Tag

clases

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que existen las condiciones necesarias para retomar clases presenciales en Campeche, por lo que llamó a las y los habitantes del estado a prepararse para regresar en las próximas semanas.

«Les pido a todos, y desde luego a los padres de familia, que iniciemos, que sea el primer estado. ¿Porqué hay condiciones? Porque llevan tiempo estando en semáforo verde. Ya no hay mucho contagio. El regreso implicará todo un protocolo para niñas, niños y maestros pero tenemos que dar pasos hacia la normalidad educativa», dijo el mandatario.

López Obrador destacó que la mayoría de las maestras y maestros ya recibieron la vacuna contra el COVID-19 por parte del gobierno federal. De acuerdo al último reporte brindado en la conferencia vespertina del pasado miércoles, las autoridades sanitarias indicaron que 17 mil 427 personas del sector educativo han recibido la segundas dosis de la vacuna, lo que representa el 99%.

AMLO adelantó que la próxima semana, alrededor de cien mil personas adultas mayores que viven en la entidad serán vacunadas como parte de la Política Nacional de Vacunación.

“La propuesta es que terminando de vacunar a todos los adultos mayores ya pensemos en el regreso a clases presenciales. Tenemos considerado que del 9 al 23 de marzo podamos terminar de vacunar a todos los adultos mayores y dejar unos días para iniciar terminando Semana Santa en Campeche, o sea en abril, los primeros días de abril”, puntualizó.

El mandatario aseguró que el mediante el programa La Escuela es Nuestra hay recursos suficientes para brindar mantenimiento a las escuelas, y se garanticen las condiciones cuando se retomen las clases presenciales.

ANA PAULA ORDORICA

THE WASHINGTON POST

 

 

En México, incluso en los estados más afectados por el COVID-19, ya han reabierto restaurantes, tiendas departamentales, centros comerciales y gimnasios. Pero las autoridades han señalado que las escuelas seguirán cerradas hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde y, por el momento, solo una de las 32 entidades está en esa situación.

Para las escuelas particulares la situación es insostenible y esta semana advirtieron que reabrirán el lunes 1 de marzo. La Secretaría de Educación Pública (SEP) contestó que eso no sucederá. Sin embargo, en estos meses las escuelas han desarrollado formas de poder atender a sus estudiantes y asegurar su supervivencia económica.

Lo que está ocurriendo con la educación en México en torno a la pandemia es una tragedia y el gobierno debe actuar en consecuencia. Hay 25 millones de estudiantes que llevan un año sin ir a la escuela, y millones de madres y padres que deben intentar ser profesores, además de sus trabajos dentro y fuera de casa.

Gloria es dueña de una escuela privada que suspendió clases presenciales, como todas en México, desde marzo de 2020. Me dijo que la escuela no ha dejado de ofrecer algunas clases presenciales, a pesar de lo dicho por las autoridades, para poder sobrevivir como negocio y atender las necesidades de aprendizaje de las y los alumnos: ha reducido el costo de las colegiaturas y, de manera clandestina, enviado a maestras que aceptaron ir a distintas casas a dar clases en “burbujas” de máximo 10 estudiantes.

Madres de alumnos de otras escuelas me confirmaron que también han movido las clases del recinto escolar a casas particulares o salones en edificios. Me dijeron que no se aprende igual en un esquema en donde las y los estudiantes se sientan frente a la computadora o la televisión, que con una maestra en un aula.

En otros casos, han sido padres y madres de familia los que han creado sus propios grupos “burbuja”. Un grupo pidió a la escuela Kangaroo Forest, de Texas, Estados Unidos, que acondicionara un salón de clases en el jardín de la casa de uno de ellos, en Ciudad de México. Acuden dos maestras y pocos niños. Estos siguen inscritos a su escuela mexicana, la cual conoce este esquema y, a cambio de seguir recibiendo el pago de la colegiatura, entrega cuentas a la SEP como si los estudiantes estuvieran tomando sus clases vía internet.

Esto sucede en ambientes privilegiados, pero la historia para estudiantes de escuelas públicas es diametralmente distinta. Hablé con la profesora Ana —quien me pidió no publicar su nombre completo —, asesora técnica de la SEP con 13 escuelas bajo su cargo (3,515 alumnos). De ellos, solo 30% cuenta con conexión a internet —en el país, 76.6% de la población urbana y 47.7% de zonas rurales tiene acceso— y casi ninguno tiene computadora ni tablet. Quienes aún toman clases, porque muchos las han abandonado —la SEP señaló en agosto que 2.5 millones de estudiantes habían desertado—, lo hacen utilizando los datos de los teléfonos celulares de sus papas; se conectan una vez por semana y reciben tareas por mensajes de WhatsApp o Facebook.

Texto completo en The Washington Post

Ante el anuncio de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) de regresar a clases presenciales este próximo lunes, el presidente aseguró que no habrá ninguna sanción contra quienes decidan hacerlo, incluso, dijo, el gobierno entiende sus situación pues ya es mucho tiempo sin que los niños asistan a las escuelas.

«Prohibido prohibir, nada mas llamar a la reflexión. Nosotros entendemos la situación de los estudiantes, de los niños, de los adolescentes, de los maestros, maestras y también de los directivos de las escuelas privadas, porque ya es mucho tiempo», respondió AMLO al ser cuestionado sobre el tema.

Aseguró que entienden a todos los involucrados en este tema, principalmente a los padres de familia,, pues saben que recibir clases por la televisión o por internet no es lo mejor, además de que se ha prolongado mucho la situación de la educación a distancia.

Afirmó que la escuela no se puede sustituir y mucho menos el recibir clases presenciales. Dijo que la escuela es el segundo hogar de los estudiantes, y es que ha sido «mucho tiempo» sin que los niños, los adolescentes estén con sus compañeras, compañeros en la escuela. Incluso dijo que es un asunto que preocupa al gobierno.

López Obrador dijo que gracias a los programas de educación a distancia se ha podido enfrentar el problema de la contingencia sanitaria, y no dejar a los estudiantes sin clases, aunque «no es lo mismo» que acudir a las aulas y recibir los conocimientos.

El presidente reveló que tan es así que se está pensando en el regreso a clases presenciales, que es el único caso en el que están considerando, si logran tener vacunas suficientes, si es que cumplen las farmacéuticas, ir combinando la vacunación de adultos mayores con la de maestros, para reiniciar lo más pronto posible las clases presenciales.

«Sin que se prohíba, ese es mi punto de vista, decir a los directivos de las escuelas particulares que estamos haciendo un esfuerzo y ojalá y nos esperen para que podamos vacunar a los maestros, buscando empezar con los (estados) que están en verde, en amarillo, donde hay menos riesgos, y con todas las medidas de seguridad», añadió el mandatario.

Indicó que le ha pedido a la secretaria de Educación, Delfina Gómez, que hable con las directivas de escuelas particulares, y se llegue a un acuerdo.

Sobre el tema, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, indicó la noche de ayer que el regreso anticipado a clases en las aulas podría tener un impacto en la movilidad y en el riesgo de brotes de COVID-19 en las escuelas.

“Estamos con un trabajo colaborativo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) y asociaciones de escuelas privadas para la elaboración de los protocolos específicos que permitan la apertura, no hay política de sanción, pero sí de colaboración para que el regreso sea ordenado”, comentó.

Y aunque dijo que es prioridad la apertura del sector educativo, la recomendación es esperar a que estén listos los lineamientos, ya que el regreso a las aulas implica una gran movilidad en el territorio.

Ante los señalamientos de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP), sobre un posible regreso a clases presenciales en las escuelas privadas afiliadas el próximo 1 de marzo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que será cuando el semáforo epidemiológico se encuentre en color verde.

La dependencia, que encabeza Delfina Gómez, enfatizó que la apertura de los planteles educativos dependerá de las disposiciones sanitarias vigentes.

Reiteró que es competencia de las autoridades sanitarias federales y locales, las disposiciones relativas al semáforo epidemiológico vigente, así como de la Ley General de Salud.

Recordó que es la SEP y las autoridades educativas locales quienes tienen la facultad de autorizar y reconocer la validez oficial de estudios en los planteles de Educación Básica.

«El regreso a clases presenciales será seguro, ordenado, gradual y cauto, siempre y cuando el semáforo epidemiológico esté en verde, y conforme lo determinen las autoridades locales», indicó la SEP, quien dijo que se deberán respetar las intervenciones establecidas por las autoridades sanitarias y educativas federales, que incluyen, entre otras, la limpieza profunda de los planteles escolares; aplicar filtros de corresponsabilidad sanitaria; guardar sana distancia y usar cubrebocas.

Sobre los dichos de la ANEP sobre que esperaban fueran recibidos por la titular de la SEP, la dependencia aseguró que se recibirán y escucharán las demandas y planteamientos de autoridades, asociaciones, así como de cualquier actor educativo que desee opinar sobre el regreso a clases, siempre y cuando lo soliciten formalmente a la oficina de la titular.

La Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) anunció este lunes que las poco más de 8 mil 190 escuelas que la conforman regresarán a clases presenciales a partir del 1 de marzo de 2021.

La decisión que se indicó ha sido tomada, se da a pesar de que el semáforo epidemiológico por la pandemia de Covid-19 todavía no permitiera el regreso, según a lo expuesto por el gobierno federal, quien ha dicho que las clases presenciales se retomarán hasta que las entidades se encuentren en semáforo verde.

Alfredo Villar Jiménez, presidente de la ANEP, dijo que el próximo 1 de marzo volverán a sus actividades las escuelas particulares, por lo que exigió el apoyo de los gobernadores, las secretarías de Educación locales y federal, la SEP, así como de la Secretarías de Salud, Hacienda y Crédito Público y Economía.

“La educación, lleva detenida un año y va para año y medio, ya que se propone iniciar clases hasta el mes de agosto, pero es posible que se prolongue hasta enero o más. Lo cual creará más problemas de todo tipo”, dijo el representante de las escuelas particulares en conferencia de prensa.

Villar Jiménez indicó que se tomarán todas las precauciones y medidas de salud, tanto en las casas, como en las escuelas, para garantizar la seguridad de los niños y los docentes.

Sobre si habrá sanciones o multas contra las escuelas particulares que retomen las clases presenciales, el líder indicó que “no puede haber multas, se tiene que motivar y fundamentar en qué lo están haciendo, el Estado ha estado violando los derechos de la sociedad, sobre todo el materia educativa y no se dan cuenta que violan el derecho a la salud, a través de que hay trastornos emocionales, mentales, de obesidad y de todo tipo, en estudiantes”.

Indicaron que aunque querían que las clases presenciales se retomarán desde inicios de este mes, lo habían logrado tener contacto con la Secretaría de Educación Pública; señalaron que Esteban Moctezuma era muy «cerrado» y no quería abrirse para el diálogo, lo que impidió que se llegará a algún acuerdo.

En ese sentido, señalaron que se está buscando ahora un acercamiento con la nueva secretaria de educación, Delfina Gómez, esperando acceda a brindar las facilidades necesarias.

La ANEP enfatizó que la participación en el regreso a clases presenciales será «voluntario» para todas las instituciones que la conforman. Precisaron que en cada plantel acudirá el 60% de los estudiantes.

Advirtió que por el el cierre de las escuelas a causa de la emergencia sanitaria podría llevar a 20,000 instituciones a estar en riesgo de cerrar definitivamente.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron esta tarde la guía que se deberá seguir para la reapertura de escuelas de forma segura, en medio de la pandemia por Covid-19 que se vive.

Los CDC enfatizaron la importancia de tener escuelas abiertas siempre que se sigan las medidas sanitarias necesarias.

La guía establece que es «fundamental que las escuelas abran de la forma más segura y rápida posible», dados los beneficios de la enseñanza presencial.

Las principales recomendaciones para el regreso a clases presenciales de manera segura son el uso universal de cubrebocas por parte de toda la comunidad estudiantil, que incluye además de los propios estudiantes, al personal administrativos y los profesores.

También se señala que se debe de buscar que los estudiantes y personal mantengan una distancia de por lo menos dos metros entre ellos. Entre las medidas para mitigar los contagios, están el lavado constante de manos, así como la limpieza frecuente de instalaciones y mobiliario.

Establece que los centros educativos en coordinación con las autoridades locales deberán  monitorear los casos que se presenten, para analizar la situación y tomar decisiones sobre las actividades. Recomienda que el monitoreo se realice al menos cada dos semanas.

La guía hace especial énfasis en que la vacunación de los maestros debe ser una prioridad, aunque «no debe considerarse una condición» para la reapertura de las escuelas.

Adicional, se señala que las escuelas podrán determinar si retoman clases totalmente presenciales o en un formato híbrido, que combine sesiones presenciales con virtuales, lo cual podrá decidir según el nivel de propagación del virus en la comunidad y las medidas de mitigación que las autoridades locales hayan implementado.

Se enfatiza que los alumnos de menor edad tienen menos probabilidad de contagios, en comparación con adolescentes.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública, anunció esta tarde que, de manera voluntaria, aquellos estados que estén en semáforo amarillo, podrán regresar a actividades presenciales de asesoría pedagógica y socioemocional en enero de 2021.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) dijo que el regreso se hará a través de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA), lo que garantizará un retorno gradual y seguro de niñas, niños, adolescentes y jóvenes a las escuelas.

Moctezuma Barragán afirmó que dichos Centros no representan la reapertura regular de las escuelas, además de que se instalarán de manera voluntaria.

Agregó que para la asistencia de las y los alumnos se solicitará a madres, padres de familia o tutores, que redacten una carta responsiva en la cual manifiesten que, bajo su propia responsabilidad, tienen interés en participar.

En el caso de Chiapas, Campeche y Veracruz, que se encuentran en semáforo verde, el secretario indicó deberán iniciar clases presenciales en enero 2021, a decisión de sus autoridades locales, siguiendo las nueve medidas establecidas por las autoridades sanitarias y educativas.

Moctezuma Barragán aseguró que el retorno mitigará problemas socioemocionales que padecen algunas de las alumnas y alumnos por el aislamiento al que obligó la pandemia de Covid-19.

El funcionario señaló que la dirección escolar, podrá instalar un Centro Comunitario de Aprendizaje cuando la comunidad escolar, por consenso, así lo determine, y cumpliendo con los siguientes aspectos para fortalecer y fomentar el proceso educativo: jornadas contra el rezago escolar; asesoría pedagógica; apoyo psicoemocional; acciones de limpieza y sanitarias en el plantel educativo; consulta de libros; Utilización de equipos y servicios; trámites escolares; entre otros

Además, dijo que cuando se reporte algún caso de COVID-19, el Centro Comunitario de Aprendizaje suspenderá sus actividades.

Se detalló que se plantean sesiones de 45 minutos en los Centros Comunitarios de Aprendizaje. Y se seguirán las siguientes medidas: operar los filtros escolares; respetar la sana distancia, el uso de cubrebocas, la asistencia escalonada, atender el límite del 40% diario de la población escolar, establecer un máximo de menores y maestra o maestro, dentro de cada salón de clases, se priorizará el uso de espacios abiertos y la limpieza del mobiliario.

El gobierno federal analiza la posibilidad de que alumnos regresen a clases de manera presencial, por lo menos en los estados donde haya menor ritmo de contagios de Covid-19, aunque dependerá de la evolución de la pandemia en el país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este jueves que «se está buscando la forma de ver el regreso presencial a clase», y agregó que esto está siendo analizado por el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, junto con el magisterio.

Detalló que los primeros estados que regresarían a clases serían aquellos que están en el semáforo epidemiológico de color verde, que indica un peligro bajo de contagios.

Sin embargo, advirtió que todavía no hay ninguna decisión tomada, y manifestó su deseo de que se vaya «normalizando la situación educativa en el país».

Ayer, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que el regreso a clases presenciales está previsto en el estado para el próximo 25 de enero, el cual será optativo y por decisión de los padres de familia. Alfaro advirtió que el regreso a las aulas estará sujeto a un diagnóstico epidémico que realizará el organismo de salud estatal, a fin de determinar si existen condiciones para ello.

Según planteó el gobierno jalisciense, para regresar, cada institución o escuela deberá seguir el protocolo sanitario establecido por las autoridades de salud y estatales, aunque tendrán autonomía para definir los detalles de operación de acuerdo con el contexto y necesidades de su comunidad educativa.

Recordemos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementó clases a distancia desde el pasado 20 de abril, a través del programa «Aprende en casa».

Ahora, con el ciclo escolar a punto de salir a periodo vacacional, el gobierno se plantea volver a clases presenciales de cara al año 2021, aunque analistas como Javier Tejado, adelantó que los alumnos no regresarán a clases presenciales, pues las autoridades educativas han evaluado los pronósticos de contagios en el país, y los «buenos resultados» del programa Aprende en Casa II,

El analista indicó que la SEP pueda dar a conocer su decisión antes de que inicie el periodo vacacional, el cual inicia a partir del 19 de diciembre.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, emitió un acuerdo por el cual se prolonga hasta el próximo 31 de marzo de 2021 la suspensión labores presenciales, con el propósito de prevenir la propagación de la pandemia entre la comunidad universitaria.

El acuerdo señala que se prolonga la suspensión de la asistencia de universitarias y universitarios a reuniones académicas, de difusión y culturales como: cursos, conferencias, congresos, seminarios, mesas redondas y talleres, entre otros. También quedan interrumpidas las visitas de intercambio académico internacional y la recepción de visitantes para la realización de estancias académicas o de investigación.

Adicional, se indicó que no habrá ningún tipo de apoyo económico institucional para movilidad (viáticos, pasajes terrestres o aéreos, inscripciones, entre otros), ya sea a cuenta de ingresos ordinarios o extraordinarios, para comisiones, licencias académicas, permisos, estancias académicas o de investigación, ni para recibir a académicas o académicos visitantes.

“En atención a las medidas necesarias que se requiere tomar para proteger a la comunidad universitaria de la pandemia que afecta al país, la Universidad Nacional Autónoma de México en pleno ejercicio de su autonomía realiza las acciones necesarias para ayudar a prevenir y controlar dicha pandemia”, puntualiza el acuerdo que emitió el Rector.

Se aclaró que las entidades académicas y dependencias universitarias, procurarán efectuar actividades académicas y culturales a distancia o vía remota, además de que la realización de trabajos y prácticas de campo o estancias académicas dentro del territorio nacional se autorizará una vez que se evalúen los riesgos para quienes pudieran asistir en cada uno de los casos solicitados.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) alertó este martes de que solo la mitad de los alumnos de todo el mundo volverá a las aulas en el actual inicio del curso, debido al cierre de escuelas o a la incertidumbre que genera la pandemia de Covid-19.

En total, 900 millones de los 1,500 millones de estudiantes en todo el mundo de preescolar a secundaria deberían regresar a las aulas entre agosto y octubre. Sin embargo, según las cifras de la Unesco, solo 433 millones en 155 países lo harán en ese periodo.

Sumados a los 128 millones que ya están a mitad del año académico, el total se eleva a 561 millones de estudiantes, por lo que un tercio de dicha matricula podrá asistir a clases.

La mayoría de esos estudiantes y sus familias siguen esperando una orientación clara sobre lo que se espera, agregó ese organismo con sede en París, que subrayó que las poblaciones más vulnerables, en particular las niñas, corren un riesgo especial.

«Varias generaciones se enfrentan a la amenaza del cierre de escuelas, que afecta a cientos de millones de estudiantes y ha durado muchos meses. Se trata de una emergencia para la educación mundial», dijo la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

Hasta la fecha, los estudiantes del mundo han perdido un promedio de 60 días de escolaridad desde que en febrero y marzo comenzaron los confinamientos para contener el avance de la epidemia de coronavirus.

La Unesco consideró fundamental que las autoridades educativas «trabajen rápidamente para determinar la mejor manera de garantizar un regreso seguro a la escuela, protegiendo al mismo tiempo la salud y la seguridad de los estudiantes y el personal educativo».

El riesgo de abandono escolar, la disminución de la calidad del aprendizaje y los impactos sociales y económicos negativos es alto, recalcó su comunicado, donde constató que para la mitad de los 900 millones de alumnos se espera que la escolarización sea remota o, para algunos, una mezcla de aprendizaje a distancia y presencial.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que el nuevo curso escolar, iniciado hoy a través de televisión a causa de la pandemia de COVID-19, tiene «toda la validez» y agradeció a las familias y a los maestros por hacerlo posible.

«Niñas y niños de educación básica y educación media superior hoy inician formalmente su ciclo escolar, que tiene toda la validez porque se ha hecho con profesionalismo», expresó el mandatario en su rueda de prensa matutina.

El presidente aseguró que cuando las condiciones de la pandemia lo permitan, se cambiará a clases de manera presencial.

Por su parte, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, detalló que el nuevo curso se impartirá a través de la televisión, que la tienen el 94% de las familias mexicanas, y a través de la radio para comunidades remotas con traducciones a 22 idiomas indígenas.

Aseguró que los maestros «han ayudado a hacer los guiones» de los programas educativos y explicó que se diseñó una «multiprogramación» en cinco canales televisivos para que se puedan impartir los contenidos de todos los niveles educativos.

Agregó que este curso habrá «nuevos contenidos» sobre la pandemia, relacionados con mantener una vida saludable e higiénica, así como un nuevo programa para que los niños aprendan a «amar a México».

Además, Moctezuma aseguró que, a diferencia de otros países que suspendieron sus cursos o programaron un regreso a clase antes de tiempo, México no se rindió.

«México no se rindió. Concluyó satisfactoriamente ciclo escolar 2019-2020, y hoy iniciamos a distancia el ciclo escolar 2020-2021. Quizá otros países no cuenten con el compromiso del magisterio mexicano; quizá otros países no posean el tamaño del corazón de madres y padres: quizá nuestras niñas niños y jóvenes desean aprender más que nadie en el mundo; quizá otros países no posean un gobierno cercano con su pueblo, o sea todo esto junto», dijo Moctezuma Barrangán.

El titular de la SEP apuntó a que diferencia del esfuerzo que ha hecho México, otros países concluyeron apresuradamente su ciclo escolar y lo dejaron trunco sin opción de estudios a distancia; otros cancelaron las clases hasta nuevo aviso y en automático aprobaron a todos los alumnos; unos más repetirán totalmente el año, mientras que otros no volverán hasta el año 2021, además de que hay países que cancelaron las clases hasta que haya vacuna.

Recordemos que en nuestro país se ordenó el cierre de las escuelas el 20 de marzo derivado de la crisis del coronavirus, aunque los centros educativos de algunos estados y escuelas privadas se adelantaron a la medida decretada por el gobierno federal y cerraron días antes.

El cierre afectó a unas 250,000 escuelas públicas y privadas de nivel básico, 18,000 de medio superior y 4,000 universidades.

Ahora, la educación a distancia beneficiará a 30 millones de niñas, niños y jóvenes. Por nivel escolar, detalló el secretario que cerca de 5 millones de niños retoman clases de preescolar; 14 millones en primaria; casi 6 millones y medio en nivel secundaria, y en bachillerato poco más de 5 millones.

«Somos una gran nación y un gran pueblo, que ni nos rendimos y no ponemos en riesgo la salud de nuestras niñas y niños», concluyó Esteban Moctezuma.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) reportó la entrega de 120 millones de libros de texto gratuito, es decir, dos terceras partes de los más de 181 millones programados para el Ciclo Escolar 2020-2021.

El titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, descartó que exista algún tipo de riesgo en la entrega de materiales, ya que se realizan distintos procesos de sanitización, a fin de garantizar la salud de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

El secretario reconoció el compromiso de las autoridades escolares, directores, supervisores, maestras y maestros, para cumplir con la entrega de los libros de texto, y resaltó que, en algunos casos, el propio personal acude a los almacenes de distribución para agilizar su entrega.

El Secretario de Educación destacó la importancia de los libros de texto gratuitos como herramientas pedagógicas, e indicó que son la base de los contenidos del programa Aprende en Casa II para radio y televisión, con el que formalmente dará inicio el próximo Ciclo Escolar.

Para este año, la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), elaboró 8.2 millones de libros para preescolar; 109.4 millones para primaria; 28.8 millones para secundaria; 12.5 millones para telesecundaria; 2.7 millones para educación indígena; 117 mil ejemplares en formato braille y macrotipoy 25.7 millones como complemento educativo para el Programa Nacional de Inglés; el Programa Nacional de Convivencia Escolar; el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, y la Biblioteca Inicial y Expansión de la Educación Inicial.

Se aclaró que la entrega de los libros de texto y materiales educativos se realizará mediante citas escalonadas en los planteles escolares, y en casos excepcionales, se procederá a buscar a los estudiantes en su domicilio. Se indicó que la organización específica para su entrega en las escuelas corresponde a cada entidad federativa.

El Director General de la Conaliteg, Antonio Meza Estrada, informó que los Libros de Texto digitalizados, el Catálogo histórico y el portal Miles de Historias, además de distintas colaboraciones y obras pictóricas adicionales se pueden consultar en cualquier dispositivo electrónico, a través del sitito conaliteg.sep.gob.mx

Por su parte, Aurora Saavedra Solá, Directora General de Materiales Educativos, indicó que las actividades prácticas que contienen los Libros de Texto Gratuitos, se realizarán dentro del programa Aprende en Casa II, sin emplear elementos peligrosos y con materiales de fácil acceso para las y los estudiantes.

El programa Aprende en Casa II iniciará el próximo 24 de agosto, como parte de la decisión de las autoridades educativas del país de retomar las clases de manera virtual, con el fin de que los estudiantes no pierdan el ciclo escolar, y sigan adquiriendo los conocimientos peses a la contingencia sanitaria que se vive en el país.

El Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, presentó el Calendario Escolar 2020-2021, en el que se establecen 190 días de clases efectivas, las fechas de los días de asueto por ley, vacaciones y las reuniones del Consejo Técnico Escolar, así como los periodos de descarga administrativa para los docentes.

El titular de la SEP detalló que del 6 al 21 de agosto se realizará el periodo ordinario de inscripciones y reinscripciones. Incluso, mencionó, habrá un periodo extraordinario para este trámite, del 24 de agosto al 11 de septiembre.

Del 10 al 14 de agosto habrá un taller intensivo de capacitación de herramientas digitales para el magisterio. También se desarrollará un curso de Capacitación con Equidad para docentes del 17 de agosto al 11 de septiembre. Del 24 de agosto al 18 de septiembre se implementará un curso de Capacitación con Equidad para alumnas, alumnos, madres, padres de familia y tutores.

Moctezuma Barragán comentó que las vacaciones de fin de año iniciarían el 21 de diciembre, para reiniciar clases el 11 de enero de 2021.

Sobre los Consejos Técnicos Escolares, se detalló que en total habrá 13 consejos en todo el Ciclo Escolar; por primera vez, los docentes tendrán cinco días para la descarga administrativa, lo que les facilitará llevar a cabo esa labor.

El Secretario de Educación Pública habló sobre el acercamiento con los sindicatos magisteriales para el inicio del Ciclo Escolar 2020-2021. Moctezuma Barragán respondió que hay comunicación permanente, y que dialogó con líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, quienes manifestaron su plena disposición a trabajar con la SEP.

El Secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, quien acompañó al titular de la SEP en la presentación del calendario escolar, destacó que se logró respetar los tres fines de semana largos establecidos en el Calendario Escolar 2020-2021.

Sostuvo que los cinco puentes cortos, los tres fines de semana largos y los tres periodos vacacionales incluidos en el calendario escolar 2020-2021, no solo ayudarán a la convivencia familiar, sino que contribuirán a la recuperación del sector turístico del país.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue consultado sobre el rechazo que ha expresado la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) al plan dado a conocer para el regreso a clases.

Y es que el brazo disidente del magisterio, ha indicado en estados como Michoacán, Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México, su rechazo a que las clases se impartan de forma virtual a partir del próximo 24 como lo informó la Secretaría de Educación Pública (SEP).

«Yo creo que hace falta más comunicación y diálogo. Voy a pedirle al secretario de Educación que busque un encuentro con la CNTE y con el SNTE, y que se logre un consenso», indicó el manatario.

Dijo que el modelo propuesto para retomar las clases en el nuevo ciclo escolar no perjudica a nadie, en referencia al magisterio, y aseguró que lo que busca es que todos los estudiantes del país sigan con su educación y tengan sus clases diarias.

Aseguró que los maestros van a seguir recibiendo su salario y prestaciones como ha venido ocurriendo desde que comenzó la contingencia sanitaria, además de que no se altera nada en cuanto a la relación laboral.

Además insistió en que los contenidos educativos que se impartirán en las clases virtuales, son los de los libros de texto, por lo que descartó que vaya a haber cambios como lo han señalado algunos de los críticos al nuevo modelo.

Afirmó que el rechazo de la CNTE se debe a un tema de información. «Se va a buscar informarles para que todos juntos caminemos y salgamos adelante».

Sobre el tema educativo, se le preguntó al presidente cómo es que el gobierno se prepara para recibir a los alumnos provenientes de escuelas privadas, que se verán obligadas a cerrar debido a la crisis económica que se vive en el país a raíz de la pandemia.

«En el caso de las escuelas particulares vamos también a atenderlo. Primero, a garantizar que por la televisión todos puedan tener garantizada la educación, todos los alumnos; y luego vamos a ir viendo los casos en donde podamos ayudar a escuelas particulares porque, en efecto, va a haber o se está manifestando, se está reflejando, el que haya menos matrícula en las escuelas privadas, es decir, disminución de inscripciones en escuelas particulares, esto va a llevar, como lo mencionabas, a que va a haber más demanda en las escuelas públicas», indicó AMLO.

Reiteró que el compromiso de su gobierno es no abandonar el tema educativo del país, por lo que buscará la manera de resolver y atender toda la demanda educativa.

La UNESCO advirtió que 24 millones de estudiantes en todo el mundo, desde el nivel de preescolar hasta el ciclo superior, podrían no volver a la escuela en 2020 como consecuencia de los cierres provocados por la pandemia de Covid-19.

Según el informe ‘Education in the time of COVID-19 and beyond’, que ha sido presentado este martes, la mayoría de los alumnos en situación de riesgo, unos 5.9 millones, se encuentra en Asia Meridional y Occidental, mientras que otros 5.3 millones de estudiantes corren el mismo peligro en el África Subsahariana.

Ambas regiones ya se enfrentaban a graves problemas educativos antes de la pandemia, por lo que la UNESCO considera probable que su situación empeore considerablemente.

La educación superior podría experimentar los mayores índices de abandono, así como una reducción de matrículas de hasta el 3.5%, lo que redundaría en una pérdida de 7.9 millones de alumnos. El segundo nivel más afectado sería la enseñanza preescolar, en la que se ha previsto una pérdida de matrículas del 2.8%, es decir, unos 5 millones menos de niños escolarizados.

Según las mismas proyecciones, el nivel de primaria podría perder el 0.27% del alumnado y el de secundaria el 1.48%, lo que equivaldría a 5.2 millones de niñas y 5.7 millones de niños que dejarían los estudios en ambos niveles.

Las estadísticas compiladas por la UNESCO muestran que casi 1,600 millones de alumnos de más de 190 países, el 94% de la población estudiantil del mundo, se vieron afectados por el cierre de las instituciones educativas en el momento más álgido de la crisis, una cifra que hoy se ha reducido a 1,000 millones.

Alrededor de 100 países todavía no han anunciado en qué fecha volverán a abrir sus escuelas.

«Estas conclusiones ponen de relieve la urgente necesidad de velar por la continuidad del aprendizaje para todos, especialmente de los más vulnerables, ante esta crisis sin precedentes», declara la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay.

En el informe se pide a las autoridades nacionales y la comunidad internacional que coordinen esfuerzos para situar a la educación en la vanguardia de los planes de recuperación y proteger las inversiones en el sector educativo.

Según los cálculos de la UNESCO, la pandemia ampliará  en un tercio el déficit en la financiación necesaria para la  consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Educación, acordados por la comunidad internacional para 2030, en los países de ingresos bajos y medios-bajos, una brecha que en la actualidad alcanza ya la «impresionante» cifra de 148,000 millones de dólares estadounidenses.

El informe también pone de manifiesto que el cierre de escuelas no solo afecta a la educación, sino que también impide el suministro de servicios esenciales para los niños y las comunidades, entre otros el acceso a una alimentación equilibrada, y limita la capacidad de los padres para acudir al trabajo. Asimismo, las medidas de clausura incrementan el riesgo de que las niñas y mujeres puedan padecer violencia doméstica.

Durante la presentación del documento, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha advertido de que la pandemia ha causado el trastorno más grave registrado en los sistemas educativos en toda la historia y amenaza con provocar un déficit de aprendizaje que podría afectar a más de una generación de estudiantes.

«Ya nos enfrentábamos a una crisis de aprendizaje antes de la pandemia, afirma Guterres. Ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría despilfarrar un potencial humano incalculable, socavar décadas de progreso y agravar las desigualdades más arraigadas».

En ese sentido, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prevé que en el caso de México, el impacto de la pandemia sea de 1.4 millones de estudiantes que no regresarán a clases en el próximo ciclo escolar.

«De acuerdo con la estimación de alumnos que no continuarán sus estudios en el nivel medio superior, se trata de una reducción de 15.55%, mismo porcentaje que se proyecta en la matrícula de jóvenes registrados en educación superior yposgrado», indicó el PNUD.

Precisa que se perderían 800 mil estudiantes de secundaria a preparatoria; 593 mil en educación universitaria y 38 mil 567 en posgrado, para un total de un millón 431 mil 567 alumnos.

Según los cálculos, no se tiene un aproximado de cuántos alumnos dejarían la educación básica, puesto que tradicionalmente es el nivel con menor deserción escolar.