El gobierno federal presentará un nuevo plan de seguridad a Estados Unidos, al considerar que la cooperación hasta ahora «no ha funcionado», según informó el canciller Marcelo Ebrard.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reveló que planteó la idea durante la reunión virtual que tuvo el viernes pasado con Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos.

«El tráfico (de drogas) no se ha logrado reducir, entonces tiene que partir de una visión crítica de lo que se ha hecho para hacerlo mejor, eso México lo está preparando y Blinken me dijo: ‘bueno, vamos a hacer la reunión en cuanto nosotros estemos listos'», manifestó Ebrard.

Las declaraciones ocurren un día después de publicarse un informe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que reafirma a México como «la mayor amenaza» del narcotráfico para el territorio estadounidense.

En particular, el informe de Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2020 alerta de los cárteles de Sinaloa, del Golfo, de Juárez, del Noreste, el Cártel Jalisco Nueva Generación,, Los Zetas, Guerreros Unidos, La Familia Michoacana, Los Rojos y la organización Beltrán Leyva.

Durante la inauguración de una oficina de pasaportes en la alcaldía Coyoacán en la Ciudad de México, el canciller negó que este tema haya generado «ruido» en la relación bilateral, y apuntó que corresponde a la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana (SSPC) preparar la propuesta.

«Lo único que se dijo en la reunión del viernes, que tuve yo con el secretario Blinken, es que en seguridad no ha funcionado lo que se ha hecho en ambos países porque el consumo sigue subiendo, las armas y los homicidios siguen subiendo», reiteró el secretario.

Recordemos que la cooperación de seguridad entre ambos países se tensó tras la detención de Salvador Cienfuegos, arrestado en Los Ángeles en octubre pasado, quien fue liberado por las autoridades estadounidenses y devuelto a México sin cargos tras el reclamo del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

AMLO y la Fiscalía General de la República (FGR) acusaron a la DEA de «fabricar los delitos» a Cienfuegos, quien iba a enfrentar cargos por narcotráfico. Como resultado de dicha situación, el Congreso aprobó en diciembre una reforma a la Ley de Seguridad Nacional para restringir las labores y eliminar la inmunidad de los agentes extranjeros de seguridad en el país, entre los que está el personal de la DEA.

Pese a estas acciones, Marcelo Ebrard insistió en que la cooperación de materia de seguridad no fue un tema en la primera reunión bilateral virtual que López Obrador y Joe Biden sostuvieron este lunes. «No hemos hablado todavía, el tema de seguridad quedó pendiente, porque ellos están organizando su esquema y México está preparando lo que va a ser su propuesta», reiteró el canciller.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario