El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, descartó este viernes que la «nueva normalidad» sea que el COVID-19 «esté aquí para quedarse», esto en medio de un repunte de contagios en varios países del mundo provocado principalmente por la nueva variante del SARS-CoV-2, Ómicron.

«No. No creo que la COVID-19 esté aquí para quedarse», dijo el mandatario en declaraciones ante la prensa, donde ha insistido en que, con las medidas que se están tomando actualmente, la enfermedad «no está aquí para quedarse». «La nueva normalidad no tiene por qué ser (así)», agregó.

En este contexto, ha defendido que los países han desplegado «muchas más herramientas» para atajar la propagación de la enfermedad y ha garantizado que continuarán desplegándose para contener la COVID-19 y otras variantes que puedan surgir.

«No creo que sea así», ha insistido, remarcando que la situación actualmente «es muy diferente» a la del año pasado.

Y es que un gran número de países alrededor del mundo, incluido México, contabilizan estos días cifras récord de contagios, no vistas durante la pandemia, que las autoridades han atribuido a la circulación de Ómicron del virus.

Estados Unidos no ha sido una excepción y a principios de semana registró más de un millón de nuevos contagios diarios, una cifra sin precedentes en el mundo. Es el más golpeado por la pandemia del mundo y, hasta el momento, ha contabilizado más de 58.6 millones de contagios, incluidas más de 834,300 víctimas mortales a causa de la enfermedad.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario