el Museo del Mamut en el mismo lugar. (201 pasajeros vs 373 mil visitantes)

Por ello el presidente López Obrador instruyó a la Sedena, que es quien maneja el AIFA, a incrementar las operaciones aéreas en el AIFA para que pase de un promedio de 30 operaciones diarias a 120 para el cierre de este 2022. El documento con esta instrucción presidencial forma parte de lo filtrado por los hacktivistas Guacamaya.

Para cumplir con este deseo presidencial la Sedena está contemplando permitir el cabotaje, es decir, que líneas aéreas internacionales operen vuelos entre dos destinos nacionales. Por ejemplo, que Turkish Airlines pueda volar del AIFA a Cancún a pesar de que la Ley de Aviación. Civil de México lo prohíbe en su artículo 17bis.

Todo esto ocurre en el marco de la pérdida de categoría 1 de la Administración Federal de Aviación de EUA, la FAA, que degradó a México desde el 25 de mayo del 2021 porque no cumplimos con los estándares de seguridad de la OACI. Esto impide que las líneas aéreas mexicanas abran nuevos destinos a EUA.

Fernando Gómez Suárez, especialista en aeropuertos y aviación, ha dicho que el cabotaje sería el acabose para las aerolíneas mexicanas ya que la más chica estadounidense tiene más aviones que toda la flota mexicana en su conjunto.

Curioso que el presidente que en el sector energético acusa hasta de traidores a la patria a los legisladores que no aprobaron la LIE (Ley de la Industria Eléctrica) diciendo que prefieren apoyar a las empresas extranjeras como Iberdrola antes que a Pemex y CFE, en materia aeronáutica esté dispuesto a golpear a las líneas aéreas nacionales y premiar a las extranjeras con tal de ponerse la medalla de que el AIFA es viable.

Apostilla: Por si el fracaso del AIFA no fuera suficiente, las otras dos grandes obras de infraestructura de este gobierno están en problemas. La refinería de Dos Bocas volvió a quedar bajo el agua con las lluvias del domingo y lunes y el Tren Maya quedará trunco. No llegará hasta Campeche porque el tramo Xpujil-Chetumal se ha complicado ante las exigencias de los comisariados ejidales.

Columna completa en El Universal

Nunca había sonado tan bien que alguien dijera que va a hablar sobre la paz mundial. Pero eso fue lo que dijo que hará el presidente Andrés Manuel López Obrador en su discurso del 16 de septiembre. Y que siempre ya no hablará sobre lo que él considera es la soberanía amenazada por Estados Unidos con el llamado a consultas en el marco del TMEC por la política energética del gobierno mexicano.

Finalmente vemos una transformación positiva en el presidente que autodenomina su gobierno como el de la Cuarta Transformación.

La expectativa sobre lo que diría el presidente el 16 de septiembre era que apelaría a el segmento de su base electoral que aplaude todo lo que signifique ser anti-Yankee para encender los ánimos nacionalistas. Lo haría sin tomar en cuenta que esto pondría en peligro uno de los pilares que ha sostenido a la economía mexicana por casi tres décadas: el TLCAN, hoy TMEC, la gran herramienta de desarrollo económico de México.

Estados Unidos es la palanca que ha permitido a México desarrollarse y es la apuesta correcta para pensar en el desarrollo futuro del país. Si esto era cierto en 1994, cuando se firmó el TLCAN – antecesor del TMEC – lo es más cierto ahora que la lógica con la que se mueve el mundo ha dado un giro de 180 grados.

Hasta antes de la invasión Rusa a Ucrania, la lógica del mundo sobreponía la economía sobre la rivalidad geopolítica. La pregunta que se hacían los países en su toma de decisiones era ¿en dónde es más barato y eficiente producir? Poco importaba si esas inversiones se iban a países en los que se violaban los derechos humanos o no se respetaban las libertades. Por ello dinero estadounidense se fue a China, por ejemplo. Ahora la lógica ha cambiado. La geopolítica se antepone a la economía. Las nuevas preguntas que se hacen los gobiernos son ¿en dónde es más seguro producir o comprar? ¿Debemos comerciar con países que consideramos una amenaza?

Por ello el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que hoy la libertad es más importante que el libre comercio. Y es la razón por la cual estamos viendo a Europa desvincularse de los energéticos rusos a pesar del dolor de cabeza económico que implica. Vaya, hasta se ha decidido que en aras de generar conciencia sobre la importancia de ahorrar luz, Paris – La Ciudad de la Luces -, apague la Torre Eiffel una hora antes cada noche.

Los conceptos de ‘friendshoring’ y ‘nearshoring’ son la gran oportunidad para nuestro país. Si antes era claro que la apuesta de México debía ser con Estados Unidos, ahora esto es aún más importante. Pretender incendiar los ánimos nacionalistas de algunos segmentos de la población mexicana era la apuesta más absurda y riesgosa que podría haber tomado el presidente López Obrador.

Las ganancias políticas habrían sido una victoria pírrica ante un México que, desvinculado de la economía estadounidense estaría en peores condiciones de las que estamos ahora. Si bien nos va, si nos ponemos las pilas y nos vinculamos a la economía estadounidense, tendremos un sexenio de crecimiento cero.

Qué bueno que imperó la sensatez. Hemos visto una buena transformación en el presidente López Obrador.

Columna completa en El Universal

Luego del informe que presentó la mañana de ayer el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Pablo Gómez, en el que confirmó la entrega a la Fiscalía General de la República de una carpeta por posibles operaciones con recursos de procedencia ilícita del expresidente Enrique Peña Nieto (EPN), Santiago Nieto levantó la mano y recordó que la transformación de la UIF fue un logro suyo.

A través de sus redes sociales, compartió un mensaje en el que señaló que coincidía con lo expuesto por su sucesor, quien destacó que la antes de la llegada de la 4T, la UIF respondía a intereses de un modelo neoliberal.

«La Unidad de Inteligencia Financiera no estaba en la lucha contra la corrupción, era parte», dijo Gómez en la mañanera de ayer.

Sin embargo, Nieto recordó que fue a él a quien le tocó romper las malas prácticas en la UIF, poniéndola al servicio de la transparencia y honestidad. Destacó que denuncié extorsiones, descongelamientos y opacidad en beneficio del pueblo.

Como muestra del trabajo que hizo al frente de la Unidad, dijo que los modelos de riesgo implementados en la UIF desde 2019 han permitido detectar operaciones irregulares y con presunción de delito.

Sin embargo, sorprendió al señalar que la información relacionada con el expresidente Enrique Peña Nieto, que hoy en día es parte de la denuncia que Pablo Gómez presentó a la FGR, ya había sido reportada previamente a diversas autoridades competentes; dando a entender que no se había procedido pese a tener la información.

En las últimas semanas, Nieto ha estado muy activo. Luego de dejar la UIF, y dedicar tiempo a su vida privada por su recién matrimonio, regresó a la vida pública al anunciar que se sumaría a los equipos de transición de los gobernadores electos de Tamaulipas e Hidalgo.

Julio Menchaca, gobernador electo en Hidalgo, presentó a Nieto Castillo, como asesor externo de su equipo de transición. Al momento de la presentación, Santiago Nieto aseguró estará atento a que no se permita ni acepte ningún “acto arbitrario bajo ninguna circunstancia” en la transición de administraciones.

A finales del mes pasado, el gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal, también anunció a Santiago Nieto como parte de su equipo de transición, en calidad de asesor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no descartó más cambios en su gabinete, esto luego de anunciar a Rogelio Ramírez de la O como nuevo secretario de Hacienda, en sustitución de Arturo Herrera quien será propuesto como gobernador del Banco de México (Banxico).

«Vamos a analizarlo, va a haber tiempo, poco a poco. Vamos a ver cómo se sigue llevando a cabo la reforma administrativa porque tenemos que ir ajustando el gobierno a la nueva realidad y a las nuevas políticas», afirmó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador indicó que el cambio anunciado ayer en Hacienda «fue muy importante porque se mantiene la armonía (económica)» del país y destacó que tanto Herrera como Ramírez de la O son «de los mejores economistas» del país.

Pese a este cambio, afirmó, se va a consolidar la misma política económica que se ha venido aplicando y que ha dado buenos resultados. Aseguró que México es uno de los países del mundo con «mejor recuperación, después de la crisis de la pandemia, y nos estamos recuperando pronto».

AMLO sostuvo que se debe seguir con la disciplina para mantener los equilibrios macroeconómicos y cuidar la inflación y recordó que se están recuperando empleos, además de que se ha mantenido fuerte el peso mexicano.

Recordemos que ayer el presidente anunció que propondrá al actual secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, como próximo gobernador del Banco de México, cambio que llega después de las elecciones intermedias del pasado domingo.

De la O sería el tercer titular de la dependencia en lo que va de la administración de López Obrador, después de Carlos Urzúa, quien renunció en 2019 por diferencias con el presidente, y Arturo Herrera, quien entró al relevó y ahora se perfila para llegar a Banxico.

Si el Senado lo ratifica, Herrera sustituirá al frente del Banco de México al actual gobernador, Alejandro Díaz de León, postulado por el expresidente Enrique Peña Nieto y cuyo mandato finaliza el 31 de diciembre de este año, por lo cual Herrera estaría asumiendo a partir del 1 de enero de 2022. Anunció que se mantendrá en Hacienda hasta mediados de julio, pues cerrará algunos temas que tiene pendiente.

Los cambios anunciados por López Obrador han sido tomados con agrado entre analista, instituciones y  organismos como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quienes han destacado las trayectorias de Herrera y De la O.

Este es un año electoral y el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere hacer del voto una elección entre el saqueo del pasado o la transformación que él ofrece. Así lo dijo ayer en la conferencia mañanera.

“¿Quién va a decidir si quiere que regrese la política de saqueo y de corrupción? ¿Quién va a decidir si continúa o no? Pues el pueblo, los ciudadanos.” Esa es la disyuntiva que ve el presidente López Obrador sin darse cuenta de que la decisión no es entre saqueo o la transformación. Que más bien estamos viendo la transformación del saqueo.

Porque en el pasado hubo saqueo. Sin duda tiene razón el presidente cuando dice que tras la crisis de 1995, el remedio fue convertir las deudas privadas de unos cuantos, de los banqueros, de las grandes corporaciones, en deuda pública, en referencia al Fobaproa. Pero cuando remata con que en su gobierno son distintos, le falta aclarar que son otros nombres, pero que el saqueo continúa. La transformación está en las manos que lo reciben. Y en algunos casos ni los nombres han cambiado, si nos remitimos al Director General de la CFE, Manuel Bartlett.

¿Cómo justificar que la disyuntiva es entre el saqueo y la redención de México si el actual gobierno sigue manteniendo la impunidad de quienes incurren en casos de corrupción? López Obrador desmanteló varios fideicomisos bajo el argumento que eran unas cajas opacas de gastos pero su transformación del saqueo lo ha llevado, por ejemplo, a crecer casi en un mil por ciento el Fideicomiso de Administración y Pago de Equipo Militar, el Fidape.

Al finalizar el gobierno de Peña Nieto, el Fidape tenía un saldo de 5 mil 40 millones de pesos, pero 2020 lo cerró con cerca de 50 mil millones de pesos. Este fideicomiso no rinde cuentas sobre sus gastos a nadie y es actualmente el tercero más grande del gobierno federal.

Entonces, quitarle dinero a unos fideicomisos a los que acusa de ser opacos para trasladarlo a otro fideicomiso que también es laxo en transparencia no es más que la transformación del saqueo.

La disyuntiva electoral del 2021 es bastante pobre para México. Primero porque la oposición no logra presentar una agenda atractiva ni una verdadera solución a los problemas del país. Segundo, porque es más que evidente que al presidente López Obrador le quedó grande la tarea de transformar a México. La mejor prueba de ello es que lleva más de dos años señalando al pasado por las fallas del presente. A estas alturas, parece que la disyuntiva electoral del 2021 será entre darle más o menos poder al presidente López Obrador vía los pesos y contrapesos de la Cámara de Diputados. ¿Saqueo o transformación? No…sólo transformación del saqueo.

Apostilla: El presidente dijo, al regresar a la mañanera después de recuperarse de COVID que “se decidió la gratuidad en servicios de salud y todos los que han sido atendidos en centros de salud, que es la inmensa mayoría, porque son muchísimos más los atendidos en hospitales públicos que en hospitales privados, todos han recibido atención médica gratuita. Eso no sucedía anteriormente. En los institutos de salud, que son de lo mejor que tiene el país, hay gratuidad en atención médica, no sólo a enfermos de COVID, sino a todos los enfermos.”

El que se ha atendido de forma gratuita ha sido él. Su tratamiento corrió a costa de nuestros impuestos. Para la gran mayoría de los que nos hemos contagiado de COVID el tratamiento, por más básico, ha sido bastante caro.

 

Columna completa en El Universal

De visita por Ciudad Madero, Tamaulipas, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que en junio próximo, la ciudadanía decidirá entre la corrupción que representan los partidos de oposición, y la continuidad de la Cuarta Transformación, misma que Morena respalda.

En ese sentido, dijo que el partido que fundó el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no permitirá la intervención de los gobernadores de oposición, quienes dijo, son «mañosos».

“Vamos a estar muy atentos para que no se permita que los gobernadores abusivos metan la mano. Conocemos las mañas que tienen, conocemos lo mañosos que son (…) por eso  queremos ser muy exigentes para que dejen que la gente decida libremente”, manifestó.

Delgado Carrillo aseguró que Morena y aliados estarán muy pendientes del desarrollo de las elecciones, para que cualquier tipo de abuso que se detecte, sea denunciado oportunamente. «Conocemos muy bien a los gobernadores tramposos», insistió.

El líder morenista señaló que por primera vez la oposición se está sincerando, y ya no les da pena ni vergüenza decir que son lo mismo, esto al decidir ir en alianza en las próximas elecciones.

«Esto hará que la decisión sea muy sencilla para la gente: o la corrupción que ellos representan, o la transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador y que Morena respalda», sostuvo el dirigente político.

Ante las criticas por la elección de quien buscará las gubernaturas, Delgado insistió en que Morena siempre buscará ser un reflejo de la voluntad del pueblo de México, por lo que es a través de las encuestas que se conoce la opinión de la gente, y así elegir a los mejores liderazgos.

«Morena es plural, que a nadie le espante un debate interno siempre vivo. Es mucho más lo que nos une que lo que nos pudiera dividir. Quienes integramos este proyecto nunca vamos a anteponer un interés personal al de la transformación de México», remató.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que lejos de sentar las bases de una transformación en México, como lo prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre sus dos primeros años de gobierno, se ha vivido un «peligroso desmantelamiento» institucional, legal, en políticas públicas, entre otras regresiones.

Indicó que se ha vulnerado a los órganos autónomos; se ha incurrido en un desmantelamiento legal de las reformas estructurales y sus impactos benéficos mediante el uso de una mayoría parlamentaria irreflexiva; se ha incurrido en la cancelación de políticas públicas como el Seguro Popular que beneficiaban a los más vulnerables; se ha retornado al centralismo presupuestal y a la concentración de poder unipersonal frente a un gabinete que profesa obediencia ciega.

«Más que a una transformación, estamos frente a una regresión democrática», indicó el dirigente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

Aseguró que ni siquiera las grandes banderas discursivas se han sostenido, pues la austeridad republicana es selectiva, y asfixia a dependencias al grado de dejar sin equipos de cómputo a los funcionarios públicos, exigir la devolución del pago de aguinaldo o no haber resuelto, tras 24 meses, la carencia de quimioterapias mientras que el dispendio en proyectos faraónicos crece año tras año.

Sobre el combate a la corrupción, Gustavo de Hoyos dijo que todo se ha reducido a la difusión sin consecuencias de algunos casos mediáticos, mientras que se tolera a funcionarios y a familiares señalados por conductas ilegales.

En cuanto al famoso lema de este gobierno: “Primero los pobres”, la Coparmex indicó que se convirtió en realidad, pero una muy dolorosa al haber sido ellos quienes sufrieron la inundación de sus comunidades en Tabasco por decisión de las autoridades.

En el plano internacional, señalaron que el gobierno de México ha vulnerado la imagen del país al desatender foros internacionales de gran relevancia o al no emitir una felicitación a quien obtuvo en Estados Unidos de forma preliminar la mayoría de los votos en su reciente elección.

De un análisis que realizó a los 7 principales ejes estratégicos, encontró que de 28 compromisos de AMLO solo se ha
cumplido con 6 de ellos. Enfatizó que en los rubros de mayor impacto social como es el crecimiento económico, la gestión de la pandemia y el combate a la inseguridad el saldo es negativo.

 

EVALUACIÓN A 7 EJER ESTRATÉGICOS

(1 caso por eje y una recomendación)

  • Economía y empleo

Promesa: México va crecer al 4% anual y 6% al final del sexenio / Realidad: Dos años de recesión económica. Mencionaron a la iniciativa de Ley que prohíbe el outsourcing como un riesgo en este campo, ya que más de 4 millones de trabajadores en este esquema estarían siendo afectados.

  • Finanzas públicas sanas y competitividad fiscal

Promesa: No se van a abandonar las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) para enfrentar el COVID-19 / Realidad: No hubo ningún apoyo fiscal por parte del gobierno federal para las MiPyMEs

Señalaron que el empresariado ha sido objeto de un terrorismo fiscal, el cual inhibe la inversión con elementos como la eliminación de la compensación universal y la ley de extinción de dominio.

  • Seguridad

Promesa: Bajar los índices de violencia en el país / Realidad: En lo que va de la administración se han registrado 65,616 víctimas de asesinatos dolosos, la más alta desde que se tiene registro.

Advirtieron sobre la concentración de tareas civiles en las fuerzas armadas.

  • Estado de Derecho, Combate a la corrupción y a la impunidad

Promesa: Al margen de la ley nada, y por encima de la ley nadie / Realidad: Investigaciones de casos de corrupción de personas cercanas al presidente han sido pasadas por alto (Bartlett, Carlos Lomelí, Pío López Obrador).

Advirtieron sobre la asignación de contratos púbicos. Recordaron que un riesgo que Durante el 2019, 80.4% de los contratos públicos han sido por adjudicación directa.

  • Educación de calidad e innovación

Promesa: Fortalecer la educación pública gratuita y de calidad en todos los niveles escolares / Realidad: desmantelamiento de la Reforma Educativa y del INEE

Indicaron que la estructura del gasto educativo no refleja una estrategia para el fortalecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje a distancia.

  • Desarrollo regional y sostenible

Promesa: Fomentar el turismo para impulsar el desarrollo y crear empleos / Realidad: El 94% del presupuesto en el ramo del Turismo está destinado a la construcción del Tren Maya.

Lamentaron que el gobierno ha enfocado recursos en proyectos basados en el uso de combustibles fósiles.

  • Salud y un México incluyente

Promesa: El primero de diciembre el sistema de salud de México estaría funcionando como el sistema de Noruega o Dinamarca / Realidad: Desabasto de medicamentos y quimioterapias. Al menos 390 medicamentos no se encuentran en el sector salud desde el año pasado

Indicaron que no hay presupuesto adicional en 2021 para la adquisición de la posible vacuna contra COVID-19.

 

La Coparmex advirtió que en los principales riesgos que observan, están que la administración de López Obrador no ha desarrollado un plan de reactivación económica, además de que es urgente el replanteamiento de la estrategia de contención de la pandemia para que se amplíe la capacidad hospitalaria, que se contrate a más personal y se retribuya de mejor manera y se diseñe un plan nacional de vacunación contra el COVID-19 ante la posible confirmación de una vacuna efectiva.

Pidieron también que se reconstruya la estrategia de seguridad ya que se ha incumplido la no militarización de las instituciones de seguridad ni se han abatido los elevados índices en delitos de alto impacto.

«Nuestro llamado es a que se realice un ejercicio serio de autocrítica para que la ‘transformación’, no profundice la regresión democrática, a que se unifique al país en lugar de dividirlo y a que se identifique que el esfuerzo de todos los sectores de la sociedad es valioso, ya que solo se podrá superar este contexto adverso con la suma generosa del gobierno, el sector privado y la sociedad civil».

En México tenemos a un presidente que dice que está transformando al país y una de sus palancas para hacerlo es inyectando miles de millones de pesos a Pemex para intentar lograr autonomía energética.

Varios conocedores de la industria han dicho que esto es un sueño guajiro, pero aún así, AMLO persiste. Qué maravilla sería que en lugar de querer importar el penacho de Moctezuma de Austria, el presidente quisiera imitar lo que está haciendo el CEO de una de las petroleras más grandes del mundo, British Petroleum (BP), Bernard Looney.

Looney encabeza hoy en día la mayor transformación de la industria energética en sus 160 años de historia. En septiembre dio a conocer el plan de transformación de BP de una industria de petróleo y gas a una de energías renovables. Es el plan más agresivo que se ha visto en la industria. Lo que pretende BP es, para 2030 recortar en un 40 por ciento su producción de petróleo y gas y aumentar el gasto en energías renovables de $500 millones de dólares anuales actualmente a 5 mil millones de dólares. Y para el año 2050 la petrolera británica buscará que todas sus operaciones emitan cero emisiones.

Además, los cien millones de dólares al año que gasta BP en mantener su reputación como empresa de petróleo y gas se irán reduciendo y ese dinero se invertirá para apoyar políticas en favor del medio ambiente alrededor del mundo. La empresa ya está invirtiendo $6.5 millones de dólares en Estados Unidos para iniciativas en favor de las energías limpias en este 2020, a pesar del durísimo golpe económico que ha sufrido por la caída en la demanda de energías fósiles por la pandemia. Han anunciado su apoyo a la política climática de la Unión Europea y al plan de Reino Unido de prohibir para el año 2035 autos con motores de combustión interna.

Nótese la diferencia entre este propósito y el que acaba de presentar el gobierno de la Cuarta Transformación, que pretende incrementar la producción de petróleo en 101 mil 700 barriles diarios para un total de un millón 944 mil 400 barriles diarios en el 2021. Vamos en sentido contrario de lo que el mercado mundial de energéticos nos está diciendo y lo estamos haciendo cuando no tenemos ni siquiera la liquidez suficiente para estarla desperdiciando. ¡Qué frustrante!

En entrevista para el portal político Axios, Looney dijo dos cosas que me llamaron la atención. La primera fue entender que la transformación de la empresa se hace en el interés de ésta. No están tratando de proteger un negocio – el del petróleo y gas – que ya va de salida porque saben que esto significaría su quiebra. “Estamos haciendo que BP pase de ser la compañía petrolera internacional que hemos sido durante 111 años a convertirnos en una compañía de energía integrada”.

Lo segundo fue que ante la pregunta sobre el pasado de la empresa en el que defendió a quienes dudaban del cambio climático, Looney dijo algo clave: “no sirve de nada envolvernos en lo que ocurrió en el pasado ante los enormes retos que tenemos frente a nosotros.” Esta frase suena como música a los oídos ante un presidente en México que se empeña en justificar lo injustificable de hoy con base en el pasado, en lo que ha ocurrido antes de él y su fallida transformación.

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó esta mañana que el plan de transformación está en marcha “a pesar de los obstáculos que tenemos que enfrentar».

AMLO dijo que su gobierno sigue avanzando y reafirmo que se ha logrado mucho en poco tiempo. En ese sentido, cambió su discurso, pues aunque había dicho que a finales de este año estarían sentadas las bases de la transformación, ahora dijo que necesitará de un año más.

«Podría decir que ya están las bases de la transformación pero todavía falta terminar la obra, por eso estoy planteando que nos va a llevar un año más y que entonces sí va a quedar terminada la obra de transformación”, explicó López Obrador.

Aseguró que el proceso de cambio debe ir acompañado de la sociedad y el sector privado, el cual dijo, tiene que procurar obtener ganancias razonables, pagar impuestos y respetar el marco legal.

AMLO pidió a los ciudadanos contribuir con responsabilidad, denunciando actos de corrupción y no ser parte de ese mal. “Ahora que se han iniciado los cambios, vamos a procurar en el marco de la ley que haya una mejor distribución del ingreso, que no haya tanta desigualdad económica y social y lo tenemos que construir con la participación de todos. El gobierno juega un papel importante pero también la sociedad y el sector empresarial. El gobierno puede dar el ejemplo orientando el presupuesto a los que más lo necesitan. Eso es lo que estamos haciendo”, sostuvo.

El mandatario aseguró que será difícil dar marcha atrás a todo lo logrado, y volvió a arremeter contra las pasadas administraciones. Dijo que no sería fácil «regresar al oprobio que significó el periodo neoliberal, la política de pillaje”.

AMLO insistió en agradecer el respaldo del pueblo y la confianza que le han expresado “porque necesitamos sacar adelante la transformación y enfrentar todas las adversidades. Vamos bien e iremos superando todo esto que es una herencia de una política fracasada que nunca más se volverá a aplicar en el país”.

De visita por Rioverde, San Luis Potosí, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un llamado a todos los ciudadanos a apoyar, desde su trinchera, la transformación que se está viviendo en el país. Indicó que es un tema que necesita el apoyo de todos y no solo de los gobernantes.

«Esto no es sólo de un dirigente, un presidente, de un gobernador, de servidores públicos, es asunto de todos. La democracia es el gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo», dijo AMLO.

Informó sobre los dversos programas sociales que se han implementado tales como las pensiones a adultos mayores, estudiantes, y personas con discapacidad; las tandas del bienestar, el crédito a la palabra, entre otros, pues dijo que si los ciudadanos saben lo que pueden solicitar, los programas tendrán éxito y ayudarán a las familias mexicanas.

AMLO prometió seguir visitando las comunidades del estado, y reiteró que no habrá divorcio, «no es de que ya ganamos y nosotros a gobernar y ustedes a sus quehaceres. No, ya dije, gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo».

Dijo que así como él visitará las distintas plazas del estado, para informar cómo va avanzando el gobierno, la gente también le tiene que ir diciendo si se están aplicando o no los programas, para que así se haga una evaluación permanente.

«Y decirles de nuevo, no les voy a fallar. Tengo tres principios: no mentir, no robar, no traicionar al pueblo nunca jamás», concluyó.

El presidente López Obrador continuará este sábado su gira de trabajo por la entidad, en la zona de la Huasteca Potosina, donde visitará los municipios de Tamuin, Axtla de Terrazas y Tamazunchale. Iniciará actividades en el Aeropuerto Nacional de Tamuin, con el evento de firma del convenio para impulsar el desarrollo regional de la Huasteca Potosina.

Posteriormente,, el mandatario dará seguimiento a sus recorridos por los hospitales de todo el país, con visitas a los centros rurales de Axtla de Terrazas y Tamazunchale, en los cuales sostendrá diálogos con la comunidad, en el marco del evento «Atención Médica y Medicamentos Gratuitos».

En tanto, el domingo, antes de volver a la Ciudad de México, López Obrador visitará también los hospitales rurales de Huejutla, Hidalgo, y Chicontepec, Veracruz, donde al igual que en los anteriores, un dialogará con los habitantes de esas comunidades.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló este miércoles sobre la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda. Afirmó que en un gobierno democrático siempre existen diferencias entre sus integrantes.

Señaló que, aunque la cuarta transformación se está llevando a cabo de manera pacífica, eso no significa que no haya movimientos y reajustes.

“Nosotros estamos comprometidos a cambiar la política económica antipopular, entreguista (…) y he dicho que no es un simple cambio de gobierno, es un cambio de régimen. Entonces, esto lleva a que haya puntos de vista, discrepancias, que se produzcan, incluso enfrentamientos al interior del mismo gobierno, del mismo grupo”, expuso el presidente.

Sobre si había rupturas al interior del gobierno, dijo que no, que todo se limita a diferencias.

Sostuvo que pese al reacomodo que pueda haber en el gobierno, la transformación continúa su marcha sin problema. Al respecto recordó que tal como lo expuso el pasado 1 de julio, a finales de año quiere tener sentadas las bases para la transformación.

En ese sentido dijo, es mejor acostumbrarse y entender el contexto, pues las circunstancias de cambios que se van a seguir dando, y no descartó que “incluso puede haber hasta otras renuncias”.

Señaló que, así como las cosas están cambiando en el país, también hay cambios al interior de la estructura del gobierno, pues ya no existe la línea de que no se puede hablar o contradecir al presidente. Indicó que ahora hay debate al interior del gobierno.

Respecto a si ya ha recibido otras renuncias, AMLO dijo que no, pero no descarta que puedan llegar.

“Esto es un gobierno de mujeres y de hombres libres, entonces de repente alguien dice: ‘No estoy de acuerdo con el rumbo del gobierno, me cansé o me están ofreciendo otro cargo en la iniciativa privada’. Y pueden seguirse dando cambios”, añadió López Obrador.

Finalizó indicando que ninguna renuncia o cambio en la estructura del gobierno va a mover en nada la forma de hacer política y la decisión que se tiene de acabar con la corrupción y con la impunidad.

En la parte final del mensaje que ofreció esta tarde desde el Zócalo capitalino con motivo del primer aniversario de su triunfo electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que apenas se inicia con la transformación del país.

Indicó que se ha trabajado con intensidad, lo que permite se siga avanzando. Resaltó que ha cumplido con 78 de los 100 compromisos que realizó cuando rindió protesta como presidente de México.

Enfatizó que nunca antes, ningún otro gobierno, había hecho tanto en tan poco tiempo.

Y aunque dijo que hay progreso, reconoció que aún hay pendientes: mejorar el sistema de salud, crecer más la economía y se bajar los niveles de violencia, que dijo, se heredó del antiguo régimen.

Adelantó que a siete meses de haber iniciado el gobierno, se siente «optimista» y piensa que este mismo año se terminará de arrancar de raíz al régimen corrupto y quedarán construidas las bases para la transformación política de México.

«Mi loca pasión tiene un fundamento racional, aunque no lo piensen así mis adversarios, considero que entre más rápido consumamos la obra de transformación, más tiempo tendremos para consolidarla y convertirla en hábito democrático, en forma de vida y en forma de gobierno», expresó AMLO.

Señaló que se debe trabajar de prisa, ya que si por algún motivo lograra regresar al poder el «conservadurismo faccioso y corrupto», no les sea fácil dar marcha atrás a lo logrado en beneficio del pueblo.

Dijo que no se dará ni un paso atrás y se actuará sin titubeos. Agradeció a los millones de mexicanos que lo han apoyado, y también a quienes no comparten sus ideales, pues dijo que el amor por México está por encima de cualquier interés de grupo o individual.

Finalmente, hizo un llamado a actuar unidos todos los mexicanos, pues solo así se podrá hacer frente a cualquier amenaza, y se convertirá a México en una potencia mundial.

Durante la gira que realiza este fin de semana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró que trabaja en cumplir todos los compromisos realizados en campaña, por lo que indicó, no le va a fallar al pueblo de México.

«Estoy consciente que son grandes y graves los problemas nacionales (…) por eso fue que se decidió, el año pasado, el 1 de julio, por un cambio verdadero, por una transformación y estamos muy conscientes de nuestra responsabilidad y vamos a estar a la altura de las circunstancias», expuso en San Luis Potosí.

Insistió en que su gobierno va a llevar a cabo la transformación de México, y reconoció que son muchas las peticiones, las demandas del pueblo, las cuales dijo, responderá aunque será un proceso largo.

Reconoció que aunque quisiera avanzar más rápido, no es un asunto fácil, esto pese a que se tiene la voluntad, la estrategia, los recursos y el apoyo de todos los ciudadanos.

Volvió a insistir en que el gobierno no estaba hecho para beneficiar al pueblo, sino que estaba hecho para facilitar el fraude y la corrupción.

«Ahora el gobierno tiene que estar de verdad al servicio del pueblo y eso lleva tiempo, porque es como empujar a un elefante reumático y mañoso, pero ya saben ustedes cómo somos de perseverantes, de tercos. Va a caminar el elefante y se le va a quitar la reuma. Y me van a ayudar como lo están haciendo», remató.