Tag

cubrebocas

Browsing

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó este jueves que los extranjeros que lleguen a Estados Unidos deberán pasar por una cuarentena tras su entrada al país, como parte de una serie de decretos para contener la pandemia que incluyen un endurecimiento de las reglas sobre el uso de mascarillas.

Biden realizó este anuncio como parte de su estrategia integral para contener la pandemia en el país, que es la nación del mundo más golpeada en número de muertos por Covid-19.

«Además del uso de mascarillas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen», informó Biden en una conferencia en La Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el gobierno de Donald Trump, pero el aislamiento era sólo una recomendación.

Biden explicó que esta medida se debe a las nuevas cepas del virus detectadas en otros países, en un momento en que en Estados Unidos hay más de 400,000 muertos por la pandemia, una cifra que supera la cantidad de soldados estadounidenses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Biden indicó que va a firmar una nueva orden «para extender los requerimientos para el uso de mascarillas en los viajes interestatales, en trenes, aviones y autobuses».

Estas medidas forman parte de una estrategia nacional explicada en un documento de 200 páginas, que incluyen un plan para acelerar el proceso de vacunación, trabajar para que los estudiantes vuelvan a las escuelas y recuperar la confianza de la opinión pública, entre otros objetivos.

El mandatario también quiere que el Congreso apruebe un plan de alivio económico por 1.9 billones de dólares.

Biden alertó que la cifra de muertos por Covid-19 en su país superará probablemente los 500,000 en febrero, y reconoció que le llevará meses «darle la vuelta» a la estrategia que aplicó Donald Trump.

«Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar», dijo Biden. «La cifra de muertos probablemente superará los 500,000 el mes que viene (…). Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación», añadió.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521,000 fallecidos por la enfermedad.

«A lo largo del último año, no pudimos apoyarnos en el Gobierno federal para que actuaran con la urgencia, la concentración y la coordinación que necesitamos, y hemos visto el coste trágico de ese fracaso», opinó Biden.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de máscaras, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

La Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) informó este miércoles que ante la gravedad que se vive en el país debido al repunte de casos de Covid-19, sus integrantes acordaron «trabajar con absoluta seriedad, sustentados en el conocimiento científico», por lo que dieron a conocer la Política Común de Salud.

Así, los mandatarios anunciaron la Política Común de Salud para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, sobre todo ahora que comienza la temporada de invierno.

“Representamos casi a un tercio de las entidades del país y compartimos coincidencias no sólo de militancia sino, más importante, de que la política pública debe sustentarse en las mejores prácticas para aliviar el dolor de la gente”.

La Política Común de Salud consta de 5 puntos, siendo el primero el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos.

«Los gobiernos de Acción Nacional decretamos la obligatoriedad del uso de cubrebocas. Cada entidad dará a conocer las modalidades, reglas y, en su caso, sanciones. La mejor vacuna que tenemos, hasta el día de hoy, es usar cubrebocas y la higiene permanente».

El punto dos de la Política es el incremento sustancial de pruebas para detectar casos de Covid-19. Recordaron que México ocupa el lugar número 156 a nivel mundial en aplicación de pruebas. Al indicar que en promedio, el país está aplicando 9.7 pruebas por cada cien mil habitantes, en los estados panistas el promedio es de 14.1.

Detallaron que el objetivo es al menos duplicar dicho número, por lo que se incluirán pruebas a domicilio, pruebas por ramas empresariales y pruebas en conglomerados sociales.

El tercer punto es la ampliación de redes de trazado de datos, para que se identifique oportunamente los contagios, atenderlos, rastrear contactos y aislar sospechosos. El cuarto punto es el fortalecimiento del distanciamiento físico, por lo que quedan prohibidas las celebraciones por el día de la Virgen de Guadalupe, las posadas y todo tipo de eventos sociales con motivo de la Navidad y el Fin de Año. El quinto punto es la coordinación para la aplicación oportuna de vacunas.

«Estos cinco pilares son fruto de la seriedad y la responsabilidad. Los gobiernos de Acción Nacional nos basamos en evidencia científica y adoptamos las mejores ideas sin importar de donde provienen porque la salud y el bienestar de las y los ciudadanos lo merecen», remató la GOAN.

Pese a la polémica que ha generado al no terminar de recomendar al 100% el uso del cubrebocas para prevenir la transmisión del virus que provoca el Covid-19, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer este miércoles que según un estudio de la Universidad Imperial de Londres, México es uno de los países que más usa cubrebocas de manera voluntaria.

El también encargado de la estrategia para enfrentar la contingencia sanitaria, indicó que el documento refiere que en México se usa más el cubrebocas, incluso por encima de países como Estados Unidos o Canadá.

«Alrededor del 80% de los encuestados dice portarlo cada vez que sale de su casa», señaló que funcionario.

El estudio de la Universidad Imperial de Londres, titulado «Covid-19: comportamientos globales en torno al uso de mascarillas», refiere que más de la mitad de los encuestados en 27 países, entre ellos México, afirmaron que siempre usan mascarillas fuera de su hogar para protegerse a sí mismos y a los demás del coronavirus. Solo el 21% de los participantes reconocieron que no usan mascarillas fuera del hogar.

Países que respondieron «Siempre» sobre el uso de una mascarilla fuera del hogar (%)

Refiere que los países nórdicos se encuentran en el nivel más bajo acerca del uso de las mascarillas. La mayoría del resto de países han mostrado un gran aumento en el uso de mascarillas desde abril pasado. Al menos el 70% de los participantes de la encuesta siempre usan una mascarilla fuera de casa.

Sobre usar las mascarillas en las casa, cerca de dos tercios de los participantes mundiales informaron que no las usaban. Arabia Saudita e India reportaron el nivel más alto de uso de mascarillas dentro del hogar, mientras que Finlandia, Dinamarca y Noruega reportaron el más bajo.

En otros de los puntos que se ha recomendado el uso de las mascarillas: transporte público y en el trabajo, en la mayoría de los países medidos se ha mantenido relativamente constante el uso desde junio pasado. Sin embargo, el Reino Unido, Canadá, Dinamarca y Australia se ha registrado un aumento significativo en las tasas de uso de mascarillas faciales.

Respecto a la disposición de la gente a usar las mascarillas, más de la mitad de los encuestados globales informaron que es posible que la usen. Los encuestados del Reino Unido registraron la mayor disposición para usar los cubrebocas, mientras que los de Japón manifestar la menor tasa. México se encuentra casi al final de la medición, con un puntaje de 2 (la escala es de 1 a 7).

Al preguntar si coincidían con la idea de que usar mascarillas los protege a ellos y a los demás de contraer Covid-19, Filipinas e Indonesia reportaron el nivel más alto en la misma escala del 1 al 7, siendo 7 el nivel más alto de estar de acuerdo con dichas ideas. Suecia tuvo el nivel más bajo. México aparece con un puntaje promedio de 5.8.

Cabe destacar que el estudio compartido por el subsecretario analizó 27 países durante la segunda quincena de septiembre de 2020 y la primera quincena de octubre de 2020. Aquí lo puedes consultar completo:

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

 

Foto: Twitter @DelToroIsmael

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a ser cuestionado sobre el uso del cubrebocas, y la recomendación del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien según lo expresado, le ha dicho que no es indispensable.

Se le preguntó si el rechazar usar cubrebocas en sus actos públicos no es contrastante con la campaña que el gobierno de la Ciudad de México realiza para fomentar el uso del cubrebocas.

«¿Este mensaje de que usted diga que no es indispensable contra el mensaje del gobierno de la ciudad de usar cubrebocas no es una contradicción que a la gente no le ayuda?», se le preguntó al mandatario, a lo que respondió que no, pues cada quien es libre de hacer lo que considere mejor.

«El que quiera ponerse el cubrebocas y sentirse más seguro lo puede hacer, yo no lo estoy impidiendo, yo lo que quiero es que todos actuemos de manera responsable, todos, todos, todos, y que nos cuidemos. Entonces, si se usa el cubrebocas y de esa manera se siente la persona más segura, adelante, todos a tener el cubrebocas. Si una autoridad así lo recomienda, pues hay que hacerle caso», enfatizó AMLO.

Sin embargo dijo, que en el caso de él ha hecho caso a las recomendaciones del secretario de Salud, pues desde que inició la contingencia sanitaria, dijo que haría caso a los especialistas, indicando que si respetaba la sana distancia, no era necesario el uso del cubrebocas, además de no sostener reuniones con muchas personas, así como el lavado constante de manos.

Dijo que se apega a lo que le recomienda Alcocer Varela, quien es un especialista, a diferencia de lo que sucedía en los gobiernos anteriores, que llegaban a nombrar como titulares de Salud a abogados. «Pues yo no le hubiese hecho caso, con todo respeto a los abogados, pero estamos hablando de una eminencia; el subsecretario, lo mismo.

En ese sentido dijo que él se realiza constantemente pruebas para detectar Covid-19, incluso sin tener síntomas; indicó que eso es para estar seguro de que no va a perjudicar a nadie, que no infectará a nadie.

Descartó el implementar medidas coercitivas, pues señaló, el poder «no es prepotencia, es humildad y es convencer, no imponer. Entonces, vamos nosotros avanzando poco a poco, saliendo de esta terrible pandemia y así vamos a continuar».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que no se sabe a «ciencia cierta» si el cubrebocas funciona,  esto luego de rehusarse a usarlo en público desde que la pandemia de Covid-19 llegó a México.

Las declaraciones del mandatario llamaron la atención pues dijo que no se pone cubrebocas porque no está «infectado» de Covid-19.

«No me pongo porque guardo la distancia y porque el doctor me ha dicho que no es necesario si no estoy infectado, que hay que ponérselo para no infectar a otras personas», dijo en su conferencia de prensa matutina.

En un intento por matizar sus dichos, dijo que aunque él no lo usa, aplaudía al pueblo mexicano porque es «muy consciente» de la pandemia y porque la mayoría de gente lleva cubrebocas en la calle «aun sin saber a ciencia cierta si ayuda o no ayuda», dijo.

«Si yo algún día me pongo cubrebocas sería por la gente, por respeto a la gente», añadió López Obrador.

López Obrador ha indicado en repetidas ocasiones que no usa el cubrebocas por recomendación del subsecretario Hugo López-Gatell, el encargado de diseñar la estrategia contra el coronavirus. Recordemos que el funcionario ha cuestionado la evidencia científica del cubrebocas, aunque posteriormente recomendó su uso.

Científicos como el ganador del Premio Nobel Mario Molina, fallecido el pasado octubre, han defendido la utilidad de este instrumento y han pedido a López Obrador que lo use en público para dar ejemplo a la población.

Aun así, es habitual ver al mandatario en actos públicos rodeado de autoridades, como gobernadores o miembros de su gabinete, que llevan cubrebocas menos él.

Ante las críticas de la oposición, llegó a decir en julio que se pondría tapabocas en público cuando «no haya corrupción» en México.

El presidente de los Consejos de Administración de Grupo Carso y de América Móvil, Carlos Slim Domit, aseguró este viernes que México y América Latina tendrá la vacuna contra el coronavirus un año antes de lo previsto.

Durante su participación en el evento digital «México Siglo XXI» organizado por Fundación Telmex Telcel, el directivo dijo que, en caso de ser aprobada, «el apoyo de la Fundación Carlos Slim, permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto».

Sin embargo, reiteró que previo a la vacuna, ya existe un tratamiento efectivo contra el COVID-19 y este es el uso del cubrebocas.

«Ya hay un tratamiento preventivo y efectivo, con evidencia científica que está siendo posible controlar los rebrotes en muchos países, reduciendo el riesgo de contagio hasta más del 90%, con posible protección, superior incluso al de las vacunas, tratamiento accesible y sin receta, es el cubrebocas, y de todos depende su efectividad», afirmó.

El directivo resaltó que la solución definitiva para enfrentar la pandemia es contar con vacunas efectivas, por lo que han seguido el avance de proyectos que buscan su desarrollo urgente.

Aseguró que la farmacéutica AstraZeneca está tratando de hacer realidad la vacuna, y por ello resaltó la importancia del acuerdo entre México, la empresa y la Universidad de Oxford, para que se pueda tener acceso a la vacuna lo más pronto posible.

«Aunque la vacuna aún está en proceso de pruebas que lleva plazos y riesgos, ha mostrado resultados alentadores en sus fases anteriores», señaló.

Dijo que en México, la empresa Liomont completará el proceso de estabilización, fabricación y envasado.

Detalló que la Fundación Carlos Slim trabajará con AstraZeneca para distribuir desde México a toda Latinoamérica la vacuna, y participará con la disponibilidad de recursos en complemento con los gobiernos de los países para iniciar el proceso de producción de 150 millones de dosis con posibilidad de incrementarse a 250 millones, resaltó.

Expuso que esto será sin fines de lucro y sin beneficio económico para nadie.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 498,380 casos confirmados de Covid-19 en el país, de los cuales, se estima que 42 mil 530 con casos activos. 

Se da seguimiento a 83,473 casos sospechosos de coronavirus, mientras que se han descartado 542,262 casos adicionales. 336,635 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes vinculadas al virus, se tiene el registro de 54,666 defunciones confirmadas, además de 2 mil 395 muertes clasificadas como sospechosas, es decir, están a la espera de un resultado de laboratorio. 

La Secretaría de Salud informó que se tiene un estimado de que en país hay 535 mil 461 casos de Covid-19 y 56 mil 598 defunciones.

En las últimas 24 horas se reportaron 737 nuevas muertes por coronavirus, equivalente a un incremento del 1.37%, así como 5 mil 858 de nuevos casos, es decir, un aumento del 1.19%.

La tasa de mortalidad es de 42.78 defunciones por cada 100 mil habitantes, mientras que la tasa de letalidad es del 10.97%.

Sobre la capacidad hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 59% de las camas de hospitalización general están disponibles y 41% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, las que cuentan con ventiladores, 65% están disponibles y 35% ocupadas.

Luego de que ayer durante la conferencia matutina del presidente López Obrador fuera cuestionado sobre el uso del cubrebocas, el subsecretario Hugo López-Gatell, dijo que en la conferencia vespertina, se ha hablado en diversas ocasiones sobre su uso.

«Quien ya lo ha oído y lo ha asimilado, ya está un poco, aburrida, aburrido, de que hablemos otra vez del cubrebocas (…) lo que hemos dicho, el cubrebocas es un instrumento auxiliar, esta es la palabra clave, auxiliar de la prevención de las enfermedades respiratorias, en este caso el COVID-19».

López-Gatell insistió en que el cubrebocas es un instrumento auxiliar que se conoce que puede interferir con la salida de las partículas líquidas de la nariz y de la boca que llevan el virus, y que por lo tanto son las partículas contagiantes, para que no lleguen a la cara, a la vía respiratoria o a los ojos de una persona.

Sin embargo dijo, no hay evidencia científica útil, de que el cubrebocas sea capaz de interferir con la llegada de los virus a menos que sea una barrera de suficiente densidad del material, es decir, que sea muy grueso como son los cubrebocas N95.

 

En su habitual conferencia de prensa sobre la situación de la pandemia de Covid-19 en la capital, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que

Indicó que al día de hoy se tienen 75 mil 383 casos acumulados de coronavirus en la Ciudad, lo cual atribuyó a que es la CDMX la entidad que más pruebas hace en todo el país para detectar contagios.

Del total de casos, se estima que 5 mil 697 sean casos activos. Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 9 mil 32 personas.

Sobre las hospitalizaciones en la Ciudad de México, Sheinbaum Pardo precisó que hay 3 mil 220 personas que en los hospitales; y aunque en los últimos días se venía presentando una disminución en la hospitalización, ayer de nueva  cuenta volvió a repuntar.

«Tuvimos cuatro días de una reducción muy importante. El día de ayer tuvimos un incremento de alrededor de 30 camas adicionales ocupadas, pero respecto a las semanas anteriores pues es el día más bajo desde el pico. Bueno, antier fue el día más bajo, ayer creció un poco, pero estamos todavía revisando lo que va a ocurrir en los siguientes días y tenemos una tendencia a la baja como quiera de las últimas 10 semanas a la fecha», detalló la mandataria.

En cuanto a la capacidad hospitalaria, se informó que 51.6% de las camas de hospitalización general disponibles, es decir, 2 mil 534. En el caso de los espacios de terapia intensiva, se señaló que el 59.3% de las camas se encuentran disponibles, equivalentes a mil 214.

La Jefa de Gobierno indicó que debido a la reducción en el número de camas ocupadas, al ya no tener tantos pacientes Covid, algunos hospitales están recuperando la atención que habían pospuesto durante varios meses.

Añadió que se han realizado 131 mil 814 pruebas de COVID en la Ciudad de México, de los cuales el 40.6% ha sido positivo.

Sobre lo publicado esta mañana en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, sobre permitir que los restaurantes y establecimientos de venta de comida podrán tener música al interior de los establecimientos, pese a que prohibirlo había sido una medida para desincentivar los contagios de Covid-19.

«Se permitirá la música viva, grabada y videograbada en los restaurantes y establecimientos mercantiles que tienen como giro principal la venta de alimentos preparados. Lo anterior durante el horario permitido para operar conforme al color del Semáforo Epidemiológico, con un límite máximo de volumen de 62 dB (A)2″, se publicó en la Gaceta.

Al respecto, Claudia Sheinbaum indicó que la medida se canceló, pues fue una petición de los propios restauranteros y músicos. Dijo que se hizo una valoración con el área de la Agencia de Protección Sanitaria y se encontró que si es música muy bajita, en ciertos decibeles, no hay problemas.

En relación a la propuesta del legislador de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Nazario Norberto Sánchez, para sancionar a todos los ciudadanos que no utilicen cubrebocas o caretas al ingresar a un establecimiento comercial, la Jefa de Gobierno dijo que no estaba de acuerdo.

«No estoy de acuerdo. Nuestro objetivo ha sido siempre la educación, la formación, la información a la ciudadanía y creo que ha sido muy importante la participación ciudadana. El número de personas que utilizan de manera adecuada el cubrebocas ha ido incrementándose en la ciudad y vamos a seguir insistiendo en la información. No estamos de acuerdo en el tema de las multas a los ciudadanos; se han generado además temas de abuso policial en otros lados y no queremos caer, no creemos», declaró.

Dijo que entrarán en comunicación con los legisladores, pues en el gobierno capitalino no creen que sea necesaria una medida como esa, aunque aseguró, es importante seguir insistiendo en el uso de cubrebocas.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) contestó al Partido Acción Nacional (PAN), quien la tarde de ayer anunció que interpondrá un amparo ante el Poder Judicial Federal para que se le obligue al mandatario a usar cubrebocas.

«Estaba yo viendo ayer, que los del PAN ya presentaron una denuncia por qué quieren que yo me ponga cubrebocas», dijo AMLO.

El mandatario afirmó que se pondrá un «tapabocas» cuando no haya corrupción en el país, pues solo será así cuando deje de hablar.

«Vamos a apurarnos a acabar con la corrupción para que yo ya me ponga mi tapabocas, para que ya no hable», añadió el mandatario.

Y es que ayer, el diputado del PAN Carlos Castaños Valenzuela, anunció que debido al número de contagios y fallecimientos por Covid-19, es necesario que todos los mexicanos, especialmente «el presidente como figura pública y referente, está obligado a portar el cubrebocas en público».

El panista indicó que está demostrado con estudios científicos, que portar la mascarilla, podría disminuir los contagios del Covid-19 o evitar completamente la infección.

Pese al rechazo de AMLO, el diputado señaló que incluso el secretario de Hacienda subrayó la importancia de usar el cubrebocas para acelerar la reactivación económica.

Un gobernador más se suma a la lista de mandatarios locales que se han infectado de Covid-19; esta vez, José Rosas Aispuro, gobernador de Durango, informó la noche de ayer que dio positivo a la prueba de laboratorio.

El gobernador indicó que debido a las constantes giras que realiza por el estado, se somete periódicamente a pruebas de Covid, siendo en la última, cuyos resultados recibió anoche, que salió positivo.

Aispuro Torres informó de su aislamiento, tal y como han señalado las autoridades sanitarias, y precisó que seguirá atento a sus tareas desde casa. «Confío en Dios mi pronta recuperación», dijo el gobernador a través de su cuenta de Twitter.

Una de las respuestas que más llamó la atención al mensaje del gobernador, fue la de la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Beatriz Gutiérrez Müeller, quien deseó una pronta recuperación al político.

Y aunque en la mayoría de los eventos que ha sostenido en los últimos días se ha dejado ver usando cubrebocas, el gobernador no lo usó ayer cuando recibió en sus oficinas al Comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño Yáñez.

Así, Rosas Aispuro se suma a la lista de mandatarios locales que han dado positivo al coronavirus: Francisco Domínguez de Querétaro; Carlos Joaquín González de Quintana Roo; Jaime Bonilla de Baja California; Francisco Cabeza de Vaca de Tamaulipas; Héctor Astudillo de Guerrero; Adán Augusto López de Tabasco, y Omar Fayad de Hidalgo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este viernes que el efecto del uso del cubrebocas «no está científicamente demostrado» y defendió su decisión de no usarlo, pues dijo, si mantiene la sana distancia se le ha dicho que no es necesario.

«No quiero yo entrar en polémica sobre este tema, si se considerará de que con esto (el uso de cubrebocas) se ayuda, entonces lo haría desde luego, pero no es un asunto que esté hasta ahora científicamente demostrado» dijo López Obrador esta mañana al ser cuestionado sobre el tema.

El mandatario dijo que el uso de cubrebocas es obligatorio, como en los vuelos, acata las medidas y lo usa, pero no en lugares donde hay sana distancia.

Afirmó que tanto el doctor Jorge Alcocer, secretario de Salud, y el el doctor Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, le han dicho de que no necesito el cubrebocas si mantiene la sana distancia. «Yo tengo desde el principio de la pandemia como guía la recomendación de los científicos, de los médicos».

El presidente recordó que desde el inicio de la pandemia, la gestión se dejó en manos de los «especialistas» dado que los políticos no son «todólogos» ni «sabelotodos».

Sostuvo que la campaña para enfrentar la pandemia del coronavirus en el país se ha basado en la «sana distancia» y defendió que siempre ha procurado mantenerla, tanto en los eventos públicos como en las reuniones que mantiene en Palacio Nacional con dirigentes de todos los sectores.

El presidente insistió en que «la pandemia está perdiendo fuerza poco a poco», esto pese a que el país registró ayer un nuevo récord en el registro diario de contagios al confirmar 8,438 casos nuevos.

Recordemos que el miércoles pasado, el presidente contradijo públicamente al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien había defendido que el cubrebocas serviría para la recuperación económica, ya que permite la reapertura de negocios y fábricas.

«Creo que está muy desproporcionado. Ojalá y fuese eso. Si fuese el cubrebocas una opción para la reactivación de la economía me lo pongo de inmediato, pero no es así», dijo el mandatario, lo que obligó a Herrera a matizar sus declaraciones, y decir que solo fue una analogía.

Las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaron este miércoles la firma de un acuerdo con el Departamento de Salud y de Defensa de Estados Unidos por 1,950 millones de dólares para asegurar cientos de millones de dosis de la vacuna del coronavirus para los estadounidenses.

Bajo el acuerdo, el Gobierno recibiría en primer lugar 100 millones de dosis de BNT162, el proyecto de vacuna en el que trabajan conjuntamente ambas compañías, una vez fuese aprobado por al Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos.

«Estamos honrados de ser parte de este esfuerzo para ofrecer a los estadounidenses acceso a protección de este virus letal», dijo Albert Bourla, presidente de Pfizer, en un comunicado.

Posteriormente, podría adquirir 500 millones de dosis más.

«Tomamos pronto la decisión de comenzar nuestro trabajo clínico y fabricando a gran escala a nuestro propio riesgo para asegurar que el producto estaría disponible de manera inmediata si nuestras pruebas clínicas son exitosas y se les otorga una Autorización de Uso de Emergencia», añadió.

Por su parte, el secretario estadounidense de Salud, Alex Azar, destacó que con este acuerdo «se amplían las probabilidades de que tendremos una vacuna segura y efectiva tan pronto como a final de año».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió este martes que la pandemia del coronavirus «empeorará» en el país e insistió a la ciudadanía en el uso de cubrebocas, algo a lo que se había resistido hasta ahora.

El equipo de campaña de Donald Trump anunció este lunes que «alentará encarecidamente» el uso de mascarillas en el próximo mitin del presidente como medida de precaución ante la pandemia de Covid-19, dijo este lunes el jefe de gabinete de La Casa Blanca.

La campaña de Trump planea realizar un evento al aire libre el próximo sábado en Portsmouth, Nuevo Hampshire. «Obviamente esperamos ir al ‘Estado del Granito’ y estar nuevamente con la gente de Nuevo Hampshire, y vemos eso más como un factor de precaución», dijo Mark Meadows en entrevista con Fox News.

Al anunciar el mitin del sábado en Portsmouth, la campaña dijo que habrá un amplio acceso a desinfectante de manos y todos los asistentes recibirán una mascarilla, la que «alentamos encarecidamente que ocupen».

El cambio ocurre después del mitin de Trump en un recinto cerrado en Tulsa, Oklahoma, que el mes pasado atrajo la atención por no aplicar las restricciones que buscan frenar la propagación del coronavirus, incluido el distanciamiento social y las mascarillas.

En Tulsa se entregaron mascarillas, pero no se alentó a su uso. Trump se ha negado a utilizar una mascarilla en público o a recomendar que otros lo hagan, en contraste con el mensaje de expertos de salud estadounidenses del grupo especializado de La Casa Blanca.

Al menos ocho miembros del equipo de campaña que estuvieron en Tulsa por el mitin del 20 de junio han dado positivo a Covid-19.

Además, Kimberly Guilfoyle, funcionaria de alto rango de la campaña y novia de Donald Trump Jr., ha dado positivo, y el excandidato presidencial republicano Herman Cain, dijo la semana pasada que se había contagiado del virus. Ambos asistieron al mitin en Tulsa.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McAnany agregó en Fox, «Así que la campaña ha sido muy clara en que no sólo se entregarán las mascarillas, sino que recomendamos usar esas mascarillas. Es muy importante seguir las guías de los CDC»

En los últimos cinco días, 14 de los 50 estados del país, han registrado récords en el número diario de nuevos  contagios y en total Estados Unidos anunció 250,000 nuevos casos, el equivalente al total de la población de Buffalo, Nueva York.

Desde hace un mes, el virus está golpeando con fuerza a los estados del sur y el oeste del país. los primeros en reabrir sus economías; mientras que las ciudades del este, como Boston, Nueva York y Washington D.C., presentan números más bajos.

A pesar de las cifras, Meadows dijo esta tarde que la «vasta mayoría de la gente» está a salvo del virus y defendió que el presidente «estaba en lo cierto» cuando habló de ello en su discurso del pasado sábado.

El mandatario sostuvo entonces que «el 99 por ciento» de los casos «son inofensivos», un comentario que contradice la realidad, ya que la tasa de mortalidad en EUA es del 4.6%, según la Universidad Johns Hopkins.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó esta tarde que el estudio que publicó el premio Nobel de Química 1995, Mario Molina, permite sustentar científicamente las medidas que ha implementado el Gobierno capitalino para proteger la salud de la población ante la pandemia del Covid-19

El trabajo “Identificando la transmisión atmosférica como la ruta dominante para la propagación del COVID-19”, refiere que el uso de los cubrebocas en público corresponde a la medida más efectiva para prevenir la transmisión de la enfermedad.

“La invitación al doctor Mario Molina y otros artículos científicos, son para darle sustento a esto que estamos solicitando en la Ciudad de México del uso del cubrebocas siempre que uno sale a las calles. Hay otros artículos que están en este sentido y es una manera de contribuir al debate, no se trata desde nuestra parte de generar más que una información adicional”, dijo la mandataria.

Sheinbaum Pardo comentó que para hacer más eficiente el uso del cubrebocas es necesario mantener las medidas sanitarias personales como la sana distancia, lavado frecuentemente de manos y/o uso de gel antibacterial.

Por su parte la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruiz Gutiérrez, comentó que se mantienen los estudios del virus que causa COVID-19 relacionados con las temperaturas que resiste y distancia desde la que se puede transmitir, por lo que el cubrebocas permite reducir el contagio.

José Mario Molina-Pasquel y Henríquez indicó que en su estudio publicado se explica cómo partículas que no son perceptibles a la vista, similares a las PM2.5 que se usan para medir la contaminación, llamadas aerosoles nacientes de la atomización humana, principalmente al hablar, representan la ruta para la transmisión de la enfermedad.

“La Organización Mundial de la Salud, algo que estaban equivocados, es que decían que la transmisión del virus del COVID-19 nada más se hace por las gotas grandotas, esas sí se ven, cuando tose uno o estornuda uno. Pero lo que no reconocían y apenas lo están reconociendo ahora, es que no solamente son esas gotas gigantescas, sino los aerosoles los que no se ven, los que transmiten el virus”, expresó.

Mario Molina señaló que el uso del cubrebocas contribuye a disminuir los contagios en el transporte público y representa una medida determinante para definir la forma de propagación de la pandemia entre la población.

Además, en el estudio se informa que esta medida redujo significativamente el número de infecciones por más de 78 mil casos en Italia, entre el 6 de abril y el 9 de mayo, y por más de 66 mil casos en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos entre el 17 de abril y el 9 de mayo.

En el artículo también se concluye que, el implementar políticas sin fundación científica puede tener consecuencias catastróficas, particularmente en vista de los intentos para reabrir la economía en muchos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió usar mascarillas o cubrebocas en lugares donde el Covid-19 se ha extendido entre mayor cantidad de personas y en sitios de gran contacto social.

«Los gobiernos deberían alentar al público en general a usar máscaras donde hay una transmisión generalizada y es difícil el distanciamiento físico, como en el transporte público, en tiendas o en otros entornos confinados o abarrotados», dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Consideró que el uso generalizado de estos instrumentos aún no está respaldado por evidencia científica directa, pero una cantidad creciente de elementos detectados en diversas naciones es suficiente para adoptar el consejo.

Durante una videoconferencia, Tedros agregó que «las máscaras por sí solas» no protegerán del Covid-19, y enfatizó la importancia del lavado de manos, el distanciamiento social y otras estrategias de prevención de infecciones.

Hasta ahora, el organismo de naciones Unidas sólo recomendaba las mascarillas quirúrgicas a los pacientes de Covid-19, así como a sus cuidadores y a los profesionales de la salud que tratan con casos sospechosos o confirmados.

Sin embargo, en la nueva guía publicada por la OMS se recomienda que todos los empleados de los centros de salud, independientemente de si trata o no pacientes con coronavirus, lo utilicen.

Hasta el momento, han perdido la vida más de 393 mil personas en todo el mundo y más de 6 millones 700 mil contagios. Se han recuperado tres millones 300 mil pacientes, según datos en tiempo real de la Universidad de Johns Hopkins.

Tras la polémica que desataron sus declaraciones, acerca de que antes la pandemia de Covid-19, no usaba cubrebocas pues ella estaba blindada con las «gotas» que tomaba, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, corrijió que sí los usa, aunque solo cuando anda en la calle.

Sánchez Cordero indicó que además de ingerir las gotas de nanomoléculas de cítricos, también usa gel antibacterial, antivirales y toallas desinfectantes para evitar contagiarse de COVID-19

“Claro que yo me cuido con el gel. Aquí enfrente de mi oficina, estoy en mi escritorio, tengo el gel, tengo las toallitas desinfectantes, tengo la crema antiséptica de alto nivel, tengo los tapabocas, pero no los uso aquí solita porque todo es a través de videoconferencias, en la calle sí y en lugares donde estamos más personas, pero siempre con la sana distancia, siempre protegiéndonos», aclaró la funcionaria.

El área de comunicación social de Gobernación aclaró que lo dicho por su titular sobre el uso de las gotas, se hizo en el contexto de la pregunta de cómo se cuida la Secretaría en esta contingencia.

“En otras entrevistas e información a medios se ha comentado que ella usa gel antibacterial, en todas sus oficinas tiene varios despachadores, toallitas sanitizantes y guarda las medidas de sana distancia», indicó la vocería de la dependencia..

Agregó que su agenda en un 70% es virtual a distancia y solo sale a reuniones a Palacio Nacional cuando acompaña al presidente de México, mencionó.

Gobernación reveló que Sánchez Cordero se ha realizado algunas pruebas Covid-19, pero todas han resultado negativas, por lo que mantiene los cuidados de acuerdo a lo recomendado por la Secretaría de Salud.