Este lunes se filtró la solicitud que la Secretaría de la Función Pública (SFP) hiciera al Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de Relaciones Exteriores, a fin de investigar una denuncia recibida el pasado 6 de diciembre, en el que se alerta sobre una “vacunación clandestina” contra el Covid-19, entre el personal de la cancillería.

De acuerdo con un oficio con fecha del 18 de diciembre de 2020, la Subsecretaría de Fiscalización y Combate a la Corrupción de la SFP informa que recibió una denuncia en la que se señala a la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado, y a Javier Jileta, ex director general de Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil, de dar acceso a la vacuna contra el Covid-19 de la empresa china CanSino Biologics, a funcionarios de la dependencia.

La denuncia refiere que la vacunación clandestina se ha realizado desde mediados de noviembre pasado a personal de la SRE, bajo la figura de «voluntario del ensayo clínico», mismo que se realiza en nuestro país.

Se detalla que la vacunación se ha llevado a cabo en las oficinas de la empresa Epic Research, ubicada en la colonia Ciudad Jardín, y quien es la responsable del proyecto de la firma china en México.

“Además, señalan que Martha Delgado, subsecretaria en la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Javier Jileta han incurrido en cohecho, utilización indebida de información, abuso de funciones, etc. Al dar acceso a vacunas (no placebo) no autorizadas por Cofepris a diversos funcionarios dentro de la administración pública y convertir ese predio en centro de vacunación no autorizado», se lee en el oficio girado por el subsecretario Roberto Salcedo.

Se indica que al ser un asunto en el que se presumen faltas administrativas de servidores, se notificó de la denuncia al titular del OIC, Octavio Díaz García de León, para que proceda a investigar los hechos expuestos en la denuncia.

Al respecto, la subsecretaria Martha Delgado, al igual que la propia cancillería, emitieron un posicionamiento, en el que rechazaron las acusaciones, y recordaron que el papel de la SRE ha estado enfocado en la obtención de vacunas, así como en facilitar la realización de estudios clínicos fase III de diversas farmacéuticas en nuestro país.

«Es importante reiterar que una vez que las vacunas tocan suelo mexicano, la Cancillería no tiene injerencia alguna sobre el manejo de las mismas», aclara la dependencia.

Relatan que como parte de los estudios clínicos fase III que realiza CanSino Biologics en México, desde principios de noviembre pasado se lanzó una campaña para reclutar a 15,000 voluntarios, a fin de probar la vacuna. Precisaron que la convocatoria fue pública, por lo que empleados de distintas dependencias de la administración pública federal, entre ellas la Secretaría de Relaciones Exteriores, se inscribieron en los ensayos.

La dependencia recordó que el propio canciller utilizó sus redes sociales para compartir los datos de los centros de inscripción para el ensayo clínico.

La subsecretaria Delgado solicitó se realicen las investigaciones necesarias para esclarecer las acusaciones en su contra, además de que pidió transparentar el manejo de las vacunas de CanSino Bio que se utilizan para la realización de la Fase III en México,

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario