Tag

elección

Browsing

El titular de la Fiscalía Especializada en materia de Delitos Electorales (FISEL), José Agustín Ortiz Pinchetti, ofreció su segundo mensaje en lo que va de la jornada electoral, en el que actualizó la información dando a conocer que se han reportado sólo 12 denuncias por delitos federales, es decir, las que tienen que ver con la renovación de la Cámara de Diputados.

Reiteró que a través de los sistemas de atención de FEDENET y FEDETEL se han atendido alrededor de dos mil 400 llamadas, la mayoría de ellas corresponden a orientación ciudadana.

De acuerdo con la información recibida en los estados y en colaboración con la Fiscalía General de la República (FGR), indicó que Michoacán y Oaxaca son los estados con más denuncias por posibles delitos electorales del orden federal, con tres y dos, respectivamente.

“Esperamos el reporte de más denuncias que sean serias y eficaces”, manifestó Ortiz Pinchetti.

Asimismo, comentó que de acuerdo con información del Instituto Nacional Electoral (INE), casi 90% de las casillas se instalaron y consideró como positivo que un gran número de votantes hayan salido a las urnas, pese a los incidentes focalizados que se han registrado en diferentes estados del país.

“Este fenómeno de la afluencia es el más interesante que puedo reportarles a ustedes, y yo lo veo vinculado a algo que se llama confianza. La gente está saliendo a votar porque siente que no van a ser engañados, que no es previsible el resultado, que hay incertidumbre democrática”, comentó el titular de la FISEL

Tal como estaba programado, este medio día el consejero presidente del Instituto Electoral Nacional (INE), Lorenzo Córdova, ofreció el primer mensaje en cadena nacional, para actualizar a la ciudadanía sobre el desarrollo de la jornada electoral.

Al recordar que más de 93.5 millones de mexicanos están llamados a votar, puntualizó que ya han sido instalados los 300 consejos distritales, así como los 32 consejos estatales, que permitirán vigilar y dar seguimiento a la jornada electoral. Aseguró que todos los sistemas necesarios se encuentran funcionando correctamente.

De acuerdo con el último corte de información correspondiente a las 12:00 horas, en todo el territorio nacional el 81.3% de las 162,570 casillas programadas han sido confirmadas como instaladas adecuadamente. Hasta dicho corte se tiene el reporte que 14 casillas no serán instaladas, lo que dijo la autoridad electoral que representa apenas el 0.009% del total.

En ese sentido, Córdova Vianello enfatizó que «se están celebrando con normalidad las elecciones» en todo el país.

Recordó que en la jornada electoral de este domingo no sólo se está votando por la representación política en la Cámara de Diputados o la renovación de diversos puestos como gobernadores, alcaldes o diputados locales, sino que se está reivindicando al voto como la mejor manera de defender a la democracia.

A seis horas de que concluya la jornada electoral, el consejero presidente del INE invitó a las y los ciudadanos a acudir a  votar, y que sean parte de lo que llamó la «mayor movilización cívica» de las últimas tres décadas.

Aseguró que al ejercer el voto, se define por la vía pacífica y por causes institucionales la integración de los poderes públicos.

Córdova Vianello recordó las medidas sanitarias que se tomaron para la votación ante el contexto que se vive en México y en el mundo por la pandemia del COVID-19. Dijo que hasta ahora se tiene el reporte que dichos protocolos de salud han están funcionando adecuadamente, además de que las instituciones responsables de la seguridad pública han contribuido a crear las condiciones para que todos los mexicanos acuden a emitir su voto de manera libre y segura.

«Hagamos realidad con nuestro voto la igualdad política que confiere la democracia mexicana a cada uno de los electores participando, contribuimos a la recreación de la democracia en la vida de nuestro país de cara al futuro. Honremos las luchas de varias generaciones de mexicanas y mexicanos ejerciendo libremente nuestro sufragio», remató el consejero presidente.

Se espera que una vez que cierren las casillas en gran parte del país (debido a los cambios de horario en algunos estados), el consejero presidente del INE emita un segundo mensaje en cadena nacional a las 20:00 horas.

Morena y sus partidos aliados (PT-PVEM) mantendrían su mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones de este domingo, según la más reciente encuesta de Parametría.

La firma estimó que Morena obtendría 239 de los 500 escaños en la cámara baja, frente a los 253 que tiene actualmente. No obstante, Morena y sus aliados alcanzarían en conjunto 315 curules.

En esta nueva composición, el Partido del Trabajo (PT) tendría 31 espacios y el Partido Verde se quedaría con 45, siendo este su mayor crecimiento en su historia.

En tanto, Acción Nacional se estaría alistando para emerger como la fuerza opositora más fuerte con 77 escaños, seguido del PRI con 67 asientos y el PRD con 23 curules; Movimiento Ciudadano sumaría 18 espacios, con lo que la oposición sumaría un total de 167 diputaciones.

La encuesta de Parametría adelanta que Morena obtendrá el 40% de los votos en la elección para diputados federales, seguido del PRI con un 16% y del PAN con 15%. Movimiento Ciudadano y el PVEM obtendrían el 7% cada uno; mientras que el PT se quedaría con el 4% y el PRD con el 3%. Los partidos Encuentro Solidario y Fuerza por México se harían del 2% de los votos, y finalmente Redes Sociales Progresistas apenas alcanzaría el 1%.

El director de Parametría, Francisco Abundis, adelantó que es muy probablemente por primera vez la participación ciudadana rebasará el 50%, probablemente llegando al 55%.

«Con casi 95 millones de ciudadanos registrados (94 millones 700 mil) una participación media de 53% implica más de 50 millones de electores saliendo a las urnas. Cada punto porcentual serían 500 mil votos».

Por otro lado, según la encuesta de Reforma y Latinus, la coalición oficialista Morena-PT-PVEM obtendría entre 261 y 311 de los 500 escaños de la Cámara Baja. De conseguir este resultado, la coalición «Juntos Hacemos Historia» podría aprobar leyes y dar luz verde a los presupuestos, aunque no alcanzaría la mayoría calificada de 334 diputados para reformar la Constitución.

En contraste, la coalición opositora «Va por México», conformada por el PAN-PRI-PRD tendría entre 142 y 197 escaños, mientras que Movimiento Ciudadano (MC), no adscrito en ninguna de las dos coaliciones, funcionaría como partido bisagra con una bancada de entre 17 y 32 diputados.

En cuanto al voto por partido, Morena es el favorito con el 43% de preferencia, seguido del PRI (20%), el PAN (18%), el MC (7%), el PVEM (3%), las candidaturas independientes (3%), el PRD (2%) y el PT (2%).

Una tercera encuesta publicada este miércoles, fue la de El Financiero, que apunta que Morena y aliados atraerían el 46% de la intención del voto a nivel nacional, mientras que PAN-PRI-PRD captarían juntos el 44%.

 

Gráfico: Parametría vía Milenio

El que las campañas que hoy concluyen hayan parecido concursos de Tiktok debería de ser por sí solo un escándalo, pero ante la violencia política que las ha marcado, el proceso ha sido una tragedia. Ir a votar será un ejercicio que, en muchos casos, va a requerir hacerlo con las narices tapadas.

Aún así, la importancia de votar en esta elección no se puede minimizar. Creo que Andrés Manuel López Obrador representa una válvula de escape para un segmento de la población que se siente escuchada. Ese es el valor más importante que encuentro en el presidente. Pero creo también que no es la persona ni el proyecto que va a hacer de México un mejor país. Por el contrario, está hipotecando nuestro futuro.

Simplemente ir en alianza con el PVEM y con el PT es suficiente para asegurar que la promesa de querer un mejor país no sea auténtica.

Increíble que este negocio que se llama Partido Verde Ecologista de México se perfile para lograr pasar de 11 diputaciones federales que tiene actualmente, a 49, según datos de Oraculus. Sería así el partido que tenga proporcionalmente el mayor crecimiento en la Cámara de Diputados en esta elección y la cuarta fuerza política del país.

El Verde ha sido descrito como la prostituta de los partidos porque cada elección se vende al mejor postor. Lo ha hecho con el PAN y se enojaron cuando Vicente Fox no quiso dar la Semarnat a Jorge Emilio González, “El Niño Verde”. Al PRI lo acompañó desde el 2003 y, al perder José Antonio Meade la presidencia en 2018, brincó de barco y de lealtad. Ahora está vendido a Morena.

En lugar de querer enriquecer la biodiversidad de un país como México, en lo único que han pensado los dirigentes del Verde ha sido en enriquecerse enormemente ellos. ¿Un Partido Verde que propone pena de muerte para los secuestradores? Cuando se conoció esta propuesta del partido hace un par de elecciones, los Partidos Verdes del mundo decidieron desconocer al de México y echarlo de entre sus pares.

Y el PT se perfila para quedar muy cerca del PVEM en fuerza legislativa con 45 escaños. A diferencia del Verde, el PT decrecería porque actualmente tiene 48 diputados. Hay que acordarnos que en la elección del 2018 obtuvo 29 diputaciones y ‘tomó prestados’ 19 legisladores para convertirse en el partido que más creció, no por sus propuestas legislativas, sino por las destrezas políticas con Morena para que ambos, junto con el PVEM, pudieran llegar a 333 diputados en la actual legislatura.

¿Cuál ha sido la acción más trascendente del PT desde su fundación en 1990? Los millones de pesos que han recibido hasta en las cuentas personales del único dirigente que ha tenido el partido en sus 31 años de existencia, Alberto Anaya y su esposa María Guadalupe Martínez, para la supuesta construcción y mantenimiento de centros de desarrollo infantil que se reportó nunca se construyeron. ¡Ah! Y también por defender al venezolano, Nicolás Maduro, y a Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte.

Para las elecciones del domingo los tres partido formaron la alianza Juntos Hacemos Historia. ¿Qué tipo de historia hacen, por cierto? La alianza va en 183 de los 300 distritos electorales que se repartieron así: 50 candidaturas para el Partido Verde, 45 para el PT y 88 para Morena.

Si las buenas intenciones del presidente López Obrador son suficientes para generar en muchos esperanza en su proyecto, el simple hecho de que esté aliado con el PVEM y con el PT debiera ser razón suficiente para no tachar Morena el próximo domingo.

 

Columna completa en El Universal

Si hoy fueran las elecciones para diputados federales, Morena obtendría el 45% de los votos, seguido del PRI con 18% y el PAN con el 17% de las preferencias, esto según la más reciente encuesta del diario Reforma.

El PRD, PVEM e independientes se llevarían el 4% de los votos. MC y el PT obtendrían el 3%. PES y Fuerza por México el 1%, mientras que RSP registra 0%.

El porcentaje que presenta la encuesta de Reforma es el correspondiente a la preferencia efectiva, es decir, no se considera el 24% que no declaró preferencia.

Al preguntar qué es mejor para el país: que Morena conserve el control de la Cámara de Diputados y así apoye al presidente, o que la oposición tenga el control y limite la actuación del mandatario, el 49% de los encuestados indicó que es mejor que Morena conserve el control, mientras que 38% apoyó que sea la oposición.

Sobre los temas que influirán al momento de emitir el voto, los entrevistado mencionaron que será la economía (45%), la inseguridad (33%) y el manejo de la pandemia (19%).

Al ser la economía el principal factor que influirá, se preguntó cómo valorarían la situación, a lo que el 47% respondió que ha empeorado en los últimos 12 meses; 27% indicó que sigue igual y 25% señaló que ha mejorado. Sin embargo, el 56% señala como responsable de dicha situación a la pandemia, y solo un 29% apunta al presidente López Obrador. El 10% dice que el responsable es la autoridad estatal.

Sobre ello, la aprobación del presidente se mantiene en 63%, dos puntos porcentuales más que en diciembre pasado; su desaprobación bajó cuatro puntos, al pasar del 37% al 33% en el mismo periodo.

En cuanto a la vacunación contra el COVID-19, la mayoría de los consultados califican positivamente el proceso: 72% cree que es correcta, 65% honesta y 46% rápida.

Un grupo de morenistas se mantienen en la llamada «caravana por la democracia», que se ha instalado en la sede del Instituto Nacional Electoral de México (INE), con el fin de presionar al árbitro electoral para que devuelva la candidatura a la gubernatura de Guerrero a Félix Salgado Macedonio.

Los partidarios de la autollamada Cuarta Transformación también protestan por la retirada de la candidatura de Raúl Morón a gobernador de Michoacán.

En un mitin pronunciado en la sede del INE, Salgado ha advertido de que si las autoridades electorales confirman la pérdida de su candidatura «no habrá» elecciones en Guerrero. «Si no estamos en la boleta no hay elección».

Salgado, que ha garantizado que la protesta será pacífica, ha descartado que sus simpatizantes porten bidones de gasolina, palos u otros objetos para manifestarse violentamente.

Por su parte, Morón ha «exigido» al INE que se reúnan para devolver sus «derechos» a los michoacanos y los guerrerenses. «Esa es nuestra solicitud, esa es la exigencia a los consejeros del INE (…) vamos a estar aquí esperando esa respuesta porque tenemos que regresar a Michoacán y Guerrero con las candidaturas autorizadas», adelantó.

Por su parte el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que en México “tenemos mucho pueblo para tan pocas autoridades electorales”.

“Hoy, lo que aquí nos convoca es la lucha por la democracia, la lucha por la libertad, la lucha por vivir en una auténtica democracia. Andrés Manuel López Obrador nos enseñó a luchar, a no rendirnos hasta lograr que el pueblo de México sea quien mande, y no nos vamos a rendir”, sostuvo Delgado.

Señaló que los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, con su actuar parcial a favor de la oposición, están convirtiendo al INE en una “cueva de ladrones”, cuando tendrían que estar velando por que haya elecciones limpias y se respete la voluntad popular.

El líder de Morena denunció que la «mafia de la corrupción» le quiere robar a Morena lo que no le pueden ganar en las urnas, porque el pueblo ya decidió y quiere que siga la transformación. “La gente ya decidió que sea Félix Salgado Macedonio el próximo gobernador de Guerrero y Raúl Morón Orozco el próximo gobernador de Michoacán”.

El consejero electoral José Roberto Ruiz ha avanzado que será este martes cuando se reúna el Consejo General del INE para reformular las sanciones contra los aspirantes de Morena, esto luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) notificara la noche de ayer al INE su decisión sobre la sentencia del caso de la suspensión de la candidatura de Salgado Macedonio.

Una vez notificado, el INE cuenta con un plazo de 48 para emitir una nueva resolución en el expediente en cuestión.

Pese a que la decisión de TEPJF fue tomada el viernes por la noche, no fue sino hasta este domingo que el INE fue notificado formalmente de la misma por lo que será el martes por la tarde cuando ente electoral decida si retira o no la candidatura al senador con licencia.

Recordemos que la noche del viernes, los magistrados del TEPJF ordenaron al INE revisar la suspensión de la candidatura de Salgado Macedonio y otros políticos en las elecciones del próximo 6 de junio por no haber presentado gastos de precampaña.

Lo más de 100 candidatos y candidatas que buscan alguna de las 15 gubernaturas que se renovarán el próximo 6 de junio fueron evaluados por el diario El Financiero, pidiendo a la ciudadanía de sus entidades su opinión sobre los perfiles que aparecerán en la boleta electoral.

Los aspirantes con mejor imagen en su estado son (opinión positiva)

  • David Monreal/ZAC (Morena-PT-PVEM-Panal) 41%
  • Mauricio Kuri/QRO (PAN-QI) 40%
  • María Eugenia Campos/CHIH (PAN-PRD) 40%
  • Miguel Ángel Navarro/ NAY (Morena-PT-PVEM-Panal) 39%
  • Alfonso Durazo/SON (Morena-PT-PVEM-PANAL) 38%
  • Indira Vizcaíno/COL (Morena-Panal) 37%
  • Francisco Pelayo/BCS (PAN-PRI-PRD-PHBCS-RS) 37%
  • Ruben Rocha/SIN (Morena-PS) 36%
  • Marina del Pilar Ávila/BC (Morena-PT-PVEM) 35%
  • Ernesto Gándara/SON (PAN-PRI-PRD) 35%

Mientras que los candidato y candidatas peor evaluados son (opiniones negativas):

  • Félix Salgado Macedonio/GRO (Morena) 34%
  • Jorge Hank Rhon/BC (PES) 33%
  • Clara Luz Flores/NL (Morena-PT-PVEM-Panal) 33%
  • Guadalupe Jones/BC (PAN-PRI-PRD) 31%
  • Adrián de la Garza/NL (PRI-PRD) 31%
  • Christian Castro/CAM (PAN-PRI-PRD) 31%
  • Mely Romero Celis/COL (PAN-PRI-PRD) 28%
  • Graciela Ortíz/CHIH (PRI) 27%
  • Mario Moreno Arcos/GRO (PRI-PRD9 27%
  • David Monreal/ZAC (Morena-PT-PVEM-Panal) 27%

Sin embargo, al hacer un cruce entre las opiniones positivas y las negativas, los candidatos con mejor balance son:

  • Ruben Rocha/SIN (Morena-PS) 23%
  • Mauricio Kuri/QRO (PAN-QI) 21%
  • María Eugenia Campos/CHIH (PAN-PRD) 20%
  • Marina del Pilar Ávila/BC (Morena-PT-PVEM) 16%
  • Juan Carlos Loera/CHIH (Morena-PT-Panal) 16%
  • Alfonso Durazo/SON (Morena-PT-PVEM-PANAL) 15%
  • Indira Vizcaíno/COL (Morena-Panal) 15%
  • David Monreal/ZAC (Morena-PT-PVEM-Panal) 15%
  • Miguel Ángel Navarro/ NAY (Morena-PT-PVEM-Panal) 14%
  • Francisco Pelayo/BCS (PAN-PRI-PRD-PHBCS-RS) 14%

En cuanto a los candidatos y candidatas más conocidos en su estado, son (se presentan los primeros 5 por % de conocimiento)

  • Ernesto Gándara/SON (PAN-PRI-PRD) 85%
  • Félix Salgado Macedonio/GRO (Morena) 84%
  • Layda Sansores/CAM (Morena-PT) 83%
  • David Monreal/ZAC (Morena-PT-PVEM-Panal) 82%
  • Clara Luz Flores/NL (Morena-PT-PVEM-Panal) 81%

En contraste, los aspirantes menos conocidos por el electorado son (se presenten los primero 5 por % de desconocimiento)

  • Yolanda Cabrera/SIN (RSP) 67%
  • Nicté-Ha Aguilera/CAM (PES) 67%
  • Katia Reséndiz/QRO (PVEM) 66%
  • Bricet Taizan/NAY (Fuerza por México) 65%
  • Tomás Saucedo/SIN (PVEM) 64%

Mathias Cormann fue elegido este lunes como el nuevo secretario general de la OCDE, sustituyendo a José Ángel Gurría, a partir del 1 de junio próximo.

Cormann, ministro de Finanzas de su país entre 2013 y 2020, fue nombrado en una reunión de los embajadores de los 37 países que componen la Organización par la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Su mandato, de cinco años, comenzará coincidiendo con la conferencia ministerial anual de la OCDE, que se celebrará entre el 31 de mayo y el 1 de junio. Será el sexto secretario general de la organización desde su creación en 1960 y el primero de un país de la región Asia-Pacífico.

Cormann, de 51 años de edad, se impuso a la otra candidata que había llegado hasta la fase final de la elección, la exministra sueca y antigua comisaria europea Cecilia Malmström.

Los dos habían obtenido el mismo número de apoyos en la quinta ronda de consultas que había llevado a cabo el representante británico Christopher Sharrock, que como decano de los embajadores era el responsable de dirigir el proceso desde que se abrió a comienzos de septiembre.

Sharrock convocó el pasado día 12 a sus otros 36 colegas y organizó con ellos un voto confidencial en el que la balanza se inclinó en favor del australiano, y anunció en consecuencia que propondría que fuera Cormann quien tomara el relevo de Gurría, que lleva quince meses en el cargo.

Cualquier país podría haber impuesto su veto a esa propuesta, pero era una acto poco probable, por el riesgo de desestabilizar el funcionamiento de la organización.

Cormann dejó a finales de octubre su cargo de ministro de Finanzas de Australia para dedicarse a su candidatura a la OCDE, que se ha tenido que enfrentar sobre todo a críticas de organizaciones ecologistas.

Le reprochaban haber sido uno de los más altos responsables de un Gobierno australiano señalado durante años por su defensa del uso de los combustibles fósiles en general, en particular del carbón, uno de los principales productos de exportación del país.

En un comunicado, aseguró que mantendrá las grandes prioridades de Gurría, y entre ellas la de «alentar y promover una acción ambiciosa y eficaz a escala mundial sobre el cambio climático» con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono «de aquí a 2050».

Tras conocerse del contagio del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de COVID-19, una de las principales preguntas que ha circulado es qué pasaría en nuestro país ante la ausencia del titular del Ejecutivo.

Ante dicha duda, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo esta mañana que «debe de quedar claro: se encuentra en pleno ejercicio de sus funciones como presidente de la República. Él mismo continuará pendiente de los asuntos públicos».

Ayer, López Obrador aseguró que sus síntomas eran «leves» e, incluso, sostuvo esta mañana una llamada telefónica con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

En caso de una ausencia temporal o permanente que le impida continuar en el cargo, la Constitución establece los pasos y condiciones a seguir.

La Constitución permite al presidente solicitar una licencia de hasta 60 días naturales que deben autorizar las dos Cámaras del Congreso, Diputados y Senadores, siendo la persona que asume la titularidad provisional del Poder Ejecutivo la secretaria de Gobernación (artículo 85).

Si la ausencia del presidente es permanente, por renuncia, incapacidad o muerte, el artículo 84 de la Constitución establece dos supuestos: si sucede en los primeros dos años del sexenio, se convocaría a nuevas elecciones, sin embargo, en esta caso fue el pasado 1 de diciembre que AMLO cumplió con dicho tiempo.

Por ello, aplicaría el segundo supuesto, es decir, si ocurre en los últimos cuatro años del mandato. En este caso el Congreso tendría que formar un colegio electoral para nombrar a un presidente sustituto y, mientras ocurre la deliberación, la titular de la Segob sería la presidenta provisional.

Pero, ¿quién podría ser el presidente sustituto? Según lo que establece el artículo 82 de la Constitución, el presidente sustituto debe ser ciudadano mexicano de nacimiento, tener más de 35 años cumplidos, haber residido el año anterior en el país, no pertenecer al Estado eclesiástico ni ser ministro de culto.

Además, el nuevo mandatario no puede ser miembro activo del Ejército, ser gobernador o titular de la Fiscalía General de la República (FGR) o alguna estatal, ni ser secretario o subsecretario de Estado, lo que impediría a cualquier miembro del gabinete actual asumir el cargo. Además, no podría participar en las elecciones presidenciales de 2024.

Simpatizantes del presidente Donald Trump irrumpieron esta tarde el Capitolio en Estados Unidos, durante una caótica protesta emprendida con el propósito de impedir la transición pacífica del poder, lo que provocó que los legisladores fueran evacuados del inmueble e interrumpió el proceso para confirmar la victoria del demócrata Joe Biden.

Inicialmente, Trump había exhortado a marchar hacia el Capitolio. En un segundo mensaje, utilizando sus redes sociales, Trump pidió a los manifestantes «regresar a casa en paz», pero insistió en que le «robaron unas elecciones» que ganó «por mayoría». «Se tienen que ir a casa ahora, tenemos que tener paz; tenemos que tener ley y orden (…) No queremos a nadie herido es un período muy difícil».

«Esta fue una elección fraudulenta, pero no podemos hacerle el juego a esta gente. Necesitamos paz, así que vayan a casa. Los queremos, son muy especiales», dijo el presidente.

El Pentágono dijo que unos 1,100 miembros de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia se movilizaron para ayudar a mantener el orden en el Capitolio.

En imágenes que fueron captadas por medios y por usuarios de redes sociales, se vio a manifestantes eludir a la policía e ingresaron en el edificio, gritando y ondeando banderas estadounidenses y en favor de Trump mientras caminaban por el recinto.

Se reportó que una persona fue baleada en el Capitolio, de acuerdo con una persona familiarizada con la situación. De momento se desconocía el estado de salud de la persona.

Los senadores estaban siendo evacuados. Algunos representantes tuitearon que se refugiaron en sus oficinas.

Los manifestantes se enfrentaron con la policía del Capitolio y lograron ingresar al edificio, poco después de que se llevó a cabo un enorme mitin cerca de La Casa Blanca durante el cual Trump les dijo que marcharan hacia el Capitolio.

Aunque algunos republicanos respaldaban la impugnación a la victoria de Biden, que obtuvo 306 votos electorales respecto a los 232 de Trump y que fue confirmada por el Colegio Electoral, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, trató de disminuir las tensiones y se opuso a ello. Advirtió que la nación «no puede seguir a la deriva con dos tribus separadas» con «hechos separados».

El Colegio Electoral de Estados Unidos ratificó este lunes la elección de Joe Biden como próximo presidente del país, echando abajo las intenciones del presidente Donald Trump, quien intentó en Tribunales desafiar el resultado de los comicios del pasado 3 de noviembre.

Pasadas las 17:30 hora local, los electorales de California, reunidos en la asamblea estatal, confirmaron que los 55 votos electorales del estado iban a parar a Biden, con lo que el candidato demócrata superaba la barrera de 270 votos electorales necesarios para llegar a La Casa Blanca.

Las reuniones de esos delegados de cada partido corroboraron que Biden acumula al menos 302 votos electorales frente a los 232 de Trump, a falta de que se confirmen los 4 electorales que adjudica Hawái, donde se impuso el candidato demócrata en los comicios.

Ese cómputo también ratifica la elección de su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, que será la primera mujer que ocupará el cargo de vicepresidenta de EUA cuando ambos lleguen al poder, el próximo 20 de enero.

Bajo el sistema electoral de Estados Unidos, los delegados del Colegio Electoral confirman en sus reuniones en cada estado lo votado en las urnas por los millones de estadounidenses en las elecciones, celebradas hace un mes y medio.

Los principales medios de comunicación ya pronosticaron el pasado 7 de noviembre que Biden alcanzaría 306 votos electorales y arrebataría a Trump la Presidencia, pero el actual mandatario se ha negado desde entonces a reconocer la derrota.

Biden tiene previsto dar un discurso esta tarde, en el que pedirá «pasar página» a las tensiones en Estados Unidos y unir al país tras la divisiva jornada electoral.

«Ahora es el momento de pasar página. Unirnos. Sanar», dirá Biden de acuerdo con extractos de un discurso que el demócrata pronunciará. «En esta batalla por el alma de Estados Unidos, prevaleció la democracia (…) La integridad de nuestras elecciones permanece intacta», dirá Biden, en una clara referencia a la negativa de Trump a aceptar la derrota.

El presidente Donald Trump aseguró que dejará La Casa Blanca si el Colegio Electoral formaliza la victoria del demócrata Joe Biden, aunque insistió que esa decisión sería un «error».

El mandatario pasó el Día de Acción de Gracias reiterando afirmaciones sin fundamento de que su derrota electoral se debió a un «fraude masivo» y a funcionarios deshonestos en estados decisivos.

«Ciertamente lo haré. Pero ustedes saben eso», dijo Trump cuando le preguntaron si abandonaría el inmueble, permitiendo una transición pacífica en enero. Sin embargo insistió en que «muchas cosas» podrían ocurrir que podrían alterar los resultados antes de que sea hora de entregar el poder. «A esto aún le falta un largo camino por recorrer», declaró Trump.

Si bien no hay evidencia del fraude generalizado que señala Trump, tanto él como su equipo legal han estado trabajando para poner en duda la integridad de las elecciones y están tratando de revertir la voluntad de los electores en los Tribunales.

Trump habló la tarde de ayer con los reporteros en la Sala de Recepción Diplomática de La Casa Blanca después de sostener una teleconferencia con los líderes militares estadounidenses ubicados en distintas partes del mundo.

Les agradeció su servicio, advirtiéndoles en broma que no comieran demasiado pavo, y tras concluir la llamada volvió a hablar de las elecciones. Repitió sus quejas y criticó a los funcionarios de Georgia y Pensilvania, dos estados clave sin una preferencia política clara que «ayudaron» a Biden.

El republicano afirmó que, pese a los resultados que se tienen, este podría no ser su último Día de Acción de Gracias en La Casa Blanca.

Y aunque se mantiene firme en su posición de que hubo fraude, el gobierno ya autorizó a que comience una transición formal. Trump se dijo en desacuerdo a que Biden siga adelante en su intención de conformar gobierno. «Creo que no es correcto que esté tratando de elegir un gabinete».

Sobre las elecciones que se llevarán a cabo el 5 de enero en Georgia, y que determinarán qué partido controlará la cámara alta. Trump dijo que los candidatos a senadores republicano «están tratando con un sistema muy fraudulento. Estoy muy preocupado por eso».

Adicional, el mandatario dijo que la gente está «muy decepcionada de que nos robaron». Reconoció que probablemente nunca reconocerá formalmente su derrota. «Va a ser algo muy difícil reconocer (la derrota). Porque sabemos que hubo un fraude masivo».

Pese a sus declaraciones de ayer, esta mañana el presidente dijo en sus redes sociales que Biden solo podrá ingresar a La Casa Blanca como presidente si podía demostrar sus «ridículos» 80 millones de votos. Incluso dijo que debía comprobar que no se obtuvieron de manera fraudulenta o ilegal.

«Cuando vea lo que sucedió en Detroit, Atlanta, Filadelfia y Milwaukee, fraude electoral masivo, ¡tendrá un gran problema sin solución!».

El presidente Donald Trump anunció esta tarde la concesión del un indulto total a Michael T. Flynn, su primer asesor de seguridad nacional, quien se declaró culpable de haber mentido al FBI sobre sus contactos con agentes rusos.

«Es un honor para mi anunciar que se le ha otorgado el perdón completo al general Michael T. Flynn. Felicidades a él y a su maravillosa familia, sé que ahora van a tener un Acción de Gracias realmente fantástico», dijo Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El de Flynn fue uno de los casos más importantes que surgieron de la investigación sobre la llamada «trama rusa» encabezada por el fiscal especial Robert Mueller, que concluyó en 2019 tras presentar cargos contra tres decenas de personas pero sin pruebas de una presunta conspiración electoral en el entorno de Trump con Rusia.

Flynn, un general que asesoró a Trump en política exterior durante su campaña electoral, duró apenas 24 días como asesor de seguridad nacional del mandatario una vez que este llegó al poder en enero de 2017.

El general tuvo que renunciar a su cargo tras conocerse que mintió al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y a otros altos cargos del gobierno sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Serguéi Kisliak.

A finales de 2017, Flynn se declaró culpable de haber mentido al FBI sobre sus contactos con Kisliak, pero después retiró esa declaración y trató de rechazar los cargos, mientras sus abogados argumentaban que hubo negligencia entre los fiscales e investigadores que activaron el caso.

Trump también pidió este miércoles a sus partidarios «revertir» el resultado de las elecciones alegando, sin pruebas, que fueron «amañadas» para asegurar la victoria de Joe Biden.

El mandatario republicano habló vía telefónica con senadores republicanos de la legislatura estatal de Pensilvania, a quienes dijo que «tenemos que revertir la elección», dijo. Los demócratas «hicieron trampa. Fue una elección fraudulenta», apuntó, repitiendo varias teorías de conspiración que han sido rechazadas en tribunales en todo el país.

Luego de que la Administración General de Servicios (GSA) diera luz verde al proceso de transición del poder, pese a que el presidente Donald Trump siga sin reconocer su derrota, y que el mandatario de China, Xi Jinping, felicitara a Joe Biden por su victoria, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre la posición de México en relación a la elección presidencial en Estados Unidos.

«Es un asunto que tiene que ver con la política exterior de México, que se ajusta a lo que establece la Constitución, el artículo 89 de la Constitución (…) Entonces, mi opinión es: Vamos a esperarnos», contestó López Obrador.

El mandatario dijo que México aplica los principios de no intervención y de autodeterminación de los pueblos; indicó que no hay por qué adelantar tiempos, y que será cuando termine el proceso electoral en Estados Unidos cuando él y el gobierno se pronunciarán.

AMLO aseguró que México no tiene problemas con ningún gobierno extranjero ni con ningún partido del extranjero, y que lo único que buscan es apegarse a la política de principios que se abandonó durante mucho tiempo en materia de relaciones internacionales.

«No estamos de acuerdo con las muestras de felicitación por anticipado, nosotros padecimos de eso. Nos hicieron fraude en una ocasión, en el 2006 y todavía no se terminaban de contar los votos, estábamos pidiendo voto por voto, casilla por casilla, voto por voto, casilla por casilla y el presidente de España se pronuncia a favor del que estaba siendo impuesto como presidente (…) Tenemos que actuar con responsabilidad», añadió AMLO.

López Obrador insistió en que su gobierno ya ha hecho un primer pronunciamiento, en el que han indicado que México esperará a que resuelvan las autoridades electorales sobre la elección.

Incluso dijo que luego de que el presidente Trump publicara un mensaje en Twitter donde pedía a la GSA comenzar con el proceso de transición, calificó como «una gran lanzada en ese sentido en los medios y todo» que dijeran que ese mensaje significaba que el republicano había aceptado una derrota.

«México va a mantener una política de cooperación, con el gobierno de Estados Unidos y con todos los gobiernos. Y no tenemos nada que temer, vamos a mantener esta política de respeto mutuo, no hay diferencias con nadie y hemos llevado una muy buena relación con el gobierno del presidente Trump, y esperemos que, de acuerdo a lo que decida la autoridad electoral en Estados Unidos o las instancias legales, quien sea declarado triunfador mantenga con nosotros, porque lo deseamos, una buena relación. En su momento vamos a pronunciarnos, vamos a expresar nuestro reconocimiento», concluyó AMLO.

Las autoridades de los estados de Nevada y Pensilvania certificaron este martes los resultados de la elección presidencial del pasado 3 de noviembre, confirmando que el ganador fue el demócrata Joe Biden.

La secretaria de Estado de Nevada, Barbara Cegavske, compareció ante el Tribunal Supremo estatal para presentar el escrutinio definitivo y darle carácter oficial con la firma de los jueces, lo que blinda la victoria de Biden por más de 30,000 votos, sobre un total de un millón 400 mil 000 sufragios.

Y es que el equipo del presidente Donald Trump puso en duda en un primer momento hace semanas la legitimidad de los resultados en Nevada, al asegurar que había votado una gran cantidad de personas que no residían en el estado, lo que llevó el tema a los tribunales.

Con la certificación de hoy, Biden se llevará definitivamente los seis votos del colegio electoral que otorga el estado. Del total de votos emitidos en Nevada, la mitad fueron por correo, mientras que un 41% votaron por adelantado, de manera que sólo el 9% del electorado acudió a las urnas el día mismo de las elecciones, algo insólito y que se explica por los efectos de la pandemia de Covid-19.

Por su parte el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, anunció este martes que el estado también había certificado el resultado de las elecciones presidenciales a favor de Biden, que suma los 20 votos del Colegio Electoral que asigna.

«De acuerdo con lo requerido por la ley, he firmado la certificación para el nombramiento de electores (delegados del Colegio Electoral) para Joe Biden y Kamala Harris», afirmó el gobernador en Twitter.

Esto pone fin a los intentos de Trump de detener la certificación del resultado. Wolf agradeció a los trabajadores electorales por haber «administrado una elección imparcial y libre en un momento increíblemente difícil» para la historia del país y recordó que los empleados encargados del proceso han estado «bajo constantes ataques» en las últimas semanas.

El cierre del escrutinio oficial en Pensilvania da finalmente a Biden un ventaja de más de 80,000 votos sobre Trump.

La oficialización de los resultados en estos dos estados se dan después de la anunciada ayer por Michigan y el pasado viernes por Georgia, tres de los estados que Biden arrebató a Trump en las elecciones y que apuntalan la victoria del demócrata.

No obstante, Trump sigue sin reconocer su derrota y hasta ha apoyado un nueva petición de recuento en Georgia, que con toda seguridad solo servirá para retrasar el cierre definitivo del escrutinio, pero que no cambiará el resultado final.

Sobre lo que ocurre en Georgia, trabajadores electorales de algunos condados iniciaron este martes un recuento con máquinas de los cerca de 5 millones de votos de la elección presidencial, días después de completar un conteo manual que confirmó la ventaja del presidente electo Joe Biden.

El recuento fue solicitado por el equipo del presidente Donald Trump luego que los resultados certificados lo colocaron por debajo de Biden por 12,670 votos, equivalente al 0.25%. Bajo la ley del estado, el candidato perdedor puede pedir un recuento cuando el margen es menos de 0.5%.

En el marco de los anuncios, el presidente electo Joe Biden aseguró este martes que «Estados Unidos está de vuelta», esto al confirmar la nominación de figuras claves de su equipo de trabajo que, destacó, está «listo para liderar el mundo».

En un encuentro con periodistas, Biden presentó sus elegidos para integrar el gabinete que lo acompañará a partir del próximo 20 de enero, entre ellos Antony Blinken como futuro secretario de Estado y el cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

«Es un equipo que refleja el hecho de que Estados Unidos está de vuelta. Listo para liderar el mundo, no para retirarse de él. Listo para enfrentar a nuestros adversarios, no para rechazar a nuestros aliados. Y listo para defender nuestros valores», sentenció Biden.

Para el líder demócrata, su equipo reúne «experiencia y liderazgo» y anticipó que dará ejemplo. «Vamos a tener a la primera mujer al frente de la comunidad de inteligencia, al primer latino e inmigrante en dirigir el Departamento de Seguridad Nacional, y a una diplomática innovadora en las Naciones Unidas», agregó.

Joe Biden celebra este viernes su cumpleaños número 78, dos meses antes del día de su llegada a La Casa Blanca, donde sucederá a Donald Trump, a quien venció en las elecciones del pasado 3 de noviembre. Como regalo de cumpleaños, el secretario de Estado de Georgia confirmó su triunfo tras el recuento y auditoria realizado.

Así, el exvicepresidente de Barack Obama prestará juramento el próximo 20 de enero de 2021, convirtiéndose en el presidente 46 de los Estados Unidos, y el de mayor edad de la historia del país.

Sobre el recuento en Georgia, el secretario de Estado de ese territorio confirmó este viernes que el presidente Donald Trump no ganó los votos del Colegio Electoral.

«Al igual que otros republicanos estoy decepcionado, nuestro candidato no ganó los votos electorales de Georgia», sostuvo Brad Raffensperger, quien se calificó como un orgulloso seguidor de Trump.

«Yo vivo con el lema de que los números no mienten. Como secretario de Estado creo que los números que presentamos hoy son correctos».

Desde ayer por la tarde/noche, Georgia confirmó que Biden superó a Trump, lo que reduce las posibilidades del republicano de que cambien los resultados y se pueda mantener otros cuatro años en La Casa Blanca.

El resultado del recuento en el estado era muy esperado, pese a los reclamos infundados de Trump y sus aliados de que los resultados en Georgia eran sospechosos debido a un fraude electoral extendido.

Biden suma 306 votos en el Colegio Electoral contra 232 de Trump, superando el umbral de 270 votos necesarios para ganar la presidencia.

La auditoría de Georgia, que se realizó luego de que los resultados iniciales mostraran un triunfo de Biden por 14.000 votos, mostró que el demócrata se impuso por 12,284 sufragios.

Al respecto, el presidente Donald Trump y sus aliados están tomando medidas desesperadas para revertir los resultados de la elección presidencial, incluso convocando a legisladores estatales a La Casa Blanca para tratar de impugnar la victoria de Biden.

Las tácticas de último recurso incluyen llamadas personales a funcionarios electorales que tratan de rescindir la certificación de votos en Michigan, insinuar en una demanda que Pensilvania desconoció el voto popular y presionar a funcionarios en Arizona para demorar la certificación de los recuentos.

Los expertos en derecho electoral dicen que son simplemente intentos agonizantes de la campaña de Trump y que sin duda Biden entrará a la Oficina Oval en enero próximo, pero existe el temor de que las gestiones de Trump afectarán la confianza de parte de la ciudadanía en la integridad de las elecciones.

El senador republicano Mitt Romney, uno de los detractores más francos de Trump, lo acusó de recurrir a «presiones sobre funcionarios estatales y locales a fin de subvertir la voluntad del pueblo y revertir la elección». Añadió que «es difícil imaginar una acción antidemocrática más grave por parte de un presidente estadounidense en funciones».

La agencia de seguridad electoral del gobierno de Trump declaró que la elección presidencial de 2020 fue la más segura de la historia. Días después, Trump destituyó al jefe de ese organismo.