El presidente Joe Biden llegó este miércoles a Reino Unido, primera etapa de su gira europea, tras conocerse que Estados Unidos donará 500 millones de vacunas Pfizer a otras naciones, lo que ha sido calificado como un gesto simbólico de su deseo de devolver a EUA a la escena internacional.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en la base aérea británica de Mildenhall, en el este de Inglaterra, poco después de las 18:30 hora local.

Biden se dirigió a las fuerzas aéreas estadounidense allí establecidas antes de viajar a Cornualles, donde mañana mantendrá una reunión bilateral con el primer ministro británico, Boris Johnson.

Acompañado por la primera dama, Jill Biden, el mandatario demócrata asistirá del viernes al domingo a la cumbre del G7 en el suroeste de Inglaterra, donde el cambio climático y la pandemia de COVID-19 serán algunas de las prioridades.

Según informaron este miércoles los diarios The New York Times y The Washington Post, el mandatario debe anunciar allí que Estados Unidos va a comprar 500 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech para entregarlas a otros países. Biden dio una pista sobre ese anuncio antes de tomar el Air Force One cuando se le preguntó si tenía una estrategia de vacunación para el mundo. «Tengo una y la anunciaré», dijo.

Muy criticada por su retraso en compartir sus vacunas contra el COVID-19 con el resto del mundo, La Casa Blanca intenta ahora tomar la delantera en este asunto. «Estados Unidos se ha comprometido a trabajar en la inmunización internacional con el mismo sentido de urgencia que hemos mostrado en casa», dijo Biden.

Tras las reuniones del G7, el domingo Biden será recibido por la reina Isabel II en el castillo de Windsor. El inquilino de la Casa Blanca irá después a Bruselas y mantendrá numerosos encuentros bilaterales.

«Mi viaje a Europa es una oportunidad para que Estados Unidos movilice a las democracias del mundo», aseguró Biden, quien repite desde su llegada al poder que Estados Unidos «ha vuelto» y pretende implicarse plenamente en los asuntos mundiales.

El punto culminante de este primer viaje internacional será una cumbre con el presidente ruso Vladimir Putin, prevista para el 16 de junio en Ginebra. El objetivo es «dejar en claro a Putin y China que Europa y Estados Unidos son estrechos» aliados, aseguró el mandatario.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario