La Comisión Federal de Competencia Económica (Coefece) señaló que las nuevas políticas petroleras del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) están dirigidas a por favorecer a Pemex, lo que conduce a que en México no se observe competencia en el mercado mayorista.

La Cofece pidió al gobierno federal «incrementar la competencia en el mercado de gasolinas».

El organismo envió una recomendación a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a quien pidió que la normativa que regula la obtención de permisos para importación y venta de gasolina «se aplique de manera expedita y no  discriminatoria».

Y es que se ha venido denunciando las trabas que el gobierno ha puesto, como parte de la nueva Política de Almacenamiento Mínimo.

De acuerdo con un trabajo de investigación que realizó la Cofece, Pemex domina el mercado petrolero en el país al suministrar el 87% de la gasolina que se consume en el país, debido en parte a la «insuficiente infraestructura de almacenamiento y transporte» en el país.

Resaltó que el otorgamiento de permisos de importación no debe limitarse u obstaculizarse innecesariamente. Recordó que desde noviembre de 2018, la SENER solo ha concedido permisos de un año y no ha otorgado nuevos permisos de importación de 20 años.

Añadió que los tiempos de resolución a las solicitudes de permisos para la venta al público se han duplicado, y existen más de 200 casos sin resolución. Precisó que anteriormente, el tiempo promedio de expedición de un permiso era prácticamente el mismo para todos los solicitantes, de 21 días hábiles. Sin embargo, dados los cambios implementados, el número de días que se toma la resolución de un permiso es en promedio de 75 días, y diferenciado entre las marcas de gasolina que se vendan. 

La Cofece acusó que hoy en día existen por lo menos 229 solicitudes de marcas distintas a PEMEX, admitidas entre marzo de 2019 y abril de 2020, que no han sido resueltas y se desconocen las causas de ello. Acusó también que las autorizaciones de cesión de permiso no se resuelven expeditamente, lo que dificulta la entrada de más marcas al mercado mexicano.

«Existen obstáculos regulatorios para la instalación y operación de gasolineras en la normativa estatal y municipal, lo que limita la competencia entre ellas para reducir sus márgenes», precisó la Cofece.

Para propiciar precios más competitivo en la venta de combustibles, el organismo recomendó al gobierno eliminar el requisito de comprobación de medios de transporte y almacenamiento para los permisos de importación de un año, y asegurar que el otorgamiento de permisos de importación por 20 años se realice de manera expedita.

También recomendó asegurar que la normativa asociada con la tramitación y la resolución de solicitudes para nuevos permisos de expendio, cesiones o actualizaciones sea aplicada de manera neutral y expedita; y que en ningún momento la autoridad discrimine en función de marcas asociadas o fuentes de proveeduría.

Al respecto, recordemos que el American Petroleum Institute (API) denunció el mes pasado «crecientes dificultades» para obtener o renovar permisos de operación de gasolineras en México.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario